Noticias de "twitter"

26-03-2012 | enter.co
Una de las películas más galardonadas por los Oscars quiere hacer su estreno en 3D, no solo usando la tecnología en la pantalla grande sino también las redes sociales.
26-03-2012 | europapress.es
Square, la compañía fundada por Jack Dorsey, inventor de Twitter, ha anunciado una serie de cambios, incluyendo un nuevo nombre y novedades en su aplicación de pagos en locales.
26-03-2012 | europapress.es
Toshiba ha lanzado una mini videocámara pensada para redes sociales. Se llama Camileo B10 y permite compartir fotos y vídeos en redes sociales como Facebook, Twitter, Picasa o Youtube pulsando un botón.
25-03-2012 | 20minutos.es
Enrique Meneses: "Un periodista es un superviviente"

Mirentxu Mariño 20m

  • El fotógrafo, de 82 años, es premio iRedes 'Letras enredadas' 2012.
  • No pudo acudir a recogerlo por motivos de salud; si pudiera viajaría hoy a Siria para informar de lo que ocurre allí, asegura.
  • "Yo no le tengo miedo a la muerte, he pasado una vida fabulosa".

Siria. Es una respuesta fácil, al menos para el madrileño e hijo de periodista Enrique Meneses. El fotógrafo y reportero, de 82 años, se marcharía ahora mismo al país que suma ya más de 8.000 muertos por la represión de Bashar al Asad. "En la rue du Canon de Beirut coges un taxi y le dices que te lleve a Damasco, se tarda hora y media. Si no, vas a pie; donde hay una frontera con montañas hay contrabandistas que pueden ayudarte a pasar", añade.

Sabe de lo que habla. Y no comprende, asegura, "que haya periodistas que pidan al cuerpo diplomático que los saque de allí". Este aventurero ha sido corresponsal en Oriente Medio y en la India. Ha explorado África y fotografiado a Fidel Castro y al Ché Guevara en Sierra Maestra y también a las miles de personas que escucharon a Martin Luther King en la Marcha sobre Washington, en 1963, entre ellos, varios actores del Hollywood dorado. Ha estado en Egipto y en Irán. "Yo no le tengo miedo a la muerte, he pasado una vida fabulosa", dice.

Acaba de recibir un premio más: en esta ocasión, el Letras enredadas del Congreso Iberoamericano sobre redes sociales, por su "voluntad y capacidad de adaptación a los nuevos medios y modos de comunicación". No pudo ir a recogerlo porque su salud, de vez en cuando, le pega algún susto. "Los médicos me dicen que he vencido dos cánceres porque el cáncer no me aguanta", explica. Recibe a 20minutos.es en su casa y con una caja de bombones. Casi todos los días va gente a verle, periodistas, estudiantes y amigos. Sentado en su silla de ruedas, su ventana a ese mundo al que le ha dado tantas vueltas en 63 años de carrera es ahora Internet.

Meneses tiene un blog, cuenta en Twitter y en Facebook. Habla por Skype frecuentemente, está en contacto con muchos colegas de profesión mediante mensajería instantánea y vende sus fotos a través de Flickr. Pero viaja constantemente para dar conferencias a jóvenes estudiantes. Les dice que "un papel con cuatro chinchetas" como título no les garantiza nada, que se hagan freelance, que aprendan idiomas y que ni se les ocurra hipotecarse, porque será su condena. "La falta de movilidad que tiene España llama la atención a nivel internacional", señala.

Periodismo de altura, pocos 'scoops'

Su padre quiso que se hiciera diplomático, pero él decidió seguir sus pasos. Renunció incluso a una beca en la Universidad de Stanford (California) para trabajar y montar la red de distribución de Selecciones del Reader's Digest en España. Tuvieron "540.000 suscripciones". Después, se fue con un billete sin vuelta a Alejandría, aunque antes estuvo cantando en las calles de París, en el barrio latino. "Un periodista es un superviviente", afirma. Esta filosofía se la inculcó, desde que eran pequeños, a sus hijos; solo uno de ellos, Bárbara, escogió la senda del periodismo.

Meneses es crítico con su profesión. Se enfada cuando escucha pronunciar mal en televisión el nombre de Midan Tahrir, la plaza de la Liberación de El Cairo, y dice que en el "periodismo de altura" no se puede pretender sacar "doce scoops en doce meses". De su trayectoria cita cuatro: Sierra Maestra; "cuando encontré a cuatro chicos que murieron en el desierto de Nubia"; la guerra del Canal de Suez y Luther King. ¿Alguna espinita clavada? Quizá el Dalai Lama, que le mareó durante seis días en la frontera entre India y el Tibet para después no ayudarle a llegar hasta la tribu de los Khampas y hacer un reportaje. Ni siquiera habló con él directamente, tenía que hacerle las preguntas "a su secretario". Aquello "fue un fracaso", explica.

Mientras habla mira de reojo el ordenador portátil. Lo primero que hace todos los días, revela, es "pinchar" en "El Roto y Forges", porque con sus viñetas "te enteras perfectamente de lo que pasa"; después "paso a la homilía de Gabilondo", a Elrich y Peridis. ¿Cómo distinguir el ruido en Internet? "Es como si entrases en una sala de urgencias y estuvieses oyendo a la gente gritar y, de repente, oyes una voz autorizada de un profesional de la medicina. Enseguida lo captas".

En todo el flujo de información que hay en la Red se distinguen muy bien "las estupideces", dice, así como a aquellos "que están jugando a ser periodistas a base de copiar a los demás". "Yo dejé de copiar cuando estaba en clase", asegura. Eso sí, se muestra a favor del periodismo ciudadano y del intrusismo: "Rodríguez de la Fuente era dentista y ha sido uno de los mejores comunicadores que ha tenido este país". Sobre las redes sociales opina que hay demasiado "autobombo" y que los periodistas no terminan de usarlas con sentido común.

Su relación con Manuel Fraga

Durante la charla tiene un recuerdo para Manuel Fraga, fallecido en enero. "Yo me considero de centro izquierda, pero eso no impedía que me llamase para que hablásemos en el Senado de la transición cubana", revela.

Fraga le caía bien "porque él sí era listo", dice; cuando iba a La Habana "Fidel le instalaba en el pabellón de invitados ilustres". La primera vez que Meneses entró en su despacho, Fraga le dijo que se había leído sus memorias y le soltó: "¡Hay que ver lo que ha bebido y follado en su vida!". Le dejó totalmente descolocado. Cuando el fundador del PP murió, Meneses decidió escribir sobre él a pesar de que aquella noche él mismo había sufrido una aparatosa caída en su casa. El resultado fue un post titulado Gallego no muerde gallego.

El periodismo no le ha abandonado nunca. Meneses solo ha escrito con seudónimo cuando tuvo la revista Cosmópolis, pero "no por cuestiones de peligro", sino porque "tenía muy poca gente y poco dinero". La crisis de los medios se la sabe de memoria y defiende, por ejemplo, que alguien que viva en Singapur pague unos céntimos por leer "el mismo día" un diario al que nunca pudo tener acceso, como The New York Times. O cualquier otro. Nunca ha escrito una novela, todos sus libros son la documentación que obtuvo para algunos de sus reportajes.

La conversación, de más de tres horas, llega a su fin. ¿En qué cree Enrique Meneses? "En nada", asegura. Aunque sus hijos le dicen que es "lesbiano", dice con una sonrisa, porque sí que cree en las mujeres. "Tienen toda la razón, creo que no se puede hacer una revolución ni cambiar la sociedad sin las mujeres", explica. Mientras pronuncia estas palabras, se acuerda de la primavera árabe y rememora, de nuevo, tiempos pasados. Siempre hay algo más que contar.

23-03-2012 | elpais.com
Insumisos de las redes sociales
Son jóvenes, usan Internet pero ignoran sitios como Facebook, Twitter o Tuenti
23-03-2012 | europapress.es
La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, es la política madrileña "más influyente" en Twitter, seguida de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, según un estudio de según el análisis elaborado por la consultora Guidance con su herramienta MyObserver.
23-03-2012 | elmundo.es
Las cuentas corporativas en Twitter deben interesar y también aceptar críticas
Consejos sobre cómo gestionar cuentas relacionadas con los contenidos televisivos para generar comunidad. . 
22-03-2012 | 20minutos.es
'20minutos.es' se consolida en el tercer puesto de los diarios en español más leídos

20MINUTOS.ES

  • La web tuvo 10.183.885 usuarios únicos en febrero, según comScore.
  • 20minutos.es no desciende de la barrera de los 10 millones desde 2011.
  • El diario online asegura también su gran implantación en América Latina.

20minutos.es se consolida, un mes más, como el tercer medio en español más leído en el mundo. Con una audiencia de 10.183.885 usuarios únicos en febrero (según los datos ofrecidos por la empresa de medición web comScore), el diario digital sigue manteniendo una gran distancia respecto al medio que aparece inmediatamente después. 

Así, y tras batir un nuevo récord de audiencia a finales de 2011, 20minutos.es se mantiene holgadamente por encima de la barrera de los 10 millones de usuarios únicos. El diario online refuerza, además, su ya de por sí buena presencia en América Latina.

20minutos.es está a 1.400.000 usuarios únicos de la segunda posición que ostenta la web del diario de pago El país (12.520.905 de usuarios únicos). La clasificación de medios está encabezada por la web del diario de pago El Mundo, con 13.268.644 de usuarios únicos. Los cinco primeros puestos se completan con el diario argentino Clarín (6.777.865, a casi cuatro millones de usuarios de distancia de 20minutos.es) y La Nación, también de Argentina, con 5.337.346 de usuarios únicos.

Estos datos consolidan un mes más a 20minutos.es entre los medios en español más visitados del planeta y suponen el refrendo de los lectores a la política llevada a cabo durante esta última temporada por asentar su aspiración de convertirse en el medio social (ya está presente, y no deja de crecer, en las principales redes sociales: Twitter, YouTube, Facebook, Google+, Tuenti, Pinterest, Bigopo) , donde la información de calidad y la participación de los usuarios son dos de sus ejes principales.

Entre los grandes temas que ayudaron a 20minutos.es a posicionarse como un diario de referencia durante el mes pasado estuvieron la cobertura de los sucesos de Valencia, con temas en profundidad y seguimiento minuto a minuto, los reportajes-denuncia sobre las dietas de los diputados o el minucioso desglose de la declaración judicial de Iñaki Urdangarín por el caso Palma Arena.

22-03-2012 | enter.co
El 21 de marzo de 2006, Jack Dorsey (@jack), un empresario y desarrollador de software estadounidense, dio a conocer al mundo un servicio de mensajería instantánea avanzada que pocos años después se transformaría en la red social de microblogging más popular del mundo: Twitter.  Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en Twitter celebra su sexto cumpleaños con 140 [..]
21-03-2012 | 20minutos.es
"El acceso a la información tiene que ser libre y gratis, y no por ello es de menos calidad"

Mirentxu Mariño 20m

  • Virginia Pérez Alonso, directora adjunta de '20minutos.es', ha sido galardonada con el premio iRedes 2012 en su categoría individual.
  • "Los lectores me han puesto muchas veces en mi sitio, y yo encantada", asegura.
  • Sobre la crisis del periodismo: "El control de los poderes públicos debería ser el eje de nuestro día día en vez del modelo de negocio".

No cree en el pago por contenidos ni da tregua a los que opinan que la información que se ofrece en Internet es peor que aquella que se imprime. Virginia Pérez Alonso (@virginiapalonso), periodista y directora adjunta de 20minutos.es, cree que el miedo y la crisis actual "bloquean" hoy a los periodistas, pero que los medios de comunicación, poco a poco, están encontrando su camino.Cada vez se olvidan menos de sus lectores aunque, explica, en 20 minutos nunca fue así: "Si hace doce años me dicen que esa gestión de la información que recibíamos a través de los lectores se iba a llamar un día community manager, me hubiera reído". Este viernes recoge el premio iRedes en su categoría individual por, según la organización, "haber comprendido la transformación cultural que se requiere en las redacciones".¿Qué nos pasa a los periodistas? Pasamos la mitad de nuestro tiempo lamentándonos; y la otra mitad, sentando cátedra.Lo de sentar cátedra es histórico, generalmente los periodistas se han creído siempre en posesión de la verdad absoluta. Respecto a lamentarse, creo que hay ciertas razones para hacerlo. El periodismo está en medio de una revolución industrial que ha caído, además, en una de las peores crisis económicas que hemos vivido en los últimos cien años. Hay mucha precariedad, una situación bastante incierta en la mayoría de los medios, un montón de periodistas en paro y mucha indefinición. No sabemos muy bien hacia dónde vamos, así que ese lamento cabe dentro de la lógica. Lo que hay que plantearse es si nos lleva hacia algún sitio, pero me temo que no. Llevamos dándole vueltas a lo mismo desde hace diez años.Igual es que tenemos miedo.Esa es una de las claves: el miedo nos atenaza. Esa incertidumbre es la que lleva a la mayoría de medios a estar rezagados esperando a ver cuál es el movimiento que da la competencia para ver qué capacidad de reacción tenemos. Están bloqueados.Dígame, en tres claves, en qué ha cambiado la manera de informar desde que usted trabaja en '20 minutos', hace más de una década.Es difícil decirlo en tres claves, porque en realidad no ha cambiado tanto. 20 minutos ha sido pionero en múchísimas cosas, pero ahora, y probablemente con más frecuencia que antes, le damos a las informaciones un punto de vista más didáctico. Por otro lado, la comunicación con nuestros usuarios es distinta, porque las redes sociales nos lo han revolucionado todo, aunque nos hemos adaptado muy bien. Y, por último, en lo que afecta más a la web, ha nacido un nuevo género periodístico, el minuto a minuto: contar la información en el mal llamado tiempo real.Siempre miramos hacia fuera: 'BBC', 'Al Jazeera', etc. ¿vamos en España por detrás del resto?Yo creo que no. Tenemos muy buenos periodistas. Lo que pasa es que la información está más globalizada. Es lógico que nos fijemos en medios que realizan una cobertura mundial para ver qué nos están contando. En el caso de Al Jazeera, es normal que acudiéramos a ella cuando ocurrió la primavera árabe, porque tiene sedes en la zona, envió a periodistas e informó de forma exhaustiva. Supongo que cuando aquí tuvimos el 15-M muchos medios de otros páises nos miraron a nosotros.  'The New York Times' ha cambiado su muro de pago. Solo podrán leerse gratis 10 artículos al mes. ¿Acabaremos pagando todos?Estoy segura de que no. Todos estamos intentando encontrar la forma de rentabilizar la información o nuestra manera de ofrecerla. Y hay mucho ensayo-error. Es posible que al NYT le funcione, pero también es posible que no. En 20 minutos nos gusta ser un medio gratuito, creemos que el acceso a la información tiene que ser libre y gratis y, en nuestro caso, no vamos a cobrar por informar. Creo que siempre va a haber información de acceso libre y gratuito y no por ello va a ser de menos calidad que la que sea de pago.Pero el periodismo cuesta dinero.Sí, pero hemos demostrado que se generan ingresos suficientes como para cubrir esos gastos que genera. 20 minutos lo ha demostrado. Y la mayoría de los periódicos de pago, no nos engañemos, se regalan en un montón de sitios. Es un problema de las enormes estructuras que han acarreado.Y los sueldos son más bajos en Internet.No es verdad, no estoy de acuerdo. Al menos en nuestro caso los periodistas web no cobran menos que los de papel. Durante unos años en otras empresas sí que ha sido así, pero creo que hoy por hoy está bastante equiparado. Esto es un problema del modelo industrial, es como si estuviéramos hablando de los astilleros o del carbón. Hacer un periódico en papel cuesta muchísimo y si además tienes que sostener una redaccíón de 400 o 500 personas, los costes se te disparan.¿Solución?Cada cual tendrá que encontrar su público objetivo o su área de información en la que sea un experto o en la que consiga alcanzar la excelencia. Cuando veo las redes de corresponsales de los grandes periódicos en España me pregunto si eso es necesario. A mi me encantaría tener corresponsales, pero cuando las nuevas generaciones que empiecen a leer medios quieran saber algo de Argentina, probablemente se irán a un medio argentino, no creo que vayan a leer la información que les está contando el corresponsal en Argentina de un medio de aquí. Los medios en nuestro país se han ido definiendo cada vez más en el último año y, obviamente, en el momento en el que reduces el volumen de información que estás produciendo, mengua la estructura. El coste industrial de hacer un diario en papel seguirá siendo elevadísimo ahora, mañana y pasado. Este debate lleva vivo desde hace un montón de años y la crisis va a acelerar ese final del que todo el mundo habla.¿Y cómo se le explica eso, por ejemplo, a una persona que espera que alguien cubra de nuevo el hueco de 'Público'?Estamos en un momento de cambio. Hay una generación o dos que todavía están acostumbradas a ir al kiosco y en algunos sectores todavía se tiene la percepción de que la información en web no es de la misma calidad, aunque creo que cada vez ocurre menos. Los jóvenes entre 20 y 30 años no van a necesitar un periódico en papel, porque la información en Internet va a estar absolutamente atomizada. Lo que realmente tenemos que entender desde los medios es que la gente ya no se va a informar solo a través de nosotros. Tenemos que saber llegar a los sitios a los que las personas van a ir a buscar esa información: las redes sociales, ciertos blogs, etc. ¿Qué le aportan las redes sociales y que aporta usted?Me gusta mucho Twitter, creo que es una herramienta periodística de primer orden. Y trasteo en el resto para ver qué se cuece, cómo funcionan, qué nos pueden aportar y qué podemos aportar nosotros; pero reconozco que Facebook no me engancha y que a Google Plus todavía no le he encontrado la esencia. Twitter me aporta inmediatez, información, contacto con fuentes y con personas dentro del sector, algunas de las cuales termino conociendo. ¿Qué aporto yo? Mis valoraciones, que a alguien le interesarán. Lo veo como un medio para opinar o dar puntos de vista que en mi medio no quiero que se reflejen de esa manera. Creo que aporto frescura, porque mezclo lo personal con lo profesional.Hay medios que se han puesto muy estrictos con eso y vigilan a sus redactores.No estoy de acuerdo con eso. Creo que la libertad y la independencia son la base del buen funcionamiento de una empresa periodística y, en general, en todas las facetas de la vida. Ponerle puertas al campo es un error, lo que tiene que primar es el sentido común. Te puedes encontrar con gente que mete la pata, claro, pero habrá que explicarles que eso no se hace así. Pensar de entrada que las redes sociales va a suponer un perjuicio para tu medio si se usan de una determinada manera es un error, aunque es lógico que haya recelos. Las redes son el equivalente al bar: hablas con quien te encuentras y te apetece, solo que tiene una repercusión mayor, y con ese cuidado hay que usarlas.¿El futuro de las redes sociales pasa por lo audiovisual? A mi lo de la bola de cristal se me da un poco mal. La clave estará en la capacidad de adaptación que tengamos todos para ir absorbiendo lo que ocurre a nuestro alrededor, y eso no solo está pasando en la calle, está pasando en Internet, la otra calle. Cuando venga lo veremos.Esta semana verá la luz el anteproyecto de ley de Transparencia, ¿nos lo podemos creer ya?Hasta que no lo vea no lo creeré. Estoy deseando ver qué es lo que va a contener esta ley y en qué se va a parecer a otras. Es un paso importante, así que vamos a leerla e intentar entenderla y aprovecharla al máximo. Ya llegará el tiempo para las críticas.¿Deberíamos los periodistas volver a ser un incordio para los políticos y las instituciones? ¿Nos hemos relajado?Todo se ha pervertido un poco, está desvirtuado. Se ha perdido de alguna forma la esencia del periodismo, que debe ser un servicio público y una herramienta de control al poder. Pero es que cuando tienes medios de comunicación que están al servicio de unos u otros poderes, termina pasando lo que estamos viendo. No es un patrimonio exclusivo de España, aunque aquí nos parece muy sangrante, y más viviendo en Madrid. Ese control de los poderes públicos debería ser el eje de nuestro día día en vez del modelo de negocio. Es algo similar a lo que cuenta Naomi Klein en La doctrina del shock. Van creciendo árboles a nuestro alrededor que al final nos impiden centrarnos. Pero no crecen espontáneamente, nos los van poniendo. El cambio debe partir de un ejercicio individual.Huelga el 29-M, primer aniversario del 15-M.. esta primavera podríamos revivir lo que ocurrió el año pasado, ¿estarán, esta vez sí, los medios a la altura?Lo del año pasado fue una lección y todos los medios están ahora mucho más alerta. Además, el clima económico es casi más complejo. Pero no estoy tan segura de si la repercusión, a nivel de movimiento, va a ser la misma. En 2011 fue espontáneo y pilló a todo el mundo por sorpresa, sobre todo en un país como España, en el que hay tan poca tradición de movilizaciones a lo grande. Esa pérdida de espontaneidad le va a quitar un poco de prestancia.¿Le ha puesto alguna vez un lector en su sitio?Sí, muchas veces (risas). Y yo encantada. Una de las cosas que nos da Internet ahora es que nos pone cara a cara frente a los lectores. A nadie le gusta que le estén diciendo lo que hace mal, pero es que hacemos cosas mal, incluidos yo misma y mi medio, aunque nos esforzamos por lo contrario. Me preocuparía tener lectores que no nos dijeran nada. Lo sano y responsable es reconocer inmediatamente que te has equivocado, rectificar y hacerlo público. ¿Nos olvidamos de los lectores a veces? ¿o cada vez menos?Cada vez menos. Si hablamos de 20 minutos nunca nos hemos olvidado. Y además tenemos una cierta capacidad de autocorrección. Puede haber un momento en el que nos relajemos, pero enseguida hay alguien que retoma el rumbo. Creo que en el resto de medios cada vez están más pendientes de sus lectores, pero no es una cosa fácil y no puede ser una moda, porque se nota. Nosotros nos llamamos el medio social, aunque lo éramos ya hace doce años en papel. Si a mi entonces me dicen que esa gestión de la información que recibíamos a través de los lectores se iba a llamar un día community manager, me hubiera reído.¿En qué consiste el giro que va a dar '20 minutos' en papel?Está repensando su modelo, que entiendo que es la obligación de cualquier medio que ahora mismo tenga una edición impresa. La idea es lanzarlo en unos meses. Probablemente no cuente las noticias de ayer, que todo el mundo ha visto en la televisión, oído en la radio o leído en Internet. Tendrá temas de análisis y una estructura bastante diferente que va a sorprender, pero no puedo dar muchos más detalles ni soy la persona más apropiada. Hay un equipo trabajando en ello.¿Qué debe caracterizar a un periodista que trabaje ahora mismo en cualquier redacción web del mundo?Primero, que sea periodista. Y con eso me refiero a que los valores periodísticos no se pueden perder nunca. Con esa base, creo que son fundamentales la curiosidad y la inquietud; ahora más que nunca, porque no solo tenemos que estar alerta de lo que pasa en la calle, sino en nuestra propia profesión. Hablo de la tecnología, de las herramientas. El que no tiene curiosidad por lo que se está cociendo va a estar muy perdido.

428