Noticias de "twitter"

13-12-2010 | diarioti.com
Según SPAMfighter, la difícil situación que enfrenta estos días Wikileaks hace que los spammers utilicen el nombre de la compañía como cebo y falsifiquen correos en Twitter.
12-12-2010 | 20minutos.es
Lo más buscado en Google en 2010 y lo que dejó de interesar respecto a 2009

EFE

  • Chatroulette, iPad y Justin Bieber fueron lo más buscado en 2010.
  • El terremoto de Haití, la noticia más buscada.
  • Mourinho, entre los personajes del deportes más buscados.
  • Lo más buscado en Google por los españoles fue..

La compañía Google publicó este viernes su informe Zeitgeist 2010, en el que destaca "chatroulette" y el Mundial de Fútbol de Sudáfrica, respectivamente, como el término y evento más buscados por los internautas este año.

"Chatroulette", una red de chat en línea aleatorio, es la principal palabra buscada; seguida por el nuevo aparato electrónico de Apple, el "iPad"; y, en tercer lugar, el cantante adolescente canadiense Justin Bieber.

Cantantes, portales de entretenimiento en línea y redes sociales son los principales intereses

La cantante de hip-hop "Nicki Minaj" y "friv", un portal de internet que ofrece centenares de juegos gratuitos, cierran el llamado "top 5", las cinco principales búsquedas. Cantantes, portales de entretenimiento en línea y redes sociales son los principales intereses de los internautas a la hora de navegar por la red, según la lista publicada por el buscador de internet más importante del mundo. Cierran la lista de los primeras diez búsquedas, el portal "myxer", que ofrece sonidos e imágenes para teléfonos móviles; la cantante Kate Perry; el portal de juegos en línea "gamezer"; y, por último, las redes sociales "Twitter" y "Facebook". Por su parte, los principales acontecimientos, por número de búsquedas en Google, fueron el Campeonato del Mundo de fútbol de Sudáfrica, los Juegos Olímpicos de Invierno en Canadá, el terremoto de Haití, el derrame de petróleo en el Golfo de México, y la nube de ceniza de Islandia. El popular buscador realiza también un desglose por ámbitos, en los que se incluye entretenimiento, deportes, noticias o aparatos electrónicos. Desde el punto de vista informativo, en el número uno de las noticias tecleadas se situó el terremoto de Haití. Los tres primeras búsquedas en la lista de entretenimiento corresponden, al mencionado Justin Bieber, la colombiana Shakira y el rapero Eminem.

Los personajes deportivos más buscados, según Google, fueron: Randy Moss, jugador de fútbol americano de los Tennesse Titans; José Mourinho, el entrenador de fútbol del Real Madrid; el delantero del Manchester United, Wayne Rooney; y el delantero de la selección española de fútbol y del Barcelona, David Villa.

Qué ha dejado de interesar

Google también ofrece un listado de las búsquedas que han dejado de interesar y que fueron claves en el año 2009. La "gripe aviar", la cantante británica "Susan Boyle", la película ganadora de los Oscar "Slumdog Millionare" o la fallecida estrella de pop "Michael Jackson", se encuentran entre las principales caídas en su nivel de búsquedas respecto al pasado año, cuando coparon las primeras posiciones. Google ha publicado su informe Zeitgeist (el "Espíritu de los Tiempos") desde 2001, en el que revela las nuevas tendencias de ciberbúsqueda y explica "cómo buscó el mundo" durante el año.

10-12-2010 | 20minutos.es
Detienen a un presunto hacker de 16 años por atacar Mastercard para vengar a WikiLeaks

AGENCIAS

  • El joven ha reconocido los ataques para vengar la cancelación de donaciones a favor de WikiLeaks.
  • Las autoridades holandesas creen que el chico pertenece a un grupo más grande de piratas informáticos.

Las autoridades holandesas han informado  de la detención de un presunto hacker de 16 años por ser uno de los responsables de los ataques sufridos por las páginas webs de Mastercard y Visa, según informan los periódicos holandeses De Volkskrant y Telegraaf.

El menor habría reconocido los cargos, aunque las autoridades holandesas sospechan que no trabaja solo y que pertenece a un grupo de piratas informáticos más amplio, con redes fuera de Holanda. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones, también fuera de Holanda.

El menor estaba en posesión de varios ordenadores  y numerosa memorias USB y ahora deberá comparecer ante las autoridades de Rotterdam.

Los ciberataques forman parte de la campaña desarrollada por defensores de WikiLeaks ante la decisión tomada por compañías como Visa y Mastercard de no gestionar más pagos y donaciones para WikiLeaks.

Este jueves Facebook y Twitter han borrado los perfiles de quienes organizaban y promovían ciberataques en favor de WikiLeaks.

10-12-2010 | 20minutos.es
Facebook y Twitter cancelan las cuentas de los que promueven ciberataques por WikiLeaks

EUROPA PRESS

  • Facebook confirma que eliminó el sitio Operacion Payback porque promovía ataques a páginas de Internet contrarias a WikiLeaks.
  • El ex presidente Lula muestra su apoyo a Julian Assange mientras la ONU muestra su preocupación por los ataques a WikiLeaks.
  • Partidarios y detractores de Wikileaks inician la primera 'ciberguerra de la información'.

Facebook y Twitter borraron las cuentas de cibernautas que atacaron el sitio de Visa y de otras páginas de pagos por Internet después de que éstas bloquearan las donaciones para WikiLeaks tras la divulgación de cables diplomáticos estadounidenses.

Los cibernautas desafiaron los esfuerzos para bloquear sus ataques y prometieron continuar su campaña comenzando con el sitio de pagos PayPal.

En relación a los ataques sufridos por las webs de Mastercard y Visa, las autoridades holandesas han confirmado la dentención de un 'hacker' de 16 años, aunque la operación sigue abierta y podrían poducirse nuevas detenciones.

Facebook confirmó que eliminó el sitio Operation Payback este jueves porque promovía un tipo de ataques a páginas de Internet. El sitio de mensajería Twitter declinó realizar comentarios.

La medida contra los activistas del grupo que dice abogar por la libertad en Internet se dio después de su ataque en la Red contra las gigantes compañías de tarjetas de crédito Visa y Mastercard, que cancelaron las cuentas para donaciones a WikiLeaks.

La campaña reapareció en Twitter poco después usando otra cuenta. Expertos dijeron que era poco probable que las cancelaciones tuvieran mucho efecto en la campaña a favor de WikiLeaks pues sus partidarios estaban utilizando diferentes salas de conversación online para organizarse.

Un representante de uno de los grupos involucrados en la campaña dijo este jueves que podrían darse más ataques en represalia por intentar bloquear a WikiLeaks.

Amazon, que bloqueó el uso de su servidor para WikiLeaks la semana pasada, fue blanco de un breve ataque, pero los activistas dijeron que el sitio era muy grande para ellos, por el momento.

"No podemos atacar Amazon actualmente. El plan era hacerlo, pero no tenemos fuerzas suficientes", según un mensaje publicado en Twitter.

Los cibernautas dijeron que en cambio atacarán a PayPal, que suspendió la cuenta de WikiLeaks que la organización utilizaba para recaudar donaciones.

WikiLeaks enfureció a Washington al comenzar a divulgar cables diplomáticos secretos, a veces embarazosos, después de publicar documentos sobre las guerras de Afganistán e Irak.

En una carta en la Red, el grupo Anonymous dijo que sus activistas no eran ni vigilantes ni terroristas. Y añadió: "la meta es simple: ganar el derecho de mantener internet libre de cualquier control de cualquier entidad, corporación o gobierno".

La campaña en internet comenzó tras el arresto en Gran Bretaña del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por supuestos crímenes sexuales cometidos en Suecia. El australiano de 39 años se encuentra en una cárcel en Londres, a la espera de una audiencia por extradición.

Lula da Silva muestra su apoyo a Assange

Assange, quien logró el apoyo de personalidades como el cineasta británico Ken Loach, también obtuvo el jueves el respaldo del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

"Aparece el tal WikiLeaks y desnuda a la diplomacia que parecía inalcanzable, parecía la más correcta del mundo, y ahí comienza una búsqueda. No sé si colocaron carteles como en los tiempos del Lejano Oeste, se busca vivo o muerto, y capturaron al muchacho", dijo Lula en Brasil.

"Si él lo leyó, es porque alguien lo escribió. El culpable no es el que lo divulgó, la culpa es de quien escribió. Por lo tanto, en vez de culpar al que divulgó, culpen al que escribió la tontería, porque sino no habría el escándalo que hay", agregó.

En Moscú, en tanto, el primer ministro Vladimir Putin dijo que el arresto de Assange mostraba que Occidente era hipócrita en sus críticas a los antecedentes democráticos de Rusia.

Cuando se le consultó sobre cables diplomáticos divulgados en los que se referían a él como el mandatario "macho-alfa" de una burocracia corrupta, Putin cuestionó si el Servicio de Relaciones Exteriores de Estados Unidos era una "fuente cristalina de información".

"Si esto es una democracia, entonces ¿por qué han escondido al señor Assange en prisión? ¿Qué es eso, democracia? Es como dicen en el campo, las vacas de algunos pueden mugir pero las tuyas deben quedarse calladas", añadió.

La Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Navi Pillay, expresó también su preocupación por las informaciones que indican que se estaría presionando a empresas privadas para que suspendan servicios financieros o de Internet relacionados con WikiLeaks.

Pillay dijo que tomadas en su conjunto, las medidas podían ser interpretadas como un intento de impedir la publicación de WikiLeaks, lo que constituiría una violación de su derecho de libertad de expresión.

"Si WikiLeaks ha cometido un acto ilegalmente reconocible entonces eso debe ser manejado a través del sistema legal y no por intermedio de presión e intimidación incluyendo a terceras partes", dijo.

WikiLeaks ha continuado con la filtración de cables pese a los problemas legales que enfrenta su fundador. En algunos cables divulgados el jueves, los diplomáticos estadounidenses informaban que el comercio ilícito de diamantes en Zimbabue causó el asesinato de miles de personas, enriqueciendo a aquellos cercanos al presidente Robert Mugabe, y había sido financiado en parte por el banco central.

El principal abogado de Assange en Londres ha negado que el australiano ordenara los ataques en Internet.

 

 

10-12-2010 | europapress.es
MADRID, 10 Dic. (Portaltic/EP) - Twitter despide el año 2010 con muy buenas noticias. Respecto a 2009, la red de microblogging ha experimentado un gran crecimiento y se han creado cien millones de nuevas cuentas en este último año. Para celebrar esta nueva cifra, Twitter ha realizado una infografía con el nombre 'Who's new on Twitter 2010' (Quién es nuevo en Twitter en 2010) con los personajes famosos que este año han decidido estrenarse en el mundo de los 'tweets'.
10-12-2010 | 20minutos.es
Partidarios y detractores de Wikileaks inician la primera 'ciberguerra de la información'

Daniel Glez. 20m

  • Los ciberactivistas han saturado múltiples páginas webs en los últimos días.
  • Miles de internautas se han unido para defender la existencia de Wikileaks.
  • Esta ciberbatalla ha alcanzado a empresas, individuos y países de todo el mundo.
  • ¿Se trata de una protesta solidaria o de simple cibervandalismo?

El portal de filtraciones Wikileaks ha acaparado en los últimos meses la atención mediática internacional, primero por la publicación de documentos sobre la guerra sucia en Irak y Afganistan y después por la difusión masiva de más de 250.000 cables diplomáticos de Estados Unidos. Por otro lado, el fundador de la página web, Julian Assange, se ha visto involucrado en dos acusaciones por delitos sexuales que muchos. el primero él, califican de campaña de desprestigio. Hace unos días, Assange fue detenido en Reino Unido.

De este modo, Wikileaks y Assange se han convertido en el nucleo de una guerra, desarrollada sobre todo a través de Internet, entre sus partidarios y sus detractores. Entre los detractores se encuentran diversas naciones y empresas que se han posicionado claramente en contra de Wikileaks, muchas de ellas presionadas por Estados Unidos, como es el caso de Amazon o PayPal. A favor destaca el papel de Anonymous, un grupo ciberactivista que ha cerrado filas en torno al fundador de Wikileaks y lleva varios días realizando ciberataques contra algunos importantes miembros del bando contrario.

Aquí es donde ha surgido la polémica: ¿los ciberactivistas son internautas solidarios o vándalos de la Red? Los foros y redes sociales se han convertido en el lugar ideal para debatir sobre el tema. ¿Dónde está la línea que separa la legalidad del delito?, ¿hasta qué punto el bloqueo de una página web es una forma de manifestación lícita?

Los responsables de los ataques de Anonymous

¿Son hackers?En principio no. Los hackers son personas apasionadas por la seguridad informática, por la programación, por el diseño de aplicaciones, por las entrañas de Internet.. Puede que entre los miembros más activos de Anonymous se encuentren algunos hackers, pero el sistema utilizado para bloquear las páginas web requiere la colaboración de multitud de individuos, miles o incluso millones de internautas convencionales unidos por una misma causa. El sistema empleado por Anonymous es el ataque de denegación de servicios (DoS), que consiste en provocar un aumento del tráfico de una página web para provocar su saturación y hacerla inaccesible.

¿Son crackers?No. Los crackers son hackers criminales (a menudo se les suele denominar simplemente hackers, algo que ofende a los hackers no delincuentes). Los ataques de denegación de servicio no son algo ilegal, tan sólo son muchas personas tratando de acceder a una web al mismo tiempo. "Es una forma de manifestación diferente a lo que estamos acostumbrados. Además, no es delito, no se utilizan códigos maliciosos ni es hackeo. Tan sólo consiste en que mucha gente intente acceder al mismo tiempo a una páginaweb. Es algo lícito", explicaba Emilio Castellote, experto en seguridad de PandaLabs a 20minutos.es.

¿Son colaboradores de Julian Assange?No. En un manifiesto, el grupo Anonymous afirma no tener ninguna relación con el sitio web ni su autor, pero le apoyan porque ambos defienden los mismos principios: la transparencia y la anticensura. "Aunque no estamos afiliados con Wikileaks, luchamos por las mismas razones. Queremos transparencia y atacamos la censura. No podemos permitir que esto pase", explicaba el grupo.

¿Son ciberactivistas?Sí. "Estamos en todas partes. somos todos. Somos Anonymous (anónimos)", decía uno de los miembros en una entrevista concedida a The Economist. Los responsables de los ataques son miles de internautas anónimos de todo el mundo unidos por una misma causa, personas que creen en la necesidad de la existencia de Wikileaks y que se han unido bajo la bandera de Anonymous para hacer fuerza. Su campo de batalla y sus armas son la misma cosa: Internet. Los foros, los chats, Facebook o Twitter son los medios que les sirven para coordinarse y una sencilla aplicación gratuita es la que amplifica su poder.

¿Son hacktivistas?En este punto es donde comienzan las dudas, donde se inicia el debate. El hacktivismo es la protesta activa realizada mediante herramientas digitales para defender una idología u opinión determinada. ¿El uso de la aplicación de Anonymous no convierte entonces a los ciberactivistas en hacktivistas? Serían usuarios de Internet convencionales haciendo uso de herramientas propias de hacker.

Según Juan Santana, de Panda Security, lo que está claro es que no estamos ante ningún delito: "En este tipo de acciones (a diferencia de aquellas iniciadas por ciberdelincuentes), no se busca ningún beneficio más que la de reivindicar unos derechos que consideran lícitos y dar a conocer una posición o protestar por lo que se considera injusto. En este sentido, es importante distinguir entre unos ataques y otros".

Sin embargo, Santana admite que "los medios usados no siempre están permitidos por la legislación de los distintos países, pero sí está claro que la legislación en este ámbito, como en muchos otros, va por detrás de la realidad y se hace necesario una revisión profunda de los derechos y obligaciones de los usuarios en un mundo que va mucho más deprisa de lo que las instituciones legislativas pueden seguir (y de lo que algunas empresas querrían…)".

El hacktivismo puede ser "una forma políticamente constructiva de desobediencia civil anarquista o un gesto anti-sistema indefinido" según quién utilice el término. De hecho, la postura crítica contra este movimiento considera que los ataques DoS son un ataque a la libertad de expresión, que tiene consecuencias indeseadas como la pérdida de recursos y que, al final, no sirve para conseguir nada.

El inicio de una ciberguerra

"La primera guerra de la información ha empezado. Envía por Twitter y coloca esto en cualquier lugar", proclamaba uno de los ciberactivistas unidos por la llamada Operation: Payback (Operación Venganza), reconvertida temporalmente en Operation Avenge Assange (Operación Vengar a Assange) como señal de apoyo a Wikileaks y su fundador, detenido el 7 de diciembre.

Ataques realizados

La web de PayPal cayó, y también su blog, por retirar las donaciones a Wikileaks. El portal de Internet del banco postal suizo, PostFinance, también quedó offline después de que la entidad cerrase el lunes la cuenta de Assange. La web de la Fiscalía sueca se vino abajo por pedir al Reino Unido la extradición de Assange. También se 'tumbaron' con éxito las webs de los abogados de Anna Ardin y Sofia Wilen, las dos mujeres cuyas acusaciones motivaron la detención de Assange.

Las dos últimas empresas afectadas fueron Mastercard y Visa, atacadas por anunciar el bloqueo de los pagos que se canalicen hacia WikiLeaks. También Sarah Palin se ha convertido en "víctima" por calificar a Assange de "agente antiamericano". Pero se planean más ataques. Se ha barajado la posibilidad de bloquear la web del medio de comunicación estadounidense Fox News e incluso Twitter. "Las webs que están cediendo a las presiones de los gobiernos se han convertido en otros tantos blancos", afirmaba un miembro del grupo ciberactivista Anonymous en declaraciones a la BBC.

Ataques recibidos

Los ataques se están realizando contra empresas y grupos que se han posicionado claramente en contra de Wikileaks como contra aquellos a los que se considera responsables de los ciberataques contra Anonymous. Los atacantes también están siendo atacados. De hecho, la página web del grupo, que tan sólo se usa para publicar mensajes informativos de las acciones tomadas, lleva caída ya varios días y las comunicaciones se canalizan sobre todo a través de Twitter y de su blog.

Por su parte, la polémica web creada por Julian Assange va saltando de unos servidores a otros, ubicados en puntos de todo el globo, intentando esquivar el continuo ciberacoso al que se está viendo sometida. El mejor sistema de defensa que ha encontrado Wikileaks ha sido clonarse "para hacer imposible" que el material que posee "sea retirado totalmente de Internet". Según informaba el propio site el pasado día 7, éste ya contaba con más de un millar de mirrors (clones de la página principal), y la cifra seguía subiendo.

Los ataques y contraataques se están produciendo en todas direcciones. En otras ocasiones se han llevado a cabo fuertes ciberprotestas por muy diversos motivos, como cuando se bloquearon las webs de la SGAE, Promusicae y el Ministerio de Cultura a modo de reivindicación de los programas de intercambio P2P.

El primer movimiento hacktivista está fechado en 1989, cuando se introdujo un gusano antinuclear en varios superordenadores estadounidenses. Otros ejemplos destacados de ciberactivismo fueron la huelga dirigida contra los ordenadores del Gobierno de Francia en 1995 o la más reciente lucha contra la Cienciología, que sufrió continuos ataques de denegación de servicio durante una semana de enero de 2008. Sin embargo, nunca se había producido una protesta tan globalizada, que afectase a tantos actores y en tantas partes del mundo y que además tuviese un cibercontraataque también de gran magnitud. La "ciberguerra" parece un hecho.

10-12-2010 | elmundo.es
Facebook y Twitter cierran los perfiles de Operation Payback sobre ataques a webs
La red social confirmó que eliminó el sitio porque promovía ataques DDOS a páginas de Internet. Twitter declinó realizar comentarios. 
10-12-2010 | europapress.es
LONDRES, 10 Dic. (Reuters/EP) - Facebook y Twitter borraron las cuentas de cibernautas que atacaron el sitio de Visa y de otras páginas de pagos por Internet después de que éstas bloquearan las donaciones para WikiLeaks tras la divulgación de cables diplomáticos estadounidenses.
09-12-2010 | enter.co
El servicio de microblogging fue criticado porque la palabra ?wikileaks? no aparecía en sus ?trending topics?. Usuarios del mundo se unen para defender el sitio, y otros han pasado a la ofensiva.

Lea más

09-12-2010 | 20minutos.es
Partidarios y detractores de Wikileaks inician la primera 'ciberguerra de la información'

Daniel Glez. 20m

  • Los ciberactivistas han saturado múltiples páginas webs en los últimos días.
  • Miles de internautas se han unido para defender la existencia de Wikileaks.
  • Esta ciberbatalla ha alcanzado a empresas, individuos y países de todo el mundo.
  • ¿Se trata de una protesta solidaria o de simple cibervandalismo?

El portal de filtraciones Wikileaks ha acaparado en los últimos meses la atención mediática internacional, primero por la publicación de documentos sobre la guerra sucia en Irak y Afganistan y después por la difusión masiva de más de 250.000 cables diplomáticos de Estados Unidos. Por otro lado, el fundador de la página web, Julian Assange, se ha visto involucrado en dos acusaciones por delitos sexuales que muchos. el primero él, califican de campaña de desprestigio. Hace unos días, Assange fue detenido en Reino Unido.

De este modo, Wikileaks y Assange se han convertido en el nucleo de una guerra, desarrollada sobre todo a través de Internet, entre sus partidarios y sus detractores. Entre los detractores se encuentran diversas naciones y empresas que se han posicionado claramente en contra de Wikileaks, muchas de ellas presionadas por Estados Unidos, como es el caso de Amazon o PayPal. A favor destaca el papel de Anonymous, un grupo ciberactivista que ha cerrado filas en torno al fundador de Wikileaks y lleva varios días realizando ciberataques contra algunos importantes miembros del bando contrario.

Aquí es donde ha surgido la polémica: ¿los ciberactivistas son internautas solidarios o vándalos de la Red? Los foros y redes sociales se han convertido en el lugar ideal para debatir sobre el tema. ¿Dónde está la línea que separa la legalidad del delito?, ¿hasta qué punto el bloqueo de una página web es una forma de manifestación lícita?

Los responsables de los ataques de Anonymous

¿Son hackers?En principio no. Los hackers son personas apasionadas por la seguridad informática, por la programación, por el diseño de aplicaciones, por las entrañas de Internet.. Puede que entre los miembros más activos de Anonymous se encuentren algunos hackers, pero el sistema utilizado para bloquear las páginas web requiere la colaboración de multitud de individuos, miles o incluso millones de internautas convencionales unidos por una misma causa. El sistema empleado por Anonymous es el ataque de denegación de servicios (DoS), que consiste en provocar un aumento del tráfico de una página web para provocar su saturación y hacerla inaccesible.

¿Son crackers?No. Los crackers son hackers criminales (a menudo se les suele denominar simplemente hackers, algo que ofende a los hackers no delincuentes). Los ataques de denegación de servicio no son algo ilegal, tan sólo son muchas personas tratando de acceder a una web al mismo tiempo. "Es una forma de manifestación diferente a lo que estamos acostumbrados. Además, no es delito, no se utilizan códigos maliciosos ni es hackeo. Tan sólo consiste en que mucha gente intente acceder al mismo tiempo a una páginaweb. Es algo lícito", explicaba Emilio Castellote, experto en seguridad de PandaLabs a 20minutos.es.

¿Son colaboradores de Julian Assange?No. En un manifiesto, el grupo Anonymous afirma no tener ninguna relación con el sitio web ni su autor, pero le apoyan porque ambos defienden los mismos principios: la transparencia y la anticensura. "Aunque no estamos afiliados con Wikileaks, luchamos por las mismas razones. Queremos transparencia y atacamos la censura. No podemos permitir que esto pase", explicaba el grupo.

¿Son ciberactivistas?Sí. "Estamos en todas partes. somos todos. Somos Anonymous (anónimos)", decía uno de los miembros en una entrevista concedida a The Economist. Los responsables de los ataques son miles de internautas anónimos de todo el mundo unidos por una misma causa, personas que creen en la necesidad de la existencia de Wikileaks y que se han unido bajo la bandera de Anonymous para hacer fuerza. Su campo de batalla y sus armas son la misma cosa: Internet. Los foros, los chats, Facebook o Twitter son los medios que les sirven para coordinarse y una sencilla aplicación gratuita es la que amplifica su poder.

¿Son hacktivistas?En este punto es donde comienzan las dudas, donde se inicia el debate. El hacktivismo es la protesta activa realizada mediante herramientas digitales para defender una idología u opinión determinada. ¿El uso de la aplicación de Anonymous no convierte entonces a los ciberactivistas en hacktivistas? Serían usuarios de Internet convencionales haciendo uso de herramientas propias de hacker.

Según Juan Santana, de Panda Security, lo que está claro es que no estamos ante ningún delito: "En este tipo de acciones (a diferencia de aquellas iniciadas por ciberdelincuentes), no se busca ningún beneficio más que la de reivindicar unos derechos que consideran lícitos y dar a conocer una posición o protestar por lo que se considera injusto. En este sentido, es importante distinguir entre unos ataques y otros".

Sin embargo, Santana admite que "los medios usados no siempre están permitidos por la legislación de los distintos países, pero sí está claro que la legislación en este ámbito, como en muchos otros, va por detrás de la realidad y se hace necesario una revisión profunda de los derechos y obligaciones de los usuarios en un mundo que va mucho más deprisa de lo que las instituciones legislativas pueden seguir (y de lo que algunas empresas querrían…)".

El hacktivismo puede ser "una forma políticamente constructiva de desobediencia civil anarquista o un gesto anti-sistema indefinido" según quién utilice el término. De hecho, la postura crítica contra este movimiento considera que los ataques DoS son un ataque a la libertad de expresión, que tiene consecuencias indeseadas como la pérdida de recursos y que, al final, no sirve para conseguir nada.

El inicio de una ciberguerra

"La primera guerra de la información ha empezado. Envía por Twitter y coloca esto en cualquier lugar", proclamaba uno de los ciberactivistas unidos por la llamada Operation: Payback (Operación Venganza), reconvertida temporalmente en Operation Avenge Assange (Operación Vengar a Assange) como señal de apoyo a Wikileaks y su fundador, detenido el 7 de diciembre.

Ataques realizados

La web de PayPal cayó, y también su blog, por retirar las donaciones a Wikileaks. El portal de Internet del banco postal suizo, PostFinance, también quedó offline después de que la entidad cerrase el lunes la cuenta de Assange. La web de la Fiscalía sueca se vino abajo por pedir al Reino Unido la extradición de Assange. También se 'tumbaron' con éxito las webs de los abogados de Anna Ardin y Sofia Wilen, las dos mujeres cuyas acusaciones motivaron la detención de Assange.

Las dos últimas empresas afectadas fueron Mastercard y Visa, atacadas por anunciar el bloqueo de los pagos que se canalicen hacia WikiLeaks. También Sarah Palin se ha convertido en "víctima" por calificar a Assange de "agente antiamericano". Pero se planean más ataques. Se ha barajado la posibilidad de bloquear la web del medio de comunicación estadounidense Fox News e incluso Twitter. "Las webs que están cediendo a las presiones de los gobiernos se han convertido en otros tantos blancos", afirmaba un miembro del grupo ciberactivista Anonymous en declaraciones a la BBC.

Ataques recibidos

Los ataques se están realizando contra empresas y grupos que se han posicionado claramente en contra de Wikileaks como contra aquellos a los que se considera responsables de los ciberataques contra Anonymous. Los atacantes también están siendo atacados. De hecho, la página web del grupo, que tan sólo se usa para publicar mensajes informativos de las acciones tomadas, lleva caída ya varios días y las comunicaciones se canalizan sobre todo a través de Twitter y de su blog.

Por su parte, la polémica web creada por Julian Assange va saltando de unos servidores a otros, ubicados en puntos de todo el globo, intentando esquivar el continuo ciberacoso al que se está viendo sometida. El mejor sistema de defensa que ha encontrado Wikileaks ha sido clonarse en 507 sitios de la Red "para hacer imposible" que el material que posee "sea retirado totalmente de Internet".

Los ataques y contraataques se están produciendo en todas direcciones. En otras ocasiones se han llevado a cabo fuertes ciberprotestas por muy diversos motivos, como cuando se bloquearon las webs de la SGAE, Promusicae y el Ministerio de Cultura a modo de reivindicación de los programas de intercambio P2P.

El primer movimiento hacktivista está fechado en 1989, cuando se introdujo un gusano antinuclear en varios superordenadores estadounidenses. Otros ejemplos destacados de ciberactivismo fueron la huelga dirigida contra los ordenadores del Gobierno de Francia en 1995 o la más reciente lucha contra la Cienciología, que sufrió continuos ataques de denegación de servicio durante una semana de enero de 2008. Sin embargo, nunca se había producido una protesta tan globalizada, que afectase a tantos actores y en tantas partes del mundo y que además tuviese un cibercontraataque también de gran magnitud. La "ciberguerra" parece un hecho.

532