Noticias de "smartphone"

28-02-2019 | abc.es
Xiaomi Redmi Note 7 Pro: un móvil con el que conquistar a los países emergentes
Xiaomi ha presentado este jueves en un evento celebrado en India su nuevo «smartphone» Redmi Note 7 Pro, una variante de su gama media Redmi Note 7 que incorpora características mejoradas representadas por el uso del procesador Snapdragon 675 de Qualcomm. Tras anunciar su Redmi Note 7 en China el pasado enero, Xiaomi ha ampliado su gama con un nuevo modelo Pro anunciado en India, de mano del responsable de mercado en este país, Anuj Sharma. Entre sus mayores diferencias con respecto al modelo estándar, Redmi Note 7 Pro utiliza el procesador de gama media de Qualcomm Snapdragon 675, de 11 nanómetros, ocho núcleos y con la gráfica Adreno 612, frente al modelo 660 que monta el Redmi presentado en enero. Aunque también incorpora una sistema de cámara trasera con doble sensor de 48+5 megapíxeles, el primero de ellos un Sony IMX 586, Redmi Note 7 Pro se distingue del modelo estándar en que es capaz de proporcionar soporte para imágenes de 48 MP con resolución completa, sin fusionar, gracias al procesador de imagen Spectra 250L. Ficha técnica Pantalla 6.3 pulgadas Resolución 2.340 x 1.080 Chip Snapdragon 675 RAM 4 o 6 GB Cámara Doble (48 MP F1.79 y 5 MP) y frontal de 13 MP Milímetros 159,x x 75,2 x 8,1 mm Peso 186 gramos Cámara Doble (48 MP F1.79 y 5 MP) y frontal de 13 MP SO Android 9 Pie y MIUI Batería 4.000 mAh Con una batería de 4.000 mAh de capacidad, idéntica a la de Redmi Note 7, la versión Pro añade una función de carga rápida de 15W que se carga un 63% en 50 minutos y se carga completamente en una hora y 47 minutos. Su diseño destaca por el uso de cristal curvo 2.5 y bordes de 1,95 milímetros los laterales del frontal (mantiene el marco en la parte inferior), así como por emplear un cristal Aura con reflejos en la parte trasera, diseñado en un proceso con seis capas, y que se encuentra disponible en colores rojo «nebula red», azul «neptune blue» y negro. En cuanto al resto de sus especificaciones, Redmi Note 7 Pro resulta igual al modelo estándar de Xiaomi, con una pantalla de 6.3 pulgadas y ratio de 19,5:9, MIUI 10 basado en Android 9, cámara frontal de 13 megapíxeles con reconocimiento facial ubicada en un «notch» en forma de gota y lector de huella dactilar trasero. Redmi Note 7 Pro se encuentra disponible en India por un precio de 13.999 rupias (173 euros al cambio) en su configuración básica de 4+64GB, y con otra de 6+128GB por 16.999 rupias (201 euros).
28-02-2019 | abc.es
El revolucionario invento que repara la pantalla rota de tu móvil en diez minutos
Por el Mobile World Congress de Barcelona desfilan miles de productos tecnológicos de todo tipo. No solo móviles. Hay de todo lo que uno puede imaginarse. Desde cepillos ingeligentes, robots que te hacen compañía, diademas que te hacen «más listo». O, incluso, futuristas máquinas domésticas que, en solo unos segundos, arregla y repara la pantalla rota de un teléfono móvil. Es, de lejos, una de las reparaciones más habituales que deben solicitar a los servicios técnicos los propietarios de «smartphones». De ahí a que los fabricantes incluyan en sus servicios planes para solucionar este frecuente problema. La firma alemana Black Rock Mobile, para la inmensa mayoría de consumidores una marca desconocida, ha presentado un dispositivo cilíndrico llamado « gTool DRS », que está diseñado para «pegar» las pantallas fracturadas. Sirve para separar el cristal roto de la pantalla de cualquier teléfono, sin dañar el panel Amoled. El revolucionario sistema trabaja mediante dos máquinas. En una primera fase, que consta de un motor especial, se dispensa helio sobre elpanel roto, logrando así congelarla hasta alcanzar temperaturas de 180 grados bajo cero, despegando el vidrio del propio panel del terminal. Tras este proceso, la máquina consigue hacer un vacío aplicando, además, un intenso calor al mismo tiempo que ejercer la presión suficiente para «pegar» los trozos de cristal. El proceso, según sus desarrolladores, tarda en total unos diez minutos en completarse. Para su correcto funcionamiento, la máquina permite seleccionar el modelo de móvil a través de una aplicación. Su precio, eso sí, no estará al alcance de cualquiera (10.000 euros), pero sí puede estar destinada a un uso profesional en los servicios técnicos.
28-02-2019 | abc.es
Wifi 6: qué es y por qué te debe interesar
Samsung presentó hace unos días los nuevos Galaxy S10. Ya os hemos explicado a fondo cómo son los nuevos «smartphones» de la compañía pero quizás hay un detalle de ellos que hemos pasado por alto: incluyen la nueva versión de wifi 6. «¿Desde cuando las redes wifi van numeradas?», te preguntarás. «¿Qué aporta la nueva red?». Vamos a ir despejando las claves. Lo primero que has de saber es que el S10 es el primer dispositivo del mundo en incluir esta nueva versión, que permitirá poner fin a algunas de los problemas de los que se quejan los usuarios en cuanto a conexiones wifi en el móvil, como la baja velocidad en algunas ocasiones, el gasto de batería que origina en el terminal o las dudas en cuanto a la seguridad de los puntos de acceso wifi. «Wifi Alliance» es la entidad encargada de definir dicha tecnología, impulsando su desarrollo bajo los estándares establecidos en todo el mundo. Y ha decidido que el wifi 6 sea el siguiente paso, así como el 5G lo es del 4G. Tal y como informa la entidad, hablamos de la próxima generación de la conectividad, que proporcionará la capacidad, cobertura y rendimiento requeridos por los usuarios, incluso en entornos con muchos dispositivos conectados, donde muchas veces el wifi falla. Varias son las ventajas que ofrecerá el wifi 6: - Permitirá al usuario personalizar el uso de la Red y datos para que, de una forma inteligente, el dispositivo detecte cual es la mejor conexión y pueda seguir navegando de forma rápida y estable. - Otorgará un menor consumo de batería en los dispositivos, lo que la convierte en una opción sólida para cualquier entorno, incluidos los usos de hogares inteligentes y de Internet de las Cosas (IoT). - Ofrece tasas de datos más altas, mayor capacidad, mejor rendimiento en entornos con muchos dispositivos conectados y eficiencia de potencia mejorada. - Avisará al usuario sobre la seguridad de los puntos de acceso wifi para evitar que los ciberdelincuentes no deseados accedan a sus datos. Hablamos, por tanto, de un wifi más «inteligente». Y es que el mundo avanza hacia tal cantidad de dispositivos conectados que es ya imposible que los actuales sistemas los sigan manteniendo. Para 2025, pasaremos de 20.000 millones de objetos conectados a 75.000 millones. Nombres fáciles y sencillos «Wifi Alliance», además, ha tenido en cuenta una nueva nomenclatura para la Red con el objetivo de ayudar a los usuarios a identificar los dispositivos que brindan la última experiencia de wifi. Por esta razón, ha decidido introducir nombres generacionales simplificados que pueden aparecer en los nombres de dispositivos y descripciones de productos. Hasta ahora, todos los wifi iban identificados con una serie de números y letras imposibles de identificar para la gran parte de los usuarios. Por ejemplo, la nomenclatura del wifi 6 se corresponde con la tecnología 802.11ax. El usuario que vea dicha combinación en un router, por ejemplo, es muy probable que no sepa qué es. Por todo ello, los estándares wifi se van a renombrar por parte de los fabricantes, pero también los antiguos dispositivos, de tal manera que el estándar 802.11n, que data del año 2009, se va a llamar ahora wifi 4; el 802.11ac, de 2014, wifi 5. Y así sucesivamente. «Cada generación de wifi ofrece nuevas funciones: velocidades más rápidas, mayor rendimiento y mejores experiencias. La adopción de la nueva terminología por parte de la industria ayudará a los usuarios a comprender mejor la experiencia que pueden esperar», asegura la entidad. 20 años del wifi El wifi, durante dos décadas, ha permitido que usuarios de todo el mundo se hayan podido conectar, incluso en áreas subdesarrolladas. Ha permitido también entornos de trabajo más productivos y flexibles, y ha abierto mercados completamente nuevos. El objetivo, según «Wifi Alliance», es que durante 2019, año en el que dicha tecnología cumple 20 años, el wifi 6 empiece a dar sus primeros pasos. Y así está siendo. La muestra no solo está en los nuevos Samsung Galaxy s10, sino también en Telefónica, que he presentado en el Mobile World Congress de Barcelona un nuevo router que será el primero en integrar el wifi 6. Qualcomm ha anunciado que su próximo chip, el Snapdragon 855, tiene soporte para wifi 6. Huawei ha presentado también en la Ciudad Condal el informe técnico «Desatando la potencia del wifi: pronóstico del wifi 6 de calidad empresarial para el año 2019-2023», donde asegura que para el año 2023, dicha Red se habrá implementado en el 90% de las empresas. El wifi 6 es, por tanto, el futuro, la evolución lógica y natural de la Red actual, como lo es el 5G. Los usuarios no tendrán nada que hacer, simplemente, a medida que las nuevas tecnologías se vayan desarrollando, los nuevos «smartphones» y demás dispositivos que compremos, tendrán soporte para el wifi 6.
27-02-2019 | abc.es
Momo vuelve con nuevos objetivos que ni te imaginas
El pasado verano, «MomoChallenge», el terrorífico reto que se difundía por WhatsApp, se hizo muy popular porque se viralizó entre adolescentes, a los que incitaba a realizar retos peligrosos, que incluso llegaron hasta la muerte, para no caer en una supuesta «maldición». Esta macabra moda causó numerosos trastornos y lesiones en niños y adolescentes. Pero ahora, parece que regresa aunque de una manera muy diferente. Según la Policía de Irlanda del Norte, los ciberdelincuentes están utilizando el «MomoChallenge» para robar información, chantajear o insertar algún tipo de código malicioso en el «smartphone», tal y como aseguraron en su página de Facebook. Según explican los expertos de Panda Security, empresa especializada en seguridad, en el momento en el que un niño entabla su primera conversación con Momo, sus datos personales, como su número de teléfono, foto de perfil y su nombre, ya quedarán almacenados en un archivo de los hackers. Y es que todo comienza de una manera muy simple: cuando un contacto te reenvía la imagen del «MomoChallenge» por WhatsApp, como cualquier otra estafa, y el usuario hace clic. Así es como el «hacker» entra en el móvil. A partir de ese momento, los ciberdelincuentes «pueden obtener de las conversaciones mucha más información», alertan los expertos. Y es que si se adentran en el «smartphone» de un menor, el problema es mayor, ya que son capaces de hacerles creer mentiras, detectan su nivel de sumisión ante las amenazas o incluso si tienen algún problema de autoestima. «Toda esa información queda almacenada para que, en un futuro, los 'hackers' puedan contactar con ellos por otra vía y por medio de algo totalmente ajeno a la moda viral del 'MomoChallenge'. De este modo, sabrán con qué tipo de persona están hablando y a qué tipo de timo o chantaje online son más propensos a ser víctimas», explican desde Panda Security. Estamos antes un tipo de ataques planificados en la que los «hackers» utilizan una estrategia de marketing denominada «lead nurturing»: se basa en ir obteniendo pinceladas de la personalidad de cada cliente con el fin de acompañarles mejor en los procesos de compra online. Sin embargo, los ciberdelincuentes «podrían estar tejiendo una red con la que saber cuáles son las personas más fáciles de ciberatacar y cuándo podría ser el momento óptimo para hacerlo». «El móvil es una puerta instantánea a todos los rincones del mundo», recuerda Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security, quien insiste en la necesidad de proteger a los más pequeños, educándoles en el uso d elas nuevas tecnologías. «Al igual que no se debe aceptar un regalo de un desconocido, no se debe agregar a una persona que no conocemos, que además tiene aspecto terrorífico, a nuestra lista de contactos», indica. Los controles parentales, en estos casos, son de gran ayuda. «Toda precaución es poca cuando se habla de las conexiones a Internet de los más pequeños de la casa», recuerda el experto.
27-02-2019 | abc.es
Momo, el polémico juego difundido en WhatsApp, vuelve con nuevos objetivos que ni te imaginas
El pasado verano, «MomoChallenge», el terrorífico reto que se difundía por WhatsApp, se hizo muy popular porque se viralizó entre adolescentes, a los que incitaba a realizar retos peligrosos, que incluso llegaron hasta la muerte, para no caer en una supuesta «maldición». Esta macabra moda causó numerosos trastornos y lesiones en niños y adolescentes. Pero ahora, parece que regresa aunque de una manera muy diferente. Según la Policía de Irlanda del Norte, los ciberdelincuentes están utilizando el «MomoChallenge» para robar información, chantajear o insertar algún tipo de código malicioso en el «smartphone», tal y como aseguraron en su página de Facebook. Según explican los expertos de Panda Security, empresa especializada en seguridad, en el momento en el que un niño entabla su primera conversación con Momo, sus datos personales, como su número de teléfono, foto de perfil y su nombre, ya quedarán almacenados en un archivo de los hackers. Y es que todo comienza de una manera muy simple: cuando un contacto te reenvía la imagen del «MomoChallenge» por WhatsApp, como cualquier otra estafa, y el usuario hace clic. Así es como el «hacker» entra en el móvil. A partir de ese momento, los ciberdelincuentes «pueden obtener de las conversaciones mucha más información», alertan los expertos. Y es que si se adentran en el «smartphone» de un menor, el problema es mayor, ya que son capaces de hacerles creer mentiras, detectan su nivel de sumisión ante las amenazas o incluso si tienen algún problema de autoestima. «Toda esa información queda almacenada para que, en un futuro, los 'hackers' puedan contactar con ellos por otra vía y por medio de algo totalmente ajeno a la moda viral del 'MomoChallenge'. De este modo, sabrán con qué tipo de persona están hablando y a qué tipo de timo o chantaje online son más propensos a ser víctimas», explican desde Panda Security. Estamos antes un tipo de ataques planificados en la que los «hackers» utilizan una estrategia de marketing denominada «lead nurturing»: se basa en ir obteniendo pinceladas de la personalidad de cada cliente con el fin de acompañarles mejor en los procesos de compra online. Sin embargo, los ciberdelincuentes «podrían estar tejiendo una red con la que saber cuáles son las personas más fáciles de ciberatacar y cuándo podría ser el momento óptimo para hacerlo». «El móvil es una puerta instantánea a todos los rincones del mundo», recuerda Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security, quien insiste en la necesidad de proteger a los más pequeños, educándoles en el uso d elas nuevas tecnologías. «Al igual que no se debe aceptar un regalo de un desconocido, no se debe agregar a una persona que no conocemos, que además tiene aspecto terrorífico, a nuestra lista de contactos», indica. Los controles parentales, en estos casos, son de gran ayuda. «Toda precaución es poca cuando se habla de las conexiones a Internet de los más pequeños de la casa», recuerda el experto.
26-02-2019 | abc.es
Samsung A50: la apuesta de la compañía para renovar la gama media
Samsung ha sorprendido durante el Mobile World Congress con un nuevo terminal, el A50, el modelo que da continuidad a la serie A, presentado este lunes. Se trata de un «smartphone» dirigido a la gama media después de que la semana pasada presentara el S10, su famoso móvil de gama alta. El A50 supone una gran mejoría sobre la serie A, y una renovación más que necesaria en la gama con la que la marca coreana pretende conquistar a una gran parte de usuarios. Lo más interesante del nuevo A50 es su triple cámara trasera, compuesto de una cámara principal de 25 Mpx, con modo nocturno, gracias a su objetivo con apertura F 1.7, que le permite capturar más luz en ambientes oscuros. A se le une la lente de profundidad que mejora el enfoque automático y permite crear el efecto de desenfoque o «bokeh», que tan popular se ha vuelto en las cámaras de los teléfonos móviles actuales. El tercer objetivo es un gran angular de 8 Mpx y apertura de F 2.2, que dota de una gran versatilidad a la composición de la escena, ampliando notablemente el foco. Además, este nuevo objetivo de la serie A se activa de forma automática cuando la inteligencia artificial (IA) detecte que el paisaje así lo requiere. En cuanto a la IA, la cámara es capaz de detectar hasta 20 escenas diferentes y optimizar la exposición. En la parte delantera se sitúa una única cámara frontal de 25 Mpx, útil únicamente para los «selfies», ya que no es capaz de desbloquear del terminal mediante reconocimiento facial. Otro de los puntos fuertes del A50 es la gran pantalla que equipa, de nada menos que 6,4 pulgadas Súper AMOLED 1080 x 2340, y bajo ella un sensor de huella dactilar. Samsung se ha esforzado también con la batería de 4.000 mAh, algo superior a lo que estamos acostumbrados en esta gama, pero debido a que tiene alimentar su gran pantalla puede que ese extra de batería sea inapreciable. El A50 vendrá en dos configuración con 4 y 6 GB de RAM, y 64 y 128 GB de almacenamiento, expandible a través de tarjetas microSD, y en cuatro colores: negro, blanco, azul y coral. Todavía se desconocen los precios, fechas de lanzamiento y qué versiones llegarán finalmente a España.
26-02-2019 | abc.es
Nubia Alpha: un extraño híbrido entre móvil y pulsera que se dobla para adaptarse a tu muñeca
Nubia ha presentado un nuevo tipo de teléfono plegable, Nubia Alpha, con pantalla flexible de 4 pulgadas cuya forma es la de un reloj de muñeca y con el que se pueden realizar llamadas, enviar SMS y medir el ritmo cardíaco, como ha mostrado en un evento celebrado en el Mobile World Congress 2019. Lo que diferencia a Nubia Alpha, al que la compañía denomina «teléfono ponible», de los modelos de otras marcas es que su diseño se asemeja más al de un «smartwatch» que al de un «smartphone» ya que se enrolla alrededor de la muñeca y combina las funciones de ambos productos permitiendo tanto hacer y recibir llamadas como monitorizar el ritmo cardíaco. La compañía ya anunció estos dispositivos el pasado año en IFA aunque solo especificó algunas de sus características como que tendría un módem 4G incorporado y una cámara con la que se podrían hacer videollamadas. Ahora, durante un evento de Nubia en el MWC 2019, se ha anunciado que los Nubia Alpha estarán equipados con un procesador Snapdragon Wear 2100, 1 GB de memoria RAM, 8GB de almacenamiento y una batería 500 mAh y carga rápida, cuyo cargador de conecta de manera magnética. Esta nueva especie de relojes inteligentes híbridos cuentan con una pantalla OLED flexible de 4 pulgadas y una cámara de 5 megapíxeles que permite tomar fotos y relizar videollamadas. Además, estos nuevos productos cuentan con características de Inteligencia Artificial (IA) como la incoporación de un asistente de voz y sistema de reconocimiento de gestos, y gracias a su diseño permiten a este asistente monitorizar el ritmo cardíaco con funciones de «salud y ejercicio». Por último los nuevos Nubia tendrán conexión Bluetooth y soporte para funcionar con tarjetas eSIM del operador China Unicom. La compañía no ha anunciado la fecha de lanzamiento del Nubia Alpha, pero sí ha informado que estará disponible en dos colores, negro y dorado (este último se ha mostrado en el stand de Nubia), a un precio de 549 euros.
26-02-2019 | abc.es
Comparativa entre los móviles flexibles Huawei Mate X frente a Samsung Galaxy Fold: ¿cuál es mejor?
Esta edición del Mobile World Congress de Barcelona, y posiblemente el año 2019, sea recordado por la llegada de los primeros teléfonos móviles flexibles y plegables. Una solución que ha encontrado la industria por dos razones: la primera, para ganar espacio al presentar un móvil que se convierte en tableta; y por otro para potenciar las capacidades de las actuales pantallas. Lo primero que hay que tener en cuenta es que es un concepto que todavía está en una fase incipiente. Por lo tanto, sus precios de salida -en torno a los 2.000 euros- pueden venirse ajustando con el tiempo. Pero, ahora mismo, Huawei y Samsung han mostrado el camino de esta realidad con dos productos interesantes que, de primeras, suponen un punto de inflexión en esta competitiva industria de la telefonía. Un concepto diferente que apuesta por el «2 en 1» No por anunciada la sorpresa fue menor. De hecho, tanto las habituales filtraciones como la propia invitación al evento enviada por la firma a los periodistas dejaban ver que el móvil plegable estaba, ya, en el horizonte. La propia Samsung, sin duda conocedora de las intenciones de su máximo rival, adelantó (a unos días antes del MWC) la presentación de su propio dispositivo plegable, el Galaxy Fold, anunciado a bombo y platillo durante un evento especial celebrado el pasado 20 de febrero en San Francisco. Y, ahora, le ha llegado el turno a Huawei, en cuya nota de prensa se afirma que el nuevo Mate X supone un «viaje a un territorio desconocido». Estamos, en efecto, ante un terminal que, además de una pantalla plegable, incorpora todas las funciones de inteligencia Artificial propias de la marca y, como no, conectividad 5G, las redes de quinta generación que definirán el futuro. Al referirse a él, el gigante asiático habla de un dispositivo «dos en uno» (móvil y tablet) que puede utilizarse de uno u otro modo según nos convenga en cada momento. Es decir, toda una nueva categoría de dispositivos móviles. Recordemos el éxito que tuvieron los «otros» dos en uno, híbridos entre tablet y ordenador. Además, y a pesar de las inevitables coincidencias, hay que admitir que el nuevo Mate X tiene varias diferencias con el Galaxy Fold recién presentado por Samsung. Diferencias notables en la pantalla Para empezar, el dispositivo de Huawei cuenta con una pantalla plegable bastante mayor que la de Samsung. Cerrado, la pantalla del móvil es de 6.6 pulgadas (la de Samsung es de 4.6) Detrás, queda la otra mitad, de 6.38 pulgadas, algo más pequeña debido al borde del propio dispositivo. Al abrirlo, de la misma forma que lo haríamos con un libro, dispondremos de una pantalla mayor, esta vez de 8 pulgadas, más grande que la de Samsung, que llega hasta las 7.3 pulgadas un vez «estirada». Aquí, por tanto, se aprecia una distancia entre ambos productos, dado que el Galaxy Fold en formato «smartphone» tiene unas dimensiones de un móvil de poco tamaño, como de hace unos años. Huawei, en este caso, ha sabido adaptar las dimensiones actuales. Destaca también el hecho de que el gigante chino ha conseguido construir un dispositivo extraordinariamente delgado, tanto cuando está plegado (11 milímetros de grosor) como cuando esta abierto (apenas 5,4 milímetros de grosor). Según Huawei, otros dispositivos similares tienen un grosor de hasta 17 milímetros. Paneles de gran calidad La pantalla del Mate X es un panel OLED flexible, con tecnología Full View, que se dobla a lo largo de una bisagra mecánica Falcon Wing. Una obra de ingeniería que tiene más de 100 piezas. La inteligente combinación de ambas pantallas (la de móvil y la de tablet) permite una serie de usos exclusivos que incluyen incluso experiencias de trabajo similares a las que tendríamos ante un ordenador de sobremesa. Para ello, una parte del panel haría de teclado, dejando la otra para visualizar archivos y contenidos. Por supuesto, también podremos dividir o pantalla en dos partes y trabajar al mismo tiempo con dos aplicaciones distintas. Para alimentar a las dos pantallas, el terminal incluye una generosa batería de 4.500 miliamperios pero apuesta por una carga rápida de 55 watios capaz de cargar el 85% de la batería en apenas 30 minutos. Según Huawei, hasta un 600% más rápido de lo que carga un iPhone XS Max. En total, según la firma, tenemos garantizado el uso continuado del dispositivo durante un día entero de trabajo. El lector de huellas está oculto bajo la pantalla y se enciende cuando lo necesitamos. La diferencia mecánica entre ambos es que el Mate X se cierra hacia fuera, mientras que su rival Fold se cierra hacia dentro. Por su parte, el Galaxy Fold -que costará unos 1.995 euros- apuesta por un panel de tipo Dynamic Amoled de última generación -similar a la que portan los Galaxy S10- con una resolución QXGA (1.536 x 2.152 píxeles una vez desplegada) y HD+ (cuando está cerrado). En el caso del Mate X, la cosa cambia: resolución Full HD+ (2.480 x 2.200 píxeles) cuando está abierto y Full HD+ (de 2.480 x 1.148 píxeles) cuando se cierra. Potencia a raudales A nivel de prestaciones técnicas, ambos productos son bastante parejos. Así, el dispositivo Mate X monta el nuevo chip 5G Balong 5000, diseñado y construido por Huawei, con tecnología de de 7 nanometros y que, según la compañía, es el «más rápido» del mundo para el acceso a las futuras redes avanzadas. La memoria RAM es de 8 GB, con 512 GB de espacio para almacenamiento. En el caso del Fold, Samsung ha decidido incorporar un Snapdragon 855 o Exynos 9820 (según el mercado) apoyado por 12 GB de memoria RAM que, sobre el papel, debe funcionar de manera equilibrada. Cámaras distintas En cuanto a las cámaras, el nuevo Mate X -que costará 2.299 euros y estará disponible a mediados de este mismo año- no es una excepción al nivel al que Huawei nos tiene acostumbrados en sus «smartphones» de gama alta. Pero en esta ocasión, el diseño plegable del Mate X hace posible que un único sistema de cámaras haga las veces de cámara delantera y trasera, lo que permite toda una serie de nuevas experiencias fotográficas. Es decir, que el nuevo smartphone cuenta con una única y novedosa cámara que puede usarse tanto como principal o como cámara de selfies, según el dispositivo esté abierto o plegado. Habrá que esperar para conocer más a fondo todas las especificaciones del apartado fotográfico. De sus baterías, lo importante por ahora es tener presente que el Fold monta una con una densidad de 4.380 mAh -con carga rápida- mientras que el de la firma china sube hasta 4.500 mAh -también con carga rápida-. Dos pesos pesados que definirán la industria pero que, pese a que es posible que tengan dificultades para atraer al consumidor de manera masiva, llegan para ofrecer algo parecido pero con distinciones.
26-02-2019 | abc.es
Comparativa entre los móviles flexibles Huawei Mate X y Samsung Galaxy Fold: ¿cuál es mejor?
Esta edición del Mobile World Congress de Barcelona, y posiblemente el año 2019, sea recordado por la llegada de los primeros teléfonos móviles flexibles y plegables. Una solución que ha encontrado la industria por dos razones: la primera, para ganar espacio al presentar un móvil que se convierte en tableta; y por otro para potenciar las capacidades de las actuales pantallas. Lo primero que hay que tener en cuenta es que es un concepto que todavía está en una fase incipiente. Por lo tanto, sus precios de salida -en torno a los 2.000 euros- pueden venirse ajustando con el tiempo. Pero, ahora mismo, Huawei y Samsung han mostrado el camino de esta realidad con dos productos interesantes que, de primeras, suponen un punto de inflexión en esta competitiva industria de la telefonía. Un concepto diferente que apuesta por el «2 en 1» No por anunciada la sorpresa fue menor. De hecho, tanto las habituales filtraciones como la propia invitación al evento enviada por la firma a los periodistas dejaban ver que el móvil plegable estaba, ya, en el horizonte. La propia Samsung, sin duda conocedora de las intenciones de su máximo rival, adelantó (a unos días antes del MWC) la presentación de su propio dispositivo plegable, el Galaxy Fold, anunciado a bombo y platillo durante un evento especial celebrado el pasado 20 de febrero en San Francisco. Y, ahora, le ha llegado el turno a Huawei, en cuya nota de prensa se afirma que el nuevo Mate X supone un «viaje a un territorio desconocido». Estamos, en efecto, ante un terminal que, además de una pantalla plegable, incorpora todas las funciones de inteligencia Artificial propias de la marca y, como no, conectividad 5G, las redes de quinta generación que definirán el futuro. Al referirse a él, el gigante asiático habla de un dispositivo «dos en uno» (móvil y tablet) que puede utilizarse de uno u otro modo según nos convenga en cada momento. Es decir, toda una nueva categoría de dispositivos móviles. Recordemos el éxito que tuvieron los «otros» dos en uno, híbridos entre tablet y ordenador. Además, y a pesar de las inevitables coincidencias, hay que admitir que el nuevo Mate X tiene varias diferencias con el Galaxy Fold recién presentado por Samsung. Diferencias notables en la pantalla Para empezar, el dispositivo de Huawei cuenta con una pantalla plegable bastante mayor que la de Samsung. Cerrado, la pantalla del móvil es de 6.6 pulgadas (la de Samsung es de 4.6) Detrás, queda la otra mitad, de 6.38 pulgadas, algo más pequeña debido al borde del propio dispositivo. Al abrirlo, de la misma forma que lo haríamos con un libro, dispondremos de una pantalla mayor, esta vez de 8 pulgadas, más grande que la de Samsung, que llega hasta las 7.3 pulgadas un vez «estirada». Aquí, por tanto, se aprecia una distancia entre ambos productos, dado que el Galaxy Fold en formato «smartphone» tiene unas dimensiones de un móvil de poco tamaño, como de hace unos años. Huawei, en este caso, ha sabido adaptar las dimensiones actuales. Destaca también el hecho de que el gigante chino ha conseguido construir un dispositivo extraordinariamente delgado, tanto cuando está plegado (11 milímetros de grosor) como cuando esta abierto (apenas 5,4 milímetros de grosor). Según Huawei, otros dispositivos similares tienen un grosor de hasta 17 milímetros. Paneles de gran calidad La pantalla del Mate X es un panel OLED flexible, con tecnología Full View, que se dobla a lo largo de una bisagra mecánica Falcon Wing. Una obra de ingeniería que tiene más de 100 piezas. La inteligente combinación de ambas pantallas (la de móvil y la de tablet) permite una serie de usos exclusivos que incluyen incluso experiencias de trabajo similares a las que tendríamos ante un ordenador de sobremesa. Para ello, una parte del panel haría de teclado, dejando la otra para visualizar archivos y contenidos. Por supuesto, también podremos dividir o pantalla en dos partes y trabajar al mismo tiempo con dos aplicaciones distintas. Para alimentar a las dos pantallas, el terminal incluye una generosa batería de 4.500 miliamperios pero apuesta por una carga rápida de 55 watios capaz de cargar el 85% de la batería en apenas 30 minutos. Según Huawei, hasta un 600% más rápido de lo que carga un iPhone XS Max. En total, según la firma, tenemos garantizado el uso continuado del dispositivo durante un día entero de trabajo. El lector de huellas está oculto bajo la pantalla y se enciende cuando lo necesitamos. La diferencia mecánica entre ambos es que el Mate X se cierra hacia fuera, mientras que su rival Fold se cierra hacia dentro. Por su parte, el Galaxy Fold -que costará unos 1.995 euros- apuesta por un panel de tipo Dynamic Amoled de última generación -similar a la que portan los Galaxy S10- con una resolución QXGA (1.536 x 2.152 píxeles una vez desplegada) y HD+ (cuando está cerrado). En el caso del Mate X, la cosa cambia: resolución Full HD+ (2.480 x 2.200 píxeles) cuando está abierto y Full HD+ (de 2.480 x 1.148 píxeles) cuando se cierra. Potencia a raudales A nivel de prestaciones técnicas, ambos productos son bastante parejos. Así, el dispositivo Mate X monta el nuevo chip 5G Balong 5000, diseñado y construido por Huawei, con tecnología de de 7 nanometros y que, según la compañía, es el «más rápido» del mundo para el acceso a las futuras redes avanzadas. La memoria RAM es de 8 GB, con 512 GB de espacio para almacenamiento. En el caso del Fold, Samsung ha decidido incorporar un Snapdragon 855 o Exynos 9820 (según el mercado) apoyado por 12 GB de memoria RAM que, sobre el papel, debe funcionar de manera equilibrada. Cámaras distintas En cuanto a las cámaras, el nuevo Mate X -que costará 2.299 euros y estará disponible a mediados de este mismo año- no es una excepción al nivel al que Huawei nos tiene acostumbrados en sus «smartphones» de gama alta. Pero en esta ocasión, el diseño plegable del Mate X hace posible que un único sistema de cámaras haga las veces de cámara delantera y trasera, lo que permite toda una serie de nuevas experiencias fotográficas. Es decir, que el nuevo smartphone cuenta con una única y novedosa cámara que puede usarse tanto como principal o como cámara de selfies, según el dispositivo esté abierto o plegado. Habrá que esperar para conocer más a fondo todas las especificaciones del apartado fotográfico. De sus baterías, lo importante por ahora es tener presente que el Fold monta una con una densidad de 4.380 mAh -con carga rápida- mientras que el de la firma china sube hasta 4.500 mAh -también con carga rápida-. Dos pesos pesados que definirán la industria pero que, pese a que es posible que tengan dificultades para atraer al consumidor de manera masiva, llegan para ofrecer algo parecido pero con distinciones.
25-02-2019 | abc.es
Los «smartphones» 5G ya están aquí, pero de momento sirven para poco
Mucho tiempo llevamos hablando del 5G, la nueva Red que va a aumentar el acceso móvil y ultrarrápido a internet y conectará innumerables objetos cotidianos. Se trata de la evolución natural del 4G ante la cantidad de objetos inteligentes que nos rodean. En definitiva, el 5G es la respuesta ante el futuro del todo conectado, en el que un cirujano podrá ayudar a otro en otro país durante una operación mediante una videollamada y en el que el los ciudadanos irán a trabajar en coches conectados cada mañana después de haber hecho la compra vía online a través del frigorífico inteligente, que además, le ha informado de los alimentos que ya se han gastado o los que están a punto de caducar. Según un informe de Cisco, solo en España, en 2022 habrá 41 millones de usuarios móviles (el 88% de la población), y 103 millones de dispositivos inteligentes, lo que se conoce como el Internet de las Cosas (IoT). A nivel global, se estima que en el mundo haya 12.000 millones de dispositivos y conexiones IoT móviles, frente a los 9.000 millones contabilizados en 2017. Pero las cifras no se quedan ahí: se estima que para 2025 se pase de los 20.000 millones a 75.000 millones de objetos conectados. Estas impresionantes cifras sólo pueden ser soportadas por el 5G, cuyos beneficios son: una mayor velocidad, baja latencia e incremento de la conectividad. Estas redes ofrecerán a la industria móvil oportunidades sin precedentes. Y, por ello, las compañías del sector llevan trabajando desde hace años en este futuro que ?aseguran- es ya el presente. Esta es la razón por la que la muchas compañías están presentado en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, un evento que genera un impacto económico de 473 millones de euros en la Ciudad Condal, los primeros «smartphones» 5G. Xiaomi (Mi Mix 3 5G), Samsung (Galaxy S10 5G), Huawei (Mate X), LG (V50 ThinQ) o ZTE (Axon 10 Pro 5G) se han sumado a esta tendencia. Pero la realidad es otra: de momento, no se puede sacar partido estos móviles porque las operadoras aún no han llevado a cabo el despliegue comercial de esta infraestructura. Por lo tanto, quien se compre un terminal 5G este año tendrá los mismos beneficios que le ofrece su móvil actual. El papel de las teleoperadoras Ante este panorama, José María Álvarez-Pallete, consejero delegado de Telefónica, reclamó este lunes en Barcelona un marco regulatorio para el sector «más valiente» y «justo para todos». Su petición se dirigió a la Comisión y Parlamento europeo próximos, así como a los nuevos gobiernos que salgan de las urnas, ya que el despliegue futuro de las redes de 5G requerirán de grandes inversiones por parte de las operadoras. La GSMA, entidad que organiza el MWC, estima que los operadores móviles de todo el mundo invierten en la actualidad unos 141.000 millones de euros cada año con el propósito de expandir y actualizar sus redes, a pesar de las presiones normativas y competitivas. De hecho, sólo en Europa, se espera que en 2025 los operadores móviles inviertan entre 300.000 y 500.000 millones de euros en el despliegue del 5G. «¿En qué parte de las constituciones está escrito que el sector de las telecomunicaciones tenga que ser la única industria deflacionaria? ¿Señala en alguna parte la teoría de la competencia que es necesario un operador móvil por cada millón de habitantes en Europa? ¿Por qué tenemos que adquirir el mismo espectro una y otra vez?», ha preguntado Álvarez-Pallete en el acto inaugural del Mobile World Congress (MWC) 2019. En su opinión, los reguladores deben «simplificar y reducir» la regulación. De lo contrario, se perderá mucha de la «cara innovación» que se ha realizado en la nueva tecnología móvil 5G antes de que se despliegue. Asimismo, ha urgido también a los gobiernos a distribuir el espectro «de forma racional» y concederlo por más tiempo. El máximo responsable de Telefónica ha criticado que los gobiernos usen el 5G más como una manera de hacer caja en el corto plazo que como una forma de acelerar la digitalización que requieren la economía y al sociedad. Corea del Sur, líder El «smartphone» 5G es solo la pieza de un gran puzle aún por completar. En España, de momento, solo se han llevado a cabo proyectos pilotos, como el de Telefónica en Talavera de la Reina y Segovia, y se ha realizado ya la primera videollamada en nuestro país bajo esta nueva infraestructura. Pero el espectro radioeléctrico sigue casi intacto. De momento, solo se han subastado el espectro en las bandas de 1,5 GHz y 3,5 GHz (2018). Las otras dos bandas identificadas para el 5G, la de 700 Mhz y la de 26 GHz están pendientes, tal y como recoge el «Plan Nacional 5G 2018-2020». A nivel mundial, Corea del Sur, Japón, China y EE.UU. son, por este orden, los países más avanzados, según un informa elaborado por GSMA. De hecho, la operadora surcoreana KT ha anunciado que lanzará servicios comerciales 5G este mismo año. Y es que, a diferencia de la situación española, en Japón y Corea del Sur el 4G es ya incapaz de dar respuesta al uso intensivo en datos que se hace en ambos países. Para 2025, el 59 % del total de líneas móviles en Corea serán 5G, mientras que en Japón ese porcentaje será del 48 %, del 49 % en EE.UU. y del 29 % en Europa.
56