Noticias de "smartphone"

18-05-2017 | abc.es
Crean una tecnología pionera en España para que los sordociegos puedan «ver» la televisión sin necesidad de intermediarios
La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), Telefónica y FASOCIDE (Federación de Personas Sordociegas) han presentado este jueves la tecnología PervasiveSUB, un «software» pionero en el mundo que permite a las personas sordociegas recibir y disfrutar sin intermediarios de los contenidos de la televisión. PervasiveSUB recoge todos los subtítulos de las cadenas de televisión y los envía a un servidor central desde donde se reenvían a los «smartphones» o tabletas, y desde ahí a la línea braille de la persona sordociega gracias a la aplicación GoAll, que integra el «software», es compatible con diferentes líneas braille y permite controlar la velocidad de los subtítulos captados directamente desde la emisión de televisión en perfecto directo. La presentación, que ha tenido lugar en el Campus de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), ha contado con la presencia de Ángel García Crespo, profesor de esta institución y director del proyecto; Arancha Díaz-Lladó, directora de Innovación Sostenible de Telefónica, y Francisco José Trigueros Molina, presidente de FASOCIDE (Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas), así como con la participación de un grupo de personas sordociegas que han hecho una demostración de cómo funciona esta tecnología. PervasiveSUB, financiado por Telefónica, ha sido desarrollado por el grupo de investigación del Instituto de Desarrollo Tecnológico y Promoción de la Innovación Pedro Juan de Lastanosa de la Universidad Carlos III, bajo la dirección del profesor García Crespo. Un grupo de usuarios sordociegos, pertenecientes a FASOCIDE, han sido los encargados de probar este «software» pionero en España y en Estados Unidos con unos resultados muy satisfactorios. Así, todas las personas que lo han probado destacan la ventaja que significa poder acceder a información antes vedada para ellas en tiempo real y sin intermediarios, y además han elogiado las capacidades de envío a líneas braille y la posibilidad de modificar la velocidad de lectura y visualización. Dado el éxito de estas pruebas, la tecnología ya está disponible en todos los canales nacionales de la TDT nacionales, autonómicos de Madrid y en breve en el resto de comunidades autónomas. El equipo investigador pone a partir de ahora esta tecnología al servicio de quien lo requiera de forma gratuita. Los interesados no tienen más que descargarse la «app» GoAll, disponible en iOS y Android. En España, hay alrededor de 20.000 sordociegos, que necesitan para su contacto con el entorno la presencia constante de un guía-intérprete a través del cual tiene que pasar cualquier estímulo visual o auditivo. Sin embargo, a partir de ahora, y gracias a investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid, van a poder recibir de primera mano y de forma directa las emisiones de televisión en tiempo real y en igualdad de condiciones que el resto de la población.
18-05-2017 | diarioti.com
Google anuncia disponibilidad de Android 0 Beta
La próxima versión del sistema operativo móvil de Google incorpora "Android Vitals", funcionalidad tendiente a mejorar el rendimiento de la batería, reducir el tiempo de inicio, incrementar el desempeño gráfico y mejorar la estabilidad general del sistema. Según la empresa, los smartphones operados con Android 0 doblarán la velocidad de los actuales, incluso a nivel de apps.Ampliar
17-05-2017 | abc.es
¿Puede WannaCry provocar una debacle también en los «smartphones»?
Los ciberdelincuentes no cesarán nunca en sus intentos de penetrar en los aparatos electrónicos conectados. La máxima de «no existe nada 100% seguro» cobra mayor relevancia en un momento en el que se está ampliando el rango al que llega internet. Todo está conectado. Y, en ese escenario, el miedo a ser «hackeado» es constante, aunque muchos usuarios desconozcan sus efectos colaterales. Tras estabilizarse la situación en los principales países afectados y actualizados los equipos en las últimas horas después del ciberataque masivo, habrá que reflexionar acerca de todo esto. ¿Cómo ha sido posible que unos cibercriminales llegaran a explotar una vulnerabilidad corregida desde hacía dos meses en los sistemas operativos Windows? Los estragos provocados por el ataque masivo de «ransomware» que ha secuestrado virtualmente más de 300.000 equipos informáticos de 155 países ha puesto de relieve, por un lado, los constantes intentos de grupos de ciberdelincuentes y, por otro, la dejadez (o despiste) de no actualizar como debiera los ordenadores. Una realidad a convivir La situación tras las primeras fases del ciberataque, sin embargo, ya ha quedado estabilizada, aunque se temen nuevos ataques que exploten vulnerabilidades que ni siquiera se conocen en estos momentos. Es una realidad con la que hay que convivir en la actualidad y que debe poner mayor énfasis en las medidas de seguridad disponibles, la relación entre los servicios de inteligencia y las empresas desarrolladoras de tecnología de consumo y, por qué no, el sentido común. Que un grupo de «hackers», Shadow Brokers, vinculado con las filtraciones de WikiLeaks, difundiera supuestas herramientas y códigos de los archivos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. y que, utilizando las vulnerabilidades de EternalBlue se hiciera posible el virus WannaCry, debe hacer reflexionar a todos los que utilizamos la tecnología en nuestro día a día. Y ahora el miedo se centra en futuros ataques. ¿Podría replicarse el mismo escenario en otro entorno, los teléfonos móviles inteligentes basados en Android? En principio, no. La fragmentación de la plataforma móvil de Google la expone a numerosos peligros, sí, pero los expertos consultados por este diario descartan por el momento un caso similar que el programa malicioso WannaCry dada su naturaleza: se propaga a través de las redes internas, por lo que en este caso sus efectos se han manifestado mayoritariamente en las empresas. Se puede decir, con ello, que las infecciones de este virus informático que secuestra los dispositivos a cambio de un rescate en bitcoins -moneda virtual- no se puede replicar en los ordenadores personales ni dispositivos móviles propios. No obstante, que quede claro: nadie está exento de recibir virus informáticos. En este caso se trataría de un ataque por un «malware» -código malicioso- tipo «ransomware» que no contendría los efectos de propagación que ha introducido como novedad WannaCry. Android, en el punto de mira Los expertos en seguridad informática vaticinan, sin embargo, un aumento del secuestro de datos también en el mundo de los «smartphones», sobre todo, en el entorno Android, el sistema operativo más extendido a nivel mundial. Razón de más para llevar cuidado con lo que descargamos, con los mensajes que recibimos y con las páginas que consultamos. Este ecosistema está en el punto de mira habitual de los ciberdelincuentes. Primero, por su popularización; segundo, por su fragmentación. La última versión, Nougat 7.1, está presente en la actualidad en un 2.8% de todos los Android. Efectivamente, es la que dispone de los parches de seguridad más actuales, pero muy a pesar de su propietario, Google, otras versiones anteriores siguen siendo más populares, como 6.1 Marshmallow (que alberga un 31.3%) o 5.1 Lollipop (23.1%), según los datos de la propia compañía. Teniendo en cuenta que el teléfono móvil se ha convertido en un objetivo capital de los ciberdelincuentes, Android sería sin duda su principal receptor de los ataques. Lo que sucede es que las actualizaciones de Android, con asiduidad, llegan a los móviles compatibles a través de dos caminos: por un lado, el del fabricante que decide escoger esta plataforma para adaptarla a sus propuestas; y, por otro, las operadoras de telefonía. «Cientos de millones de dispositivos, en la mayoría de los casos, no dependen directamente de Google, sino los fabricantes y operadores que manejan las actualizaciones. Hay terminales que nunca van a tener las últimas actuaciones», explica a este diario Luis Corrons, director técnico de la firma de seguridad Panda Lab. Aumento de los virus para móviles Desde hace algún tiempo se ha roto el mito que este tipo de aparatos están libres de virus informáticos y no son objeto de ataques. Nada más lejos de la realidad. En los últimos años el uso de «smartphones» ha aumentado un 394% y el de tabletas un 1.700%. A la luz de estos datos, no es de extrañar que los ataques a terminales móviles sigan creciendo. De acuerdo con un informe reciente elaborado por la firma de seguridad Check Point, uno de cada cinco empleados será en 2017 el responsable de alguna brecha de seguridad que afecte a datos corporativos. Y lo harán, involuntariamente, a través de «malware» móvil o de redes WiFi maliciosas. Es más, solo el pasado año se identificaron hasta 3.246.284 nuevos archivos de «malware» dirigidos a Android, según datos de G Data, lo que representa un aumento del 40% de los virus informáticos respecto año anterior. Otros datos, en este caso recopilados por la firma de seguridad Kaspersky Lab, muestran que la mitad de los dispositivos móviles en todo el mundo «están en riesgo por no tener una protección adecuada» contra posibles ataques y «malware». Hasta ahora, el envío de «ransomware» o secuestro de datos, que ha seguido evolucionando en el último año, ha pasado a popularizarse en un tipo más dañino de ataques en donde se pone en práctica sistemas de encriptación. Esta tendencia ha crecido en torno a un 35%, según los expertos. Además, durante este año este tipo de ciberataques pasó de los PCs a los «smartphones» y a los sistemas Mac y Linux, ya que los atacantes están cada vez más interesados en cualquier dispositivo conectado a una red que pueda ser secuestrado para su beneficio, lo que indica que las empresas son el siguiente objetivo. «Android es un sistema diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades»Luis Corrons, de Panda «Esta situación de WannaCry no ha hecho más que aumentar el temor, aunque eso no quiere decir que no haya [ataques a móviles]. Eso me ha preocupado mucho en Android. Si algo podemos aprender es lo importante de aplicar los parches de actualización. Y esto ha pasado a pesar que Microsoft ha aplicado actualizaciones automáticas», sostiene Corrons. En su opinión, existe un caldo de cultivo para que ocurra una debacle en el entorno móvil. «Android es un sistema operativo diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades, lo que pasa es que aún no se han descubierto», añade este experto. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente»Vicente Díaz, de Kaspersky Por su parte, Vicente Díaz, analista de la firma Kaspersky Lab, evita hacer una relación directa con lo que ha pasado a consecuencia del virus WannaCry y el entorno móvil. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente», asegura. Sin embargo, este experto apunta que muchos modelos de teléfonos móviles inteligentes se siguen utilizando pese a estar obsoletos y «tienen vulnerabilidades». «Podría ocurrir una epidemia, pero el vector de propagación -la novedad introducida en este pasado ciberataque- no sería tan alta», manifiesta. «El día que un gusano de estos exista para teléfonos estaríamos en una situación similar». «Una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android no es viable en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita»José Rosell, de S2 Grupo En la misma línea se pronuncia José Rosell, socio director de la firma de seguridad informática S2 Grupo, quien comenta que una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android «no es viable» en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita». Sin embargo, ¿se puede pensar en algún tipo de ciberartaque masivo en el mundo móvil? «Descartado no. Es plausible, lo que no pasa es que no lo hemos visto aún. Es perfectamente posible y no solo en el entorno móvil, sino en los dispositivos del Internet de las Cosas», sugiere. «Algo parecido que lo estamos viendo WannaCry no, pero en otras cosas vamos a tener que enfrentarnos a cosas nuevas», manifiesta.
17-05-2017 | abc.es
El miedo a ser ciberatacado se centra en el entorno «smartphones»
Los ciberdelincuentes no cesarán nunca en sus intentos de penetrar en los aparatos electrónicos conectados. La máxima de «no existe nada 100% seguro» cobra mayor relevancia en un momento en el que se está ampliando el rango al que llega internet. Todo está conectado. Y, en ese escenario, el miedo a ser «hackeado» es constante, aunque muchos usuarios desconozcan sus efectos colaterales. Tras estabilizarse la situación en los principales países afectados y actualizados los equipos en las últimas horas después del ciberataque masivo, habrá que reflexionar acerca de todo esto. ¿Cómo ha sido posible que unos cibercriminales llegaran a explotar una vulnerabilidad corregida desde hacía dos meses en los sistemas operativos Windows? Los estragos provocados por el ataque masivo de «ransomware» que ha secuestrado virtualmente más de 300.000 equipos informáticos de 155 países ha puesto de relieve, por un lado, los constantes intentos de grupos de ciberdelincuentes y, por otro, la dejadez (o despiste) de no actualizar como debiera los ordenadores. Una realidad a convivir La situación tras las primeras fases del ciberataque, sin embargo, ya ha quedado estabilizada, aunque se temen nuevos ataques que exploten vulnerabilidades que ni siquiera se conocen en estos momentos. Es una realidad con la que hay que convivir en la actualidad y que debe poner mayor énfasis en las medidas de seguridad disponibles, la relación entre los servicios de inteligencia y las empresas desarrolladoras de tecnología de consumo y, por qué no, el sentido común. Que un grupo de «hackers», Shadow Brokers, vinculado con las filtraciones de WikiLeaks, difundiera supuestas herramientas y códigos de los archivos de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. y que, utilizando las vulnerabilidades de EternalBlue se hiciera posible el virus WannaCry, debe hacer reflexionar a todos los que utilizamos la tecnología en nuestro día a día. Y ahora el miedo se centra en futuros ataques. ¿Podría replicarse el mismo escenario en otro entorno, los teléfonos móviles inteligentes basados en Android? En principio, no. La fragmentación de la plataforma móvil de Google la expone a numerosos peligros, sí, pero los expertos consultados por este diario descartan por el momento un caso similar que el programa malicioso WannaCry dada su naturaleza: se propaga a través de las redes internas, por lo que en este caso sus efectos se han manifestado mayoritariamente en las empresas. Se puede decir, con ello, que las infecciones de este virus informático que secuestra los dispositivos a cambio de un rescate en bitcoins -moneda virtual- no se puede replicar en los ordenadores personales ni dispositivos móviles propios. No obstante, que quede claro: nadie está exento de recibir virus informáticos. En este caso se trataría de un ataque por un «malware» -código malicioso- tipo «ransomware» que no contendría los efectos de propagación que ha introducido como novedad WannaCry. Android, en el punto de mira Los expertos en seguridad informática vaticinan, sin embargo, un aumento del secuestro de datos también en el mundo de los «smartphones», sobre todo, en el entorno Android, el sistema operativo más extendido a nivel mundial. Razón de más para llevar cuidado con lo que descargamos, con los mensajes que recibimos y con las páginas que consultamos. Este ecosistema está en el punto de mira habitual de los ciberdelincuentes. Primero, por su popularización; segundo, por su fragmentación. La última versión, Nougat 7.1, está presente en la actualidad en un 2.8% de todos los Android. Efectivamente, es la que dispone de los parches de seguridad más actuales, pero muy a pesar de su propietario, Google, otras versiones anteriores siguen siendo más populares, como 6.1 Marshmallow (que alberga un 31.3%) o 5.1 Lollipop (23.1%), según los datos de la propia compañía. Teniendo en cuenta que el teléfono móvil se ha convertido en un objetivo capital de los ciberdelincuentes, Android sería sin duda su principal receptor de los ataques. Lo que sucede es que las actualizaciones de Android, con asiduidad, llegan a los móviles compatibles a través de dos caminos: por un lado, el del fabricante que decide escoger esta plataforma para adaptarla a sus propuestas; y, por otro, las operadoras de telefonía. «Cientos de millones de dispositivos, en la mayoría de los casos, no dependen directamente de Google, sino los fabricantes y operadores que manejan las actualizaciones. Hay terminales que nunca van a tener las últimas actuaciones», explica a este diario Luis Corrons, director técnico de la firma de seguridad Panda Lab. Aumento de los virus para móviles Desde hace algún tiempo se ha roto el mito que este tipo de aparatos están libres de virus informáticos y no son objeto de ataques. Nada más lejos de la realidad. En los últimos años el uso de «smartphones» ha aumentado un 394% y el de tabletas un 1.700%. A la luz de estos datos, no es de extrañar que los ataques a terminales móviles sigan creciendo. De acuerdo con un informe reciente elaborado por la firma de seguridad Check Point, uno de cada cinco empleados será en 2017 el responsable de alguna brecha de seguridad que afecte a datos corporativos. Y lo harán, involuntariamente, a través de «malware» móvil o de redes WiFi maliciosas. Es más, solo el pasado año se identificaron hasta 3.246.284 nuevos archivos de «malware» dirigidos a Android, según datos de G Data, lo que representa un aumento del 40% de los virus informáticos respecto año anterior. Otros datos, en este caso recopilados por la firma de seguridad Kaspersky Lab, muestran que la mitad de los dispositivos móviles en todo el mundo «están en riesgo por no tener una protección adecuada» contra posibles ataques y «malware». Hasta ahora, el envío de «ransomware» o secuestro de datos, que ha seguido evolucionando en el último año, ha pasado a popularizarse en un tipo más dañino de ataques en donde se pone en práctica sistemas de encriptación. Esta tendencia ha crecido en torno a un 35%, según los expertos. Además, durante este año este tipo de ciberataques pasó de los PCs a los «smartphones» y a los sistemas Mac y Linux, ya que los atacantes están cada vez más interesados en cualquier dispositivo conectado a una red que pueda ser secuestrado para su beneficio, lo que indica que las empresas son el siguiente objetivo. «Android es un sistema diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades»Luis Corrons, de Panda «Esta situación de WannaCry no ha hecho más que aumentar el temor, aunque eso no quiere decir que no haya [ataques a móviles]. Eso me ha preocupado mucho en Android. Si algo podemos aprender es lo importante de aplicar los parches de actualización. Y esto ha pasado a pesar que Microsoft ha aplicado actualizaciones automáticas», sostiene Corrons. En su opinión, existe un caldo de cultivo para que ocurra una debacle en el entorno móvil. «Android es un sistema operativo diseñado de manera distinta a Windows y, en principio, que aparezcan vulnerabilidades que afectan a todo el dispositivo es más complejo, pero existen vulnerabilidades, lo que pasa es que aún no se han descubierto», añade este experto. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente»Vicente Díaz, de Kaspersky Por su parte, Vicente Díaz, analista de la firma Kaspersky Lab, evita hacer una relación directa con lo que ha pasado a consecuencia del virus WannaCry y el entorno móvil. «No sería así, porque ha afectado a empresas. En los teléfonos no es igual porque no los utilizamos como una red conectados con otros para que se propagara tan velozmente», asegura. Sin embargo, este experto apunta que muchos modelos de teléfonos móviles inteligentes se siguen utilizando pese a estar obsoletos y «tienen vulnerabilidades». «Podría ocurrir una epidemia, pero el vector de propagación -la novedad introducida en este pasado ciberataque- no sería tan alta», manifiesta. «El día que un gusano de estos exista para teléfonos estaríamos en una situación similar». «Una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android no es viable en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita»José Rosell, de S2 Grupo En la misma línea se pronuncia José Rosell, socio director de la firma de seguridad informática S2 Grupo, quien comenta que una réplica de WannaCry tal cual llevado al mundo Android «no es viable» en estos momentos, pero insiste en que la capacidad de los ciberdelincuentes para penetrar en los aparatos conectados «es infinita». Sin embargo, ¿se puede pensar en algún tipo de ciberartaque masivo en el mundo móvil? «Descartado no. Es plausible, lo que no pasa es que no lo hemos visto aún. Es perfectamente posible y no solo en el entorno móvil, sino en los dispositivos del Internet de las Cosas», sugiere. «Algo parecido que lo estamos viendo WannaCry no, pero en otras cosas vamos a tener que enfrentarnos a cosas nuevas», manifiesta.
17-05-2017 | enter.co
Google Lens: la cámara de tu smartphone ahora lo identificará todo
Google anunció hoy durante su evento para desarrolladores Google I/O las novedades de Google Lens. Este será una nueva manera en la que el gigante de internet les permitirá a los usuarios interactuar con los objetos que ven. De esta manera, Google Lens, por medio de la cámara del teléfono inteligente, entiende la información de lo que […]
17-05-2017 | abc.es
Más de 10 millones Samsung Galaxy S8 vendidos en menos de un mes
Samsung Electronics ha vendido más de 10 millones de unidades de sus teléfonos móviles Galaxy S8 y S8+ en menos de un mes Según revelaron fuentes de la compañía al diario «Chosun Ilbo», una cantidad que el primer modelo de la gama tardó siete meses en conseguir. El diario surcoreano publicó estos datos citando a fuentes de Samsung. Los nuevos modelos de la serie del teléfono inteligente Galaxy S salieron a la venta el 21 de abril en Corea del Sur, Estados Unidos y Canadá, y posteriormente se han extendido a otros mercados, entre ellos el europeo (mientas que a China llegará mañana). La compañía planea que a finales de este mes el «smartphone» esté disponible en unos 120 países, y los analistas consideran que dado el éxito que está teniendo, el S8 podría superar los 50 millones de que logró vender el año pasado su predecesor, el Galaxy S7. Las reservas preventa del Galaxy S8 alcanzaron la cifra récord de más de un millón de unidades en Corea del Sur, donde en su primer día a la venta se comercializaron 260.000 de estos «smartphones». Samsung confía en que el buen rendimiento del S8 le ayude a dejar atrás el fiasco del Galaxy Note 7, cuyas igniciones espontáneas le llevaron a una retirada sin precedentes del producto que le ocasionó un cuantioso impacto económico.
17-05-2017 | abc.es
Qué esperamos del Google I/O: avances en inteligencia artificial y novedades del nuevo Android
Tras la resaca de la pasada edición de Build de Microsoft en Seattle, Alphablet (Google) descubre algunas de sus cartas este miércoles en su propia conferencia para desarrolladores, Google I/O, que tendrá lugar en su sede de Mountain View. Inteligencia artificial, servicios de computación en la nube, avances en automoción y, sobre todo, la nueva versión del sistema operativo móvil Android O -¿se sabrá su nombre completo?- centrarán parte de las novedades de este año, en donde se espera además que se den a conocer algunos productos tecnológicos como la nueva línea de teléfonos móviles inteligentes Pixel. Lo cierto es que las últimas semanas han estado cargadas de expectación al presenciar cómo dos de las principales empresas del sector de la tecnología, Microsoft y ahora Google, perfilan el futuro. Y se han producido importantes avances. Ambas nos han dejado sólo unos días de descanso entre las novedades y lanzamientos de dos de las compañías de internet más importantes del mundo. Aunque como es de esperar, el gigante de internet tendrá más de un as en la manga preparado para sorprendernos durante la única presentación que tendrá lugar, este miércoles a las 10.00 horas de la mañana (19.00 hora española), ya hay algunos cuantos temas que podemos estar seguros que estarán presentes, debido al peso que tienen en la estrategia del gigante de internet. Al igual que anunció Satya Nadella, consejero delegado de Microsoft, la idea de «primero en el móvil» ha muerto. Durante los últimos años hemos visto cómo todos los productos se ideaban primero en el móvil y, luego, para el resto de dispositivos, apoyándose en una estrategia ya asentada. Una frase que todas las firmas tecnológicas llevan años explotando hasta la saciedad. Llega un punto de inflexión. Ahora estamos hablando de «primero inteligencia artificial». O lo que es lo mismo, la apuesta por los servicios cognitivos. Tanto para Google como para Microsoft, los avances en esta materia y en el aprendizaje automático («machine learning») se han convertido, ahora, en una prioridad. Nos encontramos en un momento en el que la inteligencia artificial nos conducirá a una nueva revolución industrial y un giro económico sin igual. Y, evidentemente, Google, pretende estar ahí. Y ya está bien posicionado para ello, por lo que se esperan muchas novedades al respecto durante el congreso. Más opciones para Assistant Una de sus aplicaciones propias donde se aplica la inteligencia artificial es su asistente virtual, Assistant, que de momento está relegado sólo al inglés (acaba de adaptarse recientemente al española aunque de aquella manera) y a unos pocos dispositivos, como su altavoz para el hogar, Home. Es posible, según las pirmeras hipótesis, que veamos avances de este producto que permite comunicarse y controlar algunas funciones de la vivienda. Y, por lo pronto, se espera que se adapta a nuevos idiomas o se abra a dispositivos de terceros. Por cierto, algo que tiene que pasar más pronto que tarde si la firma americana no quiere que Alexa (Amazon) o Siri (Apple) se coman el mercado. Se abre el telón para el nuevo Android Evidentemente, como es ya una tradición, durante Google i/O se presentará de manera oficial y se conocerán sus principales características de Android O, la próxima versión de su sistema operativo móvil y cuyo nombre probablemente sea Oreo. Será el momento en que se abrirá a desarrolladores, pero tendremos que esperar unos meses para tener una versión definitiva para el consumidor. Un mejor rendimiento para extender la batería de los «smartphones», cambios en la gestión de aplicaciones, la llegada de la pantalla partida o cambios visuales serán algunos aspectos más destacados. Todo apunta que veremos una nueva actualización de Android Wear 2, el sistema operativo instalado en todos los dispositivos «wearables» -ponibles, en español- con Android. Han pasado unos meses desde la última versión y, seguramente, sea un buen momento para anunciar nuevas funcionalidades. Aunque el mercado de «wearables» no ha crecido como se esperaba, éste sigue teniendo importancia para Google. También hay bastantes posibilidades de que tanto Home como el dispositivo multimedia Chromecast se renueven con nuevas características (esperemos que sea con nuevos dispositivos), aunque lo más probable es que el altavoz inteligente únicamnete reciba una actualización de su sistema operativo, ya que el produco en sí fue lanzado recientemente. ¿Un nuevo Pixel? Y por qué no, puestos a pedir, hasta sería posible ver en acción la nueva línea de teléfonos móviles Pixel que pese a su gran recepción mediática en países como España ni siquiera ha llegado, y eso que se lanzó hace ya nueve meses. Es incluso probable que, de cara a hacer frente con el nuevo Surface Laptod de Microsoft, el gigante de internet haya planeado reforzar parte de sus gama de ordenadores, en parte para seguir en la batalla por la educación gracias a la plataforma ChromeOS.
16-05-2017 | abc.es
Confirmado: WhatsApp te dejará borrar los mensajes enviados
Como ya se había rumoreado, WhatsApp permitirá al fin no dejar rastro alguno en los chats de ese comentario erróneo o foto que no querías enviar a a tu madre sino a tu amigo . La popular aplicación de mensajería instantánea ha puesto ya en marcha la opción de eliminar los mensajes que quieras en la versión beta 2.17.184 para Android, por lo que llegará definitivamente a los usuarios próximamente. Hasta ahora, sí se podía eliminar el mensaje enviado. Sin embargo, en realidad, no se borraba sino que simplemente desaparecía de tu terminal y el receptor recibía igualmente el mensaje. Es decir, se trata de una opción nada útil que ahora va a evolucionar y permitirá, al fin, borrar para poder subsanar los errores que tan habitualmente se cometen. WhatsApp dejará muy pronto que los usuarios elimine los mensajes que hayan enviado por error, tanto de su terminal como en los «smartphones» de los receptores o receptor del mensaje. La versión beta que la compañía está testando para ponerla en marcha dentro de poco, y que aún está por ajustar, muestra las tres opciones que podrá elegir el usuario. Para ello, según adelanta @WABetaInfo, el usuario tendrá que seleccionar el texto y entonces se despliega una ventana que dice «¿Eliminar el mensaje?» con tres opciones a elegir: deshacer («recall»), cancelar («calcel») y eliminar («delete»): Android beta 2.17.184: The recall option is visible (ENABLED BY DEFAULT - is it a mistake?) Note: the message can't be revoked yet. pic.twitter.com/kyWdSEyOs3? WABetaInfo (@WABetaInfo) 12 de mayo de 2017El usuario, por tanto, tendrá que seleccionar la última opción. Entonces, en el chat aparecerá el mensaje «eliminaste este mensaje»: WhatsApp beta for Android 2.17.171: new Recall icon (DISABLED BY DEFAULT) pic.twitter.com/8U3huJUnUO? WABetaInfo (@WABetaInfo) 4 de mayo de 2017 Esta función solo será útil en los casos en los que el receptor no haya leído o visto el mensaje, ya sea un texto, foto, GIF, ubicación o vídeo. Además, solo se podrá borrar el mensaje en un lapso de tiempo concreto. Aunque WhatsApp no ha confirmado aún de cuántos minutos dispone el usuario, según @WABetaInfo serán 512 segundos, es decir, tendremos poco más de 8 minutos, y no dos, para solventar los errores: RECALL - NEW TIME CHANGE: To recall a message, you will have 512 seconds (8 minutes and 32 seconds) to do it (before it was 5 minutes).? WABetaInfo (@WABetaInfo) 12 de mayo de 2017
16-05-2017 | enter.co
HTC U11: el nuevo smartphone apretable de HTC
Después de mucha espera y varios otros lanzamiento anteriores, llegó el día. La compañía taiwanesa presentó el nuevo HTC U11. Este es el verdadero nuevo equipo de gama alta de HTC. El equipo es el sucesor del HTC 10 que fue lanzado el año pasado, como informa GSMArena.Continúa leyendo en ENTER.COUn comentario en HTC U11: […]
16-05-2017 | elpais.com
HTC U11, el primer ?smartphone? que se estruja
La nueva función se llama Edge Sense y puede ser programada para realizar diferentes tareas.
65