Noticias de "smartphone"

17-02-2018 | abc.es
Videojuegos que ayudan
Héctor entra en el auditorio y conoce la terrible noticia: han robado objetos egipcios de gran valor relacionados con la diosa Bastet, guardiana con forma de gato protectora del hogar y de la familia. Él sabe que no existe el «crimen perfecto», así que busca pruebas que le llevan a recorrer todo el mundo, pistas que le digan cuál es el objetivo de los ladrones y dónde se han llevado las valiosas piezas. Tendrá que investigar complicados escenarios, mirando minuciosamente cada detalle, cada recoveco. Habla con personajes de todo tipo a los que les explica lo que ha pasado, con la intención de conocer algo más sobre un robo histórico que puede afectar al futuro de la humanidad? hasta que todo se funde a negro. «¿Cómo te has sentido, Héctor?», le preguntan cuando se quita las gafas de realidad virtual. «Está muy bien, pero he visto que en esta parte hay un fallo?». Héctor Alcaine, madrileño de 19 años y estudiante de informática, se pasa dos veces a la semana por el Centro Universitario de Arte y Diseño U-tad, en Las Rozas, para probar un sistema pionero llamado «Cicerón», cuyo objetivo es ayudar a los afectados por el síndrome de asperger. A través de un juego, estas personas se exponen a situaciones que en la vida real les suponen una fuente de estrés, como hablar con otras personas o incluso enfrentarse a una gran audiencia y hablar en público. El truco: se trata de un entorno controlado, diseñado en realidad virtual -tecnología que ya se utiliza en el tratamiento de fobias como el miedo a volar, o para atenuar traumas tales como los provocados por una violación- por expertos en la materia, tanto tecnológicos como médicos. Estos pacientes, sin darse cuenta, adquirirán una serie de recursos para que cuando en la vida real tengan que enfrentarse, por ejemplo, a una exposición en público o una entrevista colectiva, no se bloqueen y puedan desarrollarlas de manera normal. Productos «infantilizados» «Este programa está enfocado a aquellas personas que padecen asperger pero que ya han evolucionado hasta un punto en el que se encuentran adaptados a estudios en Secundaria o universitarios», explica Laura Raya, directora del ?Máster Universitario en Computación Gráfica, Realidad Virtual y Simulación? en el Centro Universitario U-tad y creadora del proyecto «Cicerón». A Raya se le ocurrió la idea porque una alumna suya con este trastorno era incapaz de llevar a cabo la parte expositiva de su asignatura, obligatoria para conseguir el aprobado. «Ves que tiene el potencial y las capacidades, pero que no puede desarrollarlas. Te debates entre obligarla o suspenderla, y no es justo». El problema para estas personas es que los tratamientos se enfocan sobre todo a la infancia, que es el momento en el que más impedimentos encuentran a la hora de relacionarse con los demás. Una vez que superan los retos «básicos» y pueden llevar una vida normalizada, dependen en gran parte de su voluntad. «Existen aplicaciones tecnológicas para ayudarles, sin embargo están infantilizadas y les produce rechazo», explica la responsable de «Cicerón», iniciativa que está avalada por Indra y la Fundación Universia. Así nace este proyecto, enmarcado dentro de los «serious games» (o juegos serios), que buscan un resultado más allá de la diversión (aunque sin obviar esa parte lúdica). Héctor, que también padece asperger (si bien solo se nota porque al principio le cuesta mirar directamente a los ojos o no para de hablar «de los temas que me gustan, que me llevan a obsesionarme un poco», afirma él mismo), es el «asesor» del desarrollo del videojuego, que aún se encuentra en sus primeras fases. «Me uní gracias a mi asociación de autismo -trastorno que engloba otras patologías, incluidas el Síndrome de Asperger- hace unos meses. Es muy interesante porque es como si estuvieses dentro del propio juego. Tienes que buscar pistas y, sobre todo, hablar en voz alta, que es lo que más nos cuesta a la gente que tenemos autismo», afirma. Él les cuenta en todo momento cómo se siente, si los retos propuestos le resultan fáciles o difíciles, si le ha costado más de la cuenta alguna interacción, si se ha sentido estresado en algún momento. «El juego explota la realidad virtual para que, a la par que ese estudiante con asperger juega, pueda ir desenvolviéndose en la oratoria», afirma Raya. De hecho, la idea es que el jugador no sea consciente de que con cada nivel, el reto se intensifica, ya que crece el número de gente que aparece en el auditorio o tiene que hablar en voz alta a la vez que descubre los misterios. También existe una puntuación: la aplicación evalúa, por ejemplo, la calidad de su lectura o de su expresión oral, cuestiones que tendrá que esforzarse en superar para llegar hasta el siguiente nivel. Entornos controlados Los buenos resultados de «Cicerón» han animado al equipo de U-tad (donde se imparte el título de Máster Universitario en Computación Gráfica, Realidad Virtual y Simulación la titulación de Experto en Desarrollo para Realidad Virtual, Aumentada y Mixta) a idear otro proyecto aún más ambicioso y que a finales del año pasado conseguía el respaldo de la Fundación Orange. Se trata de «Lancelot», un programa que también se basa en la tecnología de realidad virtual, pero combinada con «biofeedback», es decir, recogiendo las sensaciones físicas que se experimentan con esta experiencia. «El autismo tiene rangos. Yo he visto gente que le daba miedo un color o que solo puede hablar en un tono como muy alegre. He visto de todo», dice Héctor. Raya está de acuerdo: «El espectro dentro del autismo es muy grande: hay quien puede llevar una vida casi con total normalidad y personas que son incapaces de hablar. Pero todas ellas experimentan picos de estrés que no pueden controlar y que pueden estar desencadenadas por situaciones tan cotidianas como el ladrido de un perro o ver pasar un coche rápido. Estos episodios pueden desencadenar en un ataque de ansiedad». En este caso, no es un videojuego, sino una simulación, y está pensado para servir de apoyo al especialista médico, que controla en todo momento las constantes del paciente. Así, se interna en una experiencia en la que hay presente un perro. Al principio, le escuchará de lejos y, progresivamente, se irá acercando. También variará su edad (de tierno cachorro a un gran cánido) y las interacciones. «La reacción de cada persona con autismo es diferente, habrá quien lo muestre claramente y quien no. Por eso contamos con un smartwatch que mide patrones biométricos como las pulsaciones o la temperatura». Cuando el profesional note que se está rebasando el límite, podrá parar la experiencia, o simplemente el propio paciente se podrá quitar las gafas. «Muchas veces las asociaciones de personas con autismo colaboran con organizaciones en las que se utilizan perros adiestrados para quitarles esta fobia, pero el salto a la realidad muchas veces puede ser demasiado grande. De esta forma, se controla totalmente el entorno, y se personaliza totalmente la experiencia». El futuro de la realidad virtual en sanidad Raya pronostica que «no en más de dos años» la realidad virtual será una herramienta tan habitual como el bisturí o el fonendoscopio, y señala el momento como la confluencia de varios factores: «Está la inteligencia artificial, los coches autónomos, el Big Data? y todos se retroalimentan entre sí. los avances que hace Tesla en ingeniería computacional valen a la realidad virtual. Del Big Data se nutre la inteligencia artificial? Es un gran momento». Pero los resultados que llegan a nuestras manos a través de los smartphone parece que cuestan un poco más en el campo de la sanidad. «A día de hoy solo hay ideas muy valientes que aún no se han extendido. Pero cuando hablas con el personal de los hospitales notas una voluntad muy grande de utilizarlo, así que hay que ser positivo». Héctor coge el autobús de vuelta a su casa, que en el mejor de los casos tarda algo menos de una hora hasta llegar a su casa. Pero se va contento, porque sabe que «todo esto puede ayudar a muchas personas». «"La ira de Bastet" podría ser un buen título», piensa mientras esboza una sonrisa.
15-02-2018 | abc.es
A caballo entre la leyenda urbana y el pánico social, las ondas que emiten los móviles es un tema que resurge cada cierto tiempo. A pesar de que los estudios no han conseguido probar aún la relación directa de la radiación de los terminales con enfermedades tales como el cáncer, se trata de una de las preocupaciones que asaltan a sus usuarios, que normalmente conviven muy de cerca con este tipo de dispositivos. «A medida que han ido apareciendo más ondas de RF en nuestras vidas, la pregunta por resolver es si existe algún efecto adverso por parte de los teléfonos, las estaciones base (torres de telefonía) o las conexiones wifi a niveles de exposición ambiental», afirmó para una entrevista en la BBC Emilie van Deventer, directora del Programa de Radiación del Departamento de Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por todo ello, aunque nuestros móviles emiten una radiación muy por debajo de la de, por ejemplo, los microondas, en la actualidad se analiza el impacto a largo tiempo de estos inseparables «apéndices» humanos. Sony Xperia M5, el más «inocuo» Para llevar a cabo estudios de este tipo, la Oficina Federal Alemana de Protección Radiológica (Bundesamt für Strahlenschutz) ha elaborado una base de los teléfonos inteligentes y las ondas lanzadas. Estos datos concluyen que el Sony Xperia M5 es el que emite una menor radiación (concretamente de 0,14 vatios por kilogramo). A este le siguen dos teléfonos Samsung, el Galaxy Note 8 y el S6 Edge+ (con 0,17 y 0,22 vatios por kilogramo, respectivamente). De hecho, la marca coreana ha conseguido «colar» cuatro modelos más: Galaxy S8+, Galaxy S7 edge, Galaxy A5 y Galaxy S8. [Gráfico elaborado por Statista] Los teléfonos de Google también se encuentran entre los de menor radiación del mercado actual (concretamente el terminal Pixel XL y Pixel), así como Motorola (con el Moto g5 plus y Moto Z), según explica el gráfico de Statista con los datos de la lista alemana. Los terminales chinos, los de mayor radiación En el lado contrario se encuentra el modelo 5T de la compañía china One Plus sería el de mayor radiación entre los estudiados. De hecho, las firmas de este país (One Plus, Huawei y ZTE) encabezan la lista de los smartphones que más radicación emiten, copando 9 de los 15 puestos. Entre ellos, también se encuentran terminales recientes de grandes marcas globales, como el iPhone 7 y el iPhone 8, de Apple. Nokia y su modelo Lumia 630 ocupa el tercer puesto, y el Sony Xperia XZ1 Compact y la Blackberry DTEK 60 también se encuentran entre los teléfonos que más radiación emiten, tal y como recoge el gráfico elaborado por Statista. Aunque no existe una pauta «oficial» de cual es el nivel «seguro» de radiación de los teléfonos, la certificación alemana «Der Blaue Engel» establece esta «línea roja» por debajo de los 0,60 vatios por kilogramo.
15-02-2018 | abc.es
Lo nuevo de Google: llegan las «stories» y podrás navegar sin salir de Gmail
El término «mobile first» (o «los móviles primero», en español) es una tendencia que ha llegado para quedarse. Cada vez más personas en todo el mundo se conectan directamente desde su smartphone a internet, dejando de lado al ordenador. Para este año se espera que la mitad de los jóvenes españoles de entre 15 y 24 años pasen entre el 90 y el 100 por cien de su tiempo en la red mirando a través del móvil, según el último informe de la Fundación Telefónica «Sociedad Digital en España». Las compañías son cada vez más conscientes de este cambio, y una de las más grandes, Google, no se quiere quedar atrás. La firma ha anunciado a través de su blog que incorporará la tecnología AMP (siglas que responden a «Accelerated Mobile Pages», un sistema que permite cargar las páginas casi de forma inmediata y con un consumo de datos inferior) a su servicio de correo electrónico estrella, Gmail. Además, también utilizará esta tecnología para implementar sus propias «Stories», al estilo de Instagram, WhatsApp o Facebook. Todo para enriquecer la experiencia de navegar a través del móvil. Navegar sin salir de un correo Google sabe que los enlaces incluidos en los correos muchas veces propician que el usuario se salga de la aplicación y divague por la red, saltando de un enlace a otro. O, por el contrario, que le de «pereza» pincharlos, pues al abandonar la herramienta, tendrá que retomarla más tarde desde cero. Para ello, y teniendo en cuenta la popularidad tanto de su buscador como de su correo, utilizará la tecnología AMP para integrarlo en una sola interfaz. Este sistema se implanta no para lograr una navegación más ágil, sino más interactiva. La intención es que, desde el mismo correo electrónico, se puedan llevar a cabo acciones como confirmar tu asistencia a un evento, actualizar agendas o rellenar cuestionarios. Por ejemplo, para reservar un hotel a través de Booking.com, no necesitarás salir del mensaje: desde el propio email podrás definir todos los campos y terminar la acción sin salir de Gmail. Pasará lo mismo con plataformas como Pinterest (la red social de fotografías de Google) o Doodle (el sitio de encuestas personalizadas de la compañía). Las historias efímeras llegan al buscador Nacidas en Snapchat y «copiadas» por las principales redes sociales, las historias efímeras o «stories» también llegan al buscador de Google. Así, en vez de ver una lista de las noticias como pasa en la actualidad, podrás disfrutar de un carrusel con la información más relevante del momento, incluidos imágenes a todo color, vídeos, gifs y gráficos. «El deseo colectivo era que este formato ofreciera formas de narración nuevas, creativas y visualmente ricas específicamente diseñadas para dispositivos móviles», han afirmado desde la compañía, que ha dejado esta tecnología en manos de las empresas que quieran indagar en su potencial. Este tipo de publicaciones mantendrá la «esencia» de las páginas AMP originales, optimizadas para una carga ultrarrápida en dispositivos móviles incluso en conexiones a internet de baja velocidad. La diferencia versa en todas las opciones adicionales que permite, y que podrán utilizar las compañías desde ya mismo gracias una serie de plantillas determinadas (aunque también podrán crear desde cero sus propias historias). En un mundo en el que existen 5.000 millones de líneas móviles repartidas por todo el globo (y creciendo), la estrategia de Google de potenciar la experiencia a través del smartphone no parece tan descabellada.
15-02-2018 | abc.es
La CIA y el FBI desaconsejan usar móviles Huawei y ZTE: podrían ser herramientas del espionaje chino
Hasta seis jefes de las principales agencias de inteligencia de Estados Unidos (entre las que se incluyen la CIA, el FBI y la NSA), han desaconsejado el uso de los smartphones de las marcas chinas Huawei y ZTE por serias dudas de que estos terminales puedan servir de herramienta al espionaje chino. «Estamos profundamente preocupados por los riesgos de permitir que cualquier empresa o entidad comprometida con gobiernos extranjeros que no comparten nuestros valores adquieran posiciones de poder dentro de nuestras redes de telecomunicaciones», ha afirmado el director del FBI, Chris Wray, durante la reunión del Comité de Inteligencia del Senado. Los responsables expresaron su desconfianza primeramente hacia Apple (compañía que se plantea su «regreso fiscal» a EE.UU. debido a las ventajas aprobadas por el Gobierno de Donald Trump y que le reportarían cerca de 250.000 millones de dólares) para después cargar contra Huawei y ZTE. Los seis indicaron que «no recomiendan» el uso de los dispositivos de esta marca. «Esta práctica proporciona la capacidad de ejercer presión o control sobre nuestra infraestructura de telecomunicaciones», ha asegurado Wray, quien ha continuado afirmando que, además, propiciaría «la capacidad de modificar o robar información maliciosamente y tiene la capacidad de realizar espionaje no detectado», según informa la CNBC. En la misma comparecencia, se elogió a las empresas estadounidenses de telecomunicaciones ante la resistencia a la penetración de las compañías chinas en el mercado. «Este es un desafío que creo que solo va a aumentar. Hay que mirar detenidamente a empresas como esta», ha señalado el almirante Michael Rogers, director de la NSA. La guerra abierta entre Huawei y Trump No es la primera vez que desde la administración de Trump se alerta entre posibles conexiones entre los gigantes tecnológicos chinos y el espionaje comunista. Durante el pasado congreso de tecnología Consumer Electronics Show (CES 2018), celebrado el pasado mes de enero en Las Vegas, estaba previsto que Huawei anunciara su alianza con la operadora de telefonía estadounidense AT&T para entrar por la puerta grande en el mercado de EE.UU. Sin embargo, en el último momento, la operadora se echó atrás. Varios medios apuntaron entonces a las presiones que el equipo de Trump habría ejercido para que estas relaciones se rompieran, aludiendo a que diferentes congresistas y miembros del comité de inteligencia habrían escrito a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, en su siglas en inglés) para impedir que este trato se hiciera realidad. «Trabajo adicional de los Comités de Inteligencia en este tema refuerzan la preocupación respecto a Huawei y el espionaje chino», afirmaba una supuesta carta enviada por estos responsables, que no llegaron ni a confirmar ni a desmentir el hecho. Huawei tomó la opción de la «huída hacia delante» y dijo que lanzaría su buque insignia Huawei Mate 10 Pro por su cuenta, a pesar de que esta vía de mercado no es muy popular en Estados Unidos. En esta ocasión, Huawei ha vuelto a contestar en un comunicado: «Huawei tiene conocimiento de una serie de actividades del gobierno estadounidense aparentemente destinadas a inhibir el negocio de nuestra compañía en este mercado. Contamos con la confianza de gobiernos y clientes en 170 países y no presentamos mayor riesgo de ciberseguridad que cualquier proveedor de TIC, compartiendo a medida que hacemos cadenas de suministro globales comunes y capacidades de producción». Así se está fraguando una guerra abierta de Trump y su recelo contra el poder en aumento de las compañías tecnológicas chinas.
14-02-2018 | abc.es
Cómo evitar que usen tu WhatsApp si te roban el móvil
Perder el móvil o que te lo roben es una «tragedia» que conlleva, más allá del disgusto, una posible intromisión en la intimidad del «damnificado». Aunque los actuales smartphones cuentan con varios métodos para ser bloqueados, algunos delincuentes expertos averiguan cómo acceder a los datos. Posiblemente, una de las aplicaciones más sensibles por su uso cotidiano y volumen de información acerca del usuario es WhatsApp, por lo que es importante saber cómo proceder ante esta situación. Para asegurarnos de que nadie pueda entrar en tu cuenta, lo primero es bloquear la tarjeta SIM. Para ello, es necesario llamar al operador de telefonía con el que tienes contratada la línea de ese dispositivo. Tras este bloqueo, ya no será posible verificar de nuevo la cuenta en ese teléfono, ya que se requiere recibir un mensaje de texto o una llamada para corroborar los datos (asunto imposible con la SIM bloqueada). El problema es que los «cacos» podrían utilizar una conexión Wifi y acceder a tu cuenta, ya que no está bloqueada por WhatsApp. Así que aún debes llevar a cabo un paso más. Un nuevo perfil Después de esta acción, existen dos posibilidades. Por un lado, que actives de nuevo tu cuenta de WhatsApp en otro dispositivo con una copia de tu SIM (adquirida en la tienda de tu operador), con lo que te asegurarás de que sea el único dispositivo en el que se pueda abrir tu usuario (la aplicación solo permite estar conectada en un solo terminal a la vez). Aunque esta es la opción más común, existe una segunda vía más desconocida y mucho más segura. La compañía desactivará tu cuenta si les mandas un email que incluya la siguiente frase: «Teléfono robado/extraviado: Por favor, desactiva mi cuenta» además de tu número de teléfono en el formato internacional completo. En el caso de que optes por esta solución, debes conocer que la cuenta no está borrada. De hecho, tus contactos podrán ver tu perfil y enviarte mensajes, que recibirás cuando vuelvas a activar tu cuenta. Sin embargo, si no lo haces antes de 30 días desde que desactivaste tu usuario, la cuenta se borrará por completo. En cuanto a los chats, si has creado una copia de seguridad en Google Drive, iCloud o OneDrive antes de que te robaran o perdieras tu teléfono, es posible que aún puedas restaurar tu historial de conversaciones.
13-02-2018 | abc.es
El truco para escuchar de forma discreta los audios de WhatsApp
La función que posibilita enviar mensajes de audio a tus contactos de WhatsApp es una de las más famosas y utilizadas desde que se implementase en la aplicación de mensajería instantánea. Normalmente se utiliza en momentos en que los que el mensaje es muy importante y urgente, pero muchas personas deciden postergar el momento porque su escucha implica que se entere el resto de la gente que está a su alrededor. Sin embargo, existen varias formas para poder reproducir los audios de manera discreta y solo para los oídos del usuario. La primera es agregar unos auriculares al dispositivo, una forma sencilla, pero que requiere de un componente más allá de nuestro smartphone. Para ello, después de conectar los cascos correspondientes, solo hay que abrir la aplicación y presionar el botón de reproducir en la grabación deseada, con lo que inmediatamente podremos oír de forma individual el mensaje. De esta manera no se podrá reproducir a través del altavoz del terminal. Si no tienes este dispositivo a mano, aún así podrás reproducir los mensajes de una forma discreta, ya que WhatsApp implementó una función que mucha gente desconoce: oír las grabaciones como si de una llamada de tratara. Para ello, solo tienes que pulsar el botón de reproducir y acercar a tu oído el teléfono. El mensaje se escuchará por el auricular destinado a las llamadas y no por el altavoz del teléfono, lo que te permitirá que solo tú escuches el audio. Esta herramienta funciona tanto para la versión de iOS como para los dispositivos con Android. Así que ya no tienes excusa para oír las grabaciones que te envían a través de WhatsApp.
13-02-2018 | abc.es
ZTE Axon M: llega a España el móvil con dos pantallas
Hace tiempo que oímos hablar de él, pero es ahora cuando el nuevo (y extraño) ZTE Axon M aterriza oficialmente en España. La presentación acaba de celebrarse en Madrid. Se trata de un móvil aparentemente normal, aunque un poco más grueso de lo que estamos acostumbrados a ver. Nada inusual si tenemos en cuenta que este terminal no cuenta con una, sino con dos pantallas de 5,2 pulgadas Full HD unidas por una bisagra, plegadas una sobre otra como si de un libro se tratara, pero que pueden desplegarse para crear una única pantalla mayor, de 6,75 pulgadas de diagonal. Casi casi del tamaño de una tableta. Para Samuel Sum, director de terminales de EMEA (Europa, Oriente Medio y Africa), se trata de un terminal que «cambiará para siempre nuestra experiencia de uso de los smartphones. Desde el primer iPhone, hace diez años, la experiencia no había cambiado. Hoy empieza una nueva era». Fan Yijing, directora general de ZTE en España, aseguró durante la presentación que «es hora de que los móviles aprendan a hacer más cosas, como por ejemplo usar dos aplicaciones a la vez. Los smartphones de la actualidad. O nos sirven para eso, están limitados. Tenemos que ser más ambiciosos para que nuestros dispositivos se adapten, de verdad, a nuestras vidas. Por eso hemos creado una nueva categoría de smartphones». Por su parte, Gonzalo Eguíluz, director de terminales en España, «los hábitos con nuestros smartphones han cambiado. Tanto por la mejora del hardware como del software. Pero todos ellos siguen siendo mono tarea, interaccionamos con ellos sólo a través de una única pantalla. Cada vez más grandes, es verdad, pero sólo una. Eso ahora ha cambiado». Los antecedentes en dos pantallas Lo cierto, sin embargo, es que el diseño de teléfonos móviles plegables no es una novedad. De hecho, lleva apareciendo y desapareciendo del mercado, por lo menos, desde 2011, con ejemplos como aquel impagable Kyocera Echo, seguido a rueda por el Samsung DoubleTime o el Sony Tablet P. Todos ellos productos que, la verdad sea dicha, no tuvieron un recorrido demasiado largo. ¿Por qué esta vez debería ser diferente? Según la firma china, una buena razón estaría en sus múltiples formas de uso. Lo cual, efectivamente, es una novedad más que destacable. «El Axon M -afirma Eguíluz- no sólo tiene más pantalla, sino que tiene el doble de pantalla. Y además sólo cuando el usuario quiere». De hecho, el Axon M cuenta con varios modos de pantalla: un modo de pantalla única, un modo Extendido, uno Dual y otro que el fabricante ha denominado «Espejo». El primero de ellos consiste, sencillamente, en usar solo una de las dos pantallas, como en un móvil convencional, mientras que la otra permanece plegada (y apagada). Al abrir el terminal, sin embargo, tendremos acceso inmediato a las otras tres modalidades, algo que conseguiremos con solo pulsar una tecla específica, marcada con una «M». En el modo Extendido, por ejemplo, podremos ver contenidos, o navegar por Internet en una pantalla el doble de grande, similar a la de una tableta. Aunque, eso sí, con la bisagra de por medio.. En el modo Dual, sin embargo, podremos tener abierta una aplicación diferente en cada una de las dos pantallas de 5,2 pulgadas (2,5D y protegidas con Gorilla Glass 5), una función que puede resultar extremadamente útil a la hora de trabajar en multitarea. Finalmente, el modo Espejo duplica el mismo contenido en las dospantallas, de forma que podremos, entre otras cosas, mostrar un archivo, un vídeo o una foto a otra persona que esté frente a nosotros sin necesidad de pasarle físicamente el terminal. La transición entre los varios modos de uso es rápida y sencilla. Especificaciones Por lo que respecta a las especificaciones, el Axon M incorpora todo lo mejor de la gama alta de 2017. Con una excepción, la del procesador. De hecho, ZTE ha optado por un Qualcomm Snapdragon 821, el más potente del año pasado, en lugar de decantarse por el Snapdragon 835 de este año. La razón puede estar en la necesidad de no disparar los costes de un móvil que ya de por sí resulta más caro de fabricar que los de la competencia. Así, y aunque el 821 tiene potencia de sobra para mover incluso varias aplicaciones a la vez, habrá que ver si es capaz de gestionar con solvencia el consumo extra de batería que supone el uso de una segunda pantalla. La cámara elegida es de 20 megapíxeles, con una apertura focal de F/1.8 y estabilizador de imagen. Por su especial configuración, el Axon M no necesita tener una cámara delantera, ya que esa función se consigue directamente con la cámara principal al abrir el terminal. El móvil puede grabar vídeos en calidad 4K a 30 imágenes por segundo (fps), y cuenta con un interesante modo de cápara lenta que permite llegar hasta 240 fps a una resolución de 720p. Las dimensiones del nuevo modelo de la firma china (150,8 x 71,6 x 12,1 mm) y su peso (230 g) son superiores a las de otros smartphones de gama alta, pero no resultan exageradas si tenemos en cuenta el factor de la doble pantalla. El procesador se apoya en una generosa memoria RAM de 4 GB y el terminal dispone de 64 GB para almacenamiento, ampliables, por supuesto, con tarjetas Micro SD. Batería y disponibilidad En cuanto a la batería, ZTE ha implementado una de 3.180 miliamperios, con sistema de carga rápida Quick Charge 3, que permite cargar casi el 50 por ciento de la batería en apenas 30 minutos. ZTE asegura que el Axon M tiene una autonomía de 28,7 horas de conversación y que puede durar hasta 11 días completos en stand-by. El terminal, por ahora, funciona con Nougat 7.1.2, aunque la firma asegura que próximamente será posible actualizar a Oreo, la última versión del sistema operativo Android. El nuevo Axon M está disponible a partir de hoy en exclusiva con Vodafone. Nuno Taveira, director de terminales de Vodafone, explicó que «apostamos por la diferenciación y por las nuevas experiencias móviles, y hemos querido tenerlo en exclusiva». El terminal puede adquirirse por precios que oscilan entre los 28,5 y los 34 euros al mes, según la tarifa que elijamos con el operador. Su precio en el mercado libre es de 852 euros.
13-02-2018 | abc.es
Este es el «smartphone» más seguro para el CNI
La seguridad informática es uno de los temas más importantes en la actualidad. Es uno de los asuntos que más preocupa a la ciudadanía, aunque realmente en la práctica una parte de la sociedad desconoce algunos de los procedimientos más importantes a la hora proteger sus datos personales. En el proceso de compra de un nuevo teléfono móvil inteligente, sin embargo, se deja en un segundo plano a la seguridad. Sucede que las prestaciones, la marca que sea más o menos conocida y el precio sobre todo marca la pauta entre la elección de un producto u otro. Por esta razón, los expertos recalcan la importancia de disponer de un dispositivo con los estándares mas altos en materia de seguridad, máxime a un momento en el que las amenazas informáticas están a la orden del día. El Centro Criptológico Nacional (CCN), organismo adscrito al Centro Nacional de Inteligencia (CNI), institución encargada de la ciberseguridad nacional, ha reconocido (PDF) al Galaxy S8, fabricado por Samsung, como uno de los «smartphones» más seguros del mercado. De este modo, se convierte en la primera compañía de móviles q ue dispone de esta cualificación oficial. El organismo ha destacado que este modelo de dispositivo ha superado con «nivel alto» las pruebas de seguridad y son aptos para «manejar información» en el sector público o en las administraciones. Todo se debe a su funcionalidad Samsung Knox, un sistema informático presente en los terminales de la marca y que ofrece una capa de protección extra a los dispositivos separando los datos privados de los empresariales. En este catálogo de productos de seguridad se incluyen aquellos para los cuales el CCN ha verificado que sus funcionalidades de seguridad cumplen con los requisitos fundamentales de seguridad (RFS) y que, por tanto, se consideran aptos para ser utilizados en sistemas sometidos al Esquema Nacional de Seguridad (ENS) en su «Nivel Alto». El sello de cualificación otorgado por el CCN queda reservado para aquellos productos en los que se ha verificado que alcanzan un nivel alto de seguridad en dimensiones como la «confidencialidad, disponibilidad, integridad, trazabilidad y autenticidad», según las pruebas realizadas por los técnicos de seguridad y los laboratorios externos acreditados. Una acreditación que, además, también ha recibodo por parte de la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA).
12-02-2018 | abc.es
Mujeres negras, las más «discriminadas» por el sistema de reconocimiento facial
Cuando allá por 2013 Apple presentó su sistema de reconocimiento dactilar, ya se empezaba a vislumbrar el fin del código numérico o el patrón de líneas como métodos en el desbloqueo de los terminales. Algo tan personal como la huella de los dedos era, a priori, mucho más difícil de suplantar y mucho más cómodo de utilizar. Después de que los iPhone popularizaran este sistema, otros muchos le siguieron la estela. De hecho, se calcula que para 2018 más de mil millones de smartphones contarán con la identificación dactilar, abarcando desde modelos de gama alta a los más asequibles. Sin embargo, la tecnología avanza de forma paralela a los cambios que llegan a los consumidores, y el famoso iPhone X ya afirmaba que incorporaría el reconocimiento facial gracias al Face ID del iPhone X. Un sistema que promete desbancar a su predecesor, aunque ya ha demostrado que aún le queda un amplio recorrido. El último escollo, que aún tendrá que superar, es un estudio del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que revela un sesgo en el algoritmo que rige este sistema. Así, Joy Buolamwini, investigadora del MIT Media Lab, ha descubierto que se muestran inexactitudes en la identificación del género (reconoce más fácilmente a hombres que a mujeres) y por el color de la piel (identifica con mayor fiabilidad a personas con piel clara que a las que tienen una tez oscura). Para llegar a esta conclusión, estudió los datos pertenecientes a 1.270 rostros y probó tres sistemas diferentes fabricados por Microsoft, IBM y Megvii, compañía china. En concreto, para hombres de tez blanca, los errores llegaban al uno por cuento. En mujeres blancas, subían hasta el 7. En hombres negros, hasta el 12 por ciento. Y, finalmente, en mujeres negras, la tecnología se equivocaba en un 35 por ciento de los casos, tal y como recoge The Verge en un artículo. Una tecnología incipiente No se trata de la primera crítica a una tecnología que aún está dando sus primeros pasos. En 2015 la polémica surgió cuando la aplicación Google Fotos identificaba como «gorilas» a las personas de color. Aunque el gigante pidió perdón y aseguró que lo arreglaría, aún no ha podido solucionar el problema del algoritmo correctamente, por lo que ha optado por cortar el problema de raíz y eliminar la etiqueta de «gorila» y «mono» de su sistema de reconocimiento facial. También se ha intentado poner al servicio de la justicia este sistema, pero tal y como destapó una investigación en el diario The Atlantic, esta tecnología emitía muchos falsos positivos de sospechosos de delitos en personas afroamericanas. Aunque en este estudio señalan que los algoritmos no están intencionalmente sesgados, las múltiples investigaciones apuntan a que aún queda mucho recorrido en la fiabilidad de esta tecnología. «Dado que la tecnología de visión por ordenador se está utilizando en sectores de alto riesgo como el cuidado de la salud y la aplicación de la ley, se necesita trabajar más en la evaluación comparativa de algoritmos de visión para varios grupos demográficos y fenotípicos», afirmó Buolamwini. Millones de teléfonos con reconocimiento facial en 2020 Más aún si se tiene en cuenta recientes análisis que señalan que más de mil millones de teléfonos inteligentes utilizarán este sistema en 2020, liderados por Apple y Samsung, con los fabricantes chinos empujando por detrás. «En 2018 esperamos que todos los principales fabricantes de teléfonos móviles lancen teléfonos emblemáticos con capacidad de reconocimiento facial. Algunos también se inspirarán en el diseño de Apple. Además de los productos estrella, esperamos que el reconocimiento facial en 2D llegue a los productos de gama media de las principales marcas de teléfonos chinos», señala Neil Shah, director de Investigación de la compañía de análisis de productos tecnológicos Counterpoint. Aunque el reconocimiento de sensores biométricos es ya una realidad (además de las huellas y la cara, se trabaja en tecnología de reconocimiento del iris o la voz), parece que el sistema aún tendrá que afinarse en los próximos años.
12-02-2018 | abc.es
Las aplicaciones que más batería y datos consumen
Son algunas de las más exitosas, pero a su vez son vampiros digitales. Facebook, Google Maps, WhatsApp, Instagram o el servicio de conexión AllShare de Samsung son algunas de las aplicaciones que más drenan la batería de los teléfonos móviles inteligentes. Y, por tanto, aquellas que si se utilizan con mayor frecuencia se corre el riesgo de ver cómo tienes que cargar el dispositivo antes de finalizar el día. Dependiendo del modelo, los «smartphones» por regla general alcanzan el día de duración de la batería. Hay excepciones que llegan, en un uso moderado, a dos días, pero no es lo habitual. Estos aparatos, a diferencia de los teléfonos móviles que no se conectaban a internet, hay que conectarlos a la red eléctrica con frecuencia. La naturaleza de las pantallas táctiles ha generado en un excesivo consumo energético. Si el usuario está continuamente a lo largo de la jornada encendiendo y apagando, recibiendo notificaciones de redes sociales y servicios digitales por doquier, puede comprobar cómo se lleva con facilidad la mitad del consumo. Según un informe de la firma Avast, la aplicación AllShare de Samsung, un servicio de conexión de dispositivos para conectar múltiples aparatos, se encuentra en la lista de las que más batería consumen. Al igual que ChatON, también de la firma surcoreana, que permite comunicarse a través de su sistema de mensajería al igual que haría WhatsApp. E l servicio no llegó a cuajar y ha quedado desactualizado. Tampoco el servicio de notificaciones Push Service que integra esta firma en sus dispositivos pasa el corte, por lo que también se encuentra entre las «apps» que drenan la batería de un plumazo. Twitter Entre las que también consumen muchos recursos se encuentran Google Play Music, Google Maps y Hangouts, todas ellas de Google. Esta última, un servicio de mensajería, acumula el 4% del gasto energético incluso sin utilizarse apenas. Otras más populares como Twitter es flagrante. La versión «app» de la conocida red de micromensajes suele ser uno de esos servicios que se utilizan continuamente en el móvil. Sus usuarios, ávidos consumidores de contenidos en tiempo real, la consultan varias veces al día. Todo ello provoca que solo revisándola de vez en cuando durante una jornada se registre un 12% del consumo de la batería en determinados casos. Gran parte de ese drenaje se debe a que el servicio conlleva una gran actividad en segundo plano, con notificaciones y actualizaciones periódicas. Dado que esta plataforma incluye mucho material audiovisual, revisarlo puede derivar incluso en un excesivo consumo de datos móviles. No obstante, ofrece la posibilidad de configurarlo para que, entre otras cosas, los videos no se reproduzcan hasta que se conecte a una red Wifi. YouTube YouTube es otra de las más populares hasta el punto que en los móviles Android viene preinstalada por defecto. Google la instala en su software, aunque la existencia de «apps» propias dentro de su propio ecosistema ha generado investigaciones en territorio europeo por posible abuso de posición dominante. Aún así, la «app» más famosa de videos está presente en millones de dispositivos. Es práctica, útil, pero a su vez consume muchos recursos. Por lo general, y en un uso normal al cabo del día, puede acumular un 15% del consumo total de la batería, según diversas pruebas realizadas durante varios días en diferentes dispositivos. Dada su naturaleza (videos), también puede llegar a fundir la tarifa de datos móviles en cuestión de dos días. Por esta razón, es conveniente usarla solo cuando se está conectado a una red Wifi doméstica. Afortunadamente, incluye un modo de calidad de reproducción para evitar que sale el video cuando se tira de la tarifa propia. Navegadores, cámaras, Netflix y Spotify Los navegadores también se llevan la palma del consumo, aunque hay casos y casos. Por ejemplo Safari, pude acumular un 15% del consumo energético. Algo de lo que tampoco se libra la cámara, capaz de chupar recursos como un poseso: se lleva el 14% utilizándola solo de vez en cuando. Mientas, servicios de «streaming» como Netflix o Spotify requieren de un 6% o 7% incluso casi sin utilizarse. En caso de utilizarse con frecuencia, el consumo se dispara hasta un 30%. Pero ambas consumen, además, una gran cantidad de datos móviles, por lo que es recomendable usarlas solo cuando se conecta a la red Wifi si no se quiere llevar un susto posteriormente. Ambos servicios cuentan con opciones para reproducir el contenido de manera offline. Tan solo hay que descargar previamente los archivos para evitar el hachazo de la tarifa. Eso sí, en el caso de Spotify esta útil característica solo se encuentra disponible en la versión «premium», es decir, la suscripción. También se puede seleccionar la calidad de recepción y la trasmisión. Lo que se pierde en experiencia se gana en tarifa de datos. Facebook Aparte de las aplicaciones más populares que gran parte de los propietarios de «smartphones» ya tienen instaladas, Facebook, WhatsApp y WeChat también pueden agotar la batería fácilmente. En el caso de Facebook y su aplicación de mensajería es incluso conveniente desinstalarla y utilizar la versión web, lo que puede contribuir a ahorrar recursos. Esta aplicación es un vampiro virtual: no es buena idea tenerla descargada puesto que es una de las que más batería consume, además de tarifa de datos. Solo entrando un par de veces al día escasos segundos y cualquiera verá cómo supera fácilmente el 8% del total del consumo. Es conveniente, sin embargo, desactivar la reproducción automática de videos para evitar reducir la tarifa móvil. WhatsApp Afortunadamente, WhatsApp ha conseguido con el tiempo aligerar la aplicación para que consuma relativamente poco en comparación con otras. Si se usa un par de veces al día para ver un grupo y ya está consume tan solo 1%, pero como el usuario esté continuamente recibiendo y escribiendo mensajes, compartiendo y viendo archivos (GIF, videos) el consumo se dispara también. Es conveniente configurar el servicio para que los archivos no se almacenen en el dispositivo automáticamente y seleccionar que la descarga automática de archivos multimedia solo se produzca cuando esté conectado a la red WiFi. Instagram También Instagram puede quebrar la batería hasta en un 40% en un uso incluso excesivo, pero por lo general puede rondar el 12%. Al tratarse de una red muy específica, solo para fotografías, consume muchos recursos. Pero al menos se puede desactivar el sistema de previsualización y precarga de las imágenes y videos seleccionando «usar menos datos» para estos casos. Con ello, evitaremos que consuma Snapchat Snapchat tampoco se libra. Además de consumir una gran batería (más del 20% en muchos casos), puede llegar a fundir la tarifa de datos en cuestión de días. La razón se debe a las historias que están continuamente mostrando información, pero la aplicación cuenta con un modo viaje que permite que, pese a que tarden más en aparecer, pueda extender tanto la batería como los datos móviles.
83