Estados Unidos extiende su lucha contra China: estudia restringir el uso de TikTok y otras aplicaciones chinas

07-07-2020 - abc.es
Estados Unidos extiende su lucha contra China: estudia restringir el uso de TikTok y otras aplicaciones chinas
Más tensión en las relaciones entre Estados Unidos y China. El Gobierno de Trump estudia la restricción del uso de TikTok y otras aplicaciones chinas por considerar que Pekín utilice estos servicios como un instrumentos de vigilancia ciudadana y distribuir propaganda del régimen. En una entrevista para «Fox News», el secretario de Estado Mike Pompeo ha señalado directamente a empresas originarias en el país asiático de estar «cediendo información a los comunistas chinos». Sus comentarios se producen en medio de las crecientes tensiones entre EE.UU. y China, además del escrutinio sobre TikTok, empresa propiedad de Bytedance, que se ha convertido en el fenómeno digital del momento. Pompeo señaló que «él y el presidente Trump se están tomando en serio» la posibilidad de limitar su uso entre los estadounidenses después de que la presentadora del programa, Laura Ingraham, recordara que India ha decidido prohibir la «app» y que otros países como Australia también están considerando hacerlo. «Nos estamos tomando esto muy en serio y lo estamos analizando. Hemos trabajado en este tema durante mucho tiempo, ya sea el problema de contar con la tecnología de Huawei», subrayó. «Con respecto a las aplicaciones chinas en los teléfonos, puedo asegurar que Estados Unidos también lo hará», avanzó. «Es algo que estamos viendo», apuntó Pompeo, al tiempo que advirtió a los ciudadanos estadounidenses que sean prudentes al usar TikTok si no quieren que su información privada caiga «en manos del Partido Comunista Chino». Al Gobierno estadounidense le preocupa que la plataforma censure el contenido y que el régimen chino pueda acceder a datos sensibles. A principios de este año, TikTok fichó a Kevin Mayer, máximo responsable del servicio de «streaming» de Disney, como nuevo consejero delegado de la red social, en una decisión que se ha interpretado como un respaldo a las autoridades competentes estadounidenses. Washington ha estado en una campaña contra las empresas tecnológicas chinas desde el año pasado. En el punto de mira está, sin embargo, Huawei, al que le acusa de ser un instrumento para espionaje y que los datos de los usuarios pueden verse comprometidos. TikTok ha señalado en el pasado que los datos de los usuarios estadounidenses se almacenan en servidores de Estados Unidos, aunque se realiza una una copia de seguridad en Singapur. La compañía también ha garantizado que sus centros de datos están ubicados fuera de China y que no está sujeto a las leyes chinas.