Noticias de "twitter"

14-03-2017 | abc.es
Alemania presenta un proyecto de ley con multas millonarias para las redes sociales
Facebook y el resto de redes sociales podrían enfrentarse ahora a multas de hasta 50 millones de euros si no borran en el plazo de 24 horas cualquier contenido delictivo, incluyendo incitaciones al odio o calumnias. Alemania responde con un nuevo proyecto de ley, presentado este martes, al vacío legal que de momento permite utilizar las redes sociales impunemente como medio de ataque gratuito a terceros y logrando una difusión del mensaje que escapa a cualquier control. La reacción del Ministerio alemán de Justicia ha sido rápida. El pasado 7 de marzo, la Audiencia de Wurzburgo rechazó la demanda de un refugiado sirio que exigía a Facebook que borrara un «selfie» que se hizo con la canciller, Angela Merkel, y que circulaba en la red social en diversos montajes en los que se le identificaba como asesino o terrorista. El caso había alcanzado gran repercusión en el país porque la fotografía de Anas Modamani con Merkel, en plena crisis de los refugiados en 2015, fue publicada como símbolo de la «operación bienvenida» y también porque esa demanda podía obligar a Facebook a modificar sus procedimientos internos ante la difusión de injurias o noticias falsas. Con la ley vigente en la mano, el tribunal falló a favor de la empresa estadounidense al señalar que debe ser el propio peticionario de asilo quien se encargue de buscar y notificar la existencia de cada uno de los posts que vinculan su imagen con la comisión de un atentado terrorista, lo que resulta imposible para cualquier individuo. Facebook no asumió las calumnias de terceros como propias y, por lo tanto, no pudo ser acusado de omisión. Y esa esa la laguna legal que pretende subsanar la nueva iniciativa legal. El ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, ha presentado ahora el proyecto de ley que, de ser aprobado, obligará a redes como Facebook o Twitter a borrar mensajes con contenidos «claramente delictivos», tras las denuncias de los usuarios. «La libertad de expresión en democracia protege declaraciones repugnantes y feas, pero acaba donde empieza el código penal y, para los comentarios de incitación al odio y las calumnias en la red debe haber tan poco espacio como en la calle», ha justificado el ministro en una rueda de prensa. La nueva norma da un margen de 24 horas a las empresas para borrar los contenidos denunciados por los usuarios como delictivos, un grupo que en Alemania incluye cualquier apología del racismo o el nazismo. Uno de los ejemplos que ha puesto el ministro como «a borrar de inmediato» son los mensajes del tipo «todos los judíos a los campos de concentración y a las cámaras de gas». Para cualquier otro tipo de mensaje, cuyo carácter delictivo no esté tan claro y haya de ser analizado más en profundidad, las redes sociales dispondrán de un plazo más amplio, siete días, para borrarlo, bajo amenaza también de multas millonarias. Facebook, Twitter y Youtube Si no se actúa y no se cuenta con los mecanismos necesarios para atender las denuncias y bloquear los mensajes, los responsables de forma personal podrán también ser multados con hasta cinco millones de euros. El ministro, que confió en que la norma pueda entrar en vigor este mismo año, antes de que acabe la legislatura, ha presentado el proyecto tras recibir el segundo informe sobre la actuación de Facebook, Twitter y Youtube ante las denuncias, que demuestra una respuesta «absolutamente insuficiente». Según ese informe, encargado por el Ministerio de Justicia y por el de la Familia conjuntamente, muestra por ejemplo que Facebook borró solo el 39 % de los mensajes delictivos denunciados por los usuarios, siete puntos menos que en el anterior análisis, y sólo en el 33 % de los casos actuó en el plazo de 24 horas. Twitter, según consta, sólo borró uno de cada cien mensajes denunciados. El ministro ha desmentido que la administración alemana esté declarando la guerra a las redes sociales y ha subrayado que las hay que gestionan bien la cuestión, como Youtube. Ha recordado que plataforma de Google borró el 90% de los contenidos denunciados y en el 82% de los casos lo hizo en el plazo de 24 horas. Facebook y Twitter, ha lamentado Maas, no han aprovechado la oportunidad de mejorar sus prácticas desde que el gobierno alemán comenzó a recabar información pormenorizada y fiable, por lo que «es necesario responder con medidas legales». El proyecto de ley obligará además a las redes sociales a presentar informes sobre los departamentos encargados de analizar las denuncias y borrar los mensajes, y a contar con un responsable identificado que responda ante las autoridades alemanas, aunque la sede de la empresa se encuentre en el extranjero. Para determinar las sanciones, el Ministerio de Justicia será el encargado de analizar las denuncias no atendidas por las redes sociales y las llevará ante los tribunales para que, en un procedimiento rápido, verifiquen si se trata de comentarios delictivos. «Esta normativa se adapta sencillamente a los nuevos comportamientos delictivos que favorecen las redes sociales y para los que hasta ahora no había norma», ha defendido Maas.
13-03-2017 | abc.es
El «hacker» que sabe cómo viajar gratis en Uber
Los expertos en seguridad informática son claves para luchar contra los cibercriminales. De hecho, sin los primeros nadie sería capaz de luchar contra los segundos. Sino, que se lo digan a Uber, que ha podido solucionar un grave error de seguridad informática gracias a Anand Prakash, un joven investigador que consiguió, fruto de los errores que tenía el código de la «app», hacer viajes gratis. Tal y como cuenta el joven en su blog, «este post trata de un error interesante en Uber que podría haber sido utilizado para viajar gratis en cualquier parte del mundo. Los atacantes podrían haber abusado de ello haciendo viajes ilimitados gratis desde su cuenta», relata. La aplicación de Uber permite a los usuarios hacer viajes privados en todo el mundo. Basta con registrarse y, cuando termina el trayecto, el usuario paga en efectivo o mediante tarjeta. Sin embargo, Prakash hizo trayectos gratuitos en EE.UU. e India. «No me cobraron en ninguno», asegura, pues se valió de un error. El joven, tal y como recoge «TechCrunch», informó a Uber del «bug» a través del programa de recompensa de la compañía, con el que se premia a los «hackers» que detectan fallos de seguridad. En ese mismo día, Uber arregló el fallo y pagó al joven 5.000 dólares (unos 4.700 euros). Prakash esperó hasta principios de marzo para hacer público el «bug». Anand Prakash- TWITTER El error, según explica, estaba en el momento de especificar el método de pago. Prakash demuestra en un vídeo que podía especificar un método de pago no válido para aprovecharse de la situación, escribiendo una simple cadena de caracteres como «abc» o «xyz». De esta forma, no se facturaban los viajes. «El programa de recompensas de Uber trabaja con investigadores de seguridad de todo el mundo para arreglar 'bugs', incluso cuando no afectan directamente a nuestros usuarios. Agradecemos las continuas contribuciones de Anand y estamos encantados de premiarlo por un excelente informe», ha declarado un portavoz de Uber a «TechCrunch». Prakash ocupa el puesto 14 en el programa de recompensas de Uber, y normalmente informa de los errores de seguridad a otras compañías como Facebook.
13-03-2017 | abc.es
La mensajería (virtual y colaborativa) busca su lugar en la empresa
Debe haber tela cortar (y la hay) en el mundo empresarial para comprender el intento de algunas empresas tecnológicas en poner rumbo hacia la productividad laboral a través de la mensajería. Si hablamos de transformación digital en este entorno, las oficinas y puestos de trabajo se han llenado de «gadgets», objetos virtuales y servicios digitales para, en principio, favorecer la actividad profesional. Y la comunicación es un pilar fundamental para la elaboración de sus estrategias. Se entiende, pues, que hayan aparecido en los últimos tiempos servicios de comunicación específicos que han sido adoptados, con más o menos acierto, en el seno de la empresa por sus potencialidades. Algunas de las cuales bajo filosofías abiertas para que los departamentos de tecnología de las distintas corporaciones jueguen a su antojo con algunas de las opciones disponible. Slack, con más de cuatro millones de usuarios, es un buen ejemplo de hacia dónde ha traccionado la comunicación entre empleados. El software ofrece salas de chat que se pueden organizar en función de tareas, abrir grupos privados o públicos y, además, es capaz de integrar múltiples servicios de terceros como servicios en la «nube» (Google Drive, Dropbox), alojamiento de proyectos (GitHub) o administradores de actividades (Trello). También Yammer -propiedad de Microsoft- está presente en algunas empresas. En este caso, sirve a modo de Twitter interno en donde los empleados (por ejemplo, los redactores de un medio de comunicación) comparten y comentan las fases de un proyecto y comunican sus tareas finalizadas. Además, el gigante del software tampoco quiere perder el tren y, para ello, lanzará el próximo 14 de marzo Teams, una plataforma colaborativa similar a Slack que será compatible con la suite Office 365 y que, además, podrá integrarse en Skype, de la que también son dueños. Todas estas aplicaciones tiene un objetivo evidente: mejorar, ordenar y agilizar las tareas. Y, además, lo logra permitiendo incluso estableciendo comunicaciones entre empleados que no se encuentran en el mismo espacio físico. ¿Qué puede conseguir con ello? Por ejemplo, favorecer el teletrabajo. La mensajería instantánea se ha colocado en primera línea. Aunque las empresas siguen temerosas de usarla, y pese a las recomendaciones de algunos expertos en buscar una alternativa, WhatsApp se utiliza en el trabajo para comunicarse entre los empleados y compartir archivos y documentos de vital importancia para completar sus tareas. La firma americana propiedad de Facebook ha venido mejorando algunas de sus funciones en los dos últimos años. Hay que tener presente, por ejemplo, la versión de escritorio que, con sus pros y sus contras, permite establecer comunicación desde el ordenador, necesario y habitual herramienta de trabajo para millones de personas. Además, la posibilidad de compartir y añadir diferentes formatos (videos, archivos PDF, imágenes?) se ha convertido en un producto útil para estos casos. Y filtraciones recientes indican que WhatsApp va camino de articular algún tipo de mecanismo o estrategia para captar a las empresas, ya sea con perfiles verificados para ejercer de canal de atención al cliente o una herramienta publicitaria. ¿Qué están haciendo otras empresas? Algunas, como Alphabet (Google), virar hacia un intento de captar al público empresarial, aunque con ello demuestra el gigante de internet que está dando palos de ciego en el universo de las aplicaciones de mensajería. Uno ya ni se acuerda el número de servicios de comunicación que ha venido lanzando, retirando, probando y fusionando en los últimos tiempos. Lo último que se le ha ocurrido es disgregar los dos universos. Por un lado, su plataforma más potente, Hangouts, se parte en dos para, por un lado, atacar al entorno doméstico, y por otro centrarse en otro desafío: ser tu próxima herramienta indispensable para el trabajo. La primera se llama Hangouts Chats, permite establecer conversaciones de corte profesional y parece estar en la misma línea de Slack o HipChat. La gracia de todo esto es que es posible crear salas de chat y grupos de trabajo y, a su vez, se podrán integrar y utilizar otros servicios propios como Drive, Docs, Gmail, así como otros de terceros como Box. La segunda, Meet, es una aplicación de videoconferencia al más puro estilo de Skype y que soportará hasta treinta usuarios distintos. Útil, por ejemplo, para reuniones y organización de encuentros. A pesar de contar con una inmensa base de usuarios (para usar Android se necesita de una cuenta de Google), la compañía ha optado por atender a los usuarios empresariales en lugar de transformar esta aplicación en un servicio de mensajería personal como Facebook Messenger y WhatsApp, que tienen por ahora ganada la batalla en el mundo móvil. Las comparativas, odiosas, son inevitables: tanto Slack como Hangouts se pueden ejecutar como aplicaciones o en un navegador. La pregunta es, ¿tiene futuro Google en este terreno? ¿Logrará hacerse un hueco en este mercado tan goloso?
10-03-2017 | abc.es
¿Volverán entonces los tradicionales estados de WhatsApp?
El revuelo montado en torno a la aparición de las Historias (Stories, en inglés) en WhatsApp al estilo de Snapchat y su mensajería efímera puede llevar a la compañía a volver a introducir los tradicionales estados en donde los usuarios han publicado frases y enunciados personalizados de larga durabilidad. Por ahora nada indica de manera oficial que WhatsApp esté experimentando con el regreso de los estados tradicionales. Sin embargo, atendiendo a los datos filtrados por el usuario de la red Twitter WABetaInfo, en donde se van avanzando algunas características que se encuentran en fase de pruebas, la versión para dispositivos Android 2.17.95 contiene la activación de los estados que han formado parte de la aplicación hasta hace unas semanas. Se trata, según las filtraciones, de una opción que puede permitir a los usuarios personalizar, simplemente, su perfil con un mensaje. Con lo que se puede deducir que, en caso que se haga real esta característica, los usuarios se encontrarán con la célebre frase inicial de «Hey there! I am using WhatsApp». No obstante, se cree que para hacerlo posible la aplicación lo renombrará como «Info» para evitar confundirlo con Stories, que pese al boom inicial la sensación es que no ha tenido la suficiente acogida entre sus más de 1.200 millones de usuarios. Otra de las características de las que se habla es el cambio de ubicación de la pestaña para compartir y añadir documentos. En otra versión de pruebas, en este caso la 2.17.39, el icono para adjuntar archivos (imágenes, videos) pasa a formar parte del campo de texto de mensaje, justo al lado del icono en forma de cámara. Con ello, WhatsApp introduciría un nuevo cambio estético en su interfaz, aunque puede generar cierta controversia entre los usuarios.
09-03-2017 | enter.co
La primera imagen oficial de ?Jurassic World 2?
Con el inicio de la producción de ‘Jurassic World 2‘, el productor y director del filme presentaron la primera imagen oficial de la esperada secuela. A través de sus respectivas cuentas de twitter, Colin Trevorrow y Juan Antonio Bayona lanzaron la siguiente foto, en la que siguen manteniendo el misterio sobre el nuevo rumbo de […]
09-03-2017 | abc.es
Más de la mitad de la población internauta se siente vigilada en internet
El miedo a ser vigilado a través de internet va creciendo cada año. Conforme los dispositivos conectados se multiplican, prometiendo las marcas que lo hacen posible que nos harán una vida más fácil, muchos usuarios de nuevas tecnologías son conscientes del sacrificio que ello conlleva. La perpecpción de vigilancia en internet por parte de los usuarios ha crecido casi la mitad respecto al año pasado. Según muestran los datos de la 19ª Encuesta a Usuarios de Internet, «Navegantes en la Red», publicada por la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación (AIMC), ha crecido la percepción de vigilancia en internet por parte de los usuarios. Aquellos que se sienten «muy» o «bastante» vigilados ha aumentado 7 puntos, pasando del 46% en 2015 al 53% en 2016. Quizás por este motivo, sólo un 16,4% se muestra proclive a instalar aplicaciones que le soliciten mucha información de carácter personal, frente al 62,4% que, en este caso, tiende a no instalarlas. Pese a todo, únicamente a un 14,7% de los entrevistados no le importa proporcionar sus datos personales o que controlen si obtienen algo gratuitamente a cambio, en contraste con el 64,1% que sí pone reparos. La vida es móvil Otros datos destacados del estudio vienen a confirmar que los españoles están «enganchados» al teléfono móvil, convertido ahora en la principal ventana de acceso a internet. La vida, pues, es móvil. En concreto, el 94,6% de los encuestados se conecta a través del dispositivo móvil. En menor proporción, el 55,8%, de los encuestados asegura estar casi constantemente conectado a internet y el 93,8% accede al menos varias veces al día, de modo que un 76,4% asegura que le resultaría «difícil» o «muy difícil» tener que vivir sin tener presencia en internet. Este dato contrasta con al 64% de hace cinco años, seguido del ordenador portátil (73,6%) y el ordenador de sobremesa (67,5%). Tras el móvil y los ordenadores se sitúan la tablet (56,9%) que, por primera vez desde su implantación, sufre un retroceso (-2,1 puntos en un año), y la televisión (29,6%), que ha duplicado su uso en tres años. También se accede a internet a través de la videoconsola de sobremesa (14,2%), el «smartwatch» (6,2%), que prácticamente dobla su penetración en tan solo un año, y la videoconsola portátil (4,3%). El estudio revela, por tanto, que el móvil es ya el principal dispositivo de acceso para un 37,7% (9 puntos por encima en un año) de internautas, y asciende por primera vez a lo más alto del ranking, arrebatándole la primera posición al ordenador de sobremesa, que es el equipo de acceso preferido para el 31,8% de los entrevistados, seguido del ordenador portátil (24,3%) y la tableta (5,6%). Dependientes del correo La investigación destaca también que los encuestados son bastante dependientes del correo electrónico y la mensajería instantánea, ya que un 61,1% y un 55,3%, respectivamente, considera que le sería difícil o muy difícil tener que prescindir de ellos. En cambio, no les genera tanta necesidad utilizar las redes sociales (31,1%) o la tableta (17,2%). En este sentido, el 45% de los encuestados considera que no podrían vivir sin internet en el móvil (20 puntos por encima respecto a la misma cifra registrada en 2012), frente a aquellos que están en desacuerdo con esta opinión, que representan el 28%. Además, la encuesta desvela que el 43% de los que utilizan el móvil para acceder a internet declara hacerlo casi constantemente, y sólo un 13% (en comparación con el 29% de hace tres años) de los que se conectan a través de este dispositivo lo hace con una frecuencia inferior a varias veces al día. Además, se emplea cada vez más tiempo a estar conectado con él: aquellos que lo hacen más de una hora al día ascienden del 22,3% en 2012 al 54,3% en 2016, y quienes lo utilizan más de 4 hora al día representan un 15,3%, el doble que hace dos años. Respecto a las actividades más realizadas a través del móvil, la primera es usar el correo electrónico (85,3% de los que acceden por este dispositivo), seguido de la mensajería instantánea (82,8%), la navegación (77,8%), el uso de las redes sociales (72,1%), la lectura de noticias de actualidad (65,6%), la visualización de vídeos (60,1%), las consultas o transacciones bancarias (54,1%), subir fotos (45,5%), realizar compras (31,8%), la escucha de radio a través de internet (24,5%) y subir vídeos (17,5%). Más en casa Por otro lado, la investigación refleja que la casa (94,9%) y el trabajo (57,1%) son los principales sitios de conexión diaria, seguidos por la calle o el transporte público (46,7%). Además, alcanzan niveles similares entre si quienes se conectan diariamente desde un local público (25,2%), casa de familiares o amigos (20,1%) y la universidad/ centro de estudios (17,3%). El acceso desde un lugar distinto a todos los anteriores alcanza un 30,5%. Facebook sigue siendo el rey Las redes sociales son utilizadas por el 79,2% de los encuestados a diario, siendo Facebook la más usada (87%), seguida de Twitter, con el 48,9% (+3 puntos respecto a 2015) e Instagram que, con un 40,4% (10 puntos respecto a 2015). LinkedIn (28,2%) le arrebata el cuarto lugar a Google+ (21,4%). Los internautas usan las redes, principalmente, por las relaciones de amistad (75,3%), informarse de la actualidad (56,5%), relaciones familiares (48,7%), compartir hobbies (45,2%) y las relaciones laborales (38,9%). La mitad (51,3%) de los usuarios les dedica más de media hora al día, y uno de cada cinco (21,4%) les dedica menos de 15 minutos. La televisión por internet crece Asimismo, un 25% de los encuestados ve la televisión a través de internet a diario, y un 66% al menos una vez al mes. Los dispositivos utilizados son, por orden de importancia, el ordenador portátil (37,2%), el ordenador de sobremesa (34%), la tableta (32,2%), el teléfono móvil (30,8%) y el televisor, tanto «SmartTV» (27%), como conectándolo a otro equipo (15,1%). Respecto al consumo de películas o series online, la investigación revela que continúa la trayectoria ascendente de las últimas ediciones, pasando del 30% en 2012 al 48% en 2016 los que lo han hecho en el último mes. Además, entre estos, se ha triplicado en dos años (10,8% en 2014 al 29,5% en 2016) la proporción de los que han pagado al menos una vez por ello en el último mes. También se triplica prácticamente el porcentaje de abonados a un portal de Internet de series, películas o canales de televisión como Netflix o Wuaki TV (9,5% frente al 3,5% de la edición anterior de este estudio). En relación con los hábitos de lectura del periódico, el 45,2% lee únicamente la versión electrónica, mientras que un 8,2% lee exclusivamente en papel. Así, el 33,6% lee ambas versiones y el 13,1% no lee ninguna. El dispositivo de lectura más usado para ello es el ordenador (de sobremesa o portátil) con el 70,5%, seguido del teléfono móvil (62,7%) y la tableta (30,8%).
07-03-2017 | abc.es
Los CEO de cinco de las empresas que más facturan en España huyen de las redes sociales
Las redes sociales no calan entre las altas esferas de las grandes empresas españolas. Los principales directivos de las grandes multinacionales de nuestro país se muestran reacios a abrir sus perfiles personales en canales como Twitter o Facebook. Según un estudio de CEO.com, aproximadamente el 61% de los dirigentes más poderosos del planeta no tienen ningún tipo de presencia en este tipo de plataformas. En esta línea, consejeros delegados de cinco de las organizaciones con mayor volumen de facturación en España, como Mercadona, Repsol, Cepsa, Endesa y El Corte Inglés, carecen de perfiles personales en Twitter y Facebook. Así, el equipo de comunicadores de Eureka PR ha recogido algunos de los motivos que han llevado a estos altos ejecutivos a mantenerse al margen del mundo «social media»: 1. Juan Roig, CEO en Mercadona: es el máximo responsable de la marca que más factura en España y única compañía de nuestro país en el «Top Ten» de las empresas más valoradas por los consumidores. Sin embargo, Juan Roig no ve con buenos ojos exponerse en los canales sociales. Por todos es sabido que la característica que mejor define a este directivo, poco amigo de las entrevistas, es la prudencia, un atributo del que millones de usuarios en redes sociales suelen prescindir a la hora de hacer ciertas críticas. 2. Josu Jon Imaz, CEO en Repsol: la petrolera pulverizó todas las previsiones de 2016 embolsándose, así, 1.736 millones de euros y recortando en un 32% su deuda. Sin embargo, la percepción entre el público de las compañías petroleras, al igual que ocurre con las energéticas, es más bien negativo, principalmente por el impacto medioambiental, una de las mayores preocupaciones de la sociedad en la actualidad, y por los precios fijados por sus bienes y servicios, percibidos como excesivos dada la situación económica actual. 3. Pedro Miró Roig, CEO en Cepsa: ocupó su actual cargo en septiembre de 2013 y, a pesar de gozar de buena fama en los círculos de químicos (fue galardonado con el Premio ANQUE por sus méritos en el orden corporativo en 2015), ha optado por mantenerse en el anonimato social. Además de no ser muy fan de las entrevistas, Miró Roig es más que consciente de que las redes sociales no son precisamente un valor seguro, sino un entorno desgobernado donde una declaración mal sacada de contexto puede convertirse en «Trending Topic». 4. José Damián Bogas, CEO en Endesa: las críticas constantes al sector y las recientes subidas de los precios han causado ?y siguen haciéndolo- auténtica indignación en Twitter y Facebook, sobre todo en la primera. 5. Dimas Gimeno, CEO en El Corte Inglés: A pesar de haber disparado las ganancias del grupo aumentando en un 4,3% las ventas y haber dado empleo a más de 500 personas, por el momento Gimeno tampoco se ha atrevido a abrir ningún perfil personal en redes sociales. Ni siquiera el cambio de estrategia de la marca para aproximarse aún más a la sociedad actual parece haberle hecho cambiar de idea. Además, consejeros delegados de empresas que cotizan en el IBEX35 como Pablo Isla (Inditex), Carlos Jarque (FCC), Rafael Villaseca (Gas Natural) o incluso Florentino Pérez (ACS), tampoco estiman que sea necesaria o beneficiosa su presencia en este tipo de plataformas. La razón que muchos achacan a esta situación se debe a que estas herramientas suponen más una distracción o una carga que una ventaja para ampliar el nivel de confianza de los usuarios en su marca. Incluso aquellos que sí han dado el paso de abrir un perfil propio rehúyen la conversación con el resto de perfiles. «Muchos altos directivos, no sólo en España sino también en otros países que nos llevan años de ventaja en estas lides, como Estados Unidos, tienen recelos a la hora de adentrarse en redes sociales por miedo a recibir críticas, ser cuestionado o mostrar opiniones personales que vayan más allá de los protocolos y la imagen pública que su compañía quiere ofrecer», explica Alberto Iglesias Fraga, experto en digital marketing y social media. «Sin embargo, con su ausencia en un canal de difusión tan fundamental lo que transmiten es una sensación de falta de transparencia y crean muros que dificultan el engagement entre las marcas que representan y sus consumidores», sentencia Álvaro Esteban Keogh, responsable de Eureka PR. No obstante, sí hay quienes han querido abrirse a la tecnología y la comunicación directa con el resto de usuarios. Los ejemplos más representativos en nuestro país son: 1. José María Álvarez-Pallete, CEO en Telefónica: es muy activo en Twitter, donde cuenta con un perfil desde el 31 de agosto de 2010. Quien creara la aceleradora de startups Wayra combina en su timeline mensajes corporativos con una faceta más personal, en la que muestra hobbies como el running y la investigación. 2. Antonio Huertas, CEO en Mapfre: busca impulsar la visibilidad de todo lo que acontece en el universo Mapfre,pero tampoco pierde el tiempo para mostrar una cara más desenfadada con contenidos que se alejan de los negocios.
06-03-2017 | abc.es
Cuanto más conectados a Facebook o Twitter, más aislados
Cuanto más tiempo utiliza un adulto joven las redes sociales, más probable es que se sienta socialmente aislado, según revela un análisis nacional dirigido por científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Pittsburgh, en Estados Unidos. Además del tiempo que se pasa conectado digitalmente, los científicos encontraron que la frecuencia de uso se asoció con un mayor aislamiento social. El hallazgo, publicado en «American Journal of Preventive Medicine», sugiere que el uso de las redes sociales no supone una panacea para ayudar a reducir el aislamiento social percibido, que es cuando una persona carece de un sentido de pertenencia social, un verdadero compromiso con los demás y el cumplimiento de las relaciones. En el pasado, el aislamiento social se ha vinculado por sí solo con un mayor riesgo de mortalidad. «Es un tema importante que estudiar porque los problemas de salud mental y el aislamiento social están en niveles epidémicos entre los adultos jóvenes», alerta el autor principal de este estudio, Brian A. Primack, director del Centro para la Investigación en Medios, Tecnología y Salud y vicerrector adjunto de Salud y Sociedad en la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad de Pittsburgh (UPMC, en sus siglas en inglés), en Estados Unidos. «Aunque puede parecer que las redes sociales presentan oportunidades para llenar ese vacío social, creo que este estudio sugiere que puede que no sea la solución que la gente esperaba», sentencia este investigador, quien en 2014 evaluó a 1.787 adultos estadounidenses de 19 a 32 años mediante cuestionarios para determinar el tiempo y la frecuencia de uso de los medios sociales. En concreto, los investigadores preguntaron a los participantes sobre las 11 plataformas de medios sociales más populares de la época: Facebook, YouTube, Twitter, Google Plus, Instagram, Snapchat, Reddit, Tumblr, Pinterest, Vine y LinkedIn. Los científicos midieron el aislamiento social percibido de los participantes usando una herramienta de evaluación validada llamada «Patient-Reported Outcomes Measurement Information System». Incluso cuando los investigadores controlaron una variedad de factores sociales y demográficos, los participantes que usaban las redes sociales más de dos horas al día tenían el doble de probabilidades de aislamiento social percibido que sus compañeros que pasaban menos de media hora en las redes sociales cada día. Y los participantes que visitaron varias plataformas de medios sociales 58 o más veces por semana tuvieron aproximadamente el triple de las probabilidades de aislamiento social percibido que los que las visitaron menos de nueve veces por semana. ¿Qué fue antes? «Todavía no sabemos qué fue primero, el uso social de los medios o el aislamiento social percibido», reconoce la autora principal Elizabeth Miller, profesora de Pediatría en Pitt y jefa de la División de Medicina en Adolescentes y Adultos Jóvenes en el Hospital Infantil de Pittsburgh de UPMC. «Es posible que los jóvenes adultos que inicialmente se sintieran socialmente aislados se volcasen en los medios de comunicación social, o que su mayor uso de los medios sociales de alguna manera les llevara a sentirse aislados del mundo real, pero también podría ser una combinación de ambos. Pero si el aislamiento social llegó primero, no parecía aliviarse pasando tiempo 'online', incluso en situaciones supuestamente sociales», añade. Los investigadores tienen varias teorías sobre cómo un mayor uso de los medios de comunicación social podría alimentar sentimientos de aislamiento social. Por ejemplo, el consumo de medios sociales desplaza experiencias sociales más auténticas porque cuanto más tiempo pasa una persona «conectada», tiene menos tiempo para las interacciones del mundo real. Además, ciertas características de los medios de comunicación social facilitan los sentimientos de ser excluidos, como cuando se ven fotos de amigos que se divierten en un evento al que no hemos sido invitados. Asimismo, ver representaciones altamente idealizadas de la vida de los compañeros en sitios de redes sociales puede provocar sentimientos de envidia y la creencia distorsionada de que otros llevan vidas más felices y más exitosas. Por ello, Primack, que es médico de medicina de familia, y Miller, pediatra, alientan a los médicos a preguntar a los pacientes sobre su uso de los medios sociales y aconsejarles a reducirlo si parece estar vinculado a síntomas de aislamiento social. Sin embargo, estos expertos señalan que se necesita mucho más estudio para entender los matices en torno al uso de los medios sociales. «La gente interactúa entre sí a través de las redes sociales de muchas maneras diferentes», plantea Primack, también profesor de Medicina, Pediatría y Ciencia Clínica y de Traducción en Pitt. «En un gran estudio basado en la población como este, informamos de las tendencias generales que pueden o no aplicarse a cada individuo. No dudo que algunas personas que utilizan ciertas plataformas de manera específica pueden encontrar comodidad y conexión social a través de las relaciones de los medios de comunicación social. Sin embargo, los resultados de este estudio simplemente nos recuerdan que, en general, el uso de las redes sociales tiende a asociarse con un mayor aislamiento social y no disminuyen el aislamiento social», concluye.
03-03-2017 | enter.co
Así está trabajando Twitter para combatir el acoso
Twitter ha estado desplegando varios cambios a través de actualizaciones que buscan mejorar la forma en que se presenta el acoso en la red social. Se cambió la herramienta para reportar tuits abusivos, se implementó una medida para detener la creación de cuentas abusivas y se instaló un método de resultados de búsquedas más seguro […]
43