Motorola presenta sus nuevos Moto G7 ante el miedo de perder terreno ante Xiaomi o OnePlus

07-02-2019 - abc.es
En esta ocasión, los rumores previos dejaban poco lugar para la sorpresa. El Moto G7, en efecto, el nuevo rey de la gama media, lleva semanas siendo «destripado» foto a foto, pieza a pieza, característica a característica. y hoy, finalmente, Lenovo lo ha presentado oficialmente en Brasil. Eso si, un par de semanas antes del Mobile World Congress, donde cualquier novedad se pierde en una auténtica marea de presntaciones. Pero veamos. Si el anterior Moto G6 nos llegaba el año pasado en tres versiones (G6 Play, G6 y G6 Plus), en esta ocasión la compañía china ha decidido ampliar el número a cuatro, incluyendo un Moto G7 Power que se caracteriza por el tamaño y la duración de su batería. Todos los modelos cuentan con lector de huellas trasero y reconocimiento facial y saldrán a la venta este mismo mes de febrero, excepto el G7 Play, que saldrá en marzo. Como ya sucedió en las generaciones anteriores, el G7 Play será el más modesto de la familia, con una pantalla de 5,7 pulgadas HD+ de 1.512 x 720 píxeles y ceja (o notch) de dimensiones estandar. Algunos de sus otros hermanos, por el contrario, incorporan la ceja en forma de gota, que apenas roba espacio a la pantalla. El Play llegará con unos modestos 2 GB de memoria Ram y 32 GB para almacenamiento aunque, eso sí, la batería tendrá unos más que generosos 3.000 miliamperios. Sus dimensiones (147,3 x 71,5 x 8 mm) y su peso de apenas 149 gramos hacen de él un teléfono realmente ligero y fácil de llevar. El procesador, un Qualcomm Snapdragon 632, es un clásico de la gama media y aporta un rendimiento que, aunque no es espectacular, resulta más que suficiente para las tareas diarias. La cámara trasera (nada de dobles cámaras) es de 13 megapíxeles y la delantera de 8. El terminal incorpora un lector de huellas trasero y lo mejor, desde luego, es su precio: 149 euros. Moto G Power, El segundo miembro de la familia se diferencia poco del anterior, aunque la memoria RAM, en este caso, ha crecido hasta los 4 GB. Lo que sí resulta diferencial es la batería, que es de 5.000 miliamperios con carga rápida. Está claro que se trata de un smartphone pensado para jugones empedernidos o consumidores de vídeo compulsivos. La pantalla, con tecnología IPS, también crece, hasta las 6,2 pulgadas y una resolución de 1.512 x 720 megapíxeles. Algo más pesado y grande que el anterior, sus dimensiones son de 159,4 x 76 x 9,3 mm y su peso de 193 g. También el espacio para almacenamiento ha crecido, hasta los 64 GB. Y no, este modelo tampoco incorpora doble cámara. En su lugar, encontramos un único sensor de 12 megapíxeles y una apertura f/2.0. La cámara frontal sigue siendo de 8 megapixeles. El precio, como es lógico, sube ligeramente, hasta los 209 euros. Moto G7, Es el modelo estandar, sin apellidos, y del que más espera Lenovo en cuanto a ventas. Bien equilibrado y potente, la pantalla es, esta vez, de 6,24 pulgadas Max Visión Full HD+ , solo interrumpida por un diminuto notch en forma de gota que oculta la cámara frontal y los sensores. Todo un salto estético para Motorola pero que, sin embargo, ya habíamos visto en terminales de otras marcas. La pantalla, Full Vision, llega en formato 18:9 y una resolución Full HD+ (1.080 x 2.270 píxeles). El procesador elegido es el Qualcomm Snapdragon 660, el mismo, por ejemplo, que incorpora el Xiaomi Mi A2, con 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento. La batería, sin embargo, se queda en los 3.000 miliamperios, bastante por debajo del modelo Power, más económicos. En cuanto a las cámaras, este modelo sí que ofrece una doble lente (con sensores de 12 y 5 megapíxeles, con aperturas de f/1.8 y f/2.2), la menor de ellas destinada a conseguir el tan apreciado efecto bokeh en los retratos, mientras que la cámara frontal sigue siendo de 8 megapíxeles. El peso del terminal es de 172 g y sus dimensiones son de 157 x 75,3 x 7,9 mm. El precio del terminal es de 249 euros y se venderá exclusivamente en Amazon. Moto G7 Plus, apuesta por el audio Y llega el «hermano mayor» de la familia, el que reúne las mejores prestaciones. Empezando por la trasera de cristal, la pantalla Max Vision Full HD de 6,2 pulgadas, altavoces estéreo con Dolby Audio y una óptica mucho más avanzada en su doble cámara trasera. El procesador, en esta ocasión, es el Qualcomm Snapdragon 636 (ocho núcleos hasta 1,8 Ghz) y viene apoyado con hasta 4GB de RAM. Para almacenamiento contamos con 64 GB. Una configuración que juega a ganar y que eleva el nivel de prestaciones de la gama media muy por encima de lo que es habitual. En el apartdo fotográfico, encontramos cuatro cámaras: dos delante y dos detrás. Los sensores de las cámaras traseras son de 16 y 5 megpíxeles (con estabilización óptica y asistencia por IA) y de 12 y 5 megapíxeles en las frontales. Nada mal para un terminal de este precio. La memoria de almacenamiento es de 128 GB y la batería de 3.000 miliamperios con un sistema de carga rápida de 27 W, capaz de dar hasta 12 horas de autonomía en solo 15 minutos o de cargarse completamente en apenas 55 minutos. El precio, en este caso, se sitúa en los 299 euros.