Luces y sombras de los nuevos iPhone 12

15-10-2020 - abc.es
Luces y sombras de los nuevos iPhone 12
La llegada de los nuevos modelos de teléfono móvil de Apple ha estado salpicada por la decisión de la marca de no incluir en la caja los auriculares ni el cargador. Una decisión que puede marcar un punto de inflexión en la industria. La nueva generación también ha llegado con varios modelos a escoger por primera vez y otras novedades interesantes. El principal reto de los iPhone 12: ¿será suficiente la compatibilidad con las redes 5G para mover el mercado? Más opciones para cubrir un mayor rango Apple fue el primero en superar el umbral de los mil euros por un teléfono móvil. Algunas marcas le han seguido el juego. Pero el mercado ha seguido moviéndose estos años y la batalla está en la gama media, donde empiezan a recibir incluso terminales muy accesibles que soportan 5G. Y la guinda ha sido que el catálogo de la empresa, que otras temporadas parecía limitarse a dos modelos, es ahora tan extenso que se pueden encontrar propuestas como el iPhone SE, lanzado hace unos meses, y que empieza en 469 euros. El modelo iPhone XR, por su parte, se queda como una opción intermedia también muy recomendable a pesar de haberse lanzado hace dos años, y que se queda en cien euros más. Pero esta temporada se ha reforzado el inventario con cuatro modelos para todos los gustos. Sin beneficiarse de las prestaciones más avanzadas en materia fotográfica, el modelo iPhone 12 mini alcanza los 809 euros. Es un terminal que sigue siendo caro, pero tiene altas prestaciones y un diseño moderno. Tiene una pantalla de 5.4 pulgadas pero sufre una mayor superficie al no contar con apenas bordes, lo que se puede tener en la mano un dispositivo de dimensiones tan compactas como el iPhone SE 2 pero con más espacio para interactuar. La cuestionable ausencia de cargador y auriculares Este ha sido, sin lugar a dudas, un motivo de debate. Y ha despertado una gran controversia. No es para menos. Porque los usuarios que adquieran los nuevos terminales deberán abonar un pago adicional para adquirir los cargadores y los auriculares Earpods, que llevan cable. Eso o se reutilizan algunos antiguos si el consumidor es actualmente propietario de un dispositivo de la marca. Estos accesorios se han eliminado de la caja. La empresa estadounidense alega motivos medioambientales para tomar esta decisión. No es el fin del mundo, pero todo apunta a una estrategia para aprovechar el nuevo cargador con tecnología MagSafe y el sistema de carga rápida. Que tampoco son especialmente baratos. El problema adicional es que la empresa ha mantenido el puerto Lightning para la carga desde un cable que, a su vez, cuenta en el otro extremo con una conexión USB-C, el estándar actual en el mercado. De esta forma los compradores deberán adquirir accesorios oficiales. Dudoso despliegue de las redes 5G Aunque los nuevos dispositivos son compatibles con esta tecnología, todavía no se les va a poder sacar verdaderamente provecho porque el despliegue va con retraso y las primeras propuestas de las empresas de telecomunicación se encuentran en un paso intermedio. La ansiada revolución del 5G «puro» tardará aún tiempo en llegar. Lo más probable es que a la mayoría de consumidores les suscite más interés las novedades de cámara y velocidad de procesamiento que las conexiones de quinta generación. Aunque Apple ha querido dar un espaldarazo a esta tecnología mediante otras mejoras de software. El iPhone 12 es capaz, según anunció la compañía, de alcanzar las velocidades de 5G sin consumir más energía de la que sufriría tirando de 4G. Para darle más sentido, se ha incorporado un modo «Smart Data» que permite que las aplicaciones que no necesitan de velocidades 5G empleen redes 4G, lo que también se traduce en un ahorro de batería. Durabilidad En realidad, uno de los factores más importantes de los productos de la empresa es su durabilidad. A pesar de sufrir como todos los equipos electrónicos una obsolescencia programada, lo cierto es que la empresa se ha esperado en llevar al límite el soporte de sus actualizaciones. De hecho, la última versión del sistema operativo móvil de Apple, iOS 14, se puede instalar incluso en los terminales iPhone 6S. Modelos que debutaron en el mercado allá por 2015. Y no ha llovido desde entonces. El secreto está en el interior de las cámaras A primera vista, la configuración escogida para construir la cámara no difiere demasiado del iPhone 11 Pro del pasado año. Pero solo de reojo, porque es cierto que se han mantenido las tres lentes (entre ellas, el ultra gran angular que debutó entonces), pero se ha añadido un escáner Lidar que promete dar buenos resultados. En esta ocasión, la cámara gran angular se ha renovado con un objetivo de 26 milímetros que tiene albergar hasta 7 elementos. Puede absorber hasta un 27% más de luz y tiene un sensor de imagen un 47% más grande. Con todo se podrá capturar más información. Otra característica que no puede pasar por alto es que se ha extendido el modo nocturno y la tecnología de procesamiento de imagen Deep Fusion a todas las cámaras, tanto frontal como trasera del iPhone 12 Pro. También se ha mejorado la estabilización óptica con lo que la captura será más natural, sin saltos y más espectacular. La compatibilidad con el sistema de grabación de vídeo Dolby Vision HDR es una gran novedad para una cámara móvil. De igual manera, que ProRaw, que permite capturar en formato RAW (ideal para edición) anticipa una experiencia sensacional para aquellos usuarios que tienen dotes de fotógrafo.
Leer la noticia completa: Luces y sombras de los nuevos iPhone 12