Noticias de "smartphone"

04-10-2018 | abc.es
Pocophone de Xiaomi: el móvil de gama media que roza la clase alta
Fue a finales de agosto cuando Xiaomi presentó un nuevo terminal: Pocophone. Desde entonces, mucho se ha oído hablar de este «smartphone» que se ha llegado a equiparar con la gama alta. Aunque su nombre no resulta de lo más atractivo desde un punto de vista comercial, has de saber que Pocophone es un digno rival en el mercado de la telefonía móvil con unas competencias que superan la gama media, especialmente por su relación calidad-precio. Sin embargo, incluirlo dentro de la gama alta es un error. Si hay algo por lo que Pocophone destaque es por su batería y rendimiento. Aunque te parezca mentira, la batería del nuevo terminal de Xiaomi dura más de un día, aunque ya sabes que eso depende siempre del uso que le des a tu móvil. De hecho, es un móvil pensado para jugar. Y es que estamos hablando de una batería de 4000mAh, la misma que tiene por ejemplo el Galaxy Note 9 o el Huawei P20 Pro. Es verdad que los números por sí solos no son lo más importante (en la autonomía también intervienen otros factores que ayuden a que el terminal ofrezca un rendimiento óptimo) pero con Pocophone puedes salir de casa sin el cargador con la tranquilidad de que no te vas a quedar incomunicado. Por cierto, tiene sistema de carga rápida, algo que a día de hoy ni iPhone ofrece. En segundo lugar, monta un procesador Qualcomm Snapdragon 845 de ocho núcleos. El rendimiento del Pocophone es sencillamente brutal. El terminal ofrece una gran fluidez, el sistema operativo MIUI se ejecuta sin problemas y no hay aplicación que se le resista. Para mi, lo mejor de este software es que ayuda al usuario a sacar el mayor rendimiento al terminal ya que analiza los recursos que consume (batería, almacenamiento..) para que podamos modificarlo a nuestro gusto. El nuevo POCO Launcher tampoco decepciona, es fácil e intuitivo. En cuanto al diseño, Pocophone no destaca. Pero es normal. Xiaomi no ha invertido dinero en hacer un terminal bonito ni con acabados perfectos. De hecho, la carcasa es de plásticos, no de cristal o metal, como sucede en la gama alta. A mi no me importa. De hecho, el plástico es un material menos delicado y mucho más práctico. Incluso es agradable al tacto. Si para tí la estética del móvil es importante, este no es para ti. Lo que más me ha gustado es que el terminal viene ya con funda protectora. Claro que este «regalo» esconde una razón: mejor proteger el «smartphone» desde el primer momento. Mi sensación es que el lector de huellas y la doble cámara trasera sobresalen de la carcasa bastante. No están integrados al 100% y, por ello, más vale que protejas el terminal desde el minuto cero. Pocophone tiene una pantalla de 6,18" Full HD+ (2.246 x 1.080 píxeles) con notch (esa pequeña muesca superior) que no es un total impedimento para que la compañía haya sabido aprovechar la pantalla al máximo. En este aspecto, hay que destacar un fallo: no siempre acierta a la hora de ajustar el brillo de forma automática. En más de una ocasión, he tenido que ajustarlo de forma manual. Capacidades fotográficas Con respecto a la cámara, que podría ser mejorable, Pocophone hace fotos bastante buenas. Son quizás, los detalles, en los que le falta precisión. Tiene una cámara doble con IA, que cuenta con un sensor principal Sony IMX363 de 12 Mpx con Dual Pixel Autofocus. En la cámara delantera, cuenta con un sensor de 20 Mpx que incorpora la tecnología Super Pixel, combinando información de cuatro píxeles en un gran píxel de 1.8µm para imágenes más claras y nítidas. Por cierto, el vídeo a cámara lenta me ha sorprendido gratamente. Pensaba que perdería mucha más calidad pero no. Hace grabaciones muy decentes. Me gusta, y mucho, el minijack de auriculares, aunque no ofrezca el mejor sonido del mercado. Pero a mi me vale. En definitiva, todas estas prestaciones desde 329 euros.. no hay competencia.
04-10-2018 | abc.es
Xiaomi Pocophone F1: el móvil de gama media que roza la clase alta
Fue a finales de agosto cuando Xiaomi presentó un nuevo terminal: Pocophone. Desde entonces, mucho se ha oído hablar de este «smartphone» que se ha llegado a equiparar con la gama alta. Aunque su nombre no resulta de lo más atractivo desde un punto de vista comercial, has de saber que Pocophone es un digno rival en el mercado de la telefonía móvil con unas competencias que superan la gama media, especialmente por su relación calidad-precio. Sin embargo, incluirlo dentro de la gama alta es un error. Si hay algo por lo que Pocophone destaque es por su batería y rendimient o. Aunque te parezca mentira, la batería del nuevo terminal de Xiaomi dura más de un día, aunque ya sabes que eso depende siempre del uso que le des a tu móvil. De hecho, es un móvil pensado para jugar. Y es que estamos hablando de una batería de 4000mAh, la misma que tiene por ejemplo el Galaxy Note 9 o el Huawei P20 Pro. Es verdad que los números por sí solos no son lo más importante (en la autonomía también intervienen otros factores que ayuden a que el terminal ofrezca un rendimiento óptimo) pero con Pocophone puedes salir de casa sin el cargador con la tranquilidad de que no te vas a quedar incomunicado. Por cierto, tiene sistema de carga rápida, algo que a día de hoy ni iPhone ofrece. En segundo lugar, monta un procesador Qualcomm Snapdragon 845 de ocho núcleos. El rendimiento del Pocophone es sencillamente brutal. El terminal ofrece una gran fluidez, el sistema operativo MIUI se ejecuta sin problemas y no hay aplicación que se le resista. Para mi, lo mejor de este software es que ayuda al usuario a sacar el mayor rendimiento al terminal ya que analiza los recursos que consume (batería, almacenamiento..) para que podamos modificarlo a nuestro gusto. El nuevo POCO Launcher tampoco decepciona, es fácil e intuitivo. En cuanto al diseño, Pocophone no destaca. Pero es normal. Xiaomi no ha invertido dinero en hacer un terminal bonito ni con acabados perfectos. De hecho, la carcasa es de plásticos, no de cristal o metal, como sucede en la gama alta. A mi no me importa. De hecho, el plástico es un material menos delicado y mucho más práctico. Incluso es agradable al tacto. Si para tí la estética del móvil es importante, este no es para ti. Lo que más me ha gustado es que el terminal viene ya con funda protectora. Claro que este «regalo» esconde una razón: mejor proteger el «smartphone» desde el primer momento. Mi sensación es que el lector de huellas y la doble cámara trasera sobresalen de la carcasa bastante. No están integrados al 100% y, por ello, más vale que protejas el terminal desde el minuto cero. Pocophone tiene una pantalla de 6,18" Full HD+ (2.246 x 1.080 píxeles) con notch (esa pequeña muesca superior) que no es un total impedimento para que la compañía haya sabido aprovechar la pantalla al máximo. En este aspecto, hay que destacar un fallo: no siempre acierta a la hora de ajustar el brillo de forma automática. En más de una ocasión, he tenido que ajustarlo de forma manual. Capacidades fotográficas Con respecto a la cámara, que podría ser mejorable, Pocophone hace fotos bastante buenas. Son quizás, los detalles, en los que le falta precisión. Tiene una cámara doble con IA, que cuenta con un sensor principal Sony IMX363 de 12 Mpx con Dual Pixel Autofocus. En la cámara delantera, cuenta con un sensor de 20 Mpx que incorpora la tecnología Super Pixel, combinando información de cuatro píxeles en un gran píxel de 1.8µm para imágenes más claras y nítidas. Por cierto, el vídeo a cámara lenta me ha sorprendido gratamente. Pensaba que perdería mucha más calidad pero no. Hace grabaciones muy decentes. Me gusta, y mucho, el minijack de auriculares, aunque no ofrezca el mejor sonido del mercado. Pero a mi me vale. En definitiva, todas estas prestaciones desde 329 euros.. no hay competencia.
03-10-2018 | abc.es
Honor 8X: la Inteligencia Artificial en un móvil pero a un precio asequible
Los mejores componentes de Huawei, pero a mucho menos precio. Esa es la filosofía con la que Honor, que podríamos considerar como la segunda marca del gigante asiático, pone sus dispositivos en el mercado. Y con una gran aceptación, por cierto, especialmente en un momento en que otras firmas chinas (léase Xiaomi, Oppo o OnePlus) están pisando fuerte con terminales a los que no les falta detalle y cuyos precios son más que asequibles. A principios de agosto, Honor presentaba en China sus dos nuevos 8x y 8x Max, dos «smartphones» con grandes pantallas de 6.5 y 7.1 pulgadas. Y aunque parece que tendremos que esperar para poder ver en Europa al «gigantón» de la pareja, la firma desembarca estos días con el 8x. Y es más que seguro que dará que hablar. ¿Su precio? 249 o 299 euros, según la versión elegida. Ficha técnica Pantalla 6.5 pulgadas Resolución Full HD Chip Kirin 710 RAM 4 GB Memoria 64 y 128 GB Cámara Doble lente de 20 y 2 MP y frontal de 16 MP Batería 3.750 mAh SO Android Según Javier Palacios, director general de Honor en España, «este ha sido un año frenético para nosotros. Las diversas familias de Honor han crecido sin límites. Y tenemos ya más de 160.000 seguidores en nuestras redes, más que la mayoría de nuestra competencia». Palacios recuerda que Honor fue la primera firma en incorporar una doble cámara trasera (fue con el Honor 6) y desde el año pasado todos los terminales incluyen inteligencia artificial y pantalla infinita. En palabras de Michael Pan, presidente de Honor en Europa occidental, «nuestra marca está creciendo a un ritmo muy rápido. Durante el último año, por ejemplo, hemos crecido en España un 500%, y nuestra marca es la más reconocida en China y número dos en mercados tan grandes como Rusia o India». Muy equilibrado Equipado con un potente procesador Kirin 710, (con GPU Turbo) estamos ante un teléfono realmente atractivo, con trasera de cristal y marcos metálicos que lo hacen muy cómodo de sujetar con una sola mano. Con versiones de 4 GB de memoria RAM y 64 ó 128 GB para almacenamiento, el terminal llega equipado con una más que generosa batería de 3.750 miliamperios, por encima de la que montan teléfonos de otras marcas y mucho más caros. Según Honor, la duración de la batería nos garantiza un uso continuado de 1,7 días sin tener que pasar por el cargador. En cuanto al audio, el dispositivo Incluye la función 4D Smart Shock, que permite experiencias inmersivas tanto en vídeos como en juegos. El nuevo miembro de la familia X hereda del P20 Pro, el terminal de Huawei que ha revolucionado la fotografía móvil con sus espectaculares prestaciones, la que seguramente es su característica principal, la Inteligencia Artificial. Y lo hace, como no, para aplicarla a la cámara. Dos sensores de 20 y 2 megapixeles en la dual trasera y otro de 16 megapixeles en la parte frontal nos aseguran un excelente desempeño a la hora de tomar imágenes. Gracias a la IA, el terminal reconoce automáticamente veinte categorías de escenarios y más de quinientas familias de objetos. El telefono, además, cuenta con el mismo estabilizador de imagen que ya vimos en el Huawei P20 Pro y que permite, por ejemplo, hacer fotos de noche con una apertura de hasta seis segundos y sin necesidad de trípode. Las fotos no saldrán movidas a pesar del temblor de nuestra mano. Honor ha llamado a esta función «modo super noche». Y también ha traído la «súper cámara lenta» de 960 frames por segundo, otra de las características estrenadas por el P20 Pro. La pantalla, de 6.5 pulgadas, tiene calidad IPS Full HD+ (2.320 x 1.080 píxeles), con una densidad de 396 ppp. El ratio de ocupación del frontal es del 91 por cien. Una nueva tecnología de antenas, llamada Cof, permite construirlas en forma de L, de forma que ocupa menos espacio y permite que la pantalla crezca. La versión con 4 GB y 128 GB costará 299 euros. La que llega con 64 GB para almacenamiento costará 249 euros. Disponible a partir de hoy mismo.
03-10-2018 | abc.es
Cómo subir fotografías a Instagram desde el ordenador
Aunque Instagram ha venido mejorando su acceso y visualización dede el entorno PC, el servicio nació y ha crecido en forma de aplicación. Es su naturaleza más primigenia con la que, pese a las novedades de los últimos años y las tendencias más fuertes en redes sociales, ha logrado atraer al público más joven. Pero, en muchas ocasiones, a los usuarios les despiertan ciertas dudas acerca de cómo interactuar con el servicio. Una de las funciones que se echan de menos desde su versión para navegadores web es la posibilidad de publicar en un perfil propio las imágenes que más te interesan. De manera nativa resulta imposible ponerlo en práctica. Para solucionar esa incapacidad hay un «truco», como ha combrobado un usuario de la red Twitter y descubierto a través del medio especializado «Gizmodo». La idea es «engañar» al servicio para «saltarse» esa restricción haciéndole cree que se encuentra operando desde un teléfono móvil en lugar de un ordenador. Para ello, hay que dirigirse a la web principal de Instagram (instagram.com). Una vez que se ha accedido al servicio, es necesario activar las herramientas para desarrolladores: en el botón derecho del ratón pulsar en «Inspeccionar». Esta función tiene un atajo de teclado también, «Control+Mayúsculas+I». Entonces aparecerá una opción en el submenú de navegación que tiene forma de icono de móvil. Con ello, el usuario logra activar la visualización de la página web consultada para «smartphone». Actualizando con la tecla de función F5 o recargando la página se verá el icono de «+» que permite cargar imágenes en tu perfil de Instagram.
01-10-2018 | abc.es
YouTube, música y series copan las búsquedas de los menores en el verano de 2018
Durante los meses de verano, cuando los menores de edad disponen de más tiempo libre gracias a las vacaciones escolares, las búsquedas que realizaron en Internet se dirigieron en uno de cada tres casos (34,9%) a música, películas o series y plataformas como YouTube, escogiendo solo minoritariamente contenidos inadecuados como alcohol, drogas y pornografía. La compañía de ciberseguridad Kaspersky ha realizado un estudio que analiza las búsquedas de los internautas menores de edad durante el verano de 2018 desde dispositivos de sobremesa, centrándose en las 14 categorías por las que se identifican los sitios web en el control parental. Según las estadísticas de visitas a los sitios web recogidas desde junio hasta mediados de agosto de 2018, en verano los niños prefirieron ver vídeos y escuchar música que relacionarse en redes sociales. En estos meses, los sitios más populares fueron YouTube y Facebook. Durante las vacaciones estivales, los niños pasan más tiempo que el resto del año viendo vídeos en YouTube. El estudio ha detectado también otras tendencias como el gran interés por el «youtuber» PewDiePie, así como la preferencia por ver series en Netflix y escuchar música en Spotify, iTunes y SoundCloud. En cuanto a los contenidos, los niños escogen canales Nickelodeon, Cartoon Network y Disney Channel, y los adolescentes optan por estrenos como «Deadpool 2» y «Stranger Things». En cuanto a música, los menores prefieren el rap y han escuchado durante este verano a los raperos fallecidos recientemente XXXTentacion y Lil Peep. La investigación ha mostrado que los menores de edad son menos propensos a acceder a las redes sociales desde ordenadores, cuya categoría se sitúa en segunda posición con el 29,6%, apoyada en herramientas como Facebook. Además, en PC los niños usan el chat instantáneo Hangouts de Google y las versiones web de WhatsApp y Telegram, así como Tumblr y Twitter. En los motores de búsqueda, los niños a menudo buscan «Facebook», «Instagram», «Twitter» y «Pinterest». Completando el podio de los intereses de los menores de edad, el 12,3% de niños realizaron búsquedas el pasado verano sobre comercio electrónico. En esta categoría, destacaron especialmente las búsquedas de marcas de ropa y los «gadgets» más atractivos fueron iPhone X y Samsung Galaxy, y los menos atractivos, Huawei y Xiaomi. «Fortnite», el videojuego más popularEn cuanto a las demás categorías, se reparten las búsquedas restantes las noticias (6,8%) y los videojuegos, aunque sin embargo acumulan apenas el 2,4% del total de las búsquedas veraniegas de los menores.Fortnite ha sido el título más popular, relegando a «PlayerUnknown's Battlegrounds» (PUBG) a la segunda posición. Los productos de Activision y Blizzard siguen gozando de popularidad entre los jóvenes, en cambio, Roblox y Minecraft perdieron interés, según Kaspersky. Para tranquilidad de los padres, solo un 2% de búsquedas por parte de los menores de edad se dirigían a contenidos para adultos, incluyendo la pornografía, mientras que el 0,8% se orientaba a alcohol, tabaco y drogas. No obstante, cabe resaltar que se trata de datos de búsqueda solamente desde ordenadores que no incluyen búsquedas desde «smartphones» ni tabletas.
29-09-2018 | abc.es
Mi Band 3 de Xiaomi, una pulsera básica que cumple con las expectativas
Vamos a ser claros antes de que sigas leyendo. Mi Band 3 de Xiaomi es una pulsera básica. La compañía cuenta con otros modelos más avanzados y, por tanto, de mayor precio. Incluso hay otras marcas que ofrecen pulseras menos completas y más caras. Esta propuesta de Xiaomi es básica y cuesta 29,99 euros. ¿Quién da más por ese precio? Nadie. Hace poco que Xiaomi ha lanzado Mi Band 3 en España. El nuevo modelo recoge el testigo de Mi Band 2 con ciertas mejoras. Y muy acertadas. Este «smartwatch» tiene una relación calidad-precio insuperable. Mi Band 3 cuenta con una pantalla OLED más grande y táctil, además de notables mejoras en las alertas y notificaciones. A diferencia de su predecesora, permite navegar por los menús deslizando hacia arriba: hora/fecha - pasos - ritmo cardíaco (que puedes medir manteniendo pulsado el botón unos segundos) - tiempo - ejercicio (cuya actividad puedes iniciar directamente con la pulsera sin necesidad de hacerlo desde la aplicación del móvil Mi Fit, como venía siendo habitual. También podemos ver las estadísticas de entrenamiento en tiempo real simplemente mirando la pantalla táctil y se acumulan los datos históricos) - notificaciones (que incluso puedes leer y borrar) - Más. Sin embargo, hay que ponerle una pequeña pega a la pantalla: a la luz del día se ve regular, como ya sucede con la Mi Band 2. Pero la sincronización de los datos con la «app» MiFit es muy buena. También se puede navegar por los submenús si deslizas hacia la derecha e izquierda. En «Pasos» podemos ver la distancia recorrida, calorías quemadas y nivel de batería; en «Tiempo», la previsión meteorológica para los próximos tres días y en «Más» puedes cambiar el visor de la pantalla del «widget» del reloj (hay tres opciones), activar el cronómetro, el modo silencioso o localizar el «smartphone». Mi Band 3 te informa del tiempo - ÁNGEL DE ANTONIO El sensor del cuerpo principal presenta un panel de visualización OLED de 0,78 pulgadas, algo más grande. Igualmente, es diseño unibody y acabado brillante, que incluye un botón acoplado que vale para activar ciertas funciones, como borrar mensajes o comenzar a leer el pulso, o botón de inicio. Este sensor va incrustado en la correa de elastómero termoplástico, un material muy suave, disponible en tres colores (negro, rojo y azul). El ajuste es cómodo aunque, los primeros días, cuesta cogerle el truco para abrocharla a la primera. Resistente al agua Con solo girar la muñeca, tenemos la opción de que se active la pantalla. Si nos llaman al móvil, la pulsera vibra y, además, podemos colgar o silenciar la llamada. También cuenta con una función de alarma vibratoria independiente que funciona incluso cuando el «smartphone» está apagado. Ficha técnica Pantalla OLED Táctil 0,78" Resolución 128x80 píxeles Dimensiones 17.9x46.9x12 mm (sensor) Peso 20 gramos Batería 110mAh Resistencia al agua hasta 50 metros Compatibilidad y conexión Android 4.4 o superior / iOS 9.0 o superior. Bluetooth 4.0 Precio 29,99 euros Su resistencia al agua es de 50 metros, una gran mejora respecto a la resistencia al agua IP67 de Mi Band 2 (a prueba de salpicaduras o duchas). Nos hemos bañado con ella en la piscina y sigue intacta. El problema es que no hay modo natación a la hora de registrar el entrenamiento. Solo existen cuatro: correr al aire libre, cinta de correr, ciclismo al aire libre y caminar. Algo escaso. Con respecto a la monitorización del sueño, los datos que recopila son bastante acertados, como sucede con el ritmo cardiaco. La fiabilidad del 100% en estos casos no existe, pero sí sabe a la hora que me acuesto, que me levanto o el tiempo que he estado despierta. Controlar las horas de sueño profundo o ligero que dormimos es algo imposible para cualquiera. Y un pequeño detalle que me ha gustado bastante es que podemos activar el «Modo nocturno» para que el brillo de la pantalla de la pulsera se reduzca automáticamente por la noche. Los datos se sincronizan en la aplicación MiFit - ÁNGEL DE ANTONIO Por último, Mi Band 3 de Xiaomi es un gran aliado para mejorar -o ponernos en marcha- con el deporte. Contabilizar los pasos diarios que andamos es muy útil, incluso sorprendente. Sirve para concienciarte y ponerte las pilas. Aunque solo salgas a caminar, puedes monitorizar la actividad y registrarla. Eres libre de marcarte el objetivo que quieras. Viene muy bien la « Alerta de inactividad »: la pulsera vibra si estás demasiado tiempo sentado. La batería dura bastantes días. Según la compañía, 20, aunque ya sabes que depende del uso que le des. Yo la he estado usando durante 10 días y no he tenido que cargarla. Para ello, hay que extraer el sensor de la pulsera (algo engorroso) y enchufarlo con su cargador exclusivo (otro cable más para la colección). No tiene GPS, ni NFC, y la pantalla, a plena luz del sol, cuesta verla. También le faltan rutinas de ejercicio. Pero volvemos al principio. ¿Qué queremos por 29.99 euros?
28-09-2018 | abc.es
Xiaomi Redmi Note 6 Pro: nuevo «smartphone» chino con cuatro cámaras, Inteligencia Artificial y «notch»
Xiaomi ha presentado su nuevo terminal Redmi Note 6 Pro, que se incorpora al catálogo de gama media de la compañía y que incluye cuatro cámaras, dos traseras y dos delanteras y ambas con funciones de Inteligencia Artificial (IA) y una pantalla de 6.26 pulgadas con «notch», una pestaña en la parte superior de la pantalla, que popularizó el iPhone X el pasado año. El fabricante chino ha anunciado en Tailandia su «smartphone» Redmi Note 6 Pro, que conforma el primer teléfono de Xiaomi con cuatro sensores de cámara y que presenta otras características como el procesador de gama media Snapdragon 636. El terminal mantiene con respecto a modelos anteriores de la serie Redmi una cámara dual trasera con sensores de 12 y 5 megapíxeles, en la que Xiaomi ha incorporado también un efecto «bokeh» dinámico con seis variedades y un nuevo modo retrato 2.0, basado en Inteligencia Artificial. Ficha técnica Pantalla 6.26 pulgadas (IPS LCD) Resolución Full HD+(2.246 x 1.080 p) Dimensiones 76.3 x 157.9 x 8.2 mm Peso 176 gramos Chip Snapdragon 636 RAM 4 GB Memoria 64 GB (microSD 256 GB) Cámara Doble cámara de 12 MP (F1.9 y de 5 MP F2.0) y frontal doble cámara de 20 MP y 2 MP Batería 4.000 mAh Por su parte, la cámara delantera emplea también dos sensores, uno de 20 megapíxeles con el sistema «super píxel» 4 en 1, y otro de 2 megapíxeles que capta la profundidad. También utiliza funciones de Inteligencia Artificial para los selfis e incluye reconocimiento facial. Este nuevo móvil ofrece un diseño que destaca por el uso de un panel de pantalla IPS de 6.26 pulgadas y resolución Full HD+, con relación de aspecto alargada de 19:9 y que utiliza el cristal Gorilla Corning. La pantalla mantiene el marco en la parte inferior e introduce un «notch» en la superior. En cuanto a sus especificaciones técnicas, el «smartphone» de Xiaomi emplea el procesador Snapdragon 636, de arquitectura de 14 nanómetros, con ocho núcleos y gráfica Adreno 509, así como 4 GB de RAM y 64GB de memoria. Asimismo, cuenta con una batería de 4.000 mAh de capacidad con autonomía de dos días, 34 horas de música, 6 horas de videojuegos y 8,5 horas de vídeo FullHD, según Xiaomi, que también ha avanzado que ofrece a través de la capa de personalización MIUI gestos de control de pantalla. El Redmi Note 6 Pro se encuentra disponible en tres versiones en color rosa, negro y azul. Xiaomi ya permite reservarlo en Tailandia por un precio equivalente a 186 euros al cambio, aunque por el momento no se encuentra a la venta en España.
27-09-2018 | abc.es
Facebook presenta Oculus Quest, un visor de realidad virtual independiente con el que sueña Darth Vader
Cómodos, prácticos, potentes, independientes y con más libertad. Facebook ha presentado el nuevo visor de realidad virtual de la familia Oculus, que destaca por su planteamiento «todo uno». Se llama Oculus Quest y supone su primer dispositivo dirigido específicamente para «gaming» que llegará junto con la experiencia de realidad virtual «Vader Immortal: A Star Wars VR Series», inspirada en el universo cinematográfico de Star Wars. Oculus Quest es un visor de realidad virtual todo en uno, independiente y con seis grados de libertad. La compañía ha anunciado que se encontrará disponible en primavera de 2019 por un precio que parte de 399 dólares. El equipo se presentó en su evento anual Oculus Connect 5 celebrado este miércoles en San José (Estados Unidos). El nuevo visor de Oculus cuenta con seguimiento posicional y controles táctiles Touch, así como una pantalla con resolución de 1.600 x 1.440 píxeles en cada ojo que incorpora ajustes de posición de lente. El visor incorpora también sistema de audio estéreo convencional, pero promete una mayor profundidad de bajos. El primer visor de realidad virtual de Oculus ofrece distintas configuraciones con 64 GB de almacenamiento en la más básica. Llegará con más de cincuenta títulos disponibles en el momento de su lanzamiento en primavera de 2019, incluidas experiencias de su visor Rift, como «Robo Recall», «Moss» y «The Climb». Los controles Touch que utiliza el visor Quest se sirven de la nueva tecnología Oculus Insight, que impulsa el seguimiento desde dentro a fuera. El sistema emplea cuatro sensores de ángulo «ultraamplio» y algoritmos de visión artificial para rastrear la posición en tiempo real, sin usar sensores externos. El dispositivo incluye también un sistema de seguridad. «Aporta una mayor sensación de inmersión, presencia y movilidad, así como la capacidad de ir más allá de la escala de una habitación. Además, hemos incluido el sistema Guardian para proteger la seguridad de los usuarios durante su experiencia de RV. Es muy sencillo de instalar y experimentar en cualquier momento», apuntaron durante la presentación. Darth Vader llega a la realidad virtual Además del visor, Oculus ha presentado también en Oculus Connect 5 junto con el estudio Lucasfilm una trilogía de experiencias ambientadas en el universo cinematográfico de Star Wars titulada «Vader Immortal: A Star Wars VR Series» en el que se conocerán detalles del villano más famoso de las galaxias. Con guion de David S. Goyer (guionista de «El caballero oscuro» y «Batman v Superman»), el primer episodio de la trilogía será presentado junto con Oculus Quest en 2019. La historia se ambienta entre «Star Wars: Episodio III» y «Rogue One», y está conectada con la experiencia de hiperrealidad Star Wars: Secrets of the Empire. Asimismo, Oculus ha presentado otras novedades como el lanzamiento de la versión estable de Rift Core 2.0, disponible desde este miércoles y en la que se introduce el espacio personalizable y para compartir con amigos Home, así como la interfaz Dash, nuevos avatares expresivos y el soporte de Rift para la «app» móvil de Oculus. En Oculus Connect 5 también se anunció el soporte del visor Oculus Go para realizar retransmisiones casting en las que el contenido se reproduce en pantallas de televisión y «smartphones». En estos últimos ya se encuentra disponible.
26-09-2018 | abc.es
Aunque una de las tendencias más calientes en el último año en la competitiva industria de la telefonía móvil ha sido la de los móviles «todo pantalla», estos terminales no se parecen en nada. Su llegada coincide a todos los efectos en el tiempo, pero separados al nacer no fueron. Cada uno tiene su propia personalidad. Mientras Samsung ha mantenido su filosofía de paneles con los laterales curvados y sin rastro de la pestaña superior («notch»), Apple ha agarrado fuerte el diseño inaugurado el pasado año en el iPhone X. Diseño diferente Esta decisión de la firma de la manzana no implica problema alguno puesto que sigue teniendo una estética vanguardista, pero tampoco supone abandonar ninguna revolución. Eso sí, ambos terminales han construido sobre una base que venía muy sólida. Similares más o menos en tamaño, el iPhone XS, es cierto, es tremendamente grande, de 6.5 pulgadas que se corre el riesgo de escaparse de la mano. Es una superficie muy amplia y, en conjunto, es ligeramente algo mayor que el iPhone 8 Plus del pasado año, pero es bastante monstruoso. En cambio, con sus 6.4 pulgadas, el Note 9 también es grande, pero al ser más delgado da la sensación de ser más transportable. Es más rectangular y alargado gracias, en parte, a su relación de aspecto de 18.5:9. Lo más probable es que asome la cabeza en el bolsillo del pantalón, si eres de aquellos usuarios que lo llevan guardado en el vaquero. Ambos modelos, no obstante, tienen una semejanza; el tipo de panel escogido. Aunque cada cual tiene su propia tecnología, las pantallas OLED se aprecian aquí muy perfeccionadas y conseguidas. Tanto la reproducción de los colores, la calibración y la representación de las secuencias se aprecian con notable calidad, y más si se consumen contenidos audiovisuales con una cierta definición. Pero como el diablo se oculta en los detalles, si analizamos su resolución nos encontramos con pequeños cambios. Este nuevo iPhone, que se diferencia básicamente en tamaño respecto a su hermano pequeño iPhone XS, logra una resolución de 2.436 x 1.125 píxeles con una densidad de 458 ppp, mientras que el Galaxy Note 9 se extiende hasta 2.960 x 1.440 píxeles, con 516 ppp. En cualquier caso, ver películas y series por algún servicio de «streaming» es una gozada. En cuanto al peso, más o menos igual, se queda en 177 gramos para el iPhone y 202 gramos para el Note. Potencia a raudales Si tan son distintos por fuera también lo son en su interior. Porque forman parte de mundos distintos, no necesariamente mejores. Ninguno le pasa la apisonadora a su rival, pero es cierto que pasados los test y pruebas de resistencia se observa cómo la maquinaria del iPhone XS Max funciona de una manera más rápida y potente. El motor escogido, el A12 Bionic con procesamiento neural, es una auténtica bestia que lleva al terminal a exprimirse al máximo. Pero, por contra, el Note 9 le lleva a la zaga con una combinación técnica apabullante que supone el dispositivo de Samsung más potente que ha fabricado hasta la fecha. Dispone en sus versiones para Europa el microchip Exynos 9810, de fabricación propia, que le hace cabalgar a un ritmo veloz. Además, viene impulsado por 6 u 8 GB de memoria RAM, que resulta una base útil para las tareas más complicadas y complejas que este modelo de «smartphone» ofrece al usuario. Cámara distinta Aquí sí se encuentran cambios profundos y diferenciales. Ninguna de las dos ha supuesto una verdadera revolución técnica. Vienen precedidas de dos lanzamientos anteriores que habían ofrecido buenos rendimientos. Así que, claro, sus novedades son son grandes en comparación con sus predecesores, pero sí se encuentran en un gran nivel. Por lo pronto, la nueva configuración fotográfica de Apple ha permitido sacar algo más de partido a sus dos lentes de 12 megapíxeles, estabilizadas ópticamente. En este caso, su gran angular tiene un mayor tamaño y su diafragma se encuentra en valores de F1.8, mientras que su teleobjetivo alcanza una apertura focal de F2.4. Pero esta temporada se ha mejorado bastante el software. El sistema cuenta, además, con un HDR inteligente, algo que se traduce en que la cámara potencia de manera automática contrastes o colores. Eso sí, bajo criterios dispares que el usuario, a veces, no acierta a entender. En cambio, Samsung ha llevado prácticamente la misma cámara del Galaxy S9 Plus al Note 9. ¿Qué quiere decir esto? Que cuenta con dos sensores de 12 megapíxeles, pero con un objetivo más luminoso (F1.5) y con tecnología Dual Pixel, que admite un procesamiento más rápido. La «magia» de esta cámara se encuentra en su apertura dual, de F1.5 a F2.4, que se adapta de manera automática a las condiciones lumínicas de las escenas. También incorpora modelos de aprendizaje automático que se aplica a las escenas y avisa, incluso, si está desenfocado. Ambos han sacado provecho del aclamado modo retrato por el cual los usuarios pueden jugar con la profundidad de campo y lograr fotografías más espectaculares cuando se realza la figura del primer plano sobre fondos desenfocados. El sistema que «recorta» la silueta está bien conseguido, pero tienen otras particularidades: el Note 9 permite adaptar el desenfoque, mientras que el iPhone XS Max también pero en modo edición, es decir, a posteriori. Otras sorpresas Uno de los aspectos más distintivos del Galaxy Note 9 es el lápiz óptico S Pen. Es su valor añadido y uno de los elementos distinguibles que le dan sentido. Porque este accesorio imprescindible para lograr una experiencia agradable ha ganado peso en esta versión. Es más sensible y cuenta con varias funciones adicionales para convertirlo en una especie de «mando a distancia». Así, un usuario puede tomar fotografías a distancia o controlar algunas funciones externas como pasar páginas en una presentación. Algo único que viene aderezado de una serie de prestaciones muy orientadas a un público exigente que desea tener una herramienta de trabajo. El iPhone XS Max no tiene esa facultad, aunque se rumoreó que Apple iba a hacerlo compatible con el Apple Pencil del iPad Pro. Otra diferencia se encuentra en su batería, de 4.000 mAh en el caso del Note 9, aunque se desconoce la del iPhone 8se habla de 3.300 mAh), pero dura una hora más que el su «hermano» pequeño. Hay que tener en cuenta, además, que los dos dispositivos son archienemigos en el sentido que a nivel de software no tienen nada que ver el uno del otro. Aunque Android e iOS han acercado posturas y se parecen cada vez más, son planteamientos distintos, y eso debe suponer una reflexión en el consumidor interesado por alguno de estos modelos que superan los mil euros de precio. Aunque su costo es elevado, es cierto que ambos vienen preparados para albergar mucha munición en su interior: el Note 9 tiene una versión de 512 GB de memoria interna y admite tarjetas microSD de la misma cantidad, mientras que el iPhone XS se mantiene con 512 GB igualmente, aunque fiel a su estilo; sin posibilidad alguna de meter tarjetas microSD. Otro aspecto diferencial es que el terminal de Samsung está preparado para conectarse (y utilizarse) desde un teclado y monitor gracias a su función DeX.
25-09-2018 | abc.es
¿Merece la pena cambiar el iPhone X por los nuevos modelos XS y XS Max?
No llevan aquí ni una semana, pero la historia se repite. La llegada de los nuevos iPhone, en efecto, ha provocado tanto reacciones entusiastas como críticas feroces entre críticos y usuarios. Casi a partes iguales. Es la tónica habitual de los últimos lanzamientos estrella de la marca de la manzana, con la única excepción del iPhone X el año pasado, que se libró de la quema gracias a su importante arsenal de innovaciones. Pero no ha sido así esta vez. Y a los entusiastas, que no son pocos, se suman las voces de aquellos que opinan que los nuevos iPhone XS, XS Max y XR son «más de lo mismo», pero con una vuelta de tuerca a los precios, que alcanzan, en las versiones máximas, cifras de 1.559 y 1.659 euros (l os precios finales del XR aún no se conocen), respectivamente. Sin duda, los smartphones más caros del mercado. Y no es que el anterior iPhone X fuera barato. En su versión más alta, con 256 GB de memoria interna, el ya derrocado buque insignia de Apple rompía todas las barreras y se colocaba en 1.350 euros. Y a pesar de eso, triunfó. El 31 de julio, en efecto, justo antes de los nuevos lanzamientos, Apple hacía públicas sus cifras trimestrales, con unos beneficios netos de 11.500 millones de dólares, un 32% más que el mismo periodo del año anterior. Y unas ventas que crecieron un 17%, hasta los 59.500 millones de dólares, con 41,3 millones de iPhones vendidos en todo el mundo durante el último trimestre. Gracias a esos resultados, la marca de la manzana alcanzó además el histórico valor de un billón de dólares, algo conseguido solo una vez, en la década de los setenta, por una compañía petrolera que llegó a ese valor y consiguió mantenerlo durante apenas unos meses. Pero volvamos a los nuevos iPhones. ¿Merece la pena que los propietarios del anterior iPhone X se pasen a alguno de los nuevos modelos? ABC ha analizado a fondo las prestaciones que ofrecen las dos generaciones del dispositivo y estas son las conclusiones. A simple vista, las diferencias entre el anterior iPhone X y el nuevo iPhone XS son mínimas. Misma estética, mismas dimensiones (14,36 x 7,09 x 0,77 centímetros), misma pantalla OLED Multi-Touch de 5.8 pulgadas (los XR y XS Max tienen pantallas más grandes, de 6,1 y 6.4 pulgadas), misma resolución (2.436 x 1.125 píxeles), mismo contraste (1.000.000:1), mismo brillo y mismo sistema 3D Touch, que permite pulsaciones más fuertes para activar determinadas funciones. También el sistema de cámaras es el mismo, tanto la cámara trasera dual de 12 megapíxeles, con gran angular (F1,8) y teleobjetivo (F2,4), como la delantera, TrueDepth de 7 megapíxeles (F2,2). Sin embargo, las fotos que podemos hacer con ambos modelos no son las mismas. Son mucho mejores. Y el «secreto» de ese aumento de calidad está en la combinación de un sensor totalmente renovado con el nuevo procesador de imagen que incorpora el último chip de la compañía, el A12 Bionic. Juntos, hacen posible lo que Apple ha denominado «HDR inteligente», que en la práctica significa que podremos tomar imágenes mucho mejores en ambientes poco iluminados o nocturnos, pero también a pleno sol y en situaciones tan poco favorables como un contraluz. Y es que, con mucho, la diferencia más importante entre el anterior iPhone X y los nuevos iPhones está en su procesador. El A11 Bionic del pasado año (el que llevaba el iPhone X) era un chip fabricado con tecnología de 10 nanómetros, contaba con una CPU de seis núcleos, una GPU de tres núcleos y un motor neuronal diseñado para aprender de forma automática y capaz de realizar hasta 600.000 millones de operaciones por segundo. Una «bestia» que se colocó en las primeras posiciones en cuanto a potencia y rendimiento, muy por encima la de mayoría de sus rivales. Pero el nuevo A12 Bionic de este año, el que llevan los nuevos iPhones XS, XS Max y XR, lo ha dejado pequeño. El nuevo chip, en efecto, es de 7 nanómetros, tiene una CPU de seis núcleos, una GPU de cuatro y un motor neuronal muchísimo más rápido, capaz de procesar hasta 5 billones de operaciones por segundo, más de ocho veces más que el anterior. Y es ese enorme aumento de las capacidades de Inteligencia Artificial lo que hace que los nuevos iPhones sean mucho más potentes, que el sistema Face ID de reconocimiento facial sea mucho más rápido y seguro, que las fotos sean mucho mejores y que las aplicaciones de realidad aumentada fluyan como nunca lo habían hecho hasta ahora. Las comparativas realizadas por ABC entre el anterior iPhone X y los nuevos modelos no dejan lugar a dudas. La nueva «estabiliación inteligente», por ejemplo, es capaz de obtener fotos nítidas y perfectmente definidas incluso con el zoom al máximo (x10), algo que hasta ahora solo habíamos visto en el Huawei P20 Pro. El resto de las diferencias entre el modelo estrella de Apple del año pasado y los nuevos iPhones tampoco resultan visibles, aunque están ahí. Por ejemplo, la resistencia al agua, que ha pasado de la certificación IP 67 a la IP 68, que permite sumergir el terminal hasta una profundidad de dos metros (en lugar de un metro) durante 30 minutos; o la memoria interna de almacenamiento, que en el iPhone X era de 64 ó de 256 GB y que en los nuevos modelos cuenta con una versión (la más cara) de hasta 512 GB; o la batería, que gracias a la acción, una vez más, del procesador inteligente dura media hora más (una hora y media más en el caso del iPhone XS Max) que en el anterior iPhone X. ¿Son suficientes éstas diferencias para pasar al nuevo modelo? ¿Merece la pena dehacerse del iPhone X después de un solo año para tener entre las manos un «smartphone» de idéntico aspecto aunque, como hemos visto, con más y mejores prestaciones? La respuesta es no. De hecho, y a pesar de que sería perfectamente posible vender en el mercado de segunda mano nuestro iPhone X por un precio que ronda los mil euros, habrá que desembolsar de todas formas una importante cantidad (casi 600 euros más para el Iphone XS y casi 700 más para el iPhone XS Max) para hacernos con uno de los nuevos modelos. El cambio, sin embargo, sí que puede resultar conveniente para los poseedores de modelos anteriores de la marca (iPhone 6, 7 e incluso 8), que pasarían, de un solo golpe, a pantallas sin bordes mucho mayores y a potencias y capacidades muy superiores. Pero existe para los poseedores de un iPhopne X otra opción que no supondría un desembolso extra y que permitiría, al mismo tiempo, disfrutar de las ventajas del nuevo procesador A12 Bionic. Y esa opción es el iPhone XR. El modelo no estará disponible hasta la primera semana de octubre, pero sus precios, según las versiones, oscilarán entre los 749 y los poco más de 1.000 euros. Es decir, que los actuales propietarios de un iPhone X podrían, en la práctica, cambiar su terminal por un XR. De esta forma, ganarían en tamaño de pantalla (6,1 pulgadas frente a las 5,8 pulgadas del iPhone X), aunque perderían en calidad, ya que la pantalla del XR no es OLED, sino LCD (como la del iPhone 8 y modelos anteriores). Las cámaras serán, previsiblemente, las mismas, y las capacidades de Inteligencia Artificial también, con todos los beneficios añadidos de mejores fotos, más velocidad, mayor duración de la batería, etc. La decisión final, por supuesto, es del consumidor. Y también es cierto que existen opciones de otras marcas que ofrecen prestaciones muy similares a precios notablemente inferiores. Habrá que ver si, esta vez también, el «factor aspiracional» que rodea a todos los productos de Apple es capaz de sobreponerse a la dura lógica de los números y volver a convertir, pese a todas las opiniones, sus nuevos modelos en un éxito de ventas.
9