Noticias de "twitter"

01-01-1970 | abc.es
Si tienes alguna de estas seis famosas aplicaciones, bórrala: te están espiando
A la vez que la tecnología avanza, su «lado oscuro» también se hace más grande y astuto: los cibercriminales cada vez más refinan sus tácticas y ya no solo el ordenador es su objetivo: todos los dispositivos que lleven la etiqueta de «conectados» son susceptibles de ser «hackeados». La última amenaza tiene que ver con extensiones para navegadores (funcionalidades que se añaden a estos programas que se utilizan para «bucear» por la densa internet) y aplicaciones para móviles que contienen «spyware». Es decir, programas que roban información sin que el usuario lo sepa. Las extensiones maliciosas Según un informe realizado por AdGuard Research, los mayores damnificados por esta campaña son quienes agregaron a los navegadores Chrome y Mozilla Firefox las siguientes extensiones, y que se cifran en un mínimo de 11 millones de personas afectadas en todo el mundo. - «Block Site», que cuenta con más de 1,4 millones de usuarios en Chorme y 119.000 en Firefox - «Popper Blocker», con 2,2 millones de instalaciones en Chrome y más de 50.000 en Firefox - «CrxMouse», que cuenta con 410.000 usuarios en Chrome. Aplicaciones con «sorpresa» añadida Por otro lado, AdGuard Research habría encontrado que seis aplicaciones (cinco de Android y una para iOS) inoculan a los «espías» en el móvil de, al menos, 8,5 millones de teléfonos inteligentes, ya que son bastante populares y todas registran un mínimo de medio millón de descargas. En concreto, son las siguientes: - «Block Site». La misma extensión tiene su versión en «app», y está instalada en más de 100.000 dispositivos Android. - «AdblockPrime». Se trata de un «adblocker» para iOS, pero no se tienen datos acerca de cuánta gente se ha descargado esta aplicación. - «Speed BOOSTER». Esta aplicación de Android tiene 5 millones de instalaciones. - «Battery Saver». Esta aplicación de Android cuenta con 1 millón de descargas. - «AppLock». Esta aplicación de Android está en 500.000 dispositivos. - «Clean Droid». Esta aplicación de Android tiene 500.000 instalaciones. Una amenaza con un nombre: «Big Star Labs» Tanto las tres extensiones como las seis aplicaciones cuentan con un denominador común. Detrás de su creación se encuentra el desarrollador «Big Star Labs», quien se erige como responsable de esta amenaza. «Se trata de una compañía de Delaware recientemente registrada, por lo que es difícil rastrearla hasta los verdaderos beneficiarios. Esto también hace que sea casi imposible rastrear con quién comparten sus datos», afirman desde la investigación. En teoría, los datos que han recopilado estos programas no es información personal del usuario, pero guarda comportamientos de navegación o historiales que pueden ser cruzados con otros paquetes robados o no de datos y elaborar perfiles de los afectados. «El verdadero problema no es solo que esta única compañía sepa quién es usted. Los datos que se recopilan sobre usted se pueden compartir, vender y combinar con datos de otras fuentes. Al final, el producto final es su perfil completo», afirman fuentes de la analista. La alarma es tan seria que hasta la Policía Nacional se ha hecho eco de la investigación a través de su cuenta de Twitter. Si te has descargado alguna de estas #Apps elimínalas de tu dispositivo?, podrían infectar? tu smartphone con #Spyware?? https://t.co/f5n6M06kQq pic.twitter.com/soz15a5ixV? Policía Nacional (@policia) 29 de julio de 2018Puedes leer el informe completo de AdGuard Research aquí.
01-01-1970 | abc.es
Samsung filtra por error el vídeo promocional del Galaxy Note 9
Aunque aún queda una semana para que Samsung presente de manera oficial su nuevo buque insignia, el Galaxy Note 9, pero parece que poco quedará para la sorpresa. Además de las filtraciones (comunes para todas las marcas y modelos), un error de la propia compañía coreana ha provocado que todo el mundo haya visto ya el vídeo promocional del nuevo «smartphone» que viene a competir cara a cara con el iPhone X de Apple. La filtración se ha producido en la propia página de reservas anticipadas del móvil y en la página de YouTube de la compañía, donde se colgó dicho vídeo. Aunque ambos ya han sido borrados, las imágenes han corrido como la pólvora por internet, desvelando el diseño y alguna funcionalidad nueva del Galaxy Note 9. El bloguero especializado en móviles, Evan Blass, ha publicado a través de su cuenta de Twitter algunas imágenes antes de que la coreana borrase los vídeos. Lucky Kiwishttps://t.co/VPcgYd3Flj? Evan Blass (@evleaks) 2 de agosto de 2018En concreto, parece que seguirá la estela de su antecesor (Galaxy Note 8) y tendrá doble cámara trasera, lector de huellas situado en la parte inferior -todo parece indicar que habrá que esperar hasta el Galaxy S10 para disfrutar del lector debajo de la pantalla-, pantalla Super Amoled de 6,4 pulgadas y una batería de 4.000 mAh que quiere ser una de las grandes bazas del nuevo smartphone de Samsung. La firma ha optado por mantener el puerto jack 3,5 mm para conectar auriculares, como lo hizo Apple con el iPhone X, marcando la tendencia actual. En el vídeo se habla de un S-Pen mejorado, aunque se rumorean nuevas funcionalidades. Por dentro, se espera que el Note 9 vaya equipado con, al menos, al procesador Snapdragon 845, si bien Samsung está preparando sus propios chips y podría incorporar un Exynos 9810, junto a configuraciones de 6 GB y 8 GB de memoria RAM, y almacenamiento de hasta 512 GB ampliable hasta 1 TB con tarjeta microSD, tal y como se especifica en el propio vídeo. Además, a la vez se han filtrado unas imágenes de cómo sería el terminal en vivo y en directo, y que coincide con las imágenes oficiales. ¿Casualidad?
01-01-1970 | abc.es
Investigan si el suicidio de una menor argentina está relacionado con el viral de WhatsApp «Momo»
el nuevo viral de WhatsApp, llamado «Momo», podría haberse cobrado su primera víctima, tal y como ya ocurrió en el caso de «La ballena azul». Según una exclusiva de Diario Popular, replicada por múltiples medios suramericanos, la policía argentina investiga el suicidio de una niña de 12 años que se quitó la vida en el patio de su casa en la lolcalidad Ingeniero Maschwitz, en la provincia de Buenos Aires. Las autoridades se encuentran analizando las imágenes de su teléfono, que habrían hallado al lado del cadaver de la menor, y donde aparecerían diferentes fotogramas previos al suceso que la chica habría grabado para dejar constancia del hecho. Los investigadores manejan la hipótesis de que se trató de un suicidio inducido que tendría que ver con el viral «Momo», por el que los jóvenes agregan un extraño número a sus contactos de WhatsApp que les contesta, supuestamente, en varios idiomas y les alienta a llevar a cabo retos peligrosos, igual que ya pasara con «La ballena azul». Las primeras pesquisas se dirigen hacia personas de su entorno virtual, concretamente un chico de 18 años con el que habría mantenido contacto por internet, si bien aún no se han llevadon a cabo detenciones. Según las autoridades, la joven, que murió de asfixia, habría grabado esas imágenes con intención de subirlas a sus redes sociales. No se trataría de la primera investigación al respecto. En Florida (EE.UU.) también se analizó si este reto viral tuvo algo que ver con el suicidio de un niño de 11 años. Sin embargo, esta teoría fue finalmente descartada. Además, al calor de esta nueva moda, algunos usuarios han aprovechado para gastar «bromas» agregando a personas aleatorias a sus contactos con la macabra foto de perfil (que, en realidad, se trata de una escultura japonesa). Aqui os dejo otro gracioso con la bromita de momo. Si veis este numero no lo cojais. Espero que @policia lo tenga en cuenta. pic.twitter.com/sFTFp4Qh9w? The Hewitt (@Hewitt_XRY) 26 de julio de 2018Alerta entre las autoridades Varias autoridades estatales, entre ellas la policía de México y la de España, ya han alertado acerca de lo peligroso de estas modas virales. «El riesgo de este reto entre los jóvenes y menores de edad es que los delincuentes pueden hacer uso de este 'juego' para: sacar o robar información personal; incitar al suicidio o a la violencia; acosar, extorsionar; generar trastornos físicos y psicológicos como ansiedad, depresión, insomnio..», alertaban desde la Unidad de Delitos Informáticos de Tabasco (México). #UIDI #FGETabasco #Cibernetica #Tabasco #Villahermosa #PolicíaCibernéticaTabasco #SegurosAlNavegar #PrevencionDelitosCibernéticos #MOMO Advertencia por nuevo reto en niños y jóvenes, evita hablar con desconocidos, buscan obtener información que puede ser utilizada en tu contra. pic.twitter.com/FywFhZFyyH? UIDI FGE Tabasco (@UIDIFGETabasco) 12 de julio de 2018Por su parte, la Policía Nacional advertía sobre «virales absurdos como Momo» e instaba a hacer caso omiso de dichos juegos. ??Si esperas que #Momo salga de tu #smartphone como si de la peor "peli" de terror se tratase.. Buuuu?? ¡No te lo creas! Olvídate de virales absurdos que se ponen de moda en @WhatsApp o #RRSS#PasaDeChorradas#SeListohttps://t.co/Ubh57LRMTy pic.twitter.com/ObEzcnLvTv? Policía Nacional (@policia) 18 de julio de 2018
01-01-1970 | abc.es
Quién es Alex Jones, el periodista conspiranoico vetado por YouTube, Facebook y Apple
Cada cierto tiempo, el nombre de Alex Jones se convierte en tendencia en la red: extremadamente polémico, sus teorías conspiranoicas llegan a millones de personas a través de sus podcast, que cada vez lo tienen más difícil para salir a la luz. De hecho, en los últimos días, Jones ha vuelto a ocupar titulares porque YouTube, Facebook y Apple le han vetado de sus plataformas. Pero, ¿quién es en realidad este personaje que está en boca de todos? Alex Jones es un periodista, locutor y presentador de televisión conocido por sus teorías conspiranoicas y sus opiniones ligadas con la extrema derecha (no en vano, el propio Donald Trump le calificaba de «musa» en sus campañas y se declaraba fan de su trabajo). A través de su programa de radio, llamado «The Alex Jones Show», aunque es más popular con el nombre de «Infowars», llegaba hasta ahora a través de sus podcast a cuatro millones de oyentes, la mitad a través de YouTube, aunque también emite en 60 estaciones de radio AM, FM y onda corta por todo Estados Unidos. «Musa» de Donald Trump Entre sus teorías, Jones ha afirmado que el atentado de las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 fue idea del gobierno de George Bush; que detrás del atentado en la escuela Sandy Hook de Connecticut, en el que murieron 28 personas (incluidos 20 niños) en 2012 estuvo el expresidente Barack Obama; o que el cambio climático es una «farsa» destinada, como todos los demás episodios, a la supresión de las libertades individuales y encaminada a la creación de una dictadura a nivel planetario. Todos estos mensajes han provocado que Facebook, Apple y YouTube hayan vetado primero a Infowars y, luego, las páginas personales de Jones, por promover la incitación al odio. En concreto, la compañía de la manzana ha difundido un comunicado en el que se señala que «no tolera» este tipo de prácticas y recuerda que tiene «pautas claras que los creadores de contenido deben seguir para garantizar un entorno seguro para todos los usuarios». «Los podcast que infringen estas pautas se eliminan de nuestro directorio y ya no se pueden buscar ni descargar o transmitir», se afirma en la nota refiriéndose a iTunes, la principal plataforma de podcast de la firma de Cupertino. De la misma forma, Facebook y Youtube también han emitido comunicados similares alegando que Jones violó las normas de sus redes sociales: «Cuando los usuarios infringen estas políticas en repetidas ocasiones, como nuestras políticas contra la incitación al odio y el acoso, terminamos sus cuentas», afirman los responsables de la plataforma de vídeos de Google. La respuesta de Jones A través de su cuenta de Twitter, Jones reconoció que había sido vetado «completamente» por Facebook, Apple, así como Spotify, plataforma a la que también subía sus programas de radio. «¿Qué medio conservador será el próximo (en vetar su contenido)?», se preguntó Jones en ese tuit, en el que adjuntó un enlace a una página web en la que todavía se pueden seguir sus teorías de la conspiración. Además, ha puesto en marcha el «hashtag» #Freeinfowars (Infowars libre, en inglés), para protestar acerca de los vetos de las tecnológicas. ? World Exclusive: Alex Jones Responds To Being Banned On The Internet ? ?Tune in M-F 11am-3pm central at: https://t.co/OQtch0tDED ?? #AlexJonesShow #MondayMotivation #Censorship? #infowars #USA ?? #1A ?Download: https://t.co/3x2h5pP4Yg https://t.co/qczLctgMch? Alex Jones (@RealAlexJones) 6 de agosto de 2018
01-01-1970 | abc.es
Campaña masiva de extorsión online: «Si no pagas, enviaré tus vídeos sexuales a tu familia»
Una nueva oleada de correos electrónicos pidiendo dinero a cambio de no publicar vídeos íntimos y sexuales de los receptores está sacuendiendo el país. Según la publicación de la cuenta oficial de la Policía Nacional en Twitter, la cuenta de correo 'redesabiertas@policia.es' -destinada para denunciar este tipo de casos- está recibiendo unas 100 comunicaciones al día sobre posibles casos que son analizados de forma individualizada. La conocida «sextorsión» es un tipo de extorsión desarrollada en los últimos años a través de Internet. Consiste en amenazar a los usuarios con la relevación de fotos, videos o información sobre su intimidad, obtenidas sin consentimiento previo, y les solicitan una cuantía económica a cambio de no realizar su difusión. En la nueva modalidad, los responsables tratan de conseguir pagos económicos de las víctimas. Para ello, les indican haber conseguido la contraseña de sus correos electrónicos o afirman haber instalado un malware en las páginas web pornográficas supuestamente visitadas. Además, les indican haber conseguido imágenes o videos personales íntimos suyos tras activar la webcam de su ordenador cuando visitaban esas páginas. ?? ¡OJO! Nueva campaña masiva de extorsión online: envían un email y solicitan pagos de entre 400 y 2.900 dólares en #bitcoins para no difundir supuestas imágenes íntimas#Noesreal#sextorsiónhttps://t.co/m0cK8XsUda pic.twitter.com/Y7LiaowmW1? Policía Nacional (@policia) 11 de agosto de 2018Los «extorsionadores» solicitan pagos en bitcoins a diferentes monederos virtuales para no difundir las imágenes, debiendo abonar entre los 400 y los 2.900 dólares. Las víctimas tienen un margen de 24 horas para realizar el pago indicándoles que, en caso de no hacerlo, difundirán los videos a sus conocidos. ABC ha tenido acceso a uno de esos correos electrónicos. En él se puede leer la amenaza del extorsionador, quien pide un total de 500 bitcoins antes de 24 horas o «enviaré tus videos a tu familia y los publicaré en las redes sociales». En el mismo mensaje, en el que disculpa su torpe español por «no ser hablante nativo», afirma que tras el pago, borraría el material comprometido. «No quiero entrar en detalles del contenido, pero quiero darle un consejo acerca de lo inseguro que puede ser internet», completa en la misiva el cibercriminal. Todo es una farsa La Policía Nacional alerta de que en realidad se trata de una campaña de ingeniería social. No existe ningún vídeo de los usuarios amenazados ni malware instalado en las páginas web supuestamente visitadas, teniendo únicamente como dato de las víctimas una contraseña obtenida fraudulentamente. Al parecer, los password se habrían obtenido por filtraciones masivas ocurridas hace años en la red, hecho por el cual la contraseña que se facilita a los usuarios y que dicen haber conseguido los delincuentes mediante la utilización de un software malicioso, no es otra que una contraseña antigua obtenida en la filtración de claves y contraseñas. De hecho, cualquier internauta puede saber si su contraseña ha sido filtrada en portales como este, en el que además indican qué portales, en concreto, han sufrido robos de datos. Por todo ello, la Policía Nacional aconseja ante estos casos: no alarmarse ni considerar la amenaza como real, no realizar ningún pago solicitado, no contestar al correo o correos recibidos ni entablar ningún tipo de conversación con los «extorsionadores», bloquear y marcar como correo no deseado al remitente de los correos, desconfiar de cualquier correo que pueda parecer extraño y de origen desconocido, no «clicar» sobre enlaces del cuerpo del correo recibido, no abrir archivos adjuntos remitidos desde el email recibido, renovar la contraseña del correo electrónico, equipo y aplicaciones informáticas regularmente y establecer contraseñas seguras y mantener actualizados los equipos informáticos.
01-01-1970 | abc.es
El cambio climático también amenaza a las redes: en 15 años podría no haber internet
Mucho se ha dicho sobre el cambio climático. Una de las consecuencias más repetidas es la subida del nivel del mar, lo que implicaría el cambio de ecosistemas que dañaría tanto a vida vegetal como animal. Pero ahora un nuevo estudio asegura que la vida digital también corre peligro, ya que este fenómeno podría dañar la infraestructura de cableado y centros de datos que configuran todo el sistema de internet. Y los científicos han puesto fecha a que los cortes en la red masivos sean una realidad: tan solo 15 años. Científicos de las universidades de Oregon y de Wisconsin-Madison han realizado un estudio sobre el tema y cómo el rápido aumento del nivel del mar y las posibles inundaciones afectarán a estas redes. Los investigadores han señalado ciudades como Nueva York, Miami, Seattle e incluso las regiones costeras de Canadá como las zonas con más peligro. Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York se predice que alrededor del 20% del cableado de fibra distribuido por toda la urbe se inundará en los próximos tres lustros, junto con el 32% de los cables que conectan la metrópolis con otras localidades y 43 centros de datos. Communications network infrastructure, such as buried internet cables, could be submerged by sea level rise in as little as fifteen years, causing interruption to the global information network. Full Article: https://t.co/MUHLMeSVn4 pic.twitter.com/hEPnx5Jld8? MU Earth Science Dpt (@mu_earthscience) 7 de agosto de 2018Los cálculos son que el nuvel del mar aumente entre medio metro y un metro en los próximos años, lo que se sumará a lo que ya ha aumentado en algunas zonas, que se sitúa entre los 10 y los 20 centímetros. Las previsiones aseguran que para el año 2033 podrían quedar literalmente sumergidos cerca de 6.500 kilómetros de cables de fibra óptica en Estados Unidos, así como sufrir daños el millar de centros de datos, que almacenan servidores y routers. Una solución costosa El problema principal es que ninguna de estas infraestructuras ha sido preparada para aguantar tanta agua. «Todos estos equipos son resistentes a la intemperie, pero no son impermeables», explica el profesor de informática de la Universidad de Wisconsin-Madison Paul Barford en declaraciones a la revista Wired. Por ello, los investigadores advierten que «se deben tomar medidas pronto para desarrollar planes para hacer frente a esta amenaza», que amenaza a todos estos equipos, ideados en su mayoría en la década de los 90, cuando el cambio climático aún no era tan conocido. Sin embargo, los expertos aseguran que reemplazar todos estos cables supondrá un gran desembolso. «Si queremos ser capaces de funcionar como esperamos todos los días, vamos a tener que gastar dinero y hacer concesiones y planes para acomodar lo que viene», señalan los investigadores.
01-01-1970 | abc.es
Pedofilia y virus: los peligros detrás de «Fortnite»
125 millones de usuarios registrados y casi 300 millones de dólares de recaudación al mes. Tras estos datos se encuentra el fenómeno del momento «Fortnite», el videojuego del «todos contra todos» online del que todos los chavales hablan. Incluso algunos tienen sus propios profesores particulares online, porque el juego se ha convertido en un índice de reputación social: cuanto mejor eres, más arriba estás en la escala; por el contrario, si tus habilidades no son muy buenas, puedes incluso caer víctima de acoso. Esta es una de las consecuencias de la «cara b» del videojuego más exitoso de año a la que también acompañan estafas, timos e incluso pedofilia. Aprovechando que la mayoría de jugadores son menores (el juego está permitido a partir de 12 años, si bien se sabe que hay niños aún más jóvenes registrados como usuarios habituales), los ciberdelincuentes han ideado varias formas de aprovecharse de la situación. Perfiles falsos con malas intenciones Esta nueva forma de socializar entraña una serie de riesgos que muchos padres, al no haberla conocido durante su adolescencia, desconocen. Una de las funciones de «Fortnite» que más gusta a los chavales es que se puede conversar y chatear con otros jugadores en tiempo real. Sin embargo, el hecho de que el chat de texto no se pueda bloquear es un riesgo extra, ya que cualquiera puede comenzar una conversación con un total desconocido sin que sus padres sean conscientes de que lo está haciendo. Sin ir más lejos, hace unos días una madre británica interceptó una conversación con su hijo de 12 años en la que un presunto pederasta le estaba ofreciendo 50 libras a cambio de realizar actos sexuales mientras jugaba. «Los padres de la era digital debemos entender cómo se entretienen nuestros hijos en las plataformas digitales. Por ello, es imprescindible que juguemos con ellos y comprendamos los entornos en los que se mueven, al igual que hacemos con ellos en ?la vida real?. Esta es la mejor manera de ayudarles a convertirse en personas autónomas y maduras en ?el mundo digital?», destaca Hervé Lambert, Global Consumer Product Manager de Panda Security. El timo de «Fortnite» en Android Tanto Google como Apple usan medidas de seguridad en sus plataformas de descarga de apps para minimizar la existencia de aplicaciones con software malicioso. De esta manera, es prácticamente imposible encontrar apps con malware en App Store y poco frecuente en Play Store. Sin embargo, los creadores de Fortnite se han saltado a Google y la su aplicación no se puede descargar desde la Play Store. Para los usuarios de Android, el juego solo se puede obtener desde la web de Epic Games (y, de momento solo para dispositivos Samsung, tal y como se desveló en la presentación del Galaxy Note 9). Esto es problema, pues aunque es presumible que los desarrolladores de la app lucharán contra el cibercrimen desde su plataforma, la realidad es que para los hackers es más fácil vulnerar la web de un desarrollador que la Play Store. Además, el hecho de que la app no se pueda encontrar en la tienda de Google supone que los ciberdelincuentes puedan crear webs de «phishing» (páginas de suplantación) en las que emulen ser el sitio de Epic Games para que los usuarios se descarguen falsos «Fortnite» en los que introduzcan código malicioso o algún tipo de ransomware con el que secuestrar sus móviles. El negocio de las cajas de botín Títulos como la exitosa serie de fútbol «Fifa», «Star Wars Battlefront II», «Overwatch» o «Fortnite» han incorporado un sistema de recompensas y actividades donde se comercia con dinero real. Una estrategia que ha abrazado la industria de los videojuegos en los últimos años hasta el punto que ya es una de sus principales fuentes de ingresos (solo en 2015 se generaron 71.000 millones de dólares). Una circunstancia que también es aprovechada por los ciberdelincuentes, que ofrecen ayudas a un precio más bajo. Incluso gratis. De hecho, proliferaron tanto estos anuncios en torno a «Fortnite» a través de redes sociales o plataformas como YouTube, que la desarrolladora del juego tuvo que lanzar una alerta para que los usuarios no cayeran en esta trampa. Say NO to scams! Beware of scam sites offering free or discounted V-Bucks. The only official websites for Fortnite are https://t.co/8CxczhrZwk and https://t.co/zxorPaoiJb. For more information of Account Security: https://t.co/oF57QdfDLH pic.twitter.com/5oTKougmuq? Fortnite (@FortniteGame) 25 de mayo de 2018
01-01-1970 | abc.es
Europa quiere que Facebook, Twitter y YouTube eliminen los mensajes de extremistas en una hora
Los medios sociales han cambiado el mundo. Para bien o para mal, forman parte de las sociedades avanzadas y extienden sus tentáculos en los países emergentes en la búsqueda de la otra porción de internautas que quedan. Aunque se revelaban como intocables, el último año los ha puesto en su sitio: desventuras con los grupos extremistas, la crisis de las «fake news» y un sistema de publicidad cuestionado han servido para colocarlos en la picota. Cuestionadas y acechadas por el tratamiento que han despachado a los datos personales de sus usuarios y su dejadez hacia los mensajes inapropiados, las grandes estructuras gubernamentales empiezan a mover ficha para evitar que todo se vaya de madre. La Unión Europea (UE), en ese sentido, plantea tomar medidas drásticas contra las empresas tecnológicas como Facebook, YouTube o Twitter mediante la imposición de cuantiosas multas si no eliminan con una mayor rapidez (en un tiempo máximo de una hora) todo ápice de material terrorista que albergan sus servicios digitales. Una de sus principales lacras que eclipsa el resto de virtudes. Así lo ha dejado caer el comisario de Seguridad de la UE, Julian King, que en una entrevista con «Financial Times» ha adelantado que el próximo mes se presentará un borrador en donde se plantean cambios regulatorios para establecer una «línea más dura» contra estas prácticas de las firmas tecnológicas, en su mayoría con sede en Estados Unidos. Esta medida, en caso de que finalmente salga adelante (deberá ratificarse por los países miembro), rompería con una de sus premisas: hasta la fecha la UE ha abogado por una autorregulación de estas plataformas. Es decir, se deja en manos de estas plataformas la voluntad de eliminar propaganda extremista. Sin embargo, el escenario ha cambiado al entender el organismo que no se ha producido el «suficiente progreso» por parte de estas empresas de cara a una mayor protección de los ciudadanos europeos. Una de las medidas para combatir la propagación de mensajes de grupos extremistas en servicios como Facebook o Twitter es establecer un límite de tiempo para eliminar este contenido. Y, para ello, deberá ser calificado por las autoridades competentes y la policía como «contenido terrorista». «No podemos permitirnos el lujo de relajarnos o volvernos complacientes frente a un fenómeno tan sombrío y destructivo», apunta King, quien ha anticipado que esta regulación se aplicará a todas las páginas web independientemente de su dimensión.
01-01-1970 | abc.es
Inteligencia Artificial, amigo o enemigo del sistema financiero
Para que la transformación digital sea efectiva un sector debe primero transformarse con una mentalidad aperturista pero realista y, luego, incorporar a sus procesos industriales las innovaciones que realmente sean necesarias. En un mundo de marketing que se mueve a costa del «hype», el sistema financiero se aferra a todo lo que viene casi sin replantearse las verdaderas intenciones de la tecnología. Que si el futuro es el «Blockchain», que si las monedas digitales lo coparán todo, que si el pago móvil es ya el presente. Transacciones «peer to peer». ¿Big Data? Por supuesto, si los «facebook» o «twitter» de turno analizan a sus usuarios, ¿por qué un banco no podría aprovechar la información recopilada en las transacciones de sus clientes -siempre disociadas- para tomar decisiones? Y luego están los avances en materia de inteligencia artificial, el nuevo tótem al que adorar aunque ello implique miedos y reticencias. No es posible rechazar que, en cualquier caso, las «máquinas pensantes» en las que se trabaja en la actualidad todavía están en pañales. Todavía no hemos alcanzado un nivel de autonomía total, pero lo más seguro que en los próximos años se avance en esta cuestión. Los servicios financieros, la banca en general, no están exentos de cómo la tecnología y los nuevos hábitos de los consumidores están cambiando su forma de operar y de relacionarse con su entorno, los clientes. Pero, como en todo lo que intervienen los avances, no es oro todo lo que reluce. Un extenso informe (PDF en inglés) del Foro Económico Mundial sobre la innovación disruptiva en los servicios financieros considera que la inteligencia artificial (IA) está «debilitando los lazos que han mantenido unidos los componentes de las instituciones financieras existentes». La razón esgrimida: se ha abierto la puerta a modelos operativos completamente nuevos y a dinámicas competitivas que «premiarán a las instituciones enfocadas en la escala y sofisticación de datos» en lugar de la apuesta por la escala o complejidad del capital. Y predice, en ese sentido, la eliminación de los pequeños agentes financieros dado que la IA favorecerá a los grandes jugadores del sector. Así, la AI proporcionará a través del uso de datos «grandes e inigualables ventajas competitivas», aunque se teme que la industria todavía no esté preparada para hacer frente a los retos que se plantean. El informe identifica hasta nueve maneras en que AI está cambiando la estructura tradicional de la industria de servicios financieros, creando una nueva competencia, lo que inaugurará nuevas estrategias que tendrán un impacto en la estructura de las organizaciones y la atención a los consumidores. Entre ellos, una mayor personalización, más velocidad en las relaciones, mejores servicios de asesoramiento, soluciones colaborativas o el aprovechamiento de los datos. Pero, pese a todo, el documento, realizado a partir de la opinión de varios expertos en diversas especialidades, establece que la IA propondrá un nuevo campo de batalla para conseguir la fidelidad de los clientes al introducir, entre otras cosas, nuevas formas de relacionarse con ellos. Otra de las posibilidades de estos avances tecnológicos aplicados a un sector tan tradicional y arraigado en la sociedad es que permitirán «automatizar parte de la vida financiera de los clientes», mejorando, a su vez, sus resultados económicos. Un potencial -recoge el informe- que permitirá poner en marcha servicios basados en «aprendizaje automático» alojados en la nube para favorecer a los usuarios de las entidades bancarias. No todo destila tanto amiguismo, puesto que los expertos también creen que estas conexiones entre los bancos con las plataformas en la nube podrán provocar futuros ciberataques al tiempo que anticipan futuros dilemas éticos. La IA -creen- exigirá un continuo análisis colaborativo acerca de las técnicas de supervisión de las finanzas en medio del huracán de incertidumbres planteadas por los reguladores en esta materia. Sin hablar de los posibles sesgos y comportamientos controlados de la IA cuando operen en el mundo financiero o la bolsa. «La AI creará nuevos tipos de riesgo en los sistemas de servicios financieros, tanto a nivel nacional y niveles internacionales, por lo que se requerirán de nuevas estrategias de gestión de riesgos y mitigación de problemas».
01-01-1970 | abc.es
Hasta el año 2016 es posible que más de uno no hubiera escuchado apilados los términos «injerencia» y «extranjera». Las elecciones presidenciales norteamericanas que elevaron a la figura de Donald Trump a la Casa Blanca marcaron un punto de inflexión en el tratamiento informativo y la perspectiva acerca de las redes sociales. Nada ha sido igual desde entonces. La pérdida de confianza hacia los «facebook» y «twitter» de turno han provocado un seísmo de tal magnitud que han tenido que desplegar las velas de su reconversión. Porque ya tocaba. Habían vivido por encima de sus posibilidades, cada vez más centrándose en datos económicos abandonando a sus usuarios, que son el realidad el magma que hace explosionar sus crecimiento. Como se han quitado la careta, los internautas por fin han conocido sus intenciones: sus comentarios en estos servicios, las imágenes que publican voluntariamente, las páginas que siguen y las amistades que se encuentran solo les sirve a estos gigantes de la tecnología como arma para lograr atraer anunciantes. En esa perturbación de sus objetivos iniciales -conectar a la mayor gente posible- las redes sociales han tenido que mover ficha para sacudirse sus miserias, el gran porcentaje de «trolls» que provocan el éxodo de personas famosas, las «fake news» que desinforman a los parroquianos y el aprovechamiento de la marca para intentar engañar por parte de grupos extranjeros interesados. La prueba de fuego se producirá en noviembre, coincidiendo con las elecciones legislativas en Estados Unidos. Las tecnológicas tienen una nueva oportunidad para demostrar que están en condiciones de garantizar una seguridad y limpieza en sus servicios. Se juegan mucho. No pueden volver a cometer el mismo error ni la misma dejadez mientras ven cómo grupos malintencionados aprovechan las redes sociales para engañar y manipular a los potenciales votantes. Repunte de artimañas en Facebook Una de las empresas que más inquietud genera es Facebook. Pero la multinacional estadounidense tiene un plan para proteger las elecciones de un desastre electoral como el que lo golpeó en 2016. El temor, de nuevo, es que alguien desde regiones como Rusia -uno de los países en el punto de mira- intente usar la red social para sembrar la división entre los votantes. Para ello, según el medio especializado «Recode», se duplicará el número de empleados en seguridad y protección al usuario. La cifra que ha trascendido, aunque algo descabellada, ronda las 20.000 personas colaborando a tiempo parcial en su mayoría para evitar que se «cuelen» mensajes malintencionados. Dado el temor acerca de que una posible injerencia extranjera lleve ya mucho tiempo trabajando, los expertos dudan, sin embargo, que a Facebook le dé tiempo en blindarse ante estas prácticas que han empañado su larga trayectoria. Entre otras medidas en las que se pretende llevar a cabo, la red social quiere localizar y eliminar perfiles falsos o, al menos, no verdaderos, disminuir en la medida de lo posible la presencia de enlaces informativos que incluyan contenidos erróneos y, sobre todo, hacer más difícil la compra de anuncios políticos que promuevan a candidatos. Lucha contra «agentes malos» Un paquete de actuaciones que lleva tiempo introduciendo en su plataforma -eliminó casi 1.300 millones de cuentas falsas solo en los últimos seis meses-, aunque la principal prioridad de Facebook -según relata la publicación- es acabar de una vez por todas con las cuentas gestionadas por «bots» y automatizadas. «Lo más importante es buscar cuentas falsas», reconoció en junio la jefa de operaciones de Facebook, Sheryl Sandberg: «Si nos fijamos en las cosas que sucedieron en los anuncios rusos en nuestra plataforma en 2016 todo se hizo a través de cuentas falsas». A principios de agosto, Facebook destapó un plan forjado con continuos y «sofisticados» intentos de influir en estas elecciones a través del empleo de perfiles y páginas falsas en la red social. Según anunció un portavoz de la compañía, la firma americana eliminó 32 cuentas de «agentes malos» y que, supuestamente, estaban involucradas a un «comportamiento coordinado de desinformación». Todo ello coincide en el tiempo: esta misma semana Facebook ha desactivado varios cientos de perfiles y páginas de su red social y de Instagram con origen en Irán y Rusia que estaban involucradas presuntamente en varias campañas de desinformación. «Hoy eliminamos múltiples páginas, grupos y cuentas por comportamiento coordinado y falso en Facebook e Instagram. Parte de esta actividad se originó en Irán y parte se originó en Rusia. Eran campañas diferentes y no hemos identificado ningún enlace o coordinación entre ellas», dijo este martes Facebook en un comunicado de prensa. Frente a las artimañas y trucos de hace unos años, queda claro una premisa básica: lo que demostraron las «fake news» en 2016 es que por poco dinero se puede utilizar con beneficio propio una red social tan importante como Facebook, que alberga a más de 240 millones de usuarios solo en Estados Unidos. Republicanos críticos con Putin Un debate envenenado puesto que puede llevarse por delante numerosos usuarios y, por ende, ralentizar su crecimiento de usuarios. Algo que también le ha sucedido a Twitter en su «limpieza» de trolls y cuentas no confirmadas que ha provocado que el contador de los seguidores -«followers» disminuya a los «tuiteros». Pero la guerra ya ha empezado. También Microsoft ha tenido que eliminar al menos cinco páginas web creadas para engañar a los estadounidenses. Para ello, se hacían pasar por sitios oficiales en una campaña de «phishing» -suplantación de identidad- proveniente, según las investigaciones, de grupos rusos. Esta revelación tras meses de sospechas y advertencias por parte de funcionarios estadounidenses por la posible injerencia rusa en las elecciones. Lo curioso del asunto es que, aunque parezca extraño, este caso representa un cambio en los comportamientos de agentes externos. El grupo de cibercriminales vinculado a Rusia perpetró estos ataques contra organizaciones de corte conservador y, atención, críticas con el gobierno de Vladímir Putin. Entre las víctimas del ataque está el Hudson Institute, un centro de ideas conservador que en los últimos años ha investigado supuestos casos de corrupción en Rusia.
613