Noticias de "smartphone"

29-02-2016 | abc.es
WhatsApp: ¿cómo enviar mensajes sin tener que escribirlos?
¿Eres de los que sigue tecleando cada letra del mensaje a la hora de escribir por WhatsApp? Por suerte, ya puedes dejar de hacerlo gracias a Google Now. Ahora, ya puedes «wasapear» sin tener que tocar la pantalla de tu «smartphone». Google ha actualizado Google Now, tanto en Android como en iPhone, para facilitar a los usuarios el envío de mensajes a través de la popular aplicación de mensajería instantánea con un simple dictado. Esta opción estaba disponible hasta ahora solo en inglésy es compatible además con Viber, WeChat, Telegram, NextPlusy Hangouts. La nueva opción, especialmente útil para los menos «tecnológicos» o personas con problemas de visión, resulta muy sencilla de utilizar. pues ni siquiera se necesita tocar la pantalla del móvil para poder mandar mensajes. Basta con decirle al asistente virtual «Ok Google, envía un mensaje de WhatsApp a Susana» y Google iniciará el servicio de mensajería en cuestión para enviar el mensaje dictado por el usuario. Entonces, el asistente te escuchará y tú tendrás que decirle el mensaje («Tengo médico así que llegaré tarde al trabajo») y confirmarle, después, que realmente quieres enviarlo. Tan preciso resulta el servicio que, si entre tus contactos existe más de una «Susana» a la que quieres escribir, Google te pregunta por el contacto exacto, mostrándote los que se llaman así («Susana Trabajo», «Susana prima»). Otra opción es ir directamente a un chat concreto de WhatsApp en nuestro «smartphone» y, de la misma manera en la que vas a escribir un mensaje, en vez de teclear cada letra, haz clic sobre el icono pequeño del micrófono. Así, activas Google Now que te indica «Habla ahora». Cuando acabes, envías. Activa «Ok Google» Si aún no dispones de esta opción en Android, te explicamos qué tienes que hacer: - Descárgate la última versión de la aplicación Google - Abre la aplicación. En la esquina superior izquierda de la página, toca el icono Menú - Configuración - Voz - Detección de «Ok Google» - Activa la casilla de verificación situada junto a «De la aplicación Google» - En algunos dispositivos, también puedes cambiar algunas opciones de configuración para activar la detección de «Ok Google» fuera de la aplicación Google - Activa la casilla de verificación «Desde cualquier pantalla» o «Siempre activado» - Sigue las instrucciones para enseñar a Google cómo suena tu voz Nota: ?Siempre activado? no es compatible con todos los idiomas. Si no puedes activar esta función, es posible que tu idioma no sea compatible con ella. Recuerda que esta opción no está disponible para Moto X y para algunos dispositivos Android más antiguos. Solamente para la versión 3.5 o superior de la aplicación Google, Android 4.4 (KitKat) o superior y el teléfono tiene que tener activada la opción «Actividad de audio y voz». En iPhone, los pasos a seguir son: - Abre la aplicación Google . - En la esquina superior izquierda de la pantalla de inicio, toca tu foto - Toca Búsqueda por voz - En esta sección puedes cambiar opciones de configuración como tu idioma o si deseas que se inicie una búsqueda por voz cuando digas «Ok Google» - Toca Listo. - Inicia una búsqueda por voz - Abre la aplicación Google y di «Ok Google» o toca el micrófono
29-02-2016 | abc.es
Ciudades conectadas: un proyecto incipiente con mucho futuro
Las ciudades conectadas son ya una realidad. Poco a poco vamos viendo cómo los diferentes sistemas de nuestras urbes van siendo conectando a la nube. Desde el alumbrado, a las cámaras de seguridad o los propios automóviles. Al final, todo quedará totalmente enlazado a la red. Carlos Delso, director Comercial de Empresas de Huawei, nos cuenta su experiencia con los proyectos que han comenzado a realizar junto a Vodafone, Orange o Telefónica en Madrid. El objetivo es que las ciudades estén cada vez más conectadas y sean, así, más eficientes. Son prácticamente programas piloto y todavía queda mucho para llegar a esa ciudad que imaginamos con todos sus sistemas conectados. En Rivas Vaciamadrid, por ejemplo, Huawei ha instalado una evolución de una red tetra, la red de comunicaciones críticas, utilizada por la policía o los bomberos. La han migrado a una red LTE, más eficiente para situaciones de emergencia porque permite el vídeo en tiempo real o la geolocalización. Lo que antes era sólo voz, ahora es vídeo en alta velocidad y geolocalizado. Al grabar un acto de delincuencia y guardarlo directamente en la nube, ya no es posible borrarlo al mismo tiempo que es accesible a todo el cuerpo de policía, con todas las ventajas que ello conlleva. «El problema radica en la frecuencia. Hablamos de concesiones antiguas de radio y sigue siendo un espectro caro», comenta Carlos Delso. «La necesidad existe -continua-, ya que en las redes de comunicación crítica siempre se ha invertido porque es necesario. Los servicios de seguridad, que son esenciales, serán los primeros en cambiar. Pero sólo es el comienzo, una parte de esa ciudad conectada». «Todavía hay muchas cuestiones que resolver para llegar a la ciudad conectada y eficiente que todos esperamos, pero cada día estamos más cerca de ello» Realmente, cuando hablamos de las ciudades conectadas, el gran reto se encuentra en la estandarización y que todo se pueda integrar con el resto de los componentes: desde las bombillas de las farolas, a los contadores de luz. Solamente decidir qué sensores tienen prioridad sobre el resto es un paso adelante. «No somos conscientes de la cantidad de dispositivos que se conectarán en los próximos años. Tendremos millones de dispositivos enviando información. Nos encontramos en los comienzos de la ciudad conectada, pero no sabemos, ni de lejos, a donde va llegar», apunta el experto. La banda estrecha es otro de esos protocolos que todavía no está estandarizado, con muchas ventajas, como el reducido consumo de energía. Por ejemplo, un sensor de aparcamiento puede durar hasta 10 años sin necesitad de cambiar la red o instalar nuevas infraestructuras. Así, se acabaría el hecho de tener que buscar aparcamiento y los conductores irían directamente al espacio libre que se les ha asignado. Además, la banda estrecha permitirá fabricar dispositivos baratos, como válvulas de agua, que se podrán abrir y cerrar remotamente. Igualmente, se podrá realizar un seguimiento de mascotas, personas mayores, niños, conectados.. «Nos vamos a encontrar con nuevas posibilidades» Carlos Delso afirma cómo el ahorro energético, las multas y el parking llegarán primero porque son rentables por sí solos y se financian a sí mismos. Si una ciudad llega a la eficiencia energética, como en la iluminación nocturna, los números salen por sí solos para cualquier ayuntamiento. En otros sistemas, sin embargo, es más complicado porque no tienen retorno económico inmediato. «Todavía hay muchas cuestiones que resolver para llegar a la ciudad conectada y eficiente que todos esperamos, pero cada día estamos más cerca de ello», asegura. Mediatek se vuelca en el Internet de las cosas J.M.NIEVES | BARCELONA Puede que sea uno de los competidores más peligrosos de Qualcomm, especialmente en los teléfonos de las gamas de entrada y media. Los procesadores de Mediatek, en efecto, están presentes en un número cada vez mayor de smartphones. La razón: un precio muy contenido y unas prestaciones excepcionales. Dos características que colocan a la firma en una posición inmejorable cuando estamos ya cruzando la puerta que lleva al mundo conectado, al internet de las cosas. Hoy, ya se venden mil millones de productos en el mundo con tecnología de Mediatek. Por ejemplo, tres de cada cinco de los televisores que existen sobre la Tierra. En esta edición del MWC, la compañía presenta nuevos productos específicamente pensados para dispositivos fotográficos y para mejorar la calidad de las imágenes en pantalla. Y también las primeras soluciones basadas en la inteligencia artificial y que permitirán, por ejemplo, que los smartphones reconozcan el rostro de sus propietarios. En España, Mediatek domina el mercado de los teléfonos de «marca blanca» de varios operadores españoles, desde Vodafone a Orange. Y de marcas nacionales como WiKo o Wolder. El nuevo Helio P20, por ejemplo, es un procesador de gama media/alta, con tecnología de 16 nanómetros, un 20% más potente que el modelo anterior y un 50% menos de consumo de memoria. Como otros procesadores de la serie P, permite construir teléfonos más delgados y con mucha potencia de procesamiento. Admite audio Hi-fi e imágenes de alta calidad. Mediatek presenta también este año un sensor biométrico, llamado MT2511 Biosensig, especialmente pensado para integrar en dispositivos wearables (relojes y pulseras) y medir nuestras constantes Biometricas. Y un procesador completo para «smartwarches», MT2523, que lleva ya todos los sensores integrados. Firmas como HTC o Sony ya están empezando a incorporar procesadores Mediatek en algunos de sus productos más avanzados, y la firma asegura que muy pronto los empezaremos a ver también en los buques insignia de los fabricantes más reconocidos.
29-02-2016 | abc.es
HTC Vive: primeras experiencias con las gafas de realidad virtual
En una edición del Mobile World Congress marcada a fuego por la realidad virtual, y con los principales fabricantes volcados en sus nuevas cámaras 360 y sus gafas VR (como Samsung y LG) destaca la propuesta de la taiwanesa HTC, que con sus nuevas gafas Vive brinda la que, hoy por hoy, es la única experiencia totalmente inmersiva del mercado. Recién desvelado el precio final de su producto (799 euros), ABC ha tenido ocasión de probar este dispositivo y de comprobar sus múltiples posibilidades. Para empezar, y a diferencia de otras gafas, las Vive de HTC no se limitan a mostrar un vídeo en 360 grados, sino a crear un auténtico entorno virtual en el que el usuario puede moverse a voluntad, e interactuar con todos los objetos que ve a su alrededor. Algo similar ofrecen también las Oculus Rift, que por ahora son su rival más importante. Resulta muy sorprendente pasear por una oficina virtual, poner en marcha la fotocopiadora o el ordenador (enchufándolo previamente a la pared), abrir y cerrar cajones, coger las carpetas de su interior y dejarlas en otro sitio o, incluso, poner en marcha la cafetera y prepararse un café. En otra de las demostraciones más impactantes, nos encontramos bajo el mar, sobre la cubierta de un barco hundido, rodeados de peces extremadamente realistas que revolotean a nuestro alrededor y vigilados de cerca por una enorme ballena que se acerca a nosotros lentamente y se detiene justo a nuestro lado. La sensación, extremadamente real, resulta impresionante. Dos mandos hacen de «manos» para interactuar con los objetos que nos rodean en el mundo virtual. Gracias a ellos es posible coger o soltar objetos, cambiar las cosas de sitio o incluso lanzarlas lejos de nosotros. El «pack» de comercialización de las Vive incluye, además de las gafas y de los dos mandos, dos «faros» cuya función es emitir por láser una señal que es recogida por los múltiples sensores de las gafas. De esta forma, el sistema puede hacer un «mapa» de la habitación en la que nos encontramos y establecer el perímetro de seguridad para que podamos movernos libremente y sin chocar con los objetos (reales) que pueda haber en la estancia. Cuando nos acercamos a cualquiera de esos límites, aparece ante nuestros ojos una malla virtual que nos indica que justo ahí hay, por ejemplo, una pared. Para que todo funcione como es debido, los dos faros deben colocarse en lados opuestos de la habitación en la que nos encontremos. Los mandos que hacen de manos en el mundo virtual disponen de varios botones en su parte superior y de un gatillo en la inferior. Al pulsar esos gatillos, y según el entorno en que nos encontremos, podremos coger objetos o disparar nuestras armas en un juego de matar marcianos. Su manejo es sumamente sencillo e intuitivo y bastan unos pocos segundos de uso para hacerse con todos los controles. Pulsando dos veces esos mismos gatillos se activa la pequeña cámara que hay en la parte superior delantera de las Vive y que nos permite, en caso de necesidad, ver lo que hay a nuestro alrededor en el mundo real sin tener que quitarnos las gafas. Algo que se agradece y que puede resultar de gran utilidad. HTC, además, ha equipado a las Vive con la conectividad necesaria para hacer de ellas, también, un dispositivo wearable. Así, si nos llaman por teléfono mientras las tenemos puestas, la llamada aparecerá ante nuestros ojos y podemos responder y hablar a través de las propias gafas, que también pueden mostrar varios tipos de notificaciones. Quizá el único inconveniente sea que, para funcionar correctamente, las Vive deben estar conectadas, vía cable, a un ordenador que disponga de una potente tarjeta gráfica. El cable, que no podemos ver cuando llevamos puestas las gafas, puede enredarse en nuestros pies y dificultar los movimientos. Y, por supuesto, no podremos disfrutar de las gafas de HTC conectándolas a un portátil, una tableta o un «smartphone».
29-02-2016 | abc.es
El caso Apple-FBI: cuando chocan libertad, privacidad y justicia
¿Puede una empresa negarse a colaborar con la justicia? La línea que separa la privacidad y la lucha antiterrorista es muy delgada. El «caso iPhone», como ya se le conoce a la oposición de Apple a permitir el acceso a las autoridades en el marco de una investigación criminal, ha reabierto el debate acerca de la separación entre las libertades civiles y la protección de los datos personales. Un iPhone 5C , lanzado en 2013, es la piedra angular de todo este entramado. Lo utilizó un terrorista, Syed Farook, autor de los homicidios en San Bernardino (California) el pasado diciembre. La tecnología impregna todos los estamentos de la sociedad. La revolución digital es un tren que no puede descarrilar. Si eso sucediera, podría provocar un giro inesperado en el desarrollo de la sociedad avanzada a la que nos dirigimos. Apple justifica su postura de no permitir el acceso a este terminal al considerar que puede sentar un mal precedente. Para lograrlo, las autoridades, apoyadas por la decisión de la jueza federal Sheri Pym, han solicitado la utilización de un software modificado para acceder al contenido, un material que podría desvelar algunos entresijos de este episodio trágifo y, a su vez, dar nuevas pistas en materia antiterrorista. Acceso a los datos de iCloud La situación no es realmente nueva. Ya tuvo un precedente tras las revelaciones del espía Edward Snowden en el caso Prism -de vigilancia masiva de ciudadanos- y que se destapó el intento de la Agencia de Seguridad Nacional y de las autoridades gubernamentales de disponer de una «puerta trasera» para realizar investigaciones de supuestos delincuentes. La idea es romper el sistema de cifrado utilizado por algunos fabricantes de dispositivos y que sirven de garantía para evitar intrusiones. Pero, en caso de realizar esta tarea mediante técnicas de fuerza bruta, se arriesga a perder toda la información almacenada en el terminal. En el marco de la polémica, ha trascendido una información de calado que puede remover los cimientos de la seguridad nacional. Según publica el «New York Times», Apple está desarrollado nuevas medidas de seguridad que harían que al Gobierno le resultase imposible acceder a un teléfono iPhone bloqueado mediante una contraseña usando métodos similares a los que enfrentan a la compañía con el FBI. Los expertos cree que, en caso de que Apple tuviera éxito en la actualización de las medidas de seguridad, la compañía crearía un enorme desafío técnico para el FBI y otras agencias incluso si el Gobierno gana el caso abierto contra la firma con sede en la localidad californiana de Cupertino (EE.UU.). La polémica está servida, puesto que el FBI ha reconocido que ya tuvo acceso al servicio de almacenamiento en la nube iCloud en donde se guarda una copia de seguridad tras una petición judicial a Apple. Pero esa copia estaba actualizada únicamente hasta el 19 de octubre y el atentado se perpetró dos semanas después, por lo que se han visto obligados a intentar acceder a la memoria local del terminal donde, según dicen, puede mostrar pistas sobre la investigación. Se trata, pues, de una estrategia en la que Apple, al margen de defenderse como empresa, se erige como el paladín de la privacidad digital, aunque subyace como una apuesta arriesgada. Google, Twitter e, incluso, Facebook se han pronunciado al respecto mostrando su apoyo a la firma con sede en Cupertino (California), aunque otros representantes de gigantes tecnológicos como Microsoft se ha desmarcado asegurando que esta decisión atenta contra los derechos de los usuarios. «Este es un caso particular en el que el Gobierno solicita acceso a la información. No están pidiendo algo a nivel general, están pidiendo algo particular», explicaba recientemente su fundador Bill Gates en una entrevista en «Financial Times». «Tenemos que sopesarlo bien como industria. Hay una nueva área aquí que necesitamos analizar. Si sucede una vez, teóricamente puede repetirse en múltiples ocasiones. Y eso es exactamente sobre lo que tenemos que reflexionar»Hiroshi Lockheimer, de Google A ojos de los ciudadanos este episodio marca una lucha entre una empresa en su defensa de sus intereses frente a las autoridades. Pero el debate real está en la encriptación de los servicios informáticos que utiliza gran parte de la población. Google, por su parte, considera que la industria tecnológica ha de analizar con detalle su postura frente al pulso legal que mantienen Apple y el FBI porque cree que si se accede una vez al requerimiento de las autoridades, «sentará precedente» y habrá exigencias similares en el futuro. «Tenemos que sopesarlo bien como industria. Hay una nueva área aquí que necesitamos analizar. Si sucede una vez, teóricamente puede repetirse en múltiples ocasiones. Y eso es exactamente sobre lo que tenemos que reflexionar», aseguraba a EFE el vicepresidente de Google y responsable de Android, H iroshi Lockheimer, en el Mobile World Congress de Barcelona. La opinión pública, a su vez, está dividida a partes iguales. Según un estudio elaborado por el centro de investigación Pew, el 51% de los estadounidenses cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación de la policía federal. Solo el 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple, que ha argumentado su negativa en la protección de la privacidad de sus usuarios, lo que ha originado una batalla legal entre ambos. El 11% restante no se pronunció sobre la cuestión. Las palabras del consejero delegado de Apple («podría utilizarse una y otra vez en muchos dispositivos») en una carta dirigida a los consumidores ha levantado la caja de los truenos. El gobierno de Estados Unidos -decía- ha pedido algo que simplemente no puede, ya que los datos pertenecen al usuario y no a la propia compañía. Es más, el Departamento de Justicia de EE.UU. quiere obligar a Apple a ayudar a sus investigadores a extraer datos de una docena de teléfonos iPhone como parte de casos pendientes de resolución, según el diario «The Wall Street Journal». «Es algo que consideramos demasiado peligroso. Nos han pedido construir una puerta trasera para el iPhone», lamentaba Cook, quien a su juicio EE.UU. ha pedido «hackear nuestros propios usuarios». Sin embargo, el director del FBI, James Comey, ha insistido en que el caso de San Bernardino tiene un alcance «reducido» y afecta a un único teléfono, pero Cook asegura que eso no es cierto y que tiene repercusiones mayores acerca de la protección de los usuarios de nuevas tecnologías. Actualmente, los iPhones tienen códigos de acceso más largos que los cuatro dígitos. Desde la última versión de su sistema operativo iOS la firma ha puesto el acento en materia de seguridad intentado que sus productos sean mucho más difíciles de piratear. La batalla legal no ha hecho más que comenzar. Los expertos creen que en caso de que Apple perdiera el juicio se sentaría un precedente legal que podría otorgar al gobierno de EE.UU. mayor autoridad para ordenar a las empresas a romper los sistemas de cifrado de sus productos. Contrariamente, uno de los beneficiados del «Caso iPhone» es la industria, aún incipiente, que se encarga de diseñar aplicaciones móviles y «smartphones» ultraseguros. Por ejemplo, WhatsApp -filial de Facebook- ya ha adoptado protocolos de seguridad y sistemas de encriptación con los que asegura que no pueden desbloquear las comunicaciones de los usuarios.
29-02-2016 | abc.es
Realidad virtual: alegoría de un futuro «inmersivo»
No todo son «smartphones» en el Mobile World Congress de Barcelona. La realidad virtual es uno de los platos fuertes en este evento que prevé la presencia de más de 97.000 personas. O, al menos es lo que intentan, como sucedió el año pasado. Aunque 2015 lo despedimos con un cierto sabor agridulce, parece que este año la tendencia o moda ?para algunos- sí va a experimentar grandes avances. Y no hay nada más que percatarse de los productos y estrategias que están mostrando las diferentes compañías para darse cuenta de ello. Y el primero que apuesta por la realidad virtual es Mark Zuckerberg. En la tarde del domingo, mientras que los asistentes al evento Samsung tenían puestas las Gear VR, el fundador de Facebook apareció de forma inesperada sobre el escenario. Cuando los asistentes se quitaron las gafas, le vieron. Hizo lo propio durante su intervención asegurando que la realidad virtual «cambiará la forma en la que las personas trabajamos y nos comunicamos». Sin olvidar que la compañía surcoreana ha presentado también la Gear 360, una cámara capaz de grabar vídeos en 360 grados. Lo mismo que hace la LG 360 CAM, otra de las protagonistas en esta feria. Zuckerberg no pasó por allí por casualidad. Ahora es el nuevo aliado de Samsung. La estrategia de Facebook, desde hace tiempo, es potenciar el consumo de vídeos en 360 grados. De hecho, Zuckerberg aseguró que cada día un millón de personas visualizan este tipo de contenido por lo que va a estar pronto «en todos los lados» y «va a ser la siguiente gran plataforma social». Evidentemente, en este proceso las redes 5G juegan un gran papel puesto que dan lugar a nuevas formas de contenido, como la realidad virtual, una de las principales apuestas de Zuckerberg. En Facebook, un millón de personas ven vídeos cada día en 360 grados. «Ahora, pienso mucho en la posibilidad de poder grabar y contar escenas a 360 grados», aseguró Zuckerberg, para quien la realidad virtual no es más que el resultado de una evolución. «Primero fue el texto, luego pasamos a las fotos y después al vídeo», recordó. Lo próximo es compartir escenas y hacerlo en las redes sociales. Sin embargo, Zuckerberg ha señalado que la realidad virtual no será el final del camino. El contenido será su pilar fundamental. Y en Facebook lo saben: cada día un millón de personas consumen vídeos de 360 grados. El mercado, al fin y al cabo, busca renovarse. Los «smartphones» se mejoran cada año pero la realidad es que cada vez hay menos diferencias en cuanto a las mejoras de prestaciones de un terminal con respecto a su predecesor. Basta, por ejemplo, con comparar el Galaxy S7 y el Galaxy S6. De hecho, las grandes compañías se han marcado, así, un nuevo objetivo: conseguir que el usuario tenga en su casa unas gafas de realidad virtual. Samsung, Google, HTC, Sony, LG o Alcatel también han querido meterse en el ajo de la realidad virtual. HTC ha dado más detalles de sus Vive, que llegarán al mercado en unas semanas y que, pese a su precio (799 euros), suponen una diferenciación con el resto de propuestas al incorporar una cámara frontal que permite reconocer el entorno (real). El problema, de nuevo, son Como los dispositivos más pulidos (Oculus Rift o HTC Vive) son caros y han de estar asociados a un ordenador potente, la puerta de entrada a esta tecnología va a ser el móvil gracias a esos visores que, como el Gear VR, son más accesible y utilizan la pantalla del «smartphone» para recrear los mundos virtuales. Los juegos y el entretenimiento serán, de momento, su principal atractivo. Y también Alcatel, que ha aprovechado el lanzamiento del Idol 4 para dar sus primeros pasos en la realidad virtual. Por otro lado están las Oculus Rift, de Facebook, que ya anunciaron el año pasado y cuyo lanzamiento al mercado está previsto para este año.
29-02-2016 | diarioti.com
Smartphones tendrán el mismo espacio  de almacenamiento que PC
Tendrán mejor rendimiento que los dispositivos de estado sólido (SSD) corrientes, con un espacio inferior a las tarjetas micro SD actuales.Ampliar
27-02-2016 | elpais.com
Un ?smartphone? que no hay que cargar cada noche
Asus Zenfone Max es un teléfono de gama media que destaca por su gran autonomía. Saldrá a la venta en España en abril por 199 euros
26-02-2016 | 20minutos.es
Los diez bulos más populares

LUIS M.GARCÍA

  • Los dos lados del papel de plata, el micrófono oculto en los teléfonos Samsung, la leche reciclada, medicamentos que enferman..
  • Bulos 'online', engaños a domicilio.
  • Desempolvamos algunos de los rumores más sonados de estos años.
  • Visualiza y descárgate el número de 'el mensual' de marzo en PDF.

Internet es una herramienta sin la que muchos ya no sabrían vivir. La red nos ha cambiado la vida en multitud de aspectos y es desde hace tiempo el mayor mentidero que existe. Podemos encontrar de todo, cierto o falso. Al igual que hace años se propagaban falacias por el boca a boca, ahora se hace en internet a mayor escala. Son legión los que comparten lo que sea sin comprobar si es verdad o no, con lo cual no solo ayudan a difundir información falsa, también obvian las posibles consecuencias de hacerlo.

Este tipo de bulos comenzaron a propagarse primero por e-mail y ahora habitan en las redes sociales, sobre todo en Facebook y Twitter,pero también en forma de vídeo en YouTube y por WhatsApp, la aplicación para móviles más popular del mundo. Desempolvamos aquí algunos de los rumores más sonados de estos años.

El 'micrófono oculto' en los Samsung

En las redes sociales se convirtió en viral una foto en la que se denunciaba que las baterías de los teléfonos Samsung incluían un micrófono que la Policía usaba para interferir las llamadas y grabarlas. Además, también se aseguraba que de esta manera se podía controlar el terminal sin que el usuario lo supiese. Lo que llegó a creerse que era un micrófono no era más que un chip de proximidad NFC que posibilita la transacción de información con solo pasar el móvil por un lector.

Los dos lados del papel de plata

Asegura que el papel de aluminio solo es eficaz para conservar alimentos por su lado brillante, y lo cierto es que es igual de eficaz por ambas caras. Que un lado sea menos brillante que el otro se debe a que, en su proceso de producción, esa parte entra en contacto con un rodillo, que quita brillo al papel.Las multas de la ora son legales

Circula por ahí que las multas de la ORA son nulas y se justifica con 'argumentos' disparatados. Para desmontarlo basta decir que las empresas privadas sí pueden denunciar y luego el Consistorio en cuestión decide si da validez o no a la denuncia, pues son ellos quienes sancionan, no las diputaciones provinciales. Además, la normativa que se cita está manipulada y el impuesto de circulación no tiene nada que ver con las multas de la ORA.

Medicamentos que enferman

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios se encarga de registrar las alertas sobre medicamentos en nuestro país y están a disposición para consulta pública en su web. Se debe recelar de los avisos que circulan sobre medicamentos que producen cáncer u otra enfermedad. Ocurre igual con determinados alimentos, como las naranjas infectadas por el VIH de Siria o los aceites milagrosos que curan tumores.Esa cuenta bancaria que no tienes

Recibes un SMS o wasap en nombre de una entidad bancaria (los hemos visto con casi todos los bancos) que te dice que te van a bloquear tu cuenta, y resulta que ni siquiera tienes cuenta en ese banco. Esta práctica se conoce como phising y consiste en suplantar a una entidad para obtener datos y utilizarlos a su antojo.

Whatsapp: blanco de estafas

La popular aplicación es desde hace tiempo soporte de los bulos más variopintos, también los que hablan de la propia app. Te pedirán que mandes no sé cuántos mensajes a tus contactos para entrar en un sorteo, te dirán que te van a cobrar si no procedes de tal forma. Ni caso a ninguno ellos: WhatsApp no hace uso de esta aplicación para mandar mensajes alarmistas.¿Hay leche reciclada?

Un falso mito asegura que la numeración de los envases de leche se refiere al número de veces que esta ha sido reciclada. Lo cierto es que, por supuesto, la leche no se recicla. Esa numeración que aparece se refiere al lote de producción, al tetrabrik, no hace referencia alguna a la leche.Regalos que salen caros

Este tipo de mensajes circulan por SMS y WhatsApp. Te dicen que te van a regalar un smartphone, pero su único objetivo es que quien pique acabe llamando a números de tarificación especial, que le saldrán muy caros. No dudan en incluir logos oficiales, pero no se regala nada en ningún caso. Lo mejor es eliminarlos sin más.Colores en la pasta dental

Se ha hecho creer que la pasta dental lleva diferentes colores para aludir a su composición química. En realidad esos colores se denominan "marcas de ojo" y, como sucede con otro tipo de envases, corresponden a los códigos de fabricación. Así se puede rastrear el producto durante su elaboración y se registra dónde cortar cada uno.Facebook no lee tus advertencias

Cada vez que Facebook hace una actualización, empiezan a compartirse en masa letreritos de advertencia a la red social para que no haga públicos los contenidos de tu perfil. La utilidad de hacerlo es nula. Facebook no va a leer esa 'advertencia'. Para mantener la privacidad en Facebook basta con acudir al perfil y ajustarla al gusto.

Eso sí, todo lo que hay en FB es susceptible de ser visto por procedimientos fraudulentos. Si tanto te preocupa que algo pueda verse, no lo pongas en FB. Esta red social marca sus pautas y tú las aceptas o no. Nadie te obliga a estar en Facebook. Tampoco por darle a 'Me gusta' a determinada foto de un niño enfermo va a donarle algo la red social a esa personilla, que ni siquiera existe en la mayoría de los casos.

26-02-2016 | 20minutos.es
'Wearables': 'Gadgets' vestibles para todos

JUAN CASTROMIL/CLIPSET

  • La tendencia de monitorizar se ha convertido en gamificación, convertir en un juego el hecho de superar las marcas propias o competir contra otros.
  • De pulseras de cuantificación se ha evolucionado a relojes que ofrecen otras funcionalidades como la de comunicación.
  • Visualiza y descárgate el número de 'el mensual' de marzo en PDF.

Una de las tendencias más destacadas de los últimos años ha sido la de monitorizar y cuantificar la actividad física, deportiva y de fitness de las personas.

Comenzó siendo algo muy puntual ligado a deportistas amateurs que usaban sencillas pulseras con un sensor digital que actuaba como podómetro.

A partir de ahí, el siguiente paso fue crear un software capaz de interpretar esa información para convertirla en algo evaluable. Llegados a este punto, aparece el fenómeno de la gamificación, es decir, convertir en un juego o competición el hecho de superar las marcas diarias propias o competir contra otros usuarios a través de una red social.

Este planteamiento se extendió con éxito entre deportistas habituales, aficionados a la vida sana y otras personas que de una u otra manera quieren mejorar su forma física.

Todo esto fue potenciado con la sincronización con el smartphone, que además ha permitido no solo visualizar los resultados sino también complementarlo con opciones como el registro de alimentos para controlar las calorías de la dieta.

Poco tiempo después, las pulseras empezaron a usar sensores más precisos y avanzados. Además de medir el movimiento y aceleración ?con los que se puede estimar los pasos y las distancias?, empezaron a incluir altímetros que cuantifican también las escaleras subidas.

Una de las funciones más singulares ha sido el registro de la cantidad y calidad del sueño, ofreciendo consejos para mejorar el descanso, aunque esta funcionalidad está bastante en tela de juicio.

El siguiente reto fue medir el ritmo cardiaco durante el ejercicio y, en algunos casos, incluso llegan a medir el pulso de forma continua durante toda la jornada, permitiendo evaluar mejor las diferencias de rendimiento.

También se sumó la posibilidad de registrar los recorridos usando el sistema de geoposicionamiento del GPS del móvil, aunque algunos modelos avanzados integran un GPS propio.

El último escalón ha sido trabajar sobre el aspecto y el diseño. Aquí se puede encontrar la oferta más variada de modelos, con propuestas que van desde una sencilla pulsera de goma hasta brazaletes que parecen joyas y, por supuesto, los cada vez más presentes relojes inteligentes.

La evolución a otras funcionalidades

Así pues, las pulseras representaron la primera ola de dispositivos wearables, válidos para los usos iniciales más básicos, la evolución natural es hacia los relojes que ofrecen otras funcionalidades, especialmente de comunicación.Estos últimos han ido comiendo terreno a las pulseras cuantificadoras en el interés del público general y así es como cada vez más gente prefiere apostar por un smartwatch que incluya ?además de las funciones de cuantificación de actividad básica? otras prestaciones avanzadas en coordinación con el móvil.

Ahora bien, hay varios parámetros a analizar a la hora de escoger el dispositivo que mejor se adapta a cada necesidad.

El precio suele ser uno de los primeros, ya que el margen de inversión varía desde los 99 euros hasta los más de 400.

Sin embargo, la cuestión más polémica es la autonomía. Los relojes inteligentes más avanzados suelen gastar mucha energía y tienen poco espacio para la batería, con lo cual no suelen superar más de un día lejos del enchufe.

Las pulseras (y relojes de pantalla monocroma) pueden aguantar, en la mayoría de los casos, entre 4 y 7 días sin necesidad de recarga. Solo los dispositivos mixtos (reloj analógico y sensores digitales) están varios meses activos.

Finalmente, los diversos estilos y funcionalidades serán los que sirvan para decantarse por un modelo u otro en función de lo que busque cada persona y de su estilo de vida.

24-02-2016 | abc.es
El caso Apple-FBI: cuando chocan libertad, privacidad y justicia
¿Puede una empresa negarse a colaborar con la justicia? La línea que ¿separa? la privacidad y la lucha antiterrorista es muy delgada. El caso iPhone, como ya se le conoce a la oposición de Apple a permitir el acceso a las autoridades en el marco de una investigación criminal, ha reabierto el debate acerca de la separación entre las libertades civiles y la protección de los datos personales. Un iPhone 5C, lanzado en 2013, es la piedra angular de todo este entramado. Lo utilizó un terrorista, Syed Farook, autor de los homicidios en San Bernardino (California) el pasado diciembre. La tecnología impregna todos los estamentos de la sociedad. La revolución digital es un tren que no puede descarrilar. Podría provocar un giro inesperado en el desarrollo de la sociedad avanzada a la que nos dirigimos. Apple justifica su postura de no permitir el acceso a este terminal al considerar que puede sentar un mal precedente. Para lograrlo, las autoridades, apoyadas por la decisión de la jueza federal Sheri Pym, han solicitado la utilización de un software modificado para acceder al contenido, un material que podría desvelar algunos entresijos en materia antiterrorista. Acceso a los datos de iCloud Ya tuvo un precedente tras las revelaciones del espía Edward Snowden en el caso Prism -de vigilancia masiva de ciudadanos- y que se destapó el intento de la Agencia de Seguridad Nacional y de las autoridades gubernamentales de disponer de una «puerta trasera» para realizar investigaciones de supuestos delincuentes. La idea es romper el sistema de cifrado utilizado por algunos fabricantes de dispositivos y que sirven de garantía para evitar intrusiones. Pero, en caso de realizar esta tarea mediante técnicas de fuerza bruta, se arriesga a perder toda la información almacenada en el terminal. La polémica está servida, puesto que el FBI ha reconocido que ya tuvo acceso al servicio de almacenamiento en la nube iCloud en donde se guarda una copia de seguridad tras una petición judicial a Apple. Pero esa copia estaba actualizada hasta el 19 de octubre y el atentado se perpetró dos semanas después, por lo que se han visto obligados a intentar acceder a la memoria local del terminal donde, según dicen, puede mostrar pistas sobre la investigación. Se trata, pues, de una estrategia en la que Apple, al margen de considerarse empresa, se erige como el paladín de la privacidad digital, aunque subyace como una apuesta arriesgada. Google, Twitter e, incluso, Facebook se han pronunciado al respecto mostrando su apoyo a la firma con sede en Cupertino (California), aunque otros representantes de gigantes tecnológicos como Microsoft se ha desmarcado asegurando que esta decisión atenta contra los derechos de los usuarios. «Este es un caso particular en el que el Gobierno solicita acceso a la información. No están pidiendo algo a nivel general, están pidiendo algo particular», explicaba recientemente su fundador Bill Gates en una entrevista en «Financial Times». El debate está en la encriptación. Google, por su parte, considera que la industria tecnológica ha de analizar con detalle su postura frente al pulso legal que mantienen Apple y el FBI porque cree que si se accede una vez al requerimiento de las autoridades, «sentará precedente» y habrá exigencias similares en el futuro. «Tenemos que sopesarlo bien como industria. Hay una nueva área aquí que necesitamos analizar. Si sucede una vez, teóricamente puede repetirse en múltiples ocasiones. Y eso es exactamente sobre lo que tenemos que reflexionar», aseguraba a EFE el vicepresidente de Google y responsable de Android, Hiroshi Lockheimer, en el Mobile World Congress de Barcelona. La opinión pública, a su vez, está dividida a partes iguales. Según un estudio elaborado por el centro de investigación Pew, el 51% de los estadounidenses cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación de la policía federal. Solo el 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple, que ha argumentado su negativa en la protección de la privacidad de sus usuarios, lo que ha originado una batalla legal entre ambos. El 11% restante no se pronunció sobre la cuestión. Las palabras del consejero delegado de Apple («podría utilizarse una y otra vez en muchos dispositivos») en una carta dirigida a los consumidores ha levantado la caja de los truenos. El gobierno de Estados Unidos -decía- ha pedido algo que simplemente no puede, ya que los datos pertenecen al usuario y no a la propia compañía. Es más, el Departamento de Justicia de EE.UU. quiere obligar a Apple a ayudar a sus investigadores a extraer datos de una docena de teléfonos iPhone como parte de casos pendientes de resolución, según el diario «The Wall Street Journal». «Es algo que consideramos demasiado peligroso. Nos han pedido construir una puerta trasera para el iPhone», lamentaba Cook, quien a su juicio EE.UU. ha pedido «hackear nuestros propios usuarios». Sin embargo, el director del FBI, James Comey, ha insistido en que el caso de San Bernardino tiene un alcance «reducido» y afecta a un único teléfono, pero Cook asegura que eso no es cierto y que tiene repercusiones mayores acerca de la protección de los usuarios de nuevas tecnologías. Actualmente, los iPhones tienen códigos de acceso más largos que los cuatro dígitos. Desde la última versión de su sistema operativo iOS la firma ha puesto el acento en materia de seguridad intentado que sus productos sean mucho más difíciles de piratear. La batalla legal no ha hecho más que comenzar. Los expertos creen que en caso de que Apple perdiera el juicio se sentaría un precedente legal que podría otorgar al gobierno de EE.UU. mayor autoridad para ordenar a las empresas a romper los sistemas de cifrado de sus productos. Contrariamente, uno de los beneficiados del «Caso iPhone» es la industria, aún incipiente, que se encarga de diseñar aplicaciones móviles y «smartphones» ultraseguros. Por ejemplo, WhatsApp -filial de Facebook- ya ha adoptado protocolos de seguridad y sistemas de encriptación con los que asegura que no pueden desbloquear las comunicaciones de los usuarios.
154