Por qué piden exhumar el hombre que se llevó a la tumba la contraseña de 166 millones de dólares en criptomonedas

14-12-2019 - abc.es
Por qué piden exhumar el hombre que se llevó a la tumba la contraseña de 166 millones de dólares en criptomonedas
Es un caso peculiar más propio de una comedia truculenta de Hollywood. Pero recuperar un tesoro puede llevar a desenterrar un cadáver. El grupo de abogados que representa a los usuarios afectados por la quiebra de la empresa canadiense de criptomonedas QuadrigaCX ha solicitado la exhumación de su fundador, Gerald Cotten, quien no facilitó sus contraseñas antes de su repentina muerte a finales del pasado año en la India. Le debe a sus usuarios unos 190 millones de dólares (166 millones de euros). Según informa la cadena «BBC», los representantes legales han iniciado los trámites para solicitar a las autoridades de Canadá que exhumen el cuerpo del empresario para poder recuperar el dinero perdido. El pasado viernes, un equipo legal que representa a los clientes de la plataforma en el proceso de bancarrota enviaron una carta a la Real Policía Montada de Canadá para pedir la exhumación y la realización de una autopsia del cadáver de Cotten «para confirmar tanto su identidad como la causa de muerte». Cotten falleció repentinamente a los 30 años después de una serie de complicaciones relacionadas con la enfermedad de Crohn, contraída en un viaje.El problema: era la única persona que tenía las llaves maestras para acceder a los monederos digitales que contenían millones de dólares en criptomonedas. Su prematura muerte obligó al cierre de QuadrigaCX, que llegó a acumular hasta 115.000 usuarios. A raíz de las informaciones que trascendieron, incluso se ha rumoreado en foros de internet que Cotten fingió su propia muerte para poder huir con los fondos y evadir la justicia. La viuda del empresario, en un comunicado enviado a través de su abogado el mismo viernes, dijo sentirse «afligida». Según informe de Coindesk en febrero, Jennifer Robertson prestó declaración ante la Corte Suprema de Nueva Escocia (Canadá) para desgranar las cifras de la deuda. En concreto, la suma de 26.500 bitcoins (equivalentes a 92,3 millones de dólares), otros 11.000 bitcoins en efectivo SV (unos 707.000 dólares), 35.000 bitcoin de oro (352.000 dólares), así como otros 200.000 litecoins (unos 6,5 millones de dólares) o unos 430.000 éter (46 millones de dólares). Todas ellas diferentes monedas digitales.