Noticias de "twitter"

25-10-2017 | elpais.com
La oscura utilización de Facebook y Twitter como armas de manipulación política
Las maniobras en redes se convierten en una amenaza que los gobiernos quieren controlar
23-10-2017 | abc.es
Pantalla quemada y «bendgate»: los problemas que investiga Google sobre los nuevos móviles Pixel XL
Ya tiene Google su primera crisis con sus nuevos «smartphones». Todavía no ha salido a la venta en el mercado español y el Pixel 2 XL, nuevo modelo de teléfono móvil de la firma americana, viene acompañado de una serie de problemas. Por ahora no dejan de ser algunas pocas unidades, pero se han iniciado las primeras investigaciones internas para esclarecer los motivos por los que el terminal puede llegar a doblarse si se ejerce una gran presión con los dedos. Por ahora se desconoce si se trata de casos menores o de si es algo más grave que puede poner en peligro su comercialización. Bautizado como «bendgate», se trata de un caso similar al que sufrió Apple en 2014 cuando lanzó el iPhone 6 Plus. Era la irrupción de la firma americana en el formato de grandes dimensiones «phablet» y que obligó a cambiar en la siguiente generación el proceso de fabricación y reforzar el chasis. Normalmente, cuando sale a la venta un terminal de alta gama suelen difundirse diferentes pruebas de resistencia y de caídas. En un video, un usuario que ya ha tenido acceso a un modelo demuestra que se puede doblar con facilidad, llegando incluso a rallarse. Un problema que, aunque por ahora es menor, ha obligado a la marca a prestarle atención. Pero tampoco ha empezado a ganar para disgustos. Los primeros análisis del dispositivo en medios norteamericanos han puesto la voz de de alarma sobre la calidad y optimización de la pantalla empleada en el Pixel XL, un panel tipo OLED que por regla general suelen presentar colores intensos y negros profundos, no siempre del agrado del consumidor final. En este caso, se trata de una variante P-OLED, una pantalla OLED con sustrato de plástico y fabricada por LG. Pero en esta ocasión, se ha criticado desde la calibración generada por la compañía a los supuestos defectos que producen imágenes de mala calidad y quemadas, inexplicable para un dispositivo de alta gama que supera los 950 euros de precio. Este tipo de paneles, los llamados OLED, son muy valorados en la industria y los consumidores suelen quedar fascinados. That's some pretty wild OLED burn-in on the Pixel 2 XL after maybe 7 days of full-time use pic.twitter.com/EPJTs6D0Kg? Alex Dobie (@alexdobie) 22 de octubre de 2017Pero tienen una serie de problemas adicionales. Por un lado, la limitación a la hora de fabricar. Son pocos los fabricantes que los producen (entre ellos, LG y Samsung) y, además, requiere de un extremado cuidado para garantizar su calidad durante su fabricación. Cada uno de esos paneles, además, necesita de una calibración (ajustar brillo, colores, contrastes, nitidez?) para obtener un entorno de visualización concreto y homogéneo en todos los móviles de la serie. Todo apunta a que la firma americana lanzará una actualización de software próximamente para mitigar estos fallos, aunque se desconoce por el momento si se trata realmente de un defecto de fabricación. «La pantalla del Pixel 2 XL ha sido diseñada con la tecnología avanzada P-OLED, incluida la resolución QHD+, una amplia gama de colores y una alta relación de contraste para obtener imágenes naturales. Nuestros productos han pasado exhaustivas pruebas de calidad antes del lanzamiento en la fabricación de cada unidad. Estamos investigando activamente el problema», apuntan fuentes de la compañía americana en declaraciones al medio «The Verge».
20-10-2017 | abc.es
La encrucijada de Twitter: resolver su mayor conflicto, callar bocas, perder usuarios o dejarlo estar
Enredada en la telaraña de la dinámica de las grandes empresas, Twitter vive en su particular encrucijada. Su dilema es simple de explicar pero difícil de resolver. Es consciente de que tiene un problema. Uno que, a día de hoy, es muy gordo; su tratamiento demasiado laxo para atajar las malas hierbas. Si la red de micromensajes fuera un terreno cultivable parte de sus flores estarían marchitas y pese a todo daría igual. La compañía está envuelta en una economía de escala que le impide tomar decisiones radicales. Romper la relación con los usuarios violentos, ser de verdad severo con los «trolls» y los acosadores, eliminar los «bots» que clonan mensajes y sirven en muchos casos de estrategia para aumentar volumen de tráfico a diferentes sites, así como combatir las llamadas «fake news» se llevaría por delante un sistema clave, el crecimiento exponencial de usuarios. Y, por el momento, no está preparada para tomar esta difícil decisión. Lo que sí ha hecho son promesas. La firma del pajarito azul ha prometido recientemente ser más duros, por ejemplo, con la publicación de fotografías de desnudos sin consentimiento de las personas y acotar en la medida de lo posible los mensajes de odio y violentos. Forman parte de una serie de cambios en los que trabaja Jack Dorsey -fundador y actual consejero delegado- y su ejecutiva según ha publicado la compañía en el blog corporativo. «Demasiadas veces antes hemos dicho que haríamos mejor y prometido transparencia, pero nos hemos quedado cortos en nuestros esfuerzos», señalan. Esta futura modificación de las políticas de uso de Twitter vienen después del debate generado en torno a la suspensión de la cuenta de la actriz Rose McGowan, quien acusó al también actor B en Affleck de encubrir los supuestos abusos sexuales del productor Harvey Weinstein, expulsado de la Academia de Hollywood. Se produjo una reacción en cadena en la que los usuarios protestaban por la suspensión de su cuenta. Twitter alegó que bloqueó el perfil por publicar un número de teléfono persona, pero lo cierto es que se enmarca dentro del reguero de críticas que ha recibido la compañía por no hacer lo suficiente para frenar el acoso. Otro de los frentes abiertos de Twitter son los «bots», programas informáticos con instrucciones automatizadas y programados para publicar periódicamente mensajes. Representan, según datos de la universidad del Sur de California, entre el 9 y el 15% del conjunto total de usuarios, actualmente cifrados en 328 millones. Estos «perfiles» se utilizan para crear una red de usuarios y aumentar el tráfico de una página web pero también para replicar «tuits» de otros usuarios. Pero los casos más graves han sido la estrategia de grupos para intentar influir en las pasadas elecciones presidenciales. Según una investigación de la web «Politico», durante el periodo electoral que acabó con Donald Trump en la Casa Blanca más de 1.600 de esos «bots» se dedicaron a compartir mensajes extremistas cargados de odio. Se cree que la arquitectura de la plataforma se utilizó por parte de grupos vinculados a Rusia para influir en el electorado, una supuesta estrategia que ya se está investigando por el Senado norteamericano. Twitter, por lo pronto, anunció recientemente que eliminó unas doscientas cuentas con actividad rusa. Los algoritmos de rastreo de la compañía para detectar una mala praxis y abuso de los términos de uso del servicio no son lo perfectos que se esperaría de ellos. Desde Bloomberg apuntan que hay otro problema adicional; muchos de esos «bots» rusos no son programas informáticos, sino usuarios en nómina, por lo que la detección es «más difícil». De ahí que cuanto más se reduzca la presencia de cuentas falsas y «bots», menor será la base de usuarios activos mensuales, la métrica más valorada por Wall Street.
19-10-2017 | enter.co
HQ Trivia: la app de concursos que les paga a sus usuarios
Hace un año murió Vine. Esta fue una popular plataforma de videos cortos que fue adquirida por Twitter a sus creadores Dom Hofmann y Rus YusuPov de Intermedia Labs Inc. Sin embargo, este no es la única apuesta de estos desarrolladores, pues de acuerdo con información de The Next Web, esta semana tomó relevancia la nueva […]
18-10-2017 | enter.co
Twitter tiene (otros) nuevos planes contra el acoso y el odio
Hemos escrito en varias ocasiones el gran ?peso? que lleva cargando Twitter desde hace años. Se trata del acoso y del discurso de odio en la red social. La compañía ha lanzado diversas herramientas y nuevas funciones que buscan disminuir los casos de este tipo en la plataforma. Y hoy en día, el asunto se […]
17-10-2017 | abc.es
Redes sociales: ¿puede un amigo publicar una foto en la que salgo sin mi consentimiento?
Lo que en la cabeza de Paco Arévalo parecía una buena idea se ha convertido en un problema. Recordemos. Era el 17 de julio. El popular humorista, junto con su hasta ahora amigo Bertín Osborne, agasajar al Rey emérito, don Juan Carlos, y a su hija, la Infanta Elena, con una paella. La ocasión era formidable. Acudieron otros conocidos y amigos. Pero la magia de ese encuentro privado se rompió en el momento en el que se difundió una imagen en redes sociales. No hubo consentimiento previo. Ni tácito. Ni nada que se le parezca. Este es un ejemplo de cómo han cambiado las relaciones personales con la llegada de las redes sociales. Existe un afán de notoriedad. Un deseo expreso de dar a conocer (o presumir) nuestra propia vida. Pero en ocasiones este tipo de acciones juegan malas pasadas. Al igual que en casos similares, esta disputa tiene un encaje legal. Hay herramientas legales suficientes como para interponer una denuncia al respecto a la persona que ha sacado a relucir la imagen controvertida. «Una cosa es que te prestes a posar en una foto y otra cosa que se pueda permitir compartir la difusión de la imagen en redes sociales», explica a este diario Sergio Carrasco, abogado experto en derecho en red en Fase Consulting. Así, la imagen tiene un carácter personal y, en determinados casos, se requiere del conocimiento expreso de la persona, máxime si se va a difundir públicamente, por ejemplo, en una red social. La Constitución Española es clara: la Ley Orgánica al Derecho al Honor, a la Intimidad Personal y Familia y a la Propia Imagen, prohíbe cualquier tipo de «captación, reproducción o publicación por fotografía, filme u otro procedimiento, de la imagen de una persona en lugares a momentos de su vida privada o fuera de ellos salvo que sea autorizado por Ley o cuando el titular del derecho hubiere otorgado consentimiento». De tal forma que dependiendo del caso se puede interponer una denuncia por vulneración al derecho, aunque ahí es necesario ponderar el interés público o si se trata de una persona pública. «Una cosa es que la persona sea de interés público, que puede permitir ciertos usos de su imagen sin autorización, pero eso no quiere decir que no goce de ese mismo derecho derecho», sostiene este experto. Y aunque para muchos sus perfiles en servicios como Facebook o Twitter les sirva de álbum de recuerdos, no es igual que una fotografía en casa porque, a pesar de aplicar ciertas capas de privacidad que permiten la mayoría de estas plataformas, estás permitiendo el uso a cualquiera. «Esta fotografía [por la publicada por Arévalo] que es se entiende que se trata de una esfera privada y, por tanto, va a más allá de lo que la ley permite. No puede compartir una imagen asi en redes sociales sin consentimiento», comenta. Cambios de hábitos Las redes sociales, al margen de sus indudable aportaciones, han alterado la manera de relacionarse entre amigos y familiares. Se dan por hecho determinados comportamientos. Los códigos sociales, las estructuras de convivencia, han querido saltar a la esfera virtual. Pero su traslado no ha sido tan natural. Una persona llega a enfadarse porque un contacto suyo le ha eliminado de su perfil. Ese conflicto personal se resolvería de otra manera o se encajaría de otra forma en el digamos mundo «offline». En Facebook, la principal plataforma social del mundo, se llega incluso a confundir la amistad real con las meras relaciones personales. Hay quien tiende a reconocer como «amigo» a alguien que acaba de conocer y se han aceptado los perfiles. Pero la amistad tiene una proyección mayor, que trasciende y se fragua con el tiempo. A veces, sin embargo, la confianza produce estragos. Ya se sabe lo que se dice popularmente («la confianza da asco»). Esas tiranteces se producen, sobre todo, entre personas jóvenes, en teoría más inmaduras emocionalmente. Y son más habituales de los que nos pensamos. Por diversos motivos. ¡A quién no le han etiquetado en una fotografía en la que no salías demasiado favorecido! Razón para discutir o retirarle la palabra. No es una cuestión baladí. Desde hace algún tiempo agencias y departamentos de recursos humanos monitorizan los perfiles de sus candidatos para hacer su selección. Lo que había sido un desmadre de joven puede convertirse en el peor enemigo a la hora de buscar empleo. Existe un sobredimensionado afán de protagonismo y exhibicionismo en las redes sociales. Pocas veces se calibran bien las posibles consecuencias que puede tenerla publicación y difusión de un comentario salido de tono o fuera de lugar. Personalidades famosas ya han sufrido en sus carnes esa corrección política que impera actualmente en la sociedad. Ese carácter inherente al ser humano se ha sabido explotar por las empresas de tecnología que desarrollan servicios digitales. «En las redes sociales se difumina la barrera en la comunidad privada y la pública. Lo que en principio tendría que ser un tema privado se convierte con facilidad en un asunto público, sobre todo, si está implicada gente famosa», sostiene en declaraciones a este diario Javier de Rivera, sociólogo experto en adicciones digitales y miembro de Cibersomosaguas, grupo de investigación de cultura digital y los movimientos sociales de la UCM. Incentivar el «me gusta» compulsivo Con anterioridad a la explosión de las redes sociales no existían herramientas para que se dieran estos comportamientos. Hacía falta que un medio de comunicación le prestara atención. En opinión de este experto, «ahora está al alcance de cualquiera, lo que genera una mayor espectacularización de las relaciones». Tal es el impacto en nuestras idas de las redes sociales que podríamos decir que incluso un viaje nunca existió si no se han publicado fotografías en tu perfil de Facebook. ¿Qué lleva a muchas personas a querer todos los pasos quedan? «Todo el mundo necesita comunicarse y necesita aprobación social; es algo natural. Lo que analizo es cómo estas nuevas redes incentivan esa necesidad básica a llevar unos determinados hábitos. La forma en la que están diseñadas estas plataformas incentivan este tipo de comportamientos impulsivos. Incentivan los ?me gusta?».
17-10-2017 | enter.co
Consejos para aumentar el impacto de tu empresa en redes sociales
Todas las redes sociales son diferentes. Por eso debes tener presentes las características de cada una y el comportamiento de sus usuarios. Generar comunidad y clientes potenciales, comunicar de forma inmediata, despertar sensaciones con una foto y conocer contactos profesionales son el aporte de Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn.Continúa leyendo en ENTER.CODeja un comentario en […]
16-10-2017 | abc.es
El primer móvil con el mismo cerebro que una avispa
La guerra por la IA móvil ha empezado. Y promete recrudecerse durante los próximos años. Será, además, una guerra muy diferente de la que hemos conocido hasta ahora, porque no se trata ya solo de aumentar la capacidad de procesamiento de los móviles, sino de un auténtico cambio de concepto que pasa por dotar a nuestros teléfonos de la capacidad de aprender y decidir por sí mismos la mejor forma de funcionar. Hasta ahora, la batalla había consistido en fabricar procesadores cada vez más pequeños y potentes, CPUs más rápidas, procesadores gráficos más eficientes? chips, en definitiva, que multiplicaran su capacidad de cálculo, su potencia gráfica y minimizaran, al mismo tiempo, el consumo de batería. Pero la Inteligencia Artificial móvil no va de eso. O por lo menos no solo de eso. La potencia sin control no es más que fuerza bruta, y con ella nuestros terminales pueden, sí, realizar millones, o miles de millones, de procesos por segundo, pero seguirán estando ciegos y ajenos al mundo que les rodea. El cerebro humano no puede ni podrá nunca ser más rápido que un procesador convencional a la hora de hacer cálculos, analizar sistemas complejos, hacer estadísticas o calcular probabilidades. Pero puede diferenciar a un perro de un gato de forma instantánea, algo que ningún procesador convencional puede hacer sin antes analizar y comparar miles, o cientos de miles, de variables, combinaciones, formas, figuras y datos dispersos. Un análisis que puede llevar horas y que convierte ese tipo de tareas en algo inviable o, como mínimo, poco práctico para lo que es nuestro uso diario de un teléfono móvil. Es ahí precisamente donde la IA móvil pone su foco. Porque de lo que se trata es de conseguir que nuestros smartphones sean capaces de «aprender» directamente de su entorno, y de que usen además lo aprendido para tomar sus propias decisiones y ser más eficientes, de un modo que ninguna CPU convencional puede conseguir. En esta línea, que promete ser la que marque tendencia durante los próximos años, se encuadra lo que es toda una nueva guerra tecnológica que enfrenta ya entre sí a varios competidores. El fabricante de procesadores Qualcomm, por ejemplo, con su reciente Snapdragon 835, el chip que montan muchos de los smartphones de gama alta de este año, afirma que «ya está preparado para la Inteligencia Artificial», y ha conseguido que los móviles que integran su procesador empiecen a lidiar con contenidos de realidad virtual y aumentada. Otros fabricantes de procesadores, como AMD, Intel MediaTek o Samsung, también se han sumado, o están a punto de hacerlo, a esta nueva carrera tecnológica. Hasta el momento, se podría decir que los smartphones se han beneficiado de la Inteligencia Artificial de una forma indirecta. La IA en la nube, en efecto, es ya una realidad, y sus aplicaciones se multiplican por doquier. Sin embargo, su uso desde un smartphone se ve limitado por problemas como la latencia, la estabilidad de las plataformas o los riesgos para la privacidad. Algo que no sucedería si la IA estuviera no solo en la nube, sino también «embebida» en el propio móvil. Google, por ejemplo, lleva años trabajando en soluciones de Inteligencia Artificial en la nube, y permite que los móviles disfruten de ellas a través de apps como la popular ?Fotos?, a la que podemos pedir, entre otras cosas, que nos muestre en pantalla todas las imágenes que tengamos de un objeto concreto (gato, perro, paella, niños?). Otro gigante, Microsoft, desarrolla sistemas de reconocimiento de voz y traducción simultánea basados en Inteligencia Artificial, mientras que IBM sigue perfeccionando su plataforma Watson, un sistema de conocimiento global capaz de responder a preguntas formuladas en lenguaje natural, de realizar análisis y de relacionar datos de una forma que hasta ahora parecía imposible. Todo ello, sin embargo, muy difícil de implementar en un smartphone. Con la IA en pleno desarrollo en la nube, había que dar un paso más, que era llevarla, también, al «cerebro» interno del propio móvil, y eso es exactamente lo que hizo Apple en la reciente presentación de sus nuevos iPhone 8, 8 Plus y X. La firma de la manzana, en efecto, presentó junto a sus nuevos móviles el procesador A11 Bionic, el primero de la compañía que integraba un «procesador neural» capaz de analizar su entorno y reaccionar en consecuencia. En las pruebas de rendimiento, el nuevo chip destrozó, literalmente, a toda su competencia, con más del doble de rendimiento y solo la mitad de consumo de batería que los demás. Apple utilizó la recién adquirida «inteligencia» de su iPhone para mejorar las prestaciones de la cámara, la velocidad y el consumo energético, pero sobre todo para presentar al mundo un nuevo sistema de reconocimiento facial, Face ID, totalmente diferente a lo que existía hasta el momento. Los de Cupertino, sin embargo, no han sido los únicos que han decidido llevar la IA al móvil. Y con apenas unas semanas de diferencia, la multinacional china Huawei acaba de presentar al mundo su nuevo Mate 10, el primer móvil Android con Inteligencia Artificial incorporada y unas prestaciones, según fuentes de la multinacional china, que empequeñecen a las del iPhone 8. Enjoy more experiences with #HuaweiMate10, powered with 4000mAh ultra long-lasting battery to last two days of normal usage. pic.twitter.com/ivVLnfZtan? Huawei Smartphones (@HuaweiPhones) October 16, 2017A finales de Agosto, Huawei ya presentó en la feria IFA, en Berlín, su nuevo procesador Kirin 970, el primero que, junto a los habituales CPU y GPU, cuenta también con una Unidad de Procesamiento Neuronal (NPU). Fabricado con tecnología de 10 nanómetros, el nuevo procesador condensa 5.500 millones de transistores en apenas un cm. cuadrado, y gracias a su NPU, multiplica por 25 el rendimiento de otros procesadores, con un consumo de energía 50 veces inferior. Si le preguntamos a alguien cuál es el dígito número 100 del número Pi, nadie lo sabría, mientras que una CPU convencional respondería de inmediato. Pero si le preguntamos «¿Es esto una mesa?», la CPU se pondrá durante horas a comparar formas, ángulos y figuras antes de contestar. Un humano, por el contrario, lo hará de inmediato. Nuestro cerebro es un auténtico procesador de conocimientos, y la NPU también. A partir de datos históricos (experiencias) de las que va aprendiendo, la Unidad de Procesamiento Neuronal es capaz de predecir, sacar conclusiones y decidir la mejor forma de actuar. Ni qué decir tiene que el Kirin 970 es el procesador elegido para el Mate 10, el nuevo buque insignia de la compañía, presentado oficialmente hoy en Múnich ante 2.000 periodistas de todo el mundo. Según explicó a ABC Baofeng Zhang, vicepresidente de Ingeniería de software de Huawei, «La inteligencia es la habilidad de aprender, entender y formarse juicios y opiniones. Creo que los móviles pueden hacer todo esto. Existe una inteligencia individual y una colectiva. Y la inteligencia móvil es la suma de la inteligencia en la nube y la inteligencia del propio móvil. Si abres la cámara de un móvil durante 24 horas seguidas, captará un montón de escenas. Puedes procesar esas escenas en la red, pero será un proceso largo y muy costoso en conexiones. Pero si las procesas en tiempo real, dentro del propio móvil, todo será más rápido y económico, y usarás mucha menos energía. Los móviles necesitan percibir los entornos en los que están, comprender lo que ven y actuar en consecuencia.» En palabras de Zhang, el nuevo procesador del Mate 10 «equivale al cerebro de una avispa», y es capaz de reconocer 2.005 imágenes por minuto, frente a, por ejemplo, las 75 que reconoce un Samsung Galaxy S8 en el mismo periodo de tiempo. Su velocidad, pues, es más de 20 veces superior a la de una CPU convencional. El Kirin 970 puede analizar hasta 300 fotos en 6 segundos, un trabajo que a una CPU convencional le cuesta 120 segundos. ¿IA para qué? No es de extrañar, pues, que una de las principales aplicaciones de Inteligencia Artificial del Mate 10 se de en el campo de la fotografía. El teléfono, en efecto, es capaz de reconocer lo que tiene delante nada más abrir la cámara: un rostro, un paisaje, un animal, comida, un sujeto en movimiento, una escena nocturna? y configurar automáticamente todos sus parámetros en milésimas de segundo para obtener, en cada ocasión, la mejor foto posible. El teléfono, además, tiene la capacidad de ir aprendiendo a medida que lo utilizamos, de forma que no responde nunca a una configuración preestablecida, sino que la va modificando según sean sus propias «experiencias». El Mate 10 reconoce, por ahora, 13 tipos diferentes de objetos o escenas, y reacciona en consecuencia al detectar cualquiera de ellos. Para alcanzar este conocimiento de base, que viene incluido de fábrica, cada smartphone ha sido «alimentado» con más de 100 millones de fotografías. Dotado con una doble cámara principal (una de 20 megapixeles monocroma y otra de 12 megapixeles en color), tiene además una apertura de f/1.6, lo que le permite captar mucha más luz en escenas nocturnas o poco iluminadas. Low light? No problem. With the world?s largest dual f/1.6 aperture, #HuaweiMate10?s new #LeicaCamera captures every dimly-lit moment. pic.twitter.com/Ng6Wu3nbmp? Huawei Smartphones (@HuaweiPhones) October 16, 2017Otra de las posibilidades del procesador del nuevo Mate 10 es lo que Baofeng Zhang llama «visión computerizada en tiempo real», o realidad aumentada enriquecida, que viene a ser la posibilidad de obtener información complementaria sobre una fotografía, o sobre lo que vemos a través de la cámara del móvil. Gracias a la IA, en efecto, el móvil podrá decirnos qué edificio es el que tenemos en pantalla, o qué obra de arte o personaje. Para ello, y sin que nos demos cuenta, el móvil irá descargando imágenes (a razón de 2.005 por minuto) para compararlas con la que tiene delante. De la misma forma, también será capaz de reconocer con precisión cualquier texto que aparezca en pantalla y transcribirlo o traducirlo a cualquier idioma gracias a una aplicación desarrollada ex profeso para este teléfono por Microsoft. Su precio es de 699 euros y de 799 en su versión Pro, mientras que la edición Porsche design vale 1.395. El Mate 10 también utiliza la IA para maximizar su rendimiento y duración en el tiempo. Después de un año de uso, en efecto, el rendimiento de cualquier teléfono móvil habrá caído más o menos a la mitad. Sin embargo, el nuevo buque insignia de Huawei conservará intacto el 89% de su rendimiento inicial tras 18 meses de uso continuado. Algo que consigue analizando el comportamiento del usuario con el móvil y adelantándose a los usos futuros, y configurando sus parámetros de la mejor forma posible. Un análisis similar permite también alargar sensiblemente la vida de la batería, que es de 4.000 miliamperios y cuyo sistema de carga rápida promete, en solo 30 minutos, restablecer un 58 % de batería. El fabricante promete dos Dias de duración de una carga para un usuario ?normal?, y más de un día para los ?heavy users?. En cuanto a la pantalla, el nuevo terminal incorpora una Huawei Full VIEW Display de 5,9 pulgadas (2560x1440 píxeles y HDR) y formato 16:9, mientras que la versión Pro crece hasta las 6 pulgadas (OLED, con resolución de 2160por 1080 píxeles), y adopta un formado de 18:9. Su brillo, de 730 bits, garantiza que podremos ver claramente la pantalla incluso a plena luz del sol. Ambos modelos son resistentes al agua, aunque en diferente medida. Así, el Mate 10 cuenta con la certificación IP 53, lo suficiente como para aguantar el tipo bajo la lluvia y el Pro con la IP 67, que le permite permanecer sumergido durante treinta minutos a un máximo de un metro de profundidad. El terminal, como es habitual en la firma, incorpora Dual Sim, con la novedad de que, por primera vez, ambas tienen conectividad 4G. Con su capacidad de transmisión de datos de 1,3 GB por Segundo, Huawei afirma que estamos frente «al terminal mas rápido del mundo». El nuevo Huawei Mate 10 incorpora Android 8.0 Oreo y, para sacarle el máximo partido, estrena la octava versión de su software EMUI, especialmente pensada para sacar partido a la inteligencia del dispositivo. Junto al teléfono, Huawei suministra un cable (USB tipo C por un lado y HDMI por el otro), que permite conectar el terminal a la pantalla y poder trabajar con los contenidos y aplicaciones del móvil como si fuera un ordenador, teclado y ratón incluidos, y sin necesidad de acoplarlo a un Dock. Para Zhang, «En el futuro, el móvil será nuestro asistente y podrá responder correo, o incluso llamadas telefónicas, por nosotros. Este es el primer paso hacia la creación de un móvil inteligente y que nos comprende».
12-10-2017 | elpais.com
Twitter simplifica el seguimiento de eventos desde su ?app?
La red social lanza una herramienta que agrupa contenidos sobre un mismo acontecimiento en directo y ultima otra función para guardar tuits
10-10-2017 | enter.co
Twitter lanzará botón de ?guardar para leer después?
Un botón de ?guardar para después? llegará muy pronto a Twitter. La compañía está trabajando en una función de marcador que te permitirá guardar tuits y volver a ellos en una lista aparte en la red social, según reportó BuzzFeed. Esto según dijo el jefe de producto de Twitter, Keith Coleman en un tuit:Continúa leyendo […]
63