Noticias de "smartphone"

29-10-2018 | abc.es
OnePlus 6T: un móvil con lo mejor de la gama alta, pero a la mitad de precio
Un nuevo terminal cada seis meses. Esa es la estrategia habitual de OnePlus, la firma china que hoy ha presentado, apenas medio año después de su último lanzamiento (OnePlus 6) su nuevo terminal OnePlus 6T. Y si ya el anterior dispositivo cosechó excelentes críticas (salvo por su sistema de reconocimiento facial), el nuevo 6T, en palabras del responsable de la firma en España, David Sanmartín, «lo revoluciona todo. Y para eso hemos tenido en cuenta todo lo que nuestros usuarios nos han pedido». Una comunidad que hoy por hoy supera los 5 millones de personas. Un terminal, pues, del que podríamos decir que esta hecho «bajo demanda» de los consumidores. El aspecto exterior del nuevo smartphone nos recuerda mucho al del OnePlus 6, salvo por un detalle: la ceja o Notch de la parte superior de la pantalla ocupa la mitad de espacio que la del modelo anterior. Pero sin renunciar a ninguno de los componentes. Según explica Sanmartín, «hemos trabajado mucho para conseguir meterlo todo en menos de la mitad de espacio». Ese «todo» incluye la cámara frontal, el sensor de proximidad, el sensor de luz, el sensor de color y hasta un altavoz. El primer resultado positivo de este Notch en forma de lágrima o gota de agua es el ratio de pantalla, que alcanza un más que notable 86% de la superficie frontal del teléfono. Y hablando de pantalla, también ésta ha crecido. Así, si el OnePlus 6 incorporaba un panel Amoled de 6,28 pulgadas, en el nuevo 6T la pantalla crece hasta las 6,41 pulgadas (también Amoled), pero manteniendo unas dimensiones (157,5 x 74,8 x 8,2 mm) muy similares a las del modelo anterior. La resolución es excelente (2.340 x 1.080) y permite ver colores nítidos y contrastados prácticamente en cualquier condición de iluminación. Otra diferencia con el modelo de hace seis meses es que, en esta ocasión, OnePlus ha decidido eliminar la entrada mini jack para conexión de auriculares. Igual que sucede ya con otros fabricantes, habrá que empezar a pensar en accesorios conectados por Bluetooth. Los que se resistan a abandonar los cables, sin embargo, podrán seguir conservando sus viejos auriculares con este móvil, ya que OnePlus ha tenido la gentileza de incluir un adaptador dentro de la caja. Sensor de huellas en pantalla Una de las grandes novedades del nuevo terminal es su sensor de huellas, que se encuentra en la parte frontal, pero debajo de la pantalla. Tecnología, por cierto, que ya mostró Huawei hace apenas unas semanas en su nuevo Mate 20. Cuando se hace necesario, el sensor táctil se ilumina en azul turquesa, y al tocarlo nuestro dedo se ve rodeado por una brillante nube de color azul, que nos indica que el sensor está funcionando. Según One Plus, se trata del sistema de reconocimiento de huellas más rápido del mercado, y las pruebas realizadas hasta ahora con el terminal no desmienten esa afirmación. Según explica David Sanmartín «hemos podido colocar bajo la pantalla este nuevo mecanismo (que incluye una cámara para reconocer las huellas) porque nuestros ingenieros han conseguido dejar espacio a base de hacer más pequeños otros componentes». El OnePlus 6T cuenta también con un sistema de reconocimiento facial basado en su cámara frontal. Y aunque no es tan sofisticado como los sistemas que incorporan otras marcas, como Apple o Huawei, hay que reconocer que mejora mucho los resultados del modelo anterior. Eso sí, que nadie intente que el móvil le reconozca a oscuras, porque no funcionará, ya que no dispone de sensor de infrarrojos. En cuanto al procesador, OnePlus ha optado por el que montan un buen número de los terminales de gama alta de este año: el Qualcomm Snapdragon 845, que con sus ocho núcleos y una frecuencia de reloj de hasta 2,8 GHz, constituye una garantía de solvencia y poder de procesamiento. Según se dijo en la presentación, Qualcomm y OnePlus trabajan ahora en la implementación de las redes 5G para las próximas generaciones de terminales. La memoria RAM, según la versión elegida, puede ser de 6 o de 8 GB, y la memoria de almacenamiento de 128 ó 256 GB. La batería, otro de los puntos fuertes del dispositivo, es de 3.700 miliamperios (mayor que la del OnePlus 6, que era de 3.400 miliamperios) y cuenta con un sistema de carga rápida. No incluye carga inalámbrica, y el fabricante asegura que podremos estar más de un día y medio sin necesidad de pasar por el cargador. El OnePlus 6T incluye también una nueva tecnología, RAM Boost, que analiza y mejora el rendimiento del terminal, que sigue siendo excelente incluso después de un año entero de uso. La función consigue, además, que el rendimiento del smartphone sea hasta un 20% más rápido que la competencia a la hora de ejecutar aplicaciones muy exigentes, como por ejemplo los juegos. El OnePlus 6T, además, cuenta con un Modo Juego que puede utilizarse incluso cuando el terminal está en Modo Avión. Fotos más inteligentes En lo que se refiere al apartado fotográfico, el dispositivo monta las mismas cámaras que el modelo anterior: una doble lente trasera con sensores de 16 y 20 megapíxeles, con una apertura focal de f/1.7 y una delantera también de 16 megapíxeles. A pesar de ello, el nuevo OnePlus 6T es capaz de obtener mejores fotografías que las de su inmediato predecesor. ¿La razón? Aunque el hardware sea el mismo, los algoritmos que lo controlan han cambiado, y son mucho mejores. Las principales diferencias con el anterior OnePlus 6 en el apartado fotográfico pueden resumirse en tres aspectos: un mejor Modo Noche, especialmente en escenas urbanas, capaz de capturar fotos nítidas incluso sin trípode; una nueva capacidad para detectar escenas automáticamente, gracias a la Inteligencia Artificial; y la posibilidad de mejorar, también gracias a la IA, la luz que ilumina los rostros a la hora de hacer una foto. Se trata de una especie de «modo belleza» capaz de mejorar la calidad de los retratos, modificando las texturas y la iluminación. El terminal incorpora Oxygen OS con la versión Pie del sistema operativo Android, y llega a España en tres confoguraciones diferentes y dos únicos colores: Mirror y Midnight. Como en anteriores modelos de la marca, el terminal admite una serie de gestos en pantalla que actúan a modo de atajo para acceder rápidamente a diversas funciones como la cámara o las capturas de pantalla. En cuanto a los precios, algo superiores a los del anterior OnePlus 6, son los siguientes: el modelo con 6GB de RAM y 128 GB de almacenamiento cuesta 549 euros; el de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, 579 euros; y el modelo con 8 GB de RAM y 256 GB para almacenamiento, 629 euros. Los terminales estarán a la venta a partir del 6 de noviembre.
29-10-2018 | elpais.com
OnePlus 6T: el mítico móvil se hace más rápido e intuitivo
El nuevo ?smartphone? de la marca china integra en la pantalla el desbloqueo por huella casi instantáneo
29-10-2018 | abc.es
Por qué tu móvil solo te va a durar dos años
No te sorprendas porque la dura realidad es esta: la vida media de un móvil es de dos años. Así de simple. Da igual que en él te gastes 100, 300, 500 o 1.000 euros. No porque sea más caro te va a durar más. Ni tampoco porque lo cuides como «oro en paño». Olvídate. No puedes hacer nada. La obsolescencia programada tiene la culpa. A finales de la pasada semana conocimos una multa histórica: la Autoridad italiana garante de la competencia (AGCM) condenó a Samsung y Apple al pago de 5 y 10 millones de euros, respectivamente, por prácticas comerciales injustas. Es la primera decisión en el mundo sobre la obsolescencia programada. «Se trata de una multa simbólica para una empresa que como Apple tiene beneficios anuales superiores a los 35.000 millones de euros», opina Benito Muros, presidente de la Fundación Energía e Innovación Sostenible sin Obsolescencia Programada (Feniss). «Pero ya es algo -continua-. Un reconocimiento explícito de la existencia de la obsolescencia programada, algo que cuando yo comencé a denunciar estas prácticas, hace ahora 18 años, ni siquiera se reconocía su existencia». La caducidad programada afecta a una serie de productos cuya vida útil se ve acortada por determinadas prácticas que llevan a cabo los fabricantes de forma premeditada con el objetivo fomentar el consumo. Y el «smartphone» es uno de los 10 productos por excelencia afectado por esta práctica. La sentencia contempla que ambas empresas llevaron a cabo «prácticas comerciales injustas» al entender que estropearon los dispositivos móviles de manera deliberada por el continuo envío de actualizaciones del software. Usuarios indefensos Samsung, según la resolución, se empeñó, desde mayo de 2016, en que los usuarios del Note 4 tenían que instalar un nuevo firmware concebido para el Note 7, sin informar de sus consecuencias. Apple, también ese mismo año, sugirió de forma insistente a los usuarios del iPhone 6 que instalaran el nuevo sistema operativo iOS 10, optimizado para el iPhone7, sin informarles de la alta demanda de energía y de posibles inconvenientes, como apagados repentinos. Después, la compañía sacó una nueva actualización sin avisar de que su instalación podía reducir la velocidad de ejecución y su funcionalidad. Además no ofreció ninguna medida específica para solucionar esos problemas. «Todos los fabricantes practican la obsolescencia programada», asegura Muros, «aunque los mencionados por su volumen en el mercado son los más llamativos». Por eso no es casualidad que una vez al año los principales fabricantes de móviles presenten nuevos modelos. El marketing es clave en la corta vida útil de los «smartphones». La premisa es clara: hay que vender el último modelo. Ante este panorama, «poco podemos hacer los usuarios», asegura el presidente de Feniss, ya que las prácticas que permiten la obsolescencia programada «se desarrollan en la fase de diseño del producto, con técnicas muy sofisticadas e invirtiendo mucho dinero para ocultarlas y hacernos creer que la vida útil de un teléfono móvil no puede llegar más allá de los dos años de media». Y la teoría no falla. Normalmente, transcurrido ese periodo, la batería del móvil dura mucho menos de lo habitual y el teléfono se ralentiza. Los primeros síntomas de la obsolescencia programada los empieza a notar el usuario «cuando normalmente acepta nuevas actualizaciones, cuando pasan unos 18/24 meses, cuando la batería agota su vida útil? También sobre los dos años de vida. En definitiva, cuando se lanza el nuevo modelo al mercado», explica el experto. Prácticas infalibles Y ya nada se puede hacer. Ni siquiera evitando las actualizaciones. «Tu teléfono siempre está conectado a la red», recuerda Muros. «Es muy fácil enviar actualizaciones o virus que no puedes evitar, y si lo desconectas de la red durante la noche o lo pones en modo avión, el sistema detecta un reinicio, momento que se podría aprovechar para actualizar y ralentizar el software. Los fabricantes tienen diferentes formas de practicar la obsolescencia programada y son infalibles», asegura. «Las prácticas para la obsolescencia programada se desarrollan en la fase de diseño del producto, con técnicas muy sofisticadas e invirtiendo mucho dinero para ocultarlas y hacernos creer que la vida útil de un teléfono móvil no puede llegar más allá de los dos años de media» «Si se quiere intentar alargar la vida útil de un teléfono móvil, habría que someterlo a reparaciones que podrían ser más costosas que comprar uno nuevo, y para eso lanzan al mercado uno nuevo cada año, con presuntas mejoras o prestaciones que nos seducen y nos alejan de la idea de reparar y actualizar», indica Benito muros. Otra de las artimañas de los fabricantes para acortar la vida del móvil tiene que ver con la parte mecánica o placa electrónica. Según el experto, otra de la prácticas para la obsolescencia programa se basa en debilitar ciertas piezas cuya reparación es tan cara que resulta mejor comprar el un nuevo móvil. «Sobre todo la mano de obra», indica. «Muchas veces tardan hasta 15 días en reparar un teléfono, en una actuación que para quien la repara puede tardar 5 minutos. Pero las marcas saben que muy pocos estamos dispuestos a estar sin nuestro teléfono 15 días, optando así por comprar uno nuevo, ya que el mismo vendedor nos dice normalmente que aunque lo repare en breve se nos presentará otro problema que tendremos que volver a reparar». El «smartphone», por tanto, está condenado.
28-10-2018 | abc.es
Probamos el Xiaomi Mi A2 Lite
Si buscas un «smartphone» básico, que haga fotos decentes, te permita tener instaladas las aplicaciones básicas que necesitas en tu día día y, sobre todo, con una buena batería, el Xiaomi Mi A2 Lite es tu móvil. El gigante chino no escatima. Tiene teléfonos para todos los gustos y necesidades. Y lo mejor de todo son los precios en los que se mueve. Por eso, una vez más, Xiaomi se cuela entre nuestros favoritos con el Mi A2 Lite, el hermano pequeño del Mi A2. Ten muy en cuenta este terminal de cara a Navidad. Si tienes que regalar un móvil a tu padre o a tu madre, incluso a tu hermano pequeño, esta opción es un triunfo seguro. ¿Y por qué? Para empezar por su precio: podemos adquirirlo desde 179 euros en la tienda oficial de Xiaomi. «No es nada caro», pensarás. Y estás en lo cierto aunque de momento no hayamos ni entrado a analizar las prestaciones. Pero el fabricante chino es lo que tiene: conquista por sus precios. Mi A2 Lite es un terminal muy manejable. Es pequeño, a pesar de la tendencia creciente que encontramos en el mercado de la telefonía móvil. Pero su pantalla, dotada con tecnología de reconocimiento facial, con «notch» FHD de 5,84", fullscreen de 19:9, es más que suficiente en un terminal tan compacto con este. En realidad, no hace falta más. Con una mano se maneja a la perfección a pesar de sus dimensiones: 8,75 mm de grosor y un peso de 178 gr. Además, si eres de los que se preocupan bastante por el diseño, te diré que lo tienes disponible en tres colores: azul, negro y oro. Y que el «notch» en la pantalla, a diferencia del Mi A2 que no lleva la popular muesca, le confiere un aspecto propio de la gama alta. Todo ello en un cuerpo de metal sobre el que se curva el cristal de la pantalla 2.5D que peca de cierta falta de brillo, calidez o viveza de los colores. Pero insisto: detalles que no son percibidos por los usuarios menos exigentes. Lo mejor: la batería En la carcasa trasera se sitúa el lector de huellas que funciona a la perfección. Y aquí también está la doble cámara trasera, de 12 y 5 Mpx. No vamos a engañar a nadie diciendo que se trata de un terminal con potentes características fotográficas. Seamos realistas. Estamos ante un «smartphone» de gama media que ofrece una cámara decente dotada de IA. Si bien es verdad que Xiaomi presume de la cámara dual, esta falla en fotografías nocturnas. Sin embargo, el modo retrato es muy decente, así como las imágenes que hagas de día. El modo «selfie», con cámara de 5 Mpx, también está bastante logrado. En cuanto a su rendimiento, no he encontrado problema alguno. Monta un Snapdragon 625 de ocho núcleos, como el Xiaomi MiA1. Y tenemos dos opciones: 3GB + 32GB o 4GB + 64GB. Lo mejor de todo es que es ampliable con tarjetas microSD de hasta 256 GB de almacenamiento. Cuenta también con ranura para dos tarjetas SIM, la mejor opción para llevar dos teléfonos en un solo dispositivo. Su mejor característica, sin duda, es la batería 4.000 mAh, a pesar de no tener sistema de carga rápida. Hasta dos días he estado usando el móvil sin tener que cargarlo. Ya sabes que esto es relativo porque depende del uso que le des, pero, hasta entre los usuarios más exigentes, un día entero aguanta seguro. Cuenta con Android One, «jack» para los auriculares y el sonido que ofrece es decente.
27-10-2018 | abc.es
Por qué ha descendido el uso del antivirus en el ordenador
El 43,1% de los usuarios de Internet en España confía bastante o mucho en la Red como plataforma y un 46,4% la percibe como más segura, mientras que el uso de antivirus como medida de seguridad por parte de los usuarios desciende al 71,1% como protección en los ordenadores. Los datos se han extraído de un informe realizado por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y Sociedad de la Información (ONTSI), gestionado por Red.es. La publicación del ONTSI, organismo gestionado por la entidad pública Red.es, se encarga de comparar a través del software Pinkerton el nivel real de incidentes que sufren los dispositivos de los usuarios con las percepciones que estos tienen. De esta forma, el informe muestra que la confianza de los usuarios crece un 3,2% en lo relativo a su confianza en la Red, hasta llegar al 43,1% en comparación al primer semestre de 2017, y el 46,4% cree que Internet es más seguro cada día. En cuanto a medidas de seguridad, el 33,4% de los usuarios con móvil declara que utiliza permisos reducidos mientras navega por internet, mientras que en realidad son el 92,3% los que los utilizan, por lo que la mayoría no es consciente de su uso. En el caso del uso mediante ordenador, el 91,5% utiliza estos permisos no «root», y solo el 11,5% lo sabe. Tampoco coinciden los datos sobre el uso de cortafuegos de los usuarios (95,7%) y el real (36,9%). Otra diferencia entre lo respondido y la realidad se encuentra en la cantidad de personas que se valen de sistemas seguros de desbloqueo, pues solo el 32,8% los utilizan, lo que contrasta con el 80,9% que afirma hacerlo. El informe muestra que el uso de antivirus para proteger los ordenadores ha decrecido. Así, la cifra cae 2,5 puntos porcentuales hasta llegar al 71,1%, y las actualizaciones del sistema operativo también se reducen un 2,7% hasta el 56,7%. Por el contrario, el uso del antivirus en «smartphones» y tabletas con sistema operativo Android crece por primera vez desde 2016 hasta llegar al 50%, aunque un 5% más afirma utilizarlos. El 23,2% de las redes de conexión WAP Y WAP2 utilizadas no son seguras, ya que el 5,6% utiliza cifrado WEP obsoleto, el 5,3% deja su red WiFi desprotegida, y el 12,3% restante desconoce el estado de protección de sus redes. El informe indica que, en cuanto a sistemas operativos, la versión de Android 7 Nougat es la más utilizada al final del primer semestre de 2018, con un 37,8%, y sustituye al Android 6 Marshmallow que tiene un 24,6%. El uso de Android 8 Oreo ha crecido hasta el 9,2%. Hábitos de los consumidores En lo referente a los hábitos de los usuarios, los niveles de adopción de conductas de riesgo se mantienen estables con respecto al semestre anterior, y un 42,8% cree que realiza acciones peligrosas. En cuanto al uso de redes P2P, el 60,7% de quienes la utilizan analizan todos los ficheros con antivirus, y el 69,1% no comparte todos los archivos de sus dispositivos a través de esta red. El 56,8% de los usuarios en España declara que no lee las condiciones de uso y los aspectos legales en el momento de registrarse en proveedores de servicios de internet. Con respecto a la descarga directa, el 52,7% comprueba que el contenido descargado sea verdadero y el 46,4% analiza los ficheros tras descargarlos, valores que permanecen estables al anterior estudio. El 81,7% de los usuarios presta atención a los pasos en la instalación de los programas que descarga, y dos de cada tres comprueban la veracidad del software. Aunque el 92,1% de los usuarios defiende que descarga programas desde sus repositorios oficiales, según Pinkerton, el 39,5% ha modificado su configuración por defecto para permitir las instalaciones desde fuentes desconocidas. En cuanto a las operaciones de banca en internet, el 90,3% cierra sesión tras terminar con la operación y el 86,3% evita realizarlas desde equipos compartidos. Por otro lado, el ONTSI recoge que el 63,7% de los usuarios de redes sociales poseen un perfil privado solo accesible para sus contactos. Incidentes de seguridad Los incidentes de seguridad identificados decrecen un 3,4% durante este semestre, pues un 63,8% de los usuarios afirman haber sufrido alguno. Entre los más comunes según los encuestados se encuentran la recepción de correos no deseados (88,1%) y los virus informáticos (18,4%). No obstante, el 69,8% de los ordenadores evaluados para realizar el informe poseían virus. Además, el 69,9% de los dispositivos infectados con «malware» presentan un nivel de alto riesgo debido a las consecuencias que pueden desencadenar, cifras que suben hasta el 77,9% en dispositivos Android.
26-10-2018 | abc.es
«Stickers» en WhatsApp: cómo descargar y usar los nuevos emoticonos
WhatsApp estrena los «stickers». Hace tiempo que te contamos que la aplicación de mensajería instantánea iba a incluir esta nueva forma de expresar sentimientos y emociones, como ya sucede en Telegram o Facebook Messenger. Te explicamos cómo hacerlo. Usuarios de Android 1. Ve a la Play Store. 2. Busca WhatsApp y pulsa sobre el botón de «Actualizar» la aplicación. Necesitas la versión 2.18.329 para poder utilizar los «stickers». 3. Ve a un chat y haz clic sobre el emoticono de la cara sonriente como si fueras a mandar un «emoji». 4. Al desplegarse dicha opción, abajo a la derecha, al lado de «GIF», aparece un nuevo icono: la pegatina de los «stickers». 5. A continuación, en el menú superior izquierdo, aparecen las colecciones de «stickers» que tienes en tu «smartphone». Por defecto, viene una simpática taza de café. 6. Pulsa sobre el «sticker» que quieras enviar. 7. En el mismo menú, tienes tres iconos más: un reloj, en donde podrás ver los «stickers» utilizados recientemente; una estrella, los favoritos, y el de un corazón, agrupados por sentimientos (alegría, amor, tristeza y sorpresa). 7. Si quieres ampliar la colección de «stickers», pulsar sobre el símbolo «+», situado a la derecha del todo. 8. Desde la pestaña «Todos los stickers» verás las opciones que hay. Sólo tendrás que descargar los que más te gustan. 9. Al final del todo, tienes la opción «Obtén más stickers», para descargarte otros de terceros. 10. En «Mis stickers» se guardan todos los que forman parte de tu colección. 11. Si quieres añadir a tu colección un «sticker» que te manda un amigo por WhatsApp, pulsa sobre él y pincha «Ver más»- «Descargar». Usuarios de iPhone 1. No tienes que actualizar nada. La activación de los «stickers» en WhatsApp se hará de forma remota una vez tengas instalada la versión 2.18.100 de WhatsApp. 2. No funcionan si tienes instalado iOS 7 o versiones posteriores.
26-10-2018 | abc.es
WhatsApp: cómo descargar y usar los nuevos «Stickers»
WhatsApp estrena los «stickers». Hace tiempo que te contamos que la aplicación de mensajería instantánea iba a incluir esta nueva forma de expresar sentimientos y emociones, como ya sucede en Telegram o Facebook Messenger. Te explicamos cómo hacerlo. Usuarios de Android 1. Ve a la Play Store. 2. Busca WhatsApp y pulsa sobre el botón de «Actualizar» la aplicación. Necesitas la versión 2.18.329 para poder utilizar los «stickers». 3. Ve a un chat y haz clic sobre el emoticono de la cara sonriente como si fueras a mandar un «emoji». 4. Al desplegarse dicha opción, abajo a la derecha, al lado de «GIF», aparece un nuevo icono: la pegatina de los «stickers». 5. A continuación, en el menú superior izquierdo, aparecen las colecciones de «stickers» que tienes en tu «smartphone». Por defecto, viene una simpática taza de café. 6. Pulsa sobre el «sticker» que quieras enviar. 7. En el mismo menú, tienes tres iconos más: un reloj, en donde podrás ver los «stickers» utilizados recientemente; una estrella, los favoritos, y el de un corazón, agrupados por sentimientos (alegría, amor, tristeza y sorpresa). 7. Si quieres ampliar la colección de «stickers», pulsar sobre el símbolo «+», situado a la derecha del todo. 8. Desde la pestaña «Todos los stickers» verás las opciones que hay. Sólo tendrás que descargar los que más te gustan. 9. Al final del todo, tienes la opción «Obtén más stickers», para descargarte otros de terceros. 10. En «Mis stickers» se guardan todos los que forman parte de tu colección. 11. Si quieres añadir a tu colección un «sticker» que te manda un amigo por WhatsApp, pulsa sobre él y pincha «Ver más»- «Descargar». Usuarios de iPhone 1. No tienes que actualizar nada. La activación de los «stickers» en WhatsApp se hará de forma remota una vez tengas instalada la versión 2.18.100 de WhatsApp. 2. No funcionan si tienes instalado iOS 7 o versiones posteriores.
26-10-2018 | abc.es
Las llamadas telefónicas convencionales pueden ser fácilmente interceptadas
Hay un mantra que se repite cada vez que se hace referencia a la seguridad informática; todo dispositivo electrónico conectado a internet es susceptible de ser hackeado. Pero las comunicaciones telefónicas sobre los protocolos tradicionales tampoco están exentas de ser interceptadas. Siguen siendo una de las vías importantes para robar la intimidad de las personas. Las revelaciones sobre el espionaje a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha puesto de relieve dos problemas de magnitud global. Por un lado, la fortaleza de China como Estado capaz de albergar grupos de ciberdelincuentes que dominan técnicas vez más sofisticadas; por otro, la fragilidad de los teléfonos móviles que se conectan a internet pero sobre todo lo sencillo que es pinchar las conversaciones telefónicas. Al poco de llegar a la Casa Blanca, Trump aceptó desprenderse de su teléfono con sistema operativo Android, considerado más inseguro que el ecosistema de Apple. Era el mismo teléfono que portaba en su día a día antes de convertirse en uno de los políticos más poderosos del mundo. Por recomendación de los servicios de inteligencia tuvo que cambiar de parecer. Desde entonces, ha estado utilizando tres terminales iPhone. Dos de ellos, según «The New York Times», securizados y con capacidades limitadas. Y un tercero, un modelo corriente como los que se venden en las tiendas, destinados a fines personales. Mientras que los dos primeros se utilizan para Twitter y llamadas oficiales de forma independiente, el tercero le sirve de agenda de contactos para conversaciones extraoficiales. Este último dispositivo es el que se investiga como el eslabón más débil del supuesto espionaje chino, aunque los expertos consultados por este diario apuntan a que, pese a las medidas de protección, ninguno de ellos es completamente seguro. Todos son vulnerables a los piratas informáticos, quienes podrían acceder a sus comunicaciones de manera remota por medio de varias técnicas. «Hay diferentes formas de espiar un terminal. Una es comprometer el dispositivo. Existe software, sobre todo para Android, que puede acceder a tu ubicación, a las llamadas, al micrófono, a los mensajes en redes sociales», reconoce a ABC Yago Jesús, experto en seguridad informática. Un vector de ataque para acceder al terminal se puede encontrar, en ese sentido, en el envío de un enlace malicioso que explote una vulnerabilidad del «smartphone». De tal manera que un pirata informático puede controlarlo discretamente en remoto y sin levantar sospechas al propietario. «A Trump no le han hackeado el móvil», asegura este experto, quien apunta a otra posibilidad: que los espías hayan realizado un ataque por medio de una «clonación de estaciones». Una técnica muy habitual que consiste en la creación de una estación falsa de redes telefónicas para engañar al terminal para se conecte a ella en lugar de su proveedor original. Esto es posible -insiste este experto- porque el actual protocolo de telefonía (GSM) contiene una serie de vulnerabilidades conocidas y heredadas de su diseño primigenio. Las llamadas realizadas desde un teléfono, independientemente si se trata de un «smartphone» o no, pueden interceptarse en el momento en el que viajan a través de las torres de telefonía y cables que conforman las redes móviles nacionales e internacionales.
24-10-2018 | abc.es
Mont Blanc Summit 2, lujo y tecnología en la muñeca
Se llama Summit 2 y es el nuevo reloj inteligente de Mont Blanc. La firma especializada en artículos de lujo, en efecto, no es nueva en esto de la tecnología. Empezaron en 2014 a desarrollar productos inteligentes y desde entonces han seguido avanzando, ofreciendo productos únicos y cada vez más sofisticados. De lujo, sí, pero con la ultimas novedades tecnológicas incorporadas. En 2017, hace algo más de un año, lanzaron su primer reloj Summit, y el nuevo Summit 2 es, según la compañía, «mucho más que una evolución». De hecho, el nuevo «smartwatch» de Mont Blanc estrena toda una serie de características, hasta ahora inéditas en otros fabricantes del sector lujo. Y lo hace por unos precios que arrancan por debajo de los mil euros. Asequible, según los parámetros de la firma. Summit 2 es un reloj elegante y clásico, y su diseño, hecho en Suiza, está basado en la colección que Mont Blanc presentó en 1858. Con respecto al modelo anterior, la caja es más pequeña (ha pasado de 46 a 42 mm) por lo que estamos ante un dispositivo unisex, válido tanto para hombres como para mujeres. Pulsómetro, GPS, Google Pay, resistencia al agua hasta cinco metros, sistema de batería doble.. Al reloj no le falta detalle para estar a la última. Y todo impulsado por el último procesador de Qualcomm para «wearables», el Snapdragon Wear 2100. Mont Blanc es la primera firma que lo integra. La caja, tipo cronógrafo, cuenta con una esfera rotatoria y está hecha, según la versión que elijamos, de acero o de titanio, mucho más ligero. Eso si, pulida a mano, como manda la tradición. El cristal es de zafiro y Mont Blanc ha diseñado para él cuatro tipos de correas y seis esferas únicas. En total, es posible elegir entre seis acabados de caja diferentes y once correas, más las ya citadas seis esferas configurables. La batería puede durar entre un día y un día y medio, según el uso que le demos al dispositivo. Pero cuando se acaba, entra automáticamente en función una segunda batería, más pequeña, que permite que el «smartwatch» siga mostrando la hora, sin conexión ni «apps», durante otros cuatro o cinco días. Es lo que la firma ha bautizado como «modo reloj» y garantiza que cuando los usuarios anden cortos de energía, puedan siempre seguir luciendo un Mont Blanc en sus muñecas. Nada más ponerle a cargar, el resto de funciones vuelven a restablecerse. Una «plataforma» actualizable Según Mont Blanc, el nuevo Summit 2 es, más que un reloj, una plataforma que se puede customizar y actualizar. De hecho, el dispositivo cuenta con seis modos o perfiles de funcionamiento, especialmente pensados para cada ocasión. En cada uno de ellos podemos encontrar aplicaciones exclusivas de la marca. El modo URBAN, por ejemplo, permite buscar, basándose en los mapas de Google, lugares especiales en la ciudad, sin necesidad de consultar el móvil. También podremos usar las distintas «apps» de Google, desde su asistente al sistema de pago Google Pay. En el modo TRAVEL, por otro lado, los usuarios del reloj se encontrarán con una «app», Timeshifter, que nos da consejos para eliminar el molesto jet lag, o con otra que se basa en el GPS para saber en qué país estamos y nos brinda de forma automática información útil sobre el lugar: precios, monedas, costumbres, etc. Otra «app» exclusiva nos permitirá, además, mostrar en pantalla la hora de otros países. El modo SPORT, por su parte, incluye funciones que otros «smartphones» de lujo no tienen, como pulsómetro, GPS, resistencia al agua o una «app» específicamente diseñada para el running. También es posible descargar música directamente al reloj. Y dejar así el móvil en casa cuando salimos a correr. El Summit 2 está ya a la venta. Y, como se ha dicho, existen varios modelos, cuyos precios van desde los 970 a los 1200 euros.
23-10-2018 | abc.es
El 25% de las personas prefiere salir desnuda a la calle antes que quedarse sin internet
Internet. Esta es la clave de nuestra vida diaria. Trabajar, comer o dormir son acciones que han quedado relegadas a un segundo plano en el día a día de las personas. El mundo digital se ha enraizado con tal fuerza en nuestra vida diaria que no tener Red puede provocar un gran desasosiego. De hecho, según un estudio de Kaspersky Lab, el 23% de los encuestados preferiría que les vieran desnudos en público antes que no poder conectar sus dispositivos. Si lo pensamos detenidamente, la verdad es que cualquier acción mínima de nuestra vida tiene que ver con el hecho de estar conectados: hacer fotos, utilizar el GPS, mantenernos en contacto con nuestros seres queridos.. Por ello, el 69% de las personas siempre llevan consigo su «smartphone» cuando salen de la casa (aunque sea por un período corto de tiempo) y 1 de cada 10 lo lleva consigo en todo momento, incluso cuando está en el baño. El estudio de Kaspersky Lab, elaborado en base a 11.250 personas de entre 18 y 60 años, de 15 países, aborda cuestiones como sobre la importancia de permanecer conectado, los problemas de conexión a los que se han enfrentado y las consecuencias de no poder conectarse. Así que pasar un día sin internet es para la mayoría una misión imposible. Por eso, no es de extrañar que para 1 de cada 5 de las personas (22%) entrevistadas, tener conexión es tan importante como tener acceso a comida, agua y alojamiento. El «smartphone» se ha convertido en un apéndice de nuestra mano. La dependencia de los dispositivos y la conectividad es tan alta que perderlo sería un auténtico drama. El 90% de los encuestados reconoció que se sentirían estresados si perdieran o les robaran su dispositivo, un porcentaje más alto que en los casos de perder un tren/avión (88%), verse involucrado en un accidente automovilístico menor (88%) o caer enfermo (80%). Falta de precaución El problema es que la dependencia llega hasta tal punto que los usuarios están dispuestos a correr peligro: un 26% ha cruzado la calle mientras miraba la pantalla de su teléfono y el 21% lo hacía caminando por una zona desconocida/peligrosa. Además, 1 de cada 5 afirmó en el estudio sentirse desnudo sin su dispositivo. Esto es algo que Kaspersky Lab ha investigado con más detalle en un reciente experimento, cuando un voluntario indefenso y desnudo intentó localizar su ropa en una ciudad desconocida, sin teléfono y sin todas las ventajas que la conectividad ofrece. Como nuestro estudio y este experimento social ha demostrado, no tener un dispositivo conectado es como ir desnudo. Sin embargo, a pesar de la importancia que le damos a la conectividad, los usuarios no se preocupan por tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, solo el 34% controla los niveles de la batería y un 22% verifica regularmente el estado de su dispositivo. Así, no es de extrañar que 9 de cada 10 encuestados hayan tenido problemas inesperados, como quedarse sin batería (76%), errores técnicos (40%) o incluso se dejó el dispositivo en alguna parte (37%). Como resultado, las personas están corriendo riesgos en su vida profesional y personal. «Con la conectividad afectando a todos los aspectos de nuestras vidas, la seguridad no puede pasarse por alto, y debe estar allí, sin importar lo que estemos haciendo y donde sea que nos encontremos. Los usuarios deben asegurarse de que su conexión sea siempre segura», afirma Dmitry Aleshin, vicepresidente de marketing de producto de Kaspersky Lab. Para lograr un equilibrio, existen multitud de herramientas en el mercado como Kaspersky Security Cloud, que es capaz de adaptarse a las necesidades de conectividad de las personas y contiene varias soluciones para ayudar a los usuarios de Mac, Windows, iOS y Android a vivir sus vidas digitales sin el riesgo de perder conectividad cuando más se necesite: - Cuando no podemos permitirnos que nuestro ordenador nos deje tirados, Hard Drive Health Monitor predice y rastrea errores en el disco duro de nuestro equipo. - Si nuestro dispositivo se pierde o lo roban, la aplicación antirobo nos ayuda a localizar y recuperarlo, por ejemplo, al encender la alarma, bloquear y ubicar el dispositivo, e incluso tomar una fotografía de la persona que lo está usando. - Si confiamos en la Red wifi pública para conectarnos, Secure Connection nos permite proteger nuestra información cifrando todo el tráfico para que nadie pueda interceptar y usar nuestros datos de manera incorrecta. - Si nos preocupa que la batería se agote, Device Power Consumption nos indica cuánta le queda a nuestro dispositivo Android. - Si nuestros hijos están fuera de casa y deseamos que permanezcan conectados, Battery Tracker, una nueva característica de Kaspersky Safe Kids, notifica a los padres cuando el nivel de batería en los dispositivos móviles de sus hijos baja.
64