Noticias de "twitter"

01-01-1970 | abc.es
Instagram sufre su primera histórica caída
Instagram se ha caído. La red social por excelencia de la fotografía ha empezado, en la tarde de este lunes, a experimentar ciertos fallos de conexión, tal y como han denunciado numerosos usuarios en Twitter. Cuando no funciona instagram y te metes en twitter para ver si no eres la única? Sheeran (@edmysky) 24 de abril de 2017No funciona #Instagram, lo buscas en Twitter y cuando ves que no es cosa tuya ya te quedas tranquilo.? Daniel Ferrera (@danferrera1986) 24 de abril de 2017No me funciona instagram! Soy el único?? Raoul Vazquez (@raoulvazquez) 24 de abril de 2017¿Soy el único que se ha metido en Twitter para ver si tengo un movil malo o es que #instagram se había caído?? JairoBarey (@JairoBarey) 24 de abril de 2017La popular aplicación, que pertenece a Facebook, ha sufrido, durante unos minutos, un error desconocido del que la compañía, al final, se ha tenido que pronunciar: «Sabemos que algunos Instagrammers están experimentando problemas con la aplicación. ¡Estamos trabajando en un 'fix!'», ha asegurado Instagram a través de su cuenta de Twitter, sin especificar más, ya que la caída, al parecer, ha sido general y ha afectado a usuarios de EE.UU., Europa, Asia y Oriente Medio. Poco después, ese mismo tuit desaparecía del timeline de su cuenta de Twitter. Instagram cuenta con más de 600 millones de usuarios al mes.
01-01-1970 | abc.es
iPhone 8: se filtran las primeras imágenes del nuevo terminal de Apple
El iPhone 8 puede provocar una de las mayores pesadillas entre los usuarios: su compra podría retrasarse. Y es que como ya se viene rumoreando desde hace tiempo, parece ser que Apple está teniendo ciertos problemas y su producción en masa se retrasaría hasta octubre o noviembre. Al menos, es lo que ha asegurado Benjamin Geskin, quien se ha encargado de filtrar a través de Twitter las primeras imágenes del nuevo terminal. Como hemos comentado, la venta del terminal de Apple está en peligro. Según publica el medio especializado «9to5mac», en base a la información que maneja Geskin, por primera vez, un nuevo iPhone no podría comprarse en el mismo mes que se presenta. Hasta ahora, los de Cupertino siempre dan a conocer sus novedades a principios de septiembre y, pocos días después, el terminal ya puede comprarse. Para ello, la fabricación se inicia en agosto. Pero según el analista de Apple de KGI, Ming-Chi Kuo, «la producción en masa del iPhone OLED probablemente será retrasada hacia octubre/noviembre». La razón de este retraso en el plazo de fabricación estaría en la fabricación de varios componentes del nuevo iPhone 8. «KGI culpa a varias 'mejoras significativas de hardware' de los retrasos. Esto incluye un panel OLED personalizado, el chip Apple A11 de 10 nanómetros SoC, el nuevo módulo 3D Touch (el lector de huellas dactilares iría incrustado en la pantalla) y cámara de detección 3D», explica «9to5mac». Y, efectivamente, a juzgar por las imágenes filtradas, el sensor de huellas digital ya no sería un botón físico, sino que se integrará en la pantalla: THIS IS IT. 2017 OLED iPhone. #iPhone8 #iPhoneX #iPhoneEdition Thanks to @ le.pich pic.twitter.com/3NvWU5flDj? Benjamin Geskin (@VenyaGeskin1) 24 de abril de 2017La parte frontal del dispositivo parece estar dominada por una pantalla casi completa, sin bisel, mientras que en la parte trasera se muestra la doble cámara, junto a un micrófono de reducción de ruido, de un iPhone 8 que parece que sí combinará cristal y acero. En el lado derecho, el diseño parece variar poco: iría el botón de encendido y la bandeja SIM. En el izquierdo, igualmente van los botones de volumen y el interruptor de silencio y el sistema de carga, en el lado inferior. #iPhone8 #iPhoneX #iPhoneEdition pic.twitter.com/ti61D6Xahm? Benjamin Geskin (@VenyaGeskin1) 24 de abril de 2017El nuevo iPhone 8 estaría dotado con un panel OLED curvo de 5,6 o 5,8 pulgadas, cámara frontal de detección 3D, carga inalámbrica, 3 GB de RAM y reconocimiento facial, entre otras características. Pero, este no sería el único modelo que Apple presentaría en septiembre. Se llame iPhone 8 o iPhone X, al cumplirse este año el décimo aniversario del terminal, la compañía podría lanzar, junto al anterior modelo, que sería el más alto de gama, otros dos: uno de 4,7 pulgadas y otro de 5,5. Ambos con pantallas LCD .
01-01-1970 | abc.es
Yago Hansen, «hacker»: «Todos los días se producen robos de información con la que se trafica para controlar nuestras vidas»
Yago Hansen sabe muy bien de qué habla. Lleva muchos años en el mundo del «hacking» y por ello apuesta por la concienciación de la sociedad, ajena aún a los cibertataques y peligros que entraña la Red. Quizás por eso reflexiona de una forma muy personal: «Los humanos no deberíamos ser tan dependientes, tecnológicamente hablando». Él es «hacker» y uno de los cofundadores de Mundo Hacker Day, la gran cita del sector que se celebra este miércoles en Madrid, donde unos 2.500 expertos en ciberseguridad participarán para hablar sobre la necesidad de proteger a una sociedad cada vez más conectada y vulnerable a los ciberataques. Mundo Hacker 2017 celebra su cuarta edición. ¿Qué nos espera este año? Hablaremos más, aunque no es monotema, todo lo que tiene que ver con el Internet de las Cosas (IoT) pero también con cuestiones que afectan a la seguridad en redes wifi, espionaje, sistemas de interceptación de contenidos? En la jornada se combinan ponencias y charlas técnicas. Además, este año tendremos la «CTF Academy», un concurso de «hacking» con los miembros del equipo español que ganó la European Cyber Security Challenge 2016 en Dusseldorf (Alemania). Es verdad que se habla mucho del IoT: ¿por qué es tan importante? Tenemos un ejemplo muy reciente, que acaba de caer, para que la sociedad sea consciente: Mirai, un «malware» con el que un grupo de ciberdelincuentes se dedicó a «hackear» el IoT . Es decir, interceptaron desde los routers de los hogares hasta cualquier tipo de aparato conectado que se te ocurra, como puede ser la Smart TV. La cuestión es que consiguieron «hackear» millones de aparatos conectados y comandarlos como si fueran una milicia para atacar a grandes empresas, como Instagram o Twitter, y tirar toda su infraestructura. Es solo un pequeño ejemplo de lo que sucede con la inseguridad. Es muy importante que nos empecemos a concienciar sobre la importancia de la seguridad porque los aparatos conectados de casa no solo sirven para «hackear» nuestro hogar, sino también para atacar a grandes empresas. Es un riesgo. Has dicho que con Mundo Hacker 2017 queréis «advertir de la que se nos viene encima en los próximos años, que no es poco». ¿A qué te refieres? El año 2016 fue un año terrible en 'leaks' (robo de información). Y este 2017 tiene visos de superarlo. Pero no solo se roba información sino que también se secuestra, tanto a pequeñas como a medianas empresas. De hecho, recientemente, al Gobierno le han robado de un registro una serie de matrículas de coches así como los datos de los propietarios. Esto significa que toda nuestra información, ya no solo la que publicamos en redes sociales, sino en páginas web de compra o venta online, como Amazon, están sufriendo constantemente robos de información con la que se trafica y alimenta las grandes bases de datos que compran otras grandes empresas para tomar decisiones sobre nosotros, como hacernos un seguro de vida. Se paga muchísimo dinero y es una de las cosas que más miedo produce. Al final siempre vamos por detrás de los «ciberdelincuentes». Ir por delante es imposible ¿no? Es como todo. Intentamos adelantarnos a los malos pero la realidad es que la ley y la seguridad van detrás del «hacking» siempre, al igual que el delito siempre va por delante de la ley. Los «hackers» avanzan mucho más y seguirán cometiendo robos. La cuestión consiste en concienciar porque muchas empresas, pequeñas, medianas y grandes, no están concienciadas en seguridad. Por ejemplo, nuestra empresa visitó el año pasado entre 40-50 clientes víctimas del «ransomware». Les habían secuestrado toda la información de la compañía. Las fábricas se pararon porque su sistema informático había sido secuestrado por un «ransomware». Esta situación la viven muchas compañías día a día. Por tanto, hay que aplicar seguridad en el uso de la informática. Por otro lado, por suerte, las grandes compañías están ya empezando a implantar estándares de seguridad. El problema es que cuando son víctimas de un robo de información, como sucedió con Yahoo, lo ocultan con el objetivo de escapar de las multas, hasta que ven que es imposible. Entonces, aunque despacio, vamos avanzando Por supuesto. Cada día es un avance y cada día es más difícil «hackear» porque se requieren de más y más conocimiento. Hay que ser positivos, aplicar la lógica, el conocimiento y la seguridad en todos los niveles. A veces pienso, a modo de reflexión personal, que los humanos no deberíamos ser tan dependientes, tecnológicamente hablando. Todo lo queremos hacer desde «apps», en el «smart home», tener un coche conectado, relojes inteligentes.. Toda nuestra vida conectada.
01-01-1970 | abc.es
Twitter vuelve a crecer: suma un 6% más de usuarios
Lento pero mantenido. La multinacional americana Twitter, propietaria de la red de micromensajes, ha vuelvo a la senda del crecimiento al anunciar un aumento del 6% en el número de usuarios activos mensajes pasando de 319 millones del cuarto trimestre a registrar unos 328 millones de seguidores en todo el mundo. El número de usuarios diarios activos, por su parte, se incrementó un 14% en relación con el año previo, lo que supone el cuarto trimestre consecutivo en el que se acelera el crecimiento de este tipo de usuarios de la red social, aunque no se conocen las cifras absolutas. Estas cifras, recogidas en el último balance trimestral que comprende los meses entre enero y marzo, han superado las expectativas de los analistas después de varios trimestres estancados en el crecimiento. De hecho, el crecimiento del número de usuarios de la red del pajarito azul estaba siendo cuestionado y la firma ha tratado de convencer a anunciantes e inversores sobre sus políticas para invertir esta tendencia. Como parte de ese esfuerzo, Twitter ha mejorado algunos de sus servicios como las emisiones de video en directo al tiempo que ha presentado nuevas opciones de cara a atraer a nuevos usuarios, así como reformular la cronología de los mensajes en los que ha apelado a la relevancia en lugar de insistir en su idea inicial de presentar los últimos mensajes arriba. Precisamente, la alianza con diversos proveedores de contenidos se ha fortalecido hasta el punto que solo en este primer trimestre se han emitido más de 800 horas con una audiencia de 45 millones de usuarios. En ese sentido, difusión de contenidos informativos y retransmisiones deportivas han capitalizado el mayor interés. Sus ingresos, sin embargo, cayeron un 7,8% hasta los 548,3 millones de dólares (502 millones de euros), lo que representa su primera caída desde su salida a bolsa en 2013. Las pérdidas se redujeron a 61,6 millones de dólares (56 millones de euros) frente a los 79,7 millones de dólares (71 millones de euros) obtenidos un año antes (un 23% inferior a los «números rojos» correspondientes al mismo periodo del año anterior), mientras que los gastos de explotación se incrementaron un 11%, hasta 220,3 millones de dólares (202,2 millones de euros). No obstante, la facturación derivada de la publicidad experimentó una caída del 11% entre los meses de enero y marzo, hasta situarse en 473,8 millones de dólares (434,9 millones de euros). Los ingresos por licencias alcanzaron los 74,5 millones de dólares (68,4 millones de euros), un 17% por encima de la cifra obtenida un año antes. «Estamos cumpliendo con nuestro objetivo de construir un servicio que a la gente le guste usar todos los días y nos sentimos alentados por el impulso en el crecimiento de nuestra audiencia observado en el primer trimestre», comentó al respecto al consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, que agregó que el crecimiento en el número de usuarios debería conducir hacia un crecimiento positivo de ingresos en el largo plazo.
01-01-1970 | abc.es
Cinco funciones de WhatsApp que pueden cambiarlo todo
Aunque Facebook, desde hace tiempo, ha puesto más esfuerzo en mejorar Messenger (y vaya si lo ha conseguido), WhatsApp sigue siendo la aplicación de mensajería más popular. Está en constante evolución, integrando nuevas funciones en sus actualizaciones y, para incentivar aún más uso, prepara una serie de novedades que pueden llegar próximamente en futuras versiones y que pueden revolucionar la plataforma. Consultar la ubicación en tiempo real O volverla, si cabe, algo confusa, quién sabe. La «app» tiene en mente varias novedades importantes, algunas de ellas ya se están probando entre un grupo de usuarios antes de ver la luz en las próximas semanas o meses. Una de las que más ha llamado la atención (para mal, sobre todo) es un sistema en fase de pruebas y que permitirá, en caso que se ponga finalmente en marcha, consultar en tiempo real la ubicación de una persona. Afortunadamente, esta opción vendrá desactivada por defecto y, en teoría, está pensada para planificar rutas y reuniones en los grupos de amigos, aunque existen diversas dudas acerca de sus intromisiones en la privacidad de las personas. Se desconocen más detalles, pero en las primeras pruebas se ha observado que dispone de un tiempo limitado para la consulta, no sea que a uno se le olvide y, en fin, te pillen en un renuncio. Borrar (de verdad) el mensaje enviado Otra de las novedades que prepara WhatsApp pero que todavía no se ha integrado de manera oficial es un sistema para borrar y eliminar completamente un mensaje enviado. Por ahora, el usuario emisor puede borrarlo, aunque éste no se elimina por completo, ya que el receptor sí puede consultarlo de igual forma. La idea que prueba la «app» y que podría llegar próximamente es lograr que el mensaje se pueda de verdad cancelar siempre y cuando no se haya leído. Se trata de una opción que, sin duda, generará polémica, y más sabiendo que en las primeras pruebas del servicio se mandará una notificación avisando al receptor que se ha borrado un mensaje, con lo cual es posible que se generen discusiones acerca de la naturaleza de la conversación, sobre todo, en parejas en las que se miran con lupa muchas veces todo lo que uno hace. Perfiles oficiales para empresas (¿publicidad?) WhatsApp, pese a todo, no da un duro a Facebook. Tampoco es que cueste mucho dinero mantenerlo, pero el concepto en el que se basa la «app» no es muy rentable que digamos. Pese a que su fundador, Jan Koum, siempre ha defendido que la plataforma nunca tendría anuncios, en diversas pruebas y filtraciones han planteado un nuevo servicio que permitirá a las empresas darse de alta como usuarios verificados, al estilo de las cuentas oficiales de la red Twitter. La compañía ha observado, sin duda, cómo cada vez más las empresas hacen uso del servicio como canal de comunicación entre empresa-cliente . Una oportunidad para sacar rentabilidad a esta tendencia. Estos perfiles oficiales podrán, también en caso que finalmente se ponga en marcha, mandar anuncios personalizados a los usuarios, según los primeros indicios. Compartir álbumes de imágenes Inspirándose en Instagram, WhatsApp prepara también la posibilidad de compartir un álbum de imágenes a los usuarios, de tal forma que se podrán agrupar por temáticas. Útil, por ejemplo, para aquellas situaciones en las que tu amigo-vecino-familiar de turno te pide las fotos de tu hijo recién nacido-viaje de novios-tu nuevo coche. La idea es presentar hasta treinta imágenes dentro de un álbum, agilizando con ello el consumo de datos a la hora de transferir tantas imágenes. Esta opción, según los primeros indicios, también vendrá desactivada por defecto. Mejores estados WhatsApp puso en marcha hace un par de meses una opción de mensajería efímera inspirada (hay que reconocerlo) en Snapchat, la conocida aplicación de chat y filtros que ha obligado a reaccionar a Facebook gracias a la introducción de nuevos códigos. Y sí, aunque no han logrado el efecto deseado, la «app» prepara añadir nuevas características para incentivar su consumo. Los Estados se mejorarán con más opciones como la posibilidad de añadir únicamente texto en lugar de imágenes y vídeos personalizados y con fecha de caducidad que se puede en la actualidad. Se trata de otra característica que forma parte de versiones actuales en pruebas. ¿Se potenciarán?
01-01-1970 | abc.es
Enrique Ávila: «Cada uno tiene que valorar si le compensa ceder su privacidad a Facebook a cambio de reconocimiento social»
Imagínate que vives en un mundo en el que saber todo de todos es siempre lo mejor. Nada de secretos. Estar constantemente vigilado es la mejor manera de construir un mundo «perfecto», transparente, en el que el ciudadano, vigilado las 24 horas del día, será ejemplar sabiendo que es observado constantemente. En este caso, no se le pasará por la cabeza robar un banco (todo el mundo le vería) porque cuando te observan te comportas mejor. Y es que -dicen- el conocimiento es un derecho humano fundamental. En definitiva, hablamos de un lugar en el que se socializa porque el ciudadano -o usuario- ha perdido su privacidad porque ha vendido sus datos personales a una compañía que los monetiza y, evidentemente, se hace de oro a su costa. Pero no pasa nada. Todo sea por hacer un mundo mejor. Este escenario recuerda -y mucho- a lo que hacen Facebook o Google. Y es, a grandes rasgos, lo que refleja la película «El Círculo», basada en el libro con el mismo nombre de Dave Eggers, con Emma Watson y Tom Hanks. El filme supone una profunda reflexión sobre la privacidad en internet. Porque nos guste o no, la era digital es una realidad imparable. «Nos iremos adaptando», asegura Enrique Ávila, Jefe de Seguridad de la Información de la Guardia Civil y Director del Centro Nacional de Excelencia de Ciberseguridad. Las redes sociales, Facebook, Twitter, comprar por internet, ciberataques? forman parte del avance tecnológico. «Siempre hay víctimas», reconoce el experto. «Pero no pasa nada -continua- Siempre las hay. Hay una cosa que destruye a las sociedades: el hecho de no asumir riesgos. La sociedad que quiera aspirar a riesgo cero es porque va a ir renunciando a derechos y libertades. La vida tiene riesgos y hay que operar teniéndolos en cuenta y haciendo lo posible por mitigarlos». ¿Le ha gustado la película? ¿Es real lo que refleja o hay mucha ciencia ficción? No hay nada de ciencia ficción en esta película. Aunque no se parece mucho al libro, que tiene más implicaciones, y aunque es verdad que he visto cosas más duras en el tema de privacidad y redes sociales, es un filme para reflexionar y generar inteligencia colectiva. Enrique, usted tiene Facebook. Y encontrarle en Google no es difícil. ¿Es eso malo? ¿O bueno? Las categorías bueno, malo o regular son discutibles. Por mi experiencia, por motivos laborales, muchos estamos expuestos y es verdad que eso conlleva cierto riesgo desde el punto de vista de la ciberseguridad, pero también es un modelo que genera muchas oportunidades. Eso genera valor y si no lo gestionas bien, produce riesgo o amenaza. El usuario prefiere la primera opción, no la segunda. Para eso tienes que saber, conocer, generar nuevas capacidades para saber gestionar esa situación. Pero esto ha ocurrido a lo largo de la Historia. Todo genera riesgos y amenazas pero también oportunidades. Lo que pasa es que, en este caso tan específico, la tecnología va muy deprisa. Quizás de ahí venga esa percepción negativa de la sociedad con respecto a los avances tecnológicos, de lo rápido que va internet o de lo que genera una red social Los seres humanos no estamos preparados para funcionar a esa velocidad. Pero yo creo creo que el principal riesgo en la Red es la no formación, la no adquisición de nuevas capacidades. Nosotros somos los responsables de nuestra propia vida. El usuario tiene que ser consciente de lo que hace. No hace falta ser informático o jurista, pero esta tendencia forma parte ya de nuestra cultura. El ciudadanos tiene que entender que si el contador de su casa pasa a ser digital, sus patrones de gasto de consumo están registrados, se suben a la nube y sabrán su comportamiento de consumo. Y todo va a ir a más. ¿Eso es bueno o malo? El criterio de bondad o maldad solo existe en las acciones del ser humano. La información está ahí y puede ser utilizada con muchos fines. Por eso hay que generar nuevos conceptos, como el del ciberciudadano, es decir, qué derechos y libertades tenemos que respetar rigurosamente en el dominio del ciberespacio. Eso lo veremos en las próximas generaciones porque, además, la realidad es que el concepto de privacidad para un chico de 14 años es radicalmente diferente al nuestro. Aún así, la sensación generalizada es que parece que hemos vendido nuestra privacidad a las grandes compañías tecnológicas y que nadie nos protege Eso, ¿cuánta gente se lo plantea? Muy poca. El común de los ciudadanos se pregunta: «Es gratis o no es gratis». Si algo hay gratis en el ciberespacio es que el producto eres tú. Cada uno tiene que aprender a asumir y reflexionar lo que eso significa. Con el IoT, por ejemplo, vamos a seguir viéndolo. Y más con la medicina exponencial. Si yo quiero vivir hasta 150 años, 200 o 300, como pretenden hacer las grandes compañías tecnológicas, daré mis datos. Le corresponde a cada uno valorar si quiere regalar su privacidad a una compañía que va a tener sus datos en la nube y va a hacer con ellos lo que quiera. Eso es crear valor pero también es un riesgo y una amenaza. No sé si cada usuario registrado en Facebook habrá llegado a hacer esa valoración El usuario se ha registrado en Facebook de forma voluntaria y ha aceptado las condiciones del servicio sin leerlas. ¿Qué obtenemos de Facebook? Reconocimiento social, que la gente vea que eres muy feliz a través de las fotos que compartes, etc. Eso es lo que obtienes a cambio de ceder tus datos. ¿Te compensa? Eso es lo que cada uno tiene que pensar. «El común de los ciudadanos se pregunta: 'Es gratis o no es gratis'. Si algo hay gratis en el ciberespacio es que el producto eres túHay que dotarse de conocimiento. No estamos ante un problema técnico. El usuario tiene que saber el uso y la implicaciones del uso de todas las herramientas que el usuario tiene a su disposición en internet. Ese es el verdadero reto. Eso no quita que haya un control judicial pero esto se puede solucionar de una manera: con la tecnología. Por ejemplo, con «Blockchain», o conceptos similares, en los que tú eres propietario de tus datos exclusivamente. Pero eso significa que el ciudadano tiene que hacer un sobreesfuerzo intelectual. Lo que está claro es que Facebook, Google, Instagram, etc. nos lo han vendido muy bien Yo a eso lo llamo dinámicas sociales. Es decir, se desarrolla una dinámica en la que llega un producto o servicio con el que encaja y entonces tiene éxito. ¿Durante cuánto tiempo? Porque, ¿qué es Facebook ahora? Solo lo usamos los viejos. Pero Facebook tiene Instagram que triunfa entre los más jóvenes Sí y a mi no me interesa nada. Además, dentro de unos cuantos años, vendrá otra cosa. En el ciberespacio se va generando valor cada cierto tiempo a diferentes cosas por esa dinámica social. Lo que es un negocio impresionante es el delito como servicio. Para eso hay que dotar al Estado con recursos y también de leyes. No es lo mismo perseguir pederastia que grupos de ciberdelincuentes internacionales que atacan infraestructuras críticas. Los recursos son muy diferentes, tanto desde el punto de vista económico como profesional. Por eso, para dotar de ciberseguridad al sector público, yo he solicitado al menos, 5.000 o 6.000 agentes con competencias básicas en escenarios de ciberdelito. El ritmo al que se forman nuevos agentes, tanto en Guardia Civil como en Policía, es claramente insuficiente. Y esto va a más y muy rápido. El problema es que se está desarrollando. Aunque así, todos los recursos que vengan serán bienvenidos.
01-01-1970 | abc.es
Facebook Live: cuando la muerte se retransmite en directo
Era un aparente domingo cualquiera. Las 11.09 horas para se exactos. La fecha, un 16 de abril. Steve Stephens, de 37 años, aparece, por sorpresa, en un video colgado en su perfil de Facebook. Emite en directo. Asegura haber matado a trece personas. Conducía, como si tal cosa, pero tenía un propósito en mente: matar a alguien. Y lo consiguió, para vergüenza de la raza humana. Pocos minutos después acaba con la vida de Robert Godwin, de 74 años. La víctima andaba tranquilamente por allí y pagó la frustración de una persona de haber discutido horas antes con su novia. Le quitó la vida y se convirtió, en ese instante, en un criminal buscado por la policía. Tras varias denuncias de usuarios, la multinacional americana cortó la emisión dos horas después. Facebook asegura, sin embargo, que bloqueó la cuenta a los 23 minutos después de haber sido alertado del contenido del video. Pero el daño ya estaba hecho. Miles de personas lo habían visto con sus ojos. Tras una persecución y acosado por los cuerpos de policía de Cleveland (Ohio, EE.UU.), Stephens decidió, entonces, quitarse la vida y poner fin a esta tragedia retransmitida en directo. Fueron tres videos de casi cuatro minutos de duración en su conjunto en donde, como si se tratase de una película de Quentin Tarantino, relataba paso a paso los acontecimientos (primero, la planificación; segundo, el acto; tercero, la confesión). Un relato macabro. Un episodio difícil de creer y que ha generado un debate social sobre las repercusiones y la actitud de las empresas de internet para frenar este tipo de casos en los que se muestran en vivo imágenes de crímenes o de suicidios. El ser humano del siglo XXI vive totalmente inmunizado al dolor. Y a la angustia. Ve con sus propios ojos el miedo y la sangre cada día en la televisión. Uno ya no se sorprende de nada. Hasta los niños, incluso, tienen a su alcance imágenes trágicas que se pegan a sus retinas como el sudor a la piel. El morbo está a la orden del día. Todos somos conscientes. Si un informador presenta una imagen pero, precavido, dice «estas imágenes pueden herir la sensibilidad» lo más normal es que active una palanca en el cerebro y observemos de reojillo lo que va a suceder. Por eso puede haber personas que incluso ante la presencia de un cadáver lleguen a grabar videos y a hacer comentarios que, tal vez, en otras épocas llegarían a espantar a cualquiera. Es frívolo, pero las redes sociales han magnificado todas esas situaciones. Se han producido incluso casos de suicidio en directo, cuyos videos han permanecido disponible varias horas. Algo terrible. Si bien es cierto que la muerte siempre está presente, las nuevas tecnologías han sufrido en sus carnes cómo servicios en teoría útiles y prácticos como las retransmisiones en directo (Periscope, Twitter, Facebook Live, Twitch?) se han convertido en un arma de doble filo. El «troll», aquellos usuarios que bajo el anonimato han encontrado un paraíso para el insulto, o el criminal de turno lo que quieren en realidad es atención. Propaganda. Y cuanta más, mejor. Por ello hay quienes no dudan ni un segundo que encontrarán cobijo en sus actos incívicos, vandálicos o de dudosa actividad. Son casos aislados, es cierto, pero demuestran que las nuevas tecnologías, en muchos casos, se han utilizado para otros fines que no fueron originalmente planificados. Así ha sido a lo largo de la Historia. Son muchas las cuestiones alrededor. ¿Qué responsabilidades tiene una plataforma «online» ante un crimen de uno de sus usuarios? ¿Hasta qué punto se les puede acusar? ¿Qué pueden hacer? Es más, ¿puede la tecnología anticiparse (y evitar incluso) ante una tragedia? Las políticas de uso registradas en Facebook o Twitter, empresas que disponen de servicios de retransmisión de video en «streaming», recogen que está literalmente prohibido hacer apología de la violencia o incitar a ella. Para evitarlo, un sistema informático basado en inteligencia artificial se encarga de velar por el cumplimiento de estas normativas. Pero en la mayoría de los casos es la comunidad la encargada de autorregular (o censurar) estos contenidos gracias al uso de una serie de herramientas a su alcance para denunciar y reportar el contenido inapropiado, tal y como sucedió en otro caso similar cuando dos personas de 14 y 15 años violaron a una menor mientras treinta personas lo presenciaban, impasibles, en directo a través de Facebook Live. «Tal vez nos falta cultura en el uso de las redes sociales o entender cómo funcionan, porque hay cosas de esas redes sociales que al final se acaban utilizando para cosas diferentes a la idea original»Esteban Mucientes, experto en redes sociales Otro terrible caso se produjo en febrero en Chicago cuando un menor de dos años, Lavontay White, y el novio de su tía, morían acribillados a balazos a manos de un hombre de 26 años. Aquella escena se retransmitió a través de Facebook Live. Al hilo de estos acontecimientos que han enmudecido a la comunidad, el propio Mark Zuckerberg, fundador y responsable de Facebook, reconoció que hay un «gran trabajo por delante por hacer». Durante su intervención en la pasada conferencia de desarrolladores F8 dijo: «Seguimos haciendo todo lo posible para evitar este tipo de tragedias». Como resultado de estos terribles sucesos, la multinacional americana ha asegurado que se encuentra «revisando» sus sistemas y consultando informes internos para asegurar que los usuarios pueden reportar videos inapropiados y otros contenidos que violan sus estándares de calidad «tan fácil y rápidamente como sea posible». «En este caso no recibimos una denuncia sobre el primer video, y sólo recibimos una sobre el segundo video, más de una hora y 45 minutos después de su publicación. Recibimos informes sobre el tercer video, que contenía la confesión en directo del hombre únicamente después de que hubiera terminado», reconoce Justin Osofsky, vicepresidente de operaciones de Facebook, en un comunicado, en el que lamenta los hechos: «Sabemos que tenemos que hacerlo mejor». La importancia de los tiempos de reacción «La culpa es del usuario. Facebook no mata a alguien, Facebook no se suicida», asegura a este diario Esteban Mucientes, experto en redes sociales y asesor de la agencia Cuchillo. «Ponemos en el foco en la parte no personal, porque hay una empresa detrás, pero tal vez nos falta cultura en el uso de las redes sociales o entender cómo funcionan, porque hay cosas de esas redes sociales que al final se acaban utilizando para cosas diferentes a la idea original», apunta. Este experto se muestra seguro que la multinacional americana hace «todo lo posible» para frenar este tipo de retransmisiones, pero considera que los usuarios, al final, también tienen responsabilidades a la hora de denunciar los hechos. «A lo mejor Facebook podría mejorar los tiempos de reacción, pero ni siquiera Google sabe trabajarlo correctamente porque se requiere de un gran equipo humano. Por mucha inteligencia artificial que se implante un ser humano es quien puede juzgar si representa un problema. Estamos poniendo un foco de seguridad ciudadana cuando estas plataformas son un transmisor», sostiene. En la misma línea apunta Sergio Carrasco, abogado especializado en derecho tecnológico en Fase Consulting, quien asegura por correo electrónico a ABC que en el caso del crimen de Cleveland Facebook no es responsable de ello, más allá de ser el titular de la plataforma. «Al igual que sucede con YouTube y los terribles vídeos que en ocasiones se publicitan a través de su servicio, a lo que están obligados es a actuar de manera diligente una vez son notificados de la existencia de determinados contenidos», manifiesta. «A lo que están obligados es a actuar de manera diligente una vez son notificados de la existencia de determinados contenidos»Sergio Carrasco, abogado A su juicio, es imposible supervisar de manera automática y perfecta todo contenido. Y pone un ejemplo: basta ver los falsos positivos que algunas herramientas provocaron en relación a fotos de desnudos. «El problema es que, al tratarse de herramientas de emisiones en vivo, resulta casi imposible actuar durante la retransmisión sobre todo si se trata de casos en los que el acto se produce rápidamente y antes de que algún moderador pueda llegar a actuar», añade. «Más que contribuir, están haciendo que resulten más visibles al permitir tanto la posibilidad de acceso sencillo a una emisión en vivo con un público potencial enorme. Quien quiere emitir en vivo puede hacerlo, con dispositivos de bajo coste, y con una sencillez que hasta hace poco era impensable». Por esta razón, este experto señala que la mejor opción está en «facilitar las denuncias rápidas para determinados sucesos», de forma que «la moderación cuente con un equipo que actúe de manera preferente en emisiones». Por su parte, Samuel Parra , abogado experto en privacidad y derecho en red, manifiesta en conversación telefónica que desde el punto de vista legal, al menos en el entorno español, las redes sociales no tienen una obligación de controlar en tiempo real los videos o imágenes que se están subiendo. «Sería inviable por el alto volumen que sacan. La red social sí puede ser responsable de alojar un contenido de tercero en caso de vulnerar un derecho de un tercero, por ejemplo, si cuelgo una imagen de contenido injurioso o que puede vulnerar la intimidad de otra persona», matiza. «No podemos pretender que las plataformas que manejan miles de millones de datos por minuto tengan cientos o miles de personas las 24 horas para revisar lo que publique la gente» Samuel Parra, abogado Porque, en líneas generales, esta serie de actividades difundidas en redes sociales se magnifican, pero se deja en manos de la comunidad y los moderadores encargados de visualizar el contenido reportado. «Hay sistemas y algoritmos que sí pueden detectar una banda sonora protegida por derechos de autor, retirando el contenido automáticamente. Pero si Facebook recibe una petición tan evidente como una fotografía denunciada y no hace nada va a ser responsable como si la hubiera publicado él [por la red social]», asegura. La solución que propone este experto es que las compañías de internet sean «diligentes» porque no tiene sentido que se denuncie un contenido y que éste desaparezca a los dos meses. «No podemos pretender que las plataformas que manejan miles de millones de datos por minuto tengan cientos o miles de personas las 24 horas para revisar lo que publique la gente para despublicarlo al minuto. Mientras habiliten herramientas para que se agilice la revisión y actúen en consecuencia con eso es suficiente. Más allá no podemos exigirle».
01-01-1970 | abc.es
Twitter lanza un sistema de promoción automática de tweets
Twitter está probando un sistema para mejorar el alcance de las publicaciones de los usarios. La nueva herramienta tiene la funcionalidad de publicitar de manera automática los tweets a cambio de un precio fijo, como según ha informado la empresa en un comunicado. No es el primer sistema de promoción que utiliza la compañía, ya antes Twitter permitía que se pudiera pagar de forma puntual por un tweet concreto. Sin embargo, la nueva herramienta discurrirá bajo un sistema de suscripción con una cuota fija mensual de 99 dólares. Hasta ahora, la red de microblogs ha informado a los usuarios que han contratado publicidad con anterioridad sobre la nueva modalidad de pagos. Uno de los perfiles que ha sido notificado es el director de redes sociales de la revista «The Next Web», Matt Navarra, que lo ha comunicado a través de su cuenta en Twitter. «Twitter está probando una suscripción de publicidad por 99 dólares al mes que auto-promociona todos tus tweets y tu perfil», ha señalado Navarra. Twitter is testing a $99 per mth ad subscription that auto-amplifies all your tweets and your profile pic.twitter.com/rIgJ3vW1hF? Matt Navarra ?? (@MattNavarra) 28 de julio de 2017¿Cómo funciona? Actualmente, este nuevo sistema de promoción se encuentra en fase beta. Para poder utilizarlo, el usuario debe rellenar el formulario para reservar una plaza en esta prueba. A continuación recibirá un email que le confirmará que está incluido en el «test» y la fecha en que comenzará la versión de prueba gratuita. Twitter señala que el usuario debe tweetear como normalmente lo hace y automáticamente el sistema le promocionará las publicaciones. Cada semana, el usuario será informado con un análisis sobre el alcance de sus tweets y el crecimiento de su perfil. Pasados 30 días de la participación en la versión del prueba, el sistema renovará sus suscripción con un cargo de 90 dólares al mes, aunque puede ser cancelado en cualquier momento. Sin embargo, la cuantía no será reintegrada si el usuario no está conforme. La red elogia la mejoría de este sistema, desde el punto de vista de que «en lugar de crear y optimizar las campañas de anuncios de Twitter por separado, este programa hará el trabajo pesado. Sólo tienes que seguir usando Twitter como lo haces normalmente - tweeteando actualizaciones, enlaces y medios de comunicación que desea que un público más amplio pueda ver. La promoción de sus tweets será automatizada», han indicado.
01-01-1970 | abc.es
Los buscadores que no «invaden» la privacidad
Los usuarios que buscan información en internet suelen acudir a buscadores como Google, el más utilizado a nivel mundial por el 95% de las personas, al cual le siguen Bing y Yahoo! en número de usuarios conectados. Sin embargo, no es ningún secreto que los grandes de la navegación comparten algunos datos con terceros para usarlos en la disposición de las campañas de promoción. Por lo que la Oficina de Seguridad del Internauta propone ciertas alternativas para evitar perder el control sobre la privacidad. Google ofrece un gran número de productos gratuitos como Gmail, Calendar, YouTube, Analytics, Maps porque le interesa tener a los usuarios conectados para poder conocerlos mejor. La información tiene un valor a la hora de conocer los gustos del público objetivo de las empresas que quieren que las campañas de ofertas de productos alcancen de una manera más directa a los consumidores. La gran compañía tecnológica no es la única que ofrece este tipo de servicios gratuitos para aumentar el número de usuarios, Microsoft también intentar acercar a más personas conectadas gracias a su navegador Bing con productos como el paquete Office, MSN o Office. Así como Yahoo! lo hace a través de la plataforma de fotografía Flickr. Para acceder a cualquiera de estos servicios es necesario el registro mediante la inclusión de datos personales. Sin embargo, a la hora de realizar la navegación, las «cookies» (ficheros que observan las páginas que visitan los usuarios y cómo interactúan con ellas) aprenden a conocer los gustos de la persona en cuestión. Por ello, no es de extrañar que Google te informe de la situación del tráfico antes de salir de casa. Las personas que rechacen la idea de que se esté haciendo negocio con los datos de los usuarios tienes opciones como: DuckDuckGo, WolframAlpha, Starpage, Privatelee, Yippy Search o buscadores que emplean Google pero utilizan un sistema para que no se envíe ninguna información. WolframAlpha Captura de pantalla del buscador WolframAlpha- ABC El motor de búsqueda de WolframAlpha está pensado para que el usuario realice sus consultas por temática: ciencia, matemáticas o música. Aunque el concepto parezca más el de una enciclopedia, no rastrea las búsqueda, respetando así la privacidad. DuckDuckGo Captura de pantalla del buscador DuckDuckGo- ABC El buscador DuckDuckGo no recopila ni comparte la información de los internautas. Se puede utilizar Google sin ser monitorizado desde este motor de búsqueda escribiendo «!g» seguido de la fórmula que el usuario quiere localizar en internet, lo que también se puede emplear en Youtube con «!yt», en Facebook a través del comando «!fb» o en Twitter con la nomenclatura «!tw». Startpage Captura de pantalla del buscador Startpage- ABC Startpage es un buscador anónimo que utiliza Google pero sin hacer un uso recopilatorio o de compartir los datos a terceros. Después de hacer cada búsqueda, borra automáticamente toda la información que pueda identificar al usuario. Su sistema evita la necesitar de hacer uso de las «cookies». Privatelee Captura de pantalla del buscador Privatelee- ABC El motor de búsqueda Privatelee tiene un diseño muy sencillo y no registra las palabras clave para que no sean registradas con el objetivo de hacer un uso impositorio de la publicidad. Yippy Search Captura de pantalla del buscador Yippy- ABC Yippy Search, anteriormente con el nombre de Clusty, tiene la novedad de organizar los resultados de búsquedas por temáticas, además de poder señalar el contenido como inapropiado. Privatelee no registra consultar ni muestra anuncios, aunque guarda las páginas en caché.
01-01-1970 | abc.es
El Ayuntamiento de Colmenar Viejo sufre un ciberataque del virus WannaCry
El Ayuntamiento de Colmenar Viejo ha sufrido un ciberataque del virus Wannacry que a estas horas aún mantiene bloqueados todos los equipos informáticos de las dependencias municipales a pesar de que desde que se tuvo conocimiento del ataque se comenzó a trabajar «sin descanso para restablecer la normalidad cuanto antes». «Tenemos bloqueados todos los equipos informáticos porque el servidor central del Ayuntamiento es el que da servicio a todos los departamentos y dependencias municipales pero están trabajando a destajo para solucionarlo desde el momento en el que fuimos conscientes del ataque, tanto nuestros propios informáticos como un equipo experto externo», ha explicado el alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz. ? El Ayto de #ColmenarViejo sufre un ciberataque del virus 'Wanna Cry' que mantiene bloqueados todos los equipos informáticos municipales pic.twitter.com/QjGpTaidhq? AytoColmenarViejo (@AytoColmenar) 3 de agosto de 2017En un comunicado, el Regidor colmenareño ha pedido disculpas por las molestias que está ocasionando este ciberataque, dado que el bloqueo informático impide hacer cualquier tipo de gestión a través de Internet o presencialmente en las dependencias municipales, ya que los equipos deben estar apagados para evitar la propagación del virus.
597