Noticias de "twitter"

25-05-2018 | abc.es
Zuckerberg promete que Facebook extenderá el reglamento de privacidad europeo a todo el mundo
La nueva regulación europea sobre protección de datos (RGPD o GDPR, por sus siglas en inglés) no debería haber pillado con el pie cambiado a las empresas, sobre todo a las empresas tecnológicas, pero si quieren seguir operando en Europa deberán ajustarse a un marco legal más garantista con el ciudadano. Y las miradas se han dirigido a Facebook, que en un primer momento dejó entre medias su intensión de adaptarse a la regulación «en espíritu». Pese a las dudas iniciales, Mark Zuckerberg, creador y líder de Facebook, ha prometido que la red social hará extensible a todos sus usuarios y no solo a los europeos (en total, unos 2.320 millones de usuarios registrados) las garantías recogida en la regulación. «Tenemos la intención de poner la misma configuración (de privacidad) a disposición de todo el mundo en todas partes, no sólo en Europa», desveló en su intervención en Viva Tech, en País, a colación del escándalo de la filtración de datos por parte de Cambridge Analytica. En su intervención, manifestó que se ha producido un punto de inflexión en el tráfico de datos personales en las plataformas digitales lo que le ha llevado a redefinir algunas funciones de su principal servicio, Facebook. «Es evidente que en la actualidad no asumimos una perspectiva más extensa de cómo los usuarios pueden usar las redes sociales, desde las noticias falsas a las interferencias extranjeras en las elecciones pasando por los discursos del odio», insistió Zuckerberg, al tiempo que dejó clara su intención de ser más responsables en esta materia y reaccionar ante los problemas, de os que consideró que «es la máxima prioridad en estos momentos». La regulación europea también tendrá sus efectos en el resto del mundo, incluidos Estados Unidos y China, ya que cualquier empresa que procese datos personales de europeos está obligada a aplicarla. Así, Facebook, Twitter o AirBnB han comenzado a notificar a sus usuarios europeos los cambios en sus términos de uso para cumplir con la legislación continental. En concreto, las principales plataformas deben garantizar que han obtenido el consentimiento «libre, expreso, informado y no ambiguo» de sus usuarios para tratar sus datos personales. Facebook, por ejemplo, ha comenzado a solicitar más consentimiento de sus usuarios europeos para ajustar su herramienta publicitaria y el uso del sistema de reconocimiento facial para las imágenes publicadas, una tecnología paralizada en Europa por los posibles efectos en la privacidad. Ahora, será opcional y estará desactivada a los usuarios menores de 16 años.
23-05-2018 | abc.es
¿Se acabó el todo gratis en internet? Un modelo de negocio abocado a redefinirse con el RGPD
El tradicional modelo de todo gratis en internet a cambio de nuestros datos está abocado a redefinirse con la inminente entrada en vigor de un nuevo reglamento en Europa que está provocando ya toda una cadena de actualizaciones de las políticas de privacidad de las grandes plataformas tecnológicas. Dos frentes se abalanzan en estos momentos uno contra el otro: por un lado, un planteamiento empresarial «con pingües beneficios», y por otro, una normativa que avanza «armada hasta los dientes» en Europa «para combatir directamente» un modelo de negocio «basado en el tratamiento masivo e indiscriminado de datos personales» a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, advierte a Efe el abogado experto en derecho digital Víctor Salgado. El nuevo reglamento de protección de datos de la UE, el RGPD, se aplicará plenamente a partir del 25 de mayo a cualquier operador o gran plataforma de internet independientemente de donde tenga la sede o sus servicios siempre y cuando trate datos de europeos y desarrolle actividad comercial o haga análisis de perfiles de datos de estos ciudadanos, tanto comerciales como políticos. En los últimos días, varias de las mayores plataformas tecnológicas están informando en cadena de la actualización de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a esta exigente normativa que cambia las reglas del juego de la privacidad europea aunque con un impacto mundial, y cuyo incumplimiento las expone a sanciones de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global anual de la empresa. Tras el reciente escándalo de Facebook por la filtración de datos a los que tuvo acceso la consultora Cambridge Analytica vinculada a la campaña electoral que dio la victoria al presidente estadounidense, Donald Trump, la plataforma trabaja con especial ahínco para cumplir con el reglamento europeo, que exige la privacidad desde el diseño, y el consentimiento explícito del usuario para que una empresa pueda usar sus datos personales para fines distintos a los previstos inicialmente. El caso de Cambridge Analytica ha sido «la gota que ha colmado el vaso» en cuanto a infracciones a los derechos de privacidad de los usuarios, asegura por su parte el abogado y consultor Borja Adsuara. Sin embargo, con normativas como el reglamento europeo, confía el experto en derecho digital, se irá llenando «poco a poco el vaso del respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos: al honor, a la intimidad, a la propia imagen, y a la protección de datos». El proceso «ya no tiene vuelta atrás», añade Adsuara. En los últimos días, no sólo Facebook, sino que las también estadounidenses WhatsApp, YouTube o Twitter se han sumado a la cascada de actualizaciones de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a la nueva normativa europea. Una de las ausentes en esa corriente así como en los recientes debates de privacidad está siendo Google, «la más beneficiada históricamente con el modelo de negocio» en internet que usa precisamente los datos del usuario a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, añade Víctor Salgado, de Pintos & Salgado Abogados. En el actual contexto de cambios normativos, WhatsApp, propiedad de Facebook, ha elevado desde los 13 años hasta los 16 la edad mínima para registrarse en Europa como usuario de su servicio de mensajería por internet, a pesar de que el reglamento europeo permite que se mantenga como hasta ahora. Los mensajes y llamadas de esta plataforma están protegidos por el cifrado de extremo a extremo para que nadie, ni siquiera WhatsApp, puede leer o escuchar las conversaciones del usuario, recuerda en una nota. Por su parte, YouTube, de Google, con el compromiso de repetirlo trimestralmente acaba de publicar por primera vez un informe con el número de vídeos borrados entre octubre y diciembre de 2017 por considerarlos inadecuados; la cifra superó los ocho millones. Las producciones eliminadas se referían a «spam» (correo no deseado) o contenidos supuestamente inapropiados como los que incitan al odio, violencia, actos peligros o abuso infantil, entre otros. También Twitter acaba de anunciar un mayor compromiso con la transparencia de sus usuarios al informarles sobre cómo comparte sus datos, por ejemplo con empresas socias. Ante las nuevas leyes de protección de datos en Europa, «hemos actualizado nuestra política de privacidad», asegura la plataforma en una nota.
22-05-2018 | abc.es
¿Se acabó el todo gratis en internet? Un modelo de negocio abocado a redefinirse con el RGPD
El tradicional modelo de todo gratis en internet a cambio de nuestros datos está abocado a redefinirse con la inminente entrada en vigor de un nuevo reglamento en Europa que está provocando ya toda una cadena de actualizaciones de las políticas de privacidad de las grandes plataformas tecnológicas. Dos frentes se abalanzan en estos momentos uno contra el otro: por un lado, un planteamiento empresarial «con pingües beneficios», y por otro, una normativa que avanza «armada hasta los dientes» en Europa «para combatir directamente» un modelo de negocio «basado en el tratamiento masivo e indiscriminado de datos personales» a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, advierte a Efe el abogado experto en derecho digital Víctor Salgado. El nuevo reglamento de protección de datos de la UE, el RGPD, se aplicará plenamente a partir del 25 de mayo a cualquier operador o gran plataforma de internet independientemente de donde tenga la sede o sus servicios siempre y cuando trate datos de europeos y desarrolle actividad comercial o haga análisis de perfiles de datos de estos ciudadanos, tanto comerciales como políticos. En los últimos días, varias de las mayores plataformas tecnológicas están informando en cadena de la actualización de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a esta exigente normativa que cambia las reglas del juego de la privacidad europea aunque con un impacto mundial, y cuyo incumplimiento las expone a sanciones de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global anual de la empresa. Tras el reciente escándalo de Facebook por la filtración de datos a los que tuvo acceso la consultora Cambridge Analytica vinculada a la campaña electoral que dio la victoria al presidente estadounidense, Donald Trump, la plataforma trabaja con especial ahínco para cumplir con el reglamento europeo, que exige la privacidad desde el diseño, y el consentimiento explícito del usuario para que una empresa pueda usar sus datos personales para fines distintos a los previstos inicialmente. El caso de Cambridge Analytica ha sido «la gota que ha colmado el vaso» en cuanto a infracciones a los derechos de privacidad de los usuarios, asegura por su parte el abogado y consultor Borja Adsuara. Sin embargo, con normativas como el reglamento europeo, confía el experto en derecho digital, se irá llenando «poco a poco el vaso del respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos: al honor, a la intimidad, a la propia imagen, y a la protección de datos». El proceso «ya no tiene vuelta atrás», añade Adsuara. En los últimos días, no sólo Facebook, sino que las también estadounidenses WhatsApp, YouTube o Twitter se han sumado a la cascada de actualizaciones de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a la nueva normativa europea. Una de las ausentes en esa corriente así como en los recientes debates de privacidad está siendo Google, «la más beneficiada históricamente con el modelo de negocio» en internet que usa precisamente los datos del usuario a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, añade Víctor Salgado, de Pintos & Salgado Abogados. En el actual contexto de cambios normativos, WhatsApp, propiedad de Facebook, ha elevado desde los 13 años hasta los 16 la edad mínima para registrarse en Europa como usuario de su servicio de mensajería por internet, a pesar de que el reglamento europeo permite que se mantenga como hasta ahora. Los mensajes y llamadas de esta plataforma están protegidos por el cifrado de extremo a extremo para que nadie, ni siquiera WhatsApp, puede leer o escuchar las conversaciones del usuario, recuerda en una nota. Por su parte, YouTube, de Google, con el compromiso de repetirlo trimestralmente acaba de publicar por primera vez un informe con el número de vídeos borrados entre octubre y diciembre de 2017 por considerarlos inadecuados; la cifra superó los ocho millones. Las producciones eliminadas se referían a «spam» (correo no deseado) o contenidos supuestamente inapropiados como los que incitan al odio, violencia, actos peligros o abuso infantil, entre otros. También Twitter acaba de anunciar un mayor compromiso con la transparencia de sus usuarios al informarles sobre cómo comparte sus datos, por ejemplo con empresas socias. Ante las nuevas leyes de protección de datos en Europa, «hemos actualizado nuestra política de privacidad», asegura la plataforma en una nota.
21-05-2018 | abc.es
¿Qué es el oversharing y cómo evitar caer en sus peligros?
Los teléfonos móviles inteligentes no son malos de por sí. Demonizar la tecnología es un error demencial, sin lugar a dudas, porque a lo largo de la historia de la Humanidad los avances han permitido el progreso de las sociedades. Aún así, muchos inventos se han empleado para fines negativos y crear daño. Las redes sociales es un ejemplo relativamente reciente; unos servicios ideados para conectar a los ciudadanos y que gobiernos y grupos han utilizado para controlar y espiar a los ciudadanos. A veces, sin embargo, no somos conscientes de adónde van a ir a parar las imágenes y fotografías que publicamos en nuestros perfiles. Con la entrada en vigor del Reglamento General de Protección de Datos se promete una mayor seguridad acerca de para qué van a usar las empresa tecnológicas los datos personales. Aún así, es cierto que muchos usuarios, sobre todo entre los más jóvenes, publican constantemente imágenes personales que, a pesar de sus inocentes intenciones, puede utilizarse por personas con malas intenciones. Esa práctica tiene un nombre, «oversharing». Un comportamiento que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) lo describe como «la sobreexposición de información personal en internet, en particular en las redes sociales a través de los perfiles de los usuarios». El exceso de información facilitada en internet, así como el comportamiento de los usuarios en las propias redes sociales a través de sus identidades virtuales, suponen una «información fácil de aprovechar por usuarios malintencionados» que facilita la comisión de determinadas conductas que nos pueden ocasionar daños materiales, inmateriales y físicos, lamentan fuentes del organismo regulador. La fiebre por contar todos los movimientos que uno hace en redes sociales como Facebook o Twitter, subir continuamente imágenes personales o poner además datos de la ubicación puede ser un arma de doble filo. Aunque no es un delito en cuestión, sí puede ser el chantaje o el robo de información personal por medio de algún tipo de técnica. «Cuanta más información se comparta en la red, más riesgo hay de robo y suplantación de identidad», advierten los expertos. Cómo protegerse En primer lugar, algo de sentido común: piensa detenidamente lo que vas a publicar al menos durante unos segundos y si crees que desvela demasiados detalles personales o puedes ofender a alguien replanteate si subirlo o no a Facebook o Twitter. Hay que tener en cuenta, además, que la mayoría de plataformas sociales cuentan con funciones para controlar lo que queremos mostrar públicamente o no. Aunque con el RGPD hay una cierta garantía de saber más o menos cómo trafican con los datos, no está de más configurar la privacidad de la red social para determinar quién puede acceder a tu información e imágenes. Con estas opciones es posible, entre otras cosas, decidir si una imagen la pueden ver todos los contactos o solo unos pocos elegidos, por ejemplo, los amigos más cercanos o familiares. Lo importante es, sin duda, reflexionar antes de publicar información o imágenes, así como evitaer compartir información personal sensible.
21-05-2018 | abc.es
Barcelona pierde a un gurú del videojuego tras ser insultado: «Tengo herencia judía ¿y me llaman nazi?»
Dan Vavra, el director creativo del popular juego Kingdom Come: Deliverance y uno de los ponentes estrella anunciados en Gamelab, la feria de videojuegos más importante de Barcelona, no acudirá este año a la cita, tal y como han anunciado los organizadores a través de un comunicado. Según comentó personalmente al director del evento, Iván Fernández Lobo, Vavra no se encontraría muy cómodo acudiendo a un evento en España después de los graves insultos recibidos a través de las redes sociales en nuestro país, justo después de haber anunciado su presencia en Barcelona. Fernández Lobo ha compartido la noticia a través de su Twitter y ha comentado que respeta su decisión aunque lamenta no poder contar en el congreso con el director checo. I am sorry to inform that @DanielVavra has cancelled his talk at #Gamelab2018 after receiving serious insults through social networks. We respect his decission but we are sorry to miss his interesting insights about the development of one of the best European games this year. ?? Ivan Fernandez Lobo ? #Gamelab2018 (@ivanfdezlobo) 21 de mayo de 2018«Lamento informar que @DanielVavra canceló su charla en # Gamelab2018 después de recibir serios insultos a través de las redes sociales. Respetamos su decisión, pero lamentamos perder sus interesantes ideas sobre el desarrollo de uno de los mejores juegos europeos de este año», afirmó a través de las redes sociales Fernández Lobo. Herencia judía La decisión de Vavra fue acogida de forma desigual entre los usuarios, los mismos que afirmaron que este desarrollador es un «machista, racista y defensor del GamerGate (nombre con el que se abarca el fenómeno de acoso a la mujer en la industria de los videojuegos)». Muchos de sus detractores argumentan que en su último videojuego, «Kingdom Come: Deliverance», ambientado durante una guerra en Bohemia en el año 1403, carecía de personajes femeninos y personas de color. Su director creativo se escudó en la realidad histórica para argumentar estas críticas, que han llevado al gurú de los videojuegos a no participar en el Gamelab 2018. Era el propio Vavra quien contestaba a las críticas a través de su cuenta personal de Twitter: «Tengo una herencia judía, mi abuelo escapó del campo de trabajos forzados nazi, la mayoría de mis familiares murieron en el campo de concentración y ¿me llaman nazi? Muy audaz declaración». I have a Jewish heritage, my granfather escaped nazi forced labour camp, most of my partners family died in concentration camp and you call me a Nazi? Quite a bold statement. pic.twitter.com/NcbPvVOY37? Daniel Vávra ? (@DanielVavra) 17 de mayo de 2018A pesar de que se ha caído una de las estrellas dentro de las ponencias, Gamelab 2018 se celebrará del 27 al 29 junio en el Hotel Hesperia Tower de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) y las entradas aún están disponibles.
21-05-2018 | abc.es
Zuckerberg cede y acepta que su reunión con el Parlamento Europeo sea pública
La reunión del fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, con los líderes de los grupos políticos del Parlamento Europeo finalmente será transmitida por Internet, a pesar de que en un principio iba a ser a puerta cerrada y sin presencia de cámaras. Así lo ha anunciado este lunes el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, que ha hablado con Zuckerberg de la «posibilidad» de emitir online el encuentro del martes. «Me alegra anunciar que ha aceptado esta nueva petición. Grandes noticias para los ciudadanos de la UE», ha celebrado en Twitter. Tajani ha agradecido a Zuckerberg «el respeto mostrado hacia el Parlamento Europeo» de cara a un encuentro que, en principio, está previsto que tenga lugar entre las 18.15 y las 19.30 de este martes. Varios grupos ya habían expresado el viernes su deseo de que la reunión fuese emitida en directo a través de internet. Zuckerberg dará explicaciones al presidente y a los líderes de los grupos el Parlamento Europeo tras revelarse que la compañía Cambridge Analytica recopiló ilegalmente datos de más de 87 millones de usuarios de Facebook para favorecer a la campaña electoral de Donald Trump en Estados Unidos.
17-05-2018 | abc.es
Cómo crear fácilmente el meme de Los Vengadores: Infinity War
En las últimas semanas las redes sociales, y en especial Twitter, que se presta a estas actitudes divertidas, se han llenado de montajes fotográficos divertidos a la par que extraños sobre personas u objetos que desaparecen. Sin entrar en detalles y, por supuesto, sin hacer spoiler, tiene algo que ver con la película «Los Vengadores: Infinity War», estrenada recientemente en medio de una gran expectación. Ha gustado tanto que ya es un fenómeno viral. Pues bien, es un efecto que se puede conseguir fácilmente con diversas herramientas de retoque digital. Hay muchas disponibles. Una de las más recomendables es PicsArt, aunque requiere de una suscripción para utilizarla y eso suele ser un elemento disuasorio para ciertos usuarios. En caso de tenerla la operación de crear el efecto de desaparecer es fácil. En esta «app» se denomina efecto de dispersión. Desde el móvil con PicsArt Son solo tres pasos. Para realizar el montaje hay que importar la imagen en cuestión a la que se desea aplicar el efecto. Entonces, hay que abrir el menú de opciones y activar el efecto de dispersión. Para hacerlo hay que aplicar una máscara en la zona que se desea que se borre. En esta herramienta se puede elegir incluso el tamaño del pincel y los gránulos para lograr un resultado más interesante. Desde el móvil con Pixel Effect Esta aplicación, disponible para iOS y Android, es algo básica pero permite crear el efecto de desaparición de partículas o explosión de una manera sencilla dado que ya se se incluye entre sus opciones principales. Los pasos a seguir son igual de sencillos. Una vez importada desde el carrete la imagen a tratar aparecerá una rejilla para centrar la fotografía. Entonces, automáticamente el servicio ya genera el efecto, aunque se puede modificar algunos de sus parámetros o la dirección. Desde el ordenador con Pixlr Esta herramienta de retoque digital está disponible de manera gratuita para navegadores web en entorno desktop. Pero, al igual que otros tantos, permite crear el efecto fácilmente. Para ello hay que, una vez importada la imagen en cuestión, duplicar la capa con el mismo contenido. Es una opción que se encuentra en el botón derecho del ratón. Así, la capa que está por encima exige que la imagen se modifique sus proporciones con la opción transformación libre (Control+T) una vez que se ha seleccionado la zona a modificar. Previamente, hay que reducir su opacidad (al 60% por ejemplo). Entonces, una vez que se han aplicado los cambios, se vuelve a la opacidad inicial. A partir de ahí hay que activar la opción «Agregar máscara de capa» que se encuentra con un icono en forma de círculo que aparece en la parte inferior del menú de capas. Con el pincel activado, hay que agregar el tipo de trazo «splatter» que se encuentra en el menú de «más». La punta más interesante para lograr este efecto es el número 749. Y solo hay que ir dándole a la franja en la que deseamos hacer desaparecer. Por supuesto, se puede ir borrando algunas partes que se nos han colado. Desde el ordenador con Photoshop Este programa es mucho más completo. Desde el conocido programa de retoque digital, cómo no, también se incluye este efecto que nos sirve para generar imágenes que se desintegran. Para ello, hay que importar la fotografía escogida para crear el meme y, con la herramienta «lazo», señalar las zonas que se desean pulverizar. Es posible, en caso que se desee, aplicar un efecto de licuado para que el efecto tenga un mayor realismo. Entonces, una opción es activar el pincel pero activando la punta cuadrada. En el menú desplegable de opciones ya se incluye un efecto «dispersión». El siguiente paso es, primero, darle a espaciar la tinta (una opción que se encuentra en el mismo menú, con un espacio al 200% sobra) y, a partir de ahora, ir pintando las zonas de la imagen que se van convirtiendo en partículas que se dispersan. El resultado es impecable. Incluso con Facebook Curiosamente, Facebook también se ha apuntado a la moda de «Infinity War». Desde la batería de opciones para modificar y personalizar la imagen de perfil se puede aplicar también este efecto al igual que otros. Tan solo hay que elegir el efecto que aparece ya disponible desde la función y situar la imagen al tamaño que uno desea.
17-05-2018 | abc.es
Consejos para crear una buena contraseña y olvidarse de la clásica 123456
Filtraciones de datos de imágenes sexuales a través de iCloud. Fuga de datos por Facebook. «Hackeos» a servicios digitales de Sony. En los últimos años hemos visto cómo la protección de datos es uno de los factores más importantes de las plataformas de internet. Y la contraseña, de momento, es uno de los principales remedios para evitar posibles ciberataques, aunque si bien es cierto que nada que esté conectado a interent está exento de sufrir las amenazas de los ciberdelincuentes. Y aquí los expertos consultados coinciden: la contraseña que da acceso a los diferentes servicios de internet (correo electrónico, red social, páginas de descargas) debe ser original, combinar letras y números y, por supuesto, que no sea una clásica y estándard como 123456, una de las más inseguras a pesar de ser, por el contrario, una de las más empleadas. De esta manera, y aunque no existe el 100% de garantías que no se sufra una intromisión por parte de un ciberdelincuente, los usuarios se ahorrarán muchos disgustos. De esta manera, se podrá poner las cosas más dificiles a las personas malintencionadas que quieran hacerse con el control de alguna de nuestras cuentas, que podría afectar no solo a nuestra vida privada sino a nuestro bolsillo. Desde la empresa de seguridad Panda Security recomiendan seguir una serie de pasos y evitar otros tantos hábitos para estar tranquilos en este aspecto. Una contraseña para cada servicio Una de las primeras recomendaciiones de los expertos es la disociación. Es aconsejable no utilizar la misma contraseña para todos los servicios. Es decir, si la clave de acceso a tu gestor de correos electrónicos (Gmail, Outlook, Hotmail..) es la misma que la de tu red social favorita (Facebook, Instagram, Twitter..) o tu servicio digital (Amazon, Netflix, HBO..) te expones a un robo de información y que, por extensión, accedan a muchos datos. Y lo que es peor, que cambien la clave y no puedas recuperarla. Combinar mayúsculas y símbolos Los expertos consultados aseguran que una clave robusta y segura debe tener números, letras y combinar, además, mayúsculas y minúsculas, que puede evitar las intromisiones. También recomiendan añadir, en la medida de lo posible, símbolos (@, $, ¿ #) y, por supuesto, que esta contraseña cumpla otros requisitos. Evitar fechas clave Es conveniente que la contraseña no tenga ninguna relación con nosotros. No la debemos crear con nuestro nombre o fecha de nacimiento. Estos son, que no sea la fecha de nacimiento de la persona, o una fecha importante, ni que sea el nombre de usuario, puesto que existen programas informáticos que prueban contraseñas y esta es, sin lugar a dudas, una de las primeras opciones. Utilizar como contraseña el mismo nombre del correo electrónico asociado o el usuario te expone a una posible intromisión. Es cierto que muchos servicios, al menos cada vez más, impiden esta práctica pero, en la medida de lo posible, evitar esta acción. Al menos ocho caracteres Es recomendable evitar las sucesiones de números o de letras como 123456; 987654 o abc123, ni utilizar caracteres adyacentes en el teclado (qwer123; asd987). Siempre que sea posible deberá tener una longitud mínima de ocho caracteres. «Cuanto más larga sea más difícil será de adivinar», recomiendan expertos consultados. También es cierto que determinados servicios exigen que así sea, pero por recomendación hacerlo siempre así. Guardarlas a buen recaudo Es cierto que complica, por supuesto, recordar varias contraseñas distintas, pero lo que nunca hay que hacer, ni por asomo, es apuntarlas en un papel y dejarlas a la vista de cualquiera. Las contraseñas no se pueden compartir con nadie. Si lo haces, dejará de ser secreta y esa es su principal característica. No abuses de contraseñas almacenadas en el navegador. Si compartes el dispositivo con otras personas, no es una práctica segura. «Aunque sea más molesto, es mejor que las introduzcas cada vez que quieras acceder a algún sitio», dicen. Cambiarlas de vez en cuando Aunque hayas creado una contraseña fuerte, otra recomendación importante es cambiarlas de vez en cuando o periodicamente. Esto refuerza el hecho de que en caso de haberlas perdido o robadas por alguien si se modifican se evitan otros accesos. Imagínate que has roto con tu pareja o te echan del trabajo. Son situaciones en las que es posible que la clave se haya extraviado sin querer y esté en posesión de alguien que no deseamos que revise ciertos contenidos. Utilizar una frase o algo aleatorio Es posible que, en lugar de una contraseña tradicional, se pueda optar por una frase que la recuerdes fácilmente, como algún suceso importante en tu vida o el título de tu disco favorito. Otro método interesante para probarlo es incluir palabras inconexas que no tienen nada que ver entre sí o, además, utilizar generadores de contraseñas aleatorias que se pueden encontrar por internet.
16-05-2018 | abc.es
Twitter ya sabe detectar a los «trolls»: ocultará comentarios a partir de su comportamiento
Graciosos de turno que meten cizaña a diestro y siniestro para echarse unas simples risas. Groseros que se pasan de listos. Otros seres más violentos que, además de provocar, se dedican a molestar y a acosar a otros usuarios, muchos de ellos personalidades famosas. A todos ellos se les puede meter en el cajón de «trolls». Una figura dentro de los tipos de usuarios de redes sociales que ha ganado peso en los últimos años por la permisividad de las plataformas digitales. Lo más curioso es que lo que buscan esta clase de usuarios provocadores por naturaleza es notoriedad. Visibilidad. Darse a conocer. Su mayor enemigo es pasar desapercibido y acabar en el ostracismo más residual. El problema radica en que si se borran de un plumazo miles de cuentas de esta calaña puede que una red social, cuyo modelo de negocio es el crecimiento constante de su audiencia, se resienta. Y en esa línea roja se ha situado ahora Twitter. La conocida red de micromensajes ha revisado su estrategia para combatir a los abusivos «trolls» y ha llegado a una solución. Se guiará a partir de una serie de patrones y señales de comportamientos de los usuarios para identificar a los acosadores, aunque en lugar de suspenderlos o pasar a una pena más drástica como eliminarlos se optará por limitar la visibilidad de sus tuits. «Encontramos algunos comportamientos que pueden ser divertidos, irónicos o humorísticos. Pero hoy nos referimos a esos otros comportamientos ?tipo troll? que distorsionan y restan valor a la conversación pública en Twitter, en especial en áreas comunes como conversaciones y búsquedas», apuntan en un comunicado David Gasca y Del Harvey, directivos de la compañía estadounidense. En su opinión, algunas de estas cuentas y tuits violan las políticas de la plataforma y, en esos casos, se tomarán medidas. «Hay otros que, sin infringirlas, se comportan de una manera que puede llegar a distorsionar la conversación». En la actualidad, las normas de Twitter ya prohíben el acoso y el abuso, pudiendo así suspender o bloquear a este tipo de usuarios en el momento en el que han recibido denuncias de ellos. Pero, a partir de ahora, el comportamiento también delatará a los «trolls» gracias a sistemas basados en «machine learning» o «aprendizaje automático» que cruzará un centenar de «señales» o parámetros para ocultar los mensajes de estos usuarios que, sin embargo, representan solo el 1% de la audiencia global. En concreto, la plataforma alberga a más de 336 millones de usuarios en todo el mundo. «Estamos abordando los comportamientos que distorsionan y restan valor a la conversación pública en esas áreas, integrando nuevas señales de comportamiento para determinar la forma en que se presentan estos tuits. Utilizando nuevas herramientas para atajar estas conductas desde una perspectiva de comportamiento somos capaces de mejorar la salud de la conversación y la experiencia de todos en Twitter, sin necesidad de esperar a que los usuarios nos reporten potenciales problemas», agregan las mismas fuentes. Un centenar de señales Esas señales que delatarán a los «trolls» son variadas y van desde si una cuenta no ha confirmado su dirección de correo electrónico, si la misma persona inicia sesión en múltiples cuentas de manera simultánea, cuentas que repetidamente tuitean y mencionan a cuentas que no les siguen, o comportamientos que podrían indicar un ataque coordinado. También están analizando cómo están conectadas las cuentas con aquellos que violan nuestras reglas y cómo interactúan entre sí. Desde Twitter advierten, sin embargo, que no se analizará el contenido sino los patrones de comportamiento. Este nuevo enfoque provocará que los tuits de estos usuarios tengan menor visibilidad y aparezcan, además, en una posición más abajo en ciertas áreas como los resultados de búsqueda o en las menciones. El objetivo es reducir su impacto, pero los tuits no se eliminarán por completo en función de las señales de comportamiento, reconocen desde la compañía que estima que durante las pruebas se ha logrado reducir en un 4% las denuncias de abusos y en un 8% menos de reportes de abuso de conversaciones. «La mayoría de los abusos provienen de una pequeña cantidad de cuentas que tienen un impacto desproporcionado», explica Del Harvey, vicepresidenta de seguridad de Twitter. «El resultado es que las personas que contribuyen a una conversación saludable serán más visibles en conversaciones y búsquedas». Las empresas de medios sociales como Twitter y Facebook están bajo presión para eliminar a los acosadores, muchos de los cuales se dirigen a mujeres y grupos (étnicos, religiosos, sexuales). En ocasiones, muchas mujeres no pueden ni siquiera expresarse libremente sin temor a recibir mensajes cargados de odio y violencia. Si tiene un impacto positivo, la reducción del abuso también ayudará ayudar a potenciar el negocio de Twitter, dado que puede incentivar a más personas a registrarse y a pasar más tiempo en el servicio.
16