Noticias de "microsoft"

23-05-2017 | diarioti.com
Mikko Hyppönen: ?habilitar contenido? equivale a decir ?infectar mi PC?
Los problemas ocasionados por la ejecución automática de macros en Office llevan a Mikko Hyppönen, de F-Secure, a inculpar a Microsoft de contribuir, indirectamente, a la propagación de malware.Ampliar
23-05-2017 | elmundo.es
Microsoft vs. Google, la enemistad que se desarrolla a toda velocidad
Todo el mundo es competencia en el mundo de la tecnología, pero Google y Microsoft se están enemistando en terrenos muy concretos 
22-05-2017 | abc.es
La era «Blade Runner» llega a la construcción
El sector de la construcción ha vivido unos momentos muy complicados con la burbuja inmobiliaria. Por eso, ahora temen que se genere otra burbuja, pero esta vez a nivel tecnológico como consecuencia de la proliferación de herramientas digitales. Sin embargo, lo cierto es que su aparición es cada vez más una realidad y los profesionales dedicados a este ámbito deben comenzar a valorar todas las posibilidades que ofrecen. El Big Data, por ejemplo, en un futuro cercano será aplicado a las carreteras y podrá evitar accidentes de tráfico. Un sensor permitirá la monitorización continua de las condiciones del interior del pavimento para conocer el estado real del deterioro del firme. De esta forma, se podrá reparar si es necesario y evitar que cause algún daño. Este proyecto ya existe y se llama Repara 2.0. En estos momentos, lo están desarrollando varias empresas como Acciona, Sacyr o Repsol, según el ingeniero de Caminos y «Technical and Development Manager» para Repsol Asfaltos, Franscio José Lucas Ochoa. La multinacional energética estuvo presente en la jornada «Tech Constrution Day» celebrada en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid. En ella, se presentaron proyectos y servicios tecnológicos punteros en un encuentro dedicado a la innovación tecnológica. Las herramientas que más destacaron en el futuro de la construcción, según los gurús del sector, fueron: el Big Data, Inteligencia de las cosas ?IoT?, los nanomateriales y drones. No obstante, el mayor protagonista fue el BIM ?Building Information Modeling?, metodología que será implantada de forma obligatoria en España en 2018 en todos los proyectos constructivos de financiación pública. Las posibilidades del BIM Esta maqueta digital, en tres dimensiones, supone una revolución tecnológica para la cadena de producción y gestión de la edificación y las infraestructuras. Algunas de las ventajas que proporciona el BIM son la reducción de costes y la construcción de manera más eficiente. Además, su aplicación total creará nuevos perfiles profesionales como modelador BIM o BIM manager. «El BIM supone la digitalización de los espacios y vamos hacia un mundo totalmente digitalizado. Esta herramienta lo va a ocupar absolutamente todo y ni siquiera como lo entendemos ahora», sostiene el CEO de Visual Technology Lab, Iván Gómez. Sin embargo, confiesa que España va retrasada en esta tecnología si se compara con los países europeos del norte o Estados Unidos. Por su parte, el arquitecto Técnico y tecnólogo Enrique Alario, pese a que cree que «es absolutamente necesario», lamenta que haya estudios que aún no se atreven a trabajar con el BIM. De manera que, mientras los más reticentes al BIM prefieren seguir dibujando una línea en un papel en vez de diseñar muros o puertas en tres dimensiones, siguen surgiendo nuevas técnicas que van un paso más allá: la unión del BIM y la realidad virtual o aumentada. Desde Visual Technology Lab trabajan en integrar ambas herramientas para obtener un resultado más eficiente en construcción. Así que a través de las gafas Microsoft Hololens o HTC Vivens, un arquitecto puede moverse libremente por el espacio de un edificio en obras para la detección de fallos en los elementos arquitectónicos o hacer arreglos de mantenimiento del edificio desde su propia oficina. Esta última idea, fue muy latente durante toda la jornada, pues los expertos apuestan a que la innovación no solo pasa por la fase de construcción, sino que una vez finalizada las obras, la empresa también deberá estar presente para su conservación. De modo que, en esta línea IBM propuso la creación de edificios cognitivos cuya base sea Internet de las Cosas. «No es ciencia ficción» «Son edificios que entienden lo que se le dice, razonan y son capaces de aprender incluso de sus errores. Ya no se programan, se enseñan», señala el representante de IBM, Gonzalo Valle. Así, por ejemplo, se podría conocer cómo circulan las personas por ese edificio o interactuar con los elementos: abrir una puerta, apagar una luz, etc. Valle explica que su implantación supondría una optimización del el agua o la energía eléctrica a la vez que reduciría la emisión de los gases de efecto invernadero. Asimismo, señala que esta tecnología no supone una gran inversión y que se podría integrar en edificios antiguos. «No es ciencia ficción», señala. Opinión que concuerda con la de Gustavo Díez, de Presto Ibérica, quien presentó unos grifos en los que, entre otras funcionalidades, se quedaba registrado la temperatura con la que cada miembro de la familia se lavaba las manos. «Elementos innovadores que antes considerábamos exclusivos de películas de ciencia ficción como Blade Runner, ya existen, como los sistemas de grifería domótica con inteligencia artificial integrada». Un futuro incierto Sin duda, el año que viene con la aplicación obligatoria del BIM, comenzará a hacerse latentes los cambios en este ámbito tan tradicional. Aunque el problema al que se enfrenta este sector en la innovación reside en que «la tecnología existe y faltan ideas para saber qué hacer con ella», reseña Enrique Alario. Para él «el primer paso va a ser vender construcción más que hacer construcción. Creo que la realidad virtual va a ayudar mucho a vender». Asimismo, comenta que ya no es necesario un piso piloto porque al comprador se le pondrá unas gafas en la oficina y se le enseñará toda la casa con los materiales que él quiera y sin tener que realizar una inversión en hacer una maqueta de un piso piloto. Por otra parte, Iván Gómez está seguro que el cambio se producirá cuando todo comience a funcionar todo junto: BIM, IoT, realidad virtual y aumentada, etc. A lo que matiza, el Director de Desarrollo del Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid, Felipe Aparicio, que con todas estas herramientas la edificación será más eficiente, pero siempre y cuando exista un equilibrio con la experiencia del profesional. Un valor irremplazable. En cualquier caso, la aplicación de las nuevas tecnologías en la construcción genera un gran debate y nadie está seguro de cuál será el futuro. Pero lo que está claro es que se trata de un mundo que aún está por descubrir y que cada día está más cerca de ser una realidad.
19-05-2017 | diarioti.com
Para la NSA, EternalBlue equivalía a pescar con dinamita
Fuente individualizada confirma que Microsoft fue alertada por la agencia Nacional de Seguridad Estadounidense sobre la filtración del exploit de Windows, aprovechada para la creación del ransomworm WannaCry.Ampliar
18-05-2017 | abc.es
Lo que WannaCry debería habernos enseñado y por qué los ciberdelincuentes volverán a pillarnos
Hazte un favor ahora mismo. Coge tu «smartphone», tableta y enciende tu portátil y mira cuántas actualizaciones tienes pendientes, ya sean aplicaciones, de «software» o cualquier programa. Si no tienes ninguna, enhorabuena. Si tienes pendiente alguna, mal hecho. [Por cierto, comprueba en este test si sabes cómo frenar las intentonas de los «hackers»] Ahora mira tu dispositivo u ordenador. Comprueba el sistema operativo y asegúrate de que la versión siga recibiendo soporte de la compañía. WannaCry, el «ramsonware» que afectó a más 360.000 equipos de 180 países diferentes, se valió de un error de seguridad, para la que ya existía corrección desde el mes de marzo, de diferentes versiones de Windows (Windows XP, Windows Vista, Windows Server 2003, Windows Server 2008 SP2 and R2 SP1, Windows 7, Windows 8, Windows 8.1, Windows RT 8.1, Windows Server 2012 and R2, Windows 10 y Windows Server 2016), incluidas aquellas en las que la compañía ya no da soporte, como Windows XP. Ya lo advirtieron los expertos en seguridad: los usuarios se enfrentan a peligros en el caso de seguir utilizando dicha versión tras su «muerte». Fue el 8 de abril de 2014 cuando la compañía dejó de dar soporte técnico a Windows XP. Desde entonces, cualquier ordenador ha sido un «blanco de ataque más fácil para 'malware' y cibercrimen en internet», como ya alertó la firma de seguridad Trend Micro. Además, una máxima en ciberseguridad es tener siempre actualizado el sistema, programas o aplicaciones por la sencilla razón de que las nuevas versiones corrigen errores de seguridad detectados. Sin embargo, en el momento en el que una compañía deja de dar soporte a un sistema significa que se queda viejo y que seguirá con fallos de seguridad de por vida que podrán ser utilizados por los ciberdelincuentes para cualquier cosa. Así, Microsoft, debido a la virulencia del ciberataque masivo, decidió publicar parches de seguridad para las versiones que ya no contaban con soporte oficial, como son Windows XP, Windows Server 2003 y Windows 8. Mapa de infecciones de WannaCry en el mundo de Check Point«Pese a la importancia del ataque, debemos decir que no estamos ante un cambio en las tendencias de los ciberataques. Este ataque es una mezcla de ataques ya conocidos que se ha convertido en la tormenta perfecta», recuerda la firma de seguridad informática Sophos. «Las recomendaciones -continua- son las de siempre para defendernos de estos ataques clásicos: actualiza los sistemas lo antes posible y abandona las versiones de Windows que ya no tienen soporte». Sin embargo, ¿quién hizo caso? El «ransomware» es una práctica habitual. Este «malware» infecta y cifra los archivos del equipo afectado, es decir, secuestra el dispositivo y, para que el usuario pueda recuperarlo, exige un rescate a cambio. Normalmente, un pago en bitcoins, tal y como ha sucedido con WannaCry. Una de las cosas que precisamente nos enseñaron los «hackers» en 2016 fue estar alerta ante ataques de este tipo. «Las empresas son cada vez el principal objetivo», explicó Tomás Moro, CTO de Enigmedia, start-up especializada en seguridad de sistemas de información privados, a este periódico a principios de 2017. El «ramsonware» es una práctica muy habitual que no solo afecta a usuarios, sino también a empresas y particulares. De hecho, se calcula que, en este año, hay una carencia estimada en el ámbito europeo de unos 700.000 puestos de trabajo sin cubrir en el ámbito de las tecnologías y la seguridad. El Consejo Nacional de Ciberseguridad ya dio por controlado, este miércoles, la propagación de la infección, aunque por otro lado manifestó que es imposible garantizar, de momento, que no se vayan a producir nuevos incidentes de este tipo. Tras el ataque, el Gobierno ha identificado algunas «lecciones aprendidas», entre ellas la necesidad de una mayor coordinación en el plano internacional y europeo, así como la necesidad de realizar un mayor esfuerzo por extender la cultura de ciberseguridad a todos los niveles que incluya más información y mejor comunicación sobre estas amenazas. Palabras vs hechos Hay que esperar y ver cómo se lleva todo eso a la práctica porque en la vida real todo cambia. El hecho de que los hospitales públicos de Reino Unido confirmaran que también habían sido víctimas del ataque informático, ¿debería sorprender tanto?. El hecho de que millones de datos de pacientes esté en riesgo por los agujeros de seguridad informática no es nuevo. El problema en concreto del sector sanitario es que cuenta con un sistema de seguridad que se ha quedado obsoleto y que «los datos sanitarios son más caros en el mercado negro que los bancarios», tal y como explicó a este diario Luis Corrons, director técnico de PandaLabs. El negocio es, sin duda, redondo. La realidad es que WannCry nos ha recordado lo imprescindible que es mantener los equipos actualizados. Una práctica muy sencilla y útil. «Llevamos mucho tiempo insistiendo en la necesidad de mantener los equipos actualizados, pero es una tarea más compleja de lo que parece y no siempre se realiza en los tiempos adecuados. Desafortunadamente, sucede demasiado a menudo en redes complejas con un número importante de clientes. Bien por temor a incompatibilidades, porque no existe un adecuado inventario de programas por cliente o porque la instalación final de dichas actualizaciones depende del propio usuario», asegura Ángel Victoria, country manager de G DATA Software en España y Portugal. Por cierto, en 2016, el «ransomware» fue la mayor ciberamenaza. Según datos de los investigadores de IBM X-Force, hubo días en los que se produjeron hasta 40.000 ataques. El incremento de estos ataques durante 2016 fue del 6.000%.
18-05-2017 | abc.es
China alerta sobre el virus UIWIX, de comportamiento similar al WannaCry
El centro de alertas informáticas de China alertó anoche sobre el riesgo de ciberataque del virus UIWIX, cuyo comportamiento es similar al WannaCry que ha afectado a más de 150 países desde el pasado viernes y causado alarma a nivel global. Según la agencia oficial Xinhua, el UIWIX fue detectado por el Centro Nacional de Respuesta ante Emergencias de Virus y la compañía de software AsiaInfo, y su forma de contagio es similar a la del WannaCry. Ambos utilizan agujeros de seguridad del sistema operativo Windows para renombrar archivos y encriptarlos con el fin de solicitar un rescate a los usuarios a cambio de volver a tener acceso a ellos, destacó el subdirector del centro de emergencias, Chen Jianmin. Por ahora no se han confirmado en China infecciones con el nuevo virus, que suele renombrar archivos con la extensión «.UIWIX», pero el centro de emergencia está alerta ante posibles contagios, señaló Xinhua, mientras Windows ha publicado una actualización de seguridad para hacerle frente. Ya el pasado lunes, las autoridades de Pekín anunciaron el descubierto de otra mutación del WannaCry, el «WannaCry 2.0». Según señaló entonces el diario oficialista chino GlobalTimes, WannaCry está basado en EternalBlue, aplicación desarrollada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense para atacar ordenadores que utilicen el sistema operativo Microsoft Windows. El director del Instituto de Estrategia en el Ciberespacio chino, Qin An, indicó que «las armas virtuales desarrolladas por Estados Unidos recuerdan al mundo el gran daño que la hegemonía estadounidense en las redes puede causar». Entre las más de 30.000 empresas afectadas por el ataque de WannaCry en China hubo hospitales, estaciones de tren, universidades, oficinas gubernamentales y de correos o gasolineras Uno de los principales damnificados en China fue la poderosa petrolera estatal CNPC, la cuarta compañía con mayor facturación a nivel mundial, que tuvo que desconectar de los servidores más de 20.000 estaciones de servicio y dejó temporalmente de permitir pagos a través de la red.
17-05-2017 | abc.es
¿Puede WannaCry provocar una debacle también en los «smartphones»?
Los ciberdelincuentes no cesarán nunca en sus intentos de penetrar en los aparatos electrónicos conectados. La máxima de «no existe nada 100% seguro» cobra mayor relevancia en un momento en el que se está ampliando el rango al que llega internet. Todo está conectado. Y, en ese escenario, el miedo a ser «hackeado» es constante, aunque muchos usuarios desconozcan sus efectos colaterales. Tras estabilizarse la situación en los principales países afectados y actualizados los equipos en las últimas horas después del ciberataque masivo, habrá que reflexionar acerca de todo esto. ¿Cómo ha sido posible que unos cibercriminales llegaran a explotar una vulnerabilidad corregida desde hacía dos meses en los sistemas operativos Windows? Los estragos provocados por el ataque masivo de «ransomware» que ha secuestrado virtualmente más de 300.000 equipos informáticos de 155 países ha puesto de relieve, por un lado, los constantes intentos de grupos de ciberdelincuentes y, por otro, la dejadez (o despiste) de no actualizar como debiera los ordenadores. Una realidad a convivir La situación tras las primeras fases del ciberataque, sin embargo, ya ha quedado estabilizada, aunque se temen nuevos ataques que exploten vulnerabilidades que ni siquiera se conocen en estos momentos. Es una realidad con la que hay que convivir en la actualidad y que debe poner mayor énfasis en las medidas de seguridad disponibles, la relación entre los servicios de inteligencia y las empresas desarrolladoras de tecnología de consumo y, por qué no, el sentido común. Que un grupo de «hackers», Shadow Brokers, vinculado con las filtraciones de WikiLeaks, difundiera supuestas herramientas y códigos de los archivos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. y que, utilizando las vulnerabilidades de EternalBlue se hiciera posible el virus WannaCry, debe hacer reflexionar a todos los que utilizamos la tecnología en nuestro día a día. Y ahora el miedo se centra en futuros ataques. ¿Podría replicarse el mismo escenario en otro entorno, los teléfonos móviles inteligentes basados en Android? En principio, no. La fragmentación de la plataforma móvil de Google la expone a numerosos peligros, sí, pero los expertos consultados por este diario descartan por el momento un caso similar que el programa malicioso WannaCry dada su naturaleza: se propaga a través de las redes internas, por lo que en este caso sus efectos se han manifestado mayoritariamente en las empresas. Se puede decir, con ello, que las infecciones de este virus informático que secuestra los dispositivos a cambio de un rescate en bitcoins -moneda virtual- no se puede replicar en los ordenadores personales ni dispositivos móviles propios. No obstante, que quede claro: nadie está exento de recibir virus informáticos. En este caso se trataría de un ataque por un «malware» -código malicioso- tipo «ransomware» que no contendría los efectos de propagación que ha introducido como novedad WannaCry. Android, en el punto de mira Los expertos en seguridad informática vaticinan, sin embargo, un aumento del secuestro de datos también en el mundo de los «smartphones», sobre todo, en el entorno Android, el sistema operativo más extendido a nivel mundial. Razón de más para llevar cuidado con lo que descargamos, con los mensajes que recibimos y con las páginas que consultamos. Este ecosistema está en el punto de mira habitual de los ciberdelincuentes. Primero, por su popularización; segundo, por su fragmentación. La última versión, Nougat 7.1, está presente en la actualidad en un 2.8% de todos los Android. Efectivamente, es la que dispone de los parches de seguridad más actuales, pero muy a pesar de su propietario, Google, otras versiones anteriores siguen siendo más populares, como 6.1 Marshmallow (que alberga un 31.3%) o 5.1 Lollipop (23.1%), según los datos de la propia compañía. Teniendo en cuenta que el teléfono móvil se ha convertido en un objetivo capital de los ciberdelincuentes, Android sería sin duda su principal receptor de los ataques. Lo que sucede es que las actualizaciones de Android, con asiduidad, llegan a los móviles compatibles a través de dos caminos: por un lado, el del fabricante que decide escoger esta plataforma para adaptarla a sus propuestas; y, por otro, las operadoras de telefonía. «Cientos de millones de dispositivos, en la mayoría de los casos, no dependen directamente de Google, sino los fabricantes y operadores que manejan las actualizaciones. Hay terminales que nunca van a tener las últimas actuaciones», explica a este diario Luis Corrons, director técnico de la firma de seguridad Panda Lab. Aumento de los virus para móviles Desde hace algún tiempo se ha roto el mito que este tipo de aparatos están libres de virus informáticos y no son objeto de ataques. Nada más lejos de la realidad. En los últimos años el uso de «smartphones» ha aumentado un 394% y el de tabletas un 1.700%. A la luz de estos datos, no es de extrañar que los ataques a terminales móviles sigan creciendo. De acuerdo con un informe reciente elaborado por la firma de seguridad Check Point, uno de cada cinco empleados será en 2017 el responsable de alguna brecha de seguridad que afecte a datos corporativos. Y lo harán, involuntariamente, a través de «malware» móvil o de redes WiFi maliciosas. Es más, solo el pasado año se identificaron hasta 3.246.284 nuevos archivos de «malware» dirigidos a Android, según datos de G Data, lo que representa un aumento del 40% de los virus informáticos respecto año anterior. Otros datos, en este caso recopilados por la firma de seguridad Kaspersky Lab, muestran que la mitad de los dispositivos móviles en todo el mundo «están en riesgo por no tener una protección adecuada» contra posibles ataques y «malware». Hasta ahora, el envío de «ransomware» o secuestro de datos, que ha seguido evolucionando en el último año, ha pasado a popularizarse en un tipo más dañino de ataques en donde se pone en práctica sistemas de encriptación. Esta tendencia ha crecido en torno a un 35%, según los expertos. Además, durante este año este tipo de ciberataques pasó de los PCs a los «smartphones» y a los sistemas Mac y Linux, ya que los atacantes están cada vez más interesados en cualquier dispositivo conectado a una red que pueda ser secuestrado para su beneficio, lo que indica que las empresas son el siguiente objetivo. «Android es un sistema diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades»Luis Corrons, de Panda «Esta situación de WannaCry no ha hecho más que aumentar el temor, aunque eso no quiere decir que no haya [ataques a móviles]. Eso me ha preocupado mucho en Android. Si algo podemos aprender es lo importante de aplicar los parches de actualización. Y esto ha pasado a pesar que Microsoft ha aplicado actualizaciones automáticas», sostiene Corrons. En su opinión, existe un caldo de cultivo para que ocurra una debacle en el entorno móvil. «Android es un sistema operativo diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades, lo que pasa es que aún no se han descubierto», añade este experto. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente»Vicente Díaz, de Kaspersky Por su parte, Vicente Díaz, analista de la firma Kaspersky Lab, evita hacer una relación directa con lo que ha pasado a consecuencia del virus WannaCry y el entorno móvil. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente», asegura. Sin embargo, este experto apunta que muchos modelos de teléfonos móviles inteligentes se siguen utilizando pese a estar obsoletos y «tienen vulnerabilidades». «Podría ocurrir una epidemia, pero el vector de propagación -la novedad introducida en este pasado ciberataque- no sería tan alta», manifiesta. «El día que un gusano de estos exista para teléfonos estaríamos en una situación similar». «Una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android no es viable en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita»José Rosell, de S2 Grupo En la misma línea se pronuncia José Rosell, socio director de la firma de seguridad informática S2 Grupo, quien comenta que una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android «no es viable» en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita». Sin embargo, ¿se puede pensar en algún tipo de ciberartaque masivo en el mundo móvil? «Descartado no. Es plausible, lo que no pasa es que no lo hemos visto aún. Es perfectamente posible y no solo en el entorno móvil, sino en los dispositivos del Internet de las Cosas», sugiere. «Algo parecido que lo estamos viendo WannaCry no, pero en otras cosas vamos a tener que enfrentarnos a cosas nuevas», manifiesta.
17-05-2017 | abc.es
Google muestra dos versiones de Android, lleva su asistente al iPhone y apuesta por el reconocimiento de imágenes
Mucho Android y mucha inteligencia artificial. Así se puede resumir, básicamente, las principales novedades de Google para este año durante la conferencia de desarrolladores Google I/O. Dejando atrás el lema de «primero el móvil» y centrándose en la nueva idea, «primero la inteligencia artificial», el gigante de intenet ha apostado retorcer una corriente en la que ha puesto mucho empeño; de qué forma la tecnología permite interactuar con las personas de nuevas formas. En un anfiteatro en Mountain View, en pleno corazón de Silicon Valley, el gigante tecnológico, como de costumbre, ha enseñado sus últimos movimientos, teniendo ocasión, además, de presenciar algunos de sus nuevos productos. Su gran apuesta, por un lado, ha sido el software, pero virando hacia la relación ser humano-máquina y, por otro, Android, su sistema operativo móvil, presente en más de 2.000 millones de dispositivos. En esta ocasión, con dos versiones, Android O -para móviles y tabletas- y Android Go -dirigido a dispositivos menos potentes-. Una cuarta parte del mundo usa Android Sundar Pichai, director general de Google, sacó pecho ofreciendo las últimas cifras alcanzadas por Google, que parecen no tener límite. Se visualizan más de 1.000 millones de horas de video al día de YouTube, todos los días se calculan 1.000 millones de kilómetros en rutas de Google Maps y se suben 1.200 millones de fotos al día a Google Fotos. Pero el hito más importante es para Android, que ha llegado a la cifra de 2.000 millones de dispositivos activos al mes. Es decir, casi una cuarta parte del planeta. Assistant llega a España a final de año Gran parte del evento ha girado entorno a la inteligencia artificial y el «machine learning» -aprendizaje de las máquinas- aplicados a los principales productos de la compañía, gran parte de ese impulso, en el altavoz inteligente Google Home y su asistente virtual, Assistant, que estará disponible en España a finales de año. Y también llega al iPhone Las mejoras en el asistente pasan por hacerlo más conversacional, capaz de mantener conversaciones más naturales y diferenciar a los miembros de la casa con los que interactúa. Este año, la compañía ha anunciado el soporte para dispositivos iOS (iPhone) de Assistant, y entre los idiomas que entenderá a final de año está el español. Algunas compañías están desarrollando Actions on Google para Assistant, y como ha anunciado la compañía, desde este miércoles soporta transacciones. Google Home- Justin Sullivan/Getty Images/AFP Reducción de la tasa de error Por el momento, y después de seis meses funcionando en Estados Unidos, Google lo lanzará primero en Inglaterra, Canadá, Australia, Francia, Alemania y Japón, quedando nuestro país relegado para una segunda fase. La inteligencia artificial y el aprendizaje profundo -«deep learning», otra de las grandes apuestas de Google- aplicado a su asistente virtual lograrán, dijo Pichai, que éste sea capaz de entender el lenguaje natural con una tasa de error del 4,9%, dando respuesta al 70% de las peticiones que se realizan en modo conversacional. Google Lens reconocerá «cualquier cosa» Otro ejemplo de aprendizaje profundo es Google Lens, una nueva herramienta que emplea tecnología de reconocimiento de imágenes y permite obtener información adicional del entorno con solo apuntar con la cámara, a través de Fotos o Assistant. Anunciado durante el congreso, es una nueva herramienta que se incorpora al asistente virtual y que aprovecha los avances la visión por ordenador. Esta nueva aplicación es capaz, por ejemplo, de reconocer una flor y saber el tipo de especie se trata, reconocer un cuadro y ofrecer, inmediatamente, información sobre el pintor o, incluso, un edificio y decirle al usuario cuál es y dónde se encuentra. Impulso en las compras El asistente de Google incorporará, además de Google Lens, la posibilidad de hacer compras directamente. Lo llamaron «ayuda proactiva» y consiste en dar información útil sin que sea requerida, como el estado del tráfico si hay una reunión marcada en el calendario. Más características para Home El dispositivo Google Home, además de las nuevas características del asistente, obtiene las posibilidad de hacer llamadas de forma gratuita y reproducir contenido en cualquier pantalla como la televisión. Es decir, ahora será posible pedirle al asistente que muestre el calendario en la plantalla de la televisión o en el móvil. La inversión y mejora en la tecnología de aprendizaje profundo permite, como ha mostrado la compañía, por ejemplo, que Google Home reconozca a varias personas, o que identifique el contexto de una imagen, así como eliminar elementos de una fotografía que aparezcan como un obstáculo. Las fotos ganan en inteligencia Entre otras novedades, la compañía desveló nuevas características del servicio de imágenes inteligente Google Fotos . Por lo pronto, se actualiza con cuatro nuevas funcionalidades. Incorporará el reconocimiento de imagen de Google Lens y, además, tres nuevas formas de compartir contenido. La primera será con sugerencias sobre a quién compartir el qué imágenes. La segunda, librerías completas compartidas con terceros. Y la tercera, libros de fotos impresos confeccionados de forma automática, eso sí, por un precio de 9,99 euros. Una mirada hacia la realidad mixta Al igual que ya hizo Microsoft recientemente en su conferencia Build, la discusión sobre cuál es mejor, si la realidad virtual o la realidad aumentada, ha quedado más que zanjada con la realidad mixta por la que apuesta su rival Microsoft. Pero Google no quiere quedarse atrás y desveló World Sense. Se trata de dispositivos de realidad virtual que incluyen sensores y cámaras que mezclan lo mejor de ambas tecnologías, es decir, la inmersión de la realidad virtual con objetos reales del entorno. ¿El futuro? Es pronto pero la industria empieza a fusionar ambos conceptos. Aunque no sabemos todavía su precio final, los primeros dispositivos llegarán al mercado a finales de año de la mano de HTC y Lenovo, que entrarán a competir directamente con los de ACER y HP de Microsoft, así que es de suponer que estarán en el mismo rango de precios, 399 euros. Daydream se abre a otros teléfonos Daydream View, el dispositivo de realidad virtual que utiliza el teléfono como pantalla y que se presentó el pasado año, tiene más compatibilidades. Hasta ahora solo lo era con el teléfono móvil de la propia compañía, Pixel, pero ahora también lo será con los nuevos Samsung Galaxy S8 y el próximo teléfono de LG. YouTube estrena chats en los «streamings» Respecto a YouTube, la novedad más interesante que se ha presentado es el «súper chat». Durante las emisiones en directo los usuarios podrán pagar porque su mensaje se destaque sobre el resto. También se pueden disfrutar de los vídeos 360 grados desde la televisión a través de la aplicación para TV. La «app» cuenta los chats en los «streaming» para interactuar con los creadores de contenido, que también permite resaltar comentarios mediante el pago de una cantidad. Sundar Pichai- Justin Sullivan/Getty Images/AFP Llegan dos Android Como guinda final, Google ha anunciado, dos nuevos proyectos. Android Go, una versión más ligera de Android dirigidos a teléfonos de baja gama, muy comunes en mercados emergentes como Brasil y la India. El sistema operativo móvil Android ha tenido un lugar especial en la conferencia, con novedades relacionadas con la próxima versión, Android O , y con el soporte de dispositivos de entrada. La próxima versión del sistema operativo traerá experiencias más fluidas a los usuarios de esta plataforma, incluso a aquellos que dispongan de dispositivos con características básicas. La nueva versión se centrará en los que Google ha denominado Vitals, enfocado a la optimización de las características vitales del dispositivo. En este sentido, ha presentado Google Play Protect, que emplea aprendizaje automático para escanear las aplicaciones instaladas en el dispositivo para comprobar si existe algún problema que afecte a la seguridad. Para los desarrolladores, Google ha lanzado Play Console Dashboard, que ayuda a detectar problemas en las aplicaciones, y Android Studio Profilers, para seguir el rendimiento general. Android Go supone una nueva experiencia para dispositivos de entrada, que se centra en la optimización de las funciones y aplicaciones para que el dispositivo funcione más fluido. Ofrecerá gestión de datos y capacidad o un ahorrador de datos en Chrome, por ejemplo. Esta versión llegará a todos los dispositivos que tengan un 1 GB o menos de capacidad. El gigante de internet también mostró Google for Jobs, una plataforma para buscar trabajo, que utiliza la inteligencia artificial para encontrar la adecuación entre empleado y empresa.
17-05-2017 | abc.es
El miedo a ser ciberatacado se centra en el entorno «smartphones»
Los ciberdelincuentes no cesarán nunca en sus intentos de penetrar en los aparatos electrónicos conectados. La máxima de «no existe nada 100% seguro» cobra mayor relevancia en un momento en el que se está ampliando el rango al que llega internet. Todo está conectado. Y, en ese escenario, el miedo a ser «hackeado» es constante, aunque muchos usuarios desconozcan sus efectos colaterales. Tras estabilizarse la situación en los principales países afectados y actualizados los equipos en las últimas horas después del ciberataque masivo, habrá que reflexionar acerca de todo esto. ¿Cómo ha sido posible que unos cibercriminales llegaran a explotar una vulnerabilidad corregida desde hacía dos meses en los sistemas operativos Windows? Los estragos provocados por el ataque masivo de «ransomware» que ha secuestrado virtualmente más de 300.000 equipos informáticos de 155 países ha puesto de relieve, por un lado, los constantes intentos de grupos de ciberdelincuentes y, por otro, la dejadez (o despiste) de no actualizar como debiera los ordenadores. Una realidad a convivir La situación tras las primeras fases del ciberataque, sin embargo, ya ha quedado estabilizada, aunque se temen nuevos ataques que exploten vulnerabilidades que ni siquiera se conocen en estos momentos. Es una realidad con la que hay que convivir en la actualidad y que debe poner mayor énfasis en las medidas de seguridad disponibles, la relación entre los servicios de inteligencia y las empresas desarrolladoras de tecnología de consumo y, por qué no, el sentido común. Que un grupo de «hackers», Shadow Brokers, vinculado con las filtraciones de WikiLeaks, difundiera supuestas herramientas y códigos de los archivos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. y que, utilizando las vulnerabilidades de EternalBlue se hiciera posible el virus WannaCry, debe hacer reflexionar a todos los que utilizamos la tecnología en nuestro día a día. Y ahora el miedo se centra en futuros ataques. ¿Podría replicarse el mismo escenario en otro entorno, los teléfonos móviles inteligentes basados en Android? En principio, no. La fragmentación de la plataforma móvil de Google la expone a numerosos peligros, sí, pero los expertos consultados por este diario descartan por el momento un caso similar que el programa malicioso WannaCry dada su naturaleza: se propaga a través de las redes internas, por lo que en este caso sus efectos se han manifestado mayoritariamente en las empresas. Se puede decir, con ello, que las infecciones de este virus informático que secuestra los dispositivos a cambio de un rescate en bitcoins -moneda virtual- no se puede replicar en los ordenadores personales ni dispositivos móviles propios. No obstante, que quede claro: nadie está exento de recibir virus informáticos. En este caso se trataría de un ataque por un «malware» -código malicioso- tipo «ransomware» que no contendría los efectos de propagación que ha introducido como novedad WannaCry. Android, en el punto de mira Los expertos en seguridad informática vaticinan, sin embargo, un aumento del secuestro de datos también en el mundo de los «smartphones», sobre todo, en el entorno Android, el sistema operativo más extendido a nivel mundial. Razón de más para llevar cuidado con lo que descargamos, con los mensajes que recibimos y con las páginas que consultamos. Este ecosistema está en el punto de mira habitual de los ciberdelincuentes. Primero, por su popularización; segundo, por su fragmentación. La última versión, Nougat 7.1, está presente en la actualidad en un 2.8% de todos los Android. Efectivamente, es la que dispone de los parches de seguridad más actuales, pero muy a pesar de su propietario, Google, otras versiones anteriores siguen siendo más populares, como 6.1 Marshmallow (que alberga un 31.3%) o 5.1 Lollipop (23.1%), según los datos de la propia compañía. Teniendo en cuenta que el teléfono móvil se ha convertido en un objetivo capital de los ciberdelincuentes, Android sería sin duda su principal receptor de los ataques. Lo que sucede es que las actualizaciones de Android, con asiduidad, llegan a los móviles compatibles a través de dos caminos: por un lado, el del fabricante que decide escoger esta plataforma para adaptarla a sus propuestas; y, por otro, las operadoras de telefonía. «Cientos de millones de dispositivos, en la mayoría de los casos, no dependen directamente de Google, sino los fabricantes y operadores que manejan las actualizaciones. Hay terminales que nunca van a tener las últimas actuaciones», explica a este diario Luis Corrons, director técnico de la firma de seguridad Panda Lab. Aumento de los virus para móviles Desde hace algún tiempo se ha roto el mito que este tipo de aparatos están libres de virus informáticos y no son objeto de ataques. Nada más lejos de la realidad. En los últimos años el uso de «smartphones» ha aumentado un 394% y el de tabletas un 1.700%. A la luz de estos datos, no es de extrañar que los ataques a terminales móviles sigan creciendo. De acuerdo con un informe reciente elaborado por la firma de seguridad Check Point, uno de cada cinco empleados será en 2017 el responsable de alguna brecha de seguridad que afecte a datos corporativos. Y lo harán, involuntariamente, a través de «malware» móvil o de redes WiFi maliciosas. Es más, solo el pasado año se identificaron hasta 3.246.284 nuevos archivos de «malware» dirigidos a Android, según datos de G Data, lo que representa un aumento del 40% de los virus informáticos respecto año anterior. Otros datos, en este caso recopilados por la firma de seguridad Kaspersky Lab, muestran que la mitad de los dispositivos móviles en todo el mundo «están en riesgo por no tener una protección adecuada» contra posibles ataques y «malware». Hasta ahora, el envío de «ransomware» o secuestro de datos, que ha seguido evolucionando en el último año, ha pasado a popularizarse en un tipo más dañino de ataques en donde se pone en práctica sistemas de encriptación. Esta tendencia ha crecido en torno a un 35%, según los expertos. Además, durante este año este tipo de ciberataques pasó de los PCs a los «smartphones» y a los sistemas Mac y Linux, ya que los atacantes están cada vez más interesados en cualquier dispositivo conectado a una red que pueda ser secuestrado para su beneficio, lo que indica que las empresas son el siguiente objetivo. «Android es un sistema diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades»Luis Corrons, de Panda «Esta situación de WannaCry no ha hecho más que aumentar el temor, aunque eso no quiere decir que no haya [ataques a móviles]. Eso me ha preocupado mucho en Android. Si algo podemos aprender es lo importante de aplicar los parches de actualización. Y esto ha pasado a pesar que Microsoft ha aplicado actualizaciones automáticas», sostiene Corrons. En su opinión, existe un caldo de cultivo para que ocurra una debacle en el entorno móvil. «Android es un sistema operativo diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades, lo que pasa es que aún no se han descubierto», añade este experto. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente»Vicente Díaz, de Kaspersky Por su parte, Vicente Díaz, analista de la firma Kaspersky Lab, evita hacer una relación directa con lo que ha pasado a consecuencia del virus WannaCry y el entorno móvil. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente», asegura. Sin embargo, este experto apunta que muchos modelos de teléfonos móviles inteligentes se siguen utilizando pese a estar obsoletos y «tienen vulnerabilidades». «Podría ocurrir una epidemia, pero el vector de propagación -la novedad introducida en este pasado ciberataque- no sería tan alta», manifiesta. «El día que un gusano de estos exista para teléfonos estaríamos en una situación similar». «Una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android no es viable en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita»José Rosell, de S2 Grupo En la misma línea se pronuncia José Rosell, socio director de la firma de seguridad informática S2 Grupo, quien comenta que una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android «no es viable» en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita». Sin embargo, ¿se puede pensar en algún tipo de ciberartaque masivo en el mundo móvil? «Descartado no. Es plausible, lo que no pasa es que no lo hemos visto aún. Es perfectamente posible y no solo en el entorno móvil, sino en los dispositivos del Internet de las Cosas», sugiere. «Algo parecido que lo estamos viendo WannaCry no, pero en otras cosas vamos a tener que enfrentarnos a cosas nuevas», manifiesta.
58