Xiaomi Mi 9: diez días dias probando el móvil que va a ser un superventas

11-03-2019 - abc.es
Xiaomi Mi 9: diez días dias probando el móvil que va a ser un superventas
Xiaomi conquistó, justo un día antes de que arrancara oficialmente el Mobile Worold Congress (MWC) de Barcelona, a sus fans. Y no es para menos. La compañía china nunca decepciona. Al menos, hasta ahora. Su filosofía de «ofrecer productos asombrosos a precios muy honrados» ha calado entre sus usuarios. Muy fieles, por cierto. Y con el Mi 9 no iba a ser menos. No se trata de un teléfono flexible, una de las tendencias que ha dejado el MWC, ni tampoco de un terminal propio de la gama alta tipo Apple o Samsung. Toca ser sinceros. Pero no por ello el Mi9 deja de ser un «smartphone» de sobresaliente y todo apunta a que será un superventas en este 2019. El Xiaomi Mi 9 es un terminal con características propias de la gama alta, aunque no tan perfectas. Y lo mejor que tiene con respecto a los móviles «premium» del mercado es su precio: 450 euros, la versión de 64 GB, o 499 euros la de 128 GB. Con ello quiero decir que por ese dinero nadie ofrece un terminal con las características que tiene. Vamos a ellas. Sólo el color Piano Black es el modelo disponible actualmente en España. Lo primero que más me ha gustado es que es muy fino (7,6 mm.), por lo que se maneja a la perfección. La curvatura del cuerpo trasero, para una mayor adaptación, está inspirado en el famoso estilo del reconocido arquitecto Antonio Gaudí. Xiaomi se ha esmerado en el diseño. Y eso se nota. Lo peor, en este sentido, es que las huellas en la parte trasera están aseguradas. Pero hay solución: la funda que te viene de regalo con el móvil (un detalle de la compañía). En la parte frontal, tenemos una una pantalla Samsung AMOLED de 6.39 pulgadas, resolución Full HD+, formato 19:9 y Gorilla Glass 6. Destaca el pequeño y fino «notch» estilo gota en una pantalla muy bien aprovechada, que luce a la perfección y que poco tiene que envidiar a la gama «premium». El dispositivo cuenta con un sensor de huella en la pantalla que funciona bastante bien. Ya sabéis que la tendencia, hasta ahora, era situarlo en la carcasa trasera. Pero las grandes marcas están apostando por incluirlo en la pantalla. Y Xiaomi no quiere quedarse atrás. Su sensor es rápido aunque, al principio, cuesta saber, con la pantalla fundida a negro, dónde situar exactamente el dedo para desbloquear el terminal. Sobre esta característica, he de ser sincera. No se trata de un sensor ultrasónico, como el del Samsung Galaxy S10, por lo que es menos seguro. Pero, al final, los gustos de cada uno son los que son. Los sensores ultrasónicos son algo más lentos. Esto va a gusto del consumidor. Este es uno de los pequeños detalles que lo diferencian de la auténtica gama alta, pero por el precio, ¿qué queremos? Sí me ha fascinado el reconocimiento facial. Esta opción, al configurarla, te avisa de que es menos segura que el tradicional PIN, contraseña o patrón. Pero había que probarla. Cuando te llega una notificación, coges el Mi 9, «pones tu cara» y se desbloquea al momento. Muy cómodo aunque poco seguro. En los laterales, a la derecha, se encuentran los tradicionales botones de apagado y control de voumen. En la izquierda, el botón para llamar al Asistente de Google y la ranura de tarjeta (admite Dual SIM). En la parte inferior, se encuentran el altavoz (cuyo sonido es decente), el micrófono y el conector USB-C. Para los nostálgicos: no hay «jack» de auriculares. En la parte superior, infrarrojos. Fotografía En la carcasa trasera se encuentra la triple cámara, que sobresale en exceso. Realmente, el Mi 9 es el primer terminal de Xiaomi con tres cámaras traseras con Inteligencia Artificial de 12 Mpx, 48 Mpx y 16 Mpx. Cuenta con el último sensor de 48 Mpx Sony IMX586 1/2? en la principal. La triple combinación con IA de esta cámara principal, con el gran angular de 16 Mpx y el teleobjetivo de 12 Mpx ofrecen muy buenos resultados. Pero no los mejores. Las fotografías nocturas y el modo retrato son también de notable alto. Con respecto al vídeo, el terminal graba en 4K hasta 60 frames por segundo, pero lo mejor es el «slow motion» de 960 fps en Full HD. El cuanto al rendimiento, no hay nada que temer. El Xiaomi Mi 9 cuenta con la última «bestia»: un procesador Qualcomm Snapdragon 855. Tiene 6GB de RAM y 64 o 128 GB de almacenamiento interno (no es posible ampliar con Micro SD). Batería corta En cambio, la batería de 3.300 mAh, para ser un terminal tan potente, se queda algo corta (otro pequeño detalle que lo diferencia de la gama alta). Ya sabéis que la autonomía depende del uso que le des al terminal pero en un día y medio (si llegas) tienes que cargarlo. Esta falta de autonomía se compensa con el gran sistema de carga rápida, tanto por cable (el cargador que viene es de 18W pero es «smartphone» es compatible con hasta 27W) como de manera inalámbrica. He de reconocer que me ha conquistado la base de Mi Wireless Charging Pad (20W) que no viene con el terminal. Se compra por separado. Xiaomi Mi 9 funciona con Miui 10, basado en Android 9, y es una versión muy buena. Tiene NFC pero no es resistente al agua, es decir, no tiene certificación IP. Todo ello, desde 450 euros. Nadie pide menos por tanto.