Instagram es tóxico para muchas adolescentes y Facebook lo sabe

15-09-2021 - abc.es
Instagram es tóxico para muchas adolescentes y Facebook lo sabe
Una plataforma perfecta, llena de cuerpos cincelados y vidas de ensueño. Eso es lo que muchos usuarios encuentran cuando abren una cuenta en Instagram y comienzan a hacer 'scroll' con el dedo índice por su interior. Sin embargo, ese mismo contenido puede terminar afectando a la salud mental de parte de los internautas más jóvenes, y Facebook, matriz de aplicación, lo sabe. Aunque, como con tantas otras cosas, prefiere moverse en el amplio terreno de la vaguedad cuando se la cuestiona al respecto. Así ha quedado claro en los estudios y encuestas realizados por la compañía durante los últimos tres años con el fin de comprender mejor cómo su 'app' fotográfica hace sentir a los adolescente. De acuerdo con una investigación realizada por 'Wall Street Journal', que ha tenido acceso a los documentos en exclusiva, la empresa dirigida por Mark Zuckerberg calcula que el 32% de las adolescentes que ya se sentían mal con su cuerpo se sienten peor todavía cuando navegan por Instagram. En el caso de los chicos, la cifra se reduce hasta el 14%. Aun con todo, la compañía lo tiene claro: «Hacemos que los problemas de imagen corporal empeoren en una de cada tres adolescentes», según se sostiene en los documentos. Facebook, además, es consciente de que «los adolescentes culpan a Instagram por los aumentos en la tasa de ansiedad y depresión» más que a otros sitios como TikTok o Snapchat, de acuerdo con encuestas realizadas a los propios internautas. Según los datos de la compañía, la 'app', incluso, ha provocado que algunos de sus usuarios más jóvenes tengan pensamientos suicidas. En concreto, el 13% de los británicos y el 6% de los estadounidenses. La 'app' para jóvenes Cabe recordar que, si Facebook fue la plataforma que marcó el auge de las redes sociales, su 'app' fotográfica -que con el paso de los años ha ido adquiriendo más funciones que una navaja suiza- se ha convertido en una de las plataforma predilectas de los adolescentes. Ahora, con la entrada de nuevos jugadores, como TikTok, la plataforma se ve en la necesidad de mantener a su público más joven. En Estados Unidos, por ejemplo, el 40% de los usuarios de Instagram tienen 22 años o menos. En el caso de España, de acuerdo con un reciente estudio de The Social Media Family, la plataforma cuenta actualmente con 20 millones de usuarios, el 65% de ellos tiene edades comprendidas entre los 18 y los 39 años. Del total en nuestro país, además, el 55% de las cuentas pertenecen a mujeres. La 'app' fotográfica, en todo caso, es mucho más empleada por los jovenes que Facebook, que lleva años viendo como la edad media de sus usuarios aumenta. Instagram, además, tiene a su favor que, según sus datos, ni siquiera aquellos usuarios que se sienten mal mentalmente cuando utilizan la herramienta estén dispuestos a dejar de emplearla. «Los adolescentes nos dijeron que no les gusta la cantidad de tiempo que pasan en la aplicación, pero sienten que tienen que estar presentes», explicó un gerente de investigación de Instagram a sus compañeros, según los documentos. «A menudo se sienten 'adictos' y saben que lo que ven es malo para su salud mental, pero se sienten incapaces de detenerse», puntualizó. Facebook se defiende y Washington avisa Como destaca 'Wall Street Journal', desde Facebook se tiende a minimizar en público los efectos nocivos que puede tener Instagram en los usuarios más jóvenes. «La investigación que hemos visto es que el uso de aplicaciones sociales para conectarse con otras personas puede tener beneficios positivos para la salud mental», afirmó Mark Zuckerberg en la audiencia ante el Congreso de Estados Unidos celebrada el pasado marzo. Lo cierto es que la clave de los riesgos para la salud mental de los menores, al menos en relación al uso de Instagram, se mueve en el terreno de la posibilidad. Evidentemente, no todos los adolescentes se siente mal cuando emplean la herramienta. La red social ha realizado un comunicado a raiz de la publicación de sus estudios en el que reconoce que, al final, un sitio como Instagram puede causar problemas a algunos usuarios. «La pregunta en la mente de muchas personas es si las redes sociales son buenas o malas para las personas. La investigación sobre esto es mixta; pueden ser ambos. En Instagram, analizamos los beneficios y los riesgos de lo que hacemos», apunta la compañía. «Nuestra aplicación pueda dar voz a quienes han sido marginados, que puede ayudar a amigos y familiares a mantenerse conectados desde todos los rincones del mundo, que puede impulsar el cambio social; pero también sabemos que puede ser un lugar en el que las personas tengan experiencias negativas, como señala el Journal hoy. Nuestro trabajo es asegurarnos de que las personas se sientan bien con la experiencia que tienen en Instagram, y lograrlo es algo que nos importa mucho», continúa. La red social recuerda que durante los últimos meses ha estado incorporando novedades para combatir el acoso, el suicidio y las autolesiones y los trastornos alimentarios. Sea como fuere, la publicación de los estudios ha despertado interés en Washington D.C. Cabe recordar que representantes de los partidos republicano y demócrata, los mayoritarios en el país, ya han cargado con dureza contra las plataformas propiedad de Mark Zuckerberg por culpa de los efectos negativos que pueden tener en los jóvenes. A raiz de la publicación de la información de 'Wall Street Journal', los senadores estadounidenses Richard Blumenthal, demócrata de Connecticut, y Marsha Blackburn, republicana de Tennessee, afirmaron que han estado en contacto con un denunciante de irregularidades en Facebook y «utilizarán todos los recursos a su disposición para investigar lo que Facebook sabía y cuándo lo supieron». «Los informes del Wall Street Journal revelan que el liderazgo de Facebook se centra en una mentalidad de crecimiento a toda costa que valora las ganancias por encima de la salud y la vida de los niños y adolescentes», completaron los representantes, según recoge 'Bloomberg'.