Noticias de "twitter"

01-01-1970 | abc.es
El gran fallo de Chrome por el que los «hackers» pueden acceder a tus tarjetas de crédito
Si eres de los que suele hacer compras por internet , lo más probable es que tu navegador tenga almacenados tus datos personales para no tener que introducirlos cada vez que haces un pedido. El usuario suele valerse de esta cómoda opción de la función de autocompletar. Así, evita meter cada dos por tres su nombre, apellidos, email, dirección.. y número de la tarjeta de crédito. El problema es que se trata de una comodidad de la que también se valen los ciberdelincuentes. El «hacker» finlandés Viljami Kuosmanen ha difundido a través de su cuenta de Twitter la facilidad con la que un cibercriminal accede a esa información privada que el usuario almacena en el navegador. Se trata de un error de seguridad en Google Chrome, Safari y Opera. Este robo de datos se lleva a cabo a través de la famosa técnica del « phishing », muy habitual entre los ciberdelincuentes. Se trata de una estafa con la que obtener los datos personales de un usuario (email, clave, cuentas bancarias, etc.) para poderlos usar de forma fraudulenta. Tal y como recuerda la Oficina de Seguridad del Internatura (OSI), este robo se efectúa gracias a la ingeniería social y de un enlace de tal manera que el cibercriminal redirige al usuario a una página web falsa que aparentemente resulta legítima. Banco Popular o Correos han sido, por ejemplo, víctimas del «phishing». Así, Kuosmanen ha demostrado cómo Chrome, Safari y Opera comparten la información sensible que almacenan con páginas web maliciosas que engañan al usuario, quien no se percata de nada. El problema es que los navegadores no solo guardan la información de la que el usuario es consciente con la función de autocompletar, sino que además guardan ciertos caracteres que permanecen ocultos. Por tanto, un «hacker», a través de una página web fraudulenta lo tiene muy fácil para conseguir los datos de la tarjeta de crédito de su víctima quien, al hacer una compra y dejar que el sistema de autocompletar haga su labor, también ofrece esos caracteres ocultos que guardan información tan valiosa como sus datos bancarios, el código CVV o su dirección personal. He aquí la demostración de Kuosmanen: This is why I don't like autofill in web forms. #phishing #security #infosec pic.twitter.com/mVIZD2RpJ3? Viljami Kuosmanen ? (@anttiviljami) 4 de enero de 2017Para evitar ser víctima de este ataque, el usuario debe desconectar la función de autocompletar de su navegador siguiendo estas rutas: - Safari: preferencias - autorrelleno y desactivar todas las opciones. - Chrome: configuración - configuración avanzada y desactivar «Habilitar la función Autocompletar para rellenar formularios web con un solo clic». - Opera: herramientas - opciones - historial y poner 0 en la opción «Recordar los sitios visitados en el historial y completar direcciones». El navegador Firefox no tiene este «bug».
01-01-1970 | abc.es
Una «app» que te avisa cuando Donald Trump «tuitea» sobre una empresa para evitar una crisis bursátil
La compañía estadounidense Trigger Finance ha creado una nueva herramienta en su aplicación móvil que alerta a los usuarios cuando el presidente electo de EE.UU, Donald Trump, «tuitea» sobre una empresa cotizada en la que han invertido. La herramienta gratuita Trump Trigger, de momento sólo disponible para dispositivos iPhone, se lanzó a principios de enero con el fin de que los inversores tengan tiempo para anticiparse o reaccionar de inmediato a los cambios en el precio de sus acciones, en tanto que los mercados prestan mucha atención a los comentarios del magnate. Según explica la compañía en su web, un solo «tuit» desfavorable del presidente electo puede repercutir en «miles de millones de dólares» de capitalización de mercado de las grandes empresas, al desencadenar en importantes bajadas en su cotización en Bolsa. «Nuestros usuarios ven esto como una oportunidad de inversión y una forma de gestionar el riesgo de su cartera», aseguró la cofundadora y directora ejecutiva de Trigger Finance, Rachel Mayer, en declaraciones al diario «The Washington Post». Y es que, desde el inicio de su campaña, el presidente electo ha utilizado Twitter para lanzar diversos mensajes de advertencia a empresas que decidan producir fuera de EE.UU. y para pronunciarse respecto a la actividad o el futuro de ciertas compañías. Después de que el magnate criticara a Boeing el pasado mes de diciembre en relación al elevado coste que supone producir un avión Air Force One, las acciones de la compañía cayeron cerca de un 2 % en las horas siguientes. Boeing tuvo que responder en tiempo récord para aclarar que su avión cuesta 170 millones de dólares, no 4.000 millones como había afirmado Trump en su «tuit». Lo mismo le ocurrió al fabricante aeronáutico Lockheed Martin, que sufrió una bajada del 2,5% en Wall Street como consecuencia de un «tuit» de Trump, en el que aseguraba que su programa de fabricación de aviones de combate F35 es «demasiado costoso». También salió mal parada la compañía japonesa Toyota, que el pasado jueves tuvo que refutar un mensaje del magnate en el que advirtió de que la empresa se enfrenta a «aranceles más altos» si decide construir una nueva planta en México para producir automóviles y exportarlos a EE.UU. Bastaron menos de 140 caracteres para que el valor en Bolsa de Toyota Motors cayera en más de 1.200 millones de dólares, si bien más tarde pudo recuperar estas pérdidas. En cambio, Trump elogió este lunes al grupo Fiat Chrysler por su intención de invertir 1.000 millones de dólares en dos de sus plantas de EE.UU, lo que hizo que sus acciones subieran un 1,4% a media sesión. La emisora CNN aseguró haber hablado con varios directivos de empresas tecnológicas de California que tienen a empleados «pendientes de la red social a altas horas de la madrugada», ante el temor de que Trump les mencione en uno de sus mensajes matutinos y haga caer en picado las acciones de la compañía. El uso vehemente de Twitter por parte del presidente electo, que ha manifestado su preferencia por este medio para comunicarse con el público y expresar su opinión, es un hecho sin precedentes en la política estadounidense y mantiene en vilo a las empresas. Como señala el portal financiero MarketWatch, desde hace varios años los inversores consideran esta red social como una herramienta fundamental para informarse a tiempo real de las tendencias mundiales, los datos sobre índices económicos y los comentarios de personalidades políticas, analistas e investigadores.
01-01-1970 | abc.es
WhatsApp no tiene fallo alguno de seguridad, según un experto
La supuesta «puerta trasera» de WhatsApp que este viernes ha publicado «The Guardian», no es una vulnerabilidad. Al menos, es lo que ahora asegura Alec Muffett, un veterano experto de seguridad, a «Gizmodo», quien califica de «sensacionalista» la historia difundida por el diario. Un nuevo problema de seguridad del que se ha hecho eco «The Guardian» parte del investigador de criptografía y seguridad informática de la Universidad de Berkeley (EE.UU.), Tobias Boelter, quien parecía que había descubierto dicho un nuevo «bug» en la popular «app» que permitía acceder a los mensajes cifrados. Una «puerta trasera» que daba acceso, según este experto, a la lectura de las comunicaciones a pesar de contar con sistemas de seguridad cifrados de «extremo a extremo». Sin embargo, Muffett aclara que no se trata de una «puerta trasera». «No es un error, está funcionando tal y como [la aplicación] se diseñó». Para este experto, la denuncia de Boelter es «de poca importancia». Sin embargo, según el investigador de la Universidad de Berkeley, WhatsApp «tiene la capacidad de forzar la generación de nuevas claves de cifrado» para los usuarios, algo que, supuestamente, es desconocido por parte del remitente y el destinatario. Por tanto, sería posible un cambio en el cifrado. «Si un organismo gubernamental le pide a WhatsApp que revele sus registros de mensajería, puede darle acceso debido al cambio en las claves», relata Boelter a «The Guardian». Para ello, se necesitaría la colaboración de Facebook, propietaria de la «app». Sin embargo, Alec Muffett matiza: «Hay una función en WhatsApp que -cuando cambias de teléfono, compras uno nuevo, restableces los datos de fábrica- y después instalas WhatsApp y continúas con una conversación, hace que las claves de cifrado se vuelvan a negociar para adaptarse al nuevo teléfono». Supposed "backdoor" has convenient "off switch" #whatsapp pic.twitter.com/LtUtwCiHyM? Alec Muffett (@AlecMuffett) 13 de enero de 2017Según detalla a «Gizmondo», supongamos que un emisor envía un mensaje a su receptor, quien tiene el móvil sin batería. Ese mensaje se queda «guardado» en el «smartphone» del emisor, a la espera de poder enviarse, por lo que se vuelve a cifrar. Alec Muffett asegura que se trata de una práctica normal en los sistemas de mensajería cifrados. Lo curioso es que Muffet no está solo. «Gizmondo» ha recogido también el malestar de otro experto en contra de ese supuesto fallo de seguridad de WhatsApp. Fredric Jacobs, que además de trabajar en Apple fue desarrollador de iOS para Open Whisper Systems, el colectivo que diseñó y mantiene el protocolo de cifrado de Signal, ha declarado a través de su cuenta de Twitter: «Es ridículo que esto se presente como una puerta trasera»: It's ridiculous that this is presented as a backdoor. If you don't verify keys, authenticity of keys is not guaranteed. Well known fact.? Frederic Jacobs (@FredericJacobs) 13 de enero de 2017 Yago Jesús, experto en seguridad informática y editor del blog «Security by Default», Yago Jesús, se sitúa también en esta misma línea: «Creo que es un ataque muy de laboratorio que tiene cabos sueltos y su practicidad es reducida». En su opinión, el hecho que esta supuesta vulnerabilidad requiera de registrar el número de teléfono de la supuesta víctima en la red reduce su capacidad. «Creo que el ataque es, con perdón, una tontería supina -añade- porque al cambiar la clave publica del móvil al receptor le aparece una alerta 'warning'».
01-01-1970 | abc.es
WhatsApp no tiene fallo alguno de seguridad
La supuesta «puerta trasera» de WhatsApp que este viernes ha publicado «The Guardian», no es una vulnerabilidad. Los expertos en seguridad informática dudan de las verdadera trascendencia de este «bug» que permitirá, según una nueva investigación, acceder a los mensajes de los usuarios. Al menos, es lo que ahora asegura Alec Muffett, un veterano experto de seguridad, a «Gizmodo», quien califica de «sensacionalista» la historia difundida por el diario. Un nuevo problema de seguridad del que se ha hecho eco «The Guardian» parte del investigador de criptografía y seguridad informática de la Universidad de Berkeley (EE.UU.), Tobias Boelter, quien parecía que había descubierto dicho un nuevo «bug» en la popular «app» que permitía acceder a los mensajes cifrados. Una «puerta trasera» que daba acceso, según este experto, a la lectura de las comunicaciones a pesar de contar con sistemas de seguridad cifrados de «extremo a extremo». Sin embargo, Muffett aclara que no se trata de una «puerta trasera». «No es un error, está funcionando tal y como [la aplicación] se diseñó». Para este experto, la denuncia de Boelter es «de poca importancia». Sin embargo, según el investigador de la Universidad de Berkeley, WhatsApp «tiene la capacidad de forzar la generación de nuevas claves de cifrado» para los usuarios, algo que, supuestamente, es desconocido por parte del remitente y el destinatario. Por tanto, sería posible un cambio en el cifrado. «Si un organismo gubernamental le pide a WhatsApp que revele sus registros de mensajería, puede darle acceso debido al cambio en las claves», relata Boelter a «The Guardian». Para ello, se necesitaría la colaboración de Facebook, propietaria de la «app». Sin embargo, Alec Muffett matiza: «Hay una función en WhatsApp que -cuando cambias de teléfono, compras uno nuevo, restableces los datos de fábrica- y después instalas WhatsApp y continúas con una conversación, hace que las claves de cifrado se vuelvan a negociar para adaptarse al nuevo teléfono». Supposed "backdoor" has convenient "off switch" #whatsapp pic.twitter.com/LtUtwCiHyM? Alec Muffett (@AlecMuffett) 13 de enero de 2017Según detalla a «Gizmodo», supongamos que un emisor envía un mensaje a su receptor, quien tiene el móvil sin batería. Ese mensaje se queda «guardado» en el «smartphone» del emisor, a la espera de poder enviarse, por lo que se vuelve a cifrar. Alec Muffett asegura que se trata de una práctica normal en los sistemas de mensajería cifrados. Lo curioso es que Muffet no está solo. «Gizmodo» ha recogido también el malestar de otro experto en contra de ese supuesto fallo de seguridad de WhatsApp. Fredric Jacobs, que además de trabajar en Apple fue desarrollador de iOS para Open Whisper Systems, el colectivo que diseñó y mantiene el protocolo de cifrado de Signal, ha declarado a través de su cuenta de Twitter: «Es ridículo que esto se presente como una puerta trasera»: It's ridiculous that this is presented as a backdoor. If you don't verify keys, authenticity of keys is not guaranteed. Well known fact.? Frederic Jacobs (@FredericJacobs) 13 de enero de 2017 Otros expertos confirman a ABC la teoría. Yago Jesús, experto en seguridad informática y editor del blog «Security by Default», Yago Jesús, se sitúa también en esta misma línea: «Creo que es un ataque muy de laboratorio que tiene cabos sueltos y su practicidad es reducida». En su opinión, el hecho que esta supuesta vulnerabilidad requiera de registrar el número de teléfono de la supuesta víctima en la red reduce su capacidad. «Creo que el ataque es, con perdón, una tontería supina -añade- porque al cambiar la clave publica del móvil al receptor le aparece una alerta 'warning'».
01-01-1970 | abc.es
Telegram introducirá las llamadas de voz
No se sabe cuándo pero Telegram introducirá las llamadas de voz (VoIP) en la aplicación de mensajería, una característica que WhatsApp puso en marcha en 2015. El propio Pavel Durov, fundador de la aplicación, lo ha confirmado a través de su cuenta de Twitter después de que un usuario le preguntara: @adinhorman9 Hey there. Thanks. We will.? Pavel Durov (@durov) 13 de enero de 2017«Hola @durov me encanta su aplicación pero me pregunto si van a agregar llamadas de audio y alguna una forma de cambiar los temas (de la interfaz )», preguntó el usuario. «Hola. Gracias. Lo haremos», contestó escueto el fundador de Telegram. Parece que la «app», principal rival de WhatsApp, trabaja ya en poner en marcha estas dos nuevas funcionalidades. Especialmente las llamadas de voz son muy útiles. De hecho, WhatsApp, un año depsués de poner en marcha esta herramientas, consiguió 100 millones de llamadas de voz diarias.
01-01-1970 | abc.es
El falso sorteo del iPhone 7 que puede arruinar tu vida
Lo «gratis» siempre funciona. Y los ciberdelincuentes lo saben. Aún así los expertos siempre apelan al sentido común. Por tanto, el usuario tiene que plantearse: «¿Es posible que me regalen un iPhone 7 cuando la página web que visito apenas ofrece información y me pide autorización para usar mi cuenta de Twitter?». Por desgracia, algunos creen que sí y ya han caído en la última estafa que circula por la popular red social de microblogging y tras la que se esconde un viejo conocido. Si eres usuario de Twitter, es probable que hayas visto en tu «timeline» mensajes en lo que numerosos seguidores están «encantados» de haber participado en el sorteo del último «smartphone» de Apple y, además, te animan a hacer lo mismo: Cuando el usuario pincha en ese enlace, es redirigido a una página cuyo dominio es mytwitterstar.com: «Mytwitterstar.com esta sorteando un iPhone 7 para aquellos visitantes que deseen participar en el sorteo. ¡No te pierdas esta gran oportunidad!», dice la página web que, sin embargo, no ofrece dato alguno sobre qué empresa se esconde tras ella o cuáles son las condiciones. Esta es la primera pista en la que le usuario debe fijarse para saber de que está ante un sitio fraudulento. Las sospechas aumentan a medida que leemos más. Y es que este tipo de fraudes que circulan por la Red suelen tener faltas ortográficas o textos cuya redacción llama llama la atención. Por ejemplo, dice, «¡Envió (en vez de envío) a cualquier parte del mundo!». El resto del texto no es lógico para un sorteo de esta envergadura pero, además, el vídeo no ofrece la información que promete: «Te invitamos a ver este video de 2 minutos sobre nuestro sorteo del iPhone 7». Tras visualizarlo, solo vemos características del terminal y ninguna información sobre, por ejemplo, las bases legales del sorteo. Las sospechas de la estafa aumentan cuando al pinchar en «Participa desde Twitter», nos piden acceder a nuestra cuenta personal. Una autorización que nadie debe dar: Pero muchos han caído ya en esta trampa que esconde acciones maliciosas y que es un «viejo» conocido. Esta misma página web protagonizó, en 2014, el timo que prometía saber quién visita tu perfil en Twitter. Se trata de una nueva intentona por parte de los cibercriminales a través de la red social del pajarito azul basada en la ingeniería social como método para propagarse. La ingeniería social, tal y como explica la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), consiste en utilizar un reclamo para atraer nuestra atención (en este caso, el sorteo del «deseado» iPhone 7) y conseguir que actuemos como ellos quieren. En este caso, el fraude se lleva a cabo por Twitter, por lo que consiguen que enviemos tuits a nuestros seguidores animando a participar en el sorteo. Los objetivos de este tipo de acciones son muy variados: infectar dispositivos con virus que sean capaces de robar información sensible (por ejemplo, fotos); obtener datos privados, realizar suscripciones «Premium SMS» sin el conocimiento ni consentimiento del usuario, obtener direcciones de correo electrónico para el envió de «spam», robar credenciales de acceso de servicios utilizados en internet, recibir transferencias económicas y obtener datos bancarios para robar dinero al usuario, tal y como recuerdan desde OSI. En este caso concreto, el usuario no entra en un sorteo para conseguir un iPhone sino que lo único que hace es instalarse en su cuenta una aplicación maliciosa que envía «spam», una práctica con fines muy criminales que crece sin cesar y que, además, Twitter no permite. De hecho, la compañía invita a los usuario a denunciar este tipo de prácticas. Quienes hayan caído en la trampa, deben ir a Configuración-Aplicaciones y revocar el acceso de la «app» maliciosa. Es conveniente también borrar el tuit lanzado del sorteo para evitar que se siga difundiendo.
01-01-1970 | abc.es
Google compra Fabric, una plataforma de herramientas de programación de aplicaciones creada por Twitter
Puede que se trate de un caso puntual impulsado por una estrategia empresarial o sea algo que va más allá. Google ha adquirido Fabric, la plataforma de desarrollo de aplicaciones móviles creada por la red de «microblog» Twitter. Se trata de un conjunto de herramientas que se han venido añadiendo con los años y que han ayudado a programar a numerosos desarrolladores en sus propuestas. El acuerdo se ha hecho oficial este jueves, aunque sin trascender los términos económicos que pagará el gigante de internet en hacerse con el contenido de Fabric, cuyo código de programación está presente en más de 2.500 millones de dispositivos móviles del mundo desde que se pusiera en marcha hace dos años en los que han estado involucrados más de 580.000 desarrolladores. «Cuando nos reunimos con el equipo de Google rápidamente nos dimos cuenta de que nuestro objetivo era el mismo»Equipo de Fabric Está compuesta por tres paquetes modulares que abordan algunos de los retos más comunes y generalizados a los que se enfrentan todos los desarrolladores de aplicaciones: estabilidad, distribución, ingresos e identidad. Combina los servicios de Crashlytics -informe de fallos-, Answers -análisis de aplicaciones- y otros para ayudar a desarrollar «apps» más estables y alcanzar el objetivo de generar ingresos a través de la mayor bolsa de anuncios móviles del mundo. «Hoy entramos en el próximo capítulo», señalan en un comunicado miembros del equipo de Fabric. «Cuando nos reunimos con el equipo de Google rápidamente nos dimos cuenta de que nuestro objetivo era el mismo: ayudar a los equipos a crear mejores aplicaciones, a comprender a sus usuarios», añaden las mismas fuentes. Con este movimiento, Fabric pasará a formar parte de Firebase, una plataforma de desarrollo de aplicaciones en la nube de Google. «Estamos muy contentos de combinar estas plataformas para crear la mejor plataforma para desarrolladores móviles del mundo», sostienen. Cuando se complete la adquisición, Google comenzará a utilizar todo el entramado de Fabric y otras herramientas disponibles como Crashlytics o Answers, mientras que Digits continuará soportado por Twitter. Malos momentos económicos En los últimos dos años los rumores acerca de un interés por parte de Google (ahora, Alphabet) en comprar la red social Twitter han sido constantes, aunque las negociaciones nunca han fructificado. En varias ocasiones se ha hablado de la sintonía entre ambas compañías. La firma del pajarito azul, que acumula unos 317 millones de seguidores, planera despedir durante este año el 9% de su plantilla a conseucnecia de los malos resultados económicos. La compañía perdió en 2015 unos 521 millones de dólares (461 millones de euros), mientras que en el anterior trimestre (datos de octubre de 2016) registró pérdidas por valor de 103 millones de dólares (94 millones de euros), lo que representa una reducción del 22% respecto a los números rojos registrados en el mismo periodo del año anterior.
01-01-1970 | abc.es
WhatsApp prepara las cuentas verificadas para las empresas
Asalto de WhatsApp al mundo empresarial o una estrategia para captar más información. La conocida aplicación de mensajería instantánea, filial de Facebook, está trabajando para permitir la verificación de perfiles de corte empresarial. Así consta en la versión de pruebas para el sistema operativo Android (2.17.1) a la que ha tenido acceso la cuenta de Twitter WABetaInfo, conocida por sus avances sobre futuras características de la plataforma. Se desconoce, por tanto, si llegará finalmente a la aplicación, así como el momento en hacerlo. Esta función puede llegar también al ecosistema iOS. Captura del posible diseño de la nueva opción de WhatsApp- WABetaInfo La idea es continuar con la fórmula impuesta en las redes sociales que, como Twitter, incorporan una insignia de color verde que garantiza que se trata de un perfil profesional. Esta medida viene a colación de la popularización de WhatsApp como canal de comunicación entre las empresas y sus clientes para resolver dudas y ofrecer detalles de sus productos. De esta manera, la «app» puede garantizar a los usuarios que se ponen en contacto con una empresa de manera oficial y no con un impostor. WhatsApp, en el último año, ha dado pasos importantes para acercarse al mundo empresarial con la incorporación de un sistema de cifrado de extremo a extremo o el intercambio de archivos en varios formatos.
01-01-1970 | abc.es
Lo nuevo de WhatsApp: así conecta con las empresas
Asalto de WhatsApp al mundo empresarial o una estrategia para captar más información. La conocida aplicación de mensajería instantánea, filial de Facebook, está trabajando para permitir la verificación de perfiles de corte empresarial. Así consta en la versión de pruebas para el sistema operativo Android (2.17.1) a la que ha tenido acceso la cuenta de Twitter WABetaInfo, conocida por sus avances sobre futuras características de la plataforma. Se desconoce, por tanto, si llegará finalmente a la aplicación, así como el momento en hacerlo. Esta función puede llegar también al ecosistema iOS. Captura del posible diseño de la nueva opción de WhatsApp- WABetaInfo La idea es continuar con la fórmula impuesta en las redes sociales que, como Twitter, incorporan una insignia de color verde que garantiza que se trata de un perfil profesional. Esta medida viene a colación de la popularización de WhatsApp como canal de comunicación entre las empresas y sus clientes para resolver dudas y ofrecer detalles de sus productos. De esta manera, la «app» puede garantizar a los usuarios que se ponen en contacto con una empresa de manera oficial y no con un impostor. WhatsApp, en el último año, ha dado pasos importantes para acercarse al mundo empresarial con la incorporación de un sistema de cifrado de extremo a extremo o el intercambio de archivos en varios formatos.
01-01-1970 | abc.es
Vale, ¿pero cuánto cobran los famosos por un «tuit»?
Twitter es más que una red social, es una gran plataforma donde miles de marcas, e incluso personajes famosos, hacen negocio cada día. La firma de «microblog» se ha convertido en un gran reclamo para atraer consumidores, por eso no es extraño que veamos deportistas, actores, personajes del espectáculo, celebridades en general, lanzar «tuits» publicitarios. Las empresas hace tiempo que detectaron que Twitter tiene una audiencia mucho mayor que la televisión o la radio y que, por tanto, invertir puede salir mucho más rentable. Su estrategia: pagar por «tuit» a favor de la marca personajes famosos presentes en la red social con más influencia dentro y fuera de Twitter. Famosos que muevan masas. Cualquier marca buscará un personaje que no sólo tenga miles y miles de seguidores. Debe estar segura de que estos seguidores confían en la persona a la que siguen; leen los mensajes que pone, difunden sus «tuits», el responden, generan debate y le son fieles. Es lo que se conoce como «engagement». Es lo que sobra a personajes como Cristiano Ronaldo, el deportista mejor pagado en Twitter, según datos del 2016 de la agencia de comunicación social Opendorse. CR7, que acaba de ganar su cuarta pelota de oro, es el deportista que más dinero ingresa por cada «tuit» publicitario que pone en su perfil (@cristiano): 260.490 euros. De hecho, también es el deportista con más seguidores en Twitter: 49,2 millones de seguidores. En este ranking le siguen el jugador de la NBA Lebron James, con 123.763 euros y completaría el podio otro futbolista, el brasileño del FC Barcelona Neymar, que ganaría cerca de los 100.00 euros por tuit, y que tiene 26,8 millones de seguidores. El primer español que aparece es Rafa Nadal, que ingresaría 51.452 euros por cada «tuit» publicitario. Otros futbolistas del nivel de Sergio Agüero o James Rodríguez pueden cobrar cerca de los 50.000 euros mientras que pilotos como Jorge Lorenzo o Marc Márquez percibirían algo menos, entre los 20.000 y 15.000. Pero además de deportistas, las marcas han «enganchado» muchas celebrities, «influencers» y «youtubers». Términos todos muy jóvenes como las mismas personas que hay detrás de estos conceptos, porque precisamente eso es lo que hoy en día está pegando los consumidores. Las empresas quieren gente que entienda los códigos de Twitter, gente que interactúe con sus seguidores. En Estados Unidos, según datos de la firma Captiv8 publicados por «The New York Times» a finales de 2016, un «influencer» o famoso que tenga entre tres y siete millones de seguidores cobra por un vídeo pactado con una marca 167.046 euros, 66.800 por una foto y 26.700 por un «tuit». Aquellos que tienen entre 50.000 y 500.000 seguidores perciben 2.500 dólares por un vídeo de prescripción en YouTube, 1.000 dólares por publicar en Instagram o Snapchat y unos 400 dólares por una publicación en Twitter.
605