Noticias de "google"

01-01-1970 | abc.es
Google te rastrea incluso aunque le digas que no lo haga
Google sigue tus pasos incluso aunque desactives la pestaña que le permite hacerlo. Esta es la principal conclusión que saca un estudio de la Universidad de Pricetown a petición de Associated Press, que señala que la tecnológica tiene acceso a las ubicaciones de los dispositivos Android e iOS gracias tanto a aplicaciones propias como ajenas que utilizan su tecnología. Ponen de ejemplo a una herramienta tan cotidiana como Google Maps. Cada vez que entramos en esta «app», el punto que señala nuestra geolocalización es grabado por el servicio. Además, se nos recuerda si queremos que nuestra geolocalización esté activa «siempre» o «solo cuando utilizamos la aplicación», momento en el que pueden cambiar los permisos que hemos dado a Google anteriormente. De esta manera, todas las localizaciones en las que hayamos estado se registrarán y aparecerán en nuestra «línea temporal», que recoge todos nuestros movimientos desde que empezamos a utilizar los servicios de Google (y que se pueden ver aquí). Aunque se supone que el Historial de Ubicaciones puede ser pausado, AP ha certificado que algunas aplicaciones de Google guardan de manera automática datos de tu ubicación sin preguntarte, como el lugar y la hora. Pasa en herramientas como la que predice el tiempo o incluso en el servicio de búsqueda, que recoge la longitud y latitud donde te encuentres aunque le preguntes acerca de «galletas con pepitas de chocolate». Google dice que es claro en sus términos La compañía ha contestado a AP afirmando que es transparente en cuanto al uso de la información que recoge con su tecnología de geolocalización. «Hay varias formas en las que Google puede usar la ubicación para mejorar la experiencia de la gente, incluyendo: Historial de Ubicaciones, Actividad Web y App y los Servicios de Ubicación en el dispositivo», han asegurado a través de un portavoz. La compañía aseguró sin embargo que ofrecen «descripciones claras de esas herramientas e importantes instrumentos para que la gente pueda activarlas o desactivarlas y borrar sus historiales en cualquier momento». El remedio para que Google no sepa todos tus movimientos es que apagues la herramienta «actividad web y app» desde tu cuenta de Google (a la que puedes acceder desde aquí). Una vez en el menú principal, debes dirigirte a «Mi cuenta» y en «Información personal y privacidad», hacer clic sobre «Revisión de privacidad». La primera opción es la de desactivar la opción antes mencionada. Esta cuestión afecta a unos 2.000 millones de dispositivos equipados con el sistema operativo Android, que pertenece a Google y, por tanto, monitoriza todos los movimientos desde el «cerebro» de estos móviles. Pero iOS, el sistema operativo de Apple y sus famosos iPhones, tampoco está a salvo: si utilizas alguna de las aplicaciones de Google (como el buscador, el correo electrónico Gmail o el propio servicio de geolocalización, Google Maps), la compañía también está registrando tus datos.
01-01-1970 | abc.es
Con esta aplicación pueden estar espiándote en WhatsApp
La tentación de espiar WhatsApp es, para muchos, demasiado grande. Y los desarrolladores de aplicaciones lo saben. Por eso proliferan muchas «apps» que prometen revelar datos de conversaciones, con quién habla tu pareja o a qué hora se fue a dormir tu mejor amiga. La mayoría de estas herramientas no dan lo que prometen e incluso pueden contenter «malware». Sin embargo, en los últimos meses ha saltado a los titulares de medio mundo una aplicación en concreto que permite descargarse gráficos de uso, correlacionar datos de contactos o deducir la probabilidad de que dos personas estuvieran hablando entre ellas, entre otras muchas «tentadoras» opciones. Se trata de la polémica ChatWatch. Entre sus opciones, la aplicación permite rastrear la actividad de nuestros contactos y saber cuándo duermen, cuándo despiertan, cuánto tiempo están trabajando, las veces que se conectan o cuánto tiempo permanecen en WhatsApp. También es posible comparar los datos de dos personas y saber si coinciden juntos en la aplicación de mensajería instantánea (lo que podrá ser indicio de que han estado manteniendo una conversación). Y todo aunque se haya deshabilitado la función de certificar lectura, ya que esta herramienta detecta cada vez que el contacto aparece «en línea», una opción de WhatsApp que es complicado sortear (aunque existen algunos trucos). En realidad, la tarea que desempeña ChatWatch es sencilla: es como si el usuario tuviese constantemente una conversación de WhatsApp abierta y apuntase las veces que este contacto se conecta a la aplicación (es decir, que sale «en línea»), una operación que puede realizar cualquier persona (con mucha paciencia y dedicación, claro). La «trampa» para no ser bloqueada Disponible tanto para Android como iOS, la polémica ha sido tal que los creadores han tenido que recurrir a una «treta». Tanto en Google Play como en la App Store, ChatWatch enfoca su descripción hacia el análisis del tiempo que pasas en WhatsApp. Y, en principio, se puede descargar de manera gratuita. «Esta aplicación ha sido creada con el objetivo de mostrar de una manera divertida cuánto puedes aprender de tu estado en línea (..) Puedes ver cosas simples como la hora en la que estás durmiendo o cuando te despiertas; o incluso mejorar tus hábitos midiendo y reduciendo la adicción a tu teléfono inteligente», aseguran desde la aplicación, alineado con los últimos argumentos que gigantes como Apple o la propia Facebook están esgrimiendo con sus últimas actualizaciones. Sin embargo, una vez descargada, el usuario se encuentra que la única función que puede utilizar es un juego en el que aparece un chico rubio mirando el móvil y cuya misión es esquivar iconos que caen del cielo con forma de logo de ChatWatch (un triángulo con un ojo encajado en el centro). Si se quiere disfrutar de las opciones para espiar al prójimo en WhatsApp, la aplicación remite a una web en la que hay que darse de alta y desde donde, efectivamente, se realiza el servicio. Además, hay una prueba gratuita de 24 horas, tiempo tras el cual la «app» empieza a producir análisis. Tras este periodo de un día, la página web pedirá el pago de sus servicios por unos 2 dólares (1,75 euros). De hecho, en la web advierten que es necesario de un ordenador y una cuenta de WhatsApp para «monitorizar» la actividad de esta app. La compañía decidió usar este canal sortear decisiones como las de Apple, que eliminó la herramienta de su tienda de aplicaciones tras las quejas de los usuarios. Veremos si el truco vuelve a resultarle a ChatWatch, que camina en el filo de la navaja de la privacidad.
01-01-1970 | abc.es
Trump, contra las marcas chinas: prohíbe usar dispositivos Huawei y ZTE
Que Donald Trump no confía en los fabricantes chinos es un hecho. Desde que truncara las esperanzas de Huawei de desembarcar por todo lo alto en Estados Unidos gracias a una alianza con una de las mayores operadoras del país y, poco tiempo después, impusiese una multa millonaria a ZTE, apenas han pasado ocho meses. Mientras, no han dejado de proliferar informes que afirman una supuesta «conexión comunista» de estas compañías con el gobierno de China. El eco ha llegado tan lejos que ya no se trata de una teoría de la conspiración defendida únicamente por Trump: ante las próximas elecciones para decidir quién será el candidato demócrata a la Presidencia, el Comité Nacional Demócrata ha pedido a los aspirantes que ni ellos ni sus colaboradores operen con equipos de estas marcas. Es más, fuera de EE. UU., los gobiernos de otros países , como Australia o Reino Unido, empiezan a compartir las mismas sospechas: los dispositivos chinos no son fiables en el terreno de la seguridad. Este lunes, EE.UU. ha llegado a la culminación oficial de su rechazo a estos grandes fabricantes. Su actual presidente ha firmado la nueva ley de Defensa, donde se incluye la prohibición de utilizar tecnología de Huawei (que se ha colocado como segunda compañía en ventas mundiales de smartphones, por detrás de la surcoreana Samsung y adelantando a la norteamericana Apple) y ZTE. Ningún funcionario del Gobierno o contratista del mismo podrá usar dispositivos ni sistemas de estas compañías, que estarán vetadas de forma efectiva dentro de dos años, cuando la ley entre en vigor. Pero esta prohibición no afecta únicamente a estos fabricantes. Hytera Communications, Hangzhou Hikvision Digital Technology o Dahua Technology, y, en general, cualquier otra entidad que la Secretaría de Defensa considere que se trata de una entidad «propiedad de o controlada por, o conectada» con el Gobierno de la República de China se encuentran en el punto de mira del gobierno de Trump. Los investigadores, que también han contado con el apoyo de directores de Inteligencia Nacional y el FBI , recelan de estas empresas por posibles «deudas» con la administración de su país, quien tiene claramente el onjetivo de regular y controlar las nuevas tecnologías. Por ejemplo, plataformas como Facebook o Google se encuentran vetadas en el país, o tienen versiones «censuradas» adaptadas para el público chino, como Linkedin. Telecomunicaciones y vigilancia En concreto, la sección 889 de la ley de Defensa, que autoriza el gasto militar, prohíbe ciertos servicios o equipos de telecomunicaciones y videovigilancia tanto para su uso como su adquisición fabricados por Huawei y ZTE, así como sus filiales. Estas prohibiciones se justifican en la seguridad pública, de las instalaciones gubernamentales, la vigilancia física de infraestructuras físicas y otros propósitos de seguridad nacional. Afectan a su uso o adquisición por parte del Gobierno, de la Comisión Federal de Comunicaciones o los contratistas. Se suman así a la reciente prohibición por parte del Departamento de Defensa que, en el terreno de tecnología, ha vetado a sus funcionarios utilizar aplicaciones de geolocalización, lo que incluye herramientas que contabilizan el ejercicio físico o pulseras de actividad, además de teléfonos móviles o dispositivos inteligentes. Los recelos ante estos aparatos y programas vienen por la polémica causada por la filtración de datos de las herramientas de fitness Strava y Polar, que revelaron localizaciones de bases secretas norteamericanas e información personal de agentes militares estadounidenses como nombres completos, ubicaciones e incluso direcciones físicas. China pide que no se frene a sus empresas La respuesta por parte del Ejecutivo chino se ha hecho esperar. El gobierno ha reclamado que Trump trate a sus inversores de forma «objetiva y justa» y que no utilice «la censura de la seguridad nacional como un obstáculo» para frenar la cooperación en inversión entre las compañías de ambos países. «China llevará a cabo una evaluación exhaustiva del contenido de la propuesta de ley y seguirá de cerca el impacto que tenga su implementación en las compañías chinas», afirmó el Ministerio en un comunicado, ahondando en el potencial que ambas potencias tienen para «profundizar en su cooperación de inversión». «Los gobiernos de los dos países deben responder a sus peticiones y ofrecerles un buen ambiente y unas expectativas estables», reivindicó. Por su parte, las tecnológicas siempre se han querido desvincular de las sospechas de espionaje, afirmando que se trata de empresas privadas que en ningún caso operan bajo los mandatos del gobierno chino.
01-01-1970 | abc.es
Pedofilia y virus: los peligros detrás de «Fortnite»
125 millones de usuarios registrados y casi 300 millones de dólares de recaudación al mes. Tras estos datos se encuentra el fenómeno del momento «Fortnite», el videojuego del «todos contra todos» online del que todos los chavales hablan. Incluso algunos tienen sus propios profesores particulares online, porque el juego se ha convertido en un índice de reputación social: cuanto mejor eres, más arriba estás en la escala; por el contrario, si tus habilidades no son muy buenas, puedes incluso caer víctima de acoso. Esta es una de las consecuencias de la «cara b» del videojuego más exitoso de año a la que también acompañan estafas, timos e incluso pedofilia. Aprovechando que la mayoría de jugadores son menores (el juego está permitido a partir de 12 años, si bien se sabe que hay niños aún más jóvenes registrados como usuarios habituales), los ciberdelincuentes han ideado varias formas de aprovecharse de la situación. Perfiles falsos con malas intenciones Esta nueva forma de socializar entraña una serie de riesgos que muchos padres, al no haberla conocido durante su adolescencia, desconocen. Una de las funciones de «Fortnite» que más gusta a los chavales es que se puede conversar y chatear con otros jugadores en tiempo real. Sin embargo, el hecho de que el chat de texto no se pueda bloquear es un riesgo extra, ya que cualquiera puede comenzar una conversación con un total desconocido sin que sus padres sean conscientes de que lo está haciendo. Sin ir más lejos, hace unos días una madre británica interceptó una conversación con su hijo de 12 años en la que un presunto pederasta le estaba ofreciendo 50 libras a cambio de realizar actos sexuales mientras jugaba. «Los padres de la era digital debemos entender cómo se entretienen nuestros hijos en las plataformas digitales. Por ello, es imprescindible que juguemos con ellos y comprendamos los entornos en los que se mueven, al igual que hacemos con ellos en ?la vida real?. Esta es la mejor manera de ayudarles a convertirse en personas autónomas y maduras en ?el mundo digital?», destaca Hervé Lambert, Global Consumer Product Manager de Panda Security. El timo de «Fortnite» en Android Tanto Google como Apple usan medidas de seguridad en sus plataformas de descarga de apps para minimizar la existencia de aplicaciones con software malicioso. De esta manera, es prácticamente imposible encontrar apps con malware en App Store y poco frecuente en Play Store. Sin embargo, los creadores de Fortnite se han saltado a Google y la su aplicación no se puede descargar desde la Play Store. Para los usuarios de Android, el juego solo se puede obtener desde la web de Epic Games (y, de momento solo para dispositivos Samsung, tal y como se desveló en la presentación del Galaxy Note 9). Esto es problema, pues aunque es presumible que los desarrolladores de la app lucharán contra el cibercrimen desde su plataforma, la realidad es que para los hackers es más fácil vulnerar la web de un desarrollador que la Play Store. Además, el hecho de que la app no se pueda encontrar en la tienda de Google supone que los ciberdelincuentes puedan crear webs de «phishing» (páginas de suplantación) en las que emulen ser el sitio de Epic Games para que los usuarios se descarguen falsos «Fortnite» en los que introduzcan código malicioso o algún tipo de ransomware con el que secuestrar sus móviles. El negocio de las cajas de botín Títulos como la exitosa serie de fútbol «Fifa», «Star Wars Battlefront II», «Overwatch» o «Fortnite» han incorporado un sistema de recompensas y actividades donde se comercia con dinero real. Una estrategia que ha abrazado la industria de los videojuegos en los últimos años hasta el punto que ya es una de sus principales fuentes de ingresos (solo en 2015 se generaron 71.000 millones de dólares). Una circunstancia que también es aprovechada por los ciberdelincuentes, que ofrecen ayudas a un precio más bajo. Incluso gratis. De hecho, proliferaron tanto estos anuncios en torno a «Fortnite» a través de redes sociales o plataformas como YouTube, que la desarrolladora del juego tuvo que lanzar una alerta para que los usuarios no cayeran en esta trampa. Say NO to scams! Beware of scam sites offering free or discounted V-Bucks. The only official websites for Fortnite are https://t.co/8CxczhrZwk and https://t.co/zxorPaoiJb. For more information of Account Security: https://t.co/oF57QdfDLH pic.twitter.com/5oTKougmuq? Fortnite (@FortniteGame) 25 de mayo de 2018
01-01-1970 | abc.es
Google Maps, contra los «terraplanistas»
Es curioso cómo en los últimos años las pseudociencias y las teorías conspiranoicas sobre hechos científicos han tomado las redes sociales. Se duda de todo, algo que está bien, pero si también de hechos probados la cosa cambia. Aunque parezca mentira, hay una corriente de pensamiento que todavía cree que la Tierra es plana. Son los «terraplanistas». Y Google tiene un plan. La compañía norteamericana ha actualizado Google Maps, su servicio cartográfico y empleado por muchos usuarios como sistema de navegación GPS, para introducir una nueva función por la cual se genera un mapa en 3D con la esfera terrestre. Con ello se aleja de la llamada «proyección de Mercator», un tipo de proyección cartográfica propia de los Atlas y que fue ideada en el siglo XVI pero que puede producir distorsiones en las dimensiones de las regiones a medida que se acercan a los polos. De tal manera, cuando los usuarios se alejen de una zona en particular con el zoom el mapa se convertirá en una imagen tridimensional del globo terráqueo que permite, entre otras cosas, rotarse y girarse para su consulta. De ahí que la compañía haya asegurado que a partir de ahora Groenlandia -2,166 millones de kilómetros cuadrados- se verá en el tamaño correcto comparado con África -30,37 millones de kilómetros cuadrados-. Una perspectiva que mostrará al planeta en todo su esplendor y que mostrará a la Tierra tal y cómo es. Es decir, con sus dimensiones correctas y reales. De momento, esta función solo está disponible para la versión de la plataforma para navegadores web.
01-01-1970 | abc.es
Cómo hacer copias de seguridad en WhatsApp desde Google Drive
WhatsApp ha anunciado que las copias de seguridad de la aplicación de mensajería dejarán de ocupar espacio en el servio en la nube Google Drive a partir del 12 de noviembre. El acuerdo entre Google y WhatsApp beneficiará a los usuarios de la aplicación de mensajería para Android, que podrán almacenar una copia de seguridad en Drive sin que se cuente el espacio que ocupan, y que podrán transferir entre dispositivos Android si cambian de móvil. Este cambio entrará en vigor a partir del 12 de noviembre como ha explicado la compañía en un comunicado. Asimismo, WhatsApp ha recomendado a los usuarios que realicen una actualización de la copia antes de esta fecha, para evitar pérdidas, dado que también ha informado de que aquellas que no se hayan actualizado en un año serán eliminadas de Drive. La copia de seguridad se puede realizar desde la misma aplicación de WhatsApp, en el partado Chats, dentro del menú de Ajustes. Incluso se puede configurar una actualización de la copia de forma automática con una determinada periodicidad, aunque también se puede hacer de forma manual. Para crear una copia de seguridad en Google Drive 1.- Abre WhatsApp: ve a botón de «Menú/Ajustes/Chats» y pinchar «Copia de seguridad». 2.- Entonces, hay que tocar en «Guardar en Google Drive» y seleccionar la frecuencia con la que deseas que se guarden las copias de seguridad. 3.- Lo siguiente es seleccionar la cuenta de Google que quieres usar para guardar tu copia de seguridad. Si no tienes una cuenta de Google, presiona Añadir cuenta. Por favor, no olvides el nombre de usuario ni la contraseña de tu cuenta de Google. 4.- El siguiente paso hay que tocar en «Guardar» usando para seleccionar la red que deseas usar para guardar las copias de seguridad. Recuerda que guardar las copias de seguridad usando datos móviles puede aumentar tu consumo de datos y con ello generar cargos adicionales. 5.- También tienes la opción de guardar tus chats manualmente en Google Drive.
01-01-1970 | abc.es
Claves para evitar las ciberestafas en verano
Todavía quedan unas semanas para que finalice el verano, pero las ciberestafas y potenciales técnicas para robarnos los datos personales de los dispositivos móviles no descansan. Y más si coincide que los turistas viajan fuera de su zona de confort en otros países. Ahí más de uno puede caer en las garras de los ciberdelincuentes en cuanto menos se lo espera. Expertos de la firma de seguridad S2 Grupo recomiendan a los usuarios que revisen detalladamente los formularios de los servicios hoteleros y extremen la precaución a la hora de efectuar las transferencias y reservas de los alojamientos. Cuidado si te dicen que está en el extranjero Una de las técnicas que pueden emplear los cibercriminales para engañar a los usuarios es hacerse pasar por un propietario del piso turístico o apartamento que se encuentra, casualmente, en el extranjero. Se trata de «una de las estafas más frecuentes» y que consiste en «indicar que el dueño del alojamiento que se va a alquilar se encuentra en otro país y que, para confirmar la reserva, se enviarán las llaves y el contrato a cambio de un pago que formalice la reserva». El problema es que la víctima hace la transferencia y al final se queda sin ese dinero y sin el alojamiento garantizado. Los precios van y vienen Se suele decir que nadie da duros a cuatro pesetas. Y la gran mayoría de veces es cierto. En internet nos podemos encontrar a menudo con plataformas de viajes que nos informan de ofertas muy golosas. Los expertos, en estos casos, recomiendan que se dude: «cuando un alojamiento tiene un precio excesivamente barato debe darnos pie a desconfiar. No quiere decir que realmente estemos ante una estafa, pero sí debe situarnos en alerta para indagar bien sobre ese lugar», sugieren. El lenguaje puede ser una pista de un engaño Muchos de las ciberestafas provienen de grupos de ciberdelincuentes que no dominan el español. Y eso nos puede poner en una pista sobre un problema. Por ello, es importante fijarse en el lenguaje empleado en una página web turística. Si hay fallos gramaticales o frases sin sentido hay que dudar acerca de sus verdaderas intenciones. «Es habitual que en internet se produzcan timos que provienen de personas que operan desde países cuya legislación es más laxa, esto es lo que hace que muchas estafas online se produzcan desde el extranjero. Por esto, si al entrar en una web de alquiler vacacional detectamos que hay errores gramaticales, que suelen responder a una traducción mal hecha directamente desde un traductor, debemos ponernos en alerta porque, probablemente, estemos ante un claro caso de ciberestafadores», sostienen los expertos. Datos de la empresa Es cierto que cada vez más los usuarios realizan compras y reservas de alojamiento a través de internet. Es cómodo y práctico, pero en ocasiones se puede dar el caso de que el supuesto propietario de un piso en la playa es un particular que ha publicado un anuncio en internet. Entre los datos personales que debemos introducir para realizar la reserva también es conveniente revisar si dispone de un número de teléfono. «A la hora de realizar una reserva es muy importante que además de tener un email de contacto, dispongamos también de un número de teléfono directo de la entidad o particular con la que hemos realizado la reserva del alojamiento vacacional y que comprobemos que es correcto y está operativo», añaden. Consultar comentarios y opiniones Por fortuna, en muchas ocasiones es posible consultar la experiencia de otras personas acerca de ese alojamiento turístico con anterioridad. Ya sea por webs especializadas o en diversos foros. Haciendo una simple búsqueda en Google nos puede ayudar a resolver esas dudas. «Antes de realizar la reserva de un hotel o un apartamento, es fundamental realizar búsquedas con el nombre del alojamiento, del propietario y su email para detectar si hubiera algún comentario en internet que lo relacionara con algún tipo de estafa. Si ha ocurrido con anterioridad, es más que frecuente que aparezcan referencias al respecto», consideran. Aquí también entra la posibilidad de realizar una búsqueda de las fotografías del alojamiento. Esta es otra acción que puede ayudarnos a sospechar si nos encontramos ante una ciberestafa es realizar una búsqueda de las imágenes. «Cuando es así, nos encontramos como la misma imagen de un lugar se relaciona con otros o aparece con diferentes números de teléfono de contacto o, incluso, como perteneciente a diferentes dueños», recomiendan los expertos. Cuidado con la forma de pago Esto es muy importante y lo que puede determinar si estamos o no ante una ciberestafa. Por esta razón, hay que cerciorarse de si el sistema de pago es seguro, exige registro previo, si permite otras formas. Los expertos recomiendan desconfiar de aquéllos que piden pago por transferencia a bancos extranjeros o desconocidos o los servicios online que permitan enviar dinero.
01-01-1970 | abc.es
Los empleados de Google se rebelan sobre sus planes para China
Google no está a punto de lanzar una aplicación de buscador en China, dijo su máximo ejecutivo en una reunión de la compañía el jueves, según una transcripción vista por Reuters, después de que empleados de la unidad de Alphabet Inc pidieran más transparencia y supervisión del proyecto. El presidente ejecutivo, Sundar Pichai, dijo a sus trabajadores que aunque el desarrollo está en una etapa inicial, proporcionar más servicios en el país más poblado del mundo encaja con la misión internacional de Google. Con la esperanza de obtener la aprobación del Gobierno chino para proporcionar un servicio de búsqueda móvil, la compañía prevé bloquear algunas páginas web y términos, informó Reuters este mes, citando fuentes no identificadas. El hecho de que la compañía pueda o no lanzar un buscador en China «no está nada claro», dijo Pichai, según la transcripción. «El equipo ha estado en una etapa de exploración desde hace bastante tiempo, y creo que están explorando muchas opciones». La revelación del proyecto secreto, llamado Dragonfly, ha molestado a algunos empleados de Google y organizaciones de defensa de los derechos humanos. Les preocupa que al aceptar las exigencias de censura, Google dé validez a las prohibiciones de China sobre la libre expresión y viole el código de conducta de la compañía. Cientos de empleados han pedido a la compañía que ofrezca más "transparencia, supervisión y responsabilidad», según una petición interna que vio Reuters el jueves. «The New York Times» fue el primer medio en informar sobre la petición el jueves. Google no quiso hacer ningún comentario. Los ejecutivos de la compañía no han hablado en público sobre Dragonfly, y sus comentarios en la reunión de la compañía fueron los primeros sobre el proyecto desde que se filtraron detalles al respecto.
01-01-1970 | abc.es
Altavoces inteligentes: un mercado al alza
Con permiso de internet, el teléfono móvil inteligente ha sido uno de los aparatos más revolucionarios de la historia reciente. El ser humano, principalmente en los países occidentales, se ha plegado a su uso cada vez más recurrente no solo para sus comunicaciones sino para el consumo de todo tipo de contenidos multimedia. Pero el siguiente salto en el que trabajan las principales compañías tecnológicas es popularizar los llamados altavoces inteligentes. Un dispositivo que hace las veces de reproductor de música que asistente digital, pero que ejerce de director de orquesta de otros aparatos conectados en el hogar. Una disrupción tecnológica que ha despertado un gran interés entre los consumidores y las empresas de software. Diseñados como centros neurálgicos, estos aparatos se sirven de la voz como nueva pantalla para interactuar. Con ellos se pueden solicitar información del tiempo, conocer la agenda del día, saber a qué hora es el próximo vuelo a Roma o realizar múltiples tareas mundanas como llamar a un contacto o reproducir un capítulo de Netflix. Es el manos libre por antonomasia. Y en esa batalla tecnológica están inmersas varias empresas tecnológicas, que han producido sus propios altavoces, nutridos todos ellos de sus asistentes de voz como elemento indisociable para su funcionamiento. Pese a las dudas a nivel de privacidad, estos dispositivos están llamados a cambiar la relación entre el ser humano y la máquina, aunque a nivel comercial todavía no se han revelado como grandes éxitos. Entre abril y junio se vendieron unos 11,7 millones de altavoces inteligentes. Un dato que representa que poco a poco se va abriendo un hueco en el mercado (el pasado año se registraron 4 millones de unidades en el mismo periodo). Y, de todos ellos, Amazon es la que saca mayor tajada. Su Echo es líder de ventas en la actualidad, y eso que por el momento sus opciones son limitadas (su versión en español se espera para finales de año). Según las estimaciones de las principales firmas de análisis, el gigante del comercio electrónico vendió en el primer trimestre unas cuatro millones de unidades, lo que representa una cuota de mercado del 41%. Por su parte, Google colocó unos dos millones de su familia Home (27,6% del mercado), aunque se espera que sus cifras se incrementen durante el resto de 2018 dado que se ha adaptado al castellano hace dos meses. Por extraño que parezca, el gigante chino de comercio electrónico Alibaba también cuenta con su propio altavoz inteligente, Genie, de notable éxito en los países asiáticos. Salió a la venta el pasado año pero acumula ya cifras importantes (17,7% de cuota de mercado). Algo parecido le sucede a otra firma china, Xiaomi, cuya apuesta por este sector le ha salido bien. En el segundo trimestre del año ha registrado un 12% de cuota de mercado. El resto de este mercado queda en poder de Apple y su HomePod, cuyo lanzamiento en España también se espera para este año. Un factor cable ?el soporte en español- que podrá decantar sin lugar a dudas la balanza acerca de su futura adopción en los hogares como nuevos compañeros de fatigas. Empresas desarrolladoras e, incluso, medios de comunicación han encontrado en este tipo de aparatos un nuevo escenario en donde experimentar para distribuir contenido.
01-01-1970 | abc.es
¿Sabes si estos famosos están vivos o muertos? Este test te pone a prueba
Cada cierto tiempo surgen noticias en las que se «asesina» a un famoso por la red o recopilatorios bajo el título de «estrellas que no sabías que están muertas». ¿Sabes si Neil Armstrong sigue entre nosotros? ¿Acaso sabes si Leslie Nielsen ha fallecido? ¿Y James Avery, quien interpretó durante muchos años al «tío Phil» en el Príncipe de Bell-Air? Seguramente que tu primer impulso sea escribir estos nombres en cualquier buscador si tienes alguna duda, donde aparecerán decenas de resultados. Y entre ellos, también es posible que te aparezca la web Muertonomuerto.com, que ofrece un sencillo test con el que podrás comprobar tu cultura fúnebre en cuanto a famosos se refiere. La idea se le ocurrió a Gustavo Ramos, programador «freelance» que, un poco por curiosidad, otro poco por aplicar sus conocimientos, creó la web en 2015. «A veces se me ocurren cosas y este era un tema que había salido en cenas con amigos. Pensé en hacer un test y guardar los resultados, a ver qué salía. Pero no tenía mucha idea de lo que iba a pasar», comenta para ABC. Al final, el portal, que cuenta con unos 300 personajes (entre vivos y fallecidos) se viralizó y, de vez en cuando, sigue registrando picos de audiencia. Tanto es así que, en la actualidad, ha recogido más de 3,6 millones de respuestas y 400.000 test. Cómo funciona La dinámica es bastante simple. Nada más acceder a la página web, aparece una foto con el nombre de un famoso, que puede ser desde una actriz a un cantante, pasando por científicos, humoristas o políticos. Justo debajo, se puede elegir entre tres respuestas: «muerto», «no muerto» o «no sé quién es». El test continuará hasta que el usuario, que no tiene que registrarse ni aportar ningún dato adicional, falle en alguna de sus respuestas. Una vez terminado, el usuario puede volver a repetir la encuesta (y probablemente le salgan nuevos personajes) o acceder a las estadísticas generales, a las que se puede acceder desde esta misma página. En los gráficos se puede ver la cantidad de personas que han acertado dos, tres, cuatro diez o ninguna respuestas consecutivas de forma correcta; los personajes famosos que más se fallan (y entre los que se encuentran Little Richard, Álvaro Luna o Raúl Sender); los nombres que más se desconocen (y aquí se reflejan Larry Hagman, Larry Hagman o Chevy Chase); y un último apartado en el que se reflejan los datos estadísticos de personas que la mayoría piensa erróneamente que están vivas o, por el contrario, que fallecieron pero la mayoría no lo sabe o no lo recuerda. En este ranking se refleja que el 69,5% de los encuestados piensan que Jerry Lee Lewis está muerto, al igual que el 68,2% dan por fallecido a Little Richard. En el otro extremo, el 34% cree que Harold Ramis, el integrante más serio de los Cazafantasmas, está vivo (aunque murió en 2014), o el 33,4% que está seguro de que Lou Reed sigue entre nosotros (a pesar de que falleció en 2013). Alejado de la frivolidad «No pretendía hacer una página graciosa, porque el tema de la muerte no es algo con lo que se pueda frivolizar. Más bien es una especie de homenaje», señala su creador, quien también ha acompañado la plataforma con unas conclusiones personales de los resultados con el afán de ir más allá y no quedarse en la mera anécdota. «Lo que provoca que no conozcamos con exactitud si algunos famosos están vivos o muertos es, en gran medida, el exceso de información actual que hace que los recuerdos se fijen menos en la memoria, además de la caída de las carreras profesionales de algunos de ellos y la consiguiente ausencia en los medios de comunicación tradicionales», concluye. El propio Ramos actualiza de forma periódica la web con nuevos personajes (y está atento de los que fallecen, para cambiar su estatus) , que sigue sufriendo repuntes puntuales cuando algún usuario relevante (es decir, con muchos seguidores), menciona su página. La última vez, el pasado mes de enero, cuando los «youtubers» The Tripletz (que acumulan algo más de 400.000 suscriptores en YouTube), utilizaron su plataforma para «jugar» online con sus fans. «Me enteré porque mi sobrina me pasó el enlace», asegura de forma humilde a pesar de que el video de estos chavales acumula 186.000 visionados y casi 10.000 «me gusta». Aún así, este desarrollador no gana nada (ni siquiera con anuncios de Google) con su experimento. El único rédito que le intentó sacar fue laboral, a través de la creación de unas tarjetas de visita con la misma interfaz de su página en las que se refleja esta frase: «La conclusión que saqué fue: ?Lo que no mantenemos fresco en nuestra memoria, termina pareciéndonos muerto?. Que no nos pase lo mismo?».
1501