Noticias de "google"

10-10-2018 | abc.es
Google impedirá al fin que aplicaciones externas accedan a tus datos de Gmail, mensajes o agenda
Google ha conseguido que la filtración de datos privados de cientos de miles de usuarios de su red social, Google+, haya pasado desapercibida. El último atentado contra la privacidad y seguridad de una gran tecnológica se ha quedado en una mera anécdota, encubierta con la presentación de sus nuevos terminales, Pixel 3 y Pixel XL. De hecho, para seguir extendiendo la cortina de humo, este miércoles ha anunciado también que ha presentado un recurso de apelación contra la multa de 4.343 millones de euros (5.051 millones de dólares) que la UE le impuso en julio por violar las normas de competencia. Sin embargo, el fallo de seguridad de Google+ va mucho más allá de su mero cierre. Y ahora, en un intento de transparencia, los de Mountain View han anunciado -casualmente- la puesta en marcha de Project Strobe. Esta iniciativa se sustenta sobre tres medidas orientadas a regular cómo se comparten los datos con los desarrolladores externos de software dirigidas también al sistema de permisos de los usuarios. Y es que, por si no lo sabes aún, aplicaciones externas pueden acceder a tus datos personales porque el ecosistema de Google se lo permite. «Muchas aplicaciones, servicios y sitios web de terceros se basan en nuestros diversos servicios para mejorar los teléfonos, la vida laboral y la experiencia online de todos», explica Ben Smith en el blog de Google, uno de los máximos responsables de la compañía. Aunque reconoce que apoyan esta práctica, recuerda que «cada vez más, su éxito depende de que los usuarios sepan que sus datos están seguros y de que los desarrolladores tengan claras cuáles son las reglas para conseguirlo». Así nació a principios de año Project Strobe -dice- «una revisión de raíz sobre el acceso de desarrolladores externos a la cuenta de Google y los datos del dispositivo Android» con el fin de que mejorar los controles de pivacidad. La compañía ha anunciado una actualización de su política de datos con las aplicaciones de terceros, de tal manera que ha decidido restringir el acceso de las «apps» a los datos de Gmail, así como a mensajes SMS y los contactos. La compañía de Mountain View ha compartido tres medidas orientadas a regular cómo se comparten los datos con los desarrolladores externos dirigidas al sistema de permisos de los usuarios, como ha explicado el responsable. La primera medida anunciada es que los de Mountain View introducirán en las cuentas de Google unos nuevos cuadros de diálogo individuales en los que mostrará las notificaciones de permisos de aplicaciones que quieren sincronizarse con las cuentas de manera independiente para cada función. A través de esta característica, Google tiene como objetivo que sea posible autorizar el acceso a las aplicaciones a algunos servicios pero no a otros, como el calendario o los documentos de Drive, y que los usuarios tengan un mayor control sobre sus cuentas en general. «Cuando una aplicación solicita el acceso a los datos de una cuenta de Google, siempre solicitamos que vea los datos que solicitó y que le otorgue un permiso explícito», explica Ben Smith. «En el futuro, -continua- los consumidores obtendrán un control más preciso sobre los datos de la cuenta que elijan compartir con cada aplicación. En lugar de ver todos los permisos solicitados en una sola pantalla, las aplicaciones tendrán que mostrarle cada permiso solicitado dentro de su propio cuadro de diálogo. Por ejemplo, si un desarrollador solicita acceso tanto a las entradas del calendario como a los documentos de Drive, podrá elegir solo una». El proceso en la actualidad se ve así: Sin embargo, cuando una aplicación solicite acceso a cualquier información del consumidor, se verá así: El segundo cambio tiene que ver con una actualización de la política de su interfaz de desarrollo de aplicaciones (API), con las que limitará las «apps» de terceros que podrán acceder a los datos de las cuentas de Gmail. Entre ellas, se mantendrán solamente los servicios directamente relacionados con el correo electrónico, como servicios de copias de seguridad o de productividad y CRM. Cerco a Gmail y Android Además, la compañía norteamericana ha estipulado nuevas normas que regulan el uso de los datos de Gmail por parte de las aplicaciones de terceros. Los desarrolladores externos «serán susceptibles a ser sometidos a revisiones de seguridad», según ha explicado Google en la nota. Por último, Google ha anunciado también que limitará el acceso a las aplicaciones a información personal de los usuarios en los dispositivos móviles Android, entre los que se encuentran los mensajes SMS, las llamadas y los contactos del teléfono. «Algunas aplicaciones de Android solicitan permiso para acceder al teléfono de un usuario (incluidos los registros de llamadas) y a los datos de SMS. En el futuro, Google Play limitará las aplicaciones que pueden solicitar estos permisos. Solo una aplicación que hayas seleccionado como tu aplicación predeterminada para realizar llamadas o mensajes de texto podrá realizar estas solicitudes», afirma Ben Smith. A través de la API oficial de Google, las aplicaciones externas ya no podrán acceder a la sincronización con los contactos guardados en el teléfono. En los próximos meses, las aplicaciones mensajería tampoco podrán realizar esta sincronización de contactos con Gmail. Asimismo, la plataforma de aplicaciones Google Play, desde su política, limitará el tipo de aplicaciones que pueden conseguir permiso para acceder a llamadas y SMS del «smartphone». Solamente la aplicación que el usuario haya elegido como predeterminada para las llamadas podrán acceder a estos datos, con las excepción de algunos servicios como copias de seguridad y servicios de mensajes de voz.
10-10-2018 | abc.es
Google recurre la multa multimillonaria impuesta por violar las normas de la Unión Europea
La tecnológica estadounidense Google ha presentado un recurso de apelación contra la multa de 4.343 millones de euros (5.051 millones de dólares) que la Unión Europea (UE) le impuso en julio por violar las normas de competencia. Según dijo un portavoz de la empresa a Efe, pese a haber recurrido la decisión, la compañía no ha pedido ni pedirá medidas cautelares para que se suspenda la resolución europea, que también le obliga a poner fin a las prácticas monopolistas que conllevaron la sanción. En julio, la Comisión Europea (CE) sancionó a Google por obligar a usar su sistema operativo Android para reforzar su posición de dominio. Además de la multa, el buscador online más usado del mundo deberá terminar esa práctica antes de noviembre, o en caso contrario se expone a sanciones adicionales del 5% de sus ingresos diarios por cada jornada que pase sin cumplirlo. La misma semana en que se conoció la multa, el presidente estadounidense, Donald Trump, criticó públicamente la decisión, y la puso como un ejemplo más de que la UE se «aprovecha» de EE.UU., pero advirtió de que «no por mucho más tiempo». La Unión Europea acaba de imponer una multa de 5.000 millones de dólares a una de nuestras grandes compañías, Google. Verdaderamente se han aprovechado de EE.UU., pero no por mucho más tiempo», afirmó Trump en un mensaje en Twitter. Esa sanción se sumó a la multa de 2.424 millones de euros (más de 2.800 millones de dólares) que el Ejecutivo comunitario ya había impuesto al gigante estadounidense en junio de 2017 por abuso de dominio, pues favorecía su servicio de comparación de compras en su motor de búsqueda.
09-10-2018 | abc.es
Google presenta su convertible Google Slate y Home Hub, un altavoz para el hogar
Google ha presentado este martes en Londres, además de Pixel 3 y Pixel XL, Slate, su tableta convertible, y Home Hub, su altavoz inteligente del que algo ya también se había filtrado. Pixel Slate es una tableta convertible con Chrome OS, teclado y trackpad. Destaca su pantalla de 6 millones de píxeles o 3000x2000 píxeles de resolución. El objetivo claro de Google es hacerle la competencia a la recién lanzada Surface Go así como al iPad Pro, dispositivos accesibles y con gran portabilidad, sobre todo dirigidos a los estudiantes, el segmento donde Chrome OS, con los Chrome Books es líder de mercado. Pixel Slate vendrá en diferentes configuraciones de hardware, que variarán el procesador y la memoria RAM. La tableta tiene dos cámaras, una frontal con gran angular para las video conferencias y otra trasera de 8 Mpx. La tableta incorpora el último software de Google, incluida la gestión de documentos y el asistente, además de una suscripción gratuita a Youtube Premium durante seis meses. El precio de Pixel Slate es de 599 dólares, el teclado 199 dólares y el lápiz óptico 99 dólares. Pero lamentablemnte no llegará a España, ni se espera fecha de lanzamiento. Sólo está disponible en los países de habla inglesa. Altavoz inteligente con pantalla Google también ha presentado Home Hub, una pantalla que se integrará con la oferta actual de altavoces con el asistente de Google, como Google Home o productos domóticos de Nest. Un paso lógico por parte de la compañía de dotar de una pantalla al asistente virtual. Algo que ya hizo Amazon hace más de un año, debido a la dificultad que encontraban sus usuarios de mantener una conversación compleja con el asistente sin soporte visual. Google Home Hub - TIMOTHY A. CLARY / AFP Estará disponible en Estados Unidos por 149 dólares. Veremos si la pantalla impulsa el consumo de altavoces Google Home. Incluye una suscripción gratuita también de seis meses a Youtube Music.
09-10-2018 | abc.es
Google presenta su ordenador convertible Google Slate y Home Hub, un altavoz con pantalla para el hogar
Google ha presentado este martes en Londres, además de Pixel 3 y Pixel XL, Slate, su tableta convertible, y Home Hub, su altavoz inteligente del que algo ya también se había filtrado. El primero está concebido para rivalizar con los iPad Pro y la Surface Pro 6, mientras que el segundo es un paso más en los dispositivos electrónicos controlados por voz y, por su diseño, recuerda al Amazon Echo Show o el recientemente presentado Facebook Portal. Pero vayamos por partes. El Pixel Slate es una tableta convertible con Chrome OS, teclado y «trackpad» para controlar fácilmente las funciones. Destaca su pantalla de 6 millones de píxeles o 3.000 x 2.000 píxeles de resolución. Algo que, sobre el papel, y según se ha podido comprobar in situ, ofrece una calidad bastante elevada. El objetivo claro de Google es hacerle la competencia a la recién lanzada Surface Go o Surafe Pro 6, así como al iPad Pro. Dispositivos accesibles y con gran portabilidad, sobre todo dirigidos a los estudiantes, el segmento donde Chrome OS es líder de mercado. El equipo vendrá en diferentes configuraciones de hardware que variarán el procesador y la memoria RAM. La tableta tiene dos cámaras, una frontal con gran angular para las video conferencias y otra trasera de 8 megapíxeles. La tableta incorpora el último software de Google, incluida la gestión de documentos y el asistente, además de una suscripción gratuita a YouTube Premium durante seis meses. El precio de Pixel Slate es de 599 dólares, el teclado 199 dólares y el lápiz óptico 99 dólares. Pero lamentablemnte no llegará a España, ni se espera fecha de lanzamiento. Sólo está disponible en los países de habla inglesa. Altavoz inteligente con pantalla Además de una tableta y dos móviles, Google también ha presentado Home Hub, una pantalla que se integrará con la oferta actual de altavoces con el asistente de voz como Google Home o productos domóticos de Nest. Un paso lógico por parte de la compañía de dotar de una pantalla al asistente virtual. Es algo que ya hizo Amazon hace más de un año, debido a la dificultad que encontraban sus usuarios de mantener una conversación compleja con el asistente sin soporte visual.Con este producto, los usuarios podrán navegar por internet, consultar información útil, reproducir música y videos y, como elemento diferenciador, controlar algunas funciones del hogar gracias a los dispositivos conectados como cámaras de vigilancia, termostatos o sistemas de iluminación. Google Home Hub - TIMOTHY A. CLARY / AFP Estará disponible en Estados Unidos por 149 dólares. Veremos si la pantalla impulsa el consumo de altavoces Google Home. Incluye una suscripción gratuita también de seis meses a YouTube Music.
09-10-2018 | abc.es
Así son los Pixel 3 y Pixel 3 XL, la apuesta de Google contra el iPhone XS
Google ha presentado este martes en Londres su nuevo teléfono de gama alta, Pixel 3 y su versión XL sin que al final hayan desvelado grandes sorpresas, ya que se conocían desde hace semanas todas las características del teléfono. Filtración calculada o no para provocar el reguero de rumores que ha inundado la Red, Pixel 3 llegará a España en el mes de noviembre. Este nuevo «smartphone», en palabras de Google, es la combinación perfecta de Inteligencia Artificial (IA), software y hardware. El teléfono que tan buenas sensaciones causó el año pasado, se renueva con nuevo procesador y diseño. En cuanto a la cámara, Google parece que va en contra de todo y de todos. Mientras que la tendencia general de otros fabricantes es la de multiplicar el número de los objetivos para mejorar la versatilidad y la calidad de las imágenes, la compañía sigue confiando en un objetivo único y un sensor relativamente pequeño de 12,2 Mpx en la cámara trasera con el objetivo de delegar en el procesamiento de la imagen y la IA. Recordando siempre que Google es una empresa de software, como ha dejado perfectamente claro durante la presentación, su negocio es la información y no el hardware. Donde sí ha crecido en objetivos es en la doble cámara delantera, capaz de efectuar reconocimiento facial con su sensor de 8,1 Mpx para iniciar el teléfono, además del lector de huella dactilar en la parte trasera. La doble cámara frontal permite obtener un 184% más de amplitud imagen para hacer un «selfie» en comparación con el iPhone XS . «Selfie» con Pixel 3 - GOOGLE Hay que recordar que la cámara de Pixel 2 fue la gran sorpresa del año, situándose a la cabeza del resto de sus competidores, sobre todo en la gestión del color y en el modo retrato, ese en el que la cámara enfoca el sujeto pero difumina el fondo, creando un efecto que fue tendencia el año pasado. Incluso teléfonos un año más modernos, como los nuevos iPhone, han sido incapaces de igualar la calidad de la cámara del Pixel 2. Un sólo objetivo le resta versatilidad al Pixel 3: sin teleobjetivo, el zoom digital sólo pixela las imágenes. Google lo ha solucinado con «súper zoom», un zoom con IA igual al que usan los televisores para reescalar el contenido a 4K, rellenando los píxeles con IA. O lo que utiliza la NASA para crear el mapa de Marte. Pero ahí no queda todo. Los de Mountain View han incorporado un «topshot», de tal manera que la IA se encarga de elegir la mejor foto de un grupo de imágenes, similar a la función «Live photos» del iPhone. A lo que sí ha sucumbido Google, como el resto, es al «notch» que ya se ha convertido en un estándar en la pantalla de todos los móviles del 2018. En Pixel 3 destaca por su tamaño, un tanto desproporcionado. La pantalla es de 5,5 pulgadas y resolución Full HD+, mientras que el Pixel 3 XL es de 6,3 pulgadas y resolución QuadHD + con paneles OLED. Almacenamiento ilimitado Dentro del corazón del terminal, late un Snapdragon 845, el procesador más potente de Qualcomm, con 4GB de RAM y 64 GB. Una configuración que se ha estado instalando en la inmensa mayoría de los terminales de gama alta este año. Cuenta también con un sistema de carga rápida. El terminal viene un cargador rápido de 18 vatios que puede proporcionar 7 horas de uso en 15 minutos de carga. «Con nuestra tecnología de Batería Inteligente potenciada con Inteligencia Artificial, el Pixel 3 prioriza el consumo de la batería para tus apps más importantes, permitiendo así que la batería dure todo el día», asegura la compañía. Google sigue ofreciendo igual que con Pixel 2, espacio ilimitado para las fotos en Google Photo. Pixel 3, además de tener la última versión de Google Lens, contará con Screen Call, que hace que el asistente conteste por nosotros y pregunte la razón de la llamada que se verá transcrita en la pantalla. De esa manera podemos decidir si contestar o no. Google Duplex, que ya vimos en Google I/O, el asistente llamando a un restaurante para reservar una mesa, empezará a funcionar en Estados Unidos partir de noviembre. Ficha técnica Pantalla 5,5" y 6,3" Resolución 1.080 x 2.160 píxeles / 1.440 x 2.960 píxeles Dimensiones 14,56x68,2x7,9 mm / 158x76,7x7,9 mm Peso 148 gramos /184 gramos Procesador Qualcomm® Snapdragon? 845 RAM 4 GB Cámara Trasera 12,2 Mpx Dual Pixel Batería Batería de 2915 mAh / 3.430 mAh SO Android 9.0 12 Precio 849 euros (128 GB) / 949 euros (64GB) y 1049 euros (128 GB) El «smartphone» tiene dos potentes altavoces frontales ecualizados por un productor de música galardonado con un GRAMMY para transformar tu teléfono en un potente altavoz. Los usuarios que activen el Pixel 3 o el Pixel 3 XL antes del 31 de diciembre de 2018 pueden disfrutar de forma gratuita del servicio YouTube Music Premium durante 6 meses. Pixel 3 está preparado para Android 9 Pie y estará disponible en tres colores: negro, blanco y rosa. Estarán disponibles en España las dos versiones del Pixel 3, la normal por 849 euros y la más potente, la XL por 949 euros, desde el 2 de noviembre. En nuestro país, se lanzará el dispositivo con Orange como operador exclusivo.
09-10-2018 | elpais.com
Google presenta el móvil Pixel 3, una tableta y un asistente
La empresa del popular buscador muestra sus dispositivos tras la tormenta desatada por la brecha de seguridad que ha llevado al cierre de su red social
09-10-2018 | abc.es
Los fracasos más sonados de Google
No todos los gigantes tienen todas las partes de su cuerpo vigorosas y musculadas. Los hay que tienen, incluso, los pies de barro. Y los hay, como en el caso de Google, a los que les falta una extremidad para ser completos. Pese a ser una máquina de hacer dinero con sus negocios, el mundo de las redes sociales se le ha resistido. Es su asignatura pendiente, la batalla que nunca ha ganado. El anuncio de cierre de la red social Google Plus (o Google+, técnicamente) es la constatación formar de esta premisa. La multinacional norteamericana lidera el mundo de internet con su motor de búsqueda -el más utilizado del mundo-, también el ecosistema móvil con Android -el más utilizado del mundo- o el de los correos electrónicos con Gmail -el más utilizado del mundo-. Y ni por esas ha logrado acercarse ni una pizca a Facebook, la mayor red social del mundo con unos 2.250 millones de usuarios únicos. Google Plus ha sido casi desde el primer momento (2011) un quebradero de cabeza para la compañía. Para amasar cuota de mercado, el servicio generaba un perfil a todo aquel usuario que tuviera cuenta en Gmail. Una decisión que, por defecto, lograba incrementar la presencia, pero su uso, desde el principio, ha sido muy residual. Ni los últimos intentos de lavarle la cara y desvincularlo de la cuenta principal de Google ha permitido resucitarlo. Esta decisión es la puntilla a un servicio que nació prácticamente muerto desde el principio. Y ya es uno de los grandes fracasos del historial del gigante de internet. Como aspecto positivo, muchas de las funciones que ha venido probando en plataformas se han implementado en otras. Buzz No es el único producto de la compañía que ha ingresado de facto en el cementerio de los servicios olvidados. Uno de los más recordados fue Buzz. L anzado en 2010, esta plataforma fue uno de los primeros coqueteos de Google con el mundo de las redes sociales. Estaba pensado para ampliar las funcionalidades de su correo electrónico Gmail. Pero se quedó en intento, un experimento, en un mero añadido, en un sonoro fracaso que acabó en 2013. Tuvo mala acogida desde el primer día y generó gran controversia no solo por sus problemas de privacidad, si no por la propuesta de Google para unificar todos los servicios de ese estilo en Google+. Dodgeball Cinco años antes de aquella irrupción, Google probó suerte en un ámbito todavía poco frecuente en la época, la geolocalización. Lo hizo gracias a la adquisición de un servicio llamado Dodgeball, creado por el fundador de Fourquare. La idea era permitir a los usuarios compartir su ubicación a través del móvil. Se quedó en nada porque en 2009 se cerró, aunque se reemplazó por Latitude, cuya tecnología se empleó para avanzar sus proyectos de posicionamiento. Un negocio, sin embargo, que controla con exitosos servicios como Google Maps. Wave Tal vez adelantado a su tiempo, esta herramienta de trabajo colaborativo en tiempo real atrajo a profesionales de todos los sectores desde el primer momento en que llegó. Su propuesta era simple pero efectiva. Con ella los usuarios podían charlar y compartir todo tipo de documentos. La herramienta, que se ejecutaba directamente en el navegador, permitía crear conversaciones colectivas con varios usuarios en la que se podían compartir texto, documentos, mapas, fotografías o incluso vídeos. Cerró en 2010. Aquella aplicación web, que unía conceptos de escritura colaborativa, está presente en servicios como Docs. iGoogle «¿Y si creamos una página de inicio para que los usuarios personalicen sus servicios?» debió de pensar el directivo o ingeniero de la compañía cuando propuso iGoogle. No era mala idea, la verdad. Se trataba de un espacio para modificar y añadir extensiones, herramientas y otras funciones disponibles. Se puso en marcha en 2005 y duró hasta tres años después hasta que la firma optó por integrar ese concepto en la página principal. Picasa Recordado y añorado por muchos usuarios, la vida de Picasa fue demasiado corta. Era un servicio de almacenamiento y edición fotográfico que permitía a los usuarios compartir sus imágenes fácilmente. Nació en 2002 y tuvo tal éxito que dos años después la compró Google para cerrarla definitivamente en 2016. Desde entonces se ha centrado en potencial Google Photos. Reader Muchos usuarios lo echan de menos, sobre todo profesionales de medios de comunicación. En una de sus periódicas limpiezas anunció la muerte de Reader, un básico pero útil lector de «feeds» mediante el cual los usuarios podían agregar y consultar páginas y blogs fácilmente. Su trayectoria, sin embargo, fue muy dilatada, dado que comenzó en 2005 hasta acabar en 2013. YouTube también tiene varios YouTube Red o YouTube Gaming han sido otras grandes apuestas que han caído en saco roto. Ambos servicios eran muy específicos y, en alguno de los casos, su nacimiento versaba en torno a un modelo de suscripción por el cual los usuarios no han quedado prendados. Su problema, en líneas generales, ha sido entregar una plataforma que hasta entonces Google facilitaba de manera gratuita y una competencia feroz.
139