Noticias de Tecnología e Internet del 26-06-2022

26-06-2022 | abc.es
Probamos The FreeStyle, el proyector de Samsung con el que puedes ver pelis hasta en el techo
Samsung es mucho más que 'smartphones', tablets, televisores y ordenadores. La empresa surcoreana ha decidido que este 2022 es un buen años para meter la patita dentro del negocio de los proyectores domésticos, de esos con los que puedes convertir el salón de tu casa en un pequeño cine. Su primera apuesta dentro del segmento viene con The FreeStyle de la mano, un dispositivo de pequeñas dimensiones y gran resolución de imagen que brilla, especialmente, por su ingenioso diseño y su versatilidad. Y es que el proyector con forma de cilindro, que actualmente se puede encontrar por precios que se mueven entre los 800 y los 900 euros (luego vamos a esto), se puede proyectar en cualquier dirección. Que quieres ponerte a ver una peli en la pared más despejada que tienes del domicilio, pues puedes. Que no encuentras hueco más allá del techo de tu habitación, no hay problema. Puedes rotar el dispositivo hasta 180 grados y la imagen se ajustará de forma automática en función de la distancia a la que se encuentre. Esta es, posiblemente, la principal virtud de The FreeStyle. Bueno, eso y su tamaño compacto, de apenas 17 centimetros de altura y unos 10 de diametro, que lo convierten en un 'gadget' fácil de transportar. Ideal, por tanto, para llevarlo de vacaciones y matar horas por las noches a la fresca. Además, es perfectamente compatible con baterías portátiles. El proyector - R. A. Una vez conectamos el dispositivo por primera vez y comenzamos a proyectar, nos encontraremos con la interfaz diseñada por Samsung, que permite descargar 'apps' como Netflix, Amazon Prime Video, Disney + o HBO Max. También ofrece un puñado de películas y de canales de televisión gratuitos. Más allá de esto, el proyector cuenta con Bluetooth, por lo que podemos enlazarlo con cualquiera de nuestros dispositivos locales para que muestre el contenido que queramos. Así es la interfaz - R. A. Además de un puerto USB-C, para conectarlo a la corriente o a una batería externa, el dispositivo cuenta con una entrada HDMI, que puede servir para conectar un reproductor o una videoconsola. Quizá una entrada más hubiese estado bien, especialmente para aquellos usuarios que tengan varias consolas. Algo que ocurre con muchos dispositivos de este tipo que, además, tienen precios inferiores. La configuración del dispositivo es muy simple. Una vez que está encendido, el proyector es capaz de ajustar automáticamente la imagen teniendo en cuenta la distancia a la que se encuentra de la superficie que está proyectando. Aunque en ABC hemos tenido que realizar algunos ajustes manuales, a través del control que acompaña al FreeStyle, para mejorar la resolución. El tamaño de la imagen proyectada varía en función de la distancia que separe al FreeStyle de la superficie sobre la que proyecta. Si se coloca a 2,5 metros de la pared, la imagen alcanza las 100 pulgadas. El mínimo son 30, que se logran ubicando el 'gadget' a unos 80 centímetros de distancia. Mucha calidad, pero, ¿suficiente? El dispositivo es capaz de ofrecer una buena calidad de imagen incluso en aquellas situaciones en las que la oscuridad está lejos de ser total, como se puede apreciar en las imágenes a continuación. Aunque, evidentemente, cuanta menos luz natural haya en el sitio en el que proyectamos, mejor irá todo. Tampoco hay quejas con el sonido, que es envolvente y bastante bueno. Sin embargo, si tenemos unos buenos altavoces en casa, y están bien repartidos, conseguiremos un audio más parecido al que tendríamos en una sala de cine. La resolución máxima que alcanza es FHD; por lo tanto, olvídate del 4K, que bien podría estar disponible en un dispositivo que roza los 1.000 euros en las tiendas. La fuente de luz es DLP, y alcanza los 550 LED. En orden con proyectores mucho más asequibles. R. A. R. A. La imagen, como decimos, es buena, no le ponemos pega, pero por el precio la resolución y el brillo que ofrece The FreeStyle, el precio puede resultar algo elevado. Aun teniendo en cuenta que se trata de un dispositivo muy cómodo y fácil de utilizar, además de rabiosamente ingenioso a nivel diseño. ¿Merece la pena? Como con todo, depende. El proyector tiene muchas virtudes; sin embargo, el usuario tiene a su disposición dispositivos que ofrecen una calidad de imagen que se encuentra cerca por un precio mu inferior al de el cilindro de Samsung. Evidentemente, no serán igual de manejables e inteligentes que el FreeStyle, pero pueden cumplir expectativas.
26-06-2022 | enter.co
Netflix inició el 2022 con una pérdida inédita de 200.000 suscriptores y desde entonces, la compañía ha tenido que dar serias discusiones en aras de mantener su vigencia en la industria del streaming. Una de ellas tiene que ver con el fortalecimiento y el desarrollo de su oferta de videojuegos en la plataforma. Esta no […]
1