Noticias de "microsoft"

23-07-2019 | abc.es
Microsoft Paint: trucos para sacarle partido este editor que nadie usa
Es un programa informático presente en los sistemas operativos Windows. Es muy sencillo y básico, pero a veces se le puede sacar bastante partido. Es cierto que las últimas versiones incorporadas en Windows 10 ha ganado prestaciones y funciones, pero el formato clásico sigue siendo útil para tratar algunas imágenes o hacer, por ejemplo, algún montaje rápido. Por supuesto, queda muy lejos de editores como Photoshop, un software de cabecera para los diseñadores gráficos. Agrandar la imagen Lo primero que hay que hacer es traer al programa la imagen que vamos a tratar. Es una operación sencilla que se hace a través de «Archivo/Abrir» y buscando el archivo en concreto. Una vez que la hemos traído, es posible modificar rápidamente su tamaño con dos simples gestos. Si se mantiene la tecla «Control» del teclado, tan solo hay que mover la rueda del ratón. Aunque también se pueden ajustar algunos aspectos como el porcentaje o píxeles, así como la dirección (horizontal o vertical) desde la opción «Cambiar tamaño». Incluye la posibilidad de mover el documento de manera oblicua. Editar colores Por defecto, Paint ofrece una paleta de colores muy básica, pero se pueden modificar y personalizar al antojo de cada usuario. Porque a veces se va a requerir un tono más claro u oscuro, pero añadirlo es fácil. Tan solo hay que pulsar en «Editar colores», que es una opción que se encuentra al lado de las casillas de colores en la parte superior derecha de la barra de herramientas. Ahí sin tener apenas conocimientos se pueden ajustar algunos parámetros como el matiz, la saturación, la luminosidad. Copiar y pegar Uno de los atajos de Windows más emblemáticos es aquel que se centra en otra de las funciones que ha cambiado para siempre la manera de interactuar con los ordenadores, el célebre «Copiar y pegar». Como la mayoría de usuario debe saber, si se pulsa «Control+C» se copia, mientras que si se pulsa «Control+V» se pega una selección o documento. Pero en Paint existe otra opción para conservar la selección. Si se mantiene la tecla «Control» y se desplaza el fragmento de imagen seleccionada se va a copiar como si fuera una capa. Colocar una imagen transparente Esta es otra de esas posibilidades que tal vez pasa desapercibida. El programa permite traer una imagen en formato .png, que es la extensión que se refiere a las imágenes con el fondo transparente. Ideal para crear «memes» y fotomontajes de andar por casa. Es una tarea bastante fácil, pero si no lo sabes igual ni caes. Lo primero que hay que hacer es importar la imagen que va a ejercer de principal. O de fondo, según se mire. Entonces, hay que desplegar el menú de «Selección» que aparece en la barra de herramientas para poder activar una opción que se llama «transparencia». A partir de ahora, y después de haber guardado previamente una imagen en .PNG, hay que dirigirse a «Pegar desde», que permitirá abrir la imagen con transparencia con la que se quiere sobreponer. Fácil y efectivo. Crear líneas rectas Cuando abres Paint por primera vez y coges un pincel, los usuarios suelen quedarse con la cara de un orco cuando ve que aquello es ingobernable. Pero el programa permite crear líneas, círculos o cuadrados rectos. Para ello, hay que mantener la tecla «Shift» y trazar la línea que se desea hacer, evitando así que se deforme o se creen olas. Esto es práctico cuando hay que generar algunas líneas precisas. Ahí ya luego depende de la creatividad de cada uno a la hora de aplicar este truco. Invertir los colores Un truco que puede servir para muchas cosas. Y es muy fácil: para invertir los colores de una imagen hay que pulsar el botón derecho y seleccionar la opción de «invertir color». Es posible, también, seleccionar un área concreta y, entonces, hacer la misma operación. Crear una silueta Siguiendo pasos anteriores, Paint también también permite crear la silueta de una persona, animal u objeto fácilmente. Esto tiene muchas aplicaciones como crear un boceto de logotipo. Pero se trata de un pequeño pero práctico truco que hay que prestar atención de varios pasos. Lo primero es abrir una imagen, por ejemplo, en este caso, la conocida pintora Frida Kahlo. Entonces, hay que seleccionar la herramienta lápiz y el color negro. Con cierta paciencia, hay que ir pintando la silueta del rostro intentando mantener una cierta homogeneidad. Una vez acabado este proceso, hay que pulsar el atajo «Control+E». Con ello, se selecciona toda la imagen. Lo que hay que hacer es pulsar con el botón derecho en «invertir los colores», y acto seguido, dirigirse a «Archivo/Propiedades» para cambiar a «Blanco y Negro». Si hacemos otra vez «Control+E» y se vuelve a invertir los colores, obtendremos la silueta. Grosor de pincel Los pinceles también se pueden modificar fácilmente. Y eso a veces pasa desapercibido. Porque es posible generar un pincel concreto. Para ello, hay que tirar de un atajo de telcado «Control+ "+"». Con cada pulsación se aumentará el grosor. Crear tu propio pincel Otro interesante truco que se le puede sacar bastante partido es crear tu propio pincel con el efecto y trama que uno quiera. Para ello, hay que activar la «transparencia» de la imagen y, entonces, importar una imagen en formato .PNG. Si se pulsa «Shift» y se puede, crearemos un efecto muy bonito.
23-07-2019 | abc.es
Microsoft Paint: trucos para sacarle partido a este editor que nadie usa
Es un programa informático presente en los sistemas operativos Windows. Es muy sencillo y básico, pero a veces se le puede sacar bastante partido. Es cierto que las últimas versiones incorporadas en Windows 10 ha ganado prestaciones y funciones, pero el formato clásico sigue siendo útil para tratar algunas imágenes o hacer, por ejemplo, algún montaje rápido. Por supuesto, queda muy lejos de editores como Photoshop, un software de cabecera para los diseñadores gráficos. Agrandar la imagen Esta una opción muy importante porque seguro que le vamos a dar bastante uso. Lo primero que hay que hacer es traer al programa la imagen que vamos a tratar. Es una operación sencilla que se hace a través de «Archivo/Abrir» y buscando el archivo en concreto. Una vez que la hemos traído, es posible modificar rápidamente su tamaño con dos simples gestos. Si se mantiene pulsada la tecla «Control» del teclado, tan solo hay que mover la rueda del ratón para que vayan cambiando sus Aunque también se pueden ajustar algunos aspectos como el dimensiones, porcentaje o píxeles, así como la dirección (horizontal o vertical) desde la opción «Cambiar tamaño». Incluye la posibilidad de mover el documento de manera oblicua, que para ciertas necesidades puede ser un recurso. Editar colores Por defecto, Paint ofrece una paleta de colores muy básica, pero se pueden modificar y personalizar al antojo de cada usuario. Porque a veces se va a requerir un tono más claro u oscuro, pero añadirlo es fácil. Tan solo hay que pulsar en «Editar colores», que es una opción que se encuentra al lado de las casillas de colores en la parte superior derecha de la barra de herramientas. Ahí sin tener apenas conocimientos se pueden ajustar algunos parámetros como el matiz, la saturación, la luminosidad. Copiar y pegar Uno de los atajos de Windows más emblemáticos es aquel que se centra en otra de las funciones que ha cambiado para siempre la manera de interactuar con los ordenadores, el célebre «Copiar y pegar». Como la mayoría de usuario debe saber, si se pulsa «Control+C» se copia, mientras que si se pulsa «Control+V» se pega una selección o documento. Pero en Paint existe otra opción para conservar la selección. Si se mantiene la tecla «Control» y se desplaza el fragmento de imagen seleccionada se va a copiar como si fuera una capa. Colocar una imagen transparente Esta es otra de esas posibilidades que tal vez pasa desapercibida. El programa permite traer una imagen en formato .PNG, que es la extensión que se refiere a las imágenes con el fondo transparente. Es ideal para crear «memes» y fotomontajes, eso sí, de andar por casa y algo rudimentarios, pero bueno. Es una tarea bastante fácil, pero si no lo sabes igual ni caes. Lo primero que hay que hacer es importar la imagen que va a ejercer de principal; o de fondo, según se mire. Entonces, hay que desplegar el menú de «Selección» que aparece en la barra de herramientas para poder activar una opción que se llama «transparencia». A partir de ahora, y después de haber guardado previamente una imagen en .PNG en tu escritorio, hay que dirigirse a «Pegar desde», que permitirá abrir la imagen con transparencia con la que se quiere sobreponer. Fácil y efectivo. Crear líneas rectas Cuando abres Paint por primera vez y coges un pincel, los usuarios suelen quedarse con la cara de un orco cuando ve que aquello es ingobernable. Pero el programa permite crear líneas, círculos o cuadrados rectos. Para ello, hay que mantener la tecla «Shift» y trazar la línea que se desea hacer, evitando así que se deforme o se creen olas. Esto es práctico cuando hay que generar algunas líneas precisas. Ahí ya luego depende de la creatividad de cada uno a la hora de aplicar este truco. Invertir los colores Un truco que puede servir para muchas cosas. Y es muy fácil: para invertir los colores de una imagen hay que pulsar el botón derecho y seleccionar la opción de «invertir color». Es posible, también, seleccionar un área concreta y, entonces, hacer la misma operación. Crear una silueta Siguiendo pasos anteriores, Paint también también permite crear la silueta de una persona, animal u objeto fácilmente. Esto tiene muchas aplicaciones como crear un boceto de logotipo. Pero se trata de un pequeño pero práctico truco que hay que prestar atención de varios pasos porque si no va a salir un churro. Lo primero es abrir una imagen, por ejemplo, en este caso, la conocida pintora Frida Kahlo. Entonces, hay que seleccionar la herramienta lápiz y el color negro. Con cierta paciencia, hay que ir pintando la silueta del rostro intentando mantener una cierta homogeneidad. Una vez acabado este proceso, hay que pulsar el atajo «Control+E». Con ello, se selecciona toda la imagen. Lo que hay que hacer es pulsar con el botón derecho en «invertir los colores», y acto seguido, dirigirse a «Archivo/Propiedades» para cambiar a «Blanco y Negro». Si hacemos otra vez «Control+E» y se vuelve a invertir los colores, obtendremos la silueta. Grosor de pincel Los pinceles también se pueden modificar fácilmente. Y eso a veces pasa desapercibido. Porque es posible generar un pincel concreto. Para ello, hay que tirar de un atajo de telcado «Control+ "+"». Con cada pulsación se aumentará el grosor. Crear tu propio pincel Otro interesante truco que se le puede sacar bastante partido es crear tu propio pincel con el efecto y trama que uno quiera. Para ello, hay que activar la «transparencia» de la imagen y, entonces, importar una imagen en formato .PNG. Si se pulsa «Shift» y se puede, crearemos un efecto muy bonito.
22-07-2019 | abc.es
Google y Facebook saben si ves porno online aunque navegues en modo incógnito
Las herramientas de Google, Facebook y Oracle rastrean la actividad de los usuarios que acceden a webs pornográficas, lo que plantea riesgos para la privacidad en relación con los intereses sexuales que se desprenden de su navegación y la filtración de los datos a terceros. Las páginas web pornográficas se encuentran entre las más visitas, según datos recogidos por el índice Alexa, y solo Pornhub -uno de los mayores portales- recibió 28.500 millones de visitas en 2017, mientras que YouPorn hizo uso de hasta seis veces más ancho de banda que el servicio de vídeo 'streaming' Hulu. La magnitud que adquiere la pornografía online ha llevado a investigadores de Microsoft y de las universidades Carnegie Mellon y Pensilvania (Estados Unidos) ha interesarse por las implicaciones que estos portales tienen para los usuarios y su privacidad. Así, analizaron 22.484 páginas web de contenidos pornográficos, de las cuales el 93 por ciento filtraba datos de los usuarios a compañías terceras. «Mientras que hay mucha atención académica al uso de Internet y la privacidad en general, hay poca investigación sobre las implicaciones específicas de la privacidad de uso de porno online», señala el estudio. La información que se recoge de esta actividad permite a terceros inferir información sobre los usuarios en relación a sus intereses sexuales, lo que puede representar «riesgos específicos a la seguridad personal y la autonomía en cualquier sociedad que regule el género y la sexualidad», advierten los investigadores. Para analizar e identificar las empresas terceras que monitorizan la actividad, los investigadores usaron el programa webXray, y policyXray para identificar si las páginas web contienen políticas de privacidad -lo que en muchos casos no frena la monitorización ni la filtración de los datos-. El estudio destaca que policyXray «investiga no solo la identidad del dueño de un rastreador determinado, sino también su compañía matriz», lo que ha llevado a identificar a Alphabet, Facebook (con herramientas como el botón de Like que provee a sus clientes) u Oracle. «Nuestros resultados indican que el rastreo es endémico en las páginas de pornografía». En la muestra usada, los investigadores llegaron a identificar 230 empresas y servicios de rastreo, pero la mayoría de los rastreadores enfocados a las páginas pornográficas se concentraban en unas pocas compañías: Google (74%), Oracle (24%) y Facebook (10%). El estudio señala que la monitorización de la actividad en las páginas pornográficas ocurre incluso si se ha accedido a ellas con el modo Incógnito de los navegadores, como advierten en el texto del estudio, dado que solo evita que quede un registro en el historial de navegación.
22-07-2019 | abc.es
MSN Messenger: cuando Microsoft se adelantó a WhatsApp en la mensajería
Antes de que llegara esa locura llamada WhatsApp, Microsoft dominaba las artes de la mensajería digital. Era a través de un programa para ordenadores, MSN Messenger, cuyo característico icono de perfil se recuerda como un símbolo de la historia de la informática. El servicio se estrenó el 22 de julio de 1999, aunque se rebautizó como Windows Live 2005. Capituló en 2013 pero ha dejado un reguero de sensaciones y recuerdos entre los usuarios de cierta edad. Tenía muchas bazas para triunfar. Triunfó, eso sí, durante un tiempo. Conquistó la cima en una época en la que todavía no se habían introducido los teléfonos móviles inteligentes. Muchos, incluso, recordarán aquellos tiempos en los que los módems de 48k ocupaban las líneas telefónicas. No se podían llamadas telefónicas mientras los usuarios se conectaban a aquel nuevo medio, internet, que empezaba a llegar con fuerza a los hogares. Formaba parte de los servicios ofrecidos por el portal MSN que incluían correo electrónico con Hotmail o un motor de búsqueda. El software vivió profundos cambios, vaivenes. Porque la marca en particular, con la que se había hecho famosa internacionalmente, pasó a ser Windows Live Messenger en 2005. Pero en 2011 sufrió otro cambio; tras la adquisición del servicio Skype por parte de Microsoft, el «messenger» se sumó a sus funcionalidades. Entonces ya había hecho aparición WhatsApp, actual rey de la mensajería móvil y BBM, la plataforma de BlackBerry, tenía un éxito abrumador. Tuvo numerosas versiones a lo largo de su dilatada historia. Junto con el lanzamiento de Windows XP vino la versión 4.6 (octubre de 2001), en donde se incluyeron cambios importantes en la interfaz de usuario, la capacidad de grupo de contactos y apoyo a la voz las conversaciones. En 2003 apareció la versión 6.0, que supuso una revisión importante de la plataforma: actualizó su simple interfaz basada en texto incluyendo elementos personalizables como emoticones, avatares personalizados. Messenger no pudo hacer frente a una nueva ola de servicios móviles que, hoy en día, forma parte del parque de aplicaciones más habituales dentro de los dispositivos móviles. No fue, sin embargo, pionero. Ni el único servicio destinado a las comunicaciones digitales. En su momento, llegó a competir con otros rivales como AIM de AOL o Yahoo en un periodo, finales de los años noventa, en donde se iba construyendo internet. Fue una cruda batalla entre dos poderosos rivales. Pero Messenger apostaba por la sencillez. Se trataba de un cliente que permitía crear una lista de contactos (extraída a través de una dirección de correo electrónico) y, en un principio, se ofrecía la posibilidad de escribir texto plano. Con el tiempo se incorporaron nuevos formatos como los emoticonos clásicos que hoy parecen los tatarabuelos de los «emojis». Pero en un contexto en donde una generación de usuarios mandaba mensajes de texto (SMS) a través de sus rudimentarios móviles, Messenger era como el servicio cool, moderno y vanguardista que permitió, incluso, inaugurar nuevos códigos de comunicación impulsados por esos iconos o las frases de perfil, que se convirtieron en mensajes subliminales para muchos usuarios. Esos mensajes personales fueron otra de sus señas de identidad y sirvió para que muchas personas pegaran un grito virtual. Había de todo, desde fragmentos de canciones, frases filosóficas, enunciados cargados de sentimiento. A todos los efectos, fue una gran red social . En su momento de máximo esplendor, en 2009, contaba con más de 300 millones de usuarios. El momento de máximo esplendor del Messenger, que en 2009 contaba con más de 300 millones de usuarios. En 2010, por ejemplo, amasaba una cuota de mercado del 68%. Ahí es nada.
15-07-2019 | abc.es
Este es el secreto tecnológico que levanta a dos tercios del Ibex
El término «cloud» es más que una palabra en inglés; es un espacio que quieren ocupar los gigantes de la tecnología como Microsoft, Oracle o Amazon que, con su división Web Services, ha consolidado una tecnología que, en estos momentos, ya tiene más de cultura de empresa que de avance. Muchas empresas de todos los sectores y numerosos servicios digitales que utilizan millones de personas se edifican sobre este poder invisible a ojos de las usuarios. Las empresas son conscientes, en estos momentos, del valor de los servicios en la «nube»; rapidez, optimización, crecimiento, escalabilidad son algunos de sus calificativos para definir sus virtudes. Todas ellas se están transformando gracias a implementar esta tecnología, permitiéndoles inaugurar nuevas líneas de negocio y prestar mejores servicios a los clientes. Hay una guerra comercial muy potente, que ha llevado incluso a Microsoft y a Oracle a darse la mano para competir contra Amazon. Todos ellos, además, han empezado a pelear para hacerse con el control de la «nube bélica» en Estados Unidos . Está en juego un contrato de 10.000 millones de dólares para potenciar el liderazgo de Washington. Un suculento premio que demuestra la importancia cada vez mayor de esta tecnología. De Amazon se le conoce especialmente por su servicio de venta. De su apuesta por el entorno «retail». Pero es una empresa que está presente en infinidad de áreas y cuenta con importantes divisiones como Amazon Web Services. Una plataforma empresarial que construye la arquitectura por ejemplo de empresas tan potentes como Spotify, Wallapop, da soporte a grandes corporaciones como Cepsa o, incluso, ha permitido darle apoyo a instituciones públicas como el Ayuntamiento de Alcobendas (Madrid), que cuenta con más de 110.000 vecinos. Cambio de paradigma Y funciona como un tiro. En estos momentos tiene una valoración bursátil de más de 31.000 millones de dólares. Crece en torno al 41% en términos interanuales. En España su influencia es masiva: dos tercios de las empresas del IBEX 35 trabajan con esta tecnología. Un dato que refleja, una vez más, la importancia de apostar por estos servicios. «Hay un cambio de paradigma. No definiría cloud como una tecnología sino como una manera de consumir tecnología», considera en una entrevista para ABC Miguel Álava, director de Amazon Web Services (AWS) y un veterano en este negocio: lleva más de 23 años de trayectoria en tecnología de la información. Recientemente, la compañía celebró en Madrid una nueva edición del Summit, que contó con más de 6.000 asistentes. «Bajo el modelo de "cloud" lo que hay es una democratización de la tecnología, ponerla al servicio de quien la consume» A su juicio, la idea de los servicios y herramientas en la «nube» trasciende la barrera de lo puramente tecnológico para llegar hasta un plano más cultural. Es una filosofía, un cambio de paradigma y, por supuesto, una necesidad para todas las empresas que desean seguir creciendo. «Bajo el modelo de "cloud" lo que hay es una democratización de la tecnología, ponerla al servicio de quien la consume», valora. Uno de los aspectos que suelen destacar los expertos es que la tecnología «cloud», permite ahorrar costes y agilizar procesos industriales. «Antes había una necesidad de equipos y recursos, de capital y de tiempo» para poner en marcha un proyecto de dimensiones globales donde los servicios informatizados estuvieran presentes. «Ahora todo eso se ha democratizado y se ha hecho accesible. Todo el mundo lo puede utilizar incluso desde una persona», subraya el directivo. «No hay algoritmo de comprensión que sustituya la experiencia» Pero, para ello, es necesario evangelizar y asumir dentro de las empresas que es importante pensar a años vista si se quiere ser competitivo. «La innovación permanente es absolutamente obligatorio para ser relevante», sostiene. «La gente de tecnología es consciente que la empresa debe pasar de ser un centro de coste a ser un centro de innovación», puntualiza Álava. Y deja claro una cosa: «Llevamos 13 años en el mercado, y estos años de existencia en un mercado nuevo es mucho. No hay algoritmo de comprensión que sustituya la experiencia». La inversión global en transformación digital en 2019 alcanzará los 1,18 billones de dólares, según las estimaciones de la consultora IDC. Y España no quiere perder ese tren, a pesar que en muchas ocasiones existe una sensación de urgencia y nerviosismo en las empresas para dar el salto a la tecnología «cloud». Para el directivo de Amazon Web Services, nuestro país está progresando adecuadamente. «En España tenemos una oportunidad enorme que estamos capitalizando la tecnología», dice. «Creo que un nivel de concienciación alto [en la empresa española] en cuanto a la importancia del cambio, primero, y en segundo lugar en la oportunidad del cambio. Es una oportunidad a nivel de economía y sociedad; no podemos competir a nivel de demografía, a nivel de economía, pero sí probablemente a nivel de creatividad e innovación. Es una oportunidad que no podemos dejar pasar».
11-07-2019 | abc.es
Steve Jobs y Jony Ive: el tándem que resucitó Apple y revolucionó el mundo de la tecnología
Si Apple ha revolucionado el mundo de la tecnología no ha sido a causa del azar. Y es que, si por algo se ha caracterizado la empresa durante su historia, es por el enorme potencial y capacidad de innovación de sus trabajadores y sus directivos. El mismo Bill Gates, que en sus tiempos al frente de Microsoft tuvo algún que otro desencuentro con Steve Jobs, reconocía recientemente que siempre había envidiado la capacidad del padre del iPhone para rodearse de grandes talentos. Entre esos grandes talentos a los que hacía referencia el segundo hombre más rico del mundo, destacaba, quizá con particularidad, Jonny Ive: el recordado jefe de diseño de la empresa de la manzana. Ive recientemente tomó la decisión de abandonar el Apple Park. A pesar de que se desconoce la razón que llevó a Ive a dejar la compañía para la que llevaba trabajando desde los noventa, «The New York Times» apuntó a que la falta de interés por el diseño del actual CEO de la empresa, Tim Cook, había sido uno de los motivos principales de su abandono. Si bien se desconoce a ciencia cierta cómo fue la relación entre Cook y Ive, lo cierto es que difícilmente pudo ser tan productiva como la que mantuvo el diseñador con Steve Jobs. Y es que Ive vivió con el desaparecido visionario algunos de los momentos más relevantes de la historia de Apple. De aquellos que convirtieron a la firma californiana en una de las más importantes de la historia de la tecnología. De aquellos que, en definitiva, unen. No hace falta nada más que fijarse en stas palabras de Jobs a su biógrafo, Walter Isaacson, para darse cuenta de ello: «Jony cuida hasta los detalles más insignificantes de cada dispositivo y entiende que Apple es eso, una empresa de productos. No es solo un diseñador. Por eso trabaja directamente para mí; tiene más poder operativo que nadie en Apple, excepto yo» Quizá una de las características más llamativas de Apple y su plan de negocio está en que no se dedican a realizar mil tipos de dispositivos al mismo tiempo. Por el contrario, escogen selectivamente los proyectos en los que se embarcan. Gracias a ello, pretenden conseguir que los resultados sean los mejores y, al mismo tiempo, diferenciarse de la competencia. Esto es algo que Steve Jobs tenía muy claro desde que accedió al cargo de director general de la empresa en 1997. Por entonces, la compañía se encontraba de capa caída debido a varios fracasos comerciales y a la pujanza de otras empresas tecnológicas. El flamante directivo intentó inculcárselo a su diseñador estrella desde el principio. A aquel que iba a ser el encargado de envolver los productos más icónicos de la historia de la compañía. Aquellos con los que se pretendía cambiar de rumbo. En los últimos estertores del siglo XXI, Jobs y Ive comenzaron a revolucionar juntos el diseño de la tecnología de consumo. El primer gran paso de gigante fue el iMac G3. Lanzado en 1998, este ordenador contaba con una carcasa traslúcida fabricada en diferentes colores. Algo que rompió rompía con el aburrido diseño de los sobremesa de la época. A este ordenador le siguió a principios de siglo el Ibook G4. Un portátil orientado a todos los públicos, al contrario que el profesional Powerbook G3, y que fue abriendo el camino para que, en 2006, hiciese su entrada en escena el Mac Book. No mucho después llegaba a las tiendas de todo el mundo el que es, sin duda, uno de los grandes pelotazos comerciales de la compañía: el iPod (2001). A pesar de que los mp3 ya llevaban un tiempo en el mercado, Apple consiguió con este nuevo producto dar una vuelta de tuerca a este tipo de reproductores de música. La rueda que ocupaba buena parte de su superficie de su frontal facilitaba que el usuario pudiese moverse por la interfaz del dispositivo.  «Hay otros reproductores musicales, pero nadie se ha enterado de qué va el asunto. Apple ha inventado una categoría nueva que permite tener tu colección entera de música en el bolsillo. Escuchar música nunca volverá a ser lo mismo», señaló Jobs durante la presentación del iPod. Tan solo tres años después, llegaba a las tiendas el iMac G5 con su icónico diseño, que todavía se deja ver en los actuales ordenadores de la compañía. Ive había conseguido ahorrarse la clásica torreta colocando todo lo necesario para que el dispositivo funcionase en la misma pantalla. A pesar de la importancia de este hardware, todavía estaba por llegar el que es, probablemente, el producto más importante de la historia de la compañía: el iPhone . El éxito del primer teléfono móvil de la empresa de Jobs solo supuso un aperitivo de lo que vendría después con sus posteriores revisiones. «Hemos diseñado algo que sienta maravillosamente en tus manos», dijo Steve Jobs durante la presentación del dispositivo en enero de 2007. Probablemente, el culmen de la creatividad de Jobs llegó en 2010 con el lanzamiento del iPad. No se trataba de un producto que hiciese algo diferencial. La mayoría de sus atributos se podían encontrar en un iPhone. Sin embargo, resultó tan novedoso a ojos del consumidor que se convirtió en un éxito instantáneo.
09-07-2019 | elpais.com
Microsoft eliminará las cuentas que estén inactivas dos años
La medida, efectiva a partir del 30 de agosto, no afectará a los que hayan adquirido algún producto de la marca
08-07-2019 | abc.es
Microsoft borrará las cuentas de correo electrónico que estén inactivas
Si lleva mucho tiempo sin utilizar alguna de sus cuentas de Microsoft, pero no desea que desaparezcan, dese prisa en iniciar sesión. Y es que la compañía ha actualizado las políticas de sus servicios y ha comenzado a avisar a los usuarios de que eliminará las cuentas de correo de aquellas personas que no se hayan registrado en los dos años anteriores. La compañía estadounidense, que borrará las cuentas el próximo 30 de agosto, ha publicado los cambios en sus políticas de servicio, que entran en vigor ese mismo día 30, y que recogen que el usuario «debe iniciar sesión en su cuenta de Microsoft al menos una vez cada dos años para mantenerla activa». De esta forma, con la llegada de la fecha límite, la compañía avisa por adelantado de que eliminará las cuentas inactivas salvo en los casos en que se trate de cuentas de pago profesionales. También se salvarán aquellas en las que el usuario haya adquirido algún producto o suscripción vigentes, o bien haya publicado algún contenido en la tienda de la compañía. En los casos en que una cuenta se elimine por falta de actividad, Microsoft avisa de que puede evitar que se cree una nueva con la misma dirección de correo electrónico asociada. Asimismo, en relación a su asistente Cortana, la compañía ha explicado que «no es responsable si una función de Cortana retrasa o evita que el usuario reciba un servicio». Al mismo tiempo, esta podrá recomendar aplicaciones y servicios de terceros.
08-07-2019 | abc.es
Bill Gates afirma que Steve Jobs era «un imbécil» capaz de «hechizar» a la gente
No cabe duda de que Steve Jobs y Bill Gates son dos de los máximos revolucionarios de la historia de la tecnología. El fundador y CEO de Microsoft afirmó el pasado domingo en el programa «Fareed Zakaria GPS», emitido por la CNN, que el difunto creador de Apple produjo, gracias a su trabajo, «algunas cosas increíblemente positivas», pero que, al mismo tiempo, a veces podía ser «un imbécil». «Yo era como un mago. Él lanzaba hechizos y era capaz de hipnotizar a la gente. Pero, como yo era un mago, sus hechizos no funcionaban conmigo», afirmó Gates durante el programa. El presidente de Microsoft también dedicó unos segundos a recordar lo tirante que fue, en ocasiones, su relación con el padre el iPhone. Y es que, según reconoció, cuando el mundo de la tecnología comenzó a despuntar durante los años setenta, las relaciones entre los protagonistas de aquellos cambios no fueron siempre las mejores. «Había un conjunto de personas, en su mayoría hombres. Y sí, lo admito, en ocasiones fuimos bastante duros el uno con el otro. Creo que a veces eso fue demasiado lejos», explicó el CEO de Microsoft. No han sido pocas las personas que, durante los últimos años, han llamado la atención sobre lo difícil que podía resultar relacionarse con Jobs. El caso quizás más llamativo fue el de su hija, Lisa Brennan- Jobs. En una entrevista para «The New York Times», que fue publicada el pasado mes de septiembre, la hija del visionario sostuvo que su padre la forzó cuando esta apenas contaba 9 años a presenciar las relaciones intimas que este mantenía con su madrastra. «Quédate aquí, tenemos un momento familiar, es importante que intentes formar parte de esta familia», recordaba que le decía su padre. A pesar de esto, al presidente de Microsoft no se le caen los anillos si tiene que reconocer las bondades de Steve Jobs y su capacidad de liderazgo. Así lo confirmó al sostener que, a pesar de que el carácter del difunto CEO de Apple no siempre era el mejor, jamás ha conocido a ninguna persona capaz de aglutinar tanto talento a su alrededor y, al mismo tiempo, ser capaz de sacar todo el potencial de cada uno de sus trabajadores. Al mismo tiempo, Gates reconoció que admiraba cómo Steve Jobs conseguía que un fracaso pareciese un éxito. El segundo hombre más rico del mundo escogió como ejemplo la presentación del NeXT en 1998: «Fue un fracaso absoluto. No tenía ningún sentido. A pesar de ello consiguió cautivar a todo el público presente».
05-07-2019 | abc.es
25 años con Amazon: El gigante de Jeff Bezos que transformó el comercio en Internet
No es fácil levantar un gigante comercial de la nada. Como para cualquier objetivo de enjundia que tenga en esta vida, hace falta trabajo, constancia y, hay que reconocerlo, también un poco (o mucha, o muchísima) suerte. Un buen ejemplo de esto es Amazon. Una compañía que, en tan solo 25 años, ha tenido tiempo suficiente para convertirse en una de las empresas líderes de un mundo que no es el mismo desde su aparición en escena. Una compañía con una historia a la altura de otras como Apple , Google o Microsoft. De esas que comienzan en un garage dejado y polvoriento y terminan en un rascacielos de más de cincuenta pisos. Cadabra Buena culpa del éxito del gigante la tiene su fundador; el archiconocido Jeff Bezos. Siendo tan solo un joven recién salido de Princeton, universidad en la que se graduó en 1986, comenzó a hacerse rápidamente un nombre dentro de hasta llegar a convertirse en vicepresidente de la importante firma de Wall Street D. E. Sahw and Co. Puesto que abandonó a los 26 años para lanzar su propia empresa desde su garage en la ciudad de Seattle (Washington). El resultado de dicha aventura fue Cadabra, el embrión de Amazon. El 5 de julio de 1994, cuando la empresa nació, se dedicaba exclusivamente a la venta de libros por Internet. Bezos era consciente de que la red era un campo fértil cuyo potencial era infinito. Respecto a la elección del producto, pensaba que, al menos en principio, lo más oportuno sería centrarse en alguno que contase con un catálogo amplio dentro de un espacio en el que, además, se realizasen recomendaciones. «Con más de tres millones de títulos en venta y disponibles a través de todo el mundo, la categoría libros dispone de más artículos que cualquier otra», reconocía el fundador de la empresa en una entrevista años después. Al mismo tiempo, en su búsqueda incesante por mejorar el volumen de negocio, el empresario no tardó en optar por cambiar el nombre a la empresa. Había caído en la cuenta de que si le ponía uno que empezase por «A» los buscadores lo premiarían. Fue así como, finalmente, surgió Amazon. La empresa explotó finalmente en el año 1997, año en el que salió a bolsa. El valor que alcanzó no fue nada desdeñable, situándose por encima de los 50 millones de dólares. Así describió Bezos lo que esperaba de Amazon tras convertirse en un millonario: «La gente mirará hacia atrás y dirá que el final del siglo XX fue un buen momento para estar vivo en este planeta». A pesar del rápido despegue, no todo podían ser vino y rosas. No pasó demasiado tiempo antes de que otras compañías comenzasen a atacar a la nueva empresa. Incluso llegó a tener que pleitear con la importante cadena estadounidense Wallmart, que acusaba al negocio de Bezos de haberle robado su idea empresarial. A pesar de ello, Amazon continuó creciendo a pasos agigantados, tanto que, en torno a 1998, ampliaba su oferta a otros productos, como compactos de música, videojuegos o películas. «Nuestro objetivo es permitirle a los consumidores descubrir en la red todo lo que pueden querer comprar», dijo el presidente de Amazon en una ocasión respecto a su idea de negocio. El servicio Prime En 2002 la empresa continuó diversificándose lanzando Amazon Web Services (AWS), un proyecto sumamente ambicioso que a día de hoy es reconocido como la oferta de computación en la nube más importante a nivel internacional. Una plataforma que ofrece más de 165 servicios integrales y cuenta con millones de clientes en todo el mundo. Habiendo entrado ya de lleno en el siglo XXI, Amazon se atrevió a dar un (enorme) paso más en su incesante evolución. En el año 2005 lanzaba el popular servicio Amazon Prime, que permite el envío de los productos vendidos por la empresa, así como los de algunos terceros, de forma completamente gratuita y en un plazo nunca superior a 48 horas. No obstante, normalmente suele realizarse en un día. A pesar de la rápida diversificación de la empresa, todavía quedaban muchos palos que a Bezos no le había dado tiempo a tocar. Comenzó a adquirir empresas y a arrancar nuevos proyectos, entre los que destaca, quizá con particularidad, Amazon Prime Video. El ambicioso servicio de vídeos en «streaming», que vio la luz hace apenas dos años, en 2017, no ha necesitado demasiado tiempo para llevar a cabo numerosas producciones que han sido del agrado tanto del público como de la crítica. Véanse ejemplos como la distópica «The Man in the High Castle» o la hilarante «The Grand Tour». Mención especial merece también la futura serie basada en el mundo del «Señor de los Anillos», que tratará de convertirse en el alternativa de todas aquellas personas que todavía están asimilando el final de «Juego de Tronos». Anteriormente, la empresa se había atrevido a sumergirse en el mundo de la música a través de Amazon Music, cuya beta se lanzó en 2007, pero que no llegó a España hasta finales de 2012. Este servicio permite el acceso a un número ingente de canciones (más de dos millones), las cuales se pueden disfrutar sin necesidad de contar con conexión a Internet. Pero la cosa no queda ahí, hace apenas un mes el dueño de Amazon presentaba al mundo «Blue Moon», una enorme nave con la que se pretende llegar a la Luna próximamente. «Es hora de regresar a la Luna. Esta vez para quedarse», anunciaba el magnate durante la celebración del acto en Washington.
17