Noticias de "twitter"

24-04-2019 | abc.es
La clave del futuro de Twitter: centrarse en sus usuarios «monetizables»
No ha sido fácil para una red social con perfil marcado como Twitter sacudirse muchos de sus problemas comunes, los «bots» y «trolls» que inundan su plataforma. Tampoco es que lo haya saneado al completo, pero todos sus pasos recientes han sido hacia esa dirección, la supervivencia de su comunidad. El servicio, como una versión alternativa de «Fornite», se ha adentrado en una senda de crecimiento lenta pero progresiva: ahora cuenta con 330 millones de usuarios activos de media. [Gráfico elaborado por Statisa] Un dato que, sin embargo, supone un descenso del 1,78% anual, por encima de los 321 millones a cierre de 2018. La red de micromensajes ha sumado unos 9 millones de usuarios activos mensuales en comparación con el trimestre anterior, según los resultados económicos presentados este martes relativos al primer trimestre del año. Es cierto, en efecto, que la compañía venía de sufrir un tropezón -perdió 5 millones de usuarios el trimestre anterior como consecuencia de una «limpieza», pero vuelve a manifestar un interés creciente en acceder a su comunidad. Todavía, sin embargo, se queda lejos de los 336 millones de usuarios obtenidos a principio de año. En un cambio de guión, Twitter ha decidido modificar la comunicación de sus resultados: a partir de ahora solo expondrá públicamente los usuarios diarios que considera «monetizables». Un nuevo referente frente a los usuarios «planos» y «paracaídistas», es decir, a quellos que solo estaban registrados en su base de datos. Con la nueva estrategia, la compañía se centrará en los usuarios que «se registran y acceden cualquier día a través de la página web o las aplicaciones de Twitter que permiten mostrar anuncios». Esta cifra fue de 1 34 millones en el primer trimestre, un 11,6% más frente a los 120 millones del año pasado. Esta es la clave de su negocio a partir de ahora. El objetivo, ahora, es apostar por el usuario recurrente. Pero, para ello, necesita acometer una serie de reformas. Su prioridad es «reducir el abuso y sus efectos», según las intenciones del consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, que en un comunicado aseguró que la red social está reduciendo «más del doble» los mensajes que comparten información personal. Las redes sociales están sometidas a una gran presión de cara a «vigilar» el contenido con mayor relevancia. Unas reclamaciones que vienen después de los continuos escándalos sobre privacidad, los discursos de odio, la benevolencia en las campañas electorales y los comentarios tóxicos. Con todo, Twitter estima que en el segundo trimestre, cuyos datos se publicarán en julio, la facturación se situará en una horquilla de entre 770 y 830 millones de dólares, con un beneficio operativo de entre 35 y 70 millones.
20-04-2019 | elpais.com
Cuentas de Twitter que triunfan con mensajes absurdos
Miles de personas siguen hilos que publican todos los días la misma fotografía o webs con programas gamberros
17-04-2019 | elpais.com
Twitter ensaya una función de censura ?transparente?
La red social permitirá al autor de un mensaje eliminar del hilo respuestas que considere inapropiadas, pero se podrán consultar a través de un icono de Tuits Ocultos
06-04-2019 | abc.es
«Guatsapear», «feisbuk», «aifon» o «fologüers»: llega el diccionario «tech» para abuelos
«Abuelo, vamos a hacernos un 'selfie'», le dice el adolescente al mayor. Este le mira sin saber muy bien qué dice su nieto, que coge el móvil y lo pone delante de sus caras. Esta es una de las muchas anécdotas que los abuelos viven cada día. La brecha tecnológica generacional es una realidad insalvable. ¿O no? La aplicación española de asistencia sociosanitaria bajo demanda Joyners acaba de publicar un «Diccionario Tecnológico para Abuelos» con motivo del Día Mundial de la Tecnología, que se celebra el 10 de abril. En él se recogen términos como wifi, «selfie», red social, «app» o GPS con el objetivo de eliminar las barreras generacionales y acercar el vocabulario tecnológico a los mayores de una manera inclusiva. La realidad es que menos de la mitad de las personas mayores de 65 años en España han usado internet en los últimos meses. Unos datos que contrastan con la media general nacional que se sitúa en el 84%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las sencillas definiciones que recoge el manual, en el que también se explica cómo es la pronunciación, persigue que, aunque no sean expertos en Internet ni en nuevas tecnologías, puedan comprender mejor las conversaciones entre sus hijos y nietos. Entre las palabras que recoge el «Diccionario Tecnológico para Abuelos» se encuentran: - Wifi: pronunciación «güifi». «Invento tecnológico que permite que las personas tengan Internet en sus teléfonos móviles y ordenadores sin conectarlos a ningún cable. Puede haber wifi en las casas, restaurantes, bibliotecas, cafeterías, peluquerías.. Incluso puede haber en algunos medios de transporte como en el autobús. Para poder tener acceso a Internet desde el móvil con wifi, hay que poner una contraseña (suelen ser una serie de números y letras). Por eso, es muy habitual escuchar «¿Me das la clave del wifi?». -«Smartphone»: pronunciación «smartfoun». «Teléfonos móviles que permiten conectarse a internet. Esto significa, que además de poder llamar a quien quieras, puedes sacar fotografías, escuchar la radio o ver películas, entre muchas más funciones. Hay personas que llaman los «smartphones» por el nombre de la marca, como por ejemplo, iPhone (pronunciación «aifon»)». - Red social: «Comunidades de personas en internet que comparten aficiones e intereses. Para formar parte de una red social, cada persona tiene que poner una descripción de sí mismo e incluir información como por ejemplo, su nombre, la fecha de nacimiento, sus aficiones, la profesión, etc. Además, cada persona puede publicar en su página fotografías. Toda esta información la pueden ver otras personas que están en esa red social y pueden escribir comentarios. Las redes sociales permiten encontrar a personas a las que no ves hace tiempo, ver sus fotos y escribirles mensajes. Las redes sociales más conocidas son: Facebook (pronunciación «feisbuk», Twitter («tuiter»), etc.». - «Followers»: pronunciación «fologüers». «Seguidores o fans de internet. Personas que siguen a otras en las redes sociales. Por ejemplo, hay personas que tienen millones de 'followers? de todas partes del mundo y comparten sus fotos y su día a día en Internet. Son las llamadas 'influencers'». - Chat: «Conversación escrita entre personas en tiempo real a través de internet. Hoy en día, donde más se chatea es en WhatsApp (pronunciación «guatsap»). Por eso, también es habitual escuchar ?whatsappear? (pronunciación: «guatsapear»). Consulta al completo el «Diccionario Tecnológico para Abuelos».
05-04-2019 | abc.es
La ley francesa contra las «noticias falsas» se vuelve contra el propio gobierno
Los procesos electorales previstos en Europa para las próximas semanas van a mirarse con detenimiento si existen posibles impactos de las redes sociales como catalizadores de bulos y mentiras que puedan influenciar a los votantes. La ley francesa contra las llamadas «fake news» o «noticias falsas» ha tenido un efecto inesperado; Twitter, conocida red de micromensajes, ha bloqueado incluso la publicidad institucional del gobierno de Francia prevista para convencer a los ciudadanos a registrarse en las listas electorales de cara a las elecciones europeas del 26 de mayo. La campaña institucional se apoyó en un «hashtag» «#Yuijevote» y diversos «tuits» patrocionados por el gobierno local, que tuvieron escasa repercusión al entender la plataforma de mensajes que estaba debía acogerse a la reciente normativa frente a la desinformación. Se produjo, por tanto, un curioso efecto rebote. Una decisión que ha provocado el enfado del gobierno. «La prioridad de Twitter debería ser luchar contra el contenido terrorista, no las campañas para participar en las listas electorales de una república democrática», defendió Christophe Castaner, ministro del Interior, quien aseguró que se trata de una «campaña de información pública» y no una publicidad política. Aprobada en diciembre por la Asamblea Nacional francesa, la ley «sobre la manipulación de la información» exige que las principales plataformas digitales (Google, Facebook, Twitter..) proporcionen información transparente sobre los anuncios políticos que distribuyen a fin de evitar la manipulación informativa y una posible interferencia electoral. «No es que la ley se vuelva contra nosotros, es un agente [por Twitter] que no la cumple», defienden desde el gobierno. Esta ley francesa obliga a que las empreas tecnológicas informen públicamente la inversión destinada a los mensajes electorales y poner a disposición de los votantes un registro online con la información sobre la identidad de los promotores de estos anuncios electorales.
04-04-2019 | abc.es
Australia aprueba una ley que puede conllevar cárcel a los directivos de redes sociales si permiten masacres en directo
Contra las tragedias en directo. Australia ha aprobado este jueves un proyecto de ley que amenaza con penas de cárcel a los ejecutivos de compañías de medios sociales como Facebook si no consiguen acabar «con la suficiente rapidez» con los ataques terroristas retransmitidos en tiempo real a través de sus populares plataformas. Este proyecto de ley se ha propuesto a raíz de los últimos sucesos en Nueva Zelanda, en donde un terrorista armado mató a cincuenta personas en dos mezquitas en Christchurch mientras iba emitiendo en directo a través de su perfil en Facebook. La Cámara Alta de Australia aprobó el texto a última hora antes de la inminente disolución de las cortes locales con motivo de la convocatoria electoral del próximo mes. La nueva ley contempla sanciones más duras a las redes sociales de cara a garantizar el hecho que actúen contra los futuros contenidos violentos. La enmienda, anunciada el pasado sábado por el primer ministro del país, Scott Morrison, se aprobó en sede parlamentaria este jueves. «Las grandes compañías de medios sociales tienen la responsabilidad de tomar medidas para garantizar que sus productos tecnológicos no sean explotados por asesinos», apuntó el comunicado Morrison. El Proyecto de Ley de Enmienda del Código Penal exige que las compañías de internet eliminen el «material abominable y violento» de sus plataformas al calificarse dentro de la categoría «transmisión de terrorismo, asesinato, intento de asesinato, tortura, violación y secuestro» en estas populares plataformas que, como en el caso de Facebook, albergan a más de 2.300 millones de usuarios. Si las compañías no eliminan el contenido dentro de un «tiempo razonable» se enfrentan multas de hasta el 10% de su facturación interanual. La novedad es que también contempla la privación de libertad, de un máximo de tres años, a las personas responsables que se encuentren culpables. La normativa aprobada, además, establece que las empresas deben notificar a la Policía Federal de Australia si están alojando «material violento» que se origina en el territorio en un «plazo razonable», aunque no se recoge el tiempo del que disponen las redes sociales para eliminar el contenido. DIGI, grupo de la industria que representa a Google, Facebook, Twitter, Amazon y Verizon Media en Australia ha criticado que esta normativa se ha aprobado sin una «consulta previa».
04-04-2019 | abc.es
Australia aprueba una ley que puede conllevar cárcel a los directivos de redes sociales si permiten la violencia
Contra las tragedias en directo. El Parlamento de Australia aprobó el jueves una enmienda para imponer fuertes sanciones, incluso la cárcel, a los directivos de redes sociales que publiquen contenidos extremadamente violentos y si no consiguen acabar «con la suficiente rapidez» con los ataques terroristas retransmitidos en tiempo real a través de sus populares plataformas. Este proyecto de ley se ha propuesto a raíz de los últimos sucesos en Nueva Zelanda, en donde un terrorista armado mató a cincuenta personas en dos mezquitas en Christchurch mientras iba emitiendo en directo a través de su perfil en Facebook. La Cámara Alta de Australia aprobó el texto a última hora antes de la inminente disolución de las cortes locales con motivo de la convocatoria electoral del próximo mes. La nueva ley contempla sanciones más duras a las redes sociales de cara a garantizar el hecho que actúen contra los futuros contenidos violentos. La enmienda, anunciada el pasado sábado por el primer ministro del país, Scott Morrison, se aprobó en sede parlamentaria este jueves. «Las grandes compañías de medios sociales tienen la responsabilidad de tomar medidas para garantizar que sus productos tecnológicos no sean explotados por asesinos», apuntó el comunicado Morrison. El Proyecto de Ley de Enmienda del Código Penal exige que las compañías de internet eliminen el «material abominable y violento» de sus plataformas al calificarse dentro de la categoría «transmisión de terrorismo, asesinato, intento de asesinato, tortura, violación y secuestro» en estas populares plataformas que, como en el caso de Facebook, albergan a más de 2.300 millones de usuarios. Si las compañías no eliminan el contenido dentro de un «tiempo razonable» se enfrentan multas de hasta el 10% de su facturación interanual. La novedad es que también contempla la privación de libertad, de un máximo de tres años, a las personas responsables que se encuentren culpables. La normativa aprobada, además, establece que las empresas deben notificar a la Policía Federal de Australia si están alojando «material violento» que se origina en el territorio en un «plazo razonable», aunque no se recoge el tiempo del que disponen las redes sociales para eliminar el contenido. DIGI, grupo de la industria que representa a Google, Facebook, Twitter, Amazon y Verizon Media en Australia ha criticado que esta normativa se ha aprobado sin una «consulta previa».
04-04-2019 | abc.es
Twitter habilita un mecanismo en su «app» para que los usuarios bloqueados puedan explicarse
La plataforma de «microblogging» Twitter ha introducido un nuevo mecanismo para que los usuarios que han sido bloqueados proporcionen explicaciones, y que por primera vez se sitúa dentro de la propia aplicación de Twitter. Así lo ha anunciado la cuenta de seguridad de Twitter, que ha explicado que la llegada de la nueva función se debe a que «en ocasiones no tenemos el contexto completo y podemos cometer errores» a la hora de aplicar sus políticas de contenido. La nueva función, que se ubica por primera vez en la «app» de Twitter, muestra a los usuarios las publicaciones con contenido inadecuado que han provocado el bloqueo de su cuenta y la política que vulneran, y les proporciona herramientas para restituirlas como eliminar estos «posts». Según recoge la aplicación de Twitter, es posible eliminar estos tuits durante un plazo de 14 días, tras lo cual se muestra desde el perfil del usuario un mensaje recogiendo que la publicación se ha eliminado por vulnerar las políticas de la plataforma. Para los casos en los que Twitter ha cometido un error, la red social introduce además a los usuarios la posibilidad de apelar desde la propia aplicación, proporcionando explicaciones. Después, los revisores de Twitter analizan estas apelaciones, aunque mientras tanto el usuario no puede acceder a su cuenta. Como resultado de la implantación de esta función, Twitter asegura que ahora es capaz de «recuperar a las personas (con cuentas bloqueadas) un 60% más rápido que antes».
03-04-2019 | abc.es
YouTube ignoró las advertencias sobre que su algoritmo  potenciaba las teorías conspiranoicas
La lucha por la desinformación en internet se extiende por las principales plataformas digitales. Los contenidos «tóxicos» que buscan enredar y manipular es uno de sus mayores quebraderos de cabeza. Un problema que firmas como Facebook o Twitter no han sabido atajar del todo, pero que también afecta incluso a servicios como YouTube. El conocido contenedor de vídeos, propiedad de Google, tampoco se escapa de esta lacra. D urante años ha estado albergando publicaciones, algunas muy populares, que difundían discursos y mensajes que alimentaban las teorías conspiranoicas, extremistas o, incluso, «colaban» imágenes de violencia extrema entre vídeos destinados al público infantil. Según un demoledor informe de Bloomberg , ejecutivos de la compañía dirigida por Susan Wojcicki ignoraron las denuncias de un grupo de trabajadores que alertaban de un aumento de vídeos extremistas y teorías científicas falsas. El algoritmo de recomendación ha alimentado los bulos y el contenido «tóxico». Vídeos y canales que se recomendaban, además, a los usuarios sin reparar en que tendrían un efecto peligroso al causar desinformación. Algunas de estas publicaciones cuestionaban la llegada del ser humano en la Luna o la eficacia de las vacunas. El informe critica, en ese sentido, la falta de «supervisión editorial» que provoca que la biblioteca de vídeos creciera a base de secuencias aparentemente divertidas pero en muchas ocasiones falsas. «El problema de YouTube es que permite que florezca la tontería. Y, en algunos casos, a través de su poderoso sistema de inteligencia artificial, proporciona el combustible que le permite propagarse», denuncia la investigación. Aunque los ejecutivos, según se desvela de la publicación, sabían de la presencia de estos contenidos «tóxicos», la compañía prefirió mirar hacia otro lado al entender que podría coartar la libertad de expresión y provocar un derrumbe de las interacciones de los usuarios. En definitiva, afectar a la rentabilidad. La prioridad era alcanzar los objetivos para mantener un crecimiento positivo. El informe se hace eco de algunas propuestas interesantes de ingenieros para corregir estos problemas, como introducir alertas que adviertieran al usuario de la existencia de un vídeo problemático. Todas las ideas se rechazaron. Otros, incluso, reclamaron dejar de recomendar vídeos cargados de mensajes de odio al entender que vulneraban sus términos de uso. La respuesta que recibieron los empleados fue una negativa por parte de la empresa, denuncia «Bloomberg», que asegura haber entrevistado a una veintena de trabajadores de YouTube en las últimas semanas. Uno de ellos se atreve, incluso, a señalar a una responsable, la directora general de la compañía, Susan Wojcicki, que supuestamente les daba largas al responder a cada petición con una frase estándar: «Mi trabajo es dirigir la compañía, no lidiar con esto». El texto recuerda que no fue hasta el año 2017 cuando se empezaron a tomar medidas para frenar la difusión de contenidos pseudocientíficos como evitar que pudieran ser monetizados a través de su herramienta publicitaria. Expertos independientes como Brittan Heller, del Centro Carr de la Universidad de Harvard, explica en declaraciones a «Bloomberg» que uno de los obstáculos a la hora de frenar estos contenidos es que «no saben cómo funciona el algoritmo, pero sí saben que cuanto más escandaloso es el contenido, más vistas».
28-03-2019 | elpais.com
Twitter advierte de una broma viral que provoca el bloqueo de cuentas
Usuarios de la red social cambian su fecha de nacimiento a 2007 convencidos de que así conseguirían nuevos colores en la aplicación
43