Noticias de "smartphone"

10-07-2018 | abc.es
Samsung inaugura en la India «la fábrica de móviles más grande del mundo»
La compañía surcoreana Samsung inauguró en el norte de la India la bautizada como «la fábrica de móviles más grande del mundo», donde producirá 120 millones de unidades al año en un proceso de expansión que completará en 2020. El acto inaugural en la ciudad de Noida, limítrofe con Nueva Delhi, estuvo encabezado por el primer ministro indio, Narendra Modi, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, que se encuentra de visita oficial, y el director ejecutivo de Samsung India, HC Hong. «Nuestra fábrica de Noida, la fábrica de móviles más grande del mundo, es un símbolo del fuerte compromiso de Samsung con la India, y un brillante ejemplo del éxito del programa del Gobierno 'Fabrica en la India'», afirmó Hong, según un comunicado de la compañía. El directivo de Samsung destacó además que esperan ir un paso por delante del programa «Fabrica en la India» destinado a fomentar la producción local, y que con el aumento de la capacidad de la planta en Noida podrán fabricar móviles «para el mundo». La compañía surcoreana, que inició la producción de teléfonos móviles en la India en 2007, espera dar el salto en dos años de las 68 millones de unidades que fabrica en la actualidad en Noida, hasta las 120 millones de unidades en 2020 tras ampliar la planta de producción hasta los 129.000 metros cuatros. En su intervención, Modi destacó la inversión de 50.000 millones de rupias (unos 730 millones de dólares) en la ampliación de la planta de producción de Samsung en Noida, algo que ayudará a la India a seguir avanzando en su objetivo de convertirse en un «centro mundial de producción», según un comunicado del Gobierno indio. En esa línea, el primer ministro indio subrayó que desde que llegó al poder hacer cuatro años la India ha pasado de contar con dos fábricas de producción de móviles en el país a las 120 actuales. La India es el segundo mayor mercado de smartphones del mundo y las grandes compañías telefónicas cada vez prestan más atención al país, aunque tan solo un cuarto de los 1.210 millones de indios posee un teléfono inteligente.
09-07-2018 | abc.es
Alicia Richart, directora general de DigitalES: «España tiene un déficit de profesionales en materia digital»
Hace más de un año se produjo un punto de inflexión. Empresas de telecomunicaciones junto con firmas tecnológicas que abandonaron Ametic se dieron la mano para el nacimiento de DigitalES, asociación española para la digitalización y erigida como la patronal del sector tecnológico. Ahora, celebrará su puesta de largo con un gran evento en el que se abordará la digitalización del modelo económico y social en España. Alicia Richart, directora general, cree necesario una reforma fiscal para no perjudicar a las empresas frente a los gigantes digitales como Google o Facebook. Los días 10 y 11 de julio se celebrará un gran evento sobre transformación digital en Madrid. Este es el primer evento asociativo que hacemos por primera vez. Nos creamos hace trece meses. Somos la patronal del sector tecnológico. Empezamos 16 empresas. Somos ahora 41. Empezamos representando 1.5% del PIB y, ahora, 44% del total. Es un encuentro en el que vamos a repasar los principales retos, los desafíos de nuestro sector y de nuestra sociedad y del mundo en el que vivimos. Los temas que vamos a tratar con mayor relevancia cuál es la hoja de ruta de la estrategia digital para España, en donde contaremos con la presencia de la ministra de Industria, la presencia del Secretario de Estado para la Agenda Digital, intervención de la directora general de la Agencia Española de Protección de Datos Mar España. Hablaremos de las tendencias en inversión, el reto del empleo, de la revolución tecnológica, de democracia y digitalización. ¿En qué lugar está España dentro de la economía digital europea? Hay dos índices. Uno de ellos, el Índice sobre Economía y Sociedad Digital (DESI), sitúa a España en la posición diez, por encima de la media de los países de la Unión Europea. Si miramos otras fuentes como el World Economic Forum, estamos en la posición 35 a nivel mundial. Pero estas estadísticas son más subjetivas. En mi opinión, estamos bien porque estamos por delante de la media, pero no es suficiente. Precisamente, Europa no es el continente que lidera esta revolución tecnológica. ¿Qué sector sobresale sobre todos los demás? Más que poner un sector de referencia pondría ejemplos de empresas, que creo que es más visual. Por ejemplo, el caso de Inditex. Una empresa que ha pasado de un modelo tradicional a uno disruptivo. ¿Pero cuáles son los puntos flacos? En el proceso de digitalización, las empresas van más lentas de lo que van los ciudadanos. Es verdad que España es un país digital, en penetración de «smartphones» se encuentra en un nivel elevadísimo, estamos acostumbrados a interactuar con cualquier tipo de servicios en internet. Lo más importante es el aspecto cultural. Es importante que las empresas estén motivadas a digitalizarse. Si el director general de una empresa no cree en los impactos que va a tener la revolución tecnológica esa empresa nunca a va a ser digital. Otro aspecto es la formación de las personas. España tiene un déficit en profesionales formados en materia digital. Y eso es uno de los handicaps que tenemos. Otro de los puntos débiles es la regulación. Estamos en una situación en la que hay una distorsión de la competencia puesto que para los mismos servicios no se tienen las mismas reglas. Queremos promover ese mismo campo de actuación para que ese negocio no se vea favorecido o penalizado por una regulación restrictiva que todavía a unos sí se les regula y a otros no. ¿En qué casos? En Europa tenemos miles de ejemplos, pero desde llamadas de teléfono que puedes hacer a través de aplicaciones OTT que no tienen la misma regulación que las llamadas telefónicas que haces a través de los servicios tradicionales. ¿Cómo se balancea eso? ¿Favorecer a unos o penalizar a otros? El objetivo es equilibrar. El objetivo no es castigar a las empresas, sino eliminar esa regulación que penaliza a los tradicionales. -Según diversos informes, el aumento de los niveles de digitalización puede generar un incremento del PIB per cápita y puede reducir las tasas de desempleo. Sin embargo, todo lo relacionado con la innovación en robótica industrial y avances en inteligencia artificial se mira con recelo por el posible impacto negativo en los trabajadores. ¿Cómo casa todo eso? La revolución tecnológica genera cambios profundos en la sociedad y la forma de relacionarnos. Esto genera ansiedad, miedos. Keynes, en los años treinta, ya acuñó el término «paro tecnológico». Cada vez que se automatiza todo tipo de proceso que esas tareas más susceptibles de ser repetitivas y de poco valor son las que primero se van a eliminar, pero como ha sucedido a lo largo de la historia. ¿Qué pasará con la revolución tecnológica? Que también vamos a ver ese periodo de transición, pero el 65% de los nuevos empleos están por crear. Tenemos que ser lo suficientemente hábiles para enfocarnos en actividades que sean difícilmente automatizables. Y esas son en las que priman la creatividad, la destreza manual y la relación interpersonal. Ahí entra la formación? Una persona que debe elegir una carrera en estos momentos, si sabe que hay un riesgo de pérdida de empleos en tareas más repetitivas, lo lógico es que se centre en actividades en las se promueven esas habilidades que difícilmente pueden ser copiadas por robots. ¿Cómo se hace eso? Si tuviera un hijo en edades tempranas trataría de inculcarle pasión, amor por las matemáticas, la física o la química, así como pensamiento computacional, que es muy importante para que a la hora de programar se sientan cómodos. Le inculcaría a vivir en época de cambios. Eso va a ser una constante en nuestras vidas. El saber trabajar en entornos cambiantes es muy necesario. También que se estuviera formando constantemente. Lo que es verdad es que la demanda de profesionales en esta materia es muy superior a la oferta. Entonces, hay muchos estudios que han quedado obsoletos o con dificultades para que esas personas encuentren un empleo razonable, pero en cambio las empresas que forman parte de DigitalES estamos evaluando cuál es el impacto de esas vacantes de puestos que no consiguen encontrar. Y esos suelen ser expertos en ciberseguridad, inteligencia artificial, programación? son los principales conocimientos que echan en falta en el mercado. ¿Ese cambio tiene que liderarlo la universidad? ¿Reforzar los estudios de posgrado? La universidad tiene que hacer el esfuerzo de estar permanentemente actualizada y mirando al mercado sobre los perfiles que faltan. Los estudiantes, por su parte, tiene que hacer el esfuerzo de estar permanentemente reciclandose y estudiando toda la vida. Tiene que ser un esfuerzo compartido. Desde los ciclos de primaria y secundaria hay que promover el pensamiento computacional, que las matemáticas se expliquen de forma clara, porque además de que te estructuran el cerebro te abren un mundo de oportunidades para ser científico de datos. Las matemáticas dan miedo porque no se explican bien. No deberían ser una asignatura ahí aislada, sino que sea algo transversal y aplicado a todas las materias. Si das clases de Historia, Geografía, Literatura, el profesor tiene que ser creativo para saber incorporar elementos o manejar herramientas digitales que están a su disposición, para que el niño vea que la tecnología es un medio para llegar a esos conocimientos. Como ingeniera industrial de formación, ¿cree que hay o no hay mujeres en sector? Hay un estudio de la Comisión Europea, Women in Digital, que me quedé impresionada porque yo era la primera que no era consciente de esa falta de mujeres formadas en ingeniería. En el sector hay un 33% de mujeres. Y solamente el 13% de las carreras técnicas son ingenieras. ¿Cuáles son los motivos de este escenario? Principalmente, por temas de estereotipos, de educación, familiar, por no saber transmitir esa pasión por las carreras técnicas que hace que las niñas no tengan esa tendencia a estudiar estas carreras, lamentablemente. ¿Hay una brecha de género en este sector? No tengo datos para decir si hay una brecha salarial debido al género. Las empresas de DigitalES son principalmente multinacionales y están muy claras las políticas de recursos humanos, y me costaría creerlo. Si la hubiera lo que haría sería visualizarlo porque ello vendría acompañado de una medida correctiva. ¿Cree que existe precariedad en este sector? En las empresas de DigitalES no creo que haya precariedad. La asociación engloba a más de 150.000 empleos y la mayoría son estables, por encima de la remuneración media española y en la que te permiten hacer una buena carrera profesional. ¿Cuáles son los retos de la asociación más a corto plazo? Consolidarse en un interlocutor de referencia en materia de digitalización en España. Ese es el gran reto principal. ¿Qué retos pendientes tiene el nuevo Gobierno? Todos los gobiernos del mundo tienen que poner el foco en los grandes retos de la digitalización. El debate regulatorio en el sector tecnológico va a estar encima de la mesa durante tiempo. Hay muchos temas que tratar. El primero es la fiscalidad. Es un tema que hay que revisar. Las reglas fiscales internacionales se definieron en un momento en el que internet no existía. Ahora se tienen que adaptar. La privacidad es otro gran tema que estará en el centro del debate regulatorio. Otro de los temas es la competencia y los monopolios. También las «fake news», que tiene mucha incidencia en elecciones. Cómo van a hacer frente los países en su lucha contra el cibercrimen es otro de los temas que debe estar en la agenda. Y otra la desigualdad laboral que genera la transformación digital. ¿Cómo valora la separación de Industria y Agenda Digital? Que la Agenda Digital dependa del ministerio de Economía es una buena noticia. Uno de los motivos es porque Nadia Calviño viene la Comisión Europea, y en este organismo la digitalización es un tema nuclear. También porque Economía es un ministerio transversal. Creemos que la transformación digital afecta a todos los ministerios. Hoy en día no hay una economía digital y una analógica. ¿Cree que el tratamiento de las administraciones públicas al sector digital es insuficiente? A mí me gustaría que fuera más. Ha habido críticas sobre los presupuestos públicos de I+D. Lo importante es que las ayudas que se den realmente se ejecuten. El problema es que haya más o menos recortes, sino que lleguen a los proyectos que se lo merecen. ¿Cree necesario abordar una reforma fiscal solo para este sector? Nuestro sector está muy tasado y fuertemente penalizado. Las empresas de DigitalES pagan 8.000 millones de euros en tributación fiscal, que es cifra relevante. Los operadores, en concreto, además se ven impactados por la tasa de radio televisión española, que son unos 300 millones de euros aproximadamente, que no se entiende por qué tiene que ser las telecomunicaciones y no otros sectores. En su momento se legisló así, pero no tiene ningún sentido. ¿Por qué no lo paga la automoción o las eléctricas? Pagan también otro impuesto sobre la tasa de espectro, unos impuestos en materia de antenas móviles. ¿Es necesario implantar una «tasa Google» a las tecnológicas y empresas digitales? El esfuerzo que se dedica al impacto fiscal es dinero que esas empresas no dedican a la innovación e investigación. Y eso es perder competitividad como país. Cuando se definieron las reglas de fiscalidad internacional no existía internet. Ahora existe una economía digital muy potente. Los beneficios que generan en un país las empresas digitales no tributan por ellos. No es ilegal, es perfectamente legal porque hay lugares como Irlanda o Luxemburgo que permiten que sea posible. Pero hay preocupación porque esto aumenta la presión fiscal. Todo el mundo comprende que no es normal que unas empresas paguen hasta 8.000 millones de euros en impuestos y que otras prácticamente no paguen nada. Es una distorsión claramente de la competencia porque estás favoreciendo a unas en detrimento de otras que también invierten y emplean a muchas personas en nuestro país. Con la posición de Europa estaría de acuerdo, porque entendemos que allá donde se generen los ingresos es donde tiene que haber tributación. No estaríamos de acuerdo con dobles imposiciones.
06-07-2018 | abc.es
WhatsApp te avisará cuando un mensaje contenga un virus o sea una estafa
WhatsApp, la aplicación de mensajería online más utilizada del mundo, se ha convertido en un caldo de cultivo perfecto para los criminales. Raro es el mes en el que se descubren vulnerabilidades, mensajes en cadena o estafas online que se difunden de contacto en contacto, propagándose de forma exponencial por todo el mundo. Tampoco se pueden obviar los casos de bulos que han propiciado varias muertes en India por las que el Gobierno del país ha pedido responsabilidades a Facebook. Por todo ello no es de extrañar que la compañía esté detrás de acabar con todo este tipo de contenido y parece que en breve llegará a nuestras manos una nueva característica para intentar poner freno a estos mensajes. Según explica el portal Wabetainfo (especializado en la aplicación y quien adelanta las novedades antes de que la propia empresa las haga públicas), se ha comenzado a implementar una función por la que en caso de contenido «sospechoso», en forma de virus o una posible estafa, avisa al receptor. En concreto se encuentra implementado en la versión beta 2.18.204, y funciona en base a un programa de detección automático. De esta forma, el mensaje en cuestión irá acompañado de la advertencia en rojo con el texto «link sospechoso», aunque el usuario será el que decida si pulsar o no sobre el enlace; es decir, WhatsApp en ningún caso borrará parte de la conversación. Aún no hay fecha para que esta nueva función llegue a los smartphones de todo el mundo, pues tendrá que pasar las pruebas pertinentes. Aunque parece un primer paso para que Facebook, compañera propietaria de WhatsApp, acabe con uno de los lados más oscuros del territorio online.
06-07-2018 | abc.es
El salto de muchas personas de los móviles «ladrillo» a los «smartphones» fue culpa de una aplicación: WhatsApp. La herramienta de mensajería que permitía mandar mensajes ilimitados, instantáneos y gratis (salvo por la conexión a internet, claro) a los contactos que contaran con esta «app» en su teléfono inteligente se convirtió en un revulsivo para que Android o iOS, compatibles con el fenómeno, triunfasen como sistemas operativos, dejando atrás otras apuestas, como, por ejemplo, el chat entre terminales Blackberry. Así fue como los móviles «tontos» se quedaron relegados a aquellos que estaban «peleados» con las nuevas tecnologías y que no utilizaban el móvil como un apéndice más de su cuerpo. Pero como lo viejo siempre vuelve y la moda de lo retro está en pleno apogeo, ¿había alguna barrera para volver más «listos» los teléfonos de antaño? Pues hasta hace poco, el citado sistema operativo. Pero llegó el anuncio de KaiOS en el Mobile World Congress 2018 y las expectativas se hincharon. Aunque al principio el «cerebro» de estos dispositivos parecía que no llegaría tan lejos como para disfrutar WhatsApp (a pesar de los rumores que apuntaban en la dirección contraria), ha sido Johu Sarvikas, jefe de producto de HMD, compañía responsable del relanzamiento del móvil de Matrix, el Nokia 8810, quien ha confirmado que la aplicación de mensajería llegará a KaiOS. Y lo ha hecho con un simple retuit de la cuenta de KaiOS Technologies y avanzando que el móvil «plátano», que se venderá desde el próximo mes de agosto, contará con WhatsApp. Oh look, #Whatsapp on #KaiOS! Looking forward to going ?s! https://t.co/Av6gW3T2M0? Juho Sarvikas (@sarvikas) 5 de julio de 2018Y no llegará solo. Las aplicaciones de Facebook y YouTube parece que también tendrán su espacio en la memoria de los «ladrillos» del futuro. Quedan en el aire los detalles concretos y las funcionalidades que tendrá la «app» dentro del sistema operativo. Todo parece apuntar a que en apenas un mes tendremos más noticias.
05-07-2018 | abc.es
Cómo detectar radares mientras usas Google Maps
Con el perido estival y las vacaciones en marcha, para la mayoría el GPS se ha convertido en elemento indispensable tanto en escapadas como en viajes largos. Y, sin duda alguna, Google Maps es el rey del camino: ya no es necesario contar con un dispositivo de geolocalización porque los «smartphones» y las aplicaciones de ubicación han desbancado a los pesados antiguos aparatos. Pero existe una pega: hay una función que la herramienta aún no ha integrado entre sus servicios. Se trata de la detección de radares en marcha y la indicación de velocidad máxima de las carreteras. Sin embargo, podemos encontrar múltiples «apps» que nos prometen esta opción, si bien su compatibilidad con el GPS dejaba mucho que desear. Sin embargo, existe una aplicación que se integra a la perfección con Google Maps: Radarbot (disponible tanto para Android como para iOS) . Aunque existe una versión gratuita que nos avisa de radares fijos, posibles radares móviles (de los que avisan otros usuarios), radares de tramo, de túner, cámaras de límite de velocidad en semáforos o puntos peligrosos, si bien está plagada de anuncios y no podemos utilizarla en conjunción con Google Maps. En cambio, su versión Pro desbloquea dicha función, convirtiéndola en una inversión muy fructífera de cara a múltiples viajes. Para disfrutar la característica, es tan sencillo como, una vez descargada la aplicación, activar la opción «alertas visuales en segundo plano», lo que conllevará que se instale un «widget» en la pantalla del teléfono. Así se podrá navegar sobre Google Maps a la vez que recibimos las notificaciones sobre radares de Radarbot. De igual manera, si tenemos activadas las notificaciones sonoras, se reproducirán a la vez que Google Maps nos da indicaciones. Una gran herramienta de información siempre y cuando se esté dispuesto a pagar unos euros.
05-07-2018 | abc.es
Alerta ante la proliferación de versiones falsas del videojuego «Fortnite» en Android
Que «Fortnite» es el videojuego del momento es algo indudable: con más de 125 millones de usuarios registrados (cuando el pasado octubre apenas contaba con 9 millones), el juego de batalla campal online está conquistando a toda una generación, independientemente del género. Una de las claves de su éxito es su carácter multiplataforma, ya que se puede jugar desde el ordenador, en las principales videoconsolas e incluso por el móvil. Esta última modalidad, de momento, solo está disponible para el sistema operativo iOS (iPhone), pero la compañía ha anunciado que este verano también llegará a Android, una noticia que los usuarios esperan desde hace tiempo. Precisamente esta impaciencia ha creado un nicho de oportunidad para los ciberdelincuentas: a través de versiones falsas del famoso videojuego que circulan por internet e incluso en la plataforma oficial de Google Play, se «cuelan» programas maliciosos que pueden desde robar información de los dispositivos a suscribir al usuario en servicios «premium» que pueden tener como consecuencia una factura de teléfono más que abultada a final de mes y el consecuente susto. Los usuarios jóvenes son el objetivo principal, ya que millones de menores ya juegan a «Fortnite», siendo un «caramelo» muy tentador su versión en Android. Teniendo en cuenta que su lanzamiento en iOS ha obtenido ingresos por encima de los 15 millones de dólares en las tres primeras semanas, superando, por ejemplo, al revolucionario Pokemon Go, el éxito en Android, en el que se basan miles de millones de dispositivos en todo el mundo, puede abrumar. Pero precisamente esa variedad de teléfonos y tabletas está retrasando su salida y alimentando la impaciencia de los usuarios. Las cuatro estafas más recurrentes Por ello proliferan docenas de vídeos, portales y tutoriales de cómo instalar el videojuego de moda en un dispositivo Android. Se trata en realidad de vídeos fraudulentos que están diseñados para engañar a los jugadores más jóvenes y que solo pretenden que sus víctimas acaben instalando distintos tipos de aplicaciones maliciosas. Existen varias estafas vinculadas a esta práctica, pero hay algunas que sobresalen por encima de las demás, según ha remarcado la compañía de ciberseguridad G Data. La primera tiene que ver con webs aparentemente oficiales que ofrecen versiones Android de «Fornite» en donde hay que introducir un número de móvil. La letra pequeña informa de la suscripción a un servicio de mensajería Premium cuyo coste oscila entre los 3 y 7 euros a la semana. En algún caso se realiza una suscripción simultánea a tres servicios diferentes. Por otro lado, existen aplicaciones manipuladas con un troyano (Remote Access Trojan, RAT) capaz de ofrecer a los cibercriminales acceso completo al dispositivo. Esto implica, básicamente, el robo de datos y la posibilidad de descargar nuevo «malware». También se puede dar el caso de un virus que recopile toda la información del dispositivo. U otras que, con un nombre parecido, «solo pretenden aprovechar el entusiasmo generado por la aplicación original para colarse en dispositivos de jóvenes, inexpertos o poco cuidadosos a la hora de descargar la aplicación», aseguran desde G Data. Para no caer en la trampa de los «Fortnite» falsos - Descarga apps solo de fuentes oficiales. Google verifica que las apps contenidas en su Play Store no contienen malware y las aplicaciones maliciosas o simplemente sospechosas son eliminadas con cierta rapidez. Sin embargo, en aquellas plataformas no controladas por Google o por los fabricantes de dispositvios móviles, los filtros son menores y las posibilidades de encontrar apps fraudulentas crecen considerablemente. - Bloquea las suscripciones a números «premium» a través de tu operador móvil. - Instala una solución de seguridad capaz de bloquear websites maliciosos, detectar apps maliciosas o impedir el acceso de los menores a aplicaciones inapropiadas. - Supervisa el uso que hacen los más pequeños de los dispositivos móviles. Es recomendable que los padres sepan que apps instalan sus hijos y en qué invierten su tiempo cuando usan smartphone y/o tableta. - Bloquea las compras integradas o bien establezca una contraseña para llevarlas a cabo.
05-07-2018 | abc.es
Un estudio revela que tu móvil no te espía por el micro, pero hace algo peor
Los investigadores de la Northeastern University de Massachusetts (Estados Unidos) han presentado un estudio en el que han alertado sobre la presencia de aplicaciones para dispositivos Android que hacen capturas de pantalla para enviarlas a terceros, como es el caso de GoPuff. La investigación, que ha publicado el estudio, trata de averiguar si las aplicaciones de los 'smartphones' envían de modo encubierto audio o vídeo, para lo que han analizado más de 17.000 'apps' populares de Android, incluyéndose aplicaciones que pertenecen a Facebook y más de 8.000 que envían información a la red social. En el documento, titulado 'Panoptismo: caracterización de la filtración de audio y vídeo de aplicaciones de Android', los expertos han analizado en busca de riesgos de seguridad en aplicaciones de Android, así como 'software' que requiere permisos no justificados o que comparte imagen y video con terceros sin el conocimiento de los usuarios. Sobre este último aspecto, los investigadores han descubierto que existen 'apps' que guardan y envían registros de la pantalla del teléfono a terceros. Sin embargo, en el estudio no han encontrado evidencias de que las aplicaciones activen el micrófono o envíen grabaciones sin permiso. De las 17.260 'apps' examinadas, más de 9.000 contaban con permiso para acceder a la cámara y al micrófono, y de ellas algunas enviaban las capturas de pantalla y grabaciones de vídeo a dominios pertenecientes a terceros. Uno de los ejemplos es GoPuff, una 'app' de mensajería para personas con antojos de comida basura que registraba las interacciones del usuario y enviaba los datos a un dominio afiliado a AppSee, una compañía dedicada al análisis móvil. En este caso, el vídeo enviado incluía una pantalla en la que se ingresaba información personal. Tras el descubrimiento, el equipo de investigadores se puso en contacto con GoPuff, por lo que posteriormente la compañía añadió a sus políticas que AppSee podría recibir Información Personalmente Identificable (PII) de los usuarios y eliminó la SDK de AppSee de sus aplicaciones para iOS y Android. En relación con este problema, la política de Google Play establece que siempre se debe revelar a los usuarios la forma en la que se recopilará su información, una práctica que no cumplirían aplicaciones como GoPuff. Los investigadores han utilizado para el estudio programas automatizados que efectuaron las acciones en los teléfonos móviles, en lugar de humanos. Además, durante los primeros meses de la investigación los terminales estaban cerca de estudiantes de la universidad y rodeados de conversaciones, pero posteriormente se mantuvieron aislados en un armario, lo que podría haber afectado a las conclusiones del estudio.
04-07-2018 | abc.es
¿Has comprado un móvil de marca asiática? Cuidado, puede estar minando criptomonedas sin tu permiso
Un gusano informático ha atacado miles de dispositivos Android asiáticos para minar criptomonedas a través de ellos utilizando una interfaz de depuración abierta de la compañía y aprovechándose de una vulnerabilidad con la que los teléfonos llegaron al mercado. Esta interfaz, conocida como Android Debug Bridge (ADB), está presente en smartphones y tabletas y suelen utilizarla los propios desarrolladores. Aunque se encuentra normalmente deshabilitada por defecto, algunos terminales asiáticos han salido al mercado con esta vulnerabilidad, según informa la compañía de ciberseguridad G DATA en un comunicado. A menudo, los desarrolladores utilizan la interfaz ADB para «conectarse a esos dispositivos y, básicamente, realizar diagnósticos y postinstalaciones», como ha explicado el investigador de malware móvil en G DATA Software, Alexander Burris. G DATA ha advertido de que los ciberdelincuentes pueden utilizar esta vulnerabilidad para acceder a información almacenada en los dispositivos, así como para el robo de datos confidenciales o la instalación de 'malware', además de para el minado de criptomonedas. Cómo saber si mi móvil está infectado ADB.Miner es la primera amenaza capaz de explotar la interfaz, funcionando como un gusano que infecta el dispositivo creando una red de criptominado de la moneda Monero. La velocidad de propagación del gusano aumente al crecer el número de dispositivos infectados, como ha detectado G DATA. Los usuarios infectados por el gusano experimentan un rendimiento limitado y una vida útil de batería muy corta. Para solucionar esta vulnerabilidad, es necesario cerrar las opciones para desarrolladores en los ajustes del terminal, una opción deshabilitada por defecto a partir de Android 4.2, salvo en los terminales asiáticos afectados.
04-07-2018 | elpais.com
¿Qué pasará cuando el ?smartphone? nos diga qué estudiar?
El 'big data' está transformando la educación y la forma de acceder al mercado laboral: certificaciones como Linkedin o lo que digan de ti tus compañeros pesan más que el CV.
04-07-2018 | abc.es
¿Eres adicto al móvil? Compruébalo con este test
En 2017, un 45,3% de los jóvenes españoles de entre 18 y 24 años se confesaba adicto al móvil. Una tendencia en alza que no solo afecta a veinteañeros, sino que también empieza a hacer mella en personas más adultas, que cada vez sienten más «pánico» a estar separadas de su teléfono inteligente: hasta un 27% de los españoles tiene dificultades para desconectar de las tecnologías, según revela un reciente estudio realizado por GfK. Las redes sociales, las aplicaciones de mensajería instantánea o, simplemente, consultar cada poco tiempo el correo electrónico son causas de la dependencia creciente a este tipo de dispositivos. Pero, ¿cuándo se puede considerar un verdadero problema y debemos empezar a preocuparnos? Existen varios test (e incluso aplicaciones) que nos pueden dar una pista de si estamos incurriendo en un uso abusivo del smartphone. Uno de los ejemplos es la prueba creada por David Greenfield, investigador del Center for Internet and Technology Addiction. Aunque el test fue creado en 2013 y la tecnología avanza a pasos agigantados de año en año, se trata de un indicativo válido de que puede existir un problema. A través de su página web, el examen recoge 15 preguntas a las que se contesta con un simple «sí» o «no», y con solo apretar un botón nos da el resultado. Entre las cuestiones a responder se encuentran algunas como si pierdes la noción del tiempo cuando «escudriñas» la pantalla de tu smartphone; o si pasas más rato enviado mensajes de texto, escribiendo en redes sociales o enviando correos electrónicos en lugar de hablar con personas cara a cara. También te pregunta acerca de si tu estado de ánimo cambia si no tienes el móvil cerca o si duermes con el teléfono encendido debajo de tu almohada o cerca de la cama de forma regular. Por otro lado, hace referencia a situaciones cotidianas en las que puede que este dispositivo conviva contigo, sin darte cuenta, como en comidas, cenas o momentos de ocio. Si te suenan todos estos casos, es probable que saques una puntuación elevada en el test y debas «distanciarte» para no caer en la adicción. De hecho, el resultado de este examen te indica que si tu puntuación es mayor de ocho puntos, sería recomendable que buscases ayuda externa, si bien el test solo tiene carácter orientativo. En el caso de que sospeches que puedes necesitar ayuda, la mejor opción es recurrir a los expertos.
14