Noticias de "smartphone"

24-02-2016 | abc.es
El caso Apple-FBI: cuando chocan libertad, privacidad y justicia
¿Puede una empresa negarse a colaborar con la justicia? La línea que ¿separa? la privacidad y la lucha antiterrorista es muy delgada. El caso iPhone, como ya se le conoce a la oposición de Apple a permitir el acceso a las autoridades en el marco de una investigación criminal, ha reabierto el debate acerca de la separación entre las libertades civiles y la protección de los datos personales. Un iPhone 5C, lanzado en 2013, es la piedra angular de todo este entramado. Lo utilizó un terrorista, Syed Farook, autor de los homicidios en San Bernardino (California) el pasado diciembre. La tecnología impregna todos los estamentos de la sociedad. La revolución digital es un tren que no puede descarrilar. Podría provocar un giro inesperado en el desarrollo de la sociedad avanzada a la que nos dirigimos. Apple justifica su postura de no permitir el acceso a este terminal al considerar que puede sentar un mal precedente. Para lograrlo, las autoridades, apoyadas por la decisión de la jueza federal Sheri Pym, han solicitado la utilización de un software modificado para acceder al contenido, un material que podría desvelar algunos entresijos en materia antiterrorista. Acceso a los datos de iCloud Ya tuvo un precedente tras las revelaciones del espía Edward Snowden en el caso Prism -de vigilancia masiva de ciudadanos- y que se destapó el intento de la Agencia de Seguridad Nacional y de las autoridades gubernamentales de disponer de una «puerta trasera» para realizar investigaciones de supuestos delincuentes. La idea es romper el sistema de cifrado utilizado por algunos fabricantes de dispositivos y que sirven de garantía para evitar intrusiones. Pero, en caso de realizar esta tarea mediante técnicas de fuerza bruta, se arriesga a perder toda la información almacenada en el terminal. La polémica está servida, puesto que el FBI ha reconocido que ya tuvo acceso al servicio de almacenamiento en la nube iCloud en donde se guarda una copia de seguridad tras una petición judicial a Apple. Pero esa copia estaba actualizada hasta el 19 de octubre y el atentado se perpetró dos semanas después, por lo que se han visto obligados a intentar acceder a la memoria local del terminal donde, según dicen, puede mostrar pistas sobre la investigación. Se trata, pues, de una estrategia en la que Apple, al margen de considerarse empresa, se erige como el paladín de la privacidad digital, aunque subyace como una apuesta arriesgada. Google, Twitter e, incluso, Facebook se han pronunciado al respecto mostrando su apoyo a la firma con sede en Cupertino (California), aunque otros representantes de gigantes tecnológicos como Microsoft se ha desmarcado asegurando que esta decisión atenta contra los derechos de los usuarios. «Este es un caso particular en el que el Gobierno solicita acceso a la información. No están pidiendo algo a nivel general, están pidiendo algo particular», explicaba recientemente su fundador Bill Gates en una entrevista en «Financial Times». El debate está en la encriptación. Google, por su parte, considera que la industria tecnológica ha de analizar con detalle su postura frente al pulso legal que mantienen Apple y el FBI porque cree que si se accede una vez al requerimiento de las autoridades, «sentará precedente» y habrá exigencias similares en el futuro. «Tenemos que sopesarlo bien como industria. Hay una nueva área aquí que necesitamos analizar. Si sucede una vez, teóricamente puede repetirse en múltiples ocasiones. Y eso es exactamente sobre lo que tenemos que reflexionar», aseguraba a EFE el vicepresidente de Google y responsable de Android, Hiroshi Lockheimer, en el Mobile World Congress de Barcelona. La opinión pública, a su vez, está dividida a partes iguales. Según un estudio elaborado por el centro de investigación Pew, el 51% de los estadounidenses cree que Apple debería desbloquear el iPhone para facilitar la investigación de la policía federal. Solo el 38% de los encuestados se posicionó a favor de Apple, que ha argumentado su negativa en la protección de la privacidad de sus usuarios, lo que ha originado una batalla legal entre ambos. El 11% restante no se pronunció sobre la cuestión. Las palabras del consejero delegado de Apple («podría utilizarse una y otra vez en muchos dispositivos») en una carta dirigida a los consumidores ha levantado la caja de los truenos. El gobierno de Estados Unidos -decía- ha pedido algo que simplemente no puede, ya que los datos pertenecen al usuario y no a la propia compañía. Es más, el Departamento de Justicia de EE.UU. quiere obligar a Apple a ayudar a sus investigadores a extraer datos de una docena de teléfonos iPhone como parte de casos pendientes de resolución, según el diario «The Wall Street Journal». «Es algo que consideramos demasiado peligroso. Nos han pedido construir una puerta trasera para el iPhone», lamentaba Cook, quien a su juicio EE.UU. ha pedido «hackear nuestros propios usuarios». Sin embargo, el director del FBI, James Comey, ha insistido en que el caso de San Bernardino tiene un alcance «reducido» y afecta a un único teléfono, pero Cook asegura que eso no es cierto y que tiene repercusiones mayores acerca de la protección de los usuarios de nuevas tecnologías. Actualmente, los iPhones tienen códigos de acceso más largos que los cuatro dígitos. Desde la última versión de su sistema operativo iOS la firma ha puesto el acento en materia de seguridad intentado que sus productos sean mucho más difíciles de piratear. La batalla legal no ha hecho más que comenzar. Los expertos creen que en caso de que Apple perdiera el juicio se sentaría un precedente legal que podría otorgar al gobierno de EE.UU. mayor autoridad para ordenar a las empresas a romper los sistemas de cifrado de sus productos. Contrariamente, uno de los beneficiados del «Caso iPhone» es la industria, aún incipiente, que se encarga de diseñar aplicaciones móviles y «smartphones» ultraseguros. Por ejemplo, WhatsApp -filial de Facebook- ya ha adoptado protocolos de seguridad y sistemas de encriptación con los que asegura que no pueden desbloquear las comunicaciones de los usuarios.
24-02-2016 | abc.es
Comparativa entre Samsung Galaxy S7 y iPhone 6S: ¿cuál es mejor?
Vaya por delante que para gustos, los colores. O eso suele decirse. En cualquier caso, y a falta del próximo terminal de Apple que llegará presumiblemente en septiembre, son a dçia de hoy los dos principales rivales en la categoría de alta gama en lo relativo a «smartphones». Volverán a ser los dos terminales que gocen de las mayores ventas pero, comparados entre sí, son muy distintos, aunque tienen puntos en común. El nuevo Samsung Galaxy S7 ha mantenido la estética iniciada el pasado año. Terminal fabricado en una sola pieza, de corte elegante y con materiales de esos llamados nobles que confieren un aspecto premium. Y no es para menos, puesto que su precio no será barato (se habla de 719 euros). Enfrentado en este apartado al iPhone 6S -que ya tiene cinco meses de vida-, aquí cada cual que saque sus propias conclusiones. Porque son más bien distintos. Tiene algunos aspectos en común, como los bordes diseñados para elaborar su estructura, la entrada de audio y demás. La surcoreana ha vuelto a apostar por su característico botón Inicio físico de forma rectangular, mientras que su rival americano sigue siendo circular. Diferente tamaño En donde Samsung golpea fuerte es en lo relativo a la pantalla y la resolución obtenida, teniendo en cuenta la diferencia de tamaño entre ambos terminales (4.7 pulgadas del iPhone 6S por 5.1 pulgadas por el Galaxy S7). En el primero de los casos, basado en la tecnología Retina HD, se alcanza una 1.334 x 750 píxeles con densidad 326 ppp, que se comporta de una manera magistral, aunque Samsung llega con una óptima resolución (1.440 x 2.560 píxeles con densidad 534 ppp) de sus paneles súper Amoled con calidad QHD, metal y cristal por ambas caras. En este caso, colores más nítidos y vivos son algunas de sus ventajas. Cámara más rápida Aunque habrá que comprobarlo de primera mano, la cámara del Galaxy S7 promete un mejor rendimiento que la tecnología utilizada la pasada temporada. Ultra-rápida, asegura la firma surcoreana, en relación a un sensor cuya apertura llega hasta f/1.7 mientras que el iPhone 6S lo hace con f/2.2. Ambos ofrecen 12 megapíxeles. En el caso del nuevo modelo de Samsung la promesa viene de la mano de la obtención de un 95% más de brillo y un autoenfoque hasta cuatro veces más rápido que su predecesor. La estabilización automática del modelo de la manzana, muy logrado, pierde ligeramente en condiciones de baja luminosidad. Avance en características En los guarismos está el secreto. Su secreto consiste en el binomio incremento de las prestaciones-incremento del interés. Y Samsung lo sabe perfectamente por dónde se mueve la innovación actualmente. Para ello, ha llevado en su nuevo buque insignia 4 GB de memoria RAM, que en teoría supera al iPhone 6S -que Apple no suele comunicar pero según filtraciones es de 2 GB-, aunque ya se sabe que mejores prestaciones no equivale a un mejor rendimiento. Ahí entra en juego lo que Apple mejor sabe hacer: trabajar a la par software y hardware en aras de una mayor optimización. De hecho, en las pruebas y test de velocidad el iPhone 6S supera a casi todos sus rivales con creces. También Samsung ha incorporado procesadores Qualcomm Snapdragon 820 -utilizado ya por el reciente LG G5-, aunque este chip cambiará en función de los mercados, por lo que también se ha trabajado con el de fabricación propia, Exynos 8890 de 2.3 Ghz. En el caso del iPhone 6S se ha introducido un chip A9 a una frecuencia de 1.82 Ghz. Sin embargo, ¿será capaz de funcionar de una manera tan consistente y fluía este terminal, basado en Android 6.0 Marshmallow, que su máximo rival? Importantes diferencias Una de las señas de identidad de Samsung en el campo de la movilidad ha sido mantener la opción de ampliar la memoria interna. El pasado año esa tendencia la cambió, recibiendo numerosas críticas por parte de potenciales consumidores que ven en la ranura para tarjetas microSD una tabla de salvación para sus archivos multimedia. Y lo ha hecho a lo grande, permitiendo ampliar su capacidad hasta 200 GB. Se ha recuperado en el Galaxy S7 gracias a un original mecanismo que permite albergar esta tarjeta y la SIM en una misma bandeja. Apple, por su parte, se mantiene en sus trece apostando por los servicios en la nube y condicionado la compra de su iPhone en varias versiones (16/32/128 GB). El 3D Touch lo cambia todo Una de las grandes novedades del iPhone 6S es la tecnología 3D Touch, que permite discernir las opciones del teléfono en función de la presión ejercida por los dedos. Actúa a modo de botón derecho del ratón de un ordenador convencional y, aunque aún requiere de un avance, representa un cambio sustancial y una gran evolución sobre la interacción con las pantallas. Aunque este sistema se habló que llegaría en el Galaxy S7, no ha sido así. En su lugar se ha optado por el método «Always On», que permite que la pantalla esté siempre encendida para mostrar algunas notificaciones. Resistente al agua Otra gran distancia entre el iPhone 6S y el Galaxy S7 es que, este último, es resistente al agua. Según las últimas filtraciones, el próximo iPhone 7 sí permitirá sumergirse, pero a día de hoy, no es posible. Mientras se acerca el cambio, Samsung ha reforzado esta característica gracias a su certificación IP68, que promete sumergirse durante treinta minutos a una profundidad de 1.5 metros. Sin duda, un atractivo, ya presente en otros terminales existentes en el mercado, y que poco a poco se va abriendo camino en los modelos de alta gama. La carga inalámbrica también se ha mantenido en el Galaxy S7, aunque bajo la promesa de una velocidad de carga mayor. ¿Llegará esta tecnología al próximo iPhone? De momento no es posible. La pila del nuevo buque insignia de Samsung, eso sí, ha pasado de 2.550 mAh a 3.000 mAh, lo que puede intuir una autonomía mayor que el ofrecido por Apple, 2.750 mAh, que en un uso prolongado completa una sola jornada. En cuanto a sus conectividades, ambos soportan LTE y cuentan con tecnología inalámbrica NFC, aunque en el caso del iPhone esta característica solo se puede utilizar para realizar pagos móviles mediante Apple Pay, aún inutilizable en España.
24-02-2016 | abc.es
Alcatel lanza el Idol 4 y 4S para conquistar a los «millennials»
Alcatel ha apostado este año por adelantarse al Mobile World Congress, que acoge Barcelona del 22 al 25 de febrero, y ha presentado este sábado sus nuevas armas con las que pretende conquistar a los «millennials». Se trata del Idol 4, un «smartphone» de gama media con el que además la filial de TCl se adentra en la realidad virtual. Mientras que grandes firmas como Samsung o Huawei presentan este domingo sus novedades, Alcatel ha decidido adelantarse y dar a conocer, en primer lugar, su cambio de logo. Alcatel, a secas, ha decidido dar un paso más y dejar atrás el Onetouch. Sin duda, un cambio de imagen que acompaña a la compañía en una nueva etapa con productos muy competentes en lo que a gama media se refiere. Y para ello están el Idol 4 y el Idol 4S, que siguen la estela de su predecesor, el Idol 3, con un diseño único al mismo tiempo que se adentra en la realidad virtual e invita al usuario a vivir una gran experiencia multimedia. La clave del nuevo «smartphone» reside en la «Boom Key» que permite al joven usuario una nueva experiencia fotográfica, multimedia así como a la hora de jugar. Por ejemplo, el usuario puede hacer fotos y vídeos aunque el dispositivo esté bloqueado o activar los comandos del videojuego. El Idol 4 cuenta con una pantalla 5.2 pulgadas FHD (1.080 x 1.920), procesador de ocho núcleos (1.7 GHz + 1.2 GHz), memoria interna de 16GB (ampliable con MicroSD a 512 GB), 3 GB de RAM, sistema operativo Android  6.0 Marshmallow, cámara de 13 megapíxeles, frontal de 8 megapíxeles y batería de 2.610 mAh. Por su parte, la pantalla AMOLED del Idol 4S se eleva a las 5.5 pulgadas FHD (1.080 x 1.920), cuenta también con un procesador de ocho núcleos (1.8 GHz + 1.4 GHz), 32 GB de memoria interna (ampliable con MicroSD a 512 GB), 3 GB de memoria RAM que le hacen, sobre el papel, un terminal que corre de una forma lo suficientemente fluida como para rivalizar con terminales de alta gama. En su interior cuenta con sistema operativo Android 6.0 Marshmallow y batería de 3.000 mAh. Los terminales, con marco metálico, cuentan con un diseño muy fino. El precio de Idol 4 es de 320 euros y del el Idol 4S, 499 euros. Se pondrán a la venta en verano y estarán disponibles en cuatro colores: Gold, Dark Grey, Rose Gold y Metal Silver. Lo más llamativo del Idol 4 es que llegará a las tiendas en un paquete cuya caja se convierte en unas gafas de realidad virtual, por lo que su precio asciende a 360 euros. La firma parece también sumarse a esta tendencia que aún no ha terminado de despuntar pero que puede conseguirlo este 2016. Las gafas, de plástico, recuerdan a las de Samsung, y el contenido de realidad virtual se podrá disfrutar desde el móvil a través de la aplicación Onetouch VR Hub.   Alcatel Plus 10, un híbrido Alcatel también ha presentado Alcatel Plus 10, un híbrido de tableta y portátil de 10 pulgadas con Windows 10, procesador Intel de 4 núcleos, memoria de 32 GB (ampliable hasta los 64GB) y doble batería (la de la tableta y el teclado) de 8.410 mAh. Dispone también de cámara trasera y delantera. Destaca que su teclado con ranura para la tarjeta SIM al mismo tiempo que se convierte en un punto de acceso WiFi al que se pueden conectar hasta 15 dispositivos. Su precio es de 380 euros y llegará a las tiendas antes de verano.
24-02-2016 | abc.es
Xiaomi Mi 5: el terminal de gama alta por solo 300 euros
Xiaomi ha presentado este jueves en el Mobile World Congress de Barcelona el Mi5. La presentación del nuevo «smartphone» ha corrido a cargo de Hugo Barra, quien ha desvelado la potente apuesta del gigante chino cuyo precio solo ronda los 300 euros. El Mi5 cuenta con una pantalla Full HD de 5,15", está equipado con un procesador Qualcomm Snapdragon 820 (el más potente del mercado en la actualidad); 4 GB de RAM; cámara principal del 16Mpx, con estabilizador óptico de la imagen y con tecnología capaz de reducir el ruido y mejorar la calidad de las imágenes tomadas, y frontal de 4; batería es de 3000mAh. Según la compañía, cuenta también con una tecnología que permite reducir el consumo algo más de un 15% sin que afecte a la visibilidad del teléfono. El Mi5, además, llega con un sensor de huellas que, por primera vez, se sitúa en la parte delantera del móvil. A pesar de estas imponentes especificaciones, el terminal, disponible en negro blanco y dorado, pesa sólo 129 gramos y mide 144,55 mm x 69,2mm x 7,25mm. El almacenamiento interno es de 32, 62 o 128 GB, ampliable con microSD, y se lanzará con el sistema operativo Marshmallow de Android con MiUi 7 en China el próximo 1 de marzo por 1.999 yuanes (algo menos de de 300 euros). En otros países, llegará más adelante.
24-02-2016 | elpais.com
Sale un ?smartphone? casi irrompible y que ve en la oscuridad
La resistencia es la características destacada del nuevo teléfono inteligente Cat S60 de Caterpillar, junto a una cámara térmica que permite ver a oscuras
24-02-2016 | diarioti.com
Samsung presenta Exynos 8 Octa, el procesador de Samsung Galaxy S7
Samsung Electronics anuncia que Exynos 8 Octa, la segunda generación de su procesador móvil premium sobre tecnología 14nm FinFET, está incorporado en los nuevos smartphones Samsung Galaxy S7 y Samsung Galaxy s7 edge.Ampliar
24-02-2016 | abc.es
Hisense C20: el «smartphone» para King Kong
Resistente, a prueba de golpes y capaz de superar las más duras caídas. Esa es la promesa de Hisense con el nuevo teléfono móvil inteligente King Kong C20, capaz de sumergirse hasta un metro de profundidad y, a su vez, repele otros agentes externos como el molesto polvo. Y, a su vez, es capaz de tomar fotografías y vídeos bajo el agua. La firma china, especializada en paneles de televisores, ha vuelto a apostar por este concepto de «smartphone» que se sitúa en la parte derecha de otros lanzamientos que persiguen liderar la innovación tecnológica. En este caso, el dispositivo mantiene la estética de «smartphone» más extendida en los últimos años, aunque está fabricado en una aleación de acero reforzado con dos plantas de vidrio Gorilla Glass 4, que anima a pensar que está plenamente preparado para evitar roturas y arañazos en las caídas ocasionales. Porque el valor añadido de este «smartphone» es precisamente este, el diseño resistente. Tras esas líneas sencillas y minimalistas se esconde su mayor secreto. Tiene un marco de un grosor de 8.6 milímetros. Sin ir más lejos, la firma china asegura que el público al que va dirigido son usuarios que «van siempre con prisas, corredores, estudiantes y artesanos». Al margen de esta indudable ventaja, el C20 King Kong cuenta con una serie de características internas más que aceptables. Ofrece 3 GB de RAM, un procesador de ocho núcleos que funciona a una velocidad de 1.36 Ghz y cuenta con 32 GB de capacidad. Además, está dotado de una cámara de 13 megapíxeles y una cámara delantera de 5 megapíxeles. Uno de los más delgados Durante la feria Mobile World Congress de Barcelona, Hisense ha mostrado también otros «smartphones» para esta temporada. Uno de los más destacados es el C1, un modelo de gama media cuyo atractivo reside en su extrema delgadez, tan solo 5.73 milímetros de grosor. El dispositivo, fabricado en aluminio, promete a su vez una gran resistencia además de unas líneas elegantes. Cuenta con una pantalla táctil súper AMOLED de 5.5 pulgadas con modesta resolución HD de 1.280 x 720 píxeles. En su interior está equipado con un procesador Octacore de 64 bits Qualcomm, con 2 GB de memoria RAM y 16 GB de capacidad.
24-02-2016 | abc.es
Así se localiza a una persona dentro de un edificio
Telefonica ha desarrollado (y está probando ya) un nuevo servicio de geolocalización. Uno que combina a todos los sistemas actuales y que se llama «localización multisensorial» y que permite, según la operadora, localizar a cualquier persona con un metro de precisión, incluso en el interior de un edificio o en espacios cerrados donde el Gps no funciona. El nuevo servicio explota y utiliza las mediciones de todos los sensores del teléfono, desde el wifi al Bluetooth, el giroscopio o el acelerómetro. E, incluso, el magnetómetro, que mide el magnetismo terrestre, esto es, los campos magnéticos del planeta, que están por todas partes. En conjunto, se obtiene la localización más exacta y precisa del mercado. Gracias a una aplicación específica, el «smartphone» recoge las variaciones que registran sus sensores a lo largo de un camino concreto, como un pasillo dentro de un edificio. Al mismo tiempo que la persona se va moviendo, el teléfono envía todos los datos a través de la red 4G a un servidor en la nube de Telefonica para después, gracias a una serie de algoritmos de inteligencia artificial, seleccionar los datos más relevantes según cual sea el escenario. Combinando todos los datos, el sistema es capaz de estimar la posición y el comportamiento del usuario con una precisión asombrosa. En un hospital, por ejemplo, cada usuario podrá encontrar así exactamente dónde está la consulta a la que tiene que acudir. El mismo sistema se puede usar también en estaciones de autobús o tren, o en un Aeropuerto, para prevenir «zonas calientes» y prevenir aglomeraciones. La tecnología hará posible también el «marketing geoposicionado» que permitirá, por ejemplo, que los clientes que deambulen por un centro comercial reciban en sus terminales publicidad o mensajes asociados al comercio frente al que están pasando en ese momento. La precisión es tan grande que será posible, incluso, saber si en un pasillo el cliente está junto a los expositores de la izquierda o de la derecha. La localización multisensorial se puede usar también en empresas y fábricas, para localizar al personal más cercano en caso de incidencia, lo que ayudará a mejorar la distribución del personal o hacer un seguimiento de máquinas o personas. El sistema ya está disponible y dentro de apenas unos días empezará a funcionar en los servicios de salud de Galicia.
24-02-2016 | abc.es
Android: un «coladero» de virus
Es el sistema operativo móvil más extendido y, a su vez, el mayor «coladero» de virus. Un 63% de los usuarios de «smartphones» en Europa llevan un dispositivo Android y sus amenazas crecen a medida que se incrementa su cuota de mercado y sus millones de usuarios. Este sistema operativo, el de mayor penetración del mundo, ha registrado más 2.3 millones de nuevas amenazas en 2015, un 50% más que las identificadas en 2014. Según ha deslevado la firma alemana de seguridad G DATA, las amenazas al sistema operativo de Google crecen a medida que se incrementa su cuota de mercado y sus millones de usuarios. Los expertos en ciberseguridad han identificado 758.133 nuevas amenazas para Android en el último trimestre de 2015, lo que implica un crecimiento del 32% respecto al anterior (574.706), como han explicado en un comunicado. «Una realidad cada vez más peligrosa, pues mientras que las soluciones de seguridad son un común denominar en ordenadores de sobremesa o portátiles, en los dispositivos móviles su penetración aún está lejos de ser generalizada», advierten los expertos. En 2015 se alcanzó, pues, una nueva marca negativa, con un total de 2.333.777 nuevos programas maliciosos destinados a atacar el sistema operativo Android. Estas amenazas registradas suponen un crecimiento de más del 50% respecto a 2014 (1,54 millones). Al uso generalizado del «smartphone» se añade que cada vez se utiliza más como alternativa al PC cuando hablamos de banca y compras «online». «Malware» e «Internet de las Cosas», amenazas De cara a este año, los expertos creen que en materia de seguridad se centrará en dos grandes áreas: la evolución del «malware» para Android y la llamada «Internet de las Cosas», en donde se propone que todos los objetos electrónicos se conecten a internet permitiendo ampliar sus posibilidades. En España, el 27% de las compras «online» se realizaron desde un smartphone en 2015, por un 19% del año anterior, según el Observatorio de Cetelem. El «smartphone» y la tableta, en ese sentido, siguen ganando puntos en banca móvil, mientras que el comercio electrónico se ha colocado como una de las puertas de accceso a los ciberdelincuentes. Según los expertos en seguridad, la industria del cibercrimen ha descubierto el enorme potencial de los dispositivos móviles para sus negocios y a medida que banca y compras online se popularizan en estos dispositivos móviles, las amenazas no solo crecerán en número sino también en sofisticación y con un objetivo claro, atacar el bolsillo de las víctimas. «Android está en el centro de la diana», advierten. El «Internet de las Cosas» supondrá un gran agujero de seguridad y un gran objetivo para la industria cibercriminal: vehículos, pulseras de actividad, televisores, frigoríficos, redes domóticas. El camino se dirige hacia que muchos dispositivos en cuyo diseño nunca se consideró su seguridad «se manejan a través de apps de Android fácilmente explotables», lamentan. La amenaza será cada vez más real en 2016.
24-02-2016 | abc.es
Activision Blizzard completa la compra de los caramelos «Candy Crush»
Un importante movimiento que permite vislumbrar el interés cada vez mayor de los desarrolladores de videojuegos en meter la cabeza en los nuevos hábitos de los consumidores: los juegos móviles. Activision Blizzard ha anunciado este martes la finalización de la adquisición de King, creadora del exitoso «Candy Crush», por un valor de 5.900 millones de dólares (5.355 millones de euros). Pese a esta compra, King seguirá dirigida por su actual consejero delegado, Riccardo Zacconi, así como por los directores creativo y de operaciones, Sebastian Knutsson y Stephane Kurgan. La compañía, según el acuerdo, permitirá que la desarrolladora de juegos para dispositivos móviles continúe operando como una unidad independiente dentro del nuevo conglomerado, que albergará a unos 500 millones de usuarios en todas sus disciplinas, ya sean juegos para consolas de sobremesa y ordenadores. De esta forma, la nueva matriz contará con series populares como «World of Warcraft» o «Call of Duty». De momento, se desconoce si la compañía llevará alguna de estas sagas a versiones más profundas adaptadas a los dispositivos móviles. Otras compañías del sector como Nintendo tienen previsto meter la cabeza en los «smartphones» y llevar a este tipo de plataformas alguno de sus personajes más reconocidos como Mario, mientras que otras firmas como Square Enix lleva tiempo desarrollando títulos para móviles aprovechando el tirón de sus juegos más conocidos como «Final Fantasy VII». Los responsables de ambas compañías han valorado esta alianza. En primer lugar, Bobby Kotick, máximo responsable de Activision Blizzard, ha adelantado en un comunicado que los juegos para móviles ofrecen «fantásticas oportunidades para crear nuevas formas de interacción entre el público», mientras que Riccardo Zacconi, consejero delegado de King, ha anticipado el esfuerzo de la filial por continuar desarrollando este tipo de experiencias para móviles: «Nos emociona pensar en el futuro y seguiremos desarrollando nuevos y emocionantes juegos, explorando nuevas formas de satisfacer a los jugadores y de crear las mayores franquicias de entretenimiento interactivo».
213