Noticias de "google"

23-05-2018 | abc.es
¿Se acabó el todo gratis en internet? Un modelo de negocio abocado a redefinirse con el RGPD
El tradicional modelo de todo gratis en internet a cambio de nuestros datos está abocado a redefinirse con la inminente entrada en vigor de un nuevo reglamento en Europa que está provocando ya toda una cadena de actualizaciones de las políticas de privacidad de las grandes plataformas tecnológicas. Dos frentes se abalanzan en estos momentos uno contra el otro: por un lado, un planteamiento empresarial «con pingües beneficios», y por otro, una normativa que avanza «armada hasta los dientes» en Europa «para combatir directamente» un modelo de negocio «basado en el tratamiento masivo e indiscriminado de datos personales» a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, advierte a Efe el abogado experto en derecho digital Víctor Salgado. El nuevo reglamento de protección de datos de la UE, el RGPD, se aplicará plenamente a partir del 25 de mayo a cualquier operador o gran plataforma de internet independientemente de donde tenga la sede o sus servicios siempre y cuando trate datos de europeos y desarrolle actividad comercial o haga análisis de perfiles de datos de estos ciudadanos, tanto comerciales como políticos. En los últimos días, varias de las mayores plataformas tecnológicas están informando en cadena de la actualización de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a esta exigente normativa que cambia las reglas del juego de la privacidad europea aunque con un impacto mundial, y cuyo incumplimiento las expone a sanciones de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global anual de la empresa. Tras el reciente escándalo de Facebook por la filtración de datos a los que tuvo acceso la consultora Cambridge Analytica vinculada a la campaña electoral que dio la victoria al presidente estadounidense, Donald Trump, la plataforma trabaja con especial ahínco para cumplir con el reglamento europeo, que exige la privacidad desde el diseño, y el consentimiento explícito del usuario para que una empresa pueda usar sus datos personales para fines distintos a los previstos inicialmente. El caso de Cambridge Analytica ha sido «la gota que ha colmado el vaso» en cuanto a infracciones a los derechos de privacidad de los usuarios, asegura por su parte el abogado y consultor Borja Adsuara. Sin embargo, con normativas como el reglamento europeo, confía el experto en derecho digital, se irá llenando «poco a poco el vaso del respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos: al honor, a la intimidad, a la propia imagen, y a la protección de datos». El proceso «ya no tiene vuelta atrás», añade Adsuara. En los últimos días, no sólo Facebook, sino que las también estadounidenses WhatsApp, YouTube o Twitter se han sumado a la cascada de actualizaciones de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a la nueva normativa europea. Una de las ausentes en esa corriente así como en los recientes debates de privacidad está siendo Google, «la más beneficiada históricamente con el modelo de negocio» en internet que usa precisamente los datos del usuario a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, añade Víctor Salgado, de Pintos & Salgado Abogados. En el actual contexto de cambios normativos, WhatsApp, propiedad de Facebook, ha elevado desde los 13 años hasta los 16 la edad mínima para registrarse en Europa como usuario de su servicio de mensajería por internet, a pesar de que el reglamento europeo permite que se mantenga como hasta ahora. Los mensajes y llamadas de esta plataforma están protegidos por el cifrado de extremo a extremo para que nadie, ni siquiera WhatsApp, puede leer o escuchar las conversaciones del usuario, recuerda en una nota. Por su parte, YouTube, de Google, con el compromiso de repetirlo trimestralmente acaba de publicar por primera vez un informe con el número de vídeos borrados entre octubre y diciembre de 2017 por considerarlos inadecuados; la cifra superó los ocho millones. Las producciones eliminadas se referían a «spam» (correo no deseado) o contenidos supuestamente inapropiados como los que incitan al odio, violencia, actos peligros o abuso infantil, entre otros. También Twitter acaba de anunciar un mayor compromiso con la transparencia de sus usuarios al informarles sobre cómo comparte sus datos, por ejemplo con empresas socias. Ante las nuevas leyes de protección de datos en Europa, «hemos actualizado nuestra política de privacidad», asegura la plataforma en una nota.
22-05-2018 | abc.es
¿Se acabó el todo gratis en internet? Un modelo de negocio abocado a redefinirse con el RGPD
El tradicional modelo de todo gratis en internet a cambio de nuestros datos está abocado a redefinirse con la inminente entrada en vigor de un nuevo reglamento en Europa que está provocando ya toda una cadena de actualizaciones de las políticas de privacidad de las grandes plataformas tecnológicas. Dos frentes se abalanzan en estos momentos uno contra el otro: por un lado, un planteamiento empresarial «con pingües beneficios», y por otro, una normativa que avanza «armada hasta los dientes» en Europa «para combatir directamente» un modelo de negocio «basado en el tratamiento masivo e indiscriminado de datos personales» a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, advierte a Efe el abogado experto en derecho digital Víctor Salgado. El nuevo reglamento de protección de datos de la UE, el RGPD, se aplicará plenamente a partir del 25 de mayo a cualquier operador o gran plataforma de internet independientemente de donde tenga la sede o sus servicios siempre y cuando trate datos de europeos y desarrolle actividad comercial o haga análisis de perfiles de datos de estos ciudadanos, tanto comerciales como políticos. En los últimos días, varias de las mayores plataformas tecnológicas están informando en cadena de la actualización de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a esta exigente normativa que cambia las reglas del juego de la privacidad europea aunque con un impacto mundial, y cuyo incumplimiento las expone a sanciones de hasta 20 millones de euros o el 4% de la facturación global anual de la empresa. Tras el reciente escándalo de Facebook por la filtración de datos a los que tuvo acceso la consultora Cambridge Analytica vinculada a la campaña electoral que dio la victoria al presidente estadounidense, Donald Trump, la plataforma trabaja con especial ahínco para cumplir con el reglamento europeo, que exige la privacidad desde el diseño, y el consentimiento explícito del usuario para que una empresa pueda usar sus datos personales para fines distintos a los previstos inicialmente. El caso de Cambridge Analytica ha sido «la gota que ha colmado el vaso» en cuanto a infracciones a los derechos de privacidad de los usuarios, asegura por su parte el abogado y consultor Borja Adsuara. Sin embargo, con normativas como el reglamento europeo, confía el experto en derecho digital, se irá llenando «poco a poco el vaso del respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos: al honor, a la intimidad, a la propia imagen, y a la protección de datos». El proceso «ya no tiene vuelta atrás», añade Adsuara. En los últimos días, no sólo Facebook, sino que las también estadounidenses WhatsApp, YouTube o Twitter se han sumado a la cascada de actualizaciones de sus respectivas políticas de privacidad para ajustarse a la nueva normativa europea. Una de las ausentes en esa corriente así como en los recientes debates de privacidad está siendo Google, «la más beneficiada históricamente con el modelo de negocio» en internet que usa precisamente los datos del usuario a cambio de una supuesta gratuidad del servicio, añade Víctor Salgado, de Pintos & Salgado Abogados. En el actual contexto de cambios normativos, WhatsApp, propiedad de Facebook, ha elevado desde los 13 años hasta los 16 la edad mínima para registrarse en Europa como usuario de su servicio de mensajería por internet, a pesar de que el reglamento europeo permite que se mantenga como hasta ahora. Los mensajes y llamadas de esta plataforma están protegidos por el cifrado de extremo a extremo para que nadie, ni siquiera WhatsApp, puede leer o escuchar las conversaciones del usuario, recuerda en una nota. Por su parte, YouTube, de Google, con el compromiso de repetirlo trimestralmente acaba de publicar por primera vez un informe con el número de vídeos borrados entre octubre y diciembre de 2017 por considerarlos inadecuados; la cifra superó los ocho millones. Las producciones eliminadas se referían a «spam» (correo no deseado) o contenidos supuestamente inapropiados como los que incitan al odio, violencia, actos peligros o abuso infantil, entre otros. También Twitter acaba de anunciar un mayor compromiso con la transparencia de sus usuarios al informarles sobre cómo comparte sus datos, por ejemplo con empresas socias. Ante las nuevas leyes de protección de datos en Europa, «hemos actualizado nuestra política de privacidad», asegura la plataforma en una nota.
22-05-2018 | abc.es
Google revela con su función «autocompletar» los nombres de víctimas de violaciones
Google estaría revelando el nombre de las víctimas de violación con sus funciones de «autocompletar» y «busquedas relacionadas», según ha revelado una investigación del diario británico The Times. De acuerdo a estas informaciones, los casos en los que la atención mediática y social es muy relevante, el algoritmo de Google incluye también los resultados de las redes sociales. Es decir, que si muchas personas comparten en sus perfiles un comentario o «tuit» en el que se nombra, de manera ilegal, a la víctima, los buscadores del gigante lo recogen y lo sugieren en las búsquedas. De la misma manera ocurre con los presuntos violadores, cuya identidad puede salir antes del juicio. En concreto, Google usa funciones automatizadas de «búsqueda relacionada» y «autocompletar» para dirigir a los usuarios a contenido asociado con los términos que teclean online. La función de «búsqueda relacionada» hace sugerencias en la parte inferior de la página web en función de lo que otros usuarios han estado buscando y «autocompletar» agrega palabras en la barra de búsqueda una vez que el usuario ha comenzado a escribir para predecir su consulta. La investigación de The Times ha provocado que la controversia se lleve hasta las administraciones. Así, Maria Miller, presidenta del comité de mujeres e igualdades de la Cámara de los Comunes ha afirmado que «Google tiene que operar dentro de la ley del Reino Unido.. si eso significa que tienen que cambiar la forma en que funciona su motor de búsqueda, que así sea». Jess Phillips, laborista, ha asegurado que la tecnología estaba convirtiendo a las víctimas en un «cebo de clic». Fay Maxted, directora ejecutiva de Survivors Trust, ha señalado que «es sorprendente que Google facilite el acceso a los nombres de las víctimas». Se ha instado a la policía y los tribunales a ayudar a Google informando de casos en los que el anonimato de la víctima se encuentra en riesgo. Todo este nuevo escándalo se da cuando en Reino Unido ha habido nueve condenados por publicar nombres de víctimas en redes sociales y donde las multas llegan hasta las 5.000 libras (unos 5.700 euros). Una portavoz de Google ha afirmado: «No permitimos este tipo de predicciones de autocompletar o búsquedas relacionadas que violan las leyes o nuestras propias políticas y hemos eliminado los ejemplos de los que hemos tenido conocimiento en este caso. Recientemente ampliamos nuestra política de deportaciones para cubrir las predicciones que menosprecian a las víctimas de la violencia y las atrocidades, y alentamos a las personas a enviarnos comentarios sobre cualquier predicción sensible o mala», según recoge The Times.
22-05-2018 | elpais.com
Sonsóles Ónega: ?Los nuevos partidos utilizan mejor la tecnología?
La periodista parlamentaria y escritora recibe los audios de las intervenciones de los diputados por Whatsapp, reconstruye escenarios para sus novelas con Google Earth y monitoriza la diabetes de su hijo desde el móvil
18-05-2018 | abc.es
Así está la batalla por los altavoces inteligentes que controlarán tu salón
La batalla lleva tiempo iniciada, pero poco a poco se va recrudeciendo. Todavía es pronto para vislumbrar un escenario de ventas masivas de los llamados altavoces inteligentes, pero su desembarco en el mercado va viento en popa. En la parrilla de salida del campeonato de constructores de este invento que viene a potenciar la voz como una nueva forma de interacción se colocan tres marcas, una de ellas, Amazon, es quien más réditos está consiguiendo y eso que su dispositivo no «entiende» el español, el segundo idioma más usado del mundo. Pese a las dudas iniciales y haberse lanzado con limitaciones, Apple ha logrado amasar una cuota de mercado del 6% gracias a su propuesta, el HomePod. En su primer trimestre, la firma tecnológica ha colocado unas 600.000 unidades, según las estimaciones de la consultora Strategy Analytics. En conjunto, los envíos de altavoces inteligentes alcanzaron los 9,2 millones de unidades en este primer trimestre del año. Amazon, con su familia Echo, se sitúa líder del mercado con la venta de 4 millones de estos dispositivos que, entre otras cosas, se emplean para recibir información, controlar algunas funciones del hogar y otros dispositivos, así como escuchar música. No obstante, el gigante del comercio electrónico ha reducido casi a la mitad sus ventas en comparación con el mismo periodo del año anterior. Con 2,4 millones de Home vendidos, Google se ha consolidado como la segunda marca en discordia, mientras que Apple se convirtió en la cuarta marca de altavoces inteligentes del mundo tras el lanzamiento de HomePod en febrero de este año, por detrás, eso sí, de curiosamente el gigante chino Alibaba que cuenta con su propio «smart speaker», Tmall Genie. «Amazon y Google representaron el 70% de los envíos globales de altavoces inteligentes en el primer trimestre de 2018, aunque su participación en conjunto se redujo del 84% en el cuarto trimestre de 2017 y el 94% en el trimestre del año anterior. Esto se debe en parte al fuerte crecimiento en el mercado chino de altavoces inteligentes, donde tanto Amazon como Google están actualmente fuera. Alibaba y Xiaomi están liderando su irrupción en China», sostiene en un comunicado David Watkins, Director de Strategy Analytics. «Este mayor crecimiento en las ventas de altavoces inteligentes confirma que este nuevo mercado es mucho más que un destello fugaz. Los altavoces inteligentes de hoy en día no son un producto terminado, pero han ilusionado el consumidor y veremos una rápida evolución en su diseño y funciones en los próximos años. Claramente nos dirigimos hacia un futuro no muy lejano en el que la voz se convierta en un modo habitual de interacción tecnológica», sostiene.
18-05-2018 | abc.es
Google inventa su propio Spotify: así funciona YouTube Music
YouTube ha lanzado la nueva aplicación musical YouTube Music, un nuevo servicio de «streaming» para los vídeos musicales de la plataforma, y ha renombrado su plataforma de pago YouTube Red, que pasa a conocerse como YouTube Premium. YouTube Music es una aplicación para móviles con la que es posible explorar mediante «streaming» entre el catálogo musical de YouTube, e incluye canciones oficiales, videoclips, actuaciones en directo y listas de reproducción, como ha explicado la plataforma de Google a través de un comunicado. La nueva aplicación se lanzará el próximo 22 de mayo en Estados Unidos y otros cuatro países, a los que se añadirán 14 países europeos entre los que se encuentra España «en las próximas semanas». Contará con una versión gratuita y otra de pago sin publicidad y con descargas por un precio de 9,99 dólares al mes. Además, YouTube ha decidido también modificar la denominación de su servicio de suscripción y contenidos propios en «streaming» YouTube Red, que se llama ahora YouTube Premium, y que integrará los servicios de la parte de pago de YouTube Music. YouTube Premium, que tendrá un coste mensual de 11,99 dólares, se lanzará «pronto» y se encontrará disponible en nuevos países a los que no había llegado su predecesor Red, según ha explicado la empresa. Música en el video YouTube ha presentado también la nueva herramienta «Música en este vídeo», que se muestra en los vídeos al acceder a la pestaña «Mostrar más» y que incluye información sobre el artista y el tema incluso en los vídeos creados por «youtubers», como ha explicado Google a través de su sitio oficial. La función, que ya se muestra en más de 500 millones de vídeos de la plataforma, tiene como objetivo «ofrecer un mayor reconocimiento y exposición» a los artistas musicales, según Google. Muestra datos sobre la canción como el artista, los sellos discográficos y enlaces al canal oficial y al vídeo musical del tema. A través de la tecnología propia para creadores Content ID y de alianzas con las compañías discográficas, YouTube es capaz de identificar automáticamente tanto los temas que aparecen tanto en videoclips como las canciones añadidas en vídeos creados por los propios usuarios.
17-05-2018 | elpais.com
La automatización regalará a los ?e-commerce? un tiempo preciososo para mejorar la experiencia de usuario
Expertos de Google explican las ventajas de aplicar inteligencia artificial en el sector retail durante un evento organizado por EL PAÍS RETINA.
158