Noticias de "smartphone"

02-07-2018 | abc.es
El «botón del pánico» para no quedarse sin papel higiénico llega a España
Estar en el baño y darse cuenta tarde de que las existencias de papel higiénico se han agotado es una de las «pesadillas» cotidianas a las que todo el mundo se ha enfrentado alguna vez. Para acabar con este problema mundano sin necesidad de la llamada de alerta a alguien fuera de la habitación, Amazon ha creado el Dash Button para una conocida marca de productos higiénicos y que acaba de aterrizar en España. Se trata de algo así como un «botón del pánico» cuando se acaba el papel higiénico. Aunque, de momento, no soluciona la situación incómoda al momento, puede prevenir de forma sencilla y tecnológica esta falta de previsión. El Dash Button es un dispositivo conectado por Wifi que, con solo pulsarlo, realiza un pedido de este bien de primera necesidad y otros productos, desde detergente a café, pasando por gominolas. Se puede instalar en cualquier parte de la casa, incluido el baño, y se configura a través del smartphone indicando qué pedido queremos hacer. Por esta vía también se pueden controlar los productos que hemos demandado y cancelarlos (por si se pulsa por error), si bien solo está disponible para los usuarios del servicio Prime de Amazon. «La principal ventaja del Amazon Dash Button de Renova es poder hacer el pedido del producto escogido con solo pulsarlo en el momento en que vemos que el producto se está acabando, para evitar quedarse ?sin?, y ahorrar tiempo, además de ser una nueva manera de comprar», afirman desde la marca que proveerá de papel higiénico a la persona que lo solicite a través de este dispositivo. Los usuarios también podrán programarlo para que en el pedido se incluyan, por ejemplo, rollos de cocina, servilletas de papel o pañuelos. Amazon ya comercializa desde hace tiempo otros Dash Button con otras marcas con los que se puede pedir productos de limpieza, pañales para bebés, maquinillas de afeitar, pilas, champú, chocolatinas e incluso preservativos y plastilina. Todos los dispositivos se pueden adquirir a un precio de 4,99 euros. De momento, el servicio Prime permite que el pedido llegue en un día aproximadamente, pero quién sabe si en breve la compañía no combinará estos aparatos con la entrega mediante drones -con la que ya está haciendo pruebas- y que el esperado producto llegue en unos minutos a través de la ventana.
02-07-2018 | abc.es
Aunque en el mercado existen muchas alternativas sensacionales por debajo de los doscientos euros, muchos consumidores prefieren, si tiene presupuesto, gastarse más de setecientos euros en un teléfono móvil. Un aparato que forma parte de la vida de las personas y que almacenan datos sensibles. Las actuales tendencias en diseño industrial proponen dispositivos de vidrio, que dan la sensación de ser demasiado frágiles. Ha llovido mucho desde aquellos terminales todoterrenetos que aguantaban golpes. Por esta razón, muchos usuarios optan por protegerlos con fundas, pero no salvan los impactos más bruscos. Para evitar roturas inesperadas y pantallas agrietadas, un estudiante alemán ha desarrollado una revolucionaria funda para el móvil que lo protege desplegando ocho flexibles ganchos antes del impacto contra el suelo. Una especie de «airbag» que se activa cuando detecta que se aproxima una caída fortuita. Philip Frenzel, un joven estudiante de 25 años de la universidad de Aalen (Alemania), ha desarrollado este invento, que se trata por el momento de un prototipo, ha recibido además un prestigioso premio nacional de electromecánica. Esta carcasa está pendiente de patente, según relatan medios alemanes, y es el trabajo de cuatro años de investigación. De momento se conoce como «AD Case» («amortiguación activa» en español). El invento requiere de una aplicación, «Spider-App», para que se activen las medidas de protección. La idea surgió -relata el investigador- después de sufrir en sus propias carnes cómo se le caía su móvil al suelo, provocando que se fragmentara la pantalla. «No es divertido proteger un iPhone, por su diseño estético, dentro de una gruesa carcasa exterior», explica. Es, de largo, una de las reparaciones más habituales en las tiendas especializadas y que, en muchas ocasiones, conlleva el pago de hasta 500 euros por razones de sustitución de pantallas, como en el caso del iPhone X, móvil más caro de Apple hasta la fecha. «El accidente causó que todos los componentes electrónicos se descompusieran», recuerda Frenzel, quien reconoce que se inspiró en las célebres piezas de juguete de Lego para el desarrollo de la carcasa. Antes de alcanzar la idea final, Frenzel exploró las posibilidades de crear una especie de airbag convencional como los que se encuentran en el coche adaptada al dispositivo móvil. Para ello, experimentó con espuma y gomas, pero el resultado no fue práctico. A partir de entonces, confeccionó un sistema automático que despliega unas ocho patas capaces de amortiguar el golpe como si se tratase de una araña, de ahí el nombre de la aplicación. Para ello, empleó un sistema mecánico, un resorte de metal y una red de sensores que detectan el momento en el que se está produciendo una caída libre contra el suelo. El sistema accede al acelerómetro del móvil para detectar el momento en el que está produciendo la caída. Esos amortiguadores se pliegan de manera manual, siendo además reutilizables una vez que se han abierto para proteger al «smartphone». El proyecto será financiado a través de una plataforma de «crowdfunding» o micromecenazgo, Kickstarter, y la intención de su creador es desarrollar una versión definitiva para su comercialización en un futuro. Por ahora, está diseñada únicamente para varios modelos de iPhone.
01-07-2018 | abc.es
Todo lo que se cree que tendrá el Galaxy Note 9, el próximo móvil de Samsung
Será en pleno agosto. Un mes por delante para imaginar cómo será el próximo teléfono móvil inteligente de Samsung. Lo que se da por sentado es que será el Galaxy Note 9. Sí, ese inmenso dispositivo que destaca por encima del resto por un elemento indivisible de su experiencia, el lápiz óptico o S Pen. Un pequeño objeto que lo cambia todo; que permite realizar tareas de productividad (tomar notas, realizar recortes, dibujar?) convirtiendo a esta gama en una gota en medio del inmenso mar de «smartphones». Y que se espera que amplíe sus capacidades. La firma surcoreana lo presentará el 9 de agosto en Nueva York (EE.UU.) en un evento multitudinario en el que dará a conocer, según se espera, la nueva versión. Después de resarcirse el pasado año con el Note 8, en esta ocasión la idea es potenciar el lápiz óptico. La maquinaria de la rumorología no ha hecho más que comenzar, pero todo apunta a que ofrecerá una mayor sensibilidad, así como un pequeño micrófono para funcionar como manos libres o grabar notas de voz. Uno de los desafíos a los que se enfrenta la compañía es convencer a los consumidores a cambiarse al nuevo modelo. Solo habrá pasado un año, aunque esta gama tampoco tiene en cuenta la tasa de actualización. Se mueve en el catálogo de Samsung como una «rara avis» que le sirve para la experimentación de nuevas funcionalidades. El último modelo disponible en el mercado estrenó, de hecho, una cámara doble que, posteriormente, se incorporó, con ciertas mejoras, al Galaxy S9 Plus, su buque insignia. Tomando de base las filtraciones que han trascendido en las últimas semanas, y siempre por supuesto cogiéndolas con pinzas, este «smartphone» supondrá una pequeña actualización. A nivel estético no se esperan grandes cambios. Su pantalla, según se da por hecho, tendrá una diagonal de 6.3 pulgadas con resolución 1.440 x 2.960 píxeles (QHD+), las mismas características del modelo anterior. Como es de recibo, mantendrá un diseño casi sin bordes que es la tendencia móvil. Lo que también tiene sentido es que la nueva versión venga acompañada de una mejora de sus prestaciones técnicas, apostando por el procesador Snapdragon 845 de Qualcomm, más potente y avanzado que el modelo del pasado año. Pero también se espera que se siga la estrategia de comercializar otra versión con el chip propio Exynos 9810. Se le dotará de mayor memoria RAM, pasando de los 6 GB actuales a 8 GB, aunque este es otro aspecto que puede variar el día de su presentación. En cuanto a su almacenamiento interno, lo más probable es que el Note 9 cuente con tres versiones distintas, de 64, 128 y 256 GB. Un espacio más que suficiente para guardar documentos y archivos multimedia. Su apartado fotográfico, si finalmente no de produce un cambio, todas las apuestas van directas a mantener su configuración actual, es decir, una doble cámara de 12 megapíxeles cada una, con apertura focal de F1.7 y F2.4). Entre otras cosas que suenan en las quinielas se encuentra su batería, con una densidad similar (3.000 mAh), pero con un sistema de carga rápida más avanzado. Otras fuentes, sin embargo, creen que llegará a 4.000 mAh. También se da por sentado que incorporará un sistema de reconocimiento facial y, como gran novedad, el lector de huellas dactilares puede incorporarse finalmente en la propia pantalla del móvil, lo que lo convertiría en el primero en contar con esta tecnología que persiguen varios fabricantes, entre ellos, Apple.
30-06-2018 | abc.es
El truco para escuchar música en YouTube con la pantalla bloqueada
YouTube es más que un contenedor de videos virales. Conforme ha cumplido años se ha transformado en un reproductor de música. Con matices, vale. Pero la compañía ha apostado fuerte en buscar un modelo de distribución de contenidos de audio y competir casi en igualdad de condiciones contra plataformas de «streaming» como Spotify o Apple Music. La llegada de YouTube Music ha sido un soplo de aire fresco al mercado del «streaming». Por catálogo y características, esta aplicación tiene mucho potencial para cautivar a los consumidores de música. Aunque dispone de una versión gratuita, su versión de pago es la que de verdad vale la pena por muchas razones: posibilidad de descargar el contenido y reproducirlo sin internet y, sobre todo, por la posibilidad de escuchar música con la pantalla del móvil bloqueada. En verdad, si esta última característica no se tiene disponible no tiene mucho sentido usar YouTube como reproductor, más que nada porque en el momento en el que metas el «smartphone» en el bolsillo se pausará la reproducción. Pero, sin embargo, hay un pequeño truco para saltarse esta restricción. Y funciona tanto desde el sistema operativo Android como en iOS. ¿En qué consiste? Técnicamente es aprovechar la ventana flotante del reproductor para reproducirlo. Para ello, es necesario buscar el video de YouTube que se desea reproducir y activar el modo de visualización de escritorio. Es decir, abrirlo desde el propio navegador web del móvil. Una vez que lo tenemos abierto hay que visualizarlo en modo ordenador. En Android es una opción que se encuentra en el menú y que se llama «Ver como ordenador». Desde iOS se puede activar directamente el modo escritorio. Una vez que hemos completado estos pasos tan solo hay que bloquear el móvil, con lo que la pantalla se bloqueará. Y ahí va el pequeño truco: haciendo esta operación aparecerá una ventana flotante en forma de notificación que informa de que está una reproducción en curso. El caso es que si hacemos clic en el botón de «play», el video se reproducirá como por arte de magia. No es lo más práctico, pero para un concierto en directo de tu grupo preferido (que posiblemente dure más de una hora) tendremos un apaño bueno.
28-06-2018 | abc.es
Samsung y Apple llegan a un acuerdo para zanjar su último litigo de patentes de «smartphones»
Las tecnológicas Samsung Electronics y Apple han llegado a un acuerdo para zanjar su último litigio, un caso de plagio de patentes de diseño de teléfonos inteligentes que ha enfrentado a estos dos gigantes tecnológicos durante años. Las compañías «han acordado retirar y resolver sus demandas y recursos restantes en este asunto», indicó este jueves en un comunicado de dominio público el tribunal de San José (California, Estados Unidos) que gestionaba actualmente la disputa legal entre Apple y Samsung, que declinó hacer ningún comentario a Efe al respecto. El acuerdo querría poner fin a un largo proceso que ha desgastado a ambas compañías y que se remonta a 2011, cuando Apple demandó a Samsung por presuntamente plagiarle la apariencia de sus icónicos dispositivos móviles, los iPhone. La estadounidense acusó a la surcoreana de emplear patentes de diseño como el aspecto redondeado de las esquinas, el diseño del bisel que sujeta la pantalla al resto del teléfono y la disposición de los iconos de las aplicaciones en la pantalla. En 2012, un tribunal estadounidense dio la razón a Apple y ordenó a la compañía surcoreana a indemnizarle con 1.050 millones de dólares (unos 907 millones de euros) por los beneficios obtenidos por la comercialización de once modelos, entre ellos el Galaxy S II. Tres años después, Samsung compensó a Apple con más de 548 millones de dólares (473 millones de euros) y logró en 2016 que el Tribunal Supremo de Estados Unidos le eximiera de pagar 399 millones de dólares adicionales (344 millones de euros) al considerar que el plagio solo respondía a una parte pequeña de los dispositivos. El litigio regresó posteriormente a una jurisdicción inferior, el tribunal de San José, que el 25 de mayo ordenó a Samsung realizar un nuevo pago de 539 millones de dólares (465 millones de euros). La surcoreana pidió una reconsideración del fallo que habría desencadenado las negociaciones y el acuerdo, del que no se han revelado los detalles, incluida la compensación final a Apple.
27-06-2018 | abc.es
Xiaomi trae a España su primer portátil, el Mi Laptop Air, un clon del MacBook Air
No eran móviles lo que quería presentar Xiaomi, así que su afamado Mi 8 tendrá que esperar. Una de las marcas llamadas a ser la «Apple china», la firma asiática que ha conseguido la hazaña de implantarse firmemente en nuestro mercado en apenas siete meses (son ya la tercera marca de móviles en el mercado español), convocaba hoy a la prensa para mostrar algo muy diferente a un «smartphone»: sus primeros ordenadores portátiles que llegan a España. Si por algo se caracteriza Xiaomi, además de por la elegancia de sus productos y por utilizar los mejores materiales y componentes, es por sus precios prácticamente imbatibles, algo que consiguen limitando a un escueto 5% su margen de beneficios. Y también por la diversidad de su oferta, que no se limita, ni mucho menos, a los teléfonos móviles, y que incluye desde ordenadores, televisores (muy pronto en España), ventiladores, Patinetes eléctricos, linternas, drones, arroceras, artículos para el hogar y hasta puertas blindadas. La lista, en China, alcanza los 2.000 productos, y en nuestro país su número supera ya la treintena, disponibles en las recién inauguradas tiendas de la firma en nuestro país. En cuanto a los ordenadores, que es de lo que se trata, Xiaomi ha decidido traer a España su Xiaomi Mi Laptop Air, portátil extremadamente ligero y que se presentan con pantalla de 13,3 pulgadas. Una vez más, y empezando por el nombre, desde el primer vistazo llama la atención el parecido (¿casualidad?) con los portátiles de la marca de la manzana, el MacBook Air. Ficha técnica Pantalla 13.3 pulgadas Resolución 1.920 x 1.080 p (Full HD) Chip Intel Core i7 RAM 8 GB DDR4 Almacenamiento 256 GB SSD Batería 9,5 horas SO Windows 10 Eduardo Garin, director de globalización de producto, un español que trabaja en Pekín y se encarga, precisamente, de lo que Xiaomi llama Mi Ecosystem, el «paraguas» que engloba todo lo que La empresa fabrica, explica que el objetivo de la firma es «hacer más fácil la vida digital» con productos muy bien ideados (como demuestran los 200 premios al diseño) y a precios asequibles. Por supuesto, todo este ecosistema no lo fabrica directamente Xiaomi, que colabora con más de 90 empresas para que fabriquen, bajo sus especificaciones, todo tipo de cosas. Pero vamos con los portátiles, que llegan a España con un teclado que incluye la «ñ». Mi Laptop Air de 13.3 pulgadas. Ese es el producto elegido para inaugurar esta nueva categoría de Xiaomi en nuestro país. Cuerpo de metal, color gris oscuro, ultra ligero (1,3 kilogramos) y ultra Fino (14,8 mm de grosor), con pantalla Full HD y un bisel de apenas 5,59 milímetros, es decir, una pantalla prácticamente sin bordes y protegida con Gorilla Glass. El teclado, retro iluminado, en España incluye la «ñ» y se activa con huella dactilar en el «track pad». Un puerto HDMI, dos USB 3.0 y puerto de carga USB tipo C. En cuatro al rendimiento, según explica Jesus Sánchez, director de consumo para el sur y este de Europa de Intel, el procesador es el centro del ordenador. Y el nuevo modelo de Xiaomi incorpora el Intel Core i7 de octava generación, lo último salido de los hornos de la firma de chips. La octava generación de procesadores, explica Sánchez, ofrece un 40% más de rendimiento que la generación anterior, y permite un menor consumo de batería gracias a su tecnología de 14 nanómetros y el doble de núcleos, que pasan de dos a cuatro. La tarjeta gráfica, tambien es la última generación de NVIDIA. La memoria RAM es de 8 GB y la memoria, una memoria sólida SSD, es de 256 GB, con una ranura para tarjetas de memoria externa. La batería, que se puede cargar hasta el 50% en sólo media hora, permite un uso continuado de 9,5 horas. El audio PN altavoces duales AKG, incorpora el sistema Dolby Audio Premium y ofrece un sonido de alta calidad. El sistema operativo es Windows 10, la última versión del sistema operativo de Microsoft. Pero como suele suceder con Xiaomi, lo mejor es el precio, 899 euros para un ordenador que puede competir perfectamente con los lideres del mercado, cuyos precios rondan los 1.300 euros.
27-06-2018 | abc.es
Primeros rumores del futuro Samsung Galaxy S10
No lleva ni cuatro meses a la venta y su sucesor empieza a llamar a la puerta. Aunque no ha trascendido de manera oficial, es probable que Samsung ya esté pensando en el sucesor de su buque insignia, el Galaxy S9, cuyo nombre podría ser Galaxy S10, si aceptamos la correlación histórica. Y supondrá, de facto, en el décimo aniversario de esta gama. Según las primeras filtraciones, la firma surcoreana estudia la posibilidad de incluir un sistema de reconocimiento facial 3D similar al iPhone X de Apple, pero estaría en condiciones para integrar el lector de huellas dactilares en la propia pantalla del terminal. Lograr un resultado óptimo de un sensor biométrico por debajo de la pantalla ha tenido otros intentos. Con ello, el botón de desbloqueo pasaría de la parte trasera a la frontal, más cómoda en opinión de algunos consumidores. De hecho, la firma de la manzana fue duramente criticada por su decisión de eliminar en su móvil más avanzado el sensor de huellas datilares Touch ID, que se estrenó en 2013, sustituyéndolo por el sistema de reconocimiento facial Face ID que se comporta en ocasiones de manera inconsistente. Los primeros detalles apuntan a que el gigante surcoreano mantedría las dimensiones de los modelos actuales, es decir, de 5.8 y 6.2 pulgadas, aunque todavía queda mucho tiempo para que se cambien los planes. Y más en el mundo de la tecnología, que todo se le da la vuelta con una velocidad pasmosa. Todos estos cambios vendrán, si atendemos a la evolución de los «smartphones» cada año, con prestaciones más potentes. Lo que sí se da por hecho es que Samsung comercializará dos versiones, diferenciadas por tamaño, aunque tampoco se sabe si aspira a llevar a todos los modelos las mejoras fotográficas. El Galaxy S9 Plus estrenó un novedoso sistema de apertura focal variable, que permite que el dispositivo regule de manera automática la entrada de luz en función de las condiciones ambientales. Aún así, medios asiáticos como «The Bell» especulan con la posibilidad de dar un salto en la versión más avanzada, el Galaxy S10 Plus, con tres lentes. Una configuración que ha apostado Huawei en el Pro 20 y que también se ha relacionado con un futuro iPhone.
25-06-2018 | abc.es
Xiaomi Redmi Pro 6: otro «smartphone» para todos los públicos
Tener lo que hay que tener hoy en día para triunfar en el apretado mercado del móvil es difícil. Son muchos los fabricantes que lo intentan, pero hacer negocio de esto está solo al alcance de unas pocas firmas. Algunas de las que más han triunfado en los últimos años y ha reducido la brecha liderada por Samsung-Apple provienen de China. Una de ellas ha sabido reciclarse ella misma con el Xiaomi Redmi Pro 6. Es un teléfono móvil que vuelve a tirar del carro de la estética y diseño popularizado en el último año. Ubicado en un terreno de gama media, la firma china vuelve a apostar por una relación calidad-precio difícil de superar. Esa ha sido, precisamente, el caballo de batalla de las marcas asiáticas en los últimos cuatro años. Y, por lo visto, la jugada les ha salido redonda, puesto que se han subido al ranking de los cinco teléfonos más vendidos a nivel global. No podían pasar de largo nuevamente, con lo que Xiaomi se ha sacado un as debajo de la manga para aterrizar en verano con un nuevo dispositivo. Un periodo del año escaso de lanzamientos. Pero este «smartphone» se balancea entre un precio muy accesible (197 euros) y prestaciones, aunque moderadas, muy competentes. Ficha técnica Pantalla 5.84 pulgadas Resolución FHD+ Chip Snapdragon 625 RAM 3 / 4 GB Memoria 32 / 64 GB (ampliable) Cámara 12+5 MP (apertura F2.2 ) y frontal de 5MP SO Android 8.1 Oreo Batería 4.000 mAh Destaca, además, su diseño casi sin bordes que le confiere un aspecto moderno y cercano a la tendencia impulsada por los Galaxy S8 y otras marcas Android, pero también llama poderosamente la atención la inclusión de una pestaña o «notch» (como se le conoce en el mundillo informático) iniciada por el Essential Phone y popularizado por el iPhone X. Una solución controvertida pero que se ha extendido en muchas propuestas de este año y que está concebida, a priori, para albergar algunos de los sensores, la cámara frontal y el altavoz del móvil. Y, ahora, llega a esta serie de Xiaomi. El dispositivo cuenta con una pantalla de 5.48 pulgadas capaz de rascar una resolución de 2.280 x 1.080 píxeles (Full HD+). Su aspecto, casi sin bordes, ofrece un ratio de 19:9, con lo que queda ligeramente más alargado que el resto de competidores. Y, por supuesto, con esa «pestaña» en la parte superior. Pesa únicamente 178 gramos, que sobre el papel no está nada mal. A nivel técnico, el Redmi Pro 6 incluye prestaciones modestas, pero equilibradas. Y lo suficientemente potentes como para lograr un buen rendimiento. A saber, un procesador Sapdragon 625 fabricado por Qualcomm al que viene acompañado por 3 o 4 GB de memoria RAM. Guarismos más que suficientes. Aunque ofrece versiones de 32 o 64 GB de almacenamiento, la firma china no reniega de la posibilidad de aumentarla por medio de una tarjeta microSD. Un accesorio todavía imprescindible para muchos usuarios. Cuenta con lector de huellas dactilares en la parte trasera. En cuanto a su cámara, muestra de nuevo que éste no es el fuerte de las marcas chinas. El terminal apuesta por una doble lente, con sensores de 12 y 5 megapíxeles, respectivamente, y con apertura focal de F2.2. La frontal se contenta con unos 5 megapíxeles, aunque ofrece la posibilidad de realizar el aplaudido efecto «bokeh» o modo retrato. De tal forma que los usuarios pueden enfocar el primer plano y desenfocar el fondo, logrando así un resultado muy interesante. Gobernado por Android 8.1 Oreo, el Xiaomi Redmi Pro 6 incorpora una generosa y potente batería de 4.000 mAh de densidad que, sin haberlo probado en profundidad, puede garatizar dos dias de uso moderado hasta la siguiente carga. Hay que añadir que también incluye una capa de personalización del software extra, MIUI 9, que permite beneficiarse de algunas aplicaciones y funciones introducidas por la marca.
25-06-2018 | abc.es
Facebook prepara una función para evitar las adicciones a las redes sociales (pero no como crees)
Hasta aquí hemos llegado. A medida que las redes sociales iban creciendo en número de usuarios, los temores a su posible efecto negativo en la población también crecía. Décadas de contacto ha precipitado una tendencia al alza, la creación de funciones para controlar en la medida de lo posible el tiempo destinado a estos servicios digitales. La tecnología, ahora, empieza a tomar conciencia. Y Facebook, en ese sentido, no podía quedarse atrás. La multinacional estadounidense quiere extender una útil función a todos sus servicios. Nada garantiza que con ella, en efecto, los usuarios reduzcan su dosis de internet, pero al menos tendrán a mano la posibilidad de conocer el tiempo que pierden en las redes sociales. Casi el 75% de la población reconoce que no podría vivir sin su «smartphone», y eso ha despertado los temores ante unos hábitos sociales perniciosos. En este caso, se trata de una medida más encaminada a informar que a disuadir al usuario, pero es una función que también formará parte de las novedades de los principales sistemas operativos móviles, iOS 12 y Android P. La batalla, en realidad, no ha hecho más que comenzar, pero todavía queda saber qué impacto tendrá y si en realidad estas funciones servirán para algo. Pero Facebook «vende» esta herramienta, que se encuentra todavía en fase de pruebas según ha tenido acceso una desarrolladora independiente llamada Jane Manchun Wong, como un mecanismo para «pasar menos tiempo» navegando por la red social. «Tu tiempo en Facebook», es el nombre de la función, según las primeras filtraciones a las que ha tenido acceso el medio especializado «Techcrunch». Técnicamente, consiste en un panel informativo que permite a los usuarios conocer (y administrar) el tiempo que pasan en la aplicación. Esta herramienta recopila cuánto tiempo se dedicó a Facebook la última pasada y su promedio diario. Incluso se puede establecer un límite de tiempo para su uso y tener acceso rápido a las configuraciones de las notificaciones, unas alertas que están detrás del excesivo uso de los teléfonos móviles inteligentes. «Tiempo bien empleado» y «bienestar digital» son los últimos retos para el mundo de la tecnología, pero por una vez, en realidad son necesarios tenerlos presentes. Con todo, el objetivo es permitir una mayor concentración de los usuarios y lograr interacciones más significativas.
23-06-2018 | abc.es
Wiko View 2: el «smartphone» perfecto para los que aún no tienen adicción al móvil
«¿Qué le pido yo a mi móvil?» Esa es la principal pregunta que cualquier persona debe de hacerse a la hora de comprar un nuevo teléfono. Hay para quien su smartphone se ha convertido en una prolongación de su ser y lo utiliza en todas las facetas de su vida (trabajo y ocio). Y existen personas que solo usan este ?aparato? para llamar de vez en cuando, estar comunicados por aplicaciones que se han hecho casi imprescindibles para vivir en sociedad y hacer alguna foto en las vacaciones a algo que llama su atención. Pues bien, Wiko View 2 es el terminal perfecto para este segundo tipo de personas: fiable, con una batería más que notable, unos acabados que se asemejan a lo más moderno del mercado (ceja o «notch» incluido), buena resolución de pantalla distribuida en ratio de aspecto 19:9 y cámara aprobada. Y por menos de 200 euros. Por fuera, el View 2 es un móvil «resultón«: da el pego de los materiales premium, si bien en realidad se trata de una carcasa de policarbonato y el cristal que parece esconder la parte de atrás en realidad es plástico. Esto no tiene que ser un inconveniente, ya que ayuda a que sea un terminal bastante liviano (153 gramos) para sus medidas (154,5 x 72 x 8,3 milímetros). En la parte trasera también encontramos la única cámara y el flash, así como el lector de huellas, que se suma al reconocimiento facial en el terreno del desbloqueo del terminal (lo que se agradece en un teléfono entre la gama de entrada y la media). Trasera del Wiko View 2 - ABC Pantalla clara con «notch» En cuanto a la pantalla, su tamaño es de 6 pulgadas con resolución HD+, lo que agradecerán aquellos a los que les guste (o necesiten) nitidez para interactuar con las posibilidades del teléfono. Además, se han reducido casi a la mínima expresión los marcos (menos en la parte de abajo, donde se hacen un poco exagerados comparados con el resto y eso que en esa zona no se ha integrado ningún tipo de botón). El Wiko View 2 viene a toda pantalla - ABC A semejanza del «notch» que pusiera de moda el iPhone X, el Wiko View 2 lo trae, aunque más exagerado: parte totalmente la franja superior con un círculo bastante llamativo, convirtiendo la parte superior de la pantalla en dos «patas» que en principio no nos limitarán la experiencia de toda pantalla, pero que estorban en el caso de, por ejemplo, querer un vídeo a toda pantalla. Aún así, el sistema ha introducido algunas mejoras para solventar este problema (los vídeos de YouTube se hacen más o menos grandes al desplegarse con el dedo, por ejemplo), aunque no llega a abarcar la solución completa para todas las aplicaciones. Por dentro, este terminal monta un Qualcomm Snapdragon 435 de 8 núcleos y velocidad de 1,4 GHz, lo que le coloca por encima de la gama de entrada y lo hace resolutivo para la mayoría de tareas que se encomienda. Eso sí, de una en una y sin mucho atasco, por favor. Además, está dotado con 3 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno ampliable mediante microSD. La conectividad es 4G/LTE Cat. 6, con una velocidad de hasta 300 Mbps en descarga. Además incluye WiFi n, Bluetooth 4.1, NFC y puerto microUSB. Así que no, el Wiko View 2 no lleva USB Tipo-C, que aspira a convertirse en el único tipo de entrada en los cargadores para móviles. Por dentro vemos que trae Android 8.0 Oreo casi puro, es decir, sin capas de personalización y sin aplicaciones nativas, lo que últimamente se ha vuelto una moda bastante usual en la gama media y baja, donde los recursos son limitados y los gigas y la potencia se tienen que exprimir al máximo. Sin doble cámara y sin sorpresas desagradables Wiko no ha apostado en su versión View 2 por la doble cámara (aunque el modelo Pro sí que la incluye). Sin embargo, sus 13 megapíxeles con flash LED de resolución trasera se apañan muy bien con luz natural. El problema viene con los entornos oscuros, donde se queda realmente corto. En la parte frontal contamos con 16 megapíxeles con tecnología Big Pixel, la gran apuesta de la marca de cara al popular «selfie». De hecho, el modo retrato es muy eficaz en su cometido, ofreciendo resultados para nada menospreciables. Foto tomada con la cámara trasera del Wiko View 2 con buenas condiciones de luz - ABC Y hablando de potencia, la batería es una de las sorpresas más agradables del Wiko View 2. Con un uso normal y sin mucho estrés, el terminal aguanta cerca de dos días sin tener que conectarse al cargador. En nuestras pruebas, aguantó 20 horas con un impresionante 13% de batería restante (después de un uso superior al medio). Sufre algo más en caso de los adictos al móvil, ya que sus 3.000 mAh se pueden quedan cortos si le exigimos un rendimiento extra en forma de videojuegos o aplicaciones pesadas. Aún con todo, deja muy buenas sensaciones. No tanto la falta de carga extra, que hace tediosa la hazaña de recuperar energía por parte del Wiko View 2 comparado con otros terminales. En conclusión, un móvil por 199 euros que ofrece tecnología como el reconocimiento facial o la pantalla casi sin marcos (además de perfecto para hacerse selfies), perfecto para el usuario medio que utiliza el smartphone como herramienta y no como modo de vida.
39