Noticias de "smartphone"

26-10-2018 | abc.es
WhatsApp: cómo descargar y usar los nuevos «Stickers»
WhatsApp estrena los «stickers». Hace tiempo que te contamos que la aplicación de mensajería instantánea iba a incluir esta nueva forma de expresar sentimientos y emociones, como ya sucede en Telegram o Facebook Messenger. Te explicamos cómo hacerlo. Usuarios de Android 1. Ve a la Play Store. 2. Busca WhatsApp y pulsa sobre el botón de «Actualizar» la aplicación. Necesitas la versión 2.18.329 para poder utilizar los «stickers». 3. Ve a un chat y haz clic sobre el emoticono de la cara sonriente como si fueras a mandar un «emoji». 4. Al desplegarse dicha opción, abajo a la derecha, al lado de «GIF», aparece un nuevo icono: la pegatina de los «stickers». 5. A continuación, en el menú superior izquierdo, aparecen las colecciones de «stickers» que tienes en tu «smartphone». Por defecto, viene una simpática taza de café. 6. Pulsa sobre el «sticker» que quieras enviar. 7. En el mismo menú, tienes tres iconos más: un reloj, en donde podrás ver los «stickers» utilizados recientemente; una estrella, los favoritos, y el de un corazón, agrupados por sentimientos (alegría, amor, tristeza y sorpresa). 7. Si quieres ampliar la colección de «stickers», pulsar sobre el símbolo «+», situado a la derecha del todo. 8. Desde la pestaña «Todos los stickers» verás las opciones que hay. Sólo tendrás que descargar los que más te gustan. 9. Al final del todo, tienes la opción «Obtén más stickers», para descargarte otros de terceros. 10. En «Mis stickers» se guardan todos los que forman parte de tu colección. 11. Si quieres añadir a tu colección un «sticker» que te manda un amigo por WhatsApp, pulsa sobre él y pincha «Ver más»- «Descargar». Usuarios de iPhone 1. No tienes que actualizar nada. La activación de los «stickers» en WhatsApp se hará de forma remota una vez tengas instalada la versión 2.18.100 de WhatsApp. 2. No funcionan si tienes instalado iOS 7 o versiones posteriores.
26-10-2018 | abc.es
Las llamadas telefónicas convencionales pueden ser fácilmente interceptadas
Hay un mantra que se repite cada vez que se hace referencia a la seguridad informática; todo dispositivo electrónico conectado a internet es susceptible de ser hackeado. Pero las comunicaciones telefónicas sobre los protocolos tradicionales tampoco están exentas de ser interceptadas. Siguen siendo una de las vías importantes para robar la intimidad de las personas. Las revelaciones sobre el espionaje a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha puesto de relieve dos problemas de magnitud global. Por un lado, la fortaleza de China como Estado capaz de albergar grupos de ciberdelincuentes que dominan técnicas vez más sofisticadas; por otro, la fragilidad de los teléfonos móviles que se conectan a internet pero sobre todo lo sencillo que es pinchar las conversaciones telefónicas. Al poco de llegar a la Casa Blanca, Trump aceptó desprenderse de su teléfono con sistema operativo Android, considerado más inseguro que el ecosistema de Apple. Era el mismo teléfono que portaba en su día a día antes de convertirse en uno de los políticos más poderosos del mundo. Por recomendación de los servicios de inteligencia tuvo que cambiar de parecer. Desde entonces, ha estado utilizando tres terminales iPhone. Dos de ellos, según «The New York Times», securizados y con capacidades limitadas. Y un tercero, un modelo corriente como los que se venden en las tiendas, destinados a fines personales. Mientras que los dos primeros se utilizan para Twitter y llamadas oficiales de forma independiente, el tercero le sirve de agenda de contactos para conversaciones extraoficiales. Este último dispositivo es el que se investiga como el eslabón más débil del supuesto espionaje chino, aunque los expertos consultados por este diario apuntan a que, pese a las medidas de protección, ninguno de ellos es completamente seguro. Todos son vulnerables a los piratas informáticos, quienes podrían acceder a sus comunicaciones de manera remota por medio de varias técnicas. «Hay diferentes formas de espiar un terminal. Una es comprometer el dispositivo. Existe software, sobre todo para Android, que puede acceder a tu ubicación, a las llamadas, al micrófono, a los mensajes en redes sociales», reconoce a ABC Yago Jesús, experto en seguridad informática. Un vector de ataque para acceder al terminal se puede encontrar, en ese sentido, en el envío de un enlace malicioso que explote una vulnerabilidad del «smartphone». De tal manera que un pirata informático puede controlarlo discretamente en remoto y sin levantar sospechas al propietario. «A Trump no le han hackeado el móvil», asegura este experto, quien apunta a otra posibilidad: que los espías hayan realizado un ataque por medio de una «clonación de estaciones». Una técnica muy habitual que consiste en la creación de una estación falsa de redes telefónicas para engañar al terminal para se conecte a ella en lugar de su proveedor original. Esto es posible -insiste este experto- porque el actual protocolo de telefonía (GSM) contiene una serie de vulnerabilidades conocidas y heredadas de su diseño primigenio. Las llamadas realizadas desde un teléfono, independientemente si se trata de un «smartphone» o no, pueden interceptarse en el momento en el que viajan a través de las torres de telefonía y cables que conforman las redes móviles nacionales e internacionales.
24-10-2018 | abc.es
Mont Blanc Summit 2, lujo y tecnología en la muñeca
Se llama Summit 2 y es el nuevo reloj inteligente de Mont Blanc. La firma especializada en artículos de lujo, en efecto, no es nueva en esto de la tecnología. Empezaron en 2014 a desarrollar productos inteligentes y desde entonces han seguido avanzando, ofreciendo productos únicos y cada vez más sofisticados. De lujo, sí, pero con la ultimas novedades tecnológicas incorporadas. En 2017, hace algo más de un año, lanzaron su primer reloj Summit, y el nuevo Summit 2 es, según la compañía, «mucho más que una evolución». De hecho, el nuevo «smartwatch» de Mont Blanc estrena toda una serie de características, hasta ahora inéditas en otros fabricantes del sector lujo. Y lo hace por unos precios que arrancan por debajo de los mil euros. Asequible, según los parámetros de la firma. Summit 2 es un reloj elegante y clásico, y su diseño, hecho en Suiza, está basado en la colección que Mont Blanc presentó en 1858. Con respecto al modelo anterior, la caja es más pequeña (ha pasado de 46 a 42 mm) por lo que estamos ante un dispositivo unisex, válido tanto para hombres como para mujeres. Pulsómetro, GPS, Google Pay, resistencia al agua hasta cinco metros, sistema de batería doble.. Al reloj no le falta detalle para estar a la última. Y todo impulsado por el último procesador de Qualcomm para «wearables», el Snapdragon Wear 2100. Mont Blanc es la primera firma que lo integra. La caja, tipo cronógrafo, cuenta con una esfera rotatoria y está hecha, según la versión que elijamos, de acero o de titanio, mucho más ligero. Eso si, pulida a mano, como manda la tradición. El cristal es de zafiro y Mont Blanc ha diseñado para él cuatro tipos de correas y seis esferas únicas. En total, es posible elegir entre seis acabados de caja diferentes y once correas, más las ya citadas seis esferas configurables. La batería puede durar entre un día y un día y medio, según el uso que le demos al dispositivo. Pero cuando se acaba, entra automáticamente en función una segunda batería, más pequeña, que permite que el «smartwatch» siga mostrando la hora, sin conexión ni «apps», durante otros cuatro o cinco días. Es lo que la firma ha bautizado como «modo reloj» y garantiza que cuando los usuarios anden cortos de energía, puedan siempre seguir luciendo un Mont Blanc en sus muñecas. Nada más ponerle a cargar, el resto de funciones vuelven a restablecerse. Una «plataforma» actualizable Según Mont Blanc, el nuevo Summit 2 es, más que un reloj, una plataforma que se puede customizar y actualizar. De hecho, el dispositivo cuenta con seis modos o perfiles de funcionamiento, especialmente pensados para cada ocasión. En cada uno de ellos podemos encontrar aplicaciones exclusivas de la marca. El modo URBAN, por ejemplo, permite buscar, basándose en los mapas de Google, lugares especiales en la ciudad, sin necesidad de consultar el móvil. También podremos usar las distintas «apps» de Google, desde su asistente al sistema de pago Google Pay. En el modo TRAVEL, por otro lado, los usuarios del reloj se encontrarán con una «app», Timeshifter, que nos da consejos para eliminar el molesto jet lag, o con otra que se basa en el GPS para saber en qué país estamos y nos brinda de forma automática información útil sobre el lugar: precios, monedas, costumbres, etc. Otra «app» exclusiva nos permitirá, además, mostrar en pantalla la hora de otros países. El modo SPORT, por su parte, incluye funciones que otros «smartphones» de lujo no tienen, como pulsómetro, GPS, resistencia al agua o una «app» específicamente diseñada para el running. También es posible descargar música directamente al reloj. Y dejar así el móvil en casa cuando salimos a correr. El Summit 2 está ya a la venta. Y, como se ha dicho, existen varios modelos, cuyos precios van desde los 970 a los 1200 euros.
23-10-2018 | abc.es
El 25% de las personas prefiere salir desnuda a la calle antes que quedarse sin internet
Internet. Esta es la clave de nuestra vida diaria. Trabajar, comer o dormir son acciones que han quedado relegadas a un segundo plano en el día a día de las personas. El mundo digital se ha enraizado con tal fuerza en nuestra vida diaria que no tener Red puede provocar un gran desasosiego. De hecho, según un estudio de Kaspersky Lab, el 23% de los encuestados preferiría que les vieran desnudos en público antes que no poder conectar sus dispositivos. Si lo pensamos detenidamente, la verdad es que cualquier acción mínima de nuestra vida tiene que ver con el hecho de estar conectados: hacer fotos, utilizar el GPS, mantenernos en contacto con nuestros seres queridos.. Por ello, el 69% de las personas siempre llevan consigo su «smartphone» cuando salen de la casa (aunque sea por un período corto de tiempo) y 1 de cada 10 lo lleva consigo en todo momento, incluso cuando está en el baño. El estudio de Kaspersky Lab, elaborado en base a 11.250 personas de entre 18 y 60 años, de 15 países, aborda cuestiones como sobre la importancia de permanecer conectado, los problemas de conexión a los que se han enfrentado y las consecuencias de no poder conectarse. Así que pasar un día sin internet es para la mayoría una misión imposible. Por eso, no es de extrañar que para 1 de cada 5 de las personas (22%) entrevistadas, tener conexión es tan importante como tener acceso a comida, agua y alojamiento. El «smartphone» se ha convertido en un apéndice de nuestra mano. La dependencia de los dispositivos y la conectividad es tan alta que perderlo sería un auténtico drama. El 90% de los encuestados reconoció que se sentirían estresados si perdieran o les robaran su dispositivo, un porcentaje más alto que en los casos de perder un tren/avión (88%), verse involucrado en un accidente automovilístico menor (88%) o caer enfermo (80%). Falta de precaución El problema es que la dependencia llega hasta tal punto que los usuarios están dispuestos a correr peligro: un 26% ha cruzado la calle mientras miraba la pantalla de su teléfono y el 21% lo hacía caminando por una zona desconocida/peligrosa. Además, 1 de cada 5 afirmó en el estudio sentirse desnudo sin su dispositivo. Esto es algo que Kaspersky Lab ha investigado con más detalle en un reciente experimento, cuando un voluntario indefenso y desnudo intentó localizar su ropa en una ciudad desconocida, sin teléfono y sin todas las ventajas que la conectividad ofrece. Como nuestro estudio y este experimento social ha demostrado, no tener un dispositivo conectado es como ir desnudo. Sin embargo, a pesar de la importancia que le damos a la conectividad, los usuarios no se preocupan por tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, solo el 34% controla los niveles de la batería y un 22% verifica regularmente el estado de su dispositivo. Así, no es de extrañar que 9 de cada 10 encuestados hayan tenido problemas inesperados, como quedarse sin batería (76%), errores técnicos (40%) o incluso se dejó el dispositivo en alguna parte (37%). Como resultado, las personas están corriendo riesgos en su vida profesional y personal. «Con la conectividad afectando a todos los aspectos de nuestras vidas, la seguridad no puede pasarse por alto, y debe estar allí, sin importar lo que estemos haciendo y donde sea que nos encontremos. Los usuarios deben asegurarse de que su conexión sea siempre segura», afirma Dmitry Aleshin, vicepresidente de marketing de producto de Kaspersky Lab. Para lograr un equilibrio, existen multitud de herramientas en el mercado como Kaspersky Security Cloud, que es capaz de adaptarse a las necesidades de conectividad de las personas y contiene varias soluciones para ayudar a los usuarios de Mac, Windows, iOS y Android a vivir sus vidas digitales sin el riesgo de perder conectividad cuando más se necesite: - Cuando no podemos permitirnos que nuestro ordenador nos deje tirados, Hard Drive Health Monitor predice y rastrea errores en el disco duro de nuestro equipo. - Si nuestro dispositivo se pierde o lo roban, la aplicación antirobo nos ayuda a localizar y recuperarlo, por ejemplo, al encender la alarma, bloquear y ubicar el dispositivo, e incluso tomar una fotografía de la persona que lo está usando. - Si confiamos en la Red wifi pública para conectarnos, Secure Connection nos permite proteger nuestra información cifrando todo el tráfico para que nadie pueda interceptar y usar nuestros datos de manera incorrecta. - Si nos preocupa que la batería se agote, Device Power Consumption nos indica cuánta le queda a nuestro dispositivo Android. - Si nuestros hijos están fuera de casa y deseamos que permanezcan conectados, Battery Tracker, una nueva característica de Kaspersky Safe Kids, notifica a los padres cuando el nivel de batería en los dispositivos móviles de sus hijos baja.
23-10-2018 | abc.es
Modo avión o apagado: ¿qué hago con mi móvil cuando me vaya a dormir?
Es hora de irse a la cama. El móvil nos acompaña hasta la mesita de noche. Y, ¿para qué? Todo depende de cómo dejemos el «smartphone» a la hora de irnos a dormir. Hay quien opta por dejarlo encendido, sin sonido, por si sucede algo. Otros, prefieren desconectarlo. Pero «¿lo apago directamente o activo el modo avión?», se pregunta más de uno, especialmente los usuarios de mayor edad. Para ayudarte a elegir qué opción es mejor, vamos a explicarte cada una de ellas con detalle. Para empezar, si eres de los que se lleva el móvil a la cama, deja de hacerlo. Según un estudio, estar delante de la pantalla del terminal mirando Facebook, Instagram o Google, interfiere con la región del cerebro que nos prepara el sueño, de tal manera que cualquier actividad excitante, hace que tengamos menos ganas de dormir. Apagar el terminal es la opción más radical y simple por la que podemos optar, que corta de raíz con la posibilidad de que alguien pueda llamarte por la noche o mandarte un mensaje que pueda interferir en tu descanso. Por unas horas, volverás a estar «incomunicado». De hecho, ya no hay la más mínima excusa para apagarlo porque los terminales más actuales te permiten poner la alarma aunque lo desconectes. Antiguamente, esta opción no era posible y si desconectabas el teléfonos, la alarma no sonaba. Pero ahora, echa un vistazo a las opciones de la alarma porque existe una opción que puedes activar que se llama «Apagado de alarma» para que suene con el teléfono apagado. Si a ello le añades que ahorras batería, se trata de una opción a tener muy en cuenta. Pero debes saber que, a no ser que tengas un teléfono fijo, si surge una emergencia, nadie podrá contactarte. El modo avión, sin embargo, no es tan radical. Se puso en marcha en 2013 para permitir que los aparatos electrónicos no fuesen apagados durante todas las fases del vuelo. De esta manera, los usuarios pueden ir trabajando, por ejemplo, con documentos mientras realizan ese viaje de negocios, escuchar música o leer. Y es que esta opción corta las conexiones inalámbricas del terminal. Es decir, un «smartphone» se queda sin datos y línea cuando activa este modo, pero sí podemos realizar otras acciones,. Incluso activar el wifi pero, si te vas a dormir, de poco te servirá. Este modo tampoco te permitirá recibir llamadas ni mensajes pero, sin embargo, gastarás batería. Menos que si no lo tuvieras activado pero más que si lo apagaras.
22-10-2018 | abc.es
Cómo convertir en «mágicos» tus auriculares para que te traduzcan en tiempo real cuando viajes a otro país
Seguro que en numerosas ocasiones has utilizado el traductor de Google cuando te has visto en algún que otro apuro y no te podías hacer entender. Y es que la traducción en tiempo real es un gran aliado de cara a situaciones imprevistas, tal y como sucede con los Pixel Buds, los auriculares de Google, gracias al Asistente que llevan integrado. Los de Mountain View presentaron estos dispositivos con traducción simultánea en 2017 y que solo funcionaba con sus teléfonos Pixel. De esta manera, dos usuarios que hablen diferentes idiomas pueden entenderse entre sí porque traducen al momento lo que dice el otro interlocutor. Es decir, si el emisor habla francés y dice una frase, los auriculares del receptor, que habla español, escuchan primero para traducir a continuación del francés al español lo que ha dicho el emisor. Si además, esas dos personas tienen los Pixel Buds, pueden hablar en su idioma directamente porque los auriculares van traduciendo al momento. Esta función necesita, al menos, que los auriculares estén conectados a un «smartphone» Pixel, así como la última versión de las aplicaciones Google y Traductor. Evidentemente, la traducción de más de 40 idiomas, se lleva a cabo gracias a la Inteligencia Artificial a partir del traductor de Google. Ahora, la compañía ha anunciado que va a actualizar esta herramienta y ampliarla el resto de auriculares compatibles con Google Assistant. Tal y como informa la página de la compañía, Google ha extendido el soporte para la traducción instantánea con su asistente a todos los auriculares optimizados para Assistant. «Google Translate está disponible en todos los auriculares y teléfonos con Android optimizados para asistentes», según se lee. De momento, por parte de Google, no hay una lista concreta con los auriculares que puedan ser compatibles con Google Assistant. Sin embargo, en el mercado ya existen algunas opciones como los LG Tone Platinum SE o los Bosé QuietComfort 35 II, por lo que la nueva funcionalidad debería estar lista. Tampoco será necesario que el usuario necesite tener un Google Pixel para beneficiarse de la traducción, ya que se realizará a través de cualquier «smartphone» Android conectado a los auriculares. Los que sí incorporarán la traducción simultánea será, muy probablemente, los auriculares Tipo C que llegarán con los nuevos Pixel 3 y Pixel 3 XL. La traducción instantánea está disponible en 40 idiomas. Entre ellos, está el español, alemán, francés, griego o nepalí.
22-10-2018 | abc.es
Los usuarios de Android podrían pagar más por sus teléfonos tras la multa de Europa a Google
Si Europa le complica las cosas a Google, el gigante de internet se las va a complicar a los fabricantes. Y estos, a los usuarios. Así de simple. Todo apunta a que esta va a ser la «ecuación» que se desarrolle en los próximos meses después de que Google se haya visto obligada a pagar la multa impuesta por el Tribunal General de la UE por su posición dominante en el mercado dentro de dispositivos Android. Google aseguró la semana pasada que pagará la multa cobrando a los fabricantes de móviles. Hasta ahora, no se sabía cómo ni cuánto pero según «The Verge», que ha tenido acceso a documentos confidenciales, los de Mountain View cobrará a Samsung, LG, Huawei y compañía 4 0 dólares por terminal, unos 35 euros. Hasta ahora, y en la mayoría de los países, cualquier móvil Android traía ya preinstaladas por defecto las aplicaciones de Google (Gmail, Maps, Youtube, Chrome..). Sin embargo, esto que se ha considerado como algo normal hasta ahora, ya no lo es. El gigante de internet está obligado a dar vía libre a los fabricantes, a partir del 1 de febrero de 2019, de introducir el paquete de aplicaciones en sus terminales. Eso sí, si quieren hacerlo, tendrán que pagar por ello. Y por separado. «Los fabricantes de Android tendrán que pagar a Google un coste sorprendentemente alto en Europa para incluir la Play Store de Google y otras aplicaciones móviles en sus dispositivos», asegura «The Verge», aunque las tarifas variarán en función del dispositivo y país. De hecho, Reino Unido, Suecia, Alemania, Noruega y los Países Bajos serán los que establezcan las tarifas más altas. Esto afecta al conjunto de «apps» Google Play Services. El problema es que es evidente que si los fabricantes tienen que pagar un nuevo extra, este nuevo gasto podría repercutir en el precio final del terminal, por lo que los usuarios serán quienes, al final, ayuden a Google a pagar su multa. Sin embargo, cabe la posibilidad de que Google ofrezca acuerdos a los fabricantes para instalar sus aplicaciones. Por país y píxeles En principio, todos tendrían que pagar a Google por instalar «Google Mobile Services» (el paquete completo de «apps»), que sin embargo no incluye las licencias para instalar Chrome y Google Search, que los fabricantes tendrían que comprar por separado. Sin embargo, Google negociaría condiciones con los fabricantes que quieran incorporar en sus terminales estos dos servicios primero. «En declaraciones públicas, Google se ha mostrado cauteloso sobre cómo se estructurarán las nuevas tarifas de licencia, pero los documentos revelan que el acuerdo con los fabricantes de la UE se establecerá por país y densidad de píxeles», explica «The Verge». Así, los países que tienen las tarifas más altas, un dispositivo con una densidad de píxeles superior a 500 ppi tendría que pagar una tarifa de 40 dólares para obtener la licencia del conjunto de aplicaciones de Google. Los dispositivos de 400 a 500 ppi pagarían una tarifa de 20 dólares, mientras que los dispositivos de menos de 400 ppi solo pagarían 10. En algunos países, para teléfonos de gama baja, la tarifa puede ser de tan solo 2.50 dólares por dispositivo. «No está claro por qué la densidad de píxeles es tan importante para el esquema de precios», añade «The Verge», «pero es probable que se utilice como un 'proxy' para el precio del dispositivo en general, ya que los dispositivos con mayor densidad de píxeles suelen costar más». Por ejemplo, el Samsung Galaxy S9 tiene una densidad de píxeles de 570 ppi. Las tabletas tendrían unos precios diferentes, «aplicado de manera uniforme en todos los países y con un límite de 20 dólares por dispositivo». Google Chrome y Search, las claves La situación empeora para aquellos fabricantes que no preinstalen Chrome, ya que perderán los ingresos de búsqueda que obtienen desde el navegador. «Si la compañía decide no colocar el navegador Google Chrome en el cajón de aplicaciones para cualquier dispositivo suministrado en el EEE [Área Económica Europea], la compañía no tendrá derecho a ninguna parte de los ingresos generados de Google Chrome», asegura el documento confidencial al que ha tenido acceso «The Verge». El fallo de la Comisión Europea no requiere explícitamente que Google cobre tarifas de licencia, pero sí que Google rompa su paquete tradicional de aplicaciones. Y es que los de Mountain View han sido obligados por Europa a ofertar por separado los permisos de aplicaciones móviles Google, la aplicación de búsqueda y el navegador Chrome. La Comisión Europea cree que de esta manera se favorece la competencia. Pero el gigante de internet sabe muy bien cómo jugar sus cartas. Google Chrome y Google Search son las aplicaciones principales de donde provienen las ganancias de Google, de ahí que vayan por separado. Se trata de una forma con la que «obligar» a los fabricantes de «smartphones» a llegar a acuerdos. Así, lo más normal es que paguen para contar con la Play Store en los dispositivos y, luego acordar la instalación de los otros dos servicios. Al final, ahora que las compañías pagarán una serie de costes extras por dispositivo en Europa, existe una gran posibilidad de que se traduzcan en un incremento del precio final de cada terminal para poder compensar la pérdida de ingresos. Y ese plus lo acabará pagando muy probablemente el usuario, ya que en la actualidad, el margen con el que cuentan los fabricantes es muy limitado.
20-10-2018 | elpais.com
DoCoMo lanzará el móvil más fino y ligero del mundo
El ?smartphone?, con funciones muy limitadas, pesa 47 gramos y tiene 5,3 milímetros de espesor
18-10-2018 | elpais.com
DoCoMo lanzará el móvil más fino y ligero del mundo
El ?smartphone?, con funciones muy limitadas, pesa 47 gramos y tiene 5,3 milímetros de espesor
18-10-2018 | abc.es
El reconocimiento facial llega a los supermercados británicos para controlar quien compra alcohol y tabaco
Enseñar el DNI para demostrar que efectivamente eres mayor de edad para poder comprar las botellas de vino que llevas en la cesta de la compra es un gesto habitual que pasará a la historia por una simple cuestión de eficiencia: no hay razones ya para que ni el comprador ni el empleado del supermercado pierdan el tiempo en las ya de por si largas colas que se forman en la caja a la hora de pagar. De hecho, si eres menor de edad, el asunto se alarga sin necesidad mientras los demás esperan paciente o impacientemente su turno para poder pagar. El reconocimiento facial sustituirá la escabrosa labor que hasta ahora siempre han desempeñado los propios trabajadores. Y los supermercados británicos serán los primeros en contar con esta tecnología. NCR, que fabrica el software y el hardware para las máquinas de autocomprobación para la mayoría de los supermercados del Reino Unido, se ha aliado con la compañía tecnológica Yoti para poner en marcha este nuevo sistema, tal y como informa esta última en su blog. NCR integrará una cámara en las cajas de autoservicio que estimará la edad de los compradores cuando adquieran alcohol y tabaco, por lo que el personal del supermercado ya no tendrá que intervenir para aprobar la compra solicitando a la persona su documentación. La máquina escaneará la cara del cliente y aceptará o negará la venta del artículo. Esta nueva forma de pago se conoce como «Yoti Age Scan», que no requiere de identificación alguna. No se comparten más datos personales que la fecha de nacimiento y foto verificada. Pero los compradores también podrán demostrar su edad de otra manera: a través de la aplicación Yoti. Bastará con que el usuario se la descargue en su smartphone, de forma gratuita, la «app» y crear así una identidad digital segura. De esta manera, se crearán las características biométricas únicas de usuario, incluidos datos de documentos oficiales como el carné de conducir o el pasaporte. A la hora de pagar en el cajero, basta con abrir la «app», escanear un código QR de Yoti y verificar la fecha de nacimiento. Ahorrar en tiempo y ser más eficientes La compañía insiste también en la seguridad y privacidad del usuario, ya que la aplicación saca una foto de la cara para estimar la edad. Una vez hecho, la fotografía se elimina permanentemente. «Diseñamos Yoti Age Scan teniendo en cuenta la privacidad del usuario y la minimización de datos. No requiere que se registre por adelantado y no tiene que compartir dato personal alguno. No nos quedamos con información personal», insisten. «Los controles de edad representan más del 50% de todas las intervenciones del personal en las cajas de autoservicio. Así que las identificaciones no solo son un problema para los clientes, sino que también son una ineficiencia para los supermercados», asegura la compañía tecnológica. «Yoti Age Scan -continua- hace una estimación precisa de la edad en 1-2 segundos, lo que reduce drásticamente el tiempo empleado en los pagos», al mismo tiempo que se mejorará la experiencia del cliente. De momento se desconoce en qué supermercados se instalará la nueva tecnología. Yoti tan solo ha podido avanzar que se verá en los principales minoristas muy pronto.
6