Llega Gaia-X, una «nube» europea para romper la hegemonía de Amazon, Microsoft y Google

04-06-2020 - abc.es
Llega Gaia-X, una «nube» europea para romper la hegemonía de Amazon, Microsoft y Google
El término «nube» implica uno de los negocios tecnológicos de mayor rentabilidad de los últimos años. Concepto más que simple innovación, los grandes gigantes estadounidenses han extendido, silenciosamente y como si nada, su hegemonía a nivel mundial. Lo vieron venir. Y apostaron a caballo ganador. Y tiene grandes implicaciones en los procesos industriales. Pero este reinado ha reducido la fuerza de otras iniciativas. La respuesta es Gaia-X, un proyecto europeo de infraestructura que nace con el objetivo de «favorecer la soberanía de los datos». El desafío de esta propuesta es encontrar la «nube» europea que permita a las empresas y administraciones públicas del Viejo Continente eliminar la dependencia de Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google Cloud. Es decir, los cimientos sobre los que se sustentan proyectos digitales de toda índole. La idea es evitar la dependencia tecnológica de tecnologías estadounidenses basadas en la «nube». El proyecto, según la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Layen, quien lo presentó la semana pasada, promete enmarcarse en el paquete de medidas para reactivar la economía continental tras la crisis sanitaria de la pandemia Covid-19. Está impulsado por el ministerio alemán de Economía y Energía. De esta manera, Francia y Alemania quieren aliarse frente a la migración de las infraestructuras de datos de sus instituciones y empresas a las llamadas plataformas en la «nube» («cloud computing»). Además de Francia y Alemania, el proyecto cuenta con el apoyo de una veintena de empresas europeas, que se encargarán de ponerlo en marcha. Entre ellos, De-Cix, uno de operadores de intercambio de tráfico más importantes del mundo, con sede en Frankfurt (Alemania), así como las empresas españolas Amadeus y Gigas. A juicio de Diego Cabezudo, director general de Gigas, este proyecto «supone una apertura de mercado y reduce el riesgo de que Europa se vuelva dependiente de un grupo de gigantes tecnológicos» de tal manera que «los usuarios podrán elegir productos, servicios y proveedores cloud acorde a sus necesidades». En la misma línea se sitúa Denis Lacroix, vicepresidente de Amadeus, quien en declaraciones a ABC añade: «Al unirnos a Gaia-X, esperamos desempeñar un papel activo en la configuración del futuro digital de Europa; necesitamos ver el surgimiento en Europa de una infraestructura de nube de alto rendimiento, competitiva, segura y fiable». El objetivo de Gaia-X es «favorecer la soberanía de los datos, la disponibilidad de los mismos y la innovación digital a nivel europeo», y pretende agrupar las soluciones «cloud» existentes en Europa, así como desarrollar nuevos métodos y criterios sobre los datos y la infraestructura de acuerdo con las normas de la UE. Los miembros fundadores del proyecto aseguran que se va a crear «una infraestructura de nube competitiva, segura y fiable para Europa». «Es importante que la distribución y almacenamiento de datos tenga un control del usuario y del propietario de los datos más efectivo. Por eso, junto con miembros de la esfera política, pedimos un esfuerzo europeo para establecer la soberanía sobre los datos de la región - especialmente los datos industriales y de producción», afirma en un comunicado Harald A. Summa, director general de De-Cix Group. A través de esta iniciativa, se pretende promover el crecimiento de los proveedores europeos de la «nube» al unirlos en torno a unos estándares y normas comunes, promoviendo así su interoperabilidad con los gigantes estadounidenses y asiáticos. De hecho, las empresas no europeas no serán excluidos del uso de Gaia-X, pero tendrán que respetar las reglas, aseguran los impulsores. La soberanía de los datos es la clave de Gaia-X. «Especialmente dado que nuestra sociedad depende cada vez más en gran medida en los servicios digitales, es de interés para un estado o una región permitir un cierto nivel de independencia de los proveedores de servicios externos», aducen desde De-Cix, quienes creen que el proyecto permitirá agrupar a los europeos existentes soluciones en la «nube» y generar soluciones tecnológicas innovadoras. Europa necesita un combinación inteligente de proveedores de infraestructura digital y un fortalecimiento de la ubicación de los proveedores, insisten desde el proyecto. «Creemos que las empresas usuarias, ya sean pymes, actores globales o incluso la propia administración pública necesita esa orientación con respecto a la disponibilidad de infraestructuras fiables, desde ?edge computing? hasta ?computación en la nube? para tomar decisiones empresariales óptimas en tiempos de transformación digital», añaden las mismas fuentes. Francia y Alemania se han mostrado preocupadas por las leyes extracomunitarias vigentes en Estados Unidos y China, que en determinados casos podrían obligar a los operadores de estos países a proporcionar datos almacenados en sus servidores. Las reglas operativas serán definidas en los próximos meses por un conjunto de de 22 compañías (francesas y alemanas). Gaia-X operará bajo una ley belga.