Noticias de "google"

15-05-2019 | elpais.com
Google permite reproducir podcast a través de su buscador
El gigante tecnológico consolida el repunte del audio digital permitiendo escuchar los episodios de un podcast en su plataforma a partir de la búsqueda.
14-05-2019 | abc.es
Vulnerabilidad de Día Cero: la amenaza que se ha colado en WhatsApp y que no puedes impedir
Coge ahora mismo tu «smartphone» y actualiza cuanto antes WhatsApp. «Ya sea en Android o iOS, los usuarios tienen que entrar en las tiendas oficiales de dichos sistema operativos (Google Play y App Store) para instalar la última versión. Lo que tienen que hacer es actualizar todas las aplicaciones que tengan pendientes», explica Andrés Núñez, de la firma de seguridad S2 Grupo. Solo así, con la última versión, los usuarios pueden corregir la vulnerabilidad que este martes ha sido descubierta en la popular aplicación de mensajería instantánea, por la que los ciberdelincuentes pueden instalar en los dispositivos móviles de los usuarios un «software» de vigilancia («spyware») mediante una simple videollamada. Aunque la noticia se ha conocido a través del «Financial Times» , WhatsApp, que también anima a sus 1.500 millones de usuarios «a actualizar la última versión de la aplicación, así como a mantener el sistema operativo del móvil actualizado», explica a ABC que fue a principios de este mes de mayo cuando identificó y solucionó rápidamente una vulnerabilidad por la que un atacante podía insertar y ejecutar código en dispositivos móviles. «Creemos que un actor cibernético avanzado atacó a un número determinado de usuarios a través de esta vulnerabilidad. El ataque tiene todas las características de una empresa privada que, según se informa, trabaja con los gobiernos para ofrecer software espía que asume las funciones de los sistemas operativos de teléfonos móviles», indica WhatsApp. Ante este panorama, la popular aplicación, que pertenece a Facebook, recomiendan actualizar las versiones anteriores a: - Si usas Android: v2.19.134, - Si usas WhatsApp Business para Android: v2.19.44 - Si usas iOS: v2.19.51, - Si usas WhatsApp Business para iOS: v2.19.51 - Si usas Windows Phone: v2.18.348 - Si usas Tizen: v2.18.15 Aunque no hay confirmación alguna, las sospechas se centran en el grupo israelí NSO Group, quien podría haber ideado el software de espionaje Pegasus aprovechándose del «bug» (como se conoce a los errores de seguridad). Se trata de un código malicioso de vigilancia diseñado para realizar ataques muy concretos, aunque se desconoce el número de usuarios que podrían estar afectados. La vulnerabilidad se descubrió el pasado domingo cuando un abogado británico especializado en derechos humanos fue atacado a través de su teléfono utilizando la herramienta NSO Group. Vulnerabilidad Día Cero «Lo que se ha descubierto es una vulnerabilidad de día cero», añade Andrés Núñez. Así es como se conocen a los errores de seguridad que son desconocidos. «Es decir, -continúa el experto-, nadie hasta ahora conocía que a través de una videollamada de WhatsApp se podía inyectar código en la 'app'. Solo el grupo que lo ha desvelado es el que lo conocía». Hasta ese momento, todos los dispositivos con la aplicación instalada «eran vulnerables». Al hacerse público el error, toca actualizar la aplicación para solucionarlo. Y hasta que eso sucede, pasa un tiempo en el que cualquiera puede aprovecharse de ese «bug». Es decir, todos los dispositivos son vulnerables. Las vulnerabilidades de día cero son muy populares en el sector de la ciberseguridad. Están a la orden del día. Aún así, no hay duda de que se trata de un error de seguridad muy grave porque dicha vulnerabilidad «permitía instalar 'apps' en remoto», señala el experto. «Una videollamada de WhatsApp es una entrada de datos a un dispositivo (porque usa internet). En dicha entrada de datos iba oculta una aplicación que se instalaba en el 'smartphone'. En este caso, se trataba de una 'app' espía». Un software espía, como su propio nombre indica, «te permite tomar el control remoto de un dispositivo», informa Núñez, por lo que el ciberdelincuente puede activar el micrófono, la cámara y acceder a tus datos cuando quieran o de manera permanente. «Puede activar la cámara y ver tus movimientos en todo momento», ejemplifica. A nivel usuario, es prácticamente imposible detectarlo. Precisamente, este ciberataque en principio iba dirigido a personas e instituciones muy concretas, pero la vulnerabilidad del software existe en cualquier terminal si WhatsApp no se actualiza. La ciberseguridad absoluta no existe Con esta nueva brecha se evidencia, una vez más, que la seguridad al cien por cien no existe en internet. «Pero tampoco en el mundo físico», añade Núñez. «Una puerta blindada no te asegura al cien por cien de que no entren en tu casa», ejemplifica. Pero cuanto mejor protegidos estemos, menor riesgo. De ahí que los usuarios tengan siempre instaladas en sus dispositivos las últimas versiones de los sistemas operativos o aplicaciones. Aunque pueda parecer extraño, «lo importante es detectar las brechas de seguridad cuanto antes y parchearlas. Y hacerlas públicas para que todos los usuarios las actualicen», afirma Núñez. «El primer paso para gestionar un riesgo -continua- es la amenaza. Si no sabes cuál es la vulnerabilidad, no puedes solucionarlo. Y sabiéndolo sí, aunque siempre va a existir una ventana de temporalidad por la que la seguridad va a estar siempre expuesta». Pero el usuario tiene que ser consciente de que «el software de WhatsApp o de cualquier otro sistema o 'app', si no es vulnerable ahora, va a acabar siéndolo en cualquier momento de su existencia porque no existe al cien por cien la seguridad».
14-05-2019 | abc.es
OnePlus 7 Pro: el terminal para competir con «los grandes»
La firma china OnePlus acaba de presentar sus nuevos modelos. Se trata de dos terminales premium, que se comercializarán en varias configuraciones y que, por primera vez en la historia de la marca, incluyen una versión «Pro». Hasta ahora, los anteriores dispositivos de OnePlus (OnePlus 3, 5 6..) contaban con una versión con características mejoradas a la que la compañía añadía la letra «T» (OnePlus 3T, 5T, 6T..). La adopción de un modelo más avanzado deja claras las intenciones de la firma asiática: competir con los más grandes en la gama más alta del mercado. A fecha de hoy no sabemos si próximamente nos encontraremos, también, con un OnePlus 7T. Desde que One Plus abriera oficinas en España, en Octubre del pasado año, sus ventas se han duplicado. La idea es que la marca se aproxime aquí también al éxito ya cosechado en otros países, como Estados Unidos, donde sus ventas le colocan en el top 5, o en la India, un gigantesco mercado en el que OnePlus es número uno, por encima de Samsung, Apple o Huawei. OnePlus 7: gama alta para todos Por fuera, e nuevo OnePlus 7 podría confundirse con el anterior 6T. Su pantalla Amoled de 6.41 pulgadas, en efecto, es la misma que lucía ese modelo, comercializado el pasado mes de diciembre. Su resolución, pues, también es la misma: 2.340 x 1.080 pixeles, y con un notch o ceja en forma de gota que alberga la cámara frontal. El ratio de pantalla es del 86 % y su superficie está protegida contra golpes y arañazos con Gorilla Glass 6. Lo que sí que ha mejorado es el sensor de huellas que hay bajo la pantalla. Con respecto al modelo anterior, en efecto, sus dimensiones han crecido (de 6x6 a 7x7 milímetros), con lo que es más fácil de encontrar con el dedo. Y también la velocidad de desbloqueo ha aumentado, pasando a ser solo de 0,21 segundos. Ambas características, por supuesto, compartidas con el OnePlus 7 Pro. El reconocimiento facial, del que se encarga la cámara delantera, de 16 megapixeles, es el mismo que el del anterior 6T. La verdadera diferencia, sin embargo, está en las cámaras. El nuevo modelo incorpora una doble cámara trasera que cuenta con un sensor principal Sony IMX 586 de 48 megapíxeles y apertura F1.7. La segunda lente es un zoom óptico de 5 megapíxeles que permite un aumento de x2. En cuanto al rendimiento, OnePlus ha sustituido, en ambos modelos, el anterior procesador Qualcomm Snapdragon 845 por el nuevo y más potente Snapdragon 855, el mismo que montan los principales buques insignia de este año y que ofrece, además de un mayor rendimiento, una mejor gestión de la batería. La memoria RAM, según la versión elegida, es de 6 u 8 GB, así como el almacenamiento interno, que puede ser de 128 ó 256 GB, sin posibilidad de ampliación con tarjetas externas micro USB. La batería es la misma que la del anterior 6T: 3.600 miliamperios, aunque se consigue una mayor duración gracias al plus de eficiencia del nuevo procesador. En el apartado de sonido, el nuevo OnePlus 7 estrena altavoces, uno arriba y otro en la parte inferior, con el sistema Dolby Atmos. Y sí, el terminal viene equipado con UFS 3.0, la última especificación de memoria capaz de alcanzar unas tasas de transferencia de 1,45 GB/s en cada canal, lo que en la práctica se traduce en 2,9 GB/s, una cifra equiparable (e incluso superior) a la que brindan los discos de memoria sólida SSD en muchos equipos de sobremesa profesionales. OnePlus 7 Pro: lo mejor de lo mejor Pero donde la compañía ha echado el resto es en su modelo Pro. Empezando por la pantalla Amoled de 6.67 pulgadas, HDR10+, QHD+, y una resolución de 3.120 x 1.440 píxeles. El ratio es espectacular, y alcanza prácticamente el 90% de la superficie frontal del dispositivo. Y es que a diferencia del One Plus 7, en el Pro no hay «notch». La cámara frontal queda oculta dentro de la carcasa del propio terminal, y un pequeño motor eléctrico hace que aparezca justo cuando se la necesita. Además de su espectacular resolución, el nuevo buque insignia de One Plus admite HDR10+, lo que incrementa aún más la calidad de las reproducciones. El brillo de la pantalla permite un alto grado de personalización y es posible bajarlo hasta apenas 0,27 nits de luminosidad, un modo que la firma ha bautizado como Night Care. Ficha técnica Pantalla 6.67 pulgadas Resolución 3.120 x 1.440 p. Chip Snapdragon 855 RAM 6/8/12 GB Memoria 128/512 GB Cámara Triple trasera (48 x 16 x 8 MP) y frontal de 16.3 MP Batería 4.000 mAh SO Android 9 Pie con OxygenOS La compañía china, además, ha introducido un refresco de pantalla de 90 Hz, lo que permite apreciar el máximo detalle incluso en las escenas con los movimientos más rápidos. En la configuración es posible seleccionar en qué aplicaciones (normalmente vídeos o juegos) queremos disfrutar de los 90 Hz, dejando la tasa de refresco en los habituales 60 Hz para las tareas que no necesiten de tanta calidad de reproducción. Por último, la pantalla del nuevo OnePlus 7 Pro, destaca también por su baja latencia, que es de apenas 32,5 milisegundos, la más baja del mercado. En este aspecto, el mayor competidor sería el Samsung Galaxy S10, con una latencia de 44,2 milisegundos. En conjunto, pues, estamos ante la que probablemente sea la mejor pantalla de móvil del mercado. OnePlus la ha bautizado con el nombre de Fluid Amoled. Triple cámara: esta vez sí Con su 7 Pro, OnePlus se ha decidido a dar, por primera vez, el salto a la triple cámara trasera. La principal (la misma que en el 7) incorpora un sensor Sony IMX 586 de 48 megapíxeles y una apertura de F1.6. El gran tamaño de los píxeles, que son de 1,6 nanómetros (los convencionales son de 1,2 nm) permite una mayor captación de luz, lo que se traduce en excelentes imágenes nocturnas. Eso, junto sus estabilizadores, controlados por Inteligencia Artificial, y a su sistema de enfoque híbrido por láser permite obtener imágenes de una calidad excepcional prácticamente en cualquier circunstancia. La segunda cámara monta una lente de telefoto de 8 megapíxeles y destaca por su zoom óptico de x3. A partir de ahí, y gracias a su zoom digital, podremos llegar a tener un zoom de x20, el doble que en la mayoría de los «smartphones» (excepto, por supuesto, el Huawei P30 Pro, que llega a x50). Por último, la tercera cámara es un gran angular que permite tomas muy amplias, de hasta 117 grados. Su sensor es de 16 megapíxeles y su apertura F2.2. Este impresionante hardware fotográfico viene, esta vez, acompañado por un nuevo software, llamado OnePlus Ultra Shot. Una serie de sofisticados algoritmos combinan la «super resolución» del dispositivo con su capacidad para reproducior contenidos HDR10+, extrayendo automáticamente los detalles de la imagen para reproducirlos con mayor claridad y nitidez. El resultado es tan bueno que a veces parece que estamos ante una imagen 3D. La IA del terminal se ocupa también de mejorar los resultados obtenidos con el modo noche. La capacidad de recoger más luz (gracias al mayor tamaño de los píxeles), se une aquí con la capacidad de reconocer objetos y escenas y, por supuesto, con el control del estabilizador de imagen. En cuanto al vídeo, el nuevo terminal es capaz de grabar contenidos en 4K y a 60 imágenes por segundo. La cámara frontal, que OnePlus ha bautizado como «Pop Camera» por su capacidad de salir y volver a esconderse dentro de la carcasa, cuenta con un sensor de 16 megapíxeles y una apertura de F2.0. Siempre que la necesitemos, bastará con arrastrar un dedo hacia arriba sobre la pantalla (en el modo cámara) y la Pop Camera aparecerá en una de las esquinas superiores. Por cierto, tanto para salir como para volver a esconderse, la cámara tarda apenas 0,53 segundos. El motor ha sido diseñado para poder subir y bajar hasta en 300.000 ocasiones, lo que supondría unas 150 veces al día durante 5 años. Por supuesto, si no llegamos a los 150 usos diarios, el tiempo de duración será mayor. Por cierto, para los que se pregunten qué pasaría si se nos cayera el móvil al suelo con la Pop Cámara desplegada, decir que cuenta con una serie de sensores que, al detectar una caida brusca de apenas algunos cm, hacen que la cámara se retraiga automáticamente. Incluso en el caso de caída, pues, la Pop Camera estará completamente replegada antes de que el terminal toque el suelo. Como viene siendo habitual en OnePlus, tampoco esta vez encontraamos una certificación de resistencia al agua. A pesar de que está protegido contra polvo y humedad, prefieren no comprometerse en este punto. En la práctica, no pasaría nada si el teléfono se cae accidentalmente al agua, o incluso si nos duchamos con él, aunque probablemente fallaría si pretendemos, por ejemplo, hacer fotos submarinas en la piscina. El sonido cuenta y gran rendimiento En el apartado de sonido, el OnePlus 7 Pro está equipado con un sistema de doble altavoz estéreo con Dolby Atmos y un amplificador de potencia mejorado que garantiza una excelente calidad de sonido. La posición del altavoz inferior, además, se ha desplazado a la esquina inferior derecha, para evitar que lo tapemos con el dedo cuando usamos el teléfono en posición horizontal. En cuanto al rendimiento, el nuevo OnePlus 7 Pro incorpora, igual que el otro modelo presentado, el último procesador de Qualcomm, el Snapdragon 855. El terminal se venderá en tres configuraciones de memoria: 6 GB de RAM y 128 GB para almacenamiento; 8 GB de RAMy 256 GB para almacenamiento; y 12 GB de RAM y 256 GB de almacenamiento. El 7 Pro cuenta con un acelerador de memoria RAM, llamado RAM Boost, que se basa en un sistema de reconocimiento de los patrones de uso y abre más rápidamente aquellas «apps» que más utilizamos. En otras palabras, el terminal se va haciendo más y más rápido con el tiempo. Igual que su hermano menor, también cuenta con la especificación UFS 3.0, que permite una velocidad de transferencia de memoria sin precedentes en la industria móvil. La batería, de 4.000 miliamperios, nos llega con el sistema de carga rápida Warp Charge 30, capaz de brindar hasta un 50% de batería en apenas 20 minutos y sin que el teléfono se caliente. El calor, en efecto, se queda en el cargador. Para las aplicaciones más exigentes, como vídeos o juegos, el OnePlus 7 Pro, además, dispone de diez capas de disipación de calor más un sistema de refrigeración líquida. En otras palabras, costará mucho trabajo conseguir que el teléfono se caliente. También un modo juego El modo juego ha sido una constante en los terminales de One Plus. En modelos anteriores, ya era posible personalizar las notificacines y las llamadas. En el nuevo 7 Pro, además, se incluye un exclusivo «Modo Fanatic», así llamado por el célebre equipo de «eSports», con el que la firma ha llegado a un acuerdo, que al ser activado desvía toda la potencia del procesador al juego, eliminando, si el usuario así lo quiere, todas las demás funciones. Durante las partidas, un nuevo sistema de vibración háptica proporciona al jugador una experiencia mucho más inmersiva, gracias a múltiples niveles de vibración, que se suman a la baja latencia antes mencionada. Otra función interesante es la grabación de pantalla, en la que podemos decidir si incorporar el sonido interno, el externo o ambos. Nunca había sido tan sencillo grabar y comentar partidas. El sistema operativo, OxygenOS, apenas lleva personalización alguna, lo que garantiza una experiencia Android completa y, lo que es más importante, actualizaciones inmediatas a las nuevas versiones del sistema de Google.
14-05-2019 | abc.es
Trucos para alargar la batería del móvil
Atrás han quedado los tiempos en los que un usuario podía reemplazar la batería de su teléfono móvil cuando había llegado a su fin. Bastaba con comprar otra (por muy poco) y ponérsela en un minuto. Era como tener móvil nuevo. Pero en la actualidad, las baterías de los «smartphones», que utilizan la tecnología de iones de litio, están integradas en el terminal. ¿Se pueden cambiar? Sí, pero tiene que ser el fabricante o una tienda especializada quien lo haga y, en general, no merece la pena. Por ello, es fundamental poner en práctica ciertos trucos con el objetivo de alargar lo máximo posible la batería del terminal. Toma nota: 1. Usa el cargador incluido con el dispositivo. En caso contrario, Google explica que es posible que el dispositivo tarde más en cargarse, no se cargue en absoluto o que la batería o el propio cargador sufran daños. 2. Evita que el móvil se caliente. La batería puede dañarse y se consume mucho más rápido cuando el dispositivo está caliente, incluso si no lo utilizas. 3. Carga el «smartphone» lo justo y necesario. Los de Mountain View aseguran que «no tienes que enseñar al dispositivo cuánta capacidad tiene la batería dejando que se agote por completo ni cargando el dispositivo completamente». 4. Activa el modo «Ahorro de energía», especialmente cuando te quede poca batería. En iPhone se llama Modo de Bajo Consumo (incluido por primera vez en iOS 9). 5. Evita, en el medida de la posible, las siguientes actividades (son las que más batería consumen): - Pantalla siempre encendida: establece un periodo de tiempo corto para que se apague y reduce el nivel de brillo. El ajuste del brillo automático es una buena opción. - Conexiones continuadas (GPS, contenido en «streamming»..) - Tareas que requieren de un gran procesamiento (juegos, uso ininterrumpido de aplicaciones..) 6. Activa el modo avión: por ejemplo, por la noche. 7. Desactiva ciertas funciones que, por defecto, suelen estar activadas en el móvil como el Bluetooth, la ubicación (si no estás usando el GPS) o la sincronización automática de «apps». 8. Aplicaciones en segundo plano: desactívalas. 9. Mantén activadas las opciones de batería inteligente (Ajustes del dispositivo - Batería) y la optimización de batería (Ajustes - Aplicaciones y notificaciones - Ajustes avanzados - Acceso especial de aplicaciones - Optimización de batería). 10. Elimina las aplicaciones que no utilices. 11. Ten siempre el software actualizado.
13-05-2019 | abc.es
Cinco años del «derecho al olvido»: ¿ha servido para algo?
El 13 de mayo de hace cinco años el Tribunal de Justicia de la UE reconoció en un fallo pionero que los ciudadanos tienen derecho a ser olvidados en la red y desde entonces España , el quinto país europeo con mayor número de solicitudes, ha remitido a Google 76.893 peticiones sobre 249.359 URL (direcciones). De estas, el buscador predominante en la red, ha suprimido 81.813 enlaces Mario Costeja, el 37,9%. Esta sentencia, fallada a instancias del español, marcó un antes y un después en la jurisprudencia comunitaria sobre internet, ya que para ser «olvidados» en esta red los ciudadanos pueden reclamar a Google y otros buscadores la supresión de enlaces a informaciones que les son perjudiciales o que ya no son adecuadas. El derecho fue defendido por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) en un litigio que duró años, recuerda a Efe Jesús Rubí, coordinador de la Unidad de Apoyo y Relaciones Institucionales de esta agencia, quien señala que a partir de la sentencia europea se reconoció y se aplica lo que se conoce como «derecho al olvido». «La AEPD fue pionera y fue la que consiguió este resultado ante el tribunal europeo», resume este experto. La disputa surgió a raíz de la petición del español Mario Costeja González; todo comenzó cuando el periódico «La Vanguardia» publicó en su edición impresa dos anuncios relativos a una subasta de inmuebles relacionada con él y con un embargo derivado de deudas a la Seguridad Social, que luego se digitalizaron. Costeja constató que al introducir su nombre y apellidos en Google aparecía un enlace a las páginas del periódico que incluían esos anuncios, y comenzó su periplo para solicitar su retirada. Todo lo relacionado con el embargo se había solucionado hacía años, así que estos detalles carecían de relevancia, argumentó en su día. Sin embargo, Costeja, quien inició el proceso en 2009, se encontró con que el buscador no accedió a sus peticiones, por lo que pidió la intervención de la AEPD, que recurrió a la Audiencia Nacional que, a su vez, envió el caso al tribunal europeo. Google perdió en Luxemburgo y la resolución obligó a cambiar el modo de operar a todos los buscadores de internet. Desde la sentencia del tribunal europeo de 2014, los motores de búsqueda como Google, Bing o Yahoo disponen de formularios en línea para pedir la retirada de las informaciones que les afectan. Los solicitantes deben demostrar su identidad y aportar los enlaces que quieren que sean retirados aunque es la compañía la encargada de valorar y decidir si estas direcciones son de interés general y si realmente deben estar en sus archivos. Si el buscador no accede a la solicitud, se puede acudir a las autoridades competentes para conseguir que se eliminen esos enlaces. De hecho, Jesús Rubí, de la AEPD, asegura que las reclamaciones han crecido y suponen un porcentaje muy importante: por ejemplo, en 2018 la agencia recibió 1.784 reclamaciones sobre el ejercicio de todos los derechos de protección de datos -acceso, rectificación o cancelación- y el 65% eran de derecho al olvido dirigidas a Google. Desde 2014 y hasta comienzos de mayo de 2019, Google ha recibido 802.259 solicitudes europeas de retirada de datos que afectaban a 3.127.986 URL, de las que ha suprimido 1.199.955 -el 44,5% de las peticiones-. De todas éstas, el 88,6% las habían promovido personas particulares y el resto correspondían a menores de edad, entidades corporativas, políticos y personas con cargo público o famoso. El derecho al olvido fue además desarrollado en el Reglamento de Protección de Datos de la UE, que entró en vigor el 25 de mayo de 2018. Este texto recoge el «derecho de supresión» o «derecho de olvido» en su artículo 17 que obliga a la supresión de los datos personales en concurrencia con algunas circunstancias, como el que no sean necesarios para el fin con el que fueron recogidos, el interesado retire el consentimiento o se oponga al tratamiento de éstos. Por contra, no se aplicará este «derecho al olvido» para ejercer la libertad de expresión o información o por interés público. Las multas para los que contravengan este reglamento pueden alcanzar los 20 millones de euros o el 4% del negocio total anual global del ejercicio anterior, en el caso de empresas.
13-05-2019 | abc.es
Así es la primera lentilla inteligente autónoma: tiene una microbatería en tu ojo
Desde las intentonas de Google, los proyectos alrededor de un concepto tan novedoso y llamativo como las lentillas inteligentes no han acabado por despegar. Es un producto todavía demasiado inestable pero con mucho potencial que anima a pensar que en un futuro, tal vez no demasiado cercano, el sentido de la vista mejorará drásticamente gracias a la tecnología. Un prototipo desarrollado por la escuela superior de tecnología de IMT Atlantique y el departamento de Electrónica Flexible del Centro Microélico de Provenza Georges Charpak (ambos en Francia) promete un punto de inflexión en este concepto tecnológico. Los expertos han creado la lentilla inteligente autónoma, informa la revista especializada «R&D». El pequeño dispositivo electrónico incluye una microbatería flexible que se encarga de alimentar la energía necesaria. Esta batería ha permitido suministrar de manera continua una fuente de luz como un diodo emisor de luz (LED) durante varias horas. Una asociación con el fabricante de lentes de contacto LCS ha permitido, de esta manera, «encapsular» los primeros recursos técnicos de este nuevo tipo de lente de contacto que puede introducir una tecnología de realidad aumentada para que los usuarios puedan «ver» más allá y recibir información a través de servicios digitales como si se tratase de una película de ciencia ficción. Aunque todavía está en fase de pruebas, un producto de estas características se presta a generar alrededor aplicaciones de todo tipo, desde salud (asistencia quirúrgica) hasta conducción (asistencia a la conducción). Un producto tecnología que, a priori, se enmarca dentro de la nueva era de dispositivos «wearables» -vestibles, en español- que puede acompañar a la sociedad en las próximas décadas. De hecho, este proyecto también representa una oportunidad para integrar los últimos avances en electrónica flexible basada en grafeno, lo que puede anticipar la llegada de nuevos materiales transparentes. «Este primer proyecto es parte de un proyecto más grande y ambicioso destinado a crear una nueva generación de lentillas inteligentes vinculadas a la aparición de cascos de realidad aumentada que han dado lugar a nuevos usos (interfaces hombre-máquina, análisis de carga cognitiva). Esto abre grandes oportunidades, al tiempo que impone nuevas restricciones a la precisión y la integración», apunta en un comunicado uno de los investigadores. Este tipo de lentillas inteligentes es un concepto que han perseguido numerosas empresas como Google, Samsung o, incluso, Apple en algunas patentes industriales registradas en los últimos años, pero las circunstancias del ojo humano y la falta de tecnología sensible han reducido la euforia de un producto tecnológico proclive al ser humano del futuro.
13-05-2019 | abc.es
Ya están aquí las primeras lechugas cultivadas por robots granjeros
La robótica y la inteligencia artificial son los dos ingredientes clave con los que algunas startups pretenden revolucionar la agricultura. La compañía T&G Global de Nueva Zelanda utiliza una cosechadora robótica para recolectar sus manzanas, diferenciando incluso si la fruta está o no madura y distinguiendo las variedades para coger solo un tipo. Iron Ox es otra pequeña empresa dispuesta a hacer historia con sus lechugas cultivadas por robots y que acaban de empezar a comercializar. Esta startup californiana inauguró el pasado mes de octubre su primer huerto robotizado, en el que las máquinas han sido las encargadas de realizar las labores que tradicionalmente han desempeñado los humanos. Ahora, ocho meses más tarde, las huerta ha empezado a dar sus «frutos». En concreto, tres variedades de hortalizas: lechuga, acedera y albahaca, que se comercializan ya como ensaladas preparadas y listas para consumir, tal y como recoge «The Verge». De momento, la venta solo se lleva a cabo en una única tienda situada en San Carlos, California, a tan solo un kilómetro de este huerto robótico. Así, aseguran la frescura de sus productos a buen precio, ya que no tienen costes elevados por el transporte. El precio de estas ensaladas oscila entre los 2,50 y 5 dólares (2-4,5 euros). Iron Ox ideó esta particular huerta de cultivo hidropónico, es decir, sin tierra. Las hortalizas se cultivan en soportes y tienen las raíces en suspensión, de tal manera que los brazos robóticos pueden moverlas de un sitio a otro, en función de su crecimiento y necesidades. Este tipo de agricultura tiene ciertas ventajas frente a la tradicional. Requiere de una menor cantidad de agua y puede llevarse a cabo en espacios pequeños. Pero también requiere más mano de obra. En el invernadero diseñado por la compañía, los ingenieros usan sistemas de robots patentados para cultivar aproximadamente 26.000 cabezas de lechuga, hojas verdes y hierbas alojadas en recipientes hidropónicos automatizados. Sin embargo, aunque la compañía insiste en que se trata de un cultivo «autónomo», los humanos aún son necesarios para desarrollar una gran parte del trabajo, tal y como explica Brandon Alexander, cofundador y CEO de Iron Ox a «The Verge». Los trabajadores siembran las plántulas y empaquetan las plantas cuando están listas para comer. La labor de los robots se limita a su cuidado diario mientras crecen, en el que Angus, un robot que rueda, se dedica a trasladar en conjunto una plantación dentro del invernadero. Llegar a este nivel de automatización llevó años de trabajo, reconoce el responsable, que trabajó anteriormente para Google X. «Existe una gran diferencia» en el hecho de que los robots «funcionen todos los días» a que lo hagan en un momento puntual. «La mayoría de las personas fuera de la robótica subestiman lo grande que es esa brecha», explica al medio. De hecho, la simple tarea de mover las plantas ha sido el foco en el que la compañía ha invertido todos sus esfuerzos por conseguir una verdadera automatización de los brazos robóticos. Todo ello es supervisado por un programa, apodado «Cerebro», que monitoriza las condiciones de crecimiento de cada plantación, que ajusta el balance de gases y nutrientes que necesitan las hortalizas para que se desarrollen en un entorno óptimo. La robotización de la agricultura avanza a un ritmo muy lento. Aunque sus defensores apuestan por automatizar el campo para incrementar la productividad y solucionar la cada vez mayor escasa mano de obra, la realidad es que, de momento, los seres humanos siguen siendo más baratos.
12-05-2019 | abc.es
Android Q: todo lo que necesitas saber de lo nuevo que tendrá tu próximo móvil
Este año vienen importantes cambios en la próxima versión del sistema operativo móvil Android, el de mayor popularidad del mundo. Se conoce, por el momento, Android Q, pero esa «Q» tiene que refererise a algo, a algún dulce como nos tienen acostumbrados. Aunque todavía se encuentra en fase de pruebas, muchas de las características que formarán parte de su arquitectura empiezan a conocerse. Así que los usuarios que se cambien de móvil en meses venideros tienen muchas papeletas de tener algunos aspectos interesantes como un mayor control de privacidad y mejoras en su cámara. ¿Cuándo se lanzará? Estará disponible en otoño. Preparado para pantallas flexibles Uno de los aspectos más interesantes y posiblemente cuestionables es que Android Q va a estar preparado para los futuros móviles flexibles. Sí, aquellos que como el Samsung Galaxy Fold aprovechan las capacidades de las pantallas orgánicas para lograr un dispositivo que se puede plegar. Para ello, se introducirá la función «Screen continuity», por la que traslada lo que en ese momento se ve en el modo «smartphone» al modo tableta cuando el dispositivo se despliega. Y lo hace sin que haya interrupción. Nuevos gestos en pantalla El software incorporará nuevos gestos de la interfaz, emulando a iOS en los iPhone sin botón de Inicio (iPhone X en adelante). Así, los botones para navegar entre aplicaciones será más intuitivo y cómodo. Por ejemplo, con solo mover el dedo hacia arriba se llegará a la pantalla principal o de izquierda a derecha (o viceversa) para abrir las «apps» ya activadas. Preparado para las redes 5G Todavía no se han desplegado de manera oficial las primeras redes comerciales de la quinta generación de redes móviles, pero hay una gran esperanza (e inversión) en la industria para ponerlas en marcha cuanto antes. Este 2019 es el año cero, el momento en el que se lanzarán los primeros móviles compatibles aunque todavía quedará mucho tiempo para beneficiarse de sus particularidades. Así, para procurar la conectividad 5G, que ofrece mayor velocidad y reduce la latencia, Google se ha asociado con más de 20 operadores para que Android Q lo soporte en los «smartphones» compatibles desde el primer momento. Subtítulos en los vídeos y respuestas rápidas Se ha añadido una tecnología bautizada como «on-device machine learning», de aprendizaje automático en el propio dispositivo, que ha permitido desarrollar «Live Caption», una herramienta que introduce subtítulos en los vídeos y archivos de audio que no los tienen, de forma automática y en tiempo real. De esta manera, un usuario que esté viendo un vídeo guardado en el teléfono, que esté reproduciendo uno en Youtube o que esté escuchando un programa de radio, por ejemplo, podrá activarlo y leer en la pantalla la transcripción de lo que se esté diciendo. Gracias a esto también se ha desarrollado «Smart Reply», que se ha integrado en el sistema de notificaciones, desde donde sugiere respuestas. Ahora, además, es capaz de predecir la siguiente acción del usuario. Mejoras también en la cámara Aunque la parte fotográfica depende, en gran parte de cada fabricante (tanto a nivel de software como de hardware), Google quiere introducir algunos aspectos que domina en su propio ecosistema. Así, muchas cámaras pueden simular una profundidad de campo difuminando el primer plano o el fondo en relación con el sujeto. Es el llamado efecto «bokeh», pero a partir de Android Q, las aplicaciones pueden solicitar una imagen de profundidad dinámica que consiste en metadatos JPEG, XMP relacionados con los elementos relacionados con la profundidad y un mapa de profundidad integrado en el mismo archivo. Permitirá ofrecer opciones especializadas de desenfoque. Mejor control de privacidad La nueva versión le dotará de mayor control de la privacidad. Una función que se encuentrará en un nuevo control de Localización, que permitirá gestionar los datos sobre la ubicación que el usuario comparte con las aplicaciones, e introducirá una nueva posibilidad: compartir datos solamente mientras el usuario esté usando la «app». Asimismo, enviará notificaciones sobre los servicios que acceden a la localización en segundo plano. Además, Android Q permitirá actualizar los componentes más destacados del sistema mediante actualizaciones en segundo plano. Funciones para mejorar el bienestar En los últimos años los usuarios han mostrado mayor interés en las posibles consecuencias del uso excesivo de nuevas tecnologías. Un hecho que ha servido a los fabricantes a incorporar características para controlar, al menos, el tiempo dedicado al móvil. En la próxima versión de Android se añadirán nuevos botones. Así, potenciará las herramientas de bienestar y gestión de uso de móvil. Para ello, introducirá el «Modo Focus», que permitirá seleccionar la aplicaciones que más distraen al usuario y silenciarlas. Controles parentales También con Android Q los padres podrán tener más control sobre el uso que sus hijos hacen de los «smartphones» mediante la función «Family Link», que enlaza los dispositivos con la aplicación de Bienestar. Y se introducirá la posibilidad de conceder tiempo extra a los niños para que usen las aplicaciones y de establecer tiempos límites específicos. Un mejor modo oscuro La décima versión del sistema operativo de Google incluye también un «tema oscuro» que cambia la interfaz de blanco a negro y está pensado para gastar menos batería y ayudar a prolongar la autonomía del teléfono.
11-05-2019 | elmundo.es
Videojuegos | Hemos probado Google Stadia, ¿es el fin de las videoconsolas?
El servicio de streaming de videojuegos de Google aún está muy verde, pero puede que realmente le haga daño al mercado de las consolas 
107