Noticias de "twitter"

25-09-2018 | abc.es
La mitad de los pequeños «influencers» aspira a vivir de las redes sociales
En su día, Dulceida, Lovely Pepa o Gala González empezaron siendo pequeñas «influencers» hasta convertirse en auténticos referentes. Y como ellas, el 50% de los «microinfluencers» tiene como meta vivir de las redes sociales. Esta es una de las principales conclusiones del «I Estudio Global de Microinfluencers» elaborado por SocialPubli.com, la plataforma automatizada que conecta a las marcas con pequeños «influencers» (hasta 10.000 seguidores) de las redes sociales para promover su contenido, presentado este martes y en el que han participado 1.000 usuarios de su plataforma de España, Estados Unidos, México, Colombia y varios países más, ofreciendo un análisis del sector del marketing de «influencers» desde la perspectiva de los usuarios, y detectando las principales motivaciones y preferencias de los «microinfluencers» a nivel global. El marketing de «influencers» está en auge. Cada día vemos cómo promocionan, aconsejan, nombran, en definitiva, publicitan determinados productos. Muchas veces, los seguidores se quejan de esta práctica, al calificarla de publicidad encubierta y acusan a sus ídolos de promocionar cualquier cosa porque a cambio reciben dinero. Y es que precisamente el éxito de los «influencers» reside en la cercanía que proyectan, en los creíbles y auténticos que resultan como personas. Si esto lo pierden, pierden todo. De ahí la razón de ser de este estudio. Los «microinfluencers», que no viven de sus redes sociales, ganan credibilidad y están alejados del prototipo de celebrities, porque son más auténticos, más parecidos al estilo de vida de sus seguidores y aspiran a que sus opiniones y recomendaciones adquieran influencia a través de las redes sociales. Tienen conocimientos especializados en un sector concreto, son usuarios reales y auténticos porque no van a promocionar productos en los que no creen, a diferencia de los grandes «influencers». En definitiva, se trata del «boca a boca» de toda la vida pero a través de Facebook, Twitter o Instagram. De hecho, uno de los retos más preciados y difíciles para una marca en redes sociales es lograr un buen grado de «engagement», es decir, la capacidad del producto de crear relaciones sólidas y duraderas con sus usuarios, de tal manera que se cree una relación larga y estable entre la marca y los consumidores. Según reflejan los datos del estudio, para los «microinfluencers», la clave para conseguir «engagement» es mostrarse a sus seguidores tal y como son. La clave del «Engagement» Los pequeños «influencers» eligen en qué campañas participan y en cuáles no. Su presencia en las redes sociales es un hobby, no viven de ello, sino que más bien lo tienen como complemento económico, aunque la mitad pretenda vivir de ello. De hecho, según el estudio, ahora mismo para casi el 50% de ellos, el dinero se ha convertido en la principal motivación para seguir con esta actividad, seguido de invitaciones a eventos y experiencias de las marcas o regalos de productos. Después del dinero, la concordancia con los valores de las marcas es el segundo factor que valoran los «microinfluencers» para volver o no a trabajar con una de ellas; prácticamente para la totalidad de ellos (un 99,11%) creen en los productos que promocionan. Sin embargo, un 78,38% opina que el trabajo de «influencer» no está suficientemente reconocido. Instagram es la red social por la que se decantan los «microinfluencers», acaparando un 60,8% de las preferencias, seguida de Facebook (17,4%) y Twitter (12,4%). En cuanto a los momentos del día en los que suelen comunicarse con sus seguidores, la tarde y noche son los tramos preferidos frente al mediodía, que es cuando menos se conectan. A diario, el 47,4% reconoce que se conecta a las redes más de cinco horas, seguido del 32,5%, que le dedica entre 2 y 3 horas y el 14,0% que pasa menos de una hora. La frecuencia con la que recomiendan productos o servicios en sus perfiles suele ser de 2 a 4 veces por semana para el 26,6% frente al 17,5% que lo hace una vez al día. El 77% de los encuestados suelen publicar a diario mientras la periodicidad del 23% es semanal. Así, además de mostrarse a sus seguidores tal y como son, interaccionar con la comunidad, compartir contenido de calidad y publicar a diario, son otras de las claves básicas para conseguir «engagement». En cuanto a la medición de las campañas, la mayoría de los usuarios con influencia en redes sociales está de acuerdo en que los éxitos de las mismas se midan con cifras tangibles. Por ello, el 47,7% coincide con que los buenos resultados de su trabajo con marcas tienen que evaluarse en función a los clics, seguidores nuevos y las visitas e interacciones que se consiguen para esa marca o campaña. Los «trolls» también tiene su hueco en «I Estudio Global de Microinfluencers»: los comentarios negativos de los «haters» -muy presentes en las redes sociales- afectan a más de la mitad de los «microinfluencers», concretamente al 54,1%, mientras que al 45,9% no les influyen. Áreas temáticas Moda, viajes, belleza y tecnología son las principales temáticas en las que se desenvuelven los principales «influencers». Son los sectores que más demandan a los embajadores de marca en sus campañas de marketing digital y es en este ámbito donde más futuro tienen. Sin embargo, las áreas que menos trabajan con los «influencers» -puntualiza el estudio- son ciencia y medio ambiente, formación y economía y empresas. La mayoría de los usuarios con influencia en redes sociales considera estos los ámbitos más complicados en los que colaborar, captar oportunidades o crear contenido. Ciencia y medio ambiente, son, además, los sectores en los que menos desarrollado está el marketing en este sentido y por ello no ponen mucho interés en invertir en ellos. Por otro lado, a la hora de posicionarse como «influencers» los sectores más complicados son, según los encuestados, belleza, ciencia y medio ambiente, economía y empresa, moda y deporte.
22-09-2018 | abc.es
Cómo usar los «hashtags» más populares de Instagram
Fueron invención de Twitter, pero los «hashtag» se han extendido en otras redes sociales como sistema para organizarse las conversaciones y los contenidos publicados. Instagram, conocida red de fotografías, los ha hecho suyos desde hace tiempo y sus usuarios son capaces de compartir una docena de estos términos que vienen precedido de almohadillas cada vez que publican una imagen. Y hay propuestas que suelen ser muy recurrentes en esta plataforma. Términos como «love», «happy», «selfie», «summer», «family» o «girl» son algunos de los más populares de lo que llevamos de año, según estimaciones de firmas de análisis consultados. A falta de conocer la lista oficial que la red social proporciona a final del año, nos podemos hacer una idea de lo que usan más a menudo los usuarios. El pasado año, el término «amor» en inglés fue el que más veces se utilizó. Pero hay otros muy recurrentes, que a veces se desconoce realmente cuándo usarlos. #Selfie El término «selfie» significa básicamente autorretrato. Las redes sociales y en especial los teléfonos móviles inteligentes que suelen contar con cámaras frontales han permitido que se popularicen las fotos tomadas de uno mismo en diversas situaciones. Es todo un fenómeno. «Tiene ya más de 360 millones de capturas en la red social que más crece en usuarios. Se coloca así en el número 14 de los hashtags más usados en Instagram», relatan fuentes de la compañía Kaiku Caffè Latte, una de las marcas que explota esta red social para sus estrategias comerciales. Su uso resulta algo obvio: cuando quieres etiquetar una foto tuya personal. #TBT En ocasiones, en cambio, un término que responde a una actitud viral se eleva a la categoría «hashtag». Este es el caso, dado que significa «Throwback Thursday» -otra vez jueves, en español-. Según diversos estudios, esta en la lista de los diez más utilizados por los 1.000 millones de usuarios que tiene la plataforma propiedad de Facebook. «Todo comenzó cuando una revista especializada en zapatillas empezó a mostrar "sneakers" antiguas todos los jueves. Lo que surgió en una revista pasó a las redes sociales rápidamente y los usuarios de Instagram cada jueves postean fotos o recuerdos de hace años», recuerdan fuentes desde la firma gastronómica, quien recalcan que se puede emplear de manera libre para expresas nostalgia entre otras cosas. #instagood Es, según las estimaciones de la firma websta.me, el segundo «hashtag» más utilizado en Instagram en lo que llevamos de año. Y no sorprende, porque esta plataforma evoca el positivismo y la alegría. A diferencia de otras redes como Twitter o Facebook en las que se desprende una mayor negatividad, en la red de fotografía todo es aparentemente «cool» y felicidad. Es gracias a las imágenes y al tratamiento que suelen dar los usuarios con mayores audiencias, los llamados «influencers», quienes aprovechan sus perfiles para relatar sus viajes y eventos sociales que despierta la envidia y admiración de sus aficionados. Por ello, su uso se suele aplicar a fotografías que tienen un significado importante y que están bien tratadas fotográficamente. Al igual que destacar la alegría desbordante, los usuarios también suelen emplear con gran frecuencia #happy o #travel, según datos recopilados por metricool. #photooftheday Los usuarios de Instagram, los «instagramers», suelen dar a conocer en sus cuentas imágenes muy representativas. Y «photooftheday» -foto del día, en español- se recurre para presentarlas. Una situación que se produce cada vez más con más frecuencia dado que es otro de los «hashtag» más importantes del momento. Para usarlo -subrayan los expertos en medios sociales- hay que esperar a una imagen contundente de la que se esté orgulloso o se quiera reinvindicar algo. #OOTD o #fashion Instagram es una red de imágenes, y ya se sabe: una imagen vale más que mil palabras. Por esta razón, los usuarios «influencers» han generado alrededor de su figura y su comunidad una de las mayores herramientas de marketing personal que se conocen en la actualidad. Les sirve para darse a conocer y promocionar productos comericales de todo tipo. Sobre todo, de moda y complementos, que en la red está lleno. Así que muchos de los usuarios con más seguidores suelen acompañar sus imágenes publicitarias o recomendaciones con este «hashtag» que significa «Outfit Of The Day» -look del día, en español-. También #fashion es otra de las etiquetas más recurrentes, al igual que #beautiful.
21-09-2018 | abc.es
Así es el Tinder de Facebook
La pescadilla que se muerde la cola. Facebook, que nació como herramienta para puntar a las universitarias, empieza a cerrar el círculo con un nuevo servicio, Dating , que propone un canal de citas como competencia a Tinder, uno de los líderes en este momento para localizar personas. Todavía en fase de pruebas, la multinacional estadounidense ha lanzado un programa piloto para ensayar con Dating. Colombia ha sido el lugar escogido para iniciar sus pruebas, aunque está construido para sacar provecho de los interes personales de usuarios como punto de partida. Además, para iniciarse hay que responder varias preguntas con lo que el sistema permite el comienzo de las conversaciones entre dos personas. La herramienta se presentó oficialmente en la pasada conferencia de desarrolladores F8 pero hasta ahora no se había puesto en práctica. Un planteamiento distinto al de las páginas y aplicaciones de citas convencionales que se basan en intereses diversos únicamente. Pero, según desvela el medio especializado «The Verge», el nuevo servicio de la red social integra otras herramientas como Grupos y Eventos, con lo que los usuarios pueden trazar conversaciones y amistades más amplias. La idea es cruzar el umbral de lo virtual para que, una vez conocidas las personas, se conozcan personalmente. Una situación que se produce al margen de la compañía. Más que nada porque, en la actualidad, muchas parejas se han conocido a través de diferentes plataformas sociales como Facebook o Twitter no necesariamente especializadas en citas. El servicio es, por ahora, gratuito. Dado que el consumo principal de la red de Mark Zuckerberg se produce en un entorno móvil, Dating vive exclusivamente en este dispositivo. Es decir, por el momento, y según lo que ha trascendido de la prueba piloto, solo estará disponible en la aplicación. Eso sí, para inicarse hay que acreditar tener más de 18 años por parte del usuario, aunque es un requerimiento que suscita cierta controversia puesto que es un dato fácilmente manipulable. La generación del perfil viene heredado de la cuenta principal de Facebook pero añadir una escueta biografía junto con una serie de imágenes personales -hasta nueve-. Dispone de servicio de geolocalización para localizar coicidencias en un radio máximo de 100 kilómetros. Después de completar el perfil, la aplicación te sugerirá personas que no son parte de tu lista de contactos en base a las preferencias que apuntaste en tu perfil. Una vez que el usuario inicie su andadura, Facebook excluirá a los contactos de la red principal, de tal forma que nadie sabrá que se está utilizando. Es independiente de las noticias, así que no se verán posibles «ligues» en tu «news feed». Al igual que Hinge, la aplicación de citas que más se le asemeja, permite agregar un mensaje y enviarlo a la persona interesada. El destinatario puede enviar un mensaje o ignorarlo. Si responde, se abrirá un nuevo hilo de chat en una parte separada. Pero a diferencia de Tinder, que requieren que exista una coincidencia antes de poder conversar, en esta herramienta se puede enviar un mensaje a cualquier persona.
20-09-2018 | abc.es
Bruselas amenaza con multar a Facebook: «es un canal de basura en el que se vierte odio»
La Comisión Europea (CE) dio este jueves un ultimátum a Facebook para que en un plazo de tres meses adapte sus prácticas a la normativa de consumo de la Unión Europea (UE), y amenazó con sanciones contra esa red social estadounidense si no se aprecian resultados a final de año. «No quiero ver progresos, no es suficiente. Quiero ver resultados», declaró en una rueda de prensa la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, quien avisó a la plataforma de que «puede enfrentarse a sanciones de las autoridades nacionales» en 2019 en caso de que no se aprecien los resultados. El Ejecutivo comunitario advirtió públicamente en julio de 2017 a las plataformas Facebook, Twiter y Google+ para que adaptasen sus términos y condiciones de uso a las leyes europeas de protección de los consumidores. En febrero de 2018, la CE indicó que Google ya se había acoplado a las reglas comunitarias, pero no así Facebook y Twitter, empresas que solo se adaptaron «parcialmente a cuestiones sobre cómo informan a los usuarios de la eliminación de contenido cuando termina su contrato», señaló entonces la CE. Jourová no se refirió en esta ocasión a Twitter, pero sí cargó contra Facebook, plataforma que inquieta en Bruselas debido a que aparentemente en Estados Unidos y el Reino Unido terceras partes como la consultora Cambridge Analytica se sirvieron de los datos de sus clientes para propiciar injerencias en procesos electorales. La Unión Europea celebrará comicios al Parlamento Europeo el próximo mes de mayo y las manipulaciones electorales de terceros países o empresas son una de las amenazas declaradas en esa cita con las urnas. «Queremos que Facebook sea absolutamente claro con sus usuarios sobre cómo opera y hace dinero. Facebook tiene casi 380 millones de usuarios en Europa y espero que asuman más responsabilidades sobre ellos» «Queremos que Facebook sea absolutamente claro con sus usuarios sobre cómo opera y hace dinero. Facebook tiene casi 380 millones de usuarios en Europa y espero que asuman más responsabilidades sobre ellos», señaló la comisaria. Jourová subrayó que «no mucha gente tiene claro cómo Facebook utiliza los datos personales de sus usuarios y cómo funciona con terceras partes como creadores de aplicaciones o juegos». «No mucha gente sabe que Facebook ha hecho accesible esa información a terceras partes o que, por ejemplo, tiene todos los derechos de autor sobre cualquier foto o contenido que subes, incluso después de borrar la cuenta», añadió la comisaria, que pidió a esa red social que sea «honesta» con sus usuarios. La comisaria señaló que, a título personal, no tiene cuenta en esa red social porque tras un breve período como usuaria decidió cancelarla al constatar que se trataba de un «canal de basura» por el que se vertía odio, si bien precisó que está abierta a los cometarios críticos, que le pueden hacer llegar por correo electrónico.
20-09-2018 | abc.es
Ultimátum de Bruselas a Facebook  para adaptarse a las reglas europeas
La Comisión Europea (CE) dio este jueves un ultimátum a Facebook para que en un plazo de tres meses adapte sus prácticas a la normativa de consumo de la Unión Europea (UE), y amenazó con sanciones contra esa red social estadounidense si no se aprecian resultados a final de año. «No quiero ver progresos, no es suficiente. Quiero ver resultados», declaró en una rueda de prensa la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, quien avisó a la plataforma de que «puede enfrentarse a sanciones de las autoridades nacionales» en 2019 en caso de que no se aprecien los resultados. El Ejecutivo comunitario advirtió públicamente en julio de 2017 a las plataformas Facebook, Twiter y Google+ para que adaptasen sus términos y condiciones de uso a las leyes europeas de protección de los consumidores. En febrero de 2018, la CE indicó que Google ya se había acoplado a las reglas comunitarias, pero no así Facebook y Twitter, empresas que solo se adaptaron «parcialmente a cuestiones sobre cómo informan a los usuarios de la eliminación de contenido cuando termina su contrato», señaló entonces la CE. Jourová no se refirió en esta ocasión a Twitter, pero sí cargó contra Facebook, plataforma que inquieta en Bruselas debido a que aparentemente en Estados Unidos y el Reino Unido terceras partes como la consultora Cambridge Analytica se sirvieron de los datos de sus clientes para propiciar injerencias en procesos electorales. La Unión Europea celebrará comicios al Parlamento Europeo el próximo mes de mayo y las manipulaciones electorales de terceros países o empresas son una de las amenazas declaradas en esa cita con las urnas. «Queremos que Facebook sea absolutamente claro con sus usuarios sobre cómo opera y hace dinero. Facebook tiene casi 380 millones de usuarios en Europa y espero que asuman más responsabilidades sobre ellos» «Queremos que Facebook sea absolutamente claro con sus usuarios sobre cómo opera y hace dinero. Facebook tiene casi 380 millones de usuarios en Europa y espero que asuman más responsabilidades sobre ellos», señaló la comisaria. Jourová subrayó que «no mucha gente tiene claro cómo Facebook utiliza los datos personales de sus usuarios y cómo funciona con terceras partes como creadores de aplicaciones o juegos». «No mucha gente sabe que Facebook ha hecho accesible esa información a terceras partes o que, por ejemplo, tiene todos los derechos de autor sobre cualquier foto o contenido que subes, incluso después de borrar la cuenta», añadió la comisaria, que pidió a esa red social que sea «honesta» con sus usuarios. La comisaria señaló que, a título personal, no tiene cuenta en esa red social porque tras un breve período como usuaria decidió cancelarla al constatar que se trataba de un «canal de basura» por el que se vertía odio, si bien precisó que está abierta a los cometarios críticos, que le pueden hacer llegar por correo electrónico.
18-09-2018 | abc.es
WhatsApp prepara una función muy demandada por sus usuarios: el modo oscuro
WhatsApp, conocida aplicación de mensajería instantánea, sigue explorando nuevas funciones que alimentar y hacer crecer su plataforma. Una de las que estudia a tenor de los rumores es el modo oscuro o nocturno, una de las demandas más fuertes de los consumidores de servicios digitales. Según informa «WABetaInfo», medio especializado en avanzar próximas funciones, la «app» prepara esta característica visual que está diseñada principalmente para consumirse de una manera más relajada en momentos de baja luminosidad como la noche. Una decisión interesante puesto a que las empresas de tecnología llevan tiempo intentando poner el foco en la salud de las personas. Diseño conceptual de cómo puede quedar este modo noche - WABETAINFO Con esta medida, en principio, se protegerá en cierta medida a los ojos. Así que tendrá especial interés, sobre todo, en los móviles con pantallas de tipo OLED, que generlamente potencian los contrastes y negros profundos, y que está presente en numerosos terminales de alta gama de apple, Samsung, Google o LG. La llegada de esta opción, que se ha venido implantando en otros servicios digitales como Twitter, todavía no está clara pero, atendiendo a otras veces, puede llegar llegar en los próximos meses a los dispositivos basados en iOS y Android. Pese a que todavía no se ha hecho oficial, sí ha trascendido algunas imágenes conceptuales para hacerse una idea de cómo puede quedar. Otros rivales como Telegram ya cuentan con esta particularidad.
18-09-2018 | abc.es
Twitter recula y volverá a implantar su muro cronológico tras dos años de críticas
Twitter es un tiovivo. Unas veces está arriba, viéndolo todo en una posición de privilegio y siendo una plataforma inspiradora; otras, está abajo, rozando lo más bajo que se puede llegar. Pero una cosa sí que dejado patente en sus doce años de historia: sabe aprovechar la escucha activa. La multinacional no inventó los «hashtag». Tampoco los «retuits». Ni tan siquiera los ahora famosos hilos que encumbran relatos partidos en píldoras de 280 caracteres. Todas esas narrativas que se han venido incorporando a la plataforma nacieron de manera espontánea en la comunidad, pero conforme crecieron su uso entró en el radar del servicio. Una de sus esencias, en cambio, se ha ido mancillando con el tiempo. A medida que la plataforma crecía en audiencia los dueños de la compañía buscaron una alternativa para entregar los mensajes de diversas formas. Una ocurrencia fue romper con el muro cronológico en una decisión controvertida que fue duramente criticada por los usuarios. Ahora, dos años después, da marcha atrás: la red de micromensajes trabaja para implementar el «timeline» o línea de actualizaciones de manera cronológica y eliminará las características algorítmicas para recomendar contenido. Es decir, regresará a su naturaleza primigenia. En un comunicado oficial, Twitter ha avanzado que el módulo que «por si te lo perdiste» se convertirá en una opción y, por tanto, podrá ser desactivado. Esta función entrará en vigor en las próximas semanas. «Hemos aprendido que al mostrar los mejores tuits primero, los usuarios encuentran a Twitter más relevante y útil. Sin embargo, hemos escuchado comentarios de personas que a veces prefieren ver los tuits más recientes», reconocen fuentes de la compañía estadounidense. La red de micromensajes, que cuenta con 339 millones de usuarios registrados, ha insistido en que su objetivo siempre ha sido hacer una plataforma equilibrada. No obstante, ha asumido que a veces «es probable» que no se haya encontrado ese «equilibrio correcto» al combinar los mensajes más recientes con lo que considera «mejores». Esta opción supone un cambio con respecto a la configuración previa del «timeline», ya que antes aparecían las publicaciones basadas en intereses incluso en caso de desactivar la organización por relevancia. A través de esta función, Twitter ya ofrece una línea del tiempo puramente cronológica.
18-09-2018 | abc.es
Instagram hace más infelices a los chavales
Vinieron a conectar el mundo, hacerlo más pequeño, pero han acabado por introducir en nuestras vidas una obsesión permanente: consultarlas constantemente. Las redes sociales también tienen su lado negativo. Explotan la faceta más cotilla y fisgón de las personas que, refugiadas en la distancia que favorece el anonimato, pueden ir saltando en segundos a los diferentes perfiles que componen su comunidad. Una acción que esconde, sin embargo, un problema: esa obsesión provoca en los usuarios con carencias afectivas una frustración. Con poco significado ulterior, la gran recompensa de las plataformas digitales se encuentra en la fría conexión con otras personas, más o menos conocidas, sin más miramientos que el hecho de comportarse como una ventana hacia lo desconocido. Porque tenemos que asumirlo; en estos servicios se miente. Y mucho. ¿Quién no ha subido una foto de un lugar paradisiaco cuando estaba tranquilo en su casa? ¿Quién no ha resaltado su felicidad cuando, sin embargo, no la sentía como tal? ¿Quién no revisa los perfiles de sus amigos o exparejas para ver si tienen unas vidas más divertidas? Un interesante artículo de «The Guardian» aduce a esas «vidas perfectas» que intentan comunicar muchos usuarios de redes sociales. Y pone un ejemplo, Instagram, la mayor red de fotografía que está en estos momentos canibalizando el crecimiento del que antes gozaba Facebook, su empresa matriz. La plataforma, que cuenta con más de 800 millones de usuarios, se ha convertido en la travesía de los usuarios hastiados de la red social de Mark Zuckerberg. Sobre todo los jóvenes. No le encuentran interés alguno en su diseño y, según diversos informes estadísticos recientes, una de cada cuatro personas se ha borrado la aplicación de sus teléfonos. Aunque esta acción no implica darse de baja del servicio puede indicar que su consumo va a menos. La mayoría de redes sociales tradicionales se han aplatanado; no crecen al mismo ritmo que hace unos años. Algo lógico, por otra parte, al ir acercándose al techo de internautas. Las marcas de nicho y especializadas como Instagram, en cambio, han experimentado una mayor atracción entre las nuevas generaciones. No es para menos, puesto que su diseño está concebido para ser fácil e intuitivo: solo subir fotos. Así de rápido. Así de simple. Es una dinámica de «happy hour» en donde todo el mundo quiere gustar. «Es una comunidad visualmente donde el método principal de interacción es hacer doble clic en una imagen para agradar, donde las publicaciones que se vuelven virales tienden a hacerlo por un sentido de positividad en lugar de la indignación y donde muchas de las cuentas más influyentes publican imágenes de perros y gatos», relata el artículo del medio británico. «Si Facebook demuestra que todos los usuarios son aburridos y Twitter que todos son terribles, Instagram te hace preocuparte de que todos son perfectos, excepto tú» Sin embargo, lo que aparentemente es su gran virtud también es su mayor atrocidad: Expertos en salud mental consideran que ese excesivo positivismo de Instagram alienta a sus usuarios a presentar una imagen atractiva y optimista que otros puedan encontrar, en el mejor de los casos, engañosa y, en el peor de los casos, perjudicial. «Si Facebook demuestra que todos los usuarios son aburridos y Twitter que todos son terribles, Instagram te hace preocuparte de que todos son perfectos, excepto tú», subraya. Una encuesta (en inglés) realizada por la Real Sociedad para la Salud Pública en Reino Unido (RSPH) a 1.500 jóvenes entre 14 y 24 años situaba a Instagram como una red negativa que afectaba al sueño, a su imagen corporal y que desarrollaba el llamado Síndrome Fomo, una patología psicológica que se produce por el miedo a quedarse fuera del mundo tecnológico. «En apariencia, Instagram puede parecer muy amigable», apunta Niamh McDade, portavoz de este organismo benéfico. «Pero ese desplazamiento sin fin sin mucha interacción en realidad no deriva en un gran impacto positivo en la salud mental y el bienestar. No tienes control sobre lo que estás viendo. Y a menudo ves imágenes que dicen mostrarte realidad, pero que no lo son. Y eso es especialmente dañino para los jóvenes». Parte de ese problema -aducen los expertos- se debe a las dinámicas existentes en esta plataforma tan visual en la que los usuarios llamados «influencers» han logrado obtener grandes cuantías de dinero por publicar imágenes con productos regalados por marcas, imágenes de viajes retocadas previamente por filtros que han ocasionado el deseo de mucha gente de querer esas vidas tan felices. La consecuencia es preocupante: en lugar de potenciar el bienestar de los usuarios puede disminuirlo.
18-09-2018 | abc.es
Trucos para sacar provecho al correo electrónico Gmail
Gmail es el servicio de correos electrónicos más popular en estos momentos. Propiedad del gigante Google, también se emplea para fines profesionales, con lo que se pueden activar alguna de las múltiples opciones que existe en su interior. Habilitar notificaciones de correos entrantes Como decimos, es posible que más de un usuario utilice Gmail como herramienta de trabajo. Pues bien, en muchas ocasiones se requiere de agilidad y velocidad a la hora de procesar todos los correos recibidos. Una razón para activar las notificaciones de mails. Estas alertas se pueden recibir tanto en los navegadores Google Chrome, Firefox o Safari mientras esté iniciada tu sesión en Gmail y lo tengas abierto en el navegador. Para ello hay que abrir el servicio en el ordenador. Arriba a la derecha, y pinchando en la rueda dentada «Configuración» desplazarse hacia abajo hasta el apartado «Notificaciones de escritorio». Hay tres opciones, «Habilitar notificaciones de correo nuevo», «Habilitar notificaciones de correos importantes» o «Inhabilitar notificaciones de correo». Ahí ya el gusto del consumidor es el que decide. Añadir firma al final Gmail se utiliza también para fines laborales. Profesionales de toda clase y devoción suelen crear sus propias cuentas profesionales desde donde comunicarse con otros clientes o colegas del gremio. Una opción útil a tener en cuenta es introducir por defecto en cada correo la firma del remitente. De tal manera, cuando el destinatario reciba un mensaje le aparecerán los datos personales para poder comunicarse por otras vías. Así le damos un toque más serio al asunto. ¿Cómo hacerlo? Para ello hay que ir a «Configuración». En la pestaña «General» debe aparecer un apartado que se llama «Firma». Tan solo hay que activarlo y escribir los datos que uno desea, personalizando además el cuerpo y formato de texto gracias a las herramientas de edición que aparecen programadas. Y, por cierto, deja la opción de añadir una imagen con tu imagen corporativa o tu fotografía personal. Mensaje automático por vacaciones Es recomendable desconectar de los servicios de internet de vez en cuando. Pero como hay usuarios que utilizan Gmail para su trabajo tampoco conviene -a veces- irse de vacaciones sin avisar a los posibles clientes, proveedores o compañeros. La plataforma dispone de una opción para enviar un mensaje reciba de manera automática otro de respuesta. Se conoce como «Respuesta automática», una opción que viene desactivada por defecto. Lo primero es ir a «Configuración/General». Desde ahí se puede configurar el periodo y la respuesta automática. Y, por cierto, si no quieres que todos los que te escriban sepan que estás ausente es conveniente marcar la casilla de «Enviar respuesta solo a mis contactos». Aplicar filtros Otra opción muy práctica. Con el uso de los filtros se pueden automatizar las tareas habituales, como reenviarlo, clasificarlo, borrarlo. Para crear un filtro, hay que ir a «Configuración» y definir en primer lugar un criterio de búsqueda. «Crear un filtro nuevo» es lo primero que aparece dentro del apartado «Filtros». Posteriormente, en «Crear un filtro con estos criterios de búsqueda» hay que elegir la acción a realizar. Marcar mensajes como «spam» Otra interesante opción dentro del servicio está destinada a gestionar la decena de mensajes de propaganda que inundan casi a diario nuestro buzón. Desde Gmail se puede clasificar las entradas en función de la importancia y del contenido. Además, detecta automáticamente los mensajes de «spam» y los sospechosos, enviandolos a la categoría Spam. Cuantos más mensajes se marquen así, el sistema mejor clasificará automáticamente los correos similares. Para ello, hay que abrir Gmail en el ordenador y seleccionar uno o varios mensajes. Hacer clic en «Marcar como spam» o «Denunciar spam». Cabe recordar que si se activa esta opción Google recibe una copia del mismo y es posible que la analice para proteger a sus usuarios frente a spam y usos inadecuados en un futuro. No obstante, al tratarse de una opción se puede revocar: en el lateral izquierdo hay que hacer clic en «Spam». Si no se ve la carpeta, hay que pinchar en Más. Bloquear las entradas de un usuario A veces muchos usuarios están siendo constantemente acosados por ciertas personas. No tienen que ser malintencionadas, sino posibles «trolls» o acosadores que envían continuamente mails. Desde este servicio se puede bloquear a una persona para evitar recibir más contenido, aunque también se suele aplicar a las cuentas «spam». Para ello, hay que abrir el mensaje, seleccionar «Más» (arriba a la derecha) para hacer clic en «Bloquear a [remitente]». Por cierto, en caso de bloquear a alguien sin querer, sigue los mismos pasos para desbloquearlo. Añadir tareas En el último diseño esta opción se encuentra disponible en un módulo en la parte de la derecha en la versión de escritorio (ordenadores) como acceso directo, aunque se puede sincronizar para consultarlas directamente desde la aplicación para dispositivos móviles iOS o Android. La finalidad de esta opción es gestionar ciertas tareas de manera rápida para que no se te olviden realizarlas al cabo del día. Abrir varias cuentas a la vez También es posible que los usuarios necesiten dos o más cuentas diferentes en función de sus necesidades, ya sea un correo para el entorno laboral y otro para fines personales. En caso de se poseedor de varias cuentas de Gmail el servicio permite añadirlas. En caso de hacerlo aparecerán los buzones separados por pestañas. Esta función se encuentra en «Configuración/Cuentas e importación». Incluso es posible conceder acceso a una tercera persona para leer o enviar correos en tu nombre, aunque para ello también hay que añadir la cuenta de otra persona desde el mismo apartado. Enviar mensajes que se autodestruyen Es una reciente opción que puede ayudar a los usuarios más recelosos de su intimidad a empezar a usarlo casi a diario. Se trata de un modo confidencial que, en principio, puede ser útil cuando se comparte información sensible. Para activarlo es necesario previamente abrir la ventana para redactar un correo electrónico. Una vez en el campo de texto hay que dirigirse al icono que aparece entre sus herramientas y que tiene forma de maletín con un reloj. Entonces, los usuarios pueden seleccionar el tiempo en que desea que desaparezca el contenido: de un día a cinco años. Con esta función los destinatarios no podrán reenviar, copiar, pegar, descargar ni imprimir el contenido de los correos. Incluso es posible requerir una contraseña para acceder al mismo. Cómo mencionar a contactos Al igual que en Twitter, el servicio de correo permite desde hace poco mencionar a otros contactos dentro de un mail. ¿Para qué? Básicamente para hacer una llamada a una determinada persona o varias para continuar la conversación o facilitar la comunicación con un tercero. Es una medida útil que está enfocada a ser más sencillo todo el proceso. Cuando el destinatario recibe el texto con una mención puede pinchar directamente sobre el nombre que se incluye abriéndose una ventana para iniciar la redacción de un email. Es una función que viene activada por defecto y se puede utilizar en cualquier momento. Una vez que se ha añadido el asunto del mismo y la cuenta de destino, los usuarios ya pueden escribir directamente el texto que se pretende enviar. 3.- En el cuerpo del texto se puede añadir una mención tan solo introduciendo el carácter «@», la clásica arroba que suele encontrarse en la tecla del ordenador 2 o en el teclado digital de los teléfonos móviles. Utilizar Gmail sin conexión Esta es otra función muy recomendable. Con ella se pueden leer los mensajes, responderlos y realizar búsquedas en ellos aunque no se tenga conexión a internet desde mail.google.com. Si utilizas Gmail con tu cuenta del trabajo o de un centro educativo, puedes pedirle a tu administrador que te ayude a cambiar la configuración. Para activar «Gmail sin conexión» hay que asegurarse antes de que has descargado el navegador Chrome en tu ordenador. Solo se puede usar esta función desde una ventana del navegador que no esté en el modo de incógnito. Para ello, hay que ir a la configuración y marcar la opción «Habilitar el correo sin conexión». Entonces, es cuestión de ir eligiendo los mensajes de cuántos días quieres sincronizar.
17-09-2018 | abc.es
Facebook reduce por primera vez la interacción de las «fake news» en un 50 por ciento
Ahora sí que ya podemos empezar a creernos que Facebook está haciendo algo por reducir las «fake news». Lo que necesitábamos eran pruebas -y no tanta palabra- como las que recoge el estudio «Tendencias en la difusión de desinformación en redes sociales», elaborado por investigadores independientes de la Universidad de Stanford y la Universidad de Nueva York. Aunque las conclusiones son positivas, los investigadores advierten que el estudio está «lejos de ser definitivo». Se trata del primer informe que analiza realmente cuál es la situación actual del gigante tecnológico desde que saliera a la luz el escándalo de las «fake news» en 2016 con las elecciones presidenciales en las que ganó Donald Trump. Hasta ahora el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, se había dirigido a mandatarios, usuarios y público en general de una manera poco creíble. Aunque recientemente aseguró que su empresa estaba mejor preparada «para evitar la desinformación en las elecciones», faltaban pruebas. Lo mismo sucede con Twitter que curiosamente sale peor parado en el informe. El estudio mide las tendencias en la difusión de desinformación en Facebook y Twitter entre enero 2015 y julio de 2018. «Nos centramos en historias de 570 sitios que han sido identificados como productores de historias falsas», explican los investigadores. «Las interacciones con estos sitios en Facebook y Twitter -continuan- subieron constantemente a finales de 2016. Después, cayeron bruscamente en Facebook mientras continuaban en ascenso en Twitter». Los expertos utilizaron datos de más de 570 sitios clasificados como noticias falsas de fuentes como «Politifact», «FactCheck» y «BuzzFeed». A través de la firma de análisis de marketing BuzzSumo, que rastrea las interacciones de los usuarios con contenido de internet en Facebook, Twitter y otras plataformas, se encontraron con datos sorprendentes. Twitter, en la senda contraria Las interacciones de noticias falsas aumentaron constantemente en Twitter y Facebook desde principios de 2015 hasta las elecciones de 2016. Después, cayeron bruscamente en Facebook un 50%. Sin embargo, las acciones en Twitter aumentaron de 4 millones en 2016 a los 6 millones en 2018. Hay que recordar que la lucha que lleva a cabo la compañía que dirige Jack Dorsey se ha centrado principalmente en «bots», «spam», acoso o discurso de odio, y no en noticias falsas. El estudio va aún más allá para comprobar que esa reducción no fuese sólo el resultado de los cambios de algoritmo que Facebook realiza continuamente para combatir la desinformación. Para ello, los investigadores analizaron también sitios web legítimos de noticias tales como «The York Times», «Wall Street Journal», «CNN»o «Fox News» y concluyeron que «las interacciones se han mantenido relativamente estables a lo largo del tiempo y han seguido tendencias similares antes y después de las elecciones». De momento, los datos son positivos pero limitados, ya que el problema de la desinformación está evolucionando y cada día surgen nuevas fuentes que potencian las «fake news» e incluso evaden los controles de Facebook.
44