Noticias de "smartphone"

03-05-2015 | 20minutos.es
Geolocalización en los dispositivos móviles: pros, contras y por qué modularla

EROSKI CONSUMER

  • Supone una mejora para determinadas aplicaciones, sobre todo de ocio y turísticas.
  • Pero también ceder privacidad de los movimientos de los usuarios de dispositivos móviles a servicios que la pueden utilizar con fines propios y dudosos.
  • Google Now, Maps, Facebook, Foursquare, Instagram, Twitter.. son algunos servicios habituales que obtienen información del usuario para realizar perfiles publicitarios.
  • La ventaja más obvia de la geolocalización es la mejora de eficiencia absoluta en cualquier servicio.

La geolocalización ha sido objeto en los últimos años de un intenso debate acerca de sus ventajas y peligros. Supone una mejora para determinadas aplicaciones, sobre todo de ocio y turísticas, pero también supone ceder privacidad de los movimientos de los usuarios de dispositivos móviles a servicios que la pueden utilizar con fines propios y dudosos. Desde Eroski Consumer analizan los pros y contras de la geolocalización y una opción intermedia para no perder todas las ventajas de esta opción.

Ventajas

La ventaja más obvia de la geolocalización es la mejora de eficiencia absoluta en cualquier servicio. Si buscamos un determinado servicio en Google, ya sea desde el móvil o desde el ordenador, es más fácil que el buscador nos ayude si conoce nuestra posición. Nos dará entonces datos relativos a locales cercanos y evitará otros demasiado alejados. Lo mismo sucede si buscamos una determinada calle: si el servicio de mapas sabe dónde estamos, nos podrá indicar la forma más rápida de llegar.

A esta ventaja en la eficiencia de búsquedas se suma información adicional de interés, sobre todo cuando estamos de turismo. El turista es a menudo el usuario más necesitado de información práctica y de ocio. Si a ello le añade indicaciones sobre el mapa, ya que en principio desconoce las calles, la geolocalización puede mejorar mucho su experiencia de usuario. En esta premisa se basan Foursquare y otros servicios para conocer ciudades con el móvil. En este sentido, nuestro smartphone puede ser una auténtica guía práctica, interactiva y en tiempo real que nos informe de actividades, museos, locales de ocio, etc., a medida que nos movemos.

En casos como el del servicio Google Now y la llamada Internet de proximidad, basada en los datos que emiten nuestros sensores, la geolocalización ayuda para ofrecer consejos prácticos. Un ejemplo: el servicio detecta que cada jueves vamos al aeropuerto entre las cuatro y las seis; en consecuencia, puede enviarnos datos del tráfico en tiempo real antes de que se lo pidamos.

También podemos considerar una ventaja que si un comercio 'online' al que solemos visitar sabe a qué tipo de locales acudimos, pueda analizar nuestros gustos y darnos consejos sobre qué producto nos puede interesar más. Nos ahorramos así publicidad de bajo interés.

Desventajas

Pero es esta eficiencia que presta la geolocalización lo que resulta inquietante. ¿Qué pasa cuando no queremos una mejor publicidad, tan solo porque no queremos que se utilicen nuestros datos para elaborar perfiles ni estudios de marketing? O cuando no queremos que un servicio sepa desde dónde lo activamos porque es una red social en la que figurará nuestra posición de manera pública.

Pueden ser muchos los motivos por lo que no deseemos que todo el mundo sepa dónde estamos en cada momento, y servicios como Instagram, Facebook, Twitter y muchos otros lo indican cada vez que subimos una fotografía, publicamos un comentario o lanzamos un tuit, si tenemos activada la geolocalización.

Por otro lado, ¿cómo sabemos que en un momento de presión máxima, el servicio no cederá los datos de nuestros movimientos a un organismo público que desee investigarnos?

Debemos de ser conscientes de que cuando usamos las aplicaciones de mapas como navegadores GPS o lo activamos en aplicaciones para ir al monte o a buscar setas, estas recolectan las posiciones y las guardan. Lo mismo sucede con las apps para hacer deporte. En principio, y con toda lógica, las almacenan para que podamos hacer uso de ellas en futuras ocasiones, pero nadie nos asegura que no acaben transformadas en estudios de perfiles de publicidad; y quién sabe si en el futuro, en manos de servicios de inteligencia, ya sean nacionales o extranjeros.

Una opción intermedia: modularla

Por fortuna, en los smartphones y tabletas, tanto en Android como en iOS 8, la geolocalización es una opción modulable, en buena parte por la presión de los países y sus agencias de protección de datos, de modo que se puede activar o desactivar en cada servicio y según se desee. Puede que en un determinado momento interese indicar en Instagram dónde estamos, pero no en Twitter, y en otro necesitemos hacer uso de los mapas de Google, para lo cual debemos estar geolocalizados. Lo más recomendable es emplear esta capacidad de los dispositivos para regular la geolocalización y ser conscientes de lo que supone activarla o desactivarla.

Otro cantar son los ordenadores y los accesos fijos; cuando accedemos a Internet desde una conexión fija (sea wifi o cable ethernet), estaremos irremediablemente localizados por la referencia que tiene el operador de esa conexión. Este operador, por otro lado, puede estar obligado por ley a ofrecer datos de nuestro acceso si una autoridad judicial se lo requiere.

Google Now: ¿útil o inquietante?

Hace dos años Google lanzó el servicio Google Now, una especie de agenda interactiva del usuario que se fundamentaba en la recolección de datos personales para elaborar un calendario de citas, obligaciones, necesidades y consejos para este. Basado en lo que se conoce como "Internet de proximidad", Google Now utiliza todos los sensores de los que podamos disponer en los aparatos que usemos (smartphones, tabletas, portátiles, sobremesas, pulseras, relojes inteligentes, etc.) para sacar conclusiones que nos puedan ser útiles de cara a mejorar nuestra planificación diaria.

Entre otros datos que analiza, figura nuestra posición en cada momento, de modo que, si se lo permitimos, el servicio rastrea nuestros movimientos a lo largo del día y nos puede aconsejar trayectos más eficaces para ir de casa al trabajo o bien que cojamos el paraguas, ya que sabe que ese día los más seguro es que vayamos a determinado sitio donde lloverá. ¿Útil o inquietante? Es posible que sea ambas cosas a la vez, pues si bien ese conocimiento de nuestros movimientos puede ayudarnos en muchos aspectos, también desnuda nuestros hábitos.

Además, ¿sabemos en realidad lo que hace luego Google con estos datos? Entre otras cosas, los utiliza para elaborar sus propios perfiles publicitarios (el negocio de Google es la publicidad) e, incluso, los analiza y los vende a empresas de marketing en forma de resultados, aunque siempre de forma que la información más personal del usuario esté anonimizada, en cumplimiento de las leyes de protección de datos de cada país.

Pero Google Now es solo un ejemplo más de la paradoja de la geolocalización, en especial en la era del móvil. Facebook también estaría encantado de que le dejáramos rastrearnos por las mismas razones, así como tantos otros servicios que nos reclaman que, para una mayor eficiencia, activemos la geolocalización del smartphone o tableta cuando accedamos a ellos. Sin duda, esto puede tener sus ventajas, pero también comporta sus peligros.

03-05-2015 | 20minutos.es
USB Type-C: el conector del futuro por el que apuestan Google y Apple

EROSKI CONSUMER

  • El último MacBook de Apple y el Chromebook Pixel de Google incorporan un puerto USB Type-C como conector universal.
  • Esto asegura un nuevo estándar tanto para la carga como para la transmisión de datos entre dispositivos.
  • Clipset: cosas que debes saber sobre este nuevo conector.

El mundo de la informática está en constante evolución. Buena prueba de ello es que cualquier elemento suele estar sujeto a evolución y cambios por muy estandarizado que parezca. Un ejemplo son los conectores.

Más allá de los protocolos que pueda aceptar, USB Type-C supone un conector entre dispositivos con grandes implicaciones de cara al futuro. Lanzado el año pasado como propuesta por las principales asociaciones de fabricantes, ha sido en fechas más recientes cuando se han conocido las primeras propuestas prácticas: el nuevo MacBook de Apple y el Chromebook Pixel de Google. Ambos incorporan un puerto USB Type-C como conector universal tanto para la carga de la batería como para la transferencia de datos con otros dispositivos. Pero antes, la tableta Nokia N1 también anunció a principios de año su presencia en el modelo. Desde Eroski Consumer se explican sus características.

Tamaño y sus implicaciones

Las dimensiones del conector USB Type-C son muy semejantes a las del microUSB, que estaba llamado a constituirse en referente para la industria de los conectores y cargadores para móviles, pero que no fue bien aceptado ni por los fabricantes de ordenadores ni por Apple, que no lo incorporó en el iPhone.

En lugar de este, la empresa de la manzana ideó el conector Lightning, que tenía la ventaja de ser reversible, a diferencia del USB Type-C. En otras palabras: podía conectarse al puerto de forma indistinta por las dos caras, de modo que el usuario no debía preocuparse por la posición del conector respecto al puerto, algo que resulta muy incómodo cuando las clavijas son tan pequeñas como en el microUSB. El nuevo conector, a diferencia de la gama micro, sí presenta simetría de caras al estilo del Lightning, lo que rompe con la tradicional asimetría de los USB y permitirá la conexión indistinta.

Pero si por algo destaca el USB Type-C es por poder aceptar todas las virtudes del protocolo USB 3.0 (potencia de carga y tasas de transferencia de hasta 10 gigabits por segundo) resumidas en un conector pequeño y cómodo. Esta circunstancia podría parecer banal, pero, por un lado, posibilita unificar el conector del portátil y la tableta con el de los smartphones, lo que libera de complejidades morfológicas el ecosistema del usuario. Y por el otro, deja a los ordenadores aspirar a diseños todavía más finos y ligeros, ya que no se ven condicionados por el grosor del conector, como sucedía con los anteriores USB. Es así como Apple y Google han podido presentar sus modelos ultraligeros, que definen el futuro de estos aparatos, muy acosados por la comodidad y liviandad de las tabletas y los phablets.

Datos entre dispositivos y carga

USB Type-C es, además, un conector que sirve tanto para transportar energía de una red de alimentación a un dispositivo como para transferir datos. Estos datos ya existían en otros puertos USB, pero no a las velocidades y potencia que presenta este formato. En concreto, USB Type-C soporta potencias de hasta 100 wats con cinco amperios de intensidad.

Esto significa que es capaz de cargar con rapidez tanto un móvil como un ordenador o una tableta, o ambos a la vez, si uno está conectado al otro (el smartphone al ordenador, por ejemplo) aunque no haya conexión a la red eléctrica. También permite cargar un dispositivo desde una batería, como en el caso de los móviles que se cargan con baterías externas.

Pero en el apartado de las tasas de transferencias también responde con gran eficacia, ya que su tasa límite de 10 gigabits por segundo le hacen idóneo para interconectar una tableta o un portátil -incluso un móvil- con una pantalla para, por ejemplo, dar vídeo en ultra alta definición a un televisor 4K. Y lo mismo sucede en el momento de conectar cámaras de vídeo o fotográficas para transferir imágenes en alta resolución, algo que puede resultar complicado de hacer mediante redes inalámbricas.

Conviene, de todos modos, no creer que por defecto el USB Type-C funciona con el protocolo 3.0. Una cosa es el protocolo y otra el conector. El primero es un sistema digital y el segundo un objeto físico que también puede aceptar protocolos de menor capacidad, como es el USB 2.0, que hoy todavía está como puerto en muchos ordenadores.

Por ejemplo, el teléfono chino Jiayu S4 implementa un conector USB Type-C, pero lo hace con protocolo USB 2.0, por lo que sus capacidades no son análogas a las de USB 3.0 y necesitaría un adaptador para conectarse con otro dispositivo que contemplara un Type-C con USB 3.0.

02-05-2015 | 20minutos.es
Nueva tendencia: los 'hipsters' dejan ahora paso a los 'muppies'

EFE

  • Son nativos digitales que pueden hacer mil cosas a la vez, al mismo tiempo que se desviven por llevar una vida sana.
  • Los ha bautizado Michelle Miller, una escritora estadounidense, en su libro 'The Underwriting'.
  • "Tienen entre 22 y 35 años, pasan una hora en Internet, 30 minutos realizando compras online y cuarenta minutos confeccionado el menú del día siguiente", explica Miller.

Tras el paso de los hipster, que pusieron de moda las gafas de pasta, los estilismos vintage y la defensa del medio ambiente, llegan los muppie, una nueva generación de nativos digitales que pueden hacer mil cosas a la vez, al mismo tiempo que se desviven por llevar una vida sana.

Muppie, término inventado de la unión de millenial y yuppie por la escritora estadounidense Michelle Miller en su libro The Underwriting (Kindle Edition), engloba a una serie de jóvenes entre 22 y 35 años que se esfuerza para conseguir el éxito laboral, más por satisfacción personal que por una buena remuneración.

"Esta nueva generación, que tiene entre 22 y 35 años, pasa una hora al día buceando en internet, treinta minutos realizando compras online y cuarenta minutos confeccionado el menú del día siguiente", escribe Miller.

Trabajan en lo que les gusta, son solidarios y adictos a las redes sociales, pero su verdadera droga es el deporte y la ingesta de alimentos saludables. No conciben la realidad sin tecnología, crecieron con el CD, el MP3 y el MP4 y la Play Station, viven pegados al smartphone y para ellos Twitter es su fuente de información.Para un muppie, el dinero no es lo más importante, prefieren disfrutar de las pequeñas cosas del día al día y darse algún que otro capricho

Cuentan con una buena formación, generalmente con estudios superiores, dominan dos idiomas, incluso tres, han estudiado en el extranjero y se han ocupado de engrosar su currículum con cursos específicos y algún que otro máster.

Unas veces remunerada y otras no, presumen de una larga experiencia profesional en la que han podido ser desde diseñadores hasta DJ, pasando por bloggers, modelos por un día u organizadores de eventos.

El dinero no es lo importante

Tras esa experiencia, crean su propia empresa, ese proyecto con el que tantas veces han soñado y, que hoy por hoy, más que darles beneficios, les divierte y les hace sentir bien. Para un muppie, el dinero no es lo más importante, prefieren disfrutar de las pequeñas cosas del día al día y darse algún que otro capricho.

Su vida social se mueve en Instagram y Facebook. Les encanta viajar, conocer nuevas culturas y disfrutar de la gastronomía, vivencias que en solo unos segundos comparten en las redes, su objetivo es conseguir más seguidores. Recurren al yoga y al running para desconectar del trabajo. La fotografía, el cine, la literatura, las manualidades, hacer punto o coser son algunas de sus aficiones.

Entre su prioridades se encuentra la salud y el bienestar. Adoran los productos ecológicos, los zumos de frutas, verduras y alimentos saludables como el brécol, kale (berza o col rizada), miso, los frutos rojos o las nueces.

Prefieren el pan artesano y, por supuesto, dulces ecológicos e hipocalóricos, ricos en soja, avena o cebada malteada. Son responsables con la naturaleza y están concienciados con la importancia de preservar el medio ambiente, entre sus hábitos se encuentra el reciclaje.

En cuanto a su estética, los muppie, visten con ropa de firma, pero sin seguir tendencias, imponen su estilo informal y rehuyen de los trajes de chaqueta, son fans de los vaqueros de última generación y prendas que declinan el estilo preppy.

Bolsos, carteras y zapatos, junto con los accesorios para personalizar la tableta y el teléfono móvil, son sus complementos favoritos. No miran hacia el futuro, prefieren vivir el día a día, sin grandes planes y disfrutar de las buenas cosas que les brinda la vida.

02-05-2015 | abc.es
Así cocinaremos en 2025, según Ikea
Tras presentar los muebles que, además de decorar, sirven para cargar la batería de nuestros «smartphones», esta semana Ikea ha sorprendido con lo que, parece, es su sueño para revolucionar la cocina en los próximos años. Así, la compañía sueca, que siempre ha abanderado la simplicidad ante todo, muestra una práctica y útil idea sobre cómo cocinaremos en solo diez años. Lo que a simple vista es una mesa pronto se convierte, como podrás ver en el vídeo, en una placa de inducción, una tabla para cortar y demás elementos que utilizamos en nuestros quehaceres diarios. La idea de Ikea, denominada «..
01-05-2015 | enter.co
Así es ?Entre Panas?, una de las series web más vistas en Colombia
A muchos nos gusta consumir entretenimiento desde nuestro smartphone o por internet. A algunos ya ni siquiera les gusta ver series por TV tradicional y prefieren animarse a darle una oportunidad a las famosas series web. Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en Así es ?Entre Panas?, una de las series web más vistas en Colombia, […]
01-05-2015 | enter.co
Los smartphones, herramientas contra la delincuencia en Bogotá
Las bondades de la tecnología en los últimos años han permitido explorar nuevos horizontes. Las situaciones fuera de control en las ciudades siempre han estado a la orden del día. Sin embargo, cada vez más estas están siendo captadas no solo por cámaras de seguridad instaladas en puntos estratégicos, sino por las cámaras de los […]
29-04-2015 | enter.co
Liveblog: Conferencia inaugural de Microsoft en Build 2015
Comienza una nueva versión de Build 2015, la conferencia para desarrolladores de Microsoft. En esta presentación, esperamos que la compañía de Redmond nos permita conocer más a fondo sus planes con el nuevo sistema operativo Windows 10, que estará en una gran cantidad de dispositivos como tabletas, computadores, consolas de videojuegos y smartphones, así como […]
28-04-2015 | abc.es
De cuero y con «supercámara»: Llega el LG G4
Sabíamos que sería algo especial. El nuevo LG G4 era uno de los últimos smartphones de gama alta que quedaban por salir este año, y toda la atención estaba puesta en el siguiente paso de la firma coreana. Un paso difícil y con una competencia, como la de Samsung, HTC, Apple, Huawei o Sony, más que decidida a echar el resto.La sorpresa, sin embargo, y a pesar de una serie de filtraciones que permitieron ver antes de tiempo imágenes y características del nuevo terminal, estuvo a la altura de las expectativas. Con una gran pantalla de 5,5 pulgadas, su forma ligeramente curva, su trasera de piel y..
28-04-2015 | abc.es
LG G4: de cuero y con «supercámara»
Sabíamos que sería algo especial. El nuevo LG G4 era uno de los últimos «smartphones» de gama alta que quedaban por salir este año, y toda la atención estaba puesta en el siguiente paso de la firma coreana. Un paso difícil y con una competencia, como la de Samsung, HTC, Apple, Huawei o Sony, más que decidida a echar el resto.La sorpresa, sin embargo, y a pesar de una serie de filtraciones que permitieron ver antes de tiempo imágenes y características del nuevo terminal, estuvo a la altura de las expectativas. Con una gran pantalla de 5.5 pulgadas, su forma ligeramente curva, su trasera de piel..
28-04-2015 | abc.es
Comparativa entre el LG G4, Sony Xperia Z4, Samsung Galaxy S6, Huawei P8 y HTC One M9
Analizamos los puntos fuertes y débiles de los principales «smartphones» de gama alta lanzados esta temporada..
217