Noticias de "google"

19-10-2019 | abc.es
«Las empresas exitosas van a hacer aquellas que sepan entender los datos de sus clientes»
Con una dilatada experiencia profesional en el ámbito de la tecnología, Ignacio Villalgordo es, desde hace seis meses, el director general de la filial en España de NetApp, empresa de gestión de datos y servicios de datos en la «nube» híbrida con sede en Sunnyvale (California). Un referente en materia de datos que contribuye, con innovación, a completar la transformación digital de numerosos sectores y que ha implantado un concepto de «cloud híbrida», que aprovecha todas las actuales innovaciones en esta materia. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en dirección ejecutiva en IESE, el ejecutivo recaló en las filas de la empresa en 2012 como Global Enterprise Manager del Grupo Telefónica, aunque antes pasó por IBM. ¿En qué se va a enfocar en su estrategia? Nosotros, de alguna manera, vemos el mundo en tres grandes áreas de la transformación digital porque observamos que los clientes quieren aprovechar su infgraescturuta par modernizasrla. Lo que tienen que hacer es hacerla más eficiente. Estas áreas son los «data center» tradicionales -centro de datos y servidores-, otros de nueva generación -que emula una «cloud» pública para crear una «nube» privada para ser más ágil- pero otra etapa son las llamadas «cloud» públicas -de proveedores de Amazon, Google o Microsoft- para determinadas cargas de su infraestructura. Les ayudamos a que sean más ágiles en crear nuevas aplicaciones y llevar un centro de control. Lo que vemos es que hay un ecosistema de «cloud« híbrida. Queremos ayudar a los clientes a que, de manera transparente, puedan ubicar sus datos en una u otra de estas tres ámbitos. Lo que tiene de bonito es que, transparentemente, puedan mover los datos de un lugar a otro en función de sus necesidades y requisitos de negocio. Algo que llamamos «data fabric». Esto es un elemento diferencial respecto a la competencia. Ahora mismo tenemos acuerdos con Amazon, Microsoft o Google donde ellos dan servicios de NetApp debajo de su «nube». Algo que no hay nadie en la industria que lo haga. esa capacidad de mover los datos de manera transparente no lo tiene nadie en el mercado. Lo llevamos desarrollando desde hace cinco años y colaborando con estos actores desde entonces. ¿Cree que uno de los pilares del futuro de la industria y la tecnología está en las sinergias? Cuando nos movemos a un ecosistema mucho más complejo las alianzas que tenemos las compañías y las capacidad de encontrar soluciones conjuntas para el mercado es fundamental. en términos de alianzas, están las «cloud» públicas como Azure (Microsoft), Alibaba, AWS (Amazon), pero todo lo que es la integración es importante. En nuestra tecnología de hiperconvergencia disponemos de todo tipo de integraciones con jugadores del mercado que facilitan crear nuevos modelos de negocio. Todo este ecosistema de alianzas es fundamental para conseguir la velocidad que queremos para nuestros clientes de cara a que completen su transformación digital. ¿Cuál es el mayor desafío de la industria para hacer frente a la transformación digital? Las empresas encuentran muchos desafíos. El principal es entender cuáles de tus aplicaciones de tu negocio tu vas a querer posicionar en cada uno de estos elementos, cómo tienes que eficientar tu modelo tradicional para poder generar caja e invertir en nuevos modelos de negocio o cómo utilizar la «nube» para entender los datos que recopilamos de tus clientes. Hay un crecimiento exponencial del número de datos, así que ser capaces de recopilar y llevarlos donde pueden tener valor es la esencia de donde van a ser las empresas que vayana a ser exitosas del mercado. Las empresas exitosas van a hacer aquellas que sepan entender los datos de sus clientes, monetizarlos de tal manera que puedan entenderlos mejor y vender más. Se habla mucho de la cuarta revolución industrial que es, sin duda, la revolución digital. Pero, ¿es una amenaza o una oportunidad? Representa una realidad. Cuando voy a mis clientes, casi todos están en un proyecto de «cloud» pública, pensando en cómo darle mas agilizar a sus aplicaciones de negocio y, casi todos, piensan en cómo ser más eficiente en sus infraestura. El desafío es cómo ayudarles a conseguir ese camino. las empresa que no sean capaces de acompañar en esta transición son las que lo van a ver como una amenaza. Lo vemos como una oportunidad entonces. Sin embargo, los ciberataques globales sufrido en los últimos años han hecho tomar conciencia de lo vulnerables que somos. ¿Se puede hacer algo para protegernos? Los datos deben estar protegidos y asegurados, y que nadie pueda comprometerlos. Nos integramos con empresas especializadas en seguridad, pero también tenemos tecnologías propias que permiten la salvaguarda de estos datos. un ejemplo es cuando vino Wanna Cry, nosotros ayudamos a Telefónica [uno de sus clientes principales] para recuperar casi todos los servicios que había atacado el virus. Nuestra tecnología vamos haciendo «fotos» cada día del estrado de los datos podemos regresar segundos antes de cómo estaba antes de un ataque como si no hubiera pasado nada. Evidentemente, la ciberseguridad va ser un problema. Cuando se habla de los datos, precisamente, y desde el punto de vista del consumidor, cómo se puede compaginamos los derechos fundamentales de las persona con unas tecnologías que lo saben absolutamente todo de nosotros. En Europa somos muy garantistas con la protección de datos personales. Se está haciendo unas labor muy fuerte para proteger a los ciudadanos. Hay legislaciones como el RGPD que son de obligbado cumpliento en el ámbito de la Unión Europea y, como tales, nuestra tecnología se adapta a todos esos requisitos de normativas, si no no podríamos operar. Evidemente, estos límites que nos dan a los ciudadanos las compañías tiene que seguirlas para ver cómo pueden mover los datos. hay restricciones en determinados sectores como en los bancos, pero dentro de esos ecosistemas tenemos tecnologías que salvaguardan los datos de los ciudadanos y que, a su vez, se adapta a las normativas locales y europeas.
19-10-2019 | abc.es
«Las empresas exitosas van a ser aquellas que sepan entender los datos de sus clientes»
Con una dilatada experiencia profesional en el ámbito de la tecnología, Ignacio Villalgordo es, desde hace seis meses, el director general de la filial en España de NetApp, empresa de gestión de datos y servicios de datos en la «nube» híbrida con sede en Sunnyvale (California). Un referente en materia de datos que contribuye, con innovación, a completar la transformación digital de numerosos sectores y que ha implantado un concepto de «cloud híbrida», que aprovecha todas las actuales innovaciones en esta materia. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en dirección ejecutiva en IESE, el ejecutivo recaló en las filas de la empresa en 2012 como Global Enterprise Manager del Grupo Telefónica, aunque antes pasó por IBM. ¿En qué se va a enfocar en su estrategia? Nosotros, de alguna manera, vemos el mundo en tres grandes áreas de la transformación digital porque observamos que los clientes quieren aprovechar su infgraescturuta par modernizasrla. Lo que tienen que hacer es hacerla más eficiente. Estas áreas son los «data center» tradicionales -centro de datos y servidores-, otros de nueva generación -que emula una «cloud» pública para crear una «nube» privada para ser más ágil- pero otra etapa son las llamadas «cloud» públicas -de proveedores de Amazon, Google o Microsoft- para determinadas cargas de su infraestructura. Les ayudamos a que sean más ágiles en crear nuevas aplicaciones y llevar un centro de control. Lo que vemos es que hay un ecosistema de «cloud« híbrida. Queremos ayudar a los clientes a que, de manera transparente, puedan ubicar sus datos en una u otra de estas tres ámbitos. Lo que tiene de bonito es que, transparentemente, puedan mover los datos de un lugar a otro en función de sus necesidades y requisitos de negocio. Algo que llamamos «data fabric». Esto es un elemento diferencial respecto a la competencia. Ahora mismo tenemos acuerdos con Amazon, Microsoft o Google donde ellos dan servicios de NetApp debajo de su «nube». Algo que no hay nadie en la industria que lo haga. esa capacidad de mover los datos de manera transparente no lo tiene nadie en el mercado. Lo llevamos desarrollando desde hace cinco años y colaborando con estos actores desde entonces. ¿Cree que uno de los pilares del futuro de la industria y la tecnología está en las sinergias? Cuando nos movemos a un ecosistema mucho más complejo las alianzas que tenemos las compañías y las capacidad de encontrar soluciones conjuntas para el mercado es fundamental. en términos de alianzas, están las «cloud» públicas como Azure (Microsoft), Alibaba, AWS (Amazon), pero todo lo que es la integración es importante. En nuestra tecnología de hiperconvergencia disponemos de todo tipo de integraciones con jugadores del mercado que facilitan crear nuevos modelos de negocio. Todo este ecosistema de alianzas es fundamental para conseguir la velocidad que queremos para nuestros clientes de cara a que completen su transformación digital. ¿Cuál es el mayor desafío de la industria para hacer frente a la transformación digital? Las empresas encuentran muchos desafíos. El principal es entender cuáles de tus aplicaciones de tu negocio tu vas a querer posicionar en cada uno de estos elementos, cómo tienes que eficientar tu modelo tradicional para poder generar caja e invertir en nuevos modelos de negocio o cómo utilizar la «nube» para entender los datos que recopilamos de tus clientes. Hay un crecimiento exponencial del número de datos, así que ser capaces de recopilar y llevarlos donde pueden tener valor es la esencia de donde van a ser las empresas que vayana a ser exitosas del mercado. Las empresas exitosas van a hacer aquellas que sepan entender los datos de sus clientes, monetizarlos de tal manera que puedan entenderlos mejor y vender más. Se habla mucho de la cuarta revolución industrial que es, sin duda, la revolución digital. Pero, ¿es una amenaza o una oportunidad? Representa una realidad. Cuando voy a mis clientes, casi todos están en un proyecto de «cloud» pública, pensando en cómo darle mas agilizar a sus aplicaciones de negocio y, casi todos, piensan en cómo ser más eficiente en sus infraestura. El desafío es cómo ayudarles a conseguir ese camino. las empresa que no sean capaces de acompañar en esta transición son las que lo van a ver como una amenaza. Lo vemos como una oportunidad entonces. Sin embargo, los ciberataques globales sufrido en los últimos años han hecho tomar conciencia de lo vulnerables que somos. ¿Se puede hacer algo para protegernos? Los datos deben estar protegidos y asegurados, y que nadie pueda comprometerlos. Nos integramos con empresas especializadas en seguridad, pero también tenemos tecnologías propias que permiten la salvaguarda de estos datos. un ejemplo es cuando vino Wanna Cry, nosotros ayudamos a Telefónica [uno de sus clientes principales] para recuperar casi todos los servicios que había atacado el virus. Nuestra tecnología vamos haciendo «fotos» cada día del estrado de los datos podemos regresar segundos antes de cómo estaba antes de un ataque como si no hubiera pasado nada. Evidentemente, la ciberseguridad va ser un problema. Cuando se habla de los datos, precisamente, y desde el punto de vista del consumidor, cómo se puede compaginamos los derechos fundamentales de las persona con unas tecnologías que lo saben absolutamente todo de nosotros. En Europa somos muy garantistas con la protección de datos personales. Se está haciendo unas labor muy fuerte para proteger a los ciudadanos. Hay legislaciones como el RGPD que son de obligbado cumpliento en el ámbito de la Unión Europea y, como tales, nuestra tecnología se adapta a todos esos requisitos de normativas, si no no podríamos operar. Evidemente, estos límites que nos dan a los ciudadanos las compañías tiene que seguirlas para ver cómo pueden mover los datos. hay restricciones en determinados sectores como en los bancos, pero dentro de esos ecosistemas tenemos tecnologías que salvaguardan los datos de los ciudadanos y que, a su vez, se adapta a las normativas locales y europeas.
18-10-2019 | abc.es
Cuidado si tienes el Samsung Galaxy S10: un fallo permite a cualquiera desbloquearlo
La seguridad informática es uno de los pilares más importantes en la telefonía móvil moderna. La mayoría de fabricantes han incorporado sistemas biométricos para proteger los datos de los usuarios. Pero a veces presentan debilidades. Hay sistemas de reconocimiento facial que se pueden saltar fácilmente, como en los nuevos Pixel 4 de Google, cuya pantalla se puede desbloquear incluso durmiendo. Seis meses después de ponerse a la venta, Samsung ha reconocido que su Galaxy S10 tiene un fallo en el sistema de huellas dactilares que puede hacer que cualquiera acceda al móvil suplantando la identidad del usuario. El gigante surcoreano ha adelantado este jueves que prepara una actualización de urgencia para solucionar el problema, aunque todavía se desconocen los plazos. El fallo se descubrió después de que una usuario en Reino Unido, propietaria de este modelo, denunciara la situación en el medio británico «The Sun», en donde aseguraba que había comprobado que otra persona puede desbloquear su móvil simplemente utilizando un protector de pantalla de pocos euros para «engañar» al sistema de seguridad. «Significa que cualquiera que ponga sus manos en mi teléfono puede acceder a él y utilizar en pocos segundos aplicaciones bancarias para transferir dinero», criticó. Samsung, actualmente líder de ventas de móvil a nivel mundial, aseguró en declaraciones a AFP que «muy pronto» lanzará una actualización de software disponible para todos los usuarios para corregir el problema, aunque no ha querido aclarar si afecta o no a muchos terminales del mercado. «Estamos investigando este problema y liberaremos una actualización de software muy pronto», señalaron fuentes de la compañía a AFP. El Galaxy S10, presentado en marzo de este año, incorporó un nuevo sensor de huellas dactilares bajo la pantalla, algo que calificó la marca como «revolucionario». «Cuando coloca el pulgar en la pantalla, el sensor envía un pulso ultrasónico para detectar los relieves en tres dimensiones de su huella de forma rápida y precisa», explicó el grupo durante su presentación. Diferentes servicios digitales que emplean la huella dactilar para autorizar pagos han instado a los usuarios de este dispositivo que, de momento, le den prioridad a otras medidas de seguridad como contraseñas. Samsung se ha enfrentado en anteriores ocasiones a otros grandes contratiempos con productos emblemáticos como el Galaxy Note 7, retirado del mercado en 2016 por presentar fallos en sus baterías, o la cancelación temporal del Galaxy Fold, el primer dispositivo plegable, debido a la fragilidad de su pantalla.
18-10-2019 | abc.es
El modo oscuro, la funcionalidad obsesiva en aplicaciones como WhatsApp: ¿Sirve para algo?
La salud es lo primero. Eso se dice siempre, ¿no? Pues la industria de la tecnología se ha caído de un guindo. Tras haber creado servicios digitales que han perseguido «enganchar» a los usuarios ahora se plantean dar herramientas a los usuarios para quizás no tanto desintoxicarse sino para saber que puede estar enganchado. Y en esa vorágine sobre el bienestar, las aplicaciones han abrazado un concepto que sin ser realmente nuevo ya es un tendencia, el modo oscuro. Twitter, la popular red de micromensajes, lo puso en marcha hace unos meses. Lo ha implementado con una opción automática por la cual deja en manos del usuario elegir si quiere que cuando caiga el sol la aplicación se vuelva oscura. La última versión del sistema operativo móvil de Apple, iOS 13, también ha incorporado una característica similar. En sus productos más avanzados, incluso, aprovecha los sensores de luz ambiental para regular de manera automática la intensidad del brillo en pantalla, evitando así los dolorosos golpes de luz cuando se está en una habitación con poca luz. La lista es muy amplia: Telegram, YouTube, Google Chrome, Windows 10 o Android 10. Incluso la enciclopedia online Wikipedia no ha querido quedarse atrás. Una de las empresas que parece estar decidida a apostar fuerte por esta tecnología es Facebook, que pretende llevar el modo oscuro a sus principales servicios, Instagram y WhatsApp . Dos de las aplicaciones más exitosas del momento y utilizadas constantemente por millones de personas. Todavía en fase de pruebas, ambas «apps» preparan su salto al modo oscuro, que se ha convertido en un fenómeno imparable de momento por sus supuestas aportaciones al bienestar del usuario y, sobre todo, cuidar de su vista. Porque, según las razones de las empresas desarrolladoras, esta característica va incluso más allá de la mera estética; tiene importantes ventajas y beneficios en el uso de los servicios. El primero, reducir la fatiga visual que provoca estar delante de una pantalla durante tiempos prolongados. Pero, también, existe una razón de peso que puede quedar en un segundo plano pero que tiene mucho sentido, extender la duración de las baterías de los «smartphones». Aunque se ha mejorado notablemente en los últimos años, la autonomía sigue siendo uno de los puntos flacos de los dispositivos móviles modernos. La solución encontrada por los fabricantes y desarrolladores es aprovechar las pantallas de tipo OLED que generalmente ofrecen negros más profundos para llevar al negro los servicios digitales y, a su vez, ha reducido la emisión de la llamada «luz azul». Con menos brillo se consume menos energía y recursos y, por lo general, se ahorra un poco. Dependiendo del servicio, es posible que lo active de manera automática o en los periodos que decida el usuario. Santiago Hernández, experto en marketing digital de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA), cree que existen dos razones de peso por las que las empresas tecnológicas se han subido al carro del modo oscuro. «Por un lado, tenemos la obsesión de la experiencia de usuario que está surgiendo en todos los ámbitos y favorece o evita el cansancio y la fatiga visual. Como cada vez más pasamos más tiempo con el móvil la experiencia es mejor. Pero, también, por otro lado, está la batería. Al emplear tonos menos saturados se logra que tarde más tiempo en descargarse. Y como estamos en un mundo conectado a este aparato «es un factor a tener», sostiene. La duda acerca de si el modo oscuro se impondrá finalmente en la experiencia de uso en las aplicaciones o no lleva a recordar otras iniciativas del mundo de internet que generó mucho interés pero que finalmente no tuvo recorrido. «Todavía es muy pronto para saber si va a permanecer entre nosotros, pero como tantas otras cosas que parecía que se iba a establecer y luego no», añade.
17-10-2019 | abc.es
Cómo funciona la misteriosa aplicación del Tsunami Democratic
Coordinado. Ingenioso. Especializado. Los grupos radicales vinculados al independentismo catalán han empleado durante los días de protestas servicios digitales para organizarse. Una plataforma diseñada específicamente por el movimiento Tsunami Democrátic, cuyos miembros se han asociado a las algaradas y episodios violentos en las dos últimas noches en Barcelona, que presenta un concepto de comunicación, sin embargo, ingenioso que resta importancia a la supuesta espontaneidad de las protestas que han generado altercados. Funciona por medio de códigos QR, una información similar a la de un código de barras que necesita de escanearse a través de la cámara de un teléfono. Esta acción es necesaria para poder autorizar su uso y poder participar en los grupos, pero funciona por invitación y de darle permiso al sistema de geolocalización del dispositivo móvil. Solo una persona puede invitar a otra que esté en esos momentos cerca físicamente, por lo que limita el acceso a usuarios fuera del rango donde se desarrolla la protesta. Ese código, además, se genera in situ y no se puede difundir por otros canales de comunicación como correo electrónico o servicios de chat tipo WhatsApp. Para instalarla hay que hacerlo a través de un enlace en GitHub, el repositorio de contenidos de programación, o desde la web específica en donde se ofrecen dos versiones distintas. Dada esta combinación de factores, esta misteriosa «app», que se ha hecho viral en los últimos días a raíz de la sentencia a los responsables del «procés», está concebida para evitar que se infiltren miembros ajenos al movimiento o miembros de las Fuerzas de Seguridad españolas. Nadie ajeno a Tsunami Democrátic puede acceder a la comunidad. Todo se gestiona en privado a través de los «smartphones» de los convocantes. Los manifestantes han sacado provecho del ecosistema Android, de software libre, para diseñar una herramienta al estilo de Telegram que no está dentro de la tienda virtual Google Play, desde donde generalmente se descargan las aplicaciones autorizadas por Google. Dada la restricción de iOS no se ha podido desarrollar una aplicación compatible con el iPhone. Es su manera de esquivar los posibles vetos de las compañías tecnológicas. El colapso en los accesos al aeropuerto de El Prat, pocas horas después de conocerse las condenas, fue planificado por esta plataforma promovida a través de un canal de Telegram y Twitter, tras haber convocado a la gente a concentrarse en el centro de Barcelona. A nivel interno, a la hora de planificar las acciones, funcionan como un motor en el que cada pieza sabe cuál es su cometido y se coordina con las demás, trabajando en compartimentos estancos y tratando de proteger al máximo la identidad de sus componentes, incluso entre ellos, recalcan fuentes de EFE. Desde la página web oficial de Tsunamic Democratic se explica que la aplicación es «segura», «no tiene registro» e invita a no revelar ningún dato. «Es de acceso anónimo y privado», insisten. Se han repartido códigos QR por toda Barcelona para activar el servicio. Un boca-oreja que obliga a tener cercanía y contacto físico con la persona del escalafón anterior que va a pasarle la «llave» de acceso. Los organizadores también aseguran disponer de un canal de Telegram con más de 280.000 usuarios desde donde se difunden imágenes, vídeos y comunicados acerca de sus acciones. Expertos consultados por este diario califican a esta herramienta de «ingeniosa» pero que por su diseño es «ilegal» aplicando el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), las medidas garantistas en defensa del usuario vigentes desde hace más de un año en Europa. «Está muy bien pensada para quien está dirigida. Cuando pensamos en aplicaciones de Android pensamos en esas aplicaciones que están en las tiendas que usan millones de personas», apunta Luis Corrons, experto en seguridad informática de Avast, en declaraciones a ABC. Su funcionamiento -explica- está concebido para crear comunidades. Sus creadores han desarrollado una «app» para que solo la usen personas de confianza para organizarse. «Ni se han plantado colocarla ni abrirla al público, que tampoco podrían tal y como está creada la aplicación porque los permisos que emplea obligaría a ser suspendida por Google como el que permite ejecutar código externo», añade. Lo que hace la herramienta es trazar un cálculo de la persona que genera el código que te lo manda. El sistema calcula dónde estás a partir de la app y, entonces, tienes permiso para acceder a tu ubicación. Si están cerca el uno y al otro, se acepta el código. Lo hacen por un tema de seguridad, para tratar de evitar que la policía o periodistas se puedan infiltrar y ver lo que están tramando», recalca. En su opinión, están creando una base de datos de gente que está dispuesta a participar en lo que hacen porque les piden todo tipo de información como tipo de vehículos que tienen en disponibilidad y disponibilidad horaria para coordinar sus acciones. Desde una perspectiva jurídica, para Borja Adsuara, experto en derecho digital, aunque la «app» no se puede probar que está preparada para la violencia, considera que ?es ilegal? porque no cumple la normativa del RGPD. «Para que fuera legal se necesita un delegado de protección de datos, que tenga datos de contacto y, aunque sea con consentimiento, no se sabe qué datos capta ni para qué finalidad», sostiene.
16-10-2019 | abc.es
Google puede acceder a toda la información privada que subes a la nube, según un exempleado
Que Google tiene acceso a un caudal de información enorme sobre la vida de los usuarios no es nada nuevo. Especialmente si tenemos en cuenta que, al contrario que otras plataformas, como Facebook o WhatsApp, el navegador por antonomasia no cifra de extremo a extremo los mensajes y los documentos que, cada día, subimos a la nube. Algo que no solo implica que la tecnológica tenga fácil acceso a la información privada que se almacena en la herramienta de colaboración G Suite, de la que forman parte Gmail, Docs y Drive entre otros servicios, sino que esta también puede estar al alcance de los administradores que controlan las cuentas de una empresa y del gobierno de Estados Unidos. Así lo afirma el extrabajador de Google Martin Shelton en un artítulo publicado en el portal «Freedom of the Press Foundation». «Por ahora, deberíamos considerar cuándo mantener nuestros datos más confidenciales fuera de G Suite, y en su lugar emplear otro medio que ofrezca cifrado de extremo a extremo, almacenamiento local o mantenerlos fuera del ordenador», apunta Shelton en el texto. El extrabajador de la compañía de Silicon Valley señala, a su vez, que a pesar de que el cifrado de los mensajes en la plataforma es bastante fuerte, y especialmente bueno a la hora de protegerse de ataques de ciberespionaje, no es lo suficientemente opaco como para que trabajadores de la compañía tengan acceso. Y, las cosas como son, tampoco lo pretende. Respecto al objetivo que persigue la plataforma con esta política, Shelton resalta que tiene que ver con «el filtrado de spam, malware (virus informático), la detección de ataques dirigidos, la corrección ortográfica y para ayudar con la búsqueda dentro de la cuenta de Google de un usuario». La empresa también se aprovecha de esta situación para rastrear infracciones en sus términos de uso o aquellos contenidos que, directamente, son ilegales. El que la firma cuente con ese poder, no supone, al menos sobre el papel, que tenga un equipo humano que se dedique a revisar minuciosamente todos los contenidos que se suben a la nube. Sin embargo, en caso de que deseasen hacerlo, cuentan con las facultades para ello. A este respecto, Google sostiene que cuenta con fuertes medidas de seguridad para que nadie sin permiso para acceder a los datos de los usuarios se salte las reglas. «Google dice que proporcionan varias protecciones para sus centros de datos. Los empleados necesitan una tarjeta de acceso autorizada y la aprobación de su gerente y el director del centro de datos para ingresar a las partes autorizadas del edificio. Las cámaras de televisión de circuito cerrado están dentro y fuera de estos edificios, grabando a todas horas del día, todos los días de la semana», apunta Shelton. Sin embargo, el exempleado de la compañía expresa que «no sabemos mucho acerca de cuántas personas en Google tienen acceso a los datos del usuario, ni cómo se determina ese acceso». Esta protección tampoco impide que un gobierno, como el de Estados Unidos, pueda acceder a la información de los usuarios de G Suite. En dicho país las agencias gubernamentales tienen la capacidad de obligar a cualquier proveedor de comunicaciones nacional a revelar información sobre sus usuarios. Según recoge Shelton, las solicitudes de este tipo de información no han dejado de crecer durante los últimos años. Solo en 2018, el gobierno de EE. UU. pidió a la tecnológica los datos de 124.991 cuentas. Requerimientos a los que Google respondió afirmativamente en el 81 por ciento de los casos. En el caso de las empresas que funcionan con G Suite, los administradores que quieran acceder a la información de los empleados lo único que necesitan hacer es ejecutar Vault, un servicio que les permite recuperar una cantidad bastante amplia de información: «los administradores tienen la opción de conservar copias borrador de correos electrónicos, incluso después de que el correo electrónico se elimine de la carpeta borrador»
16-10-2019 | elpais.com
Un exempleado avisa de que Google puede acceder a los documentos de todos los usuarios de su nube
El Gobierno de Estados Unidos y las empresas que usan la herramienta colaborativa de la tecnológica también podrían ver estos datos
16-10-2019 | elpais.com
Un ex empleado de Google advierte que la compañía puede acceder a todos los documentos en su nube
El objetivo del ingeniero es alertar acerca de que los usuarios no tienen control sobre lo que conservan online
16-10-2019 | elpais.com
Google potencia la cámara en ambientes con poca luz con el Pixel 4 y Pixel 4XL
Los nuevos ?smartphones? incorporan control por gestos, desbloqueo facial y una cámara que permite controlar la iluminación de los diferentes planos de forma independiente
15-10-2019 | elpais.com
Google potencia la cámara en ambientes con poca luz con el Pixel 4 y Pixel 4XL
Los nuevos ?smartphones? incorporan control por gestos, desbloqueo facial y una cámara que permite controlar la iluminación de los diferentes planos de forma independiente
83