Noticias de "twitter"

20-01-2020 | abc.es
Twitter: ventajas y desventajas de editar los tuits
Uno de los grandes logros de Twitter ha sido saber escuchar a la comunidad que soporta la plataforma. Muchas de las funciones que se han incorporado desde 2006, momento en el que la red de micromensajes apareció, nacieron de los propios usuarios. Las usaban antes de hacerse realidad como el empleo de los «hashtag» o la opción de «retuitear». Una de las grandes peticiones históricas no se llegará a implementar «posiblemente nunca», aseguró recientemente Jack Dorsey, fundador de la compañía estadounidense, en relación a la posibilidad de editar «tuits». Una función atrevida que, sin embargo, puede cambiar al completo la filosofía primigenia con la que nació el servicio, con clara vocación por ajustarse al tiempo real. Con un botón de editar, los usuarios podrían dar un mal uso de la aplicación, apuntó Dorsey. En su opinión, si alguien publica un mensaje, otro usuario lo «retuitea» y a la media hora el usuario primero edita el contenido podría hacer que se divulgue un mensaje totalmente contrario al del principio. Se trata de una función controvertida que, sin frivolizar, presenta tantas ventajas como inconvenientes. La comunidad siempre ha estado dividida entre aquellos usuarios que abogan por mantener inalterada la función y los que defienden, aunque con algunas limitaciones, un cambio para corregir, entre otras cosas, las erratas que se producen generalmente por las prisas. Corrección de errores puntuales como gran ventaja. Este es el motivo principal -y la principal ventaja- por lo que se reclama la posibilidad de editar mensajes. Por diversos factores como las prisas o la rapidez el la escritura desde un teléfono móvil, en muchas ocasiones los usuarios lamentan haber publicado un mensaje con alguna errata. Otras veces, al tratarse de un espacio limitado (desde hace dos años a 280 caracteres), los usuarios buscan encajar sus frases y, al retocarlas, se olvidan de alguna palabra. Nada grave, pero para los más pudorosos en el lenguaje y la ortografía representa casi un insulto a su inteligencia. Con una hipotética opción de modificar el mensaje se podrían corregir «errores puntuales, especialmente en hilos y en contenidos que se han viralizado y en los que detectas un error», valora telefónicamente Sergio Carrasco, abogado especializado en nuevas tecnologías. Pero con limitación temporal. Uno de los grandes ejes de la plataforma es que sirve para demostrar las vergüenzas, cambios de opinión y aseveraciones de sus usuarios, en especial, entre aquellos que dedican su profesión a la vida pública como dirigentes políticos. El fenómeno de la «tuit-hemeroteca» se ha acrecentado en los últimos años hasta el punto que un mensaje mal dado ha servido para generar una notable polémica y provocar el despido de una persona de su cargo. Los que defienden la edición de «tuits» se inclinan por una función limitada, es decir, que no se posibilite editar mensajes en cualquier momento y de manera indefinida como sucede, por ejemplo, con Facebook. «[Sería] Una ventana temporal para este tipo de correcciones. La idea no es cambiar el sentido del tuit, porque eso sería una trampa, pero sí disponer de un tiempo de edición», apunta Carrasco. Y con historial de ediciones. Ante el temor, precisamente, de que se cambie el sentido estricto de las frases publicadas, algunos usuarios defienden que venga asociado a un historial de ediciones, un sistema de etiquetado que, al igual que en Facebook, se informe al resto de usuarios que se ha modificado el «tuit» en cuestión. «Queremos corregir no cambiar el sentido del tuit, pero que tengas el tiempo suficiente para corregir algo si has visto una errata», añade este experto. Para Borja Adsuara, jurista experto en derecho digital, se mostraría a favor de la edición de mensajes en Twitter siempre y cuando se produzca «nada más publicar el mensaje» y, al igual que sus defensores, para «corregir erratas». Pérdida del sentido como su principal inconveniente. Los detractores de esta medida aducen una «pérdida del sentido» de los mensajes, en especial, en los hilos o mensajes unidos que forman un relato corto en donde se profundiza sobre algún asunto. «Entiendo la postura de Jack Dorsey, porque si cambias un tuit que ha generado una polémica, no entiendes la polémica. Twitter es un reflejo de la actualidad y de lo que pasa. Y en la actualidad un dirigente dice una cosa, mete la pata y lo que puede hacer es corregirse, pero ahí está la hemeroteca», sostiene Adsuara. Una falta de reflejo de la realidad. «Twitter se queda como un reflejo de la hemeroteca, como en los medios de comunicación. Luego se puede añadir otro mensaje matizando y corrigiendo. Ha pasado a ser notario de la actualidad y de lo que ha dicho cada uno», reconoce Adsuara, quien critica, no obstante, que normalmente la «corrección nunca se difunde» y «nunca tiene la misma relevancia el derecho a rectificación.
15-01-2020 | abc.es
«Pornbot»: el intento de una red de «bots» que utiliza de reclamo WhatsApp para robarte tus datos
Una imagen de una joven que invita a tener relaciones. Un fotografía subida de tono. Y un número de teléfono que invita a ponerse en contacto a través de WhatsApp, la conocida aplicación de mensajería instantánea. Una estrategia que suele ser habitual en redes sociales pero que, empleando servicios automatizados que permiten mensajes masivos, pueden llegar a confundir a los usuarios. La firma de seguridad informática Panda Security ha detectado este miércoles una campaña de mensajes automatizados por medio de «bots» y que ha tenido como objetivo saturar la plataforma Twitter. A lo largo del día, el término «WhatsApp» se ha convertido en uno de los temas del momento («Trending Topic») en la red del pajarito azul. Los investigadores han descubierto que se han empleado «pornbots», un software capaz de generar miles de mensajes de temática pornográfica para «enturbiar la conversación». El resultado ha sido que cuando se entraba a leer la conversación sobre WhatsApp, la sorpresa fue que había miles de mensajes creados por aparentes «escorts» que ofrecían sus servicios bajo el «hashtag» #WhatsApp para invitar a sus potenciales clientes a que contacten con ellas. Todo falso y ficticio. El objetivo de estos ataques con «pornbots» ?recalcan los expertos? es generar «spam» para que sus víctimas visiten un sitio porno incompleto que luego les pedirá su información personal. Entre otros datos se suelen pedir la dirección de correo electrónico, la edad, ubicación y, en algunas ocasiones incluso un número de tarjeta de crédito. «En la era de las fake news, no solo las mentiras controlan la agenda setting. Con casos como el de hoy, podemos ver que, por medio de este tipo de ciberataques, los ciberdelincuentes son capaces de dirigir la atención de millones de personas hacia un concepto que potencialmente puede dañar la imagen de una empresa o impedir que un hecho realmente relevante, pase desapercibido», señala en un comunicado Hervé Lambert, responsable de operaciones de Panda Security. Los expertos aducen otra posibilidad. Esta campaña, sin embargo, también puede deberse a que los ciberdelincuentes hayan querido «innovar» en su forma de realizar ataques por denegación de servicio (DDoS por sus siglas en inglés). Este ciberataque, que pese a ser una técnica clásica sigue siendo efectiva, se basa en hacer que miles o millones de dispositivos conectados a Internet (ya sean ordenadores, móviles, smartwatches o asistentes de voz) accedan todos a la vez a un servidor para colapsarlo. Al recibir millones de llamadas, el servidor se satura y suspende su servicio o incluso pueden llegar a estropearse.
15-01-2020 | abc.es
El CEO de Twitter responde acerca de si será posible editar mensajes en el futuro
El CEO de Twitter, Jack Dorsey ha zanjado este martes en una entrevista el debate sobre el botón para editar 'tuits' tras declarar «La respuesta es no» a la pregunta de un usuario. Ha sido durante una entrevista para Wired, en la que Dorsey contestaba a preguntas que le hacían los usuarios de la aplicación. Al ser preguntado por si la compañía incluiría un botón de edición en el año 2020, su respuesta fue negativa. Dorsey explicó que la decisión de no incluir un botón para editar los 'tuits' se debe a la función original de Twitter. «Empezamos como un servicio de SMS, y como sabéis, cuando se envía un mensaje no se puede retirar» declaró. «Queremos mantener la misma sensación que la del primer día». Además explicó que con el botón de editar, los usuarios podrían dar un mal uso de la aplicación. Ya que si alguien publica un 'tuit', otro usuario lo 'retuitea' y a la media hora el usuario primero edita el contenido podría hacer que se divulgue un mensaje totalmente contrario al del principio. No es la primera vez que los usuarios piden a Twitter esta herramienta, aunque hasta el momento la compañía nunca ha desarrollado dicha función. Lo más parecido fue una idea compartida por propio Dorsey a principios de 2019 por la que estaban estudiando incorporar una ventana de edición de entre cinco y 30 segundos para los 'tuits', durante la cual resultaría posible modificar un mensaje. Dorsey se ha referido de nuevo a esa función durante la entrevista. «Hemos considerado una ventana de un minuto o de 30 segundos para corregir algo», ha dicho. Sin embargo, ha asegurado que su implantación se encuentra con el problema de que los 'tuits' tardarían más en publicarse. Por todo ello, Dorsey quiso zanjar el tema del botón de edición; «hemos considerado la idea pero probablemente nunca lo haremos».
15-01-2020 | elpais.com
Jack Dorsey asegura ahora que Twitter no dejará editar mensajes
"Empezamos como un servicio de SMS, y como sabéis, cuando se envía un mensaje no se puede retirar" declaró, "Queremos mantener la misma sensación que la del primer día".
10-01-2020 | elpais.com
Facebook se resiste a vetar las informaciones falsas en anuncios políticos
Facebook retoca sus prácticas, pero se desmarca de las sendas que siguen Google o Twittery se limitará a permitir que los usuarios puedan limitar las cantidades de estos contenidos que reciben
10-01-2020 | abc.es
Cuidado, estas tres «apps» para Android esconden un virus informático
La empresa de ciberseguridad Trend Micro ha encontrado tres aplicaciones maliciosas en Google Play Store, la tienda de aplicaciones de los dispositivos con sistema operativo Android. Las «apps», llamadas Camero, FileCrypt y callCam, ocultas bajo la apariencia de simples herramientas fotograficas y de administración de archivos, esconden malware (virus informático) y tienen como objetivo recabar información muy variada sobre la víctima. Entre esta se encuentra la ubicación, las aplicaciones instaladas o los archivos, entre otras cosas. También eran capces de realizar capturas de pantalla y robar datos de servicios como WeChat, Outlook, Twitter, Yahoo Mail, Facebook, Gmail y Chrome. Las tres aplicaciones han estado disponibles en Google Play Store desde marzo de 2019. Aunque ya han sido eliminadas de la plataforma, desde Trend Micro advierten que es importante que todos aquellos que las hayan descargado las eliminen lo antes posible. La firma de ciberseguridad apunta que detrás de estas «apps» se podría encontrar SideWinder, un grupo de cibercriminales que ha estado activo desde 2012 y, según los informes, ha tenido como principal objetivo a entidades militares. Android, un coladero de virus No es, ni de lejos, la primera vez que el sistema operativo del androide verde es noticia por alojar aplicaciones maliciosas. Si realiza una búsqueda rápida por internet encontrará miles y miles de noticias sobre el tema. Sin ir más lejos, en noviembre la empresa de ciberseguridad Symantec detectó una aplicación llamada Xelpher que escondía un virus informático y había conseguido infectar 45.000 dispositivos en todo el mundo. A su vez, hace tan solo unos meses, un estudio de la Universidad de Sidney contabilizó dentro de Google Play Store más de 2.000 «apps» que se hacen pasar por otras y que, en realidad, están pensadas para infectar los dispositivos con «malware» o código malicioso.
10-01-2020 | abc.es
Cuidado, borra estas tres «apps» para Android si las tienes porque pueden robarte los datos
La empresa de ciberseguridad Trend Micro ha encontrado tres aplicaciones maliciosas en Google Play Store, la tienda de aplicaciones de los dispositivos con sistema operativo Android. Las «apps», llamadas Camero, FileCrypt y callCam, ocultas bajo la apariencia de simples herramientas fotograficas y de administración de archivos, esconden malware (virus informático) y tienen como objetivo recabar información muy variada sobre la víctima. Entre esta se encuentra la ubicación, las aplicaciones instaladas o los archivos, entre otras cosas. También eran capces de realizar capturas de pantalla y robar datos de servicios como WeChat, Outlook, Twitter, Yahoo Mail, Facebook, Gmail y Chrome. Las tres aplicaciones han estado disponibles en Google Play Store desde marzo de 2019. Aunque ya han sido eliminadas de la plataforma, desde Trend Micro advierten que es importante que todos aquellos que las hayan descargado las eliminen lo antes posible. La firma de ciberseguridad apunta que detrás de estas «apps» se podría encontrar SideWinder, un grupo de cibercriminales que ha estado activo desde 2012 y, según los informes, ha tenido como principal objetivo a entidades militares. Android, un coladero de virus No es, ni de lejos, la primera vez que el sistema operativo del androide verde es noticia por alojar aplicaciones maliciosas. Si realiza una búsqueda rápida por internet encontrará miles y miles de noticias sobre el tema. Sin ir más lejos, en noviembre la empresa de ciberseguridad Symantec detectó una aplicación llamada Xelpher que escondía un virus informático y había conseguido infectar 45.000 dispositivos en todo el mundo. A su vez, hace tan solo unos meses, un estudio de la Universidad de Sidney contabilizó dentro de Google Play Store más de 2.000 «apps» que se hacen pasar por otras y que, en realidad, están pensadas para infectar los dispositivos con «malware» o código malicioso.
09-01-2020 | abc.es
Twitter limitará quién puede responder a los «tuits» para luchar contra el acoso
La compañía estadounidense Twitter ha anunciado durante un evento en CES 2020, que se celebra en Las Vegas (Estados Unidos), nuevos cambios en la red social, por los que la plataforma permitirá decidir quién puede contestar a cada «tuit». La directora de gestión de productos de Twitter, Suzanne Xie, ha explicado que la plataforma añadirá una nueva función para «participantes de la conversación». Esta función contará con cuatro opciones: global, grupo, panel y declaración, según ha detallado Xie. La opción «global» permite que cualquier usuario pueda contestar a los «tuits», «grupo» incluye a las personas que el usuario sigue y menciona, «panel» hace que únicamente puedan contestar las personas mencionadas específicamente en el «tuit», mientras que con la opción «declaración» ningún usuario puede responder. Xie ha recalcado que Twitter está «en proceso de hacer una investigación sobre esta función» durante el primer trimestre del año para luego lanzarla a finales de 2020, según ha recogido «The Verge». Por ello, ahora la función será accesible solo para un pequeño grupo de usuarios. «Nos permite crear un formato completamente nuevo para la conversación que no existía antes», ha subrayado la directora de gestión de productos de la plataforma. El anuncio de esta nueva función llega después de que a finales de noviembre Twitter lanzara a nivel global la función de «ocultar respuestas a tus tuits», que permite que los usuarios gestionen sus conversaciones en la red social. En Twitter es habitual ver que la participación en una conversación puede cambiar el tema que inicialmente se estaba tratando o incluso el tono de la misma, hasta llegar a desviarse completamente del asunto. Por ello, la compañía ya adelantó que estaba trabajando en más opciones sobre quién puede responder o ver conversaciones específicas, así como probando cambios relacionados con la interacción para ver si ayudan a una conversación más saludable.
17