Noticias de "instagram"

12-02-2016 | abc.es
Twitter: estamos los que somos, somos los que estamos
Podrían contarse pamplinas acerca de la estrategia de Twitter para captar nuevos usuarios. Lo cierto, pues, es que todas las fórmulas adoptadas en los últimos tiempos, habidas y por haber, no han logrado atraer a ese público masivo que convertiría a esta red de micromensajes en una plataforma más relevante. Nadie duda de su importancia. Ni lo transgresor de su filosofía. Ella solita ha logrado crear una nueva forma de acceder a los contenidos informativos y subyace esa visión acerca de «segunda pantalla» de los programas de televisión. Se dice que ha servido incluso para derrocar gobiernos. Y los que allí se cuece refleja la opinión de la masa social. ¿O no? No por ello ha logrado llegar al gran público. En su esencia, esta red social tracciona a base de los pasos andados por una sociedad hiperconectada. Ama al pajarito azul, incluso más de uno aseguraría que no podría vivir sin ella. Pero seamos sinceros. Twitter es, desde hace mucho tiempo, una gran empresa. No es aquella «startup» incipiente que daba sus primeros pasos en 2006. Tampoco aquella que, alrededor del 2009 generó una tremenda explosión de seguidores al verse reforzado por la «moda» adoptada por muchas «celebrities» de desembarcar en los mundos virtuales como cualquier cosa. Muchos famosos la abandonaron; otros muchos han sacado un jugo delicioso a su uso como mecanismo de llegar a sus fans. Y, este escenario, ayudó a que melómanos y fans ingresaran en la red para ver qué es que lo hacía su ídolo. Desde hace tiempo los «tuits» de los famosos aparecen por doquier en multitud de diarios digitales. ¿Para qué estar en Twitter si los programas de televisión y la prensa digital ya se encargan de distribuir lo más reseñable? La decisión más difícil Aquella fórmula de «Mientras tú no estabas» -ahora ampliada si cabe con un nuevo cambio que rompe la cronología de las publicaciones- intentó reforzar la idea de «oye, no puedo estar todo el día pendiente de esto, Twitter cuéntame lo más importante». Pero este algoritmo tiene su doble cara, puesto que muchos usuarios con perfiles pobres en número de usuarios si lo comparamos con los miles de los famosos se quejan de que sus mensajes, a partir de ahora, no llegarán a la gente. Es una situación difusa, pues los seguidores que tienes te seguirán viendo pero si tu máxima preocupación es ganar número de usuarios igual no sirve de la misma manera publicar una foto de tu perro con un sombrero. Es la oligarquía «tuitera» ya existente la que marcará la pauta. Estamos, en cualquier caso, de una crisis de identidad que debería hacer reflexionar aún más a la empresa norteamericana. No es fácil la decisión. Si se cambia un ápice la plataforma, cuya sencillez ha sido una de sus señas de identidad desde el principio, puede provocar una espantada de usuarios veteranos. Y estos hay que cuidarlos como los fans de los grupos de rock que acudían a sus primeros conciertos en salas de barrio. Mantener las raíces son importantes. Pero si no se modifica, Twitter corre el riesgo de quedarse en un servicio solo para unos pocos. Y eso está pasando. Por primera vez en su historia no ha incrementado su número de usuarios. Aunque, insistimos, es una red muy popular, con personalidades famosas formando parte de ella, sigue sin calar suficientemente hondo en las personas «normales». Crecimiento plano Su crecimiento se ha ralentizado. Es más, no es que se haya ralentizado, es que incluso está perdiendo en número de usuarios. Esto es más preocupante, puesto que en el último balance de resultados presentado esta semana se observa que la marca vuelve a acumular 320 millones de seguidores. Que no son pocos, es cierto, pero sí se va quedando atrás respecto a otras plataformas más especializadas si cabe como Instagram (400 millones de usuarios) o esa aplicación de mensajería efímera llamada Snapchat (200 millones de usuarios), que es la que está, digamos, de «moda» entre la población más joven. Si a estas cifras, le restamos los usuarios que hacen uso de la plataforma por SMS, Twitter presenta unas cifras aún menos esperanzadoras: 305 millones de usuarios, dos millones menos si lo comparamos con el trimestre anterior. «Tenemos algunas reglas muy extrañas alrededor de las conversaciones, en torno a las respuestas y el formato de nombre que nadie entiende. Tenemos que arreglar eso», explicó el consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, en la conferencia de presentación de resultados. «Estamos centrando gran parte de nuestro esfuerzo en redefinir el producto principal y mirando lo que se siente como confuso en el servicio». En ese trabajo, la empresa se plantea cinco retos para este año: mejorar el servicio básico, potenciar los vídeos en directo, apoyar a los creadores de contenido, reforzar la seguridad e invertir en los desarrolladores.
12-02-2016 | abc.es
Nacen los «criptomercados», tiendas online de drogas en internet
Se trata de una nueva tendencia con vistas a revolucionar el mercado. Se trata de los «criptomercados», las tiendas online en las que comprar drogas, según ha señalado este jueves el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT). La influencia creciente de internet en la producción, venta, compra y consumo de sustancias estupefacientes a través de diferentes herramientas amenaza con revolucionar el negocio de la droga, tal y como ya hizo con otros sectores. La advertencia ha sido lanzada por la OEDT con la publicación de un detallado estudio sobre la aparición de «criptomercados», los riesgos de las redes sociales o la proliferación de farmacias online ilegales. «Parece probable que los mercados de drogas por internet puedan en el futuro próximo convulsionar el tráfico de drogas de la misma forma que eBay, Amazon y PayPal han revolucionado el sector del comercio», ha subrayado el director del OEDT -con sede en Lisboa-, el belga Alexis Goosdeel. De acuerdo con el informe, titulado «Internet y los mercados de droga», prácticamente «cualquier tipo de droga ilegal puede ser comprada online y entregada por correo, sin que el comprador tenga un contacto directo con el traficante». En el foco coloca los llamados «criptomercados», alojados en la parte «oculta» de la red -no accesible a través de buscadores convencionales- y en la que se venden este tipo de sustancias desde el anonimato, lo que supone una «innovación» en este sector. «Pese a que los 'criptomercados' todavía suponen un porcentaje minoritario en el comercio ilegal de drogas, todo apunta a que se pueden estar expandiendo», advierten los autores del informe, entre los que figuran expertos en Derecho, Sanidad y Tecnología. A menor precio Con una apariencia similar a la de portales legales como «eBay», funcionan a través del uso de monedas virtuales (como Bitcoin) y de navegadores que permitan mantener oculta la dirección IP (como Tor). Además, el comprador tiene la garantía de que la transferencia económica no se completará hasta la recepción correcta del producto y puede consultar la opinión de otros usuarios sobre ese mismo vendedor. Pese a los cierres frecuentes -Silk Road, Agora o Evolution son algunos de los casos más conocidos-, tanto vendedores como compradores «se ajustan fácilmente (..) y cuando una tienda cierra, otras aparecen rápidamente para reemplazarla». «Un porcentaje sustancial de los clientes son t raficantes de droga que se abastecen para vender después físicamente», lo que supondría una especie de «paso intermedio», según los especialistas. El potencial de expansión de estos «criptomercados» parece de momento limitado por varios factores, como el riesgo de que la mercancía sea interceptada si es un envío internacional, la necesidad de que los usuarios posean un conocimiento tecnológico elevado y que prevean con tiempo suficiente la compra debido a que su entrega no es inmediata. Por contra, de media, el precio de las sustancias vendidas es menor que en los mercados físicos, su calidad es normalmente superior y también presentan una mayor variedad en algunas sustancias. El estudio hace referencia a espacios web de compraventa de drogas que sí operan en la parte «abierta» de internet, con una atención especial al «florecimiento» de farmacias online y a su papel en la expansión de nuevas sustancias psicoactivas en la última década. El papel de las redes sociales «Estas sustancias son vendidas como precursores químicos y drogas legales en tiendas en internet», apuntan los expertos, que advierten de la existencia de «farmacias ilegales» que venden medicamentos para un uso inadecuado. También preocupa la proliferación en las redes sociales de comentarios, vídeos e imágenes relacionadas con el uso de drogas que pueden fomentar su consumo, sobre todo entre los más jóvenes. El documento cita los ejemplos de Instagram, Tumblr, Facebook, Youtube o Twitter, ya que en algunas de estas redes se encuentran fotografías de estupefacientes a la venta, vídeos en los que se comparte la experiencia de consumir determinada droga o información sobre los componentes necesarios para fabricar alguna sustancia ilegal y dónde poder adquirirlos. «Existe la preocupación de que la presencia de contenido sobre drogas en redes sociales pueda influir en el comportamiento (..) e incrementar la demanda de sustancias, especialmente entre la gente joven», se alerta en el texto. El OEDT ha advertido también del creciente uso de redes sociales para organizar fiestas dirigidas a homosexuales que unen sexo y consumo de sustancias estupefacientes, una práctica conocida como «chemsex».
11-02-2016 | enter.co
Instagram empezará a mostrar el número de vistas en los videos
El consumo de video aumenta cada día en la mayoría de las redes sociales y en internet en general. Los nuevos smartphones con pantalla más grande buscan justamente que los usuarios puedan ver estos contenidos desde sus teléfonos de manera más cómoda. Por eso, Instagram está cada vez más impulsando el consumo de video en su […]
11-02-2016 | abc.es
Nacen los «criptomercados», tiendas online de drogas en internet
Se trata de una nueva tendencia con vistas a revolucionar el mercado. Se trata de los «criptomercados», las tiendas online en las que comprar drogas, según ha señalado este jueves el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías (OEDT). La influencia creciente de internet en la producción, venta, compra y consumo de sustancias estupefacientes a través de diferentes herramientas amenaza con revolucionar el negocio de la droga, tal y como ya hizo con otros sectores. La advertencia ha sido lanzada por la OEDT con la publicación de un detallado estudio sobre la aparición de «criptomercados», los riesgos de las redes sociales o la proliferación de farmacias online ilegales. «Parece probable que los mercados de drogas por internet puedan en el futuro próximo convulsionar el tráfico de drogas de la misma forma que eBay, Amazon y PayPal han revolucionado el sector del comercio», ha subrayado el director del OEDT -con sede en Lisboa-, el belga Alexis Goosdeel. De acuerdo con el informe, titulado «Internet y los mercados de droga», prácticamente «cualquier tipo de droga ilegal puede ser comprada online y entregada por correo, sin que el comprador tenga un contacto directo con el traficante». En el foco coloca los llamados «criptomercados», alojados en la parte «oculta» de la red -no accesible a través de buscadores convencionales- y en la que se venden este tipo de sustancias desde el anonimato, lo que supone una «innovación» en este sector. «Pese a que los 'criptomercados' todavía suponen un porcentaje minoritario en el comercio ilegal de drogas, todo apunta a que se pueden estar expandiendo», advierten los autores del informe, entre los que figuran expertos en Derecho, Sanidad y Tecnología. A menor precio Con una apariencia similar a la de portales legales como «eBay», funcionan a través del uso de monedas virtuales (como Bitcoin) y de navegadores que permitan mantener oculta la dirección IP (como Tor). Además, el comprador tiene la garantía de que la transferencia económica no se completará hasta la recepción correcta del producto y puede consultar la opinión de otros usuarios sobre ese mismo vendedor. Pese a los cierres frecuentes -Silk Road, Agora o Evolution son algunos de los casos más conocidos-, tanto vendedores como compradores «se ajustan fácilmente (..) y cuando una tienda cierra, otras aparecen rápidamente para reemplazarla». «Un porcentaje sustancial de los clientes son t raficantes de droga que se abastecen para vender después físicamente», lo que supondría una especie de «paso intermedio», según los especialistas. El potencial de expansión de estos «criptomercados» parece de momento limitado por varios factores, como el riesgo de que la mercancía sea interceptada si es un envío internacional, la necesidad de que los usuarios posean un conocimiento tecnológico elevado y que prevean con tiempo suficiente la compra debido a que su entrega no es inmediata. Por contra, de media, el precio de las sustancias vendidas es menor que en los mercados físicos, su calidad es normalmente superior y también presentan una mayor variedad en algunas sustancias. El estudio hace referencia a espacios web de compraventa de drogas que sí operan en la parte «abierta» de internet, con una atención especial al «florecimiento» de farmacias online y a su papel en la expansión de nuevas sustancias psicoactivas en la última década. El papel de las redes sociales «Estas sustancias son vendidas como precursores químicos y drogas legales en tiendas en internet», apuntan los expertos, que advierten de la existencia de «farmacias ilegales» que venden medicamentos para un uso inadecuado. También preocupa la proliferación en las redes sociales de comentarios, vídeos e imágenes relacionadas con el uso de drogas que pueden fomentar su consumo, sobre todo entre los más jóvenes. El documento cita los ejemplos de Instagram, Tumblr, Facebook, Youtube o Twitter, ya que en algunas de estas redes se encuentran fotografías de estupefacientes a la venta, vídeos en los que se comparte la experiencia de consumir determinada droga o información sobre los componentes necesarios para fabricar alguna sustancia ilegal y dónde poder adquirirlos. «Existe la preocupación de que la presencia de contenido sobre drogas en redes sociales pueda influir en el comportamiento (..) e incrementar la demanda de sustancias, especialmente entre la gente joven», se alerta en el texto. El OEDT ha advertido también del creciente uso de redes sociales para organizar fiestas dirigidas a homosexuales que unen sexo y consumo de sustancias estupefacientes, una práctica conocida como «chemsex».
11-02-2016 | abc.es
Twitter: estamos los que somos, somos los que estamos
Podrían contarse pamplinas acerca de la estrategia de Twitter para captar nuevos usuarios. Lo cierto, pues, es que todas las fórmulas adoptadas en los últimos tiempos, habidas y por haber, no han logrado atraer a ese público masivo que convertiría a esta red de micromensajes en una plataforma más relevante. Nadie duda de su importancia. Ni lo transgresor de su filosofía. Ella solita ha logrado crear una nueva forma de acceder a los contenidos informativos y subyace esa visión acerca de «segunda pantalla» de los programas de televisión. Se dice que ha servido incluso para derrocar gobiernos. Y los que allí se cuece refleja la opinión de la masa social. ¿O no? No por ello ha logrado llegar al gran público. En su esencia, esta red social tracciona a base de los pasos andados por una sociedad hiperconectada. Ama al pajarito azul, incluso más de uno aseguraría que no podría vivir sin ella. Pero seamos sinceros. Twitter es, desde hace mucho tiempo, una gran empresa. No es aquella «startup» incipiente que daba sus primeros pasos en 2006. Tampoco aquella que, alrededor del 2009 generó una tremenda explosión de seguidores al verse reforzado por la «moda» adoptada por muchas «celebrities» de desembarcar en los mundos virtuales como cualquier cosa. Muchos famosos la abandonaron; otros muchos han sacado un jugo delicioso a su uso como mecanismo de llegar a sus fans. Y, este escenario, ayudó a que melómanos y fans ingresaran en la red para ver qué es que lo hacía su ídolo. Desde hace tiempo los «tuits» de los famosos aparecen por doquier en multitud de diarios digitales. ¿Para qué estar en Twitter si los programas de televisión y la prensa digital ya se encargan de distribuir lo más reseñable? La decisión más difícil Aquella fórmula de «Mientras tú no estabas» -ahora ampliada si cabe con un nuevo cambio que rompe la cronología de las publicaciones- intentó reforzar la idea de «oye, no puedo estar todo el día pendiente de esto, Twitter cuéntame lo más importante». Pero este algoritmo tiene su doble cara, puesto que muchos usuarios con perfiles pobres en número de usuarios si lo comparamos con los miles de los famosos se quejan de que sus mensajes, a partir de ahora, no llegarán a la gente. Es una situación difusa, pues los seguidores que tienes te seguirán viendo pero si tu máxima preocupación es ganar número de usuarios igual no sirve de la misma manera publicar una foto de tu perro con un sombrero. Es la oligarquía «tuitera» ya existente la que marcará la pauta. Estamos, en cualquier caso, de una crisis de identidad que debería hacer reflexionar aún más a la empresa norteamericana. No es fácil la decisión. Si se cambia un ápice la plataforma, cuya sencillez ha sido una de sus señas de identidad desde el principio, puede provocar una espantada de usuarios veteranos. Y estos hay que cuidarlos como los fans de los grupos de rock que acudían a sus primeros conciertos en salas de barrio. Mantener las raíces son importantes. Pero si no se modifica, Twitter corre el riesgo de quedarse en un servicio solo para unos pocos. Y eso está pasando. Por primera vez en su historia no ha incrementado su número de usuarios. Aunque, insistimos, es una red muy popular, con personalidades famosas formando parte de ella, sigue sin calar suficientemente hondo en las personas «normales». Crecimiento plano Su crecimiento se ha ralentizado. Es más, no es que se haya ralentizado, es que incluso está perdiendo en número de usuarios. Esto es más preocupante, puesto que en el último balance de resultados presentado esta semana se observa que la marca vuelve a acumular 320 millones de seguidores. Que no son pocos, es cierto, pero sí se va quedando atrás respecto a otras plataformas más especializadas si cabe como Instagram (400 millones de usuarios) o esa aplicación de mensajería efímera llamada Snapchat (200 millones de usuarios), que es la que está, digamos, de «moda» entre la población más joven. Si a estas cifras, le restamos los usuarios que hacen uso de la plataforma por SMS, Twitter presenta unas cifras aún menos esperanzadoras: 305 millones de usuarios, dos millones menos si lo comparamos con el trimestre anterior. «Tenemos algunas reglas muy extrañas alrededor de las conversaciones, en torno a las respuestas y el formato de nombre que nadie entiende. Tenemos que arreglar eso», explicó el consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, en la conferencia de presentación de resultados. «Estamos centrando gran parte de nuestro esfuerzo en redefinir el producto principal y mirando lo que se siente como confuso en el servicio». En ese trabajo, la empresa se plantea cinco retos para este año: mejorar el servicio básico, potenciar los vídeos en directo, apoyar a los creadores de contenido, reforzar la seguridad e invertir en los desarrolladores.
10-02-2016 | abc.es
Twitter sí cambiará su «timeline»
Muy rápido actuó Jack Dorsey la pasada semana cuando decidió desmentir el rumor que se había extendido en Twitter ante un posible cambio en el «timeline» por el que la información ya no aparecería de forma cronológica sino por su popularidad a través de un nuevo algoritmo en el que la red de «microblogging» ya estaba trabajando. «Nunca nos hemos planteado reordenar el 'timeline'», declaró el CEO de Twitter, defendiendo la «viveza» de la red social. Sin embargo, los rumores no iban del todo desencaminados. Sin bien es verdad que los cambios no van a ser tan drásticos como algunos apuntaban, el «timeline» va a cambiar. Mike Jahr, jefe del equipo de ingenieros de Twitter, ha escrito un post en el blog de la red social en el que anuncia nuevos cambios desde este miércoles. A partir de ahora, Twitter empezará a seleccionar y mostrar los contenidos más relevantes para cada usuario, un movimiento de «curación» con el que pone fin al estricto orden cronológico con el que estructuraba su «timeline». «Estamos encantados de compartir una nueva funcionalidad en el timeline que te permite ponerte al día con los tuits más importantes de la gente a la que sigues», afirma Jahr. Twitter ha decidido meterle mano al «timeline» de los usuarios para mostrarles tuits relevantes, no sólo una sucesión de publicaciones ordenadas por fecha y hora de publicación. Sin embargo, este cambio es opcional. «Activas la función en tus ajustes de configuración, y cuando entras en Twitter después de haber estado fuera un rato, los tuits que más te pueden interesar aparecerán en la parte superior de tu cronología», explica el responsable. «A continuación -continua-, el resto de los tuits se mostrarán inmediatamente debajo, también en orden cronológico inverso, como siempre. Cuando quieras, sólo tienes que refrescar para ver todos los nuevos tuits de ese mismo instante, con la experiencia de tiempo real que conoces y te gusta». «Enséñame los mejores tuits primero», como así se llama esta nueva opción, es algo que motiva a los usuarios, quienes tuitean y retuitean mucho más, asegura Mike Jahr, «generando más comentarios en tiempo real y conversación, lo que es bueno para todos», defiende. De esta manera, Twitter pretende hacer más accesible y atractiva la plataforma de «microblogging». No hay que olvidar que hace tiempo que la red social no atraviesa por su mejor momento y busca renovarse si no quiere morir. Con «Enséñame los mejores tuits primero», el número de tuits seleccionados para mostrar será variable: habrá más cuantas más cuentas siga el usuario. Para establecer qué es relevante, según fuentes de Twitter, el algoritmo tendrá en cuenta los perfiles seguidos, la popularidad de los tuits y las interacciones y el contenido que le interesa a cada usuario. «Estaremos atentos a vuestras opiniones para ir mejorando aún más esta funcionalidad», asegura Mike Jahr, quien aclara que la nueva función se irá instalando a los largo de las próximas semanas. «Te lo notificaremos en tu cronología cuando lo hagamos», aseguran al usuario, a quien recuerda que puede desactivar esta funcionalidaden los ajustes de configuración. Una seña de identidad en entredicho Ahora, toca esperar cómo se tomarán este cambio los usuarios, quienes veían las publicaciones de aquellas personas a las que siguen por el orden cronológico en que fueron tuiteadas. Por eso, la cascada de contenidos de la red de «microblogging» se llama «timeline» o línea de tiempo. Precisamente fue esta característica fue la que hizo que la plataforma fuese una herramienta de información y actualidad, algo que no quiere dejar de ser en su búsqueda del difícil equilibrio entre relevancia y tiempo real. «El tiempo real sigue siendo prioritario para nosotros, es una de nuestras esencias y sería una tontería que acabáramos con ella», defienden desde Twitter. Mientras que, por otro lado, la «curación» demuestra cómo algunos usuarios tienen un problema a la hora de gestionar el ingente volumen de información que se mueve en Twitter. El nuevo algoritmo de selección de tuits, destinado a rescatar información valiosa que el usuario puede perderse debido a la actividad frenética de su «timeline», es un paso más para calmar a los inversores, que exigen a la compañía que crezca en número de usuarios y haga más sencillo el manejo de la plataforma. Este cambio se produce justo en el momento en el que Twitter está a punto de presentar sus resultados económicos de 2015. Conviene recordar que según los últimos datos conocidos, la plataforma cuenta con 320 millones de seguidores, mientras que Instagram llega ya a los 400 millones y Facebook amasa unos 1.590 millones de usuarios.
10-02-2016 | abc.es
Instagram permite usar más de una cuenta a la vez
Hay quien dispone de varios perfiles que atender en redes sociales. Tras una larga travesía, la red de fotografías Instagram, filial de Facebook, ha habilitado una funcionalidad que permite cambiar de forma sencilla entre diferentes cuentas, una de las principales demandas de sus 400 millones de usuarios. Antes, los usuarios que gestionaban varias cuentas en Instagram tenían que cerrar sesión y abrir una nueva cada vez que querían acceder. Desde ahora, esta operación ya pueden realizar desde el principio y cambiar fácilmente de una cuenta a otra. Las cuentas múltiples está disponible en la versión 7.15 para los sistemas operativos iOS y Android. Esta opción supone «una forma rápida» tanto para empresas como personas de la comunidad para gestionar y cambiar perfiles hasta cinco cuentas, detalla la compañía en un comunicado publicado en su blog corporativo. «Esperamos que esta funcionalidad facilite la oportunidad de compartir momentos especiales y conectar con el mundo de inmediato», anuncian fuentes de Instagram. Para utlizar poder utilizarlo, el usuario debe únicamente introducir sus cuentas en la configuración del perfil.
10-02-2016 | abc.es
La decisión más difícil de Twitter: renovarse o morir
Es una firma potente cuyo producto, una red para mandar 140 caracteres, ha inaugurado ella solita una nueva forma de acceder a la información y de interrelacionarse. No por ello se ha logrado dar con la fórmula idónea para mantener su crecimiento. Twitter se asoma al principio. Como un grupo musical de corte independiente cuya fama ya le precede, la red social debe enfrentarse a una crucial decisión: mantenerse como servicio para unos pocos o dar el salto definitivo para lograr convencer a más personas que allí se está bien para pasar el rato. Que no es para unos cuantos frikis. En medio de un profundo cambio, que se ha llevado por delante a cuatro altos ejecutivos y ha provocado cierto malestar en la comunidad de usuarios más veteranos por culpa de sus cambios, Twitter presenta este miércoles su balance económico más difuso y con las miradas puestas en todos sus detalles, máxime teniendo en cuenta que en los últimos doce meses ha perdido más de dos tercios su valor en bolsa. Ahora mismo, según los últimos datos conocidos, la plataforma cuenta con 320 millones de seguidores, que no son pocos, pero sí empiezan a estar lejos de otros servicios de internet como Instagram (400 millones) y ni que decir tiene que con la red social por excelencia, Facebook, que amasa unos 1.590 millones de usuarios. En el anterior balance de resultados Twitter mostró un crecimiento del 11% en usuarios activos mensuales, pero estos datos supusieron el crecimiento más lento desde que la compañía entró a cotizar en bolsa en 2013. La estrategia de su nuevo consejero delegado, Jack Dorsey, casualmente uno de sus fundadores, pasa por acercarse a otro tipo de público. ¿Qué hará para reiniciar el crecimiento de sus usuarios? En los últimos meses se ha rumoreado la fractura de su regla de oro, los 140 caracteres, pero esa postura se ha contrarrestado por una comunidad de usuarios que adoran la plataforma tal y como se concibió en un principio. Los cambios no entonan, casi nunca, una melodía al unísono. Los cánticos feroces de los usuarios ha paralizado varias veces algunas decisiones de las empresas tecnológicas. Puestos a elegir, Twitter ha propuesto otras alternativas para lograr una mayor captación pero que, a su vez, sean indoloras, como convertir la página de inicio en un escaparate para observar la conversación que se fragua en la plataforma y, ahí está la gracia, sin la necesidad de registrarse. ¿Llevará a atraer a un público digamos «mainstream»? Tampoco Moments ha dado los frutos esperados, y la última polémica ha sido un supuesto cambio de algoritmo que permitiría, en caso de ponerse en práctica, organizar los «tuits» en función de su importancia, un giro que muchos usuarios han vuelto a sacar a relucir la idea de «Twitter se quiere parecer a Facebook». ¿Se activarán de nuevo las alarmas? ¿Volverá a rumorearse una posible venta, por ejemplo, a Google? La red del pajarito se ha hecho mayor y no funciona ya a golpe de «startup», en donde todo se le perdona, cae en gracia y se han depositado grandes esperanzas. Lleva tiempo como una «grande» y, como tal, se enfrenta al mismo látigo que los demás.
10-02-2016 | abc.es
Los «hashtags» secretos con los que se comunican los jóvenes con trastorno de autolesión en las redes sociales
Instagram y adolescentes son dos conceptos que están íntimamente unidos. La red social fotográfica por excelencia es la favorita entre los más jóvenes , quienes se comunican a través de imágenes y «hashtags» con el resto de usuarios y, en ocasiones, utilizan ciertas palabras clave para dar a conocer conductas tan peligrosas como las autolesiones. Las nuevas tecnologías facilitan la comunicación entre las personas pero no hay que olvidar que cada uno es responsable del uso que haga de ellas. Por esta razón, la doctora Megan Moreno, especialista en medicina adolescente de University of Washington y el Instituto de Investigaciones del Hospital de Niños de Seattle, ha llevado a cabo un estudio en el que revela cómo el trastorno de autolesión no suicida (INSS, Non-Suicidal Self-Injury), incluido por la Asociación Americana de Psiquiatría dentro del Manual de Trastornos Mentales, tiene presencia en las redes sociales . El informe, publicado en «Journal of Adolescent Health», revela cómo los adolescentes utilizan ciertos «hashtags» para informar sobre sus autolesiones, como cortes o quemaduras, y comunicarse entre ellos pero sin ser descubiertos por sus progenitores o profesionales. Para la doctora, Instagram es una comunidad en la que los adolescentes desarrollan cierto sentido de la pertenencia y se informan entre sí sobre «conductas poco saludables». La muestra está en que el equipo analizó cómo se utiliza el término #selfharmmm. «Selfharm» proviene del inglés y significa autolesiones. Los jóvenes, en Instagram, añaden dos emes al final de la palabra para no ser descubiertos y publicar, así, imágenes de autolesiones. De hecho, Instagram alerta al usuario cuando realiza esta búsqueda y avisa: «Para obtener información y apoyo sobre el suicidio o autolesiones, por favor, pulse sobre 'Más información'». El siguiente paso que llevaron a cabo la doctora Moreno y su equipo fue analizar los resultados que ofrecían las búsquedas de ciertos «hashtags» ambiguos, como #blithe, #MySecretFamily y #SecretSociety123. Todos ellos están asociados con las mismas conductas peligrosas. También detectaron cómo las palabras clave #Deb se utilizan para la depresión, #Annie para la ansiedad y #Olive para el trastorno obsesivo compulsivo. El término #cat, que se refiere a cortes, proporcionó más de 44 millones de resultados en el 2014 y más de 56 millones en el 2015, según publica el equipo en «Journal of Adolescent Health». También crecieron los resultados para #selfharmmm en ese período: 1,7 millones en el 2014 y más de 2,4 millones en el 2015. En sus distintos usos, #SecretSociety123 aumentó unos 500.000 entre ambos años. El equipo reconoció que el estudio tiene ciertas limitaciones, pero, aun así, Moreno considera que los resultados demuestran una vez más que los padres deben vigilar las actuaciones de sus hijos en las redes sociales.
09-02-2016 | enter.co
Así puedes agregar varias cuentas de Instagram en iOS y Android
Después de probar la funcionalidad con algunos usuarios, ahora cualquiera que use la más reciente versión de Instagram en Android o iOS podrá ingresar a varias cuentas en simultánea desde un mismo dispositivo, de acuerdo con información de Venture Beat.Continúa leyendo en ENTER.COUn comentario en Así puedes agregar varias cuentas de Instagram en iOS y Android, 2016 ENTER.CO