Noticias de "smartphone"

23-04-2020 | abc.es
Motorola vuelve a la gama alta de «smartphones» con Edge y Edge+
Después de casi cuatro años de ausencia, ya era tiempo de que Motorola decidiera regresar a los terminales de gama alta. Su buena posición en la gama media, en efecto, le permite ahora reemprender esta aventura. En una presentación online, como no podía ser de otro modo en estos tiempos de pandemia, la firma ha presentado dos nuevos dispositivos con las mejores especificaciones disponibles. Se trata de los nuevos Motorola Edge y Edge+, nombre que, de primeras, nos trae a la memoria antiguos terminales de Samsung que también se llamaban así. La razón para hacerlo, por supuesto, es la pantalla «Endless End», curvada en los bordes y que lucen ambos smartphones. Estamos, pues, ante los nuevos buques insignia de Motorola, y quizá una de las mayores diferencias entre ambos sea la espectacular cámara principal del Edge+, que alcanza los 108 megapíxeles, mientras que la del Edge «normal» se queda en 64. Un claro intento, pues de competir con los recientemente presentados Xiaomi Mi 10 y Samsung Galaxy S20 Ultra. Edge+, máximas especificaciones Con un diseño elegante y delgado esta versión «Plus» nos llega con el poderoso chip Snapdragon 865, de Qualcomm, que permite más potencia, más ahorro de batería y conectividad 5G. Después del Moto Z3, que ya permitía el 5G gracias a una mochila Moto Mod, (los módulos que permitían añadir a ese teléfono batería extra, altavoces, etc), se trata del primer terminal de Motorola que es capaz de conectarse a la nueva red ultra rápida. El procesador se apoya en 12 GB de memoria RAM, según la variante elegida. La pantalla, de 6,67 pulgadas es AMOLED y tiene una resolución FULLHD+ (2340 x 1080 píxeles), HDR10+ y una tasa de refresco de 90 Hz que ya se está haciendo habitual en los terminales de gama alta y que permite una perfecta visualización de las imágenes en movimiento. Las dimensiones del terminal son 161,1 x 71,3 x 9,5 mm y su relación de aspecto es 21:9 Una perforación en la parte superior izquierda de la pantalla sirve para albergar la cámara frontal, que es de 25 megapíxeles. El sensor de huellas también se encuentra bajo la pantalla, y el fabricante asegura que tiene una de las respuestas más rápidas del mercado. En la parte trasera, que brilla debido a su acabado espejo, destaca un sistema de triple cámara, colocadas en vertical y acompañado por un flash LED y un sensor de infrarrojos TOF, para los efectos de profundidad. El sensor principal es de 108 megapíxeles, la mayor resolución disponible hasta ahora para un teléfono, e incorpora la tecnología Quad Pixel, con sensores más grandes y capaces de capturar más luz, algo que se agradece en las escenas nocturnas. Viene acompañado por un gran angular de 16 megapíxeles y un teleobjetivo de 8. El dispositivo es capaz de hacer macros. El vídeo, con estabilizadores OIS y EIS, puede grabar hasta en 6k y permite, mientras grabamos, hacer fotos de 20 megapíxeles con solo presionar el disparador. El Edge+ incorpora los que Motorola asegura que son «los altavoces estéreo más potentes que haya tenido un smartphone hasta la fecha». Están calibrados y ajustados por Waves y prometen una calidad de sonido casi profesional. En cuanto a la batería, el Motorola Edge Plus llega con unos más que generosos 5.000 miliamperios, más que suficiente para trabajar más de un día sin tener que pasar por el cargador. Cuenta con el sistema de carga rápida Turbo Power y también con carga inalámbrica. Gracias a la carga inversa, el móvil permite tambien cargar por contacto otros dispositivos con solo ponerlos en contacto con el móvil. Motorola Edge, menos es más El segundo dispositivo es el Motorola Edge, que repite la pantalla del Edge+ y también el sistema de sonido. Se trata, también, de un terminal 5G e incorpora el recientemente presentado procesador Snapdragon 765, de Qualcomm. Su batería, algo más pequeña, es de 4.500 miliamperios y el sensor principal de su tiple cámara es de 64 megapíxeles, al que acompañan un gran angular de 16 megapíxeles con Macro Vision y un telefoto de 8 megapíxeles. Em Motorola Edge+ estará disponible en varios países de Europa (no sabemos aún si también en España) a un precio de 1.199 euros. El Edge, sin embargo, llegará a nuestro país en junio, y su precio será a partir de 599 euros.
21-04-2020 | abc.es
Francia pide a Google y Apple que faciliten el trabajo de su «app» contra el coronavirus
Francia, uno de los países que más está sufriendo los efectos del coronavirus, se ha convertido en el primer estado que solicita a Google y Apple que rebajen sus protocolos de privacidad para el rastreo de los usuarios. El objetivo es que las tecnológicas permitan el acceso al Bluetooth de los dispositivos a la «app» que está desarrollando el gobierno galo para combatir la pandemia. Algo que consideran necesario para que la aplicación, que pretenden lanzar el 11 de mayo, sea funcional. Según «Reuters», la «app» planificada advertiría a los usuarios si entran en contacto con cualquier persona infectada con el coronavirus para ayudar a contener la epidemia. Y, para ello, es necesario que las compañías colaboren. «Estamos pidiendo a Apple que levante el obstáculo técnico para permitirnos desarrollar una solución de salud soberana europea que estará vinculada a nuestro sistema de salud», afirmó en una entrevista con «Bloomberg» el ministro de asuntos digitales francés, Cédric O. Por otra parte, «Reuters» afirma que un funcionario del gobierno dijo que Apple se niega a cambiar la configuración de privacidad de sus teléfonos para hacerlos compatibles con la aplicación del gobierno francés. Asimismo, en una audiencia a puertas cerradas el lunes, Cedric O dijo a los miembros del Senado que Apple se resistió a las demandas francesas para permitir que la futura aplicación sea detectable a través de Bluetooth incluso cuando no está activa. Cabe recordar que Google y Apple llegaron la pasada semana a un acuerdo histórico por el que se comprometían a desarrollar una herramienta digital que ayude a gobiernos y ciudadanos a combatir la pandemia. Aunque contando con unos límites de privacidad a la hora de compartir datos con otras aplicaciones. Como explicamos, la herramienta de Apple y Google se basa en BluetoothLow Energy. Una tecnología inalámbrica de corto alcance que permitirá intercambiar datos e información cuando dos «smartphones» se encuentren cerca. Pero, a su vez, sería muy restrictiva con los datos de geolocalización. Según el plan de estas empresas, cuando una persona dé positivo, será ella misma la que pueda introducir esta información en una «app» de las instituciones sanitarias de su país o región. En el momento en el que se realiza esta operación, las personas con las que el contagiado haya estado en contacto reciben una notificación de advertencia, en la que las instituciones sanitarias de su país le dicen qué hacer a continuación.
20-04-2020 | abc.es
El iPhone SE 2 frente a iPhone 11: ¿cuál merece la pena?
No ha innovado. No ha inventado la rueda. No destaca en prácticamente nada. Y, aún así, está llamado a ser un superventas. La decisión de Apple de recuperar y actualizar su iPhone de bajo coste se enmarca dentro de una estrategia comercial presumiblemente rentable de marcado ahorro de costes. El nuevo iPhone SE 2 contiene en su interior unas características muy interesantes a pesar de que se mantiene con un diseño heredado de hace tres años. El terminal, que se lanza el próximo 24 de abril, incluye un microchip A13 Bionic. Es el mismo «cerebro» que mueve el iPhone 11, la gama más actual de la empresa estadounidense que se lanzó en octubre del pasado año. Y eso da buena muestra de la situación: es muy potente. Este modelo viene impulsado por una memoria RAM de 3 GB. Es un dato que no suele facilitar la empresa pero que, como sucede a posteriori, se descubre durante los análisis. En el caso del iPhone 11 este apartado sube a 4 GB, mientras que en los modelos avanzados (iPhone 11 Pro) se dispara hasta los 6 GB, que son unos valores que se sitúan más o menos en la línea de lo aportado por otros rivales en el mismo rango. El desempeño de los aparatos electrónicos suele venir de la optimización de dos áreas, el hardware y el software. Dos mundos paralelos que deben ir trabajados en línea para exprimir las prestaciones. Apple, en ese sentido, siempre ha querido diferenciarse de su competencia fabricando «smartphones» muy potentes. Aunque el iPhone SE 2 no sorprende en esta materia, la combinación de una RAM aceptable y un chip muy avanzado puede ofrecer un comportamiento equilibrado que se adapte a una gran parte de los consumidores. A nivel de diseño, ambos terminales apenas se parecen. En los últimos años Apple se puso de cara con la emergente tendencia (ya consolidada) en el mercado que llevó en 2017 con el iPhone X . Su primer modelo sin botón físico que ha servido de inspiración a todos los que han venido después. Un diseño elegante, que sigue dando buenas sensaciones y que parece que todavía no pasa de moda. El iPhone 11 se estilizó pero manteniendo sus líneas generales, con bordes algo más pronunciados que los «Pro». En cambio, vuelve a traer el botón físico como el iPhone 8, de donde hereda su cara exterior. Así que sus 4.7 pulgadas de pantalla parece un producto casi más grande en comparación con las 6.1 del iPhone 11, sin apenas marcos. El tipo de pantalla es similar. Tanto el iPhone 11 como el iPhone SE 2 apuestan por una superficie LCD IPS que es una tecnología que está muy perfeccionada. No presenta los colores de manera tan intensa y los negros tan profundos como las pantallas de tipo OLED que llevan los móviles más avanzados del mercado pero, a priori, es más que suficiente. También vienen gobernados por la misma versión del sistema operativo, iOS 13, que es la más actual, con lo que el nuevo dispositivo tiene una garantía adicional: al menos están asegurados cinco años de soporte. Y eso es otro aspecto positivo. Más diferencias se aprecian en la cámara. El iPhone SE alberga una sola cámara de 12 megapíxeles con apertura focal F1.8 a priori muy similar a la que llevó el iPhone XR, un modelo lanzado en 2018 y que fue el más vendido del mundo durante el pasado año. Aunque no tiene una doble lente como el iPhone 11 (dos sensores de 12 megapíxeles en sus cámaras principal y gran angular), el nuevo modelo permite capturar en modo retrato. Es decir, por medio de software y fotografía computacional se puede realizar el sujeto en primer plano y desenfocar el fondo. Habrá que ver los resultados pero pueden ser más que aceptables. El botón Inicio del iPhone SE alberga el sensor de huellas dactilares Touch ID, pero no sistema de reconocimiento facial por medio de su tecnología propietaria FaceID. Una gran diferencia, en cambio, se encuentra en su autonomía. Aunque todavía falta por confirmar, los números pueden reducir la euforia inicial. El terminal incluye una batería de solo 1.821 mAh, mientras que el iPhone 11 alcanza 3.110 mAh. Habrá que verlo. Tampoco tienen clavijas para auriculares, aunque es posible que la mayoría de consumidores ya se hayan adaptado a las circunstancias. Pero lo que más puede atraer a los consumidores es, sin duda, su precio. En España partirá de 489 euros con 64 GB de memoria (659 euros con capacidad de 256 GB) mientras que el iPhone 11 empieza en 809 euros con la misma configuración.
18-04-2020 | elpais.com
Cómo producir 100 móviles por minuto
Más de 20.000 empleados trabajan allí junto con miles de robots las 24 horas del día para producir 200.000 móviles diarios. Entramos en la planta de Oppo de Dongguan, la ciudad del noroeste de China en la que se fabrica uno de cada cinco de los ?smartphones? del mundo.
16-04-2020 | abc.es
¿Cuánto cuesta el nuevo iPhone SE 2 en España?
Mientras buena parte de la población mundial se mantiene confinada en sus casas, el mundo de la tecnología, capital para que los usuarios sigan en contacto, prosigue su avance. Así lo demuestra, por ejemplo, el anuncio realizado ayer por Apple de su nuevo «smartphone»: el iPhone SE. Una revisión del primer terminal de gama media creado por la compañía de la manzana mordida. El diseño del dispositivo está claramente inspirado en el iPhone 8. Su pantalla, de 4.7 pulgadas de tipo Retina HD (1.334 x 750 p), está lejos en dimensiones de lo que el usuario puede encontrar en los últimos lanzamientos. Lo mismo se podría decir de su (única) cámara trasera de 12 megapíxeles. Una notable diferencia respecto a la triple lente que lucen los iPhone 11 Pro. El principal atractivo del nuevo SE se encuentra en sus tripas. Y es que Apple ha decidido colocar en su interior el A13 bionic, que es el chip más potente fabricado por la compañía de Cupertino hasta el momento. Este detalle promete, al menos sobre el papel, que el «smartphone» tendrá un desempeño bastante notable. Teniendo en cuenta este detalle, y que viene con iOS 13 incorporado, el precio que se le ha puesto resulta, a priori, bastante interesante: 489 euros. Asimismo, estará disponible en tres colores (negro, blanco y rojo) y llegará a España el 24 de abril, aunque se podrá reservar desde este viernes 17 de abril.
16-04-2020 | abc.es
Alertan sobre 30 aplicaciones de iPhone pensadas para «desplumar» a los usuarios
Hay que tener mucho cuidado con las aplicaciones que se descargan en el «smartphone». Tanto en Android como en iOS. La empresa de ciberseguridad Sophos ha encontrado en la App Store, la tienda oficial de la empresa de la manzana, 30 «apps» que esconden en su interior servicios de suscripción con costes elevados, así como de compra. Se las conoce como «Fleeceware», «desplumadoras» en castellano.«El objetivo que persiguen es el de quitarle el dinero al usuario. Por ejemplo, hace unos días me descargué un afinador de guitarra para iPhone. Tenía buenas valoraciones y era gratuito. Nada más abrirlo me encontré con que me pedía una suscripción por valor de diez euros al mes. Pago menos por Spotify», explica a ABC Alberto R. Rodas, director de ventas de Sophos Iberia Las aplicaciones descubiertas por la compañía de ciberseguridad cubren temáticas bastante variadas: editores de imágenes, filtros faciales, horóscopos o lectores de códigos QR y de códigos de barras, entre otras. Desde Sophos apuntan que han tenido una notable penetración social, ya que entre todas acumulan 3,6 millones de descargas desde la App Store. «El problema es que muchas de ellas, además, en sus promociones afirman, por ejemplo, que la primera semana es gratuita. Luego te cargan una suscripción anual. Encontramos una aplicación para leer códigos QR en la que la suscripción anual era de 104 euros, cuando tienes muchas a tu disposición que son completamente gratuitas y funcionan igual de bien», apunta el experto de Sophos. A pesar de que, en principio, las aplicaciones no cuentan en su interior con ningún tipo de «malware» (virus informático), pueden acabar convirtiéndose en todo un incordio para el usuario en caso de que se suscriba a alguno de los servicios que ofertan por error. «No tienen virus alojado, pero muchas obligan a suscribirse. Y si lo permites van a realizarte los cobros directamente desde tu cuenta de Apple Store. También es habitual que cuando alguien descarga una ?app?, comience a pasar páginas al abrirla y a dar permiso para ser suscrito a un servicio que, realmente, no le interesa», explica Rodas. El experto añade, a su vez, que a pesar de que Apple cuenta con normas para el buen uso de su plataforma, la presencia de «apps» de este tipo no está restringida: «Esto está permitido. Y yo lo entiendo. Podemos bajarnos Netflix o Spotify y pagar a través de nuestro usuario de Apple. Sin embargo, hay casos en los que hay un fin malintencionado detrás. La tienda de iPhone cuenta con unas guías en las que se dice que el creador de la aplicación debe detallar el tema de la suscripción». Cómo protegerse Lo más importante antes de descargar una aplicación es leer la letra pequeña. En caso de suscribirse por error, el usuario debe revisar desde los ajustes del terminal las suscripciones que tiene contratadas. En el entorno iOS esto se hace yendo a «Ajustes», una vez dentro, tendrá que pulsar sobre la primera opción, en la que aparece su nombre de usuario. Tras hacer «click», verá que en uno de los apartados pone «Suscripciones», donde podrá cancelar las servicios de este tipo que tenga contratados a través de su cuenta de Apple. Los expertos en ciberseguridad también recomiendan, para evitar tanto este tipo de aplicaciones como las que alojan código malicioso en su interior, que el usuario sea muy selectivo con las descargas y solo las realice si la «app» es realmente necesaria.
15-04-2020 | abc.es
Apple presenta su nuevo iPhone SE 2, su teléfono más asequible
Llevaba tanto tiempo esperándose que, cuando se ha hecho realidad, parecía un espejismo. En medio del huracán Covid-19 que le obligó a cambiar sus planes, frente a la tormenta económica que se avecina y con grandes incertidumbres en el sector tecnológico, Apple ha querido aprovechar algún viento a favor con la renovación de su nuevo teléfono inteligente de «bajo coste». Como se rumoreaba, se denomina iPhone SE. Se trata de la segunda generación y apuesta por actualizar sus tripas. Por sorpresa, el gigante tecnológico ha anunciado este martes su nuevo terminal, que promete suplir las posibles caídas de ventas a nivel general. Es un «smartphone» que cuenta con una pantalla de 4.7 pulgadas de tipo Retina HD (1.334 x 750 p), que viene inspirado directamente del iPhone 8 lanzado en 2017. Además, es compatible con la reproducción en Dolby Vision y HDR10. Con el regreso del botón de Inicio, la medida de seguridad viene supeditada por el sensor de huellas dactilares Touch ID. Conservando la estética clásica, presenta un diseño compacto. Las principales novedades vienen ocultas, en su interior. El secreto se encuentra en su microchip A13 Bionic, el mismo «cerebro» que se encuentra en los últimos terminales de la compañía, con lo que promete un buen desempeño, aunque todavía no se ha podido probar en condiciones. Cuenta con un sistema basado en aprendizaje automático y una tecnología llamada Neural Engine que es capaz, según asegura la empresa, de procesar cinco billones de operaciones por segundo. Además, cuenta con una cámara de 12 megapíxeles con apertura focal de F1.8 -reutilizada de otros modelos anteriores- capaz de realizar el modo retrato (desenfocando el fondo para realizar el sujeto en primer plano) por medio de software, es decir, apostando por la fotografía computacional. Algo que le diferencia notablemente de los iPhone más avanzados que cuentan con triple cámara trasera. En cuanto a vídeo, la cámara trasera graba en alta definición 4K hasta 60 cuadros por segundo. Este es el principal sacrificio para defender un precio, que a priori, resulta muy atractivo: 489 euros. El nuevo dispositivo, que vendrá en tres colores (negro, blanco y rojo), llegará a España el 24 de abril aunque se podrá reservar desde el viernes.Además de estas características, es resistente al polvo y al agua (hasta 1 metro de profundidad durante 30 minutos, según la certificación IP67). Una decisión que, en ese sentido, le pone a la altura de otros terminales a pesar de algunas limitaciones. Gobernado por el sistema operativo iOS 13, otra de las características interesantes es que se puede cargar de manera inalámbrica (gracias a cargadores compatibles, no incluido), soporta doble tarjeta SIM gracias a la eSIM -tarjeta SIM virtual-, con lo que puede ser interesante como móvil de empresa. A su vez soporta conexiones 4G.
15-04-2020 | abc.es
Los iPhone 12 contarán con 5G y un diseño que recuerda a los iPad Pro
A pesar de la pandemia de coronavirus, las tecnológicas no han dejado de trabajar en sus próximos dispositivos. Entre ellas se encuentra Apple que, atendiendo a lo acontecido durante los últimos años, y si el coronavirus lo permite, presentará el presumible iPhone 12 en el mes de septiembre. Según desvela «Bloomberg», la compañía de Cupertino piensa darle un importante lavado de cara a su próximo gran terminal que, en caso de que se cumplan las filtraciones, será el primero con conectividad 5G. El portal especializado, citando fuentes conocedoras de los planes de la empresa estadounidense, asegura que la familia del iPhone 12 estará conformada por cuatro «smartphones», que, a su vez, vendrán acompañados en el tiempo por dos accesorios nuevos. Asimismo, se espera que, al menos, los dos terminales más competitivos cuenten con pecualiaridades en su diseño como bordes rectos de acero inoxidable, algo parecido a lo que vimos en los iPad Pro. «Bloomberg» expresa a su vez que, según las mismas fuentes, el diseño de los terminales recuerda al propio del iPhone 5. También afirman que el dispositivo más competente dentro de la familia iPhone 12 contará con una pantalla con más pulgadas que la del iPhone 11 Pro Max, que es de 6.5. A su vez, expresa que en Cupertino se está trabajando en una actualización del procesador destinada a mejorar la Inteligencia Artifical de los dispositivos. En cuanto a la fecha de presentación de los iPhone 12, desde el medio hacen hincapié en que Apple, en principio, espera que se celebre entre septiembre y octubre. Sin embargo, existe la posibilidad de que los de Cupertino empiecen a comercializar los «smartphones» varias semanas después de que esta tenga lugar. Respecto a otros dispositivos, el portal destaca que Apple ha estado trabajando en una versión más económica de su altavoz inteligente casero, el HomePod, cuyo lanzamiento se espera también para este año, y de los Apple Tag, que permitirían a los usuarios buscar sus objetos, como su cartera o las llaves.
15-04-2020 | abc.es
Así funciona el proyecto de aplicación de rastreo de coronavirus de Apple y Google
La pandemia ha visibilizado momentos extraordinarios pese a la dureza de las personas afectadas. Un momento terrible que, sin embargo, ha mostrado extraños compañeros de cama. Apple y Google, dos empresas competidoras, se han unido para desarrollar una tecnología de rastreo de contactos que ayude a controlar la propagación del coronavirus Covid-19 pero «manteniendo una gran privacidad». Pondrán la tecnología a disposición de las autoridades sanitarias. La tecnología ha demostrado en esta crisis sanitaria que juega un papel importante. Servicios digitales y aplicaciones de autoevaluación que se han erigido como una de las «vacunas» para prevenir y monitorizar contagios gracias al uso de un dispositivo electrónico que está presente en millones de bolsillos, el teléfono móvil. El objetivo que persiguen gobiernos y empresas privadas es lograr controlar a los posibles infectados. Las propuestas se han multiplicado pero ha despertado las dudas y recelos de los defensores de la privacidad. La boda de estas dos empresas no es baladí: ultiman un servicio digital para que organismos gubernamentales puedan utilizarlo para analizar nuevos contagios. Y ya dan plazos: mayo. Lanzarán una solución integral que incluye interfaces de programación de aplicaciones (APIs) y tecnología a nivel de sistema operativo para ayudar a permitir el seguimiento de contactos. Será el embrión de una aplicación global que desembarcará en todos los sistemas operativos propietarios, iOS y Android, que cubren el 90% del parque de «smartphones» en el mundo. Pedirá permiso al usuario. Un sistema de alertas por proximidad En un encuentro vía telefónica, ingenieros de Apple y Google explicaron que el proyecto ofrecerá una «gran privacidad». A diferencia de otras herramientas existentes para la lucha del Covid-19, que aprovechan el sistema de geolocalización de los terminales, la idea que les ha unido se basa en Bluetooth. Una tecnología inalámbrica de corto alcance que permitirá intercambiar datos e información cuando dos «smartphones» se encuentren cerca. Es decir, permitirá conectarse entre dispositivos y alertar a otros usuarios si han estado cerca de una persona con síntomas, aunque la clave está en el propio usuario: deberá comunicar y participar en la iniciativa para que sea efectiva. La idea es usar las señales que emiten desde otros móviles y procesarlas en forma de alertas por diferentes niveles de proximidad y peligrosidad. Un aspecto positivo es que seguirá funcionando incluso cuando el GPS no se pueda conectar, por lo que es más eficiente que otras aplicaciones de geolocalización. Para entenderlo: dos móviles que estén cerca intercambiarán un código de identificación, anónimo y aleatorio (que cambiará cada dos semanas, el tiempo de la cuarentena), por lo que ningún usuario podrá conocer el paradero del resto. En el listado de notificaciones un usuario podrá saber si ha estado en contacto con una persona. «No se usa la geolocalización», avanzan los expertos, quienes insisten en que no se conocerá la identificación de los usuarios. «La privacidad, la transparencia y el consentimiento son de suma importancia en esta iniciativa, y esperamos construir esta funcionalidad consultando a las partes interesadas. Publicaremos abiertamente información sobre nuestro trabajo para que otros la analicen», recalcan los expertos. La gran ventaja se encuentra en la participación de los usuarios. Que funcione, debe de ser una respuesta masiva. ¿Lo harán?
15-04-2020 | abc.es
Así funciona la herramienta de rastreo de coronavirus de Apple y Google
La pandemia ha visibilizado momentos extraordinarios pese a la dureza de las personas afectadas. Un momento terrible que, sin embargo, ha mostrado extraños compañeros de cama. Apple y Google, dos empresas competidoras, se han unido para desarrollar una tecnología de rastreo de contactos que ayude a controlar la propagación del coronavirus Covid-19 pero «manteniendo una gran privacidad». Pondrán la tecnología a disposición de las autoridades sanitarias. Se ha dado el pistoletazo de salida a una carrera mundial para desarrollar aplicaciones para teléfonos inteligentes para rastrear y contener la propagación del nuevo coronavirus. Hay muchas instituciones y gobiernos implicados, aunque en su mayoría lo hacen de manera independiente. Lo que se está intentando es encontrar una fórmula estándard. Todo viene de un hecho: la tecnología ha demostrado en esta crisis sanitaria que juega un papel importante. Servicios digitales y aplicaciones de autoevaluación que se han erigido como una de las «vacunas» para prevenir y monitorizar contagios gracias al uso de un dispositivo electrónico que está presente en millones de bolsillos, el teléfono móvil. El objetivo que persiguen gobiernos y empresas privadas es lograr controlar a los posibles infectados. Las propuestas se han multiplicado pero ha despertado las dudas y recelos de los defensores de la privacidad. La boda de estas dos empresas no es baladí: ultiman un servicio digital para que organismos gubernamentales puedan utilizarlo para analizar nuevos contagios. Y ya dan plazos: mayo. Lanzarán una solución integral que incluye interfaces de programación de aplicaciones (APIs) y tecnología a nivel de sistema operativo para ayudar a permitir el seguimiento de contactos. Será el embrión de una aplicación global que desembarcará en todos los sistemas operativos propietarios, iOS y Android, que cubren el 90% del parque de «smartphones» en el mundo. Pedirá permiso al usuario. Las personas que contraen el coronavirus aún necesitarían descargar una aplicación para recibir las alertas, pero incluso aquellos que no la tengan podrían recibirlas. Un sistema de alertas por proximidad En un encuentro vía telefónica, ingenieros de Apple y Google explicaron que el proyecto ofrecerá una «gran privacidad». A diferencia de otras herramientas existentes para la lucha del Covid-19, que aprovechan el sistema de geolocalización de los terminales, la idea que les ha unido se basa en Bluetooth Low Energy. Una tecnología inalámbrica de corto alcance que permitirá intercambiar datos e información cuando dos «smartphones» se encuentren cerca. Es decir, permitirá conectarse entre dispositivos y alertar a otros usuarios si han estado cerca de una persona con síntomas, aunque la clave está en el propio usuario: deberá comunicar y participar en la iniciativa para que sea efectiva. La idea es usar las señales que emiten desde otros móviles y procesarlas en forma de alertas por diferentes niveles de proximidad y peligrosidad. Un aspecto positivo es que seguirá funcionando incluso cuando el GPS no se pueda conectar, por lo que es más eficiente que otras aplicaciones de geolocalización. Los datos de ubicación se pueden usar para controlar si las personas, sea de manera individual o en conjunto, respetan las órdenes de permanecer dentro de sus hogares. Pero, también, se puede usar para el rastreo de contactos: determinar si las personas han estado en contacto con otras personas que tienen el coronavirus para que puedan hacerse la prueba o ponerse en cuarentena. Un código anónimo y aleatorio Para entenderlo: dos móviles que estén cerca intercambiarán un código de identificación, anónimo y aleatorio (que cambiará cada dos semanas, el tiempo de la cuarentena), por lo que ningún usuario podrá conocer el paradero del resto. En el listado de notificaciones un usuario podrá saber si ha estado en contacto con una persona. Aunque tiene una contrapartida: esta idea basada en Bluetooth está lejos de ser perfecta porque los teléfonos pueden iniciar sesión en otro incluso cuando están a pocos metros de distancia o en lados separados de la pared del vecino que, es probable, nunca se crucen en la escalera. Usando Bluetooth, los dispositivos pueden registrar otros en los que han estado cerca. Y si alguien se infecta, existiría una lista lista de sus encuentros anteriores. Los móviles de la lista recibirían notificaciones «push» que los animarían a hacerse un test o a aislarse por su cuenta. Y a diferencia de otras propuestas, no estaría tirando del GPS. «No se usa la geolocalización», avanzan los expertos, quienes insisten en que no se conocerá la identificación de los usuarios. «La privacidad, la transparencia y el consentimiento son de suma importancia en esta iniciativa, y esperamos construir esta funcionalidad consultando a las partes interesadas. Publicaremos abiertamente información sobre nuestro trabajo para que otros la analicen», recalcan los expertos. La gran ventaja se encuentra en la participación de los usuarios. Que funcione, debe de ser una respuesta masiva. ¿Lo harán?
9