Noticias de "google"

09-04-2020 | abc.es
Por qué Google prohíbe a sus empleados usar Zoom, la aplicación de videollamadas de moda
Nació en 2011 pero hasta hace tres meses era casi una completa desconocida para la mayoría de internautas. Por sus características se ha convertido en uno de los fenómenos del momento. Zoom, la aplicación de videollamadas de moda, corre el riesgo de morir de éxito. Era fácil gustar a todo el mundo cuando tienes una visión propia de una «startup», pero a medida que ha escalado a nivel internacional se ha endurecido el escrutinio público. Se han detectado fallos de seguridad graves en algunos casos que ha llevado incluso a Google, propiedad de Alphabet, a prohibir su uso entre sus empleados. La nueva normativa es clara. Los trabajadores del gigante de internet no podrán utilizar en un entorno profesional la «app» Zoom, pero tampoco en un ambiente personal desde los equipos informáticos de la empresa. Según desvela el medio especializado «Buzzfeed», se envió una circular interna en la que se citaba «vulnerabilidades de seguridad» para justificar el bloqueo del servicio de videoconferencia desde esta semana. La compañía ha detectado que se ha empezado a utilizar Zoom en un entorno profesional, una aplicación que compite directamente con algunas de su propiedad como Meet y Duo, que no gozan de gran popularidad a nivel internacional. Este toque de atención, sin embargo, no afecta a la vida personal de sus empleados, que podrán seguir utilizando la «app» para comunicarse con sus familias desde sus dispositivos personales. El aumento de popularidad de Zoom en los últimos meses ha sido increíble. Según diversos informes estadísticos, este pasado marzo registró unos 200 millones de personas cada día en comparación con los 10 millones que tenía en diciembre. Un crecimiento rápido que ha permitido estar en boca de todos, aunque también ha provocado el veto de algunas instituciones internacionales han recomendado que no se utilice por posibles riesgos en seguridad. La pandemia de coronavirus Covid-19 ha resaltado las vulnerabilidades del servicio, entre las que han destacado varios fallos como la posibilidad de acceder a reuniones públicas, el tráfico de datos con redes sociales como Facebook o un «bug» que puede provocar el robo de credenciales por un ciberdelincuente. Asimismo, esta semana se publicaron informaciones que apuntan que los detalles privados de hasta 352 cuentas de Zoom habían sido compartidos por un usuario en un foro de la «dark web» o «internet oscura», redes que se superponen a la internet pública y requieren de software específico para acceder y por donde circulan muchas veces un incontrolable mercado negro. La ola de incertidumbre ha dado la vuelta al mundo. El Gobierno de Taiwán prohibió a las administraciones locales que usen la plataforma de videoconferencias para reuniones online ante el temor de que se puedan filtrar las conversaciones a terceras partes por sospechas sobre la seguridad de la aplicación. También en Estados Unidos algunos centros educativos han dejado de utilizarla. Google tampoco es la primera compañía que prohíbe a los empleados usar Zoom. A principios de este mes, la firma de cohetes SpaceX de Elon Musk también prohibió a los empleados citando «importantes preocupaciones de privacidad y seguridad», según Reuters. La compañía desarrolladora de Zoom ha avanzado que trabaja para corregir los fallos técnicos «No hemos cumplido con las expectativas de privacidad y seguridad de la comunidad y las nuestras», escribió en un comunicado Eric Yuan, fundador y responsable de Zoom.
09-04-2020 | enter.co
Las noticias sobre Zoom, el servicio de video llamadas, han abundado en semanas recientes. El aumento de usuarios en el servicio, producto de las jornadas de trabajo a distancia y la cuarentena,  ha llamado la atención a investigaciones sobre los riesgos potenciales que presenta. Cuestiones que Zoom respondió en un comunicado en su blog, en […]
07-04-2020 | abc.es
Google crea un centro de noticias sobre el coronavirus
El consumo de información relacionado con la pandemia de coronavirus Covid-19 se ha incrementado en torno a un 30%, según diversos informes estadísticos. La búsqueda de noticias desde los motores de búsqueda también se ha multiplicado a un ritmo exponencial. Bajo este contexto, la multinacional estadounidense Google, propiedad de Alphabet, ha diseñado un centro de noticias para recoger contenidos especializados en la crisis sanitaria. Este agregador, similar a la herramienta Discover para los teléfonos móviles que se ha hecho popular en el último año, se ha lanzado en una veintena de mercados como Estados Unidos, actualmente el foco de la pandemia, pero no está disponible en España por la ausencia de Google News. Precisamente, es este entorno (News) donde se destacarán las noticias sobre el coronavirus. Aún así, el buscador ha modificado sus resultados cuando se buscan los términos «Covid-19» o «coronavirus» ofreciendo al usuario una interfaz nueva en la que se pueden consultar fuentes oficiales del ministerio de Sanidad y organismos sanitarios como la Organización Mundial de la Salud (OMS). También aparecen apartados para «tratamientos», «síntomas» y «estadísticas». Este nuevo espacio organiza las noticias de fuentes autorizadas a nivel mundial para ayudar a los usuarios a consumir los contenidos sobre el coronavirus, informa el medio especializado «The Next Web». También puede seleccionar en qué regiones desea actualizarse en particular y resaltar historias por temas como la economía, la salud y los viajes, así como dar mayor relevancia a los resultados de los medios locales más relevantes. Google asegurado que también está trabajando en una función de verificación de información dedicada para eliminar las noticias erróneas alrededor del coronavirus. Está disponible en iOS, Android y navegador web en más de 20 países y llegará a más lugares en las próximas semanas.
07-04-2020 | abc.es
¿No te fías de Zoom? Estas son las alternativas para hacer videollamadas
Las restricciones a la movilidad derivadas de la pandemia de coronavirus Covid-19 han disparado la popularidad de una plataforma de videoconferencias hasta hace poco relativamente desconocida, Zoom. Informaciones recientes apuntan, sin embargo, a problemas de seguridad y privacidad, por lo que si no te fías de ella, aquí tienes varias alternativas, todas ellas gratuitas: Lo clásico que nunca falla: Skype Probablemente muchos se pregunten por qué está siendo Zoom y no Skype el gran beneficiado del confinamiento. La plataforma ahora propiedad de Microsoft lleva casi dos décadas en el mercado, es universalmente conocida y tenía ya infinidad de usuarios antes de que comenzase la pandemia. No obstante, estos días ha quedado relegada a un segundo plano. Varias son las teorías que circulan por las redes sobre por qué Skype ha caído en desgracia precisamente cuando podría estar viviendo su mejor momento: desde una mala gestión de la plataforma desde que fue adquirida por Microsoft en 2011 hasta quejas sobre el «spam», fallos en su funcionamiento o el hecho de que, comparativamente, Zoom sea más fácil de usar. En cualquier caso, Skype sigue contando con la gigantesca masa de usuarios que ya tenía antes de la crisis, y ofrece algunas ventajas específicas como, por ejemplo, la posibilidad de compartir presentaciones (muy útil en el mundo laboral) y la opción de difuminar el fondo para que este no pueda identificarse. La más divertida: Houseparty Junto a Zoom, otra virtual desconocida que se ha vuelto omnipresente en tiempos de pandemia. Y, también como Zoom, otra a la que le están lloviendo las críticas por presunta mala gestión de la seguridad y la privacidad de los usuarios, precisamente como consecuencia de su súbito crecimiento. Hasta hace sólo unas semanas, Houseparty era usada fundamentalmente por adolescentes y «gamers» (la aplicación fue comprada el año pasado por el desarrollador de videojuegos Epic Games) y, aunque su usuario medio sigue siendo más joven que el del resto de plataformas, esta llega ya a todas las franjas de edad. Pensada fundamentalmente para el ocio (como su nombre indica, para celebrar fiestas en casa), facilita mucho la conexión con amistades de redes sociales como Facebook o Snapchat, pero precisamente estos vínculos son los que, según algunos usuarios aunque sin confirmarlo, han permitido a cibercriminales convertirla en portal de acceso a sus cuentas de Netflix y Spotify. La de los amantes de Apple: FaceTime La opción preferida de los fanáticos de la manzana mordida. FaceTime lleva ya muchos años con nosotros, es muy usada y conocida por el gran público. Además, cuenta con todas las ventajas normalmente asociadas a la marca Apple: un alto grado de seguridad, mucho respeto a la privacidad de los datos personales, facilidad de uso y diseño atractivo. ¿El problema? También el mismo que en todo lo que concierne al mundo Apple: su uso está restringido únicamente a quienes utilicen dispositivos de la compañía. Así que si estás llamando desde un iPhone, un iPad o un Mac, no dudes en usarla, pero asegúrate primero de que el receptor o receptores de tu llamada también son de Apple. Las de todos: WhatsApp y Facebook Messenger Son las aplicaciones para mensajes directos y videoconferencias de Facebook. Y con eso, ya está prácticamente todo dicho: ubicuos en casi todo el mundo y accesibles desde cualquier aparato, pero a su vez platean serias dudas acerca de la privacidad y el uso que la compañía de Mark Zuckerberg hará de nuestros datos. La de los productivos: Slack y Teams Son las alternativas centradas específicamente en el mundo laboral. En el caso de Slack, resulta útil para hacer videollamadas a compañeros de trabajo uno a uno, pero la cosa se complica más si se quieren mantener grandes reuniones con múltiples participantes. Por su parte, Teams es un poco como FaceTime: un buen producto, pero muy estrechamente vinculado al ecosistema de Microsoft. Otras tantas Por supuesto, la lista es interminable y resulta inevitable que queden fuera muchas opciones, como por ejemplo Hangouts de Google, interesante opción dada la ubicuidad de Gmail; o Jitsi, una apuesta por el código abierto que promete poder llegar a albergar conferencias con hasta 75 participantes.
06-04-2020 | enter.co
Quedarse en casa es obligatorio por 7 días más. Así, mientras tanto, muchos siguen dentro de casa y para aquellos que tienen el tiempo para salir a mercar (o las habilidades culinarias) pedir domicilios se ha convertido en una opción vital para poder continuar su día a día. Por eso, Google Maps ha decidido hacer […]
06-04-2020 | abc.es
YouTube gana dinero con anuncios de tratamientos falsos del Covid-19
En momentos de crisis, oportunidades económicas. En la pandemia del coronavirus Covid-19 se han revelado casos de bondad humana pero, también, situaciones que vienen a aprovecharse de las duras circunstancias que vive la mayoría de gente. Tratamientos falsos contra el «bicho» aparecen por todas partes sin certificación médica. Y se unen a la larga retahíla de bulos que se propagan por redes sociales. YouTube, popular canal de vídeos, también ha estado sobre la arena de la polémica. Según una investigación Tech Transparency Project, iniciativa que analiza la trayectoria de las empresas tecnológicas, el servicio propiedad de Alphabet (Google) se ha estado beneficiando de vídeos en los que se propagan supuestos remedios contra el coronavirus no probados científicamente. La compañía ha eliminado hasta 16 vídeos con tratamientos falsos en España que prometían «curar» la enfermedad. Una enfermedad que todavía las autoridades sanitarias no han encontrado la vacuna, obligando a los países afectados a tomar medidas drásticas como el confinamiento de gran parte de sus ciudadanos. Los investigadores han detectado hasta cinco anuncios que recomiendan unos remedios de hierbas, el empleo de música meditativa y unos suplementos de venta libre como unas curas para Covid-19. Este informe también halló al menos siete vídeos que promocionan una serie de tratamientos dudosos con anuncios de patrocinadores. En las últimas semanas, YouTube ha eliminado miles de vídeos por «contenido engañoso» y «peligroso» de coronavirus. Los resultados obtenidos revelan que YouTube ha proporcionado incentivos económicos en las creaciones de varios creadores de esta plataforma que ofrece un gran alcance en todo el mundo. La batalla por las «fake news» o «noticias falsas» en las redes sociales se ha incrementado desde que se desató la pandemia. La multinacional ha reconocido la eliminación de varios vídeos relacionados c0n esta problemática. «Tenemos políticas claras contra la desinformación ante el Covid-19 y eliminamos rápidamente cualquier contenido que viole nuestras políticas cuando recibimos un aviso. Tras una revisión exhaustiva por parte de nuestro equipo, hemos eliminado cuatro de los vídeos compartidos con nosotros por violar nuestras políticas», señalan en valoraciones a ABC fuentes de la empresa. YouTube, en ese sentido, ha añadido que tres de los vídeos «solo ofrecen consejos generales de meditación y bienestar» por lo que «no violan» sus políticas. «Nos comprometemos a proporcionar información oportuna y útil en este momento crítico, lo que incluye promover el contenido autorizado, reducir la propagación de información errónea o dañina y mostrar paneles informativos, utilizando datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para ayudar a combatir la desinformación. También tenemos políticas estrictas que rigen en qué tipo de videos permitimos que aparezcan anuncios y aplicamos estas políticas publicitarias con firmeza», añaden. Las principales plataformas de redes sociales han luchado para sofocar la información errónea sobre el coronavirus al tiempo que intentan mantener sus infraestructuras de manera robusta con el envío de la mayoría de sus trabajadores a sus casas. De hecho, YouTube también ha tenido que reducir las recomendaciones que conduzcan a los vídeos con teorías de la conspiración que relacionan la pandemia de coronavirus con la red de datos móviles 5G, después de que este fin de semana se hayan producido varios ataques a estaciones 5G en Reino Unido. En una serie de vídeos, compartidos por algunos famosos como el actor Woody Harrelson, se hace referencia a una supuesta conspiración según la cual los test de coronavirus estarían extendiendo la enfermedad para ocultar muertes derivadas del despliegue de la red 5G.
06-04-2020 | abc.es
Aplicaciones contra el coronavirus: ¿qué hacen otros países para defender la privacidad?
La proliferación de aplicaciónes móviles sobre el seguimiento del coronavirus Covid-19 ha levantado las dudas sobre la privacidad de estas «vacunas» digitales que están diseñadas para la autoevaluación de los ciudadanos de cara a la descongestión de los servicios sanitarios. En países asiáticos como Corea el Sur, Singapur o China, donde se originó el primer foco de contagios, se han utilizado por parte de una gran mayoría de personas. El miedo es perder privacidad. ¿Qué están haciendo en otros países? España En España se han multiplicado las propuestas. Una de las más relevantes es Coronamadrid. A través de un formulario y una serie de datos, los usuarios pueden analizar su estado de salud a través de un sencillo test evitando así el colapso de las líneas telefónicas abiertas para la atención ciudadana. Mediante unas preguntas, es posible saber cuáles de los síntomas. Pero se han multiplicado por doquier en las últimas semanas bajo la misma idea. Necesitan de geolocalizar para comprobar que el usuario se encuentra en la región. El Gobierno español prepara una para el territorio nacional. La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos dirigido por Nadia Calviño, ha autorizado la creación de una herramienta para permitir a las autoridades sanitarias obtener datos de la geolocalización de los usuarios de cara a asegurarse que se encuentran en la comunidad donde asegura estar y que sea más efectivo. Reino Unido El Servicio Nacional de Salud Británico (NHS) también está planteándose llevar a cabo una evaluación central de los datos de los «smartphones». Hace una semana el Gobierno dio luz verde para crear «mapas de movimiento» utilizando datos anónimos de ubicación para saber si los británicos cumplen la cuarentena. Las operadoras participan en el estudio de movilidad. Alemania El Instituto Rolandk Koch está involucrado, junto con 180 investigadores de otros países, en el desarrollo del proyecto «Pan-European Privacy Preserving Proximity Tracing» (PEPP-PT), un aplicación que se descarga en el móvil y que permitiría al usuario por saber por Bluetooth si está cerca de alguna persona que esté o haya estado infectada. Está diseñada para facilitar el trabajo de las autoridades sanitarias y proteger la privacidad de los ciudadanos y ha sido ya probada en las instalaciones del cuartel militar de Berlín Julius Leber ,tanto en interiores como en exteriores. «Cada encuentro dentro de una distancia crítica de más de unos minutos se guarda durante 20 días», explica Thomas Wiegand, jefe del Instituto Fraunhofer Heinrich Hertz. Los algoritmos reconocen incluso si hay un muro o un panel entre los usuarios. El Ministerio de Sanidad está modificando la ley de Protección contra Infecciones para poder usarl Por Rosalía Sánchez, corresponsal de Alemania. Austria El operador de telefonía móvil A1 ha proporcionado al Gobierno de Austria datos anónimos de los movimientos de sus usuarios para verificar el cumplimiento colectivo de las medidas contra la expansión del coronavirus y perfilar patrones de contagio, lo que ha desatado gran controversia. «A1 pone estos datos a disposición de los organismos gubernamentales en tiempos de crisis, para el beneficio del público en general», ha dicho la empresa austríaca Telekom. El objetivo es determinar el comportamiento de los ciudadanos en cuanto a sus movimientos, para comprobar si las masas están cumpliendo con las regulaciones del Gobierno. Los datos habrían revelado que los desplazamientos en general se han reducido entre un 40% y un 50%, según el diario «Kronen Zeitung», Por Rosalía Sánchez. EE.UU. El Gobierno de Donald Trump se puso en contacto con las principales empresas tecnológicas como Facebook, Apple o Google para intentar atajar el coronavirus para usar los datos de los «smartphones» y emplear los patrones de movimiento y localización en aras de asegurarse que la población cumple las condiciones de distanciamiento social. Japón La propuesta nipona ha defendido, igual que Corea o Singapur, en un servicio que monitorice la ubicación de una persona para indicarle si puede salir a la calle en función de varios parámetros: la edad del individuo, si ha dado positivo en los test, si está inmunizado o si se ha tomado la temperatura. De esta manera se crea un certificado con códigos visulaes como un semáforo para volver a la «normalidad». Corea del Sur El país ha sido un caso de éxito en este campo. Entre sus medidas crearon una «app» llamada Corona100m que dispone de una tecnología llamada «geofencing» que ejerce de «valla virtual» para que los usuarios, mediante la recepción de una alerta móvil, pueda saber si está entrando en una zona con casos masivos de contagios, permitiéndole así extremar las precauciones. Singapur A este país se le ha puesto de ejemplo en la lucha contra el coronavirus, aunque ahora ya piensa en un confinamiento de la población más duro por el aumento de nuevos contagios. También, al igual que Corea del Sur, ha utilizado servicios digitales entre su estrategia nacional, en el que se ha incluido el registro de test masivos. Una de las más avanzadas es TraceTogether. Un proyecto permite reducir a grandes niveles el número de nuevas infecciones. A diferencia de otras herramientas, emplea la tecnología inalámbrica Bluetooth para ayudar al gobierno a localizar y notificar a las personas que han estado en contacto con un infectado. Permite detectar a usuarios que se encuentraban a 5 metros. China El país diseñó un software en donde se introducen unos pocos datos personales para saber si tienen síntomas. Alipay Health Code, gestionado por el gobierno chino, genera un código QR con el nivel de riesgo (rojo, amarillo, verde). Una información que le puede servir a las autoridades sanitarias para hacer una monitorización de los posibles infectados y saber si se cumple la cuarentena.
03-04-2020 | enter.co
La compañía de tecnología presentó hoy el COVID-19 Community Mobility Reports. Se trata de una serie de reportes que tienen como finalidad el ayudar a entender a entidades de Gobierno y mecanismos de salud..
03-04-2020 | abc.es
¿Cumplen los españoles el confinamiento? Google usa la localización de los usuarios
Google ha utilizado la localización de los usuarios de 131 países del mundo, incluida España, en su servicio Google Maps para mostrar a las instituciones los cambios en la movilidad de los ciudadanos debido a la crisis del coronavirus y a la situación actual de confinamiento. La compañía estadounidense ha publicado este viernes la primera versión de su informe de movilidad comunitaria, en el que los datos para España revelan que en las últimas 48 a 72 horas la presencia en tiendas, ocio y restauración se redujo en un 94 por ciento con respecto a la media. Google Maps utiliza habitualmente los datos del Historial de ubicaciones para avisar de qué días y horas está más concurrido un establecimiento. Se trata de datos agregados y anonimizados, para que no pueda identificarse a usuarios concretos, algo que Google en un comunicado defiende que «en ningún momento estará disponible». Entre el resto de medidas de seguridad, Google oculta también los números absolutos de visitas, mostrando en su lugar solamente el aumento de forma porcentual. Los datos del informe están disponibles tanto a nivel nacional como separados por comunidades autónomas. «Los equipos de salud pública, que toman decisiones críticas para combatir Covid-19, nos han comentado que este mismo tipo de datos agregados y anónimos también podrían ser útiles para la salud pública» «Los equipos de salud pública, que toman decisiones críticas para combatir Covid-19, nos han comentado que este mismo tipo de datos agregados y anónimos también podrían ser útiles para la salud pública», asegurado la empresa. Asimismo, proporcionará conjuntos de datos anónimos a epidemiólogos que combaten el Covid-19 «para comprender y pronosticar mejor la pandemia», por ejemplo, planificando las estructuras de transporte urbano. Datos de movilidad en España Los datos del informe para España muestran que, a fecha de 29 de marzo, la asistencia de españoles a establecimientos de alimentación y farmacias se redujo también en un 76 por ciento, a pesar de que estos permanecen por lo general abiertos durante el estado de alarma. Por su parte, la visita de españoles a parques y jardines públicos se ha reducido un 89 por ciento, mientras que la presencia de ciudadanos en el transporte público se redujo un 88 por ciento. Los datos de Google Maps ponen de manifiesto que un 22 por ciento más de españoles se encuentran en sus lugares de residencia, mientras que los desplazamiento a lugares de trabajo se han reducido en un 64 por ciento.
02-04-2020 | abc.es
Siete consejos para ahorrar internet durante la cuarentena
Debido a la declaración del estado de alerta, millones de españoles llevan más de dos semanas sin salir de sus domicilios. La instauración del teletrabajo para aquellos que pueden permitírselo, y el exceso del tiempo de ocio para los que no, ha provocado que la red corra el riesgo de saturarse. Razón por la que compañías como YouTube, Netflix, Disney+ y PlayStation se han optado por reducir la calidad de imagen en pantalla de su contenido. Sin embargo, las medidas implementadas por terceros no implican que los usuarios no puedan poner su granito de arena para rebajar el riesgo de un colapso en la red. Precisamente, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha compartido siete claves para que todos ayudemos a evitarlo. Descargar las películas y las series por la noche Desde OCU recomiendan a los amantes del contenido en «streaming» (Netflix, HBO, Amazon Prime Video, Disney+), que antes de utilizar alguna de estas plataformas tengan claro cuáles son las película o series que desean ver al día siguiente para poder descargarlas la noche de antes. Esto provocará que la calidad de los vídeos no resienta y, además, se ocupará la red en horas de menor demanda. Cuando haya terminado de verlo todo, tan solo tiene que borrarlo para recuperar el espacio empleado en la memoria de su dispositivo. Bajar la resolución La mayoría de plataformas permiten ajustar la calidad de la imagen para ahorrar datos. Si es capaz de hacer un esfuerzo y renunciar al 4K para volver al HD durante estos días, estará consumiendo menos y ayudará a que la red no esté tan saturada. Menos descargas automáticas OCU recomienda revisar los ajustes de redes sociales y plataformas de mensajería, como Twitter, WhatsApp o Instagram, para que los vídeos que aparecen en la plataforma solo se reproduzcan si se hace «click» sobre ellos. A su vez, aconseja reenviar vídeos a otros usuarios, y desargarlos, únicamente si es totalmente necesario. Desactivar la opción de vernos a nosotros mismos durante la videollamada Muchos usuarios están tirando de «apps» para videoconferencias, como Houseparty o Zoom, para poder seguir en contacto con sus seres queridos. Sin embargo, eso no implica que no podamos limitar los datos que se consumen mientras se utilizan. Una buena forma de ahorrar pasa por desactivar la opción de vernos a nosotros mismos cuando las empleamos. Algo que permiten la mayoría de aplicaciones de este tipo. Usa los datos de tu móvil Desde OCU se recuerda que también es posible llamar usando los datos de tu móvil, no es necesario hacer todas las llamadas a través de la wifi de casa. Utilizar la nube La mayoría de usuarios ya están al tanto de las ventajas que ofrece compartir archivos a través de plataformas en la nube. Para ahorrar datos de internet, es recomendable utilizar servicios como Google Drive, OneDrive, WeTransfer, iCloud o Dropbox y enviar por correo electrónico o por chat el enlace de acceso. Comprimir los archivos También es recomendable comprimir los documentos antes de enviarlos. Por ejemplo, los archivos PDF suelen pesar menos que los Word con muchas imágenes o los Powerpoints.
54