Noticias de "iphone 5"

29-02-2016 | abc.es
Apple lanzará iPad Pro de 9.7 pulgadas y no el iPad Air 3
Con el tradicional secretismo que envuelve sus presentaciones, Apple tiene en sus manos un golpe de efecto. De cara a incentivar las ventas de su producto estrella y a agitar el mercado de las tabletas -ahora en desaceleración- está previsto que en dos semanas anuncie el nuevo iPad Pro de un tamaño de 9.7 pulgadas y no un iPad Air 3 como se había rumoreado. Según los últimos rumores que circulan en los mentideros de internet, la compañía norteamericana presentará el próximo 15 de marzo la nueva versión de su tableta, que incorporará prestaciones y características similares al iPad Pro pero en un diseño más pequeño y accesible, en lugar de las 13 pulgadas. Este nuevo iPad marcaría un antes y un después en el mercado de las tabletas puesto que Apple habría actualizado este dispositivo como nunca teniendo en cuenta la desaceleración de la ventas: la compañía vendió un 25% menos iPads en el último trimestre de 2015. Urge, por tanto, reflotar un dispositivo que no fue actualizado el pasado año. La nueva tableta tendría también una mayor capacidad de almacenamiento, cámaras actualizadas «para mejorar las fotos en situaciones de poca luz», lo que incluye flash LED para la trasera, así como «rejillas de altavoces adicionales para adaptarse mejor a la calidad de audio del iPad Pro». Además de este dispositivo, Apple podría anunciar el rumoreado iPhone 5se , una versión de 4 pulgadas que añade varias prestaciones y características lanzadas en los últimos modelos de iPhone, como es el lector de huellas dactilares y los materiales premium. Entre otras características que incorporará se encuentran una pantalla con bordes ligeramente curvados al estilo de la línea iniciada por el iPhone 6, cámara de 8 megapíxeles y frontal de 1.2 megapíxeles, con un sistema de enfoque automático. Además, ofrecerá el sistema Live Photos, inaugurado por el iPhone 6S y que permite que las imágenes se conviertan en pequeños clips de videos. El nuevo terminal incoporará, a su vez, un sensor barométrico, que derá soporte a la aplicación Salud, que permite monitorizar la actividad física del usuario. Gracias a la incorporación del chip NFC, el iPhone 5se podrá realizar pagos móviles mediante la tecnología Apple Pay, que llegará a España próximamente. Es posible, no obstante, que se den a conocer nuevos diseños para el Apple Watch, el dispositivo de muñeca de la compañía con el que se ha abierto camino en el mercado de los dispositivos «wearables».
29-02-2016 | abc.es
El caso Apple-FBI: cuando chocan libertad, privacidad y justicia
¿Puede una empresa negarse a colaborar con la justicia? La línea que separa la privacidad y la lucha antiterrorista es muy delgada. El «caso iPhone», como ya se le conoce a la oposición de Apple a permitir el acceso a las autoridades en el marco de una investigación criminal, ha reabierto el debate acerca de la separación entre las libertades civiles y la protección de los datos personales. Un iPhone 5C , lanzado en 2013, es la piedra angular de todo este entramado. Lo utilizó un terrorista, Syed Farook, autor de los homicidios en San Bernardino (California) el pasado diciembre. La tecnología impregna todos los estamentos de la sociedad. La revolución digital es un tren que no puede descarrilar. Si eso sucediera, podría provocar un giro inesperado en el desarrollo de la sociedad avanzada a la que nos dirigimos. Apple justifica su postura de no permitir el acceso a este terminal al considerar que puede sentar un mal precedente. Para lograrlo, las autoridades, apoyadas por la decisión de la jueza federal Sheri Pym, han solicitado la utilización de un software modificado para acceder al contenido, un material que podría desvelar algunos entresijos de este episodio trágifo y, a su vez, dar nuevas pistas en materia antiterrorista. Acceso a los datos de iCloud La situación no es realmente nueva. Ya tuvo un precedente tras las revelaciones del espía Edward Snowden en el caso Prism -de vigilancia masiva de ciudadanos- y que se destapó el intento de la Agencia de Seguridad Nacional y de las autoridades gubernamentales de disponer de una «puerta trasera» para realizar investigaciones de supuestos delincuentes. La idea es romper el sistema de cifrado utilizado por algunos fabricantes de dispositivos y que sirven de garantía para evitar intrusiones. Pero, en caso de realizar esta tarea mediante técnicas de fuerza bruta, se arriesga a perder toda la información almacenada en el terminal. En el marco de la polémica, ha trascendido una información de calado que puede remover los cimientos de la seguridad nacional. Según publica el «New York Times», Apple está desarrollado nuevas medidas de seguridad que harían que al Gobierno le resultase imposible acceder a un teléfono iPhone bloqueado mediante una contraseña usando métodos similares a los que enfrentan a la compañía con el FBI. Los expertos cree que, en caso de que Apple tuviera éxito en la actualización de las medidas de seguridad, la compañía crearía un enorme desafío técnico para el FBI y otras agencias incluso si el Gobierno gana el caso abierto contra la firma con sede en la localidad californiana de Cupertino (EE.UU.). La polémica está servida, puesto que el FBI ha reconocido que ya tuvo acceso al servicio de almacenamiento en la nube iCloud en donde se guarda una copia de seguridad tras una petición judicial a Apple. Pero esa copia estaba actualizada únicamente hasta el 19 de octubre y el atentado se perpetró dos semanas después, por lo que se han visto obligados a intentar acceder a la memoria local del terminal donde, según dicen, puede mostrar pistas sobre la investigación. Se trata, pues, de una estrategia en la que Apple, al margen de defenderse como empresa, se erige como el paladín de la privacidad digital, aunque subyace como una apuesta arriesgada. Google, Twitter e, incluso, Facebook se han pronunciado al respecto mostrando su apoyo a la firma con sede en Cupertino (California), aunque otros representantes de gigantes tecnológicos como Microsoft se ha desmarcado asegurando que esta decisión atenta contra los derechos de los usuarios. «Este es un caso particular en el que el Gobierno solicita acceso a la información. No están pidiendo algo a nivel general, están pidiendo algo particular», explicaba recientemente su fundador Bill Gates en una entrevista en «Financial Times». «Tenemos que sopesarlo bien como industria. Hay una nueva área aquí que necesitamos analizar. Si sucede una vez, teóricamente puede repetirse en múltiples ocasiones. Y eso es exactamente sobre lo que tenemos que reflexionar»Hiroshi Lockheimer, de Google A ojos de los ciudadanos este episodio marca una lucha entre una empresa en su defensa de sus intereses frente a las autoridades. Pero el debate real está en la encriptación de los servicios informáticos que utiliza gran parte de la población. Google, por su parte, considera que la industria tecnológica ha de analizar con detalle su postura frente al pulso legal que mantienen Apple y el FBI porque cree que si se accede una vez al requerimiento de las autoridades, «sentará precedente» y habrá exigencias similares en el futuro. «Tenemos que sopesarlo bien como industria. Hay una nueva área aquí que necesitamos analizar. Si sucede una vez, teóricamente puede repetirse en múltiples ocasiones. Y eso es exactamente sobre lo que tenemos que reflexionar», aseguraba a EFE el vicepresidente de Google y responsable de Android, H iroshi Lockheimer, en el Mobile World Congress de Barcelona. La opinión pública, a su vez, está dividida a partes iguales. Según un estudio elaborado por el centro de investigación Pew, el 51% de los estadounidenses cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación de la policía federal. Solo el 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple, que ha argumentado su negativa en la protección de la privacidad de sus usuarios, lo que ha originado una batalla legal entre ambos. El 11% restante no se pronunció sobre la cuestión. Las palabras del consejero delegado de Apple («podría utilizarse una y otra vez en muchos dispositivos») en una carta dirigida a los consumidores ha levantado la caja de los truenos. El gobierno de Estados Unidos -decía- ha pedido algo que simplemente no puede, ya que los datos pertenecen al usuario y no a la propia compañía. Es más, el Departamento de Justicia de EE.UU. quiere obligar a Apple a ayudar a sus investigadores a extraer datos de una docena de teléfonos iPhone como parte de casos pendientes de resolución, según el diario «The Wall Street Journal». «Es algo que consideramos demasiado peligroso. Nos han pedido construir una puerta trasera para el iPhone», lamentaba Cook, quien a su juicio EE.UU. ha pedido «hackear nuestros propios usuarios». Sin embargo, el director del FBI, James Comey, ha insistido en que el caso de San Bernardino tiene un alcance «reducido» y afecta a un único teléfono, pero Cook asegura que eso no es cierto y que tiene repercusiones mayores acerca de la protección de los usuarios de nuevas tecnologías. Actualmente, los iPhones tienen códigos de acceso más largos que los cuatro dígitos. Desde la última versión de su sistema operativo iOS la firma ha puesto el acento en materia de seguridad intentado que sus productos sean mucho más difíciles de piratear. La batalla legal no ha hecho más que comenzar. Los expertos creen que en caso de que Apple perdiera el juicio se sentaría un precedente legal que podría otorgar al gobierno de EE.UU. mayor autoridad para ordenar a las empresas a romper los sistemas de cifrado de sus productos. Contrariamente, uno de los beneficiados del «Caso iPhone» es la industria, aún incipiente, que se encarga de diseñar aplicaciones móviles y «smartphones» ultraseguros. Por ejemplo, WhatsApp -filial de Facebook- ya ha adoptado protocolos de seguridad y sistemas de encriptación con los que asegura que no pueden desbloquear las comunicaciones de los usuarios.
24-02-2016 | abc.es
El caso Apple-FBI: cuando chocan libertad, privacidad y justicia
¿Puede una empresa negarse a colaborar con la justicia? La línea que ¿separa? la privacidad y la lucha antiterrorista es muy delgada. El caso iPhone, como ya se le conoce a la oposición de Apple a permitir el acceso a las autoridades en el marco de una investigación criminal, ha reabierto el debate acerca de la separación entre las libertades civiles y la protección de los datos personales. Un iPhone 5C, lanzado en 2013, es la piedra angular de todo este entramado. Lo utilizó un terrorista, Syed Farook, autor de los homicidios en San Bernardino (California) el pasado diciembre. La tecnología impregna todos los estamentos de la sociedad. La revolución digital es un tren que no puede descarrilar. Podría provocar un giro inesperado en el desarrollo de la sociedad avanzada a la que nos dirigimos. Apple justifica su postura de no permitir el acceso a este terminal al considerar que puede sentar un mal precedente. Para lograrlo, las autoridades, apoyadas por la decisión de la jueza federal Sheri Pym, han solicitado la utilización de un software modificado para acceder al contenido, un material que podría desvelar algunos entresijos en materia antiterrorista. Acceso a los datos de iCloud Ya tuvo un precedente tras las revelaciones del espía Edward Snowden en el caso Prism -de vigilancia masiva de ciudadanos- y que se destapó el intento de la Agencia de Seguridad Nacional y de las autoridades gubernamentales de disponer de una «puerta trasera» para realizar investigaciones de supuestos delincuentes. La idea es romper el sistema de cifrado utilizado por algunos fabricantes de dispositivos y que sirven de garantía para evitar intrusiones. Pero, en caso de realizar esta tarea mediante técnicas de fuerza bruta, se arriesga a perder toda la información almacenada en el terminal. La polémica está servida, puesto que el FBI ha reconocido que ya tuvo acceso al servicio de almacenamiento en la nube iCloud en donde se guarda una copia de seguridad tras una petición judicial a Apple. Pero esa copia estaba actualizada hasta el 19 de octubre y el atentado se perpetró dos semanas después, por lo que se han visto obligados a intentar acceder a la memoria local del terminal donde, según dicen, puede mostrar pistas sobre la investigación. Se trata, pues, de una estrategia en la que Apple, al margen de considerarse empresa, se erige como el paladín de la privacidad digital, aunque subyace como una apuesta arriesgada. Google, Twitter e, incluso, Facebook se han pronunciado al respecto mostrando su apoyo a la firma con sede en Cupertino (California), aunque otros representantes de gigantes tecnológicos como Microsoft se ha desmarcado asegurando que esta decisión atenta contra los derechos de los usuarios. «Este es un caso particular en el que el Gobierno solicita acceso a la información. No están pidiendo algo a nivel general, están pidiendo algo particular», explicaba recientemente su fundador Bill Gates en una entrevista en «Financial Times». El debate está en la encriptación. Google, por su parte, considera que la industria tecnológica ha de analizar con detalle su postura frente al pulso legal que mantienen Apple y el FBI porque cree que si se accede una vez al requerimiento de las autoridades, «sentará precedente» y habrá exigencias similares en el futuro. «Tenemos que sopesarlo bien como industria. Hay una nueva área aquí que necesitamos analizar. Si sucede una vez, teóricamente puede repetirse en múltiples ocasiones. Y eso es exactamente sobre lo que tenemos que reflexionar», aseguraba a EFE el vicepresidente de Google y responsable de Android, Hiroshi Lockheimer, en el Mobile World Congress de Barcelona. La opinión pública, a su vez, está dividida a partes iguales. Según un estudio elaborado por el centro de investigación Pew, el 51% de los estadounidenses cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación de la policía federal. Solo el 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple, que ha argumentado su negativa en la protección de la privacidad de sus usuarios, lo que ha originado una batalla legal entre ambos. El 11% restante no se pronunció sobre la cuestión. Las palabras del consejero delegado de Apple («podría utilizarse una y otra vez en muchos dispositivos») en una carta dirigida a los consumidores ha levantado la caja de los truenos. El gobierno de Estados Unidos -decía- ha pedido algo que simplemente no puede, ya que los datos pertenecen al usuario y no a la propia compañía. Es más, el Departamento de Justicia de EE.UU. quiere obligar a Apple a ayudar a sus investigadores a extraer datos de una docena de teléfonos iPhone como parte de casos pendientes de resolución, según el diario «The Wall Street Journal». «Es algo que consideramos demasiado peligroso. Nos han pedido construir una puerta trasera para el iPhone», lamentaba Cook, quien a su juicio EE.UU. ha pedido «hackear nuestros propios usuarios». Sin embargo, el director del FBI, James Comey, ha insistido en que el caso de San Bernardino tiene un alcance «reducido» y afecta a un único teléfono, pero Cook asegura que eso no es cierto y que tiene repercusiones mayores acerca de la protección de los usuarios de nuevas tecnologías. Actualmente, los iPhones tienen códigos de acceso más largos que los cuatro dígitos. Desde la última versión de su sistema operativo iOS la firma ha puesto el acento en materia de seguridad intentado que sus productos sean mucho más difíciles de piratear. La batalla legal no ha hecho más que comenzar. Los expertos creen que en caso de que Apple perdiera el juicio se sentaría un precedente legal que podría otorgar al gobierno de EE.UU. mayor autoridad para ordenar a las empresas a romper los sistemas de cifrado de sus productos. Contrariamente, uno de los beneficiados del «Caso iPhone» es la industria, aún incipiente, que se encarga de diseñar aplicaciones móviles y «smartphones» ultraseguros. Por ejemplo, WhatsApp -filial de Facebook- ya ha adoptado protocolos de seguridad y sistemas de encriptación con los que asegura que no pueden desbloquear las comunicaciones de los usuarios.
23-02-2016 | abc.es
Bill Gates insta a Apple a colaborar con el FBI en el caso del iPhone de San Bernardino
En pleno debate acerca de los sistemas de encriptación utilizados por los fabricantes de tecnología, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, ha salido en defensa del gobierno de EE.UU. y el FBI. El empresario norteamericano ha instado a Apple a colaborar con las autoridades que solicitan el acceso a un terminal iPhone para determinar una investigación sobre uno de los terroristas de la matanza de San Bernardino. Gates ha alega que los gigantes de la tecnología deberían ser obligados a cooperar con la policía en el marco de las investigaciones relacionadas con terrorismo. «Este es un caso particular en el que el Gobierno solicita acceso a la información. No están pidiendo algo a nivel general, están pidiendo algo particular», explica en una entrevista en «Financial Times». «Me gustaría que se iniciara este debate», ha agregado, al tiempo que matiza que lo más recomendable es que los gobiernos no tengan acceso a todo tipo de información de los usuarios, aunque justifica su postura al asegurar que se trata de un caso concreto. Apple se encuentra en el centro de una batalla legal después de que un juez de Estados Unidos exigiera que prestara ayuda al FBI para acceder al contenido cifrado desde el iPhone a los autores de la muerte de 14 personas a principios de diciembre en California. En un comunicado el lunes, Apple mostró su oposición a las solicitudes de las autoridades y la justicia. Los investigadores quieren acceder a los contenidos de un iPhone 5C de Syed Farook, el supuesto autor de los homicidios. La firma norteamericana, sin embargo, ha salido al paso asegurando que esta decisión atenta contra los derechos de los usuarios. Contrariamente a la posición de Bill Gates, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha señalado durante su intervención en el Mobile World Congres de Barcelona que está de acuerdo con la decisión adoptada por Apple en esta batalla contra la justicia de Estados Unidos acerca de la privacidad de los datos personales. Otros líderes de la industria como Google, Yahoo, Mozilla y Twitter también comparten esta posición de soporte de Apple.
23-02-2016 | 20minutos.es
Bill Gates da la razón al FBI y dice que Apple debería desbloquear el iPhone de San Bernardino

AGENCIAS

  • Apple le ha negado al FBI el desbloqueo del teléfono móvil de uno de los terroristas de la masacre de San Bernardino, que tuvo lugar el pasado 2 de diciembre.
  • Bill Gates cree que este es un caso excepcional y que desbloquear el iPhone de un terrorista no tiene nada que ver con el derecho a la privacidad de los usuarios.
  • John McAfee se ha ofrecido a desbloquear el 'smartphone'.

El 2 de diciembre de 2015, Syed Farook, ciudadano estadounidense, y su esposa, Tashfeen Malik, paquistaní, atacaron un centro de asistencia para discapacitados en San Bernardino (California, EE UU), mataron a catorce personas e hirieron a más de veinte, antes de morir abatidos por la Policía cuando huían de las autoridades.

Como parte de la investigación, y a petición del FBI, el martes pasado una jueza de EE UU ordenó a Apple que ayude a la policía federal a desbloquear y acceder al teléfono iPhone 5C usado por Farook. Apple se ha negado en redondo: el director ejecutivo del gigante tecnológico, Tim Cook, calificó la orden judicial de "peligrosa" y "escalofriante".

Esa disputa entre Apple y el FBI ha abierto un nuevo capítulo en el eterno debate entre el derecho a la privacidad de los individuos y las necesidades de seguridad invocadas por el Estado. Todo el mundo está opinando al respecto, el último en hacerlo ha sido Bill Gates, quien se ha posicionado a favor del FBI.

"Este es un caso particular en el que el gobierno está pidiendo el acceso a un terminal en concreto para obtener una información particular. No están exigiendo algo a nivel general. Las empresas de tecnología deben ser forzadas a cooperar con las autoridades en las investigaciones sobre terrorismo", ha manifestado el cofundador de Microsoft en declaraciones al Financial Times.

"Esto no es muy diferente de un caso en el que alguien le pida a la compañía de teléfono ayuda porque nadie es capaz de llegar a los registros bancarios. Digamos que lo que ocurre ahora es como si el banco tuviera atado una cinta alrededor de una unidad de disco y dijera a las fuerzas del orden que no deben cortar la cinta porque en el futuro pasará más veces", ha explicado Gates. "Eso sí, deberían existir garantías cuando el gobierno tiene acceso a esta información", ha añadido.

Bill Gates no es la única gran figura del sector tecnológico que se ha manifestado sobre este tema. John McAfee, fundador de la compañía que lleva su apellido y experto en ciberseguridad, ha ofrecido al FBI desencriptar la información del iPhone. "Aquí está mi oferta. Yo, de forma gratuita, me ofrezco a descifrar la información del teléfono junto a mi equipo. Vamos a utilizar principalmente la ingeniería social, y nos llevará unas tres semanas", dijo.

Además, según un estudio publicado por el centro de investigación Pew, el 51% de los estadounidenses cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación de la policía federal (FBI). Solo el 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple. El 11% restante no se pronunció sobre la cuestión.

16-02-2016 | abc.es
El iPhone 5ES y el próximo iPad llegarán el 18 de marzo
Las novedades que giran hacia el logo de una manzana mordida generan una gran expectación. Con su siempre misticismo y misterio que le rodea, Apple está en disposición de marcar un punto de inflexión en lo que ha sido tradicional en los últimos años. La empresa norteamericana introcucirá sus nuevos modelos de iPhone y iPad el próximo 15 de marzo, para ponerse a la venta tres días después. Ese el objetivo de Apple, según ha tenido acceso el blog de tecnología «9to5Mac», medio reconocido por sus constantes aciertos en los lanzamientos de la marca americana. En esta ocasión, Apple mostrará durante una Keynote un nuevo iPhone de cuatro pulgadas de pantalla, ya conocido como iPhone 5SE, pero también renovará el iPad Air 2, aunque en este caso es poco probable que este dispositivo comience a comercializarse en ese mismo mes. Aunque no se ha confirmado de forma oficial, los constantes rumores apuntan a esta fecha como posible gran anuncio del año, a falta de septiembre u octubre cuando presumiblemente se dé a conocer el iPhone 7. En cualquier caso, Apple ha llegado a su punto más bajo en la demanda del iPhone. El aumento del 0.4% en los envíos en el primer trimestre del año fiscal ha representado el crecimiento más lento desde que apareciera, en 2007, el primer modelo de iPhone. Se habla de que el nuevo iPhone 5SE, diseñado para recoger las últimas actualizaciones del dispositivo, ofrecerá una pantalla de 4 pulgadas, un tamaño ligeramente inferior a los modelos actuales, iPhone 6S. Los expertos creen que está diseñado para estimular a los clientes que desean «smartphones» avanzados pero que no se encuentran en la necesidad de avanzar hacia los iPhone 6S o iPhone 6S Plus.
04-02-2016 | abc.es
Apple: ¿nueva keynote el 15 de marzo?
Apple nunca se moja. Da igual los rumores que surjan en torno a la compañía y sus productos. Pero ciertas filtraciones muy pocas veces fallan, como las de Mark Gurman en «9to5Mac.com», quien asegura que los de Cupertino ya tienen fecha para la keynote de este año: 15 de marzo. Aunque no hay confirmación oficial (hasta la víspera, Apple no dirá nada), se trataría de una fecha muy poco común pero parece que la compañía está dispuesta a romper con la tradición. Normalmente, Tim Cook sube al escenario para presentar las últimas novedades los meses de septiembre y octubre, aunque conviene recordar que fue en marzo de de 2015 cuando presentó el Apple Watch. La última keynote de Apple fue el pasado 9 de septiembre. Entonces conocimos el iPhone 6S, el iPhone 6S Plus y el iPad Pro junto al estreno del nuevo Apple TV. Si embargo, estos últimos «smartphones» parecen no tener sucesión puesto que en marzo, Apple tendría previsto presentar el iPhone 5SE, una versión remozada del iPhone 5S presentado en 2013. El nuevo terminal, de 4 pulgadas, sería presentado junto al nuevo iPad Air 3 y un posible Apple Watch 2. El nuevo iPhone 5SE, de 4 pulgadas, incluiría un chip A9, será compatible con Live Photos y Apple Pay. Según las últimas filtraciones, estaría disponible a partir de los 450 dólares, el modelo de 16 GB. «También se ofrecerá un modelo de 64 GB», asegura Gurman. El nuevo iPad Air 3 marcaría un antes y un después en el mercado de las tabletas. De ser cierto, Apple estaría dispuesto a reflotar un dispositivo que no fue actualizado el pasado año y cuyas ventas han caido en picado. Sería compatible con Apple Pencil y Apple Pay. La última novedad de la gran cita vendría de la mano de su reloj inteligente. El nuevo Apple Watch 2 podría llevar una cámara para videollamadas y «selfies» mediante FaceTime y saldría al mercado con varias novedades en cuanto a sus diferentes correas.
03-02-2016 | abc.es
Apple podría celebrar la próxima keynote el 15 de marzo
Apple nunca se moja. Da igual los rumores que surjan en torno a la compañía y sus productos. Pero ciertas filtraciones muy pocas veces fallan, como las de Mark Gurman en «9to5Mac.com», quien asegura que los de Cupertino ya tienen fecha para la keynote de este año: 15 de marzo. Aunque no hay confirmación oficial (hasta la víspera, Apple no dirá nada), se trataría de una fecha muy poco común pero parece que la compañía está dispuesta a romper con la tradición. Normalmente, Tim Cook sube al escenario para presentar las últimas novedades los meses de septiembre y octubre, aunque conviene recordar que fue en marzo de de 2015 cuando presentó el Apple Watch. La última keynote de Apple fue el pasado 9 de septiembre. Entonces conocimos el iPhone 6S, el iPhone 6S Plus y el iPad Pro junto al estreno del nuevo Apple TV. Si embargo, estos últimos «smartphones» parecen no tener sucesión puesto que en marzo, Apple tendría previsto presentar el iPhone 5SE, una versión remozada del iPhone 5S presentado en 2013. El nuevo terminal, de 4 pulgadas, sería presentado junto al nuevo iPad Air 3 y un posible Apple Watch 2. El nuevo iPhone 5SE, de 4 pulgadas, incluiría un chip A9, será compatible con Live Photos y Apple Pay. Según las últimas filtraciones, estaría disponible a partir de los 450 dólares, el modelo de 16 GB. «También se ofrecerá un modelo de 64 GB», asegura Gurman. El nuevo iPad Air 3 marcaría un antes y un después en el mercado de las tabletas. De ser cierto, Apple estaría dispuesto a reflotar un dispositivo que no fue actualizado el pasado año y cuyas ventas han caido en picado. Sería compatible con Apple Pencil y Apple Pay. La última novedad de la gran cita vendría de la mano de su reloj inteligente. El nuevo Apple Watch 2 podría llevar una cámara para videollamadas y «selfies» mediante FaceTime y saldría al mercado con varias novedades en cuanto a sus diferentes correas.
02-02-2016 | enter.co
El lanzamiento del iPhone 5se y iPad Air 3 sería a mediados de marzo
En los últimos días se han escuchado rumores sobre la posibilidad de un nuevo iPhone de 4 pulgadas, un nuevo iPad Air y novedades para el Apple Watch. Ahora, de acuerdo con información de 9to5Mac, el evento donde harían estos anuncios se llevaría a cabo el martes 15 de marzo.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en […]
28-01-2016 | enter.co
El iPad Air 3 llegaría junto con el iPhone 5se y el Apple Watch 2
En octubre de 2014 fue presentado el iPad Air 2. Este equipo con pantalla de 9,7 pulgadas comparte un mercado con otros dispositivos de la compañía como el iPad Mini y el iPad Pro. Al parecer, de acuerdo con información de 9to5Mac, podríamos ver al iPad Air 3 próximamente.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en […]