Uno de cada tres usuarios ve positivo lo que las empresas hacen con sus datos personales

02-02-2019 - abc.es
Uno de cada tres usuarios ve positivo lo que las empresas hacen con sus datos personales
Es al era de la privacidad, de los datos personales. Y los usuarios, en su mayoría, quieren que se guarden a buen recaudo. Los continuos escándalos sufridos por multinacionales y las preocupantes fugas de datos sensibles ha ensombrecido la trayectoria de algunos servicios digitales. Pero todo, en general, se acepta sin remordimientos. De hecho, uno de de cada tres españoles ve positivo el uso que pueden hacer las empresas de sus datos personales, según se desprende del informe internacional Global Advisor llevado a cabo por IPSOS en colaboración con el World Economic Forum en 26 países. Así, el 31% de los españoles ve positiva la capacidad de las compañías de poder ofrecerles productos, servicios o información que mejor se adapten a sus necesidades, o que ellos mismos puedan encontrar productos, servicios o información relevante de su interés, señalado por el 30%. A pesar de todo, el informe refleja que España es uno de los países que más desconfianza muestra en lo referido a la utilización de los datos personales por parte de empresas y organismos públicos. La transparencia y compromiso es la clave de esta situación. Según el estudio, los españoles son más partidarios de compartir los datos personales con aquellas compañías que muestren más transparencia y compromiso con el uso que se va a hacer de ellos. Por tanto, el 63% de los encuestados se muestra más dispuesto a hacerlo con aquellas empresas que son claras a la hora de explicar el trato que darán a la información aportada, el 63% lo haría con aquellas que garanticen no compartir o vender sus datos a terceros, y el 62% señala que lo compartiría con aquellas empresas que no hayan sido víctimas de ninguna brecha o uso fraudulento de datos. Además, el 61% de los españoles se sentirían mejor a la hora de compartir sus datos, si recibiesen algún tipo de compensación por ello, ya sea en forma de descuentos o premios. Por otro lado, la gran mayoría (47%) señalan que estarían dispuestos a dar acceso a sus datos personales a compañías u organismos públicos, si previamente fuesen informados sobre los riesgos a los que se exponen al compartir dicha información, o si el producto o servicio realmente satisface sus necesidades, señalado por el 36% de los encuestados. «Los ciudadanos han pasado de valorar la transparencia de las empresas a exigirla, y toman actualmente decisiones de compra y de consumo basadas en la percepción de la honestidad y la ética de las marcas. En un tema tan delicado y personal como es el uso de los datos personales, aquellas marcas que informen a los ciudadanos sobre el uso que dan a estos datos saldrán beneficiadas, y ganarán credibilidad y confianza», según explica en un comunicado Vicente Castellanos, director de asuntos públicos de IPSOS. Eso sí, las empresas de salud son las mejor valoradas. Según el informe de IPSOS, la mayoría de los españoles cree que las compañías del ámbito de la salud son las que mejor uso hacen de sus datos, contestado por uno de cada dos ciudadanos (51%), seguidas de las empresas del sector logístico y mensajería (33%), así como las autoridades locales (29%). Por el contrario, solo el 24% de la población española muestra su confianza en el tratamiento que hacen las empresas de servicios financieros de sus datos, lejos de británicos (47%), alemanes (38%) o franceses (33%). ¿Deberían pagar? El informe refleja, además, que el 67% de los españoles valora positivamente su derecho a rechazar el uso de sus datos por parte de las empresas, ocupando el noveno puesto del ranking mundial, liderado por Canadá (79%), USA (75%), Suecia (75%) y Francia (75%). A nivel europeo, ese 67% de españoles que demanda mayor capacidad de decisión por parte de la población está en un paso intermedio, lejos del 75% de británicos y suecos, el 72% de austriacos o el 71% de franceses, y por encima de los italianos (66%) y los alemanes (56%). Además, casi uno de cada dos españoles (58%) señala que las empresas deberían pagar a los consumidores por la utilización de estos datos, lo que nos coloca como el segundo país europeo del ranking, por detrás de Italia, y por delante de Gran Bretaña (57%), Francia (55%), Suecia (55%), Bélgica (53%), Polonia (50%) o Alemania (42%).