Noticias de "microsoft"

25-05-2018 | abc.es
Lo mejor y lo peor de la nueva normativa de privacidad, según los expertos
Ha llegado el «día D»: entra en vigor «de facto» la nueva normativa europea de privacidad, bautizada como Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Este conjunto de reglas intenta poner algo de orden en el controvertido terreno del uso que las compañías dan a la información que brinda el ciudadano europeo de a pie de forma online, la mayoría de las veces de forma gratuita e inconsciente. Entre sus «beneficios», muchos apuntan a que el usuario estará más protegido y tendrá el control de lo que las empresas, sobre todo las grandes tecnológicas como Google, Facebook o Microsoft, conocen de su alter ego en internet. El hecho de que tengan que responder ante la justicia europea aunque estén afincadas en países extracomunitarios es otro de los motivos por los que este reglamento se ha llevado aplausos. Pero también hay quien critica su imprecisión en muchos de sus apartados, o que la normativa, a pesar de haber nacido en 2016 (las empresas han tenido dos años de plazo para «aclimatarse» a esta nueva realidad), ha sufrido cambios hasta hace apenas unas semanas. Por ello, ABC se ha puesto en contacto con cuatro expertos en Derecho especializados en protección de datos que señalan, en su opinión, lo mejor y lo peor del recién llegado RGPD. Borja Adsuara, experto en Derecho, Estrategia y Comunicación Digital Lo mejor: «Obliga a las multinacionales norteamericanas y asiáticas que prestan servicios en Europa y, por ello, tratan datos personales de ciudadanos europeos, a someterse a la legislación, a las agencias de protección de datos y a los tribunales de la UE. Por ende, pueden ser sancionados con multas que pueden ser muy importantes (miles de millones de euros). Ya no se pueden "escapar", como hacían antes». Lo peor: «"Degrada" el principio y la regla general del consentimiento del titular para el tratamiento de sus datos personales y lo pone al mismo nivel de lo que eran y deberían seguir siendo unas excepciones, muy fundamentadas: el "interés público" o el "interés legítimo" de una empresa por tratar nuestros datos personales SIN nuestro consentimiento. Habrá que estar muy vigilantes, porque puede ser una "puerta de atrás" o un auténtico "agujero negro" para evitar pedir el consentimiento de los titulares de los datos». Samuel Parra, jurista experto en protección de datos Lo mejor: «La ampliación del ámbito territorial de aplicación. Hasta ahora, la protección que confería la normativa se basaba en la ubicación de la empresa que tratase los datos personales, de forma que si esa empresa no estaba establecida en España o algún otro país de la UE, no le eran exigibles las garantías establecidas en la normativa de protección de datos. Esto dejaba a los europeos desprotegidos cuando, por ejemplo, una gran corporación de Estados Unidos trataba nuestros datos pero no tenía sede en Europa. Ahora, con el RGPD, el criterio a tener en cuenta es la residencia de la persona titular de los datos, de suerte que si es europea el manto protector del RGPD le acompañará en todo momento, aunque la empresa que trate los datos se encuentre en un lugar recóndito del planeta». Lo peor: «El gran número de imprecisiones del RGPD. Hay numerosas disposiciones que utilizan expresiones como "medidas razonables", "sin dilaciones", "no más tiempo del necesario", "a gran escala", "cuando sea técnicamente posible", etc. Esto se traduce en una gran inseguridad jurídica pues el destinatario de la norma no va a tener claro si está cumpliendo o no con la normativa. Un par de ejemplos. ¿Durante cuánto tiempo se pueden mantener los datos que permitan la identificación de los interesados? Durante no más tiempo del necesario dice el RGPD, ¿pero cuánto tiempo es eso? Otro más: en relación al tratamiento de menores de edad, ¿cómo debe el responsable del tratamiento asegurarse que el consentimiento fue dado por sus padres? El RGPD dice que mediante "esfuerzos razonables", ¿pero qué es un esfuerzo razonable?». Sergio Carrasco, experto en derecho digital de Fase Consulting Lo mejor: «Introduce una serie de aspectos positivos en la protección de derechos, pudiendo destacar entre ellos las obligaciones de prevención impuestas a las organizaciones a la hora de tratar datos. Pasamos de un modelo reactivo a uno proactivo, con la existencia de medidas como la protección de datos desde el diseño y por defecto, además de la obligación de notificación de violaciones de seguridad. Además, se regula de manera más estricta la figura del consentimiento, exigiendo ahora una declaración de los interesados o una acción positiva e impidiendo que pueda utilizarse el mero silencio o inacción para entender que el titular de derechos ha dado su consentimiento para el tratamiento de sus datos, además de deber dar la opción de consentir las diversas finalidades (lo que llamamos un consentimiento granular). La información que se debe facilitar, y el derecho a la portabilidad de los datos, van más allá de la regulación actual. Por otro lado, la existencia de sanciones que tienen en cuenta el volumen de negocio total anual global a la hora de establecer el importe favorecerá la búsqueda del cumplimiento de la norma incluso entre entidades de gran relevancia y volumen». Lo peor: «Respecto a los aspectos negativos, existen múltiples opiniones. Desde algunos sectores se habla de nuevas cargas para cumplir con el Reglamento. De hecho, pese a que ha transcurrido un periodo de tiempo amplio para la adaptación desde la entrada en vigor del Reglamento, existen muchas entidades que aún no han realizado el trabajo interno necesario para adaptarse al mismo. Además, el Reglamento introduce una serie de conceptos jurídicos como el ?interés legítimo?, que han planteado dudas sobre cómo deben interpretarse y su alcance a la hora de legitimar un determinado tratamiento. Por otro lado, y aunque no haya sido causado por el texto en sí de la norma, la introducción del Reglamento ha llevado en algunos casos a un miedo a las sanciones tal (en parte causado por los importes mencionados) que en los últimos días se realizan notificaciones y peticiones de consentimiento que van mucho más allá de lo que exige el Reglamento. Se trata de una materia amplia y compleja, y podemos encontrar incluso grandes empresas que están llevando a cabo actuaciones que denotan que el asesoramiento que se ha recibido no es el más adecuado». Pablo Fernández Burgueño, abogado especializado en «blockchain», ciberseguridad, eGames y marketing online Lo mejor: «Una de las novedades más positivas del RGPD es la libertad que otorga a los empresarios para que ellos mismos puedan elegir sin barreras las medidas de seguridad que consideren idóneas para proteger los datos personales. Con ello se pretende generar consciencia sobre el valor de los datos para que, a continuación, se implementen las medidas de seguridad físicas, lógicas y organizativas adecuadas para mitigar el riesgo con soluciones seguras y configuradas con privacidad por defecto. El RGPD es un antes y un después en la concienciación sobre los datos y en el impulso a la seguridad proactiva». Lo peor: «Lo peor del RGPD no es su contenido sino que ha pasado desapercibido desde su entrada en vigor, en 2016, hasta prácticamente el día a partir del que es obligatorio su cumplimiento, el 25 de mayo de 2018. El problema lo hemos encontrado en una preocupante dejadez por parte de la Agencia Española de Protección de Datos, de la que he llegado a recibir respuestas telefónicas indicando que el reglamento no había entrado en vigor o que aún tenía que ser objeto de transposición. La desinformación y la desidia, hasta tiempos recientes, por parte de la autoridad de control han conducido a que un número importante de empresas españolas no hayan podido abordar adecuadamente sus adecuaciones o lo hayan hecho de forma precipitada y con errores graves que les ha llevado a, por ejemplo, pedir innecesarias renovaciones de consentimientos para el envío de comunicaciones publicitarias por vía electrónica. El RGPD es correcto; pero no lo ha sido tanto la forma de impulsar su cumplimiento».
24-05-2018 | abc.es
Lo mejor y lo peor de la nueva normativa de privacidad, según los expertos
Ha llegado el «día D»: entra en vigor «de facto» la nueva normativa europea de privacidad, bautizada como Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Este conjunto de reglas intenta poner algo de orden en el controvertido terreno del uso que las compañías dan a la información que brinda el ciudadano europeo de a pie de forma online, la mayoría de las veces de forma gratuita e inconsciente. Entre sus «beneficios», muchos apuntan a que el usuario estará más protegido y tendrá el control de lo que las empresas, sobre todo las grandes tecnológicas como Google, Facebook o Microsoft, conocen de su alter ego en internet. El hecho de que tengan que responder ante la justicia europea aunque estén afincadas en países extracomunitarios es otro de los motivos por los que este reglamento se ha llevado aplausos. Pero también hay quien critica su imprecisión en muchos de sus apartados, o que la normativa, a pesar de haber nacido en 2016 (las empresas han tenido dos años de plazo para «aclimatarse» a esta nueva realidad), ha sufrido cambios hasta hace apenas unas semanas. Por ello, ABC se ha puesto en contacto con cuatro expertos en Derecho especializados en protección de datos que señalan, en su opinión, lo mejor y lo peor del recién llegado RGPD. Borja Adsuara, experto en Derecho, Estrategia y Comunicación Digital Lo mejor: «Obliga a las multinacionales norteamericanas y asiáticas que prestan servicios en Europa y, por ello, tratan datos personales de ciudadanos europeos, a someterse a la legislación, a las agencias de protección de datos y a los tribunales de la UE. Por ende, pueden ser sancionados con multas que pueden ser muy importantes (miles de millones de euros). Ya no se pueden "escapar", como hacían antes». Lo peor: «"Degrada" el principio y la regla general del consentimiento del titular para el tratamiento de sus datos personales y lo pone al mismo nivel de lo que eran y deberían seguir siendo unas excepciones, muy fundamentadas: el "interés público" o el "interés legítimo" de una empresa por tratar nuestros datos personales SIN nuestro consentimiento. Habrá que estar muy vigilantes, porque puede ser una "puerta de atrás" o un auténtico "agujero negro" para evitar pedir el consentimiento de los titulares de los datos». Samuel Parra, jurista experto en protección de datos Lo mejor: «La ampliación del ámbito territorial de aplicación. Hasta ahora, la protección que confería la normativa se basaba en la ubicación de la empresa que tratase los datos personales, de forma que si esa empresa no estaba establecida en España o algún otro país de la UE, no le eran exigibles las garantías establecidas en la normativa de protección de datos. Esto dejaba a los europeos desprotegidos cuando, por ejemplo, una gran corporación de Estados Unidos trataba nuestros datos pero no tenía sede en Europa. Ahora, con el RGPD, el criterio a tener en cuenta es la residencia de la persona titular de los datos, de suerte que si es europea el manto protector del RGPD le acompañará en todo momento, aunque la empresa que trate los datos se encuentre en un lugar recóndito del planeta». Lo peor: «El gran número de imprecisiones del RGPD. Hay numerosas disposiciones que utilizan expresiones como "medidas razonables", "sin dilaciones", "no más tiempo del necesario", "a gran escala", "cuando sea técnicamente posible", etc. Esto se traduce en una gran inseguridad jurídica pues el destinatario de la norma no va a tener claro si está cumpliendo o no con la normativa. Un par de ejemplos. ¿Durante cuánto tiempo se pueden mantener los datos que permitan la identificación de los interesados? Durante no más tiempo del necesario dice el RGPD, ¿pero cuánto tiempo es eso? Otro más: en relación al tratamiento de menores de edad, ¿cómo debe el responsable del tratamiento asegurarse que el consentimiento fue dado por sus padres? El RGPD dice que mediante "esfuerzos razonables", ¿pero qué es un esfuerzo razonable?». Sergio Carrasco, experto en derecho digital de Fase Consulting Lo mejor: «Introduce una serie de aspectos positivos en la protección de derechos, pudiendo destacar entre ellos las obligaciones de prevención impuestas a las organizaciones a la hora de tratar datos. Pasamos de un modelo reactivo a uno proactivo, con la existencia de medidas como la protección de datos desde el diseño y por defecto, además de la obligación de notificación de violaciones de seguridad. Además, se regula de manera más estricta la figura del consentimiento, exigiendo ahora una declaración de los interesados o una acción positiva e impidiendo que pueda utilizarse el mero silencio o inacción para entender que el titular de derechos ha dado su consentimiento para el tratamiento de sus datos, además de deber dar la opción de consentir las diversas finalidades (lo que llamamos un consentimiento granular). La información que se debe facilitar, y el derecho a la portabilidad de los datos, van más allá de la regulación actual. Por otro lado, la existencia de sanciones que tienen en cuenta el volumen de negocio total anual global a la hora de establecer el importe favorecerá la búsqueda del cumplimiento de la norma incluso entre entidades de gran relevancia y volumen». Lo peor: «Respecto a los aspectos negativos, existen múltiples opiniones. Desde algunos sectores se habla de nuevas cargas para cumplir con el Reglamento. De hecho, pese a que ha transcurrido un periodo de tiempo amplio para la adaptación desde la entrada en vigor del Reglamento, existen muchas entidades que aún no han realizado el trabajo interno necesario para adaptarse al mismo. Además, el Reglamento introduce una serie de conceptos jurídicos como el ?interés legítimo?, que han planteado dudas sobre cómo deben interpretarse y su alcance a la hora de legitimar un determinado tratamiento. Por otro lado, y aunque no haya sido causado por el texto en sí de la norma, la introducción del Reglamento ha llevado en algunos casos a un miedo a las sanciones tal (en parte causado por los importes mencionados) que en los últimos días se realizan notificaciones y peticiones de consentimiento que van mucho más allá de lo que exige el Reglamento. Se trata de una materia amplia y compleja, y podemos encontrar incluso grandes empresas que están llevando a cabo actuaciones que denotan que el asesoramiento que se ha recibido no es el más adecuado». Pablo Fernández Burgueño, abogado especializado en «blockchain», ciberseguridad, eGames y marketing online Lo mejor: «Una de las novedades más positivas del RGPD es la libertad que otorga a los empresarios para que ellos mismos puedan elegir sin barreras las medidas de seguridad que consideren idóneas para proteger los datos personales. Con ello se pretende generar consciencia sobre el valor de los datos para que, a continuación, se implementen las medidas de seguridad físicas, lógicas y organizativas adecuadas para mitigar el riesgo con soluciones seguras y configuradas con privacidad por defecto. El RGPD es un antes y un después en la concienciación sobre los datos y en el impulso a la seguridad proactiva». Lo peor: «Lo peor del RGPD no es su contenido sino que ha pasado desapercibido desde su entrada en vigor, en 2016, hasta prácticamente el día a partir del que es obligatorio su cumplimiento, el 25 de mayo de 2018. El problema lo hemos encontrado en una preocupante dejadez por parte de la Agencia Española de Protección de Datos, de la que he llegado a recibir respuestas telefónicas indicando que el reglamento no había entrado en vigor o que aún tenía que ser objeto de transposición. La desinformación y la desidia, hasta tiempos recientes, por parte de la autoridad de control han conducido a que un número importante de empresas españolas no hayan podido abordar adecuadamente sus adecuaciones o lo hayan hecho de forma precipitada y con errores graves que les ha llevado a, por ejemplo, pedir innecesarias renovaciones de consentimientos para el envío de comunicaciones publicitarias por vía electrónica. El RGPD es correcto; pero no lo ha sido tanto la forma de impulsar su cumplimiento».
24-05-2018 | diarioti.com
Google y Microsoft detectan brecha en la ejecución especulativa de los procesadores
Funcionalidad especulativa en procesadores podría facilitar a malware leer datos pertenecientes a otro software, incluyendo contraseñas. La incidencia ha sido denominada ?la cuarta brecha? de los procesadores. Ampliar
14-05-2018 | abc.es
Facebook investiga una nueva filtración masiva de datos que afecta a tres millones de usuarios
En el momento que Facebook aseguró que investigaría las aplicaciones que moran en su plataforma tras el escándalo de Cambridge Analytica (por el que se vieron comprometidos los datos de 87 millones de usuarios en todo el mundo que después fueron utilizados para influir en procesos políticos como las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016), era posible que saltasen más casos parecidos. Ahora le ha tocado el turno a la aplicación «MyPersonality», una herramienta que preguntaba a los usuarios sobre aspectos psicológicos y que utilizaron seis millones de personas en todo el mundo, la mitad utilizando sus cuentas de Facebook. La noticia la ha revelado una investigación del medio británico New Scientist, donde se asegura que tanto Facebook como el Gobierno de Reino Unido ya está investigando esta «app», creada también por un equipo asociado a la Universidad de Cambridge (al igual que «This is your digital life», la herramienta por la que se recabaron todos los datos que luego utilizó la consultora Cambridge Analytica) que guardó no solo los datos obtenidos a través de los test, sino que además se compartían con otros investigadores en una web con «seguridad insuficiente». Así, solo había que registrarse como colaboradores del proyecto, acción que acometieron más de 280 personas de 150 instituciones diferentes. Y no fueron solo académicos, sino también empresas como el propio Facebook, Google, Microsoft y Yahoo. La única condición era quitar nombres y datos personales deeste paquete de información. En el caso de las empresas, se «donaban» los datos siempre que aceptaran acatar estrictos procedimientos de protección de los mismos y no ganaran dinero directamente de ellos. Sin embargo, nadie parece haber comprobado este extremo. De hecho, según explican en New Scientist, era tan fácil acceder a los datos como encontrar un usuario y contraseña que estaba disponible en internet con una simple búsqueda en la red. «Este tipo de datos es muy poderoso y existe un potencial real de uso indebido», ha afirmado Chris Sumner de Online Privacy Foundation. El organismo de control de datos del Reino Unido, la Oficina del Comisionado de Información, le aseguró a New Scientist que está investigando la cuestión. La plataforma ha estado en activo desde su creación en 2007 hasta el pasado 7 de abril, cuando Facebook comenzó la «criba» entre las aplicaciones que más volumen de datos habían acumulado. La noticia coincide el mismo día en que Facebook ha anunciado que ha bloqueado un total de 200 aplicaciones del estilo de «This is your digital life», que permitió la filtración masiva que ha menoscabado la credibilidad y confianza de los usuarios de la red social ideada por Mark Zuckerberg.
13-05-2018 | abc.es
El Pepito Grillo que evitará que la inteligencia artificial aprenda de las personas a ser malvada
Hace un par de años, Microsoft tuvo que lidiar con un programa informático que se había corrompido: su criatura se había convertido en un bot xenófobo y homófobo. Tay, que así se llamaba, nació como un experimento de inteligencia artificial que buscaba «aprender» de la interacción con humanos en redes sociales. Se trataba de un chatbot, una de las tendencias tecnológicas en auge, que destaca por tener comportamientos autónomos en servicios digitales. Con lo que no se contaba era en lo que se convirtió. El resultado fue catastrófico. Después de llamar «mono» a Barack Obama, el sistema «spameó» a los usuarios de la red Twitter e incluso animarles a para fumar marihuana delante de la policía. Un caos virtual que Microsoft no previó que se corrompería por la horda de «trolls» en la conocida plataforma de micromensajes. Los usuarios llevaron al sistema a su límite. La incapacidad de la inteligencia artificial para discernir lo que estaba bien de lo que estaba mal provocó que Tay aprendiera lo que no debía y publicara tuits más que ofensivos. Al final, la compañía tuvo que eliminar parte de lo que el chatbot había adquirido antes de ponerlo en funcionamiento otra vez. Una situación que reabrió el debate acerca de los posibles peligros de la inteligencia artificial. La pregunta es obvia: ¿se puede enseñar a una máquina a diferenciar el bien del mal? Una empresa española cree que sí. De hecho, ha materializado esta idea en un módulo llamado «Ethyka». «El inicio de esta idea llegó tras leer un artículo que decía que existían unos procedimientos elaborados por psicólogos para que personas que se habían quedado sin la capacidad de ética en el cerebro por un daño cerebral» Su proyecto, que aún se encuentra en una ronda de inversión, pretende resolver el problema de la posible corrupción moral de los sistemas de aprendizaje autónomo cuando se encuentran en contacto con humanos. «El inicio de esta idea llegó tras leer un artículo que decía que existían unos procedimientos elaborados por psicólogos para que personas que se habían quedado sin la capacidad de ética en el cerebro por un daño cerebral o porque habían nacido así, adquiriesen esta habilidad», cuenta Cristina Sánchez, cofundadora y directora general de Acuilae, en declaraciones a ABC. Con esta lectura en mente llegaron a la conclusión que si un profesional de la psicología podía plantear límites en el cerebro, por qué no lo podría hacer de la misma manera un módulo que se integrase en una IA. U na especie de «Pepito Grillo» dentro de un asistente virtual, un robot o un coche autónomo. Una conciencia dentro de la «inteligencia» de las máquinas que logre que no se salgan del redil. «Los asistentes virtuales acaban aprendiendo de las personas que interactúan con él, el modulo lo que hace es que si es bueno lo aprende, pero si es malo (un dilema moral) no lo aprendería», añade. La plataforma funciona mediante tres niveles para analizar los dilemas que se produzcan. La fase de cerebro en la que se define el proceso de decisión de acuerdo a la ética humana y las funciones mentales morales. El segundo grado «es el diseño del funcionamiento del modulo de f orma similar al del funcionamiento del cerebro (el diseño funcional)», explica la directiva. El diseño técnico o la arquitectura del módulo, por último, consta de ficheros, bases de datos y software. Una gran «memoria» Para entender cómo puede un software moderar las respuestas de un sistema hay que partir de la base de que todo lo que es inteligencia artificial está basado en unas cantidades ingentes de datos. El sistema de Google es capaz de identificar las fotografías porque ha sido entrenado con muchísimas imágenes. En el caso de diferir lo bueno de lo malo, su modo de entrenamiento son los dilemas éticos. «El prototipo está entrenado con dilemas éticos comunes aplicados a un chatbot, aunque los desarrolladores lo pueden personalizar para distintos ámbitos como la logística, leyes, educación, siempre aplicado a cada ámbito», subraya Sánchez. El caso de este sistema es otro de los ejemplos de que la IA se halla en uno de los primeros escalafones de un largo camino. Por el contrario, la inexperiencia también supone un horizonte inexplorado de ideas donde las investigaciones dirigidas a las personas igualmente pueden tener cabida en esta área en crecimiento, como puede ser la incorporación de la ética a la robótica y a los dispositivos.
09-05-2018 | abc.es
Este es el futuro para Google: la inteligencia artificial lo toca todo y Android te desenganchará del móvil
Vivimos, en la actualidad, bajo el influjo de dos términos que lo capitalizan todo, «inteligencia» y «artificial». Separados casi no dicen nada pero forma parte de una tecnología tan disruptora (y temida a la vez) a la que han abrazado definitivamente las compañías tecnológicas. E irá a más. Al igual que hiciera curiosamente Satya Nadella en la conferencia de Microsoft, Sundar Pichai, director general de Google, ha dado comienzo la presentación de la misma forma en la inauguración del Google I/O, el congreso para desarrolladores de la compañía de internet. Y para ello, ha descrito las bondades de la inteligencia artificial (IA) y los casos donde es capaz de mejorar la calidad de vida de los más desfavorecidos. Mostrando de esa manera la cara más amable de la inteligencia artificial. Sus palabras lo dejan claro; quiere universalizar esta tecnología. «La inteligencia artificial va a tener un gran efecto en el mundo», insistió. Arquitectura, fábricas, servicios financieros. Todo estará bajo la paleta de la IA. Perom también en otros muchos campos. Un claro ejemplo que destacaó es el efecto de la IA en los servicios médicos. Un simple escáner de retina puede anticipar en 5 años la probabilidad de tener un problema cardiovascular o la posibilidad de padecer diabetes, buscando patrones en el globo ocular. Utilizando hasta 1.000 datos por enfermo, el proceso de detección y tratamiento se simplifica, ayudando al médico a disponer de más tiempo para tratamientos. Desde el email, las fotos.. Una de las funcionalidades más sorprendentes de la inteligencia artificial de Google es Smart Compose. Una tecnología que permite que un email, por ejemplo, se escribe prácticamente sólo al teclear las primeras letras, el resto aparecen mágicamente, gracias al aprendizaje máquina. Es el teclado predictivo a la más alta potencia. La IA entrará poco a poco en todos los servicios de la compañía. También se aplicará a Google Fotos, el servicio de fotografía donde los usuarios visualizan 5.000 millones de fotos al día. Recibirá una actualización con más «inteligencia»; así podrá ir reconociendo documentos, personas y objetos para crear, por ejemplo, docuemntos PDF a partir de facturas o nuevos ajustes de imágenes, como añadir color a las fotos en blanco y negro de forma automática. El asistente de voz de Google brilla con luz propia Pero uno de los claros focos de la presentación ha sido el asistente de Google, que ya podemos disfrutar en español desde hace muy poco. La conversación va a ser mejorada para que ésta se produzca de forma natural, hasta el punto de que el asistente es capaz de llamar a un establecimiento y mantener una conversación por teléfono, fluida gracias a las nuevas seis voces con las que cuenta el asistente. Durante la presentación se pudo ver dos ejemplos, donde el asistente de Google, reservaba con un lenguaje claro un restaurante y concertaba una cita para la peluquería, igual que lo haría una persona. Además, al igual que hizo Amazon con Alexa, Google va a lanzar su asistente en dispositivos con pantalla, llamadas «pantallas inteligentes», que permitirán utilizar Google Home pero «con una respuesta visual, en vez de limitarse a un altavoz». Android quiere desengacharte del móvil Otro aspecto destacado de la presentación es la importancia que se le otorgó al intrusismo del teléfono móvil en nuestro día a día. Intrusismo que no nos permite disfrutar de lo que tenemos alrededor, ni familia, ni amigos, ni entorno. La nueva versión del sistema operativo Android P, incorporará muchos sistemas que bloquearán las notificaciones. Por ejemplo, si ponemos el teléfono bocabajo, se pondrá en modo «no molestar» o también podremos programar para que el móvil se bloquee con la pantalla en blanco y negro a partir de una hora. Además, las notificaciones se volverán inteligentes, mostrando sólo las necesarias en cada momento. Google News se abre a la suscripción de medios Otras aplicación que va a actualizarse es la de noticias. Además de un nuevo diseño donde prima el contenido multimedia, Google ha añadido la posibilidad de mostrar el contenido de pago de los medios digitales mediante una opción de suscripción. Y algo muy interesante, la posibilidad de contrastar las noticias que leemos con más fuentes de información, para entender la historia completa. De esa forma, alrededor de la noticia aparecerán «tuits», imágenes y más artículos. De momento hay 60 medios suscritos, y el nuevo Google Noticias estará disponible para 127 países a partir de la semana que viene. Google Maps es probablemente una de las aplicaciones más utilizadas del móvil, y Google no podía olvidarse de ella. Además de una integración con el asistente, también va a tener algunas mejoras de realidad aumentada para facilitar la orientación, sobre todo cuando no sabemos qué dirección tomar. Las sugerencias de lugares para comer cambian, mostrando el porcentaje de compatibilidad del establecimiento con tus gustos. No se puede hablar de inteligencia artificial sin mencionar Google Lens, la aplicación de reconocimiento de imagen de Android. Ahora mismo sólo dota de contexto las imágenes una vez obtenidas, pero en la siguiente actualización para los Google Pixel, lo hará directamente en la aplicación de cámara, donde tiene más sentido. Hemos podido ver en la presentación muchas de las interesantes novedades que va incorporar Android P cuando esté disponible para los teléfonos Android a lo largo de este año. Los desarrolladores de aplicaciones ya tienen acceso a partir de ahora a la versión de pruebas o beta para empezar a probar las nuevas posibilidades que ofrece.
08-05-2018 | abc.es
Your Phone o cómo controlar el móvil desde la pantalla de tu ordenador
Entre los múltiples lanzamientos de Microsoft en su última conferencia de desarrolladores (Build 2018) ha llamado especialmente la atención Your Phone, la aplicación de Windows 10 que permite conectar tu móvil al ordenador y gestionar desde ahí tus aplicaciones. Sin necesidad de desbloquear el terminal. El futuro de la convergencia ha llegado, aunque algo más tarde de lo previsto, ya que Windows 10 fue creado con esa visión en un principio. El objetivo es que desde una única aplicación tengamos toda la información del móvil, si bien en un principio solo se podrán gestionar los mensajes de texto, las notificaciones y las fotografías, tal y como informó la compañía en su cita anual celebrada en Seattle. De momento, los afortunados en probar esta herramienta serán los integrantes de Windows Insiders, que podrán hacerlo ya desde esta misma semana. Y dará igual que su sistema operativo móvil sea Android o iOS, aunque habrá algunas diferencias. Además, la aplicación permitirá añadir funciones de escritorio, como Timeline, que para el sistema operativo de Apple trabajará con Edge y, en el caso de Android, con Microsoft Launcher. Así, Microsoft parece haberse rendido a Google y Apple, y busca la sinergia entre ordenadores y móviles abriendo espacio a los competidores. En próximos capítulos veremos si Your Phone pasa desapercibida en el intento de la convergencia entre ambos dispositivos o realmente sienta precedente en el campo tecnológico.
08-05-2018 | diarioti.com
Parches de Microsoft corrigen 67 vulnerabilidades de seguridad
Microsoft publicó hoy su actualización mensual de seguridad, que en esta oportunidad contiene parches para 67 problemas de seguridad.Ampliar
08-05-2018 | abc.es
Estas son las marcas de tecnología más fiables (y no son las que piensas)
La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha llevado a cabo una encuesta entre 24.000 consumidores de Bélgica, Italia, Portugal y España para conocer la satisfacción y fiabilidad de diferentes aparatos electrónicos. Honor en smartphones, Apple en tabletas y ordenadores portátiles, Panasonic en televisores y BENQ en cámaras fotográficas son las marcas que mejores resultados de fiabilidad han obtenido. Los resultados de esta encuesta se publican en el número de mayo de la revista OCU-Compra Maestra. En la categoría de smartphones, las marcas más fiables son Honor, Ulefone, Oneplus, Apple, Xiaomi, Vernee y Motorola. En tabletas, las marcas que obtienen los mejores resultados de fiabilidad son Apple y Cube. En ordenadores portátiles, de nuevo Apple resulta la más fiable y la que mayor satisfacción proporciona a los consumidores, seguida de Msi y Emachines. Microsoft tiene una satisfacción alta, pese a tener una fiabilidad menor que el resto de marcas. En televisores, Panasonic, Sony, LG, Hannspree, Samsung, Toshiba y Hitachi ocupan los primeros puestos del ranking de fiabilidad. En cámaras de fotos compactas, Panasonic y Leica obtienen los mejores resultados de satisfacción y comparten el primer puesto del pódium de fiabilidad con BENQ, Canon, Samsung, Olympus, Sony y Fujifilm. En las cámaras réflex, apenas existen diferencias entre las distintas marcas evaluadas. La encuesta de OCU asegura que no es necesario gastar mucho en determinados aparatos para obtener buenos resultados. Hay varias marcas situadas en una franja de precios medios o económicos que obtienen muy buenas posiciones en cuanto a satisfacción y fiabilidad se refiere, sobre todo en los smartphones, uno de los productos de mayor consumo. La pantalla táctil, problema recurrente La encuesta de fiabilidad también permite evaluar las averías más frecuentes de los distintos aparatos. Por ejemplo, en los smartphones, los problemas con la pantalla táctil son los más recurrentes. Los problemas con el disco duro suponen 1 de cada 5 averías en los portátiles. «La fiabilidad debería ser uno de los criterios fundamentales para elegir un producto, tanto como el precio o las prestaciones. Los usuarios tienen poca información al respecto, por lo que la encuesta de OCU es un buen instrumento para comparar entre las distintas opciones antes de realizar la compra», afirman desde OCU, que resalta, además, la sensación de obsolescencia programada de los productos tecnológicos. En los smartphones, por ejemplo, los encuestados señalan que los principales motivos de descontento son el bajo rendimiento tras las actualizaciones y el agotamiento de las baterías.
1