Noticias de "instagram"

17-07-2015 | abc.es
Winkmi: una «app» que une Instagram, Tinder y Snapchat
La mensajería instantánea se ha hecho muy fuerte en los teléfonos móviles inteligentes. Ahí está WhatsApp, como la punta de lanza de una nueva forma de comunicación, sobre todo, en las nuevas generaciones. Tomando elementos de Snapchat, Tinder e Instagram, una «startup» española ha lanzado Winkmi, una aplicación que permite compartir todos tus momentos (mediante texto, fotos y vídeos) y hacer contactos.A diferencia de otras «apps» de mensajería, la información que el usuario envíe desaparecerá tras ser visto por el destinatario, algo que le acerca al concepto de comunicación ideado por Snapcha..
15-07-2015 | enter.co
¿Sirve todavía un ?Newsletter?? Lena Dunham cree que sí
Lena Dunham es una de mis celebridades favoritas. La sigo en todas sus redes sociales y hoy, navegando normalmente en Instagram encontré una foto con la que presentaba su nuevo ?Newsletter? en compañía de Jenni Konner, productora de ?Girls?, su exitosa serie en HBO. Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en ¿Sirve todavía un ?Newsletter?? Lena […]
14-07-2015 | elpais.com
El primer plano de Plutón, directo a Instagram
La NASA ha divulgado la espectacular imagen a través de la red social antes que a través de su propia web
14-07-2015 | elpais.com
El primer plano de Plutón, en Instagram
La NASA ha divulgado la espectacular imagen a través de la red social antes que a través de su propia web
06-07-2015 | enter.co
Para fotos asombrosas, Instagram aumentará su resolución
Uno de los puntos que más le critican los usuarios a Instagram es que independientemente del tamaño de la foto que suban, la red social la corta a 640 por 640 píxeles. Pues bien, esto parece estar a punto de cambiar. De acuerdo con The Verge, Instagram se prepara para aumentar la resolución de las […]
06-07-2015 | abc.es
#SunburnArt, el arte de conseguir tatuajes quemándose la piel
Hace poco más de dos semanas que comenzó el verano y ya tenemos ante nosotros la primera locura de la temporada estival. Se trata de tatuajes temporales conseguidos mediante la exposición prologanda al sol, o como ya se conoce a esta práctica en las redes sociales: #SunburnArt, o el arte de quemarse la piel previa aplicación de una plantilla con el dibujo que queramos mostrar al mundo durante unos cuantos días.El hastag #SunburnArt ha revolucionado las redes sociales, y ya son miles los jóvenes que comparten en sus cuentas de Instagram y Twitter las instantáneas de sus tatuajes temporales. Se ..
03-07-2015 | 20minutos.es
Nuevas formas de comunicarse: Del sms al wasap

YLENIA ÁLVAREZ

  • El escenario comunicativo actual sobre 2000 ha sufrido grandes variaciones.
  • Los cambios tecnológicos han impulsado mecanismos que pasan por el ‘boom’ de las redes sociales o la mensajería instantánea.
  • Visualiza y descárgate el especial en PDF: 'Así éramos, así somos'.

Luisa tiene 83 años y su marido Genaro, 88. Viven en un pequeño barrio de León y hace 15 años todavía no tenían teléfono fijo en casa. Son parte de una generación que, emigrada del pueblo a la ciudad, con los hijos cerca y una economía justa, no vio necesario tener una línea propia. Sin embargo, se fueron haciendo mayores y el "por si acaso" o el "mejor con" apremiaron.

A principios de los 2000 les regalaron su primer teléfono: un móvil. Luisa, que no había tenido ni uno de esos con ruletita ni uno nuevo con tecla de rellamada, no podía creerse tanta novedad.

El año 2000 fue el de los teléfonos móviles. Con mayúsculas. En 1999, en España había algo más de 15 millones de líneas activas de móvil, y solo unos meses después ya había más de 24. A partir de ahí, siempre hacia arriba, hasta 2006, cuando el número de líneas superó por primera vez al de habitantes: más de 45 millones. Ese año se marcó un punto de inflexión, y aunque mucha gente empezó a disponer de varias líneas de teléfono móvil, el crecimiento se contendría.

A finales de 2014 la cifra ascendía a algo más de 50 millones, según cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). La edad dorada de la telefonía móvil, sí, pero ¿qué pasa con el fijo? El 3G y las tarifas planas han terminado por dejar al cable en un segundo lugar. O eso parece, porque en realidad los datos indican que hoy en día se usa más el fijo de lo que se usaba hace 15 años.

Las razones son fáciles, las tarifas son más baratas y en el mercado se ofrecen packs con llamadas ilimitadas al contratar el ADSL o la fibra. También influye la necesidad de tener un fijo para poder disponer de internet y, la calidad de la llamada, que sigue teniendo un soporte al que no le afecta la cobertura y no se le gasta la batería. La pregunta es si de algún modo el fijo se ha visto perjudicado por su competencia inalámbrica. La respuesta es no, y como prueba, las cifras: en 2000 había más de 17 millones de líneas fijas, a finales del 2014 estas habían aumentado a casi 19 millones.

La mayoría de los especialistas ven en la superación de la barrera de tiempo y espacio uno de los hitos en la comunicación de los últimos 15 años. Antes, la mayor parte de los medios eran síncronos y llamar por teléfono dependía de tener acceso a un teléfono y estar en ese sitio para cogerlo. Además, se llamaba generalmente a un lugar, no a una persona. Cualquiera cogía el teléfono y daba por hecho que iba a sonar en un espacio determinado. Entonces preguntaba por alguien concreto.

De la carta al e-mail

Para no depender de todos estos condicionantes otra de las opciones era la carta, pero, evidentemente, podía tardar en llegar dos o tres días. La carta es, precisamente, otro de los temas curiosos al hablar de la evolución de la comunicación en los últimos 15 años. En la calle ya apenas se ven buzones (tampoco se ven cabinas telefónicas), ¿cuántas cartas recibimos en el buzón? Cada vez menos, ya hasta las facturas son, en muchos servicios, electrónicas, y la correspondencia bancaria ha pasado al e-mail.

Pues bien, es cierto que para temas personales existe peligro de extinción, pero aún así Correos sigue más presente en nuestras vidas de lo que en principio puede parecer. Los carteros han cambiado la carpeta por la PDA, sí, pero sus carritos, aunque llevan ahora menos sobres, empiezan a llenarse con los paquetes del e-commerce. El comercio electrónico, las compras por internet, se han incrementado un 20% en los dos últimos años.

En 2014 el servicio postal estatal gestionó 3.600 millones de envíos en España, en 2000 fueron 3.500 millones. Respecto a los buzones, también parece una ilusión. Hay menos, cierto, pero no son tan pocos, 33.609, mientras que hace tres lustros la cifra estaba en los 37.812. Sí ha habido una reubicación que ha afectado su visibilidad, es decir, Correos no ha dotado a los nuevos barrios con buzones, sino que los ha tomado de otras zonas donde casi no se usaban o que tenían una oficina cerca.

La llegada de internet al móvil y de los smartphones ha supuesto una nueva revolución. Tanto, que ya vivimos literalmente pegados al móvil y podemos llegar a sentir cierta ansiedad si nos separamos de él. Según el informe La Sociedad de la información en España 2014, presentado por Telefónica en enero, España es líder en Europa en el uso de smartphones, 4 de cada 5 móviles son inteligentes, el 81% del total.

En los últimos tiempos, el servicio estrella ha sido la mensajería instantánea. Según el citado informe su uso se ha multiplicado por tres entre 2013 y 2014 hasta alcanzar al 78%. Prácticamente iguala a la llamada al móvil (utilizada por el 82%) como medio de comunicación con familiares y amigos.

De este modo, los tres canales preferidos por un ciudadano o ciudadana de hoy para comunicarse con otros serían el mensaje instantáneo, el mensaje a través de una red social y la comunicación en persona, la de toda la vida. Si alguien ha observado de cerca todo este fenómeno que ha revolucionado el modo en que nos comunicamos, ese es el fotógrafo urbano Babycakes Romero, que ha realizado una serie de instantáneas destapando esta "obsesión".

Al realizar este proceso vio, en un principio, "cómo los teléfonos inteligentes se estaban convirtiendo en una barrera para la comunicación en persona y cómo la gente los utilizaba como apoyo social para ocultar su incomodidad o para llenar el silencio".

Sin embargo, a medida que continuaba documentando su proyecto, sintió que eran realmente los dispositivos los que estaban causando esta dificultad en la comunicación y el silencio. "Básicamente permiten a la gente a retirarse, cohibirse, en lugar de participar", explica. Cuando su serie de fotogramas se hizo viral, el propietario de un restaurante de Boston contactó con Romero para contarle que estaba tan harto de que la gente no hablara en su establecimiento que estaba ofreciendo comidas gratis a cualquier persona que no hiciera uso de su teléfono en la mesa.

Para el fotógrafo es, sin duda, "irónico que este dispositivo que fue diseñado para hablar en realidad está consiguiendo que la gente haga lo contrario".

Los SMS: un cambio de actitud

Anécdotas aparte, la llegada de la mensajería instantánea es uno de los protagonistas del cambio de actitud y de esa cierta devoción hacia el móvil. Herramientas y aplicaciones como WhatsApp, Line o Telegram han logrado crear adeptos de todo tipo de edades, y unidas a otras como Facebook Messenger o Hangout (que permiten hablar desde un móvil con alguien que esté conectado a una tableta, a un ordenador, a otro móvil o viceversa), crean un panorama comunicativo inimaginable hace 15 años.

La posibilidad de hablar en grupo es otra de sus grandes bazas, en el 2000 lo más parecido hubiese sido un chat multitudinario, y siempre desde un ordenador personal. Cuenta el experto en nuevas tecnologías Enrique Dans que España tiene unos protocolos de adhesión únicos, que se repiten en muy pocos países del mundo.

"La adopción de tecnología y de herramientas en nuestro país tiene un componente social muy fuerte. A un español le influencia mucho más y más rápido lo que usa su entorno. Además, suma otro factor, que es muy español y también italiano, relativo al prestigio social, por utilizar algo o no utilizarlo. Ese énfasis en lo social hace que España genere procesos de adopción brutales. No hay ningún país en el que en tan poco tiempo, en dos años, una herramienta como Google alcanzase el 97% de cuota de mercado. Tampoco hay otro país en el que una herramienta como WhatsApp se convirtiese en algo que hace ir a señores mayores a la tienda diciendo que quiere un teléfono que tenga esta aplicación porque su nieto le dice que tiene que tenerlo".

Así, en España, WhatsApp es un fenómeno sociológico absoluto que abarca todo tipo de franjas de edad al ser una herramienta muy sencilla. Tiene la característica de que cualquiera pueda instalar en el móvil la aplicación y ya tiene acceso de inmediato a todo aquel que tenga en su libreta de direcciones.

A esa hiperconectividad en la que estamos sumergidos ha contribuido el asentamiento de las redes sociales. Su uso ha aumentado tres puntos hasta el 67,1% según el informe de Telefónica mencionado con anterioridad, siendo la franja de edad en la que más la comprendida entre 45 y 54 años, que ha pasado del 43,5 en 2013 al 52,3% en 2014.

Los que más acceden a las redes sociales (91,3%) son los internautas entre los 16 y 24 años, aunque por primera vez el porcentaje en 2014 ha caído 3,3 puntos en relación a 2013. Facebook es la red social con más seguidores en España, seguida de YouTube, Twitter, Google+, Linkedin e Instagram, que toma fuerza entre los más jóvenes durante el último año (según datos de Comscore analizados durante el pasado mes de marzo).

"Ahora, muchos chicos cuando llegan a los 14 años más o menos intentan separarse de sus padres, quieren ser más independientes y la forma que encuentran hacerlo es irse de Facebook. Se van a Instagram, sobre todo, que además trabaja con imágenes. Ahora no nos comunicamos tanto mediante textos sino mediante imágenes", explica Izaskun Sarabia, doctora en Educación que acaba de terminar una tesis doctoral sobre conductas de riesgo en jóvenes y adolescentes a través de las redes sociales.

Precisamente, diferentes consultoras internacionales como Pew Search o el banco de inversiones americano Piper Jaffray, que hace estudios en este tipo de herramientas, hablan sobre este péndulo de la privacidad. Hasta ahora la generación de jóvenes entre 14 y 20 años parecía la menos celosa de su privacidad de la historia, ya que lo compartían todo sin reparos, pero en los últimos meses, como apuntaba Sarabia, la llegada de familiares directos a Facebook, ha hecho que estos jóvenes cambien su comportamiento y huyan a otras herramientas como Instagram o Snapchat, que se basa en mensajes que desaparecen a los entre 3 y 10 segundos.

Este tipo de herramientas se están extendiendo además a otros entornos y, por ejemplo, cada vez hay más empresas que están dejando de utilizar el correo electrónico y empezando a usar herramientas como Slack o Yammer, diferentes tipos de mensajería instantánea indexable.

Las formas cambian, pero la comunicación sigue. Es difícil enfrentarse a la cuestión de si en realidad, con todas estas herramientas, ahora hablamos más con otras personas o al final el proceso comunicativo ha quedado resentido. Lo único seguro es que la evolución es constante, y cada vez más rápido los sistemas quedan obsoletos.

En unos tiempos en los que cualquier joven es capaz de ver un e-mail como algo del siglo pasado es difícil que optemos por volver a utilizar con frecuencia mecanismos como mandar cartas postales.

03-07-2015 | 20minutos.es
Del "di patata" a nos hacemos un 'selfie'

ALICIA IBARRA

  • En 15 años, las fotografías hechas en el mundo se han multiplicado por 16 gracias a la tecnología digital.
  • Ahora tenemos la posibilidad de compartir, casi al instante, la foto por internet.
  • Descárgate la edición papel del extra del 15 aniversario de '20minutos'.

"La semana que viene me voy al extranjero, que no se me olvide comprar una cámara desechable". Cualquiera pronunciaba esas palabras antes de embarcarse en un viaje hace 15 años. En 2000 las cámaras analógicas, más conocidas como cámaras de carrete, seguían siendo las más usadas en todo el mundo.

Los salones de la gente estaban repletos de fotos familiares y de recuerdos de las vacaciones en la playa. Una excursión no era lo mismo si no escuchabas a tu tía decir "estate quieta y di patata".

La fotografía digital era algo extraño, que nadie manejaba, pero que empezaba a hacerse un hueco en el mercado. Para hacernos una idea, "Kodak vendía en esa época 16 millones de cámaras, de las cuales solo 4 millones eran digitales y el resto de carrete", según un estudio realizado por Harvard Business School.

Por entonces, Kodak era el rey de las fotos, la referencia en las tiendas de revelado. Nadie podía imaginarse como terminó la compañía la primera década del milenio: quitando su nombre del mítico teatro donde se celebraban los Oscar de cine y dedicándose casi exclusivamente a la venta de impresoras y servicios para empresas. Pero a medida que pasaron los años, el mundo tecnológico cambio a pasos agigantados.

Las tiendas fueron sustituyendo las cámaras analógicas por digitales, los móviles conocidos como ‘ladrillo’ por otros con pantalla de color y cámara, y los ordenadores gigantes por los portátiles. Como ejemplo, mientras en 2000 casi todas las cámaras (96%) que se vendían en España eran analógicas, cinco años más tarde tan solo representaban un 7%, según datos de la consultora GFK.

La llegada del mundo digital supuso popularizar la fotografía y simplificarla para el público general. "¿Que puedo ver las fotos que hago en la pantalla de la misma cámara y borrarlas si no me gustan?", se preguntaba la gente perpleja. Sin embargo, estos avances digitales también dejaron atrás a otros fotoaficionados, especialmente a los más mayores, que no entendían estos nuevos formatos.

Es la llamada "brecha digital" que separa a quienes utilizan los soportes digitales de los que no y que ha perdurado desde entonces. Todo ello simbolizó pasar, en menos de diez años, de los carretes de 24-36 fotos a tarjetas de memoria que se pueden volcar en el ordenador. En 2010 el revelado había prácticamente desparecido y los discos duros o CD pasaron a ser los álbumes de fotos familiares.

Adiós al reinado de las cámaras compactas

Por tanto, la evolución de las tarjetas de memoria donde almacenar las imágenes ha ido a la par que la de la fotografía: mientras que en 2000 la corriente era que las primeras cámaras digitales tuvieran tarjetas de un mega, ahora las hay hasta de 128 gigabytes.

Algunas de las compañías de este mercado, como Fotoprix, siguen funcionando en 2015 porque supieron adaptarse a este mercado tan cambiante; pero otras, como Patricolor, acabaron cerrando. "El negocio de la fotografía del aficionado tradicional empezó a debilitarse con la primera cámara digital", explica Raúl Hijosa Nieto, uno de los propietarios de Patricolor.

"Para sobrevivir era necesaria una apuesta firme por la innovación que el sector no estaba en condiciones de asumir; se perdió un tiempo precioso y entonces llegó la crisis", añade. Fue entonces cuando apareció la primera generación de niños de la era digital: los primeros en tener un móvil, una cámara multimedia o un ordenador para chatear o compartir fotos. Años después, esa misma generación ha suplantado prácticamente los tres productos anteriores por el smartphone.Con él hacen fotos, llaman por teléfono o responden correos.

De esta manera empezó a dibujarse el paisaje que reina en 2015, donde las cámaras de fotos tradicionales competen con los nuevos soportes tecnológicos. Al igual que las cámaras digitales fueron el fin del carrete, los smartphones pueden significar en la actualidad el fin del reinado de Canon, Nikon o Sony. Así lo indican los datos sobre el aumento la demanda de tabletas y smartphones equipados con una o dos cámaras, mientras que ha decaído el número de réflex vendidas en el último año.

"En 2018 se suministrarán 2.700 millones de cámaras en dispositivos móviles", según apunta ABI Research. Esto podría explicarse en que uno de los aspectos más importantes para el usuario en 2015 a la hora de hacer una fotografía es saber que va a poder compartirla después. De hecho, según un estudio de Infotrends, "de todas las actividades que las personas llevan a cabo en las redes sociales, la estrella es la compartición de fotos y vídeos".

Los jóvenes elegirían el smartphone antes que la cámara para hacer sus fotos, porque con ellos es más fácil conectarse a la red. "Tengo una Canon, pero uso mucho más el móvil", cuenta Silvia Martínez, de 23 años. "Aparte de la cámara digital, tengo una Polaroid de mi madre, aunque al final siempre acabo subiendo todas esas fotos con el móvil a Instagram", añade la joven.

Sin embargo, podemos decir que 15 años después hay cosas que parecen haber regresado. Es el caso de las cámaras Polaroid, los álbumes de fotos personalizados o la impresión en papel de imágenes hechas con soportes digitales. A través del ordenador se puede crear tu propio book y mandárselo a empresas de fotografía como Hoffman o Polabox para que lo encuaderne y te lo reenvíe.

La moda del palo selfie

Aunque quizás el caso más curioso es el de Polaroid, que no solo ha conseguido que una de las redes sociales más usadas como Instagram copiara su estilo, sino volver al mercado de la fotografía con las mismas cámaras de hace dos décadas. Es como volver al pasado, pero utilizando toda la tecnología digital del futuro. Muchos expertos creen que el movimiento hípster de San Francisco, que juega con el remember vintage, fue el responsable de reivindicar esta fotografía en papel y desempolvar las viejas cámaras de sus padres. Querían volver a lo auténtico y dejar atrás la masificación y pérdida de personalidad de lo digital.

De esta manera, tener en la habitación fotos Polaroid como las que tenía Andy Warhol o diseñar tu propio book, se ha convertido en toda una moda en el 2015 entre aquellos que se posicionan dentro del movimiento independiente. Por otro lado, 2014 fue el año del selfie. Personas desde Japón o Estados Unidos compartían sus retratos con otros usuarios a través de internet. Se produjo un aumento, como no había habido hasta ahora en la historia, del número y variedad de auto fotos a nivel mundial.

Con ello, la cantidad de complementos para cámaras y teléfonos móviles, donde el más popular ha sido el palo para selfies, tampoco ha parado de crecer. Fue uno de los productos más regalados en la pasada Navidad e incluso grandes marcas como Chanel o Moschino han diseñado fundas propias para smartphones.

Sin embargo, según la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, "cuantas más fotografías subimos a las redes, más inseguros e infelices podemos llegar a ser". "Aunque aparentemente subir imágenes pueda satisfacer la necesidad humana de sentirse conectado, lo que en realidad ocurre es que su uso mina nuestro bienestar y autoestima progresivamente", explicaba el mismo estudio.

Por eso, que cada día se compartan en España más de seis millones de fotografías con familiares y amigos, según Samsung España, puede tener una doble lectura. Y es que es cierto que en estos 15 años el mundo de las nuevas tecnologías ha llegado demasiado rápido y no ha terminado de adaptarse. Raro es el día que en los informativos de televisión no salen accidentes que han tenido lugar por fotografiarse con el palo selfie.

Según estas informaciones, cada vez más personas se consideran adictas a su teléfono y a hacerse fotos. Por este motivo, muchos lugares ponen el cartel de "prohibido palos selfies", al igual que el uso de las cámaras réflex de grandes dimensiones.

Por ejemplo, el Museo Thyssen de Madrid, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), el Coliseo de Roma, el Guggenheim de Nueva York, la National Gallery de Londres, el Palacio de Versalles, la Ciudad Prohibida de Pekín o la Albertina de Viena se han posicionado totalmente en contra de ellos.

Aunque quizás lo sorprendente es cómo también lugares de divertimento como los estadios de fútbol de Tottenham o Arsenal y festivales de música como Coachella o Lollapalooza también los han prohibido, por considerarlos elementos "peligrosos".

Otro boom dentro de la fotografía se ha vivido en redes como Instagram, donde personas anónimas han conseguido tener miles de seguidores a través de sus fotos y actualmente viven de la publicidad que les pagan las empresas por salir junto a sus productos. Es el caso de las bloggers de moda, que en menos de cinco años han convertido subir fotos en toda una profesión.

16-06-2015 | enter.co
Estas son las 100 mejores cuentas de Instagram, según Rolling Stone
La revista Rolling Stone es famosa por sus listados y conteos. Sabemos que cada año, la publicación selecciona los mejores álbumes, artistas y canciones; así como con sus legendarios listados sobre las 500 mejores canciones de todos los tiempos o los 500 mejores álbumes de todos los tiempos. Continúa leyendo en ENTER.COUn comentario en Estas son […]
11-06-2015 | 20minutos.es
Famosos y empresas de todo el mundo se protegen contra los dominos '.sucks' y '.porn'

D.G.

  • La aprobación de nuevos dominios con carácter sensible o peyorativo ha disparado las alarmas entre las celebridades y las grandes multinacionales.
  • Taylor Swift ya compró la extensión .'porn' asociada a su nombre.
  • El nuevo dominio '.sucks' ha generado un nuevo revuelo que ha llevado a famosos como Kevin Spacey y marcas como Apple y Google a comprar dicha extensión.

Hubo un tiempo en el que los dominios de Internet no pasaban del famoso .com, los menos usados .org y .net y las extensiones nacionales tipo .es o .it (para España e Italia respectivamente). El número de dominios fue creciendo progresivamente. Sin embargo, fue en 2013 cuando se produjo el gran punto de inflexión. Como culminación de un proceso que se inició en 2008, la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés) dio el visto bueno al uso de cientos de nuevas extensiones como '.odio', '.jazz' o '.sexo'.

El proceso de aprobación de nuevos dominios permitió que cientos de nuevas terminaciones se sumasen a las más de 270 genéricas y territoriales que existían hasta entonces en Internet, desde geográficas como ".madrid", ".eus", ".barcelona", ".gal", ".berlin" hasta nombres comunes tipo ".bike", ".sport", ".bank", empresas como ".mango" y entidades financieras como ".bbva" o ".lacaixa".

Al miedo inicial de muchas empresas, que temían la llegada de un nuevo filón para los cazadores de dominios, se ha sumado un segundo problema, el de dominios con carácter delicado o peyorativo como '.porn' y '.sucks' ("apesta" en inglés). Esto ha hecho que multitud de celebridades y empresas se hayan apresurado a comprar sus dominios para proteger su nombre y su marca.

Una de las primeras en dar el paso fue la cantante Taylor Swift, que hace unos meses no dudó en adquirir los dominios TaylorSwift.porn y TaylorSwift.adult para evitar que cualquier otro los usase con malas intenciones. Paris Hilton también se hizo con su dominio .porn por el mismo motivo, y Ashton Kutcher y Mila Kunis compraron varios dominios de este tipo con el fin de proteger a la imagen de su hija. En cuanto a empresas, Microsoft se apresuró a registrar Office.porn y Office.adult.

Ahora, el visto bueno a la extensión '.sucks' ha vuelto a generar una ola de temor entre famosos y empresas. El actor Kevin Spacey y la presentadora estadounidense Oprah Winfrey no se lo han pensado dos veces a la hora de proteger su nombre, aunque el mayor revuelo se ha producido entre las empresas.

De este modo, muchas grandes compañías ya se han hecho con esta "apestosa" extensión vinculada tanto a su nombre genérico como a muchos de los servicios y marcas ligados a ellas: Yahoo (yahoo.sucks), Visa (visa.sucks) Facebook (facebook.sucks, instagram.sucks..), Wordpress (wordpress.sucks), Apple (apple.sucks, itunes.sucks, imac.sucks, facetame.sucks, siri.sucks..), Google (google.sucks, youtube.sucks, gmail.sucks, glass.sucks, nest.sucks..), Microsoft (microsoft.sucks, bing.sucks, windows.sucks, outlook.sucks, msn.sucks..), etcétera.

"El perjuicio que esta terminación puede provocar a la imagen de una empresa no se limita de forma exclusiva a las grandes corporaciones multinacionales, sino que también puede dañar la reputación de compañías de ámbito nacional, pymes y startups", explica David Costa, Country Manager de Nominalia, empresa de dominios, hosting y protección de marca online.

Ha sido tal el revuelo causado por la nueva terminación, que la fase Sunrise, en la que las marcas inscritas en la Trademark Clearinghouse (el servicio de protección de marcas online más importante del mundo) pueden reivindicar su prioridad de registro de dominios, se ha ampliado hasta el próximo 19 de junio (inicialmente, estaba prevista la conclusión de dicho periodo el pasado día 1).

Esta ampliación responde al hecho de que muchos propietarios de marcas, abogados especializados en propiedad intelectual y ejecutivos de importantes empresas no estaban al corriente del próximo registro de la extensión de dominio '.sucks' e incluso del funcionamiento de la propia fase Sunrise y de la Trademark Clearinghouse (TMCH).